En este grupo En todos

Grupo de Diagnóstico y tratamiento en psicología



Como superar la muerte de mi hija

Ninguno
Antioquia, Colombia
Escrito por Ninguno
el 04/03/2009

Yo acabo de perder a mi hija el 2 de febrero fallecio y los medicos y mi esposo decidieron llevarsela sin yo verla, nunca la habia visto, teni 6 meses de gestación, lo peor de esto es que las personas minimizan este dolor porque era alguien que o habia nacido, pero el dolor es igual, yo la extraño, no me imagino el resto de los días sin ella imagino su casrita y lo amada que seria y este dolor me consume

Neopsyque - Rubén Tovar Bordón
Psicología universidad autonoma de mad...
Escrito por Neopsyque - Rubén Tovar Bordón
el 04/03/2009

Tus sentimientos son lógicos, y es complicado que los demás entiendan con exactitud que te ocurre ya que no es lo mismo ser la madre que has llevado a esa criatura en tu vientre que otra persona distinta.
Estas en una fase de duelo, donde lo importante es llorar y deshogarse, estar unido a los tuyos. Puede ser que minimicen para que no tengas pongas peor, en cierto afán por no hacerte más daño.
El futuro dependerá de ti, que aprendas a vivir con esta pérdida, sin olvidar a tu hija pero pensando en los futuros hijos que tendrás.
Si este sentimiento te dura muchos meses, puedes buscar la ayuda de un psicólogo que te ayude a remontar, pero todo dependerá de ti.

Un saludo.
Rubén Tovar - Psicólogo.

www.neopsyque.com / neopsyque@neopsyque. Com

Escrito por Patisalvador Albis
el 11/03/2009

Tal como escribe Rubén es la fase del duelo y comparto que es necesario llorar, hablar, escribir y sacar todo lo que tienes dentro...

Lo bueno sería que conversaras con tu esposo, no en el plan de pedirle explicaciones, sino el conversar como se sienten los dos, y pensar que tienen un futuro los dos. Pensar que podrían tener la oportunidad de volver hacer planes de tener familia.

He tenido amigas, que han pasado lo mismo que tú, unas decidieron seguir con un duelo, que destruyeron su hogar, se destruyeron asimismas, otras decidieron todo lo contrario, seguir viviendo, sonriendo, recordando la perdida pero con la imagen de un angelito que ve por ellas.

Un abrazo, entiendo como te sientes...

Patri

Escrito por Ma Jose Rreguera Fernandez
el 22/11/2009

Hola soy ma jose yo tambien he perdido a mi niña tenia 25 años pero para mi siempre sera mi niñita querida la perdi hace un año y parece que fue ayer el tiempo no pasa para mi lloro todos los dias y la recuerdo todos los minutos y segundos del dia y como duermo poco tambien pienso en ella denoche mi niña era una personita muy especial la queria todo aquel que la conocia y sobre todo los niños era maestra infantil y con ellos se sentia realizada tambien estaba metida en voluntariados y en ayudar a todos los que necesitaran ayuda no os podeis ni imaginar como era a mi me adoraba me decia que era la mami mas buena y mas guapa del mundo esto a compañado de besos y apretones me lo hacia todos los dias ni os imaginais como me siento estoy vacia y sobre todo muy triste ya casi no me rrio. Pero tengo un marido maravilloso y otra hija y tengo que seguir adelante estoy visitando a un profesional y me esta ayudando mucho tambien me ayuda hablar de ella y rrecordarla con todo el que me pregunta sus amigos vienen mucho a verme y eso me sienta muy bien y asi estoy intentando rrecuperarme enfin esta es mi desgracia y me ha sentado muy bien contarosla nose si alguen la leera pero ami me ha sentado muy bien un saludo

