En este grupo En todos

Foro de Medicina natural



conoce la enfermadad angioedema adquirido o hereditario?

Morgana
Alicante, España
Escrito por Morgana De La Luz
el 13/12/2009

Mi nombre es Consuelo, soy una mujer de 47 años, no fumadora, hasta hace poco vegetariana.

Bien hace mas o menos 4 años y medio y coincidiendo con un momento muy difícil de mi vida, comencé sin más a sufrir de vez en cuando episodios de angioedemas aislados, les llamo así por que este es el nombre que le dio la medicina moderna cuando “intentaron” tratarme.

El primero fue en la boca, en labio inferior por dentro, y parte de la lengua, en ese momento pensé que era una reacción alérgica y no lo relacione con los síntomas que lo precedieron, pero bien es cierto que estuve toda la tarde tumbada, pues no me encontraba bien. En ese momento comía frutos secos, y no había comido en todo el día y pensé que era por esa razón.

Fue alarmante, pero comparado con lo que vino después fue de los más pequeños o leves.

No fue a más, tome unas infusiones y lo deje pasar.

Después de un tiempo, quizás unas semanas tuve otro angioedema en el labio superior, con los mismos síntomas que el otro, lo cual me hizo comenzar a prestar atención.

Los síntomas son somnolencia, cabeza cargada, cambio brusco de humor, irritabilidad, fatiga y dolores leves en distintas partes del cuerpo. Cuando brota el angioedema, dolor de cabeza, mas fatiga, decaimiento y a veces fiebre, incluso arritmia, dolor de vientre y pinchazos en la zona del corazón.

Aparecían en el 90% de los casos por la mañana, al levantarme, tardaban en llegar al máximo unas 6 horas y duraban 24 horas, el día de después estaba hecha polvo.

Después de las primeras veces, con una frecuencia inconcreta de uno o dos al mes, durante tres meses; tuve una salida muy fuerte que me llevo a urgencias, ya que casi me ahogo, este fue en la lengua, fosas nasales y glotis y duro lo mismo que los otros a pesar de la gravedad y sin éxito con ningún tratamiento.

En el hospital se limitaron a poner Urbasón y algo mas que nunca se lo que es y me mandaron al medico de cabecera, sin éxito.

Decidí comenzar a buscar soluciones naturales. Inicie un diario de coincidencias, observe todo con cautela, pero cada vez estaba peor.

Sufrí una depresión a causa de los angioedemas, pero soy muy fuerte y luche, ya que con mi trabajo no podía parar. Fui a naturopatas, homeopatas, acupuntores. Y muchas veces a urgencias por la gravedad de algunos angioedemas. Ya habían aparecido en ojos, boca, labios por dentro, garganta, manos, pies, ingles, nalgas, vientre…, en fin por todas partes.

Parecía ir como por etapas, comenzaba, pasaba a más y de pronto cesaba, pero no coincidía con nada, salvo que siempre empezaba cuando estaba cansada, hambrienta, estresada o ante situaciones de desgaste físico, o de hiperactividad en alguna zona.

Después de un tiempo y en vista de que nada, ni nadie, hasta entonces había logrado mejorarme, fui al medico de cabecera, que para mi sorpresa, me mostró la suya y se volcó en ello, después de hacer todo lo que se le ocurrió, me propuso ingresar en el hospital, para entonces yo estaba desesperada, esto comenzó a afectar mi vida, mi trabajo, mi

Jose Quiroga Salamanca
Odontologia umsa (universidad mayor de...
Escrito por Jose Quiroga Salamanca
el 22/08/2010

"Morgana De La Luz escribió:

Mi nombre es Consuelo, soy una mujer de 47 años, no fumadora, hasta hace poco vegetariana.

Bien hace mas o menos 4 años y medio y coincidiendo con un momento muy difícil de mi vida, comencé sin más a sufrir de vez en cuando episodios de angioedemas aislados, les llamo así por que este es el nombre que le dio la medicina moderna cuando “intentaron” tratarme.

El primero fue en la boca, en labio inferior por dentro, y parte de la lengua, en ese momento pensé que era una reacción alérgica y no lo relacione con los síntomas que lo precedieron, pero bien es cierto que estuve toda la tarde tumbada, pues no me encontraba bien. En ese momento comía frutos secos, y no había comido en todo el día y pensé que era por esa razón.

Fue alarmante, pero comparado con lo que vino después fue de los más pequeños o leves.

No fue a más, tome unas infusiones y lo deje pasar.

Después de un tiempo, quizás unas semanas tuve otro angioedema en el labio superior, con los mismos síntomas que el otro, lo cual me hizo comenzar a prestar atención.

Los síntomas son somnolencia, cabeza cargada, cambio brusco de humor, irritabilidad, fatiga y dolores leves en distintas partes del cuerpo. Cuando brota el angioedema, dolor de cabeza, mas fatiga, decaimiento y a veces fiebre, incluso arritmia, dolor de vientre y pinchazos en la zona del corazón.

Aparecían en el 90% de los casos por la mañana, al levantarme, tardaban en llegar al máximo unas 6 horas y duraban 24 horas, el día de después estaba hecha polvo.

Después de las primeras veces, con una frecuencia inconcreta de uno o dos al mes, durante tres meses; tuve una salida muy fuerte que me llevo a urgencias, ya que casi me ahogo, este fue en la lengua, fosas nasales y glotis y duro lo mismo que los otros a pesar de la gravedad y sin éxito con ningún tratamiento.

En el hospital se limitaron a poner Urbasón y algo mas que nunca se lo que es y me mandaron al medico de cabecera, sin éxito.

Decidí comenzar a buscar soluciones naturales. Inicie un diario de coincidencias, observe todo con cautela, pero cada vez estaba peor.

Sufrí una depresión a causa de los angioedemas, pero soy muy fuerte y luche, ya que con mi trabajo no podía parar. Fui a naturopatas, homeopatas, acupuntores. Y muchas veces a urgencias por la gravedad de algunos angioedemas. Ya habían aparecido en ojos, boca, labios por dentro, garganta, manos, pies, ingles, nalgas, vientre…, en fin por todas partes.

Parecía ir como por etapas, comenzaba, pasaba a más y de pronto cesaba, pero no coincidía con nada, salvo que siempre empezaba cuando estaba cansada, hambrienta, estresada o ante situaciones de desgaste físico, o de hiperactividad en alguna zona.

Después de un tiempo y en vista de que nada, ni nadie, hasta entonces había logrado mejorarme, fui al medico de cabecera, que para mi sorpresa, me mostró la suya y se volcó en ello, después de hacer todo lo que se le ocurrió, me propuso ingresar en el hospital, para entonces yo estaba desesperada, esto comenzó a afectar mi vida, mi trabajo, mi

"




World Rioja
Administración de empresas escuela de ...
Escrito por World Rioja
el 02/09/2010

Como está en estos momentos, tengo a mi esposa con estos problemas aunque no tan graves , pero no le encuentran nada ni le dán soluciones, ya me comentará al respecto por si se ha mejorado con algun tratamiento, GRACIAS

Nifhelim Espinoza Bastías
Derecho universidad de concepción - co...
Escrito por Nifhelim Espinoza Bastías
el 04/09/2010

Morgana: Siento mucho lo de su enfermedad. Que debe estar sufriendo mucho. ¿Ha probado con el biomagetismo? Hágalo. Un abrazo fraternal.