Escrito por Patisalvador Albis
el 22/11/2009

Buenas Tardes María José: Con el tiempo volando, a veces ni puedo sentarme a leer, salvo el correo. Pero me he dado el tiempo sin que me interrumpa, para leer su carta Y CON TODO EL RESPETO LE AGRADEZCO EL QUE NOS HAYA COMPARTIDO SU DOLOR.
Leía lo cariñosa que ha sido su hija con ud y veo en ella a mi hijo, (tengo cuatro, el cuarto es un chico con habilidades diferentes), quien es el más cariñoso de todos, quien igualmente me dice cosas como: ERES LA MEJOR MADRE QUE HE TENIDO (jajaj como si hubiese tenido más)... O DAME UN BESO MAMÁ QUE LOS NECESITO... O cosas por el estilo sin pedírselo. Por eso yo digo: CUANDO SALVADOR LES DE UN ABRAZO DE VERDAD, UN BESO, O PALABRAS DE CARIÑO, RECÍBANLOS! PORQUE EL ASÍ NO M´PAS NO DA, NO DICE, CUANDO EL LO HACE, ES PORQUE LO SIENTE DE VERDAD.

Permítame escribirle:
... Todo hombre es un regalo, un regalo para alguien, pues fuimos creados para entregarnos mutuamente, los unos a otros.
... Hay regalos a quienes el correo de la vida ha golpeado y cuyo embalaje da pena, pero lo más valioso sigue siendo lo que está dentro y, en definitiva, el hecho de ser regalos.
¡Soy una persona: soy, pues, un regalo!....
... Yo quiero ser un buen buen regalo... Y recibir muchos regalos.... (p. Héctor de cárdenas)

MARÍA JOSÉ SU hija HA SIDO UN REGALO EN LA VIDA DE UDS. Y QUE SIGA ASÍ SIENDO UN REGALO QUE PERDURA IGUAL COMO CUANDO ESTUVO CON UDS. Aproveche lo que ella le dio durante el tiempo que estuvo con ud, para que ud, pueda ser un lindo regalo para su familia (su esposo e hija) que la esperan con los brazos abiertos...

MARÍA JOSÉ, donde su hija esté, ella debe estar esperando que ud. Siga sonriendo (sé que es dificil, porque mi madre perdió a mi hermana cuando ella tuvo 12 y yo 13 y recuerdo que mi madre no volvió a ser la misma, se volvió a levantar eso sí, pero la herida quedó y mi padre, ahhh que hombre buenísimo, alegre, el dolor fue tan fuerte, de que cabellos negros pasó a cabellos blancos al mes...)
RECUERDE LOS BUENOS TIEMPOS, SONRÍA AL RECORDARLA, CONVERSE CON ELLA A SOLAS EN LA INTIMIDAD DE SU CUARTO, CUÉNTELE COMO SE SIENTE, CUÉNTELE LOS PLANES, VIVA MARÍA JOSÉ, TÓMESE SU TIEMPO Y RESPIRE, CAMINE POR EL PARQUE, VAYA A LA PLAYA, VOLTEE Y VEA A SU ESPOSO, A SU HIJA, COMPARTA CON ELLOS LA FALTA QUE TIENE, PERO TAMBIÉN Y ESTO ES IMPORTANTE, ESCÚCHELOS ELLOS TAMBIÉN HAN PÉRDIDO A LA HIJA, A LA HERMANA, ELLOS TAMBIÉN ESTÁN TRISTES... COMPARTAN EL DOLOR JUNTOS...

SU HIJA DÓNDE ESTÉ, QUE LA VEA SONREIR NUEVAMENTE, DE REPENTE A CONTINUAR CON SU LABOR... HAY MUCHOS CHICOS QUE NECESITAN DE UD.

MARÍA JOSÉ CON TODO EL RESPETO UN ABRAZO. Y MUCHAS GRACIAS. POR COMPARTIRNOS SU HISTORIA....

ANAPATRICIA....

Escrito por Liza Angelina Tubino Acevedo
el 12/02/2010

yo tambiem perdi mi hija ella tenia 3 años era muy especial , o yo como mama la veia asi se me fur hace 2 años y 4meses y un no supero para nada la perdida de mi niña hermosa a contrario cada dia sufro mas y me digo que todo esto fue injusto porque no partimos las dos. Pero me respondo sola es porque tengo otro hijo y un marido , pero igual siento esa soledad que te va destrozando el corazon. Yo se que ella me ve , me escucha esta siempre a mi lado pero aun voy todos los dias al cementerio ,

ella me enseño a ser mama las 24 horas ya que con mi hijo mayor siempre trabaje y me lo veia mi mama encambio con ella no siempre estubimos juntas.

y lo mas triste que la perdi super rapido le detectaron un tumor en el cerebro , nunca tubo ningun sintoma la operaron 4 veces y asi todo desde que descubrieron el tumor solamente me duro 3 meses.

si alguien lee mis lineas les pido un consejo

gracias angelina

Escrito por Patisalvador Albis
el 12/02/2010

De repente este artículo de la Revista Consumer Eroski, puede ayudar en algo. Pero tal como escribí, Es necesario, pasar el duelo..


La muerte también existe : Afrontar la muerte de una persona muy querida

Hacerse mayor conlleva familiarizarse con el sufrimiento, aprender a soportarlo y saber salir adelante tras cada golpe que la vida nos asesta

Cuando se es niño, la más elevada expresión de la actividad socio-festiva la constituyen bautizos y primeras comuniones; la adolescencia y juventud incorporan a este agradable catálogo de encuentros las siempre felices bodas. Pero superados los cuarenta el principal rito social es que un mes sí y otro no acudimos al entierro de un amigo, compañero de trabajo o familiar directo. Y nos encontramos con ese inconfundible dolor que genera la muerte, la ausencia definitiva e irreparable de personas fundamentales en nuestra vida. Una de las razones del desconcierto en que nos sume la muerte es que casi siempre acontece sin que hayamos efectuado previamente el entrenamiento que nos permita asumirla como un hecho inevitable y rutinario, y ello porque vivimos de espaldas a la muerte.

El duelo

Las personas afectadas por la muerte de un ser querido presentan unos síntomas característicos y siguen una serie de etapas para la asunción de la pérdida. A veces se presentan dificultades añadidas que frenan el proceso y lo hacen aún más duro, pero esta sensación sobredimensionada de luto puede superarse con un planteamiento y apoyo adecuados. Nuestra cultura actual dificulta la elaboración del duelo, pero somos seres inteligentes dotados de un gran instinto de supervivencia, y por ello sabemos reaccionar ante las dificultades y sobreponernos a ellas. Y si no, aprendemos. La tragedia ha ocurrido, pero la vida continúa y las exigencias que la cotidianeidad nos presenta requieren de toda nuestra atención, entusiasmo y lucidez. Una correcta elaboración del duelo permitirá al afectado reintegrarse a su vida normal con la energía necesaria.

Cómo se manifiesta el duelo

Los síntomas son parecidos a los de las depresiones mayores: tristeza, trastorno del sueño, alteraciones del apetito y la libido, pérdida de peso... También disminuye el interés por el mundo exterior, sobre todo en lo que recuerda a la persona fallecida. Y sobreviene el desinterés por el trabajo, por encontrar nuevas relaciones, además de manifestaciones de angustia, sentimientos de culpa, apatía, falta de esperanza, e incluso -en casos graves- los pensamientos de suicidio.

Además, surgen síntomas físicos como cefaleas, úlceras, problemas respiratorios, palpitaciones, sudoración, y disminución de las defensas del organismo.

Los pasos de la elaboración del duelo son:

  • Incredulidad. Es la primera reacción ante la noticia de la pérdida, acompañada de aturdimiento ("esto no me está pasando a mí"). Nos alejamos de la realidad, en un intento de paliar el dramático acontecimiento.
  • Agresividad, ira. La persona se vuelve irascible, con reacciones de descontento, y resulta difícil de tratar. Adopta actitudes críticas frente a quienes le rodean y se pregunta por qué le ha tenido que tocar esta desgracia.
  • Depresión. Actitudes de apatía y silencio. Va haciéndose a la idea de que la pérdida es irreversible y va dejando de aferrarse a la imagen del ausente. Es una triste y silenciosa resignación.
  • Aceptación y paz. Se asu
Glenda Delgado
Ecuador, Ecuador
Escrito por Glenda Delgado
el 26/02/2010

Hola me llamo Glenda y hace cuatro meses perdi a mi hija de 10 años, una niña linda con la sonrrisa mas pura que jamàs vi en nadie, ella murio de càncer, nunca imagine que esa enfermedad le diera a los niños, pero es asì.
Para nosotros ha sido muy dificil despues de ver como sufrio y como nunca se rindio ante su enfermedad nos dio una muestra de valor y coraje por la vida siempre contenta aùn en sus ùltimos momentos nunca la abandono la fè.
Nos dejo sus mejores recuerdos su alegria que es como hoy la pienso y la veo en mi mente nos dio como ya lo dije antes lecciones de vida y yo se que ella desde el cielo nos ve a sus hermanos a su padre y a mi y por siempre vivira en nuestros corazones. Pero esta soledad que siento es inmensa y me hace tanta falta y he renegado tanto por haberla perdido y mas de esa manera, con una enfermedad que era demasiado grande para ella es muy duro perder a un hijo y mas duro es verlo acabarse por una enfermedad como esta.
gracias

Escrito por Patisalvador Albis
el 27/02/2010

GLENDA DELGADO

UN ABRAZO PARA TÍ. El duelo es importante, y el tiempo es diferente a cada uno. Le pido que no deje de ver a sus otros hijos y esposo, ellos también están sufriendo la pérdida. Conversen, no se guarden nada, y lo mejor recuerden y hablen los tiempos en que todo era alegría, de repente el nacimiento, una palomillada, en fin compartan todos uds. Se necesitan juntos.

UN ABRAZO GLENDA.

PattiSalvador

Lorenzo Villalba
Central, Paraguay
Escrito por Lorenzo Villalba
el 21/03/2010

Asunciòn - Paraguay

En unos dìas mas se cumplira el 1er. Año del fallecimiento de nuestra querida hija Teresa De Jesùs Villalba Martìnez, fuè diagnosticada de càncer (leucemia linfoblàstica aguda) a los 17 años de edad. Ese año culmina sus estudios secundarios para ingresar el año siguiente a la Universidad en la carrera de Analis de Sistemas y obtiene la medalla y diploma de mejor atleta del Colegio Sagrado Corazon De Jesùs. Cuatro muy sufridos años durò......... Hasta el 5 de abril del año 2009. Fuimos privilegiados al tener una hija como TeTty que realmente fuè un ejemplo de vida, al conocer la situaciòn manejo de tal manera que su vida fue normal hasta el dìa que partiò en mis brazos y al lado de su madre. Es increìble esta situaciòn, nos preguntamos como? Una persona disciplinada absolutamente en todo podia llegar a esto! Deportista desde los 6 años, con mas de 120 medallas y trofeos en varios deportes / Nataciòn / Hamboll / Taekwndo STF / Aeròbica etc.

A un año de esto seguimos y rogamos al que todo lo sabe nos bendiga siempre, gracias por permitirnos compartir. Teresa / Lorenzo ( padres de Teresa De Jesùs Villalba Martinez)

Escrito por Patisalvador Albis
el 22/03/2010

TERESA Y LORENZO, emocionante palabras al describir a tu hija, Ejemplo de Vida... Vi a mis padres y demás familiares, como sintieron la pérdida de mi hermana ella de 12 (yo tenía en ese entonces 13 años).

El Amor y El Cariño tienen caras maravillosas, y son el mejor remedio para seguir adelante---son los MEJORES MEDICAMENTOS PARA EL SER HUMAno.

Un abrazo.... Anapatricia Lima Perú
Carlos Alberto Palleres
Buenos Aires, Argent...
Escrito por Carlos Alberto Palleres
el 28/03/2010

Nuestra hija de 23 años tambien se fue hace casi un año y nuestra vida es insoportable leo estos mensajes y veo que hay personas que pasan y pasaron por lo mismo. Dios no existe y si existe es malo. Es lo que siento. Carlos de argentina

Escrito por Patisalvador Albis
el 28/03/2010

Carlos buenas tardes, entiendo lo que siente, porque aunque a mi no me ha ocurrido, vi a mi madre cuestionándose, cuestionando el por qué había perdido a su hija a los doce años. Yo tenía 13 y veía a mi madre una mujer creyente, derrumbarse.

Ella buscó respuestas y al parecer al comienzo no encontraba reconfortarse, es dificil, pero el tiempo la ayudó además nos tenía (tres hijas más). Mi padre un hombre muy alegre, aparentemente estaba sereno, y la pena la llevaba dentro, a tal extremo que al mes de la partida, ya tenía el cabello cano completamente (pasó del negro total al blanco sin brillo).

Nosotras las hijas, empezamos a recordarla pero con los anécdotas vividos, recordábamos los juegos de las cuatro, de sus zapatos de colores, y su gusto porque la fotografíen, y el colegio etc. Sin querer a pesar de la edad, ayudamos a recordarla pero con alegría, y cuando a mi me tocaba poner la mesa para almorzar, yo sin querer seguía poniendo su individual y los cubiertos como si ella aún siguiera fisicamente con nosotros.

Carlos me atrevería a escribir, que hasta Dios comprende su tristeza.



Jacqueline Vinueza
Ecuador, Ecuador
Escrito por Jacqueline Vinueza
el 12/04/2010

Ola amiga, que difícil continuar la vida, sin sentido aparente, el dolor se lo lleva en el alma y en la mente, ya que ella reactiva los recuerdos y cada palabra. Mi hija se fue en enero de 2009, aún no entiendo qué pasó, donde estaba Dios cuando le rezaba tanto por su salud. Lloro todos los días desde su partida, no quiero ni imaginar que ya no la veré a mi lado, tenía 21 años y dejó una bebé de 1 año y para que yo la cuide. Creo que Dios mismo pone las cosas en el sitio y el dolor se va atenuando con los días. Pero existen esos días que el dolor invade todo tu ser y no sabes que hacer, no hay nada que nos conforme y ya perdimos el valor y la maravilla de lo que nos rodea. Ya nada es importante, pues nos falta la mitad de nuestra vida. Adoro a mi nieta, que se ha convertido en mi hija hasta por la Ley ya que su padre no asoma para nada, felizmente mi hija no se casó, de lo contrario mi dolor sería peor o talvez ni siquiera estuviese conversando contigo. Nadie puede ocupar el sitio que tenían nuestras hijas, nadie puede igualarlas, nadie puede superar sus pequeñas cosas que llenaban de dicha nuestra vidas. Cómo decirle a Dios tantas cosas, si nunca nos responde?... Sabrá Dios el dolor que nos invade con el solo recuerdo de los momentos vividos con nuestras hijas?. O donde está... Son preguntas frecuentes que me las hago y no tengo respuesta.

Jacqueline Vinueza
Ecuador, Ecuador
Escrito por Jacqueline Vinueza
el 12/04/2010

Que bueno contar con un psicólogo por correo, ya que no he querido ir donde ninguno desde que murió mi hija amada Gaby. Con ella murió mis sueños, ilusiones, deseos de vivir, la alegría y no hay conformidad en mi alma. Quisiera que me escriba Rubén Tobar B. Ojalá pueda conversar con usted y animarme un poquito, pero sabe el saber y leer algunas cartas y comentarios de algunas madres que han pasado por mi mismo dolor le vigoriza, porque ál fin encontré alguien que sabe como me siento y siente el mismo dolor y sé que me entenderá para poder ir aceptando primero y luego superarlo.

Carlos Alberto Palleres
Buenos Aires, Argent...
Escrito por Carlos Alberto Palleres
el 12/04/2010

A mi me paso lo mismo no hay consuelo posible ni cosa que venga bien no se puede vivir asi es lo mismo que muerto. Mi hija tenia 23 años murio el 2/6/09 y esa es la fecha de mi propia muerte. Carlos de argentina

Lorenzo Villalba
Central, Paraguay
Escrito por Lorenzo Villalba
el 15/04/2010

Sra. Anapatricia, muchas gracias por escribirnos, solamente las personas que pasaron por esta situaciòn comprenden a cabalidad lo dificil pero con mucha fe en el señor le digo que todo es posible. Respetuosos salùdos Teresa / Lorenzo

Lady Johana Ardila
Norte de Santander, ...
Escrito por Lady Johana Ardila
el 23/04/2010

Hola,en mi corazon tambien hay un vacio enorme soy estudiante de licenciatura en pedagogia infantil sexto semestre, quede en embarazo sin planearlo, cuando me entere el corazon casi se me sale de mi pecho que felicidad tan grande, aunque al transcurrir el tiempo empezaron los problemas en mi casa, aun asi me sentia tan feliz tenia en mis manos todo lo que soñaba ser madre alos 27 años, seguia con mis estudios pero el 26 de septiembre del 2009 me correspondia la primera ecografia en mis 4 meses ymedio de embarazo, me parecia mentira, por primera vez conoceria a mi hija en mi vientre,pero fue el dia mas triste de mi vida mi hija estaba muerta en mi vientre, ella se llevo todo mis sueños mis metas, no me siento capaz de asimilar esta gran perdida mi vida no tiene sentido, en la universidad nada funciona se me es dificil continuar con mis estudios pues no quiero estar dode hay niños me parece ver ami hija en todos lados y no se trata de llenar un vacio es la pena tan grande que hay en el alma, DIOS es el unico que me da la fortaleza para seguir viviendo.
Johana

Belmaris Mata
Carabobo, Venezuela
Escrito por Belmaris Mata
el 26/04/2010

Hola mi nombre es belmaris soy venezolana yo también perdí a mi hija,16 anos de edad ella se cayo 5to piso el 03 de noviembre no he podido superar este gran dolor y vació solo le pido a dios que me ayude y me de esa fortaleza para seguir viviendo porque no es fácil es un dolor muy grande solo lo que hemos pasado por esta situación podemos comprendernos le doy gracias a dios que nos siga ayudando a todas las madre que hoy sufrimos por nuestra perdida y a mi hija maritcita donde te encuentre quiero que siempre recuerdes que estas y estarás eternamente en mi corazón ,pensamiento,alma, espíritu. Aquí en esta vida en otras vidas que dios te bendiga te amo hoy mañana y siempre eternamenteeeeeeeeeeeeeeeee un besooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo


Jacqueline Garcia
Relaciones industriales y públicas uni...
Escrito por Jacqueline Garcia
el 03/07/2010

Hola, mi nombre es Jacqueline de Perú, perdí a mi hija hace dos años y tres meses estaria por cumplir 7 añitos, no se imaginan cuanto la extraño, cuanta falta me hace, he sufrido mucho por tratar de salir de este hoyo, fallecio tan repentinamente en un accidente casero y ahora solo me quedan sus recuerdos, sus fotografias, videos, extraño tanto su voz su cuerpecito, acariciar sus cabellos y todo de ella. Solo pido a Dios que me siga dando la fuerza y fortaleza para seguir viviendo y a mi hija que ahora es mi angel protector tambien que nos ilumine siempre, y solo puedo decirles a todas las madres que estan pasando por este dolor, por esta herida que nunca cicatrizara que lloren todo lo que puedan desahogense porque despues se siente una calma , una paz y tranquilidad y poder seguir adelante y recordar siempre a sus hijas tal como eran , alegres, resaltando siempre lo mejor de ellas, asi es como yo estoy tratando de seguir mi vida y llevarla siempre en mi corazon y pensamiento.