En este grupo En todos

Grupo de Ayuda a las víctimas de maltratos



COMO FORTALECER MI AUTOESTIMA PARA EVITAR LA AGRESIÓN

PAULINA
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 25/10/2011

Elijo tener una autoestima alta. Elijo sentirme muy bien conmigo mism@, quiero saber que tengo valor como persona, que merezco las cosas buenas.

Reconozco que todas las creencias viejas que cargo me han llevado por caminos inadecuados para alcanzar lo que más quiero. Por eso, elijo libre y concientemente cambiar todo lo que tenga que cambiar para entrar en esta nueva etapa de mi vida.

¿Puedo permitirme la libertad de elegir cambiar?

¿Puedo sentir ya una corriente de energía fresca y poderosa?

¿Puedo sentir como se empieza a desatar mi fuerza interior y una sensación cálida de aprobación surge desde lo más profundo de mi ser?

En este sitio encontraré un proceso impresionante, novedoso y efectivo para descubrir mi fuerza interior. Al realizarlo, logro aumentar mi autoestima, la apreciación de mí mism@ y de todo lo que me rodea.

El objetivo principal es conectar con mi esencia.




graciela susana
Escrito por graciela susana
el 25/10/2011

Hola Pauli, muy interesante debate,Claro que se puede amiga mia la libertad de cambiar, la autoestima es una forma sana inpresindible La autoestima es la valoración que nos hacemos de nosotros mismos. Se forma en nosotros pero podemos desartrollarla toda la vida. Poseer una alta autoestima significa aceptarse plenamente y disfrutar de todo lo quer nos rodea. , no sentirse superior a los demás, sino saber valorarse, quererce aceptarse como uno es, siendo conciente de nuestras virtudes,cualidades defectos, errores, limitaciones. Esto nos hace capaces de enfrentarnos a los problema y resolverlos enfrentándolos, debemos ser positivos,. Muchas gracias

JOSE APARICIO
Escrito por JOSE APARICIO
el 25/10/2011

Hola Paulina... Gracias por invitarme a tu debate que por cierto es muy interesante.
La vida es cambio, afirmar esto: es como un faro en un mar tormentoso. El cambio es la ley de crecimiento... En estos tiempos críticos sin el cambio, no puede haber crecimiento, y sin contínuo crecimiento, la vida se desvanece.

Lo que generalmente ocurre en las personas es tener miedo al cambio, y mucha gente inteligente se aterroriza de esto y se adhiere a lo acostumbrado, lo que es familiar. Tener miedo al cambio es dudar de la providencia de Dios. Es un miedo tonto a lo desconocido. Si no fuera por el cambio, el hombre aún seguiría en cavernas y por ende, salvajes y primitivos.

Debemos darle la bienvenida a cada cambio que venga en cualquier face de nuestras vidas... Todo resultará lo mejor -y lo será.
"Ve al Angel del Dios en el cambio, hará nueva todas las cosas".

Un abrazo

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 25/10/2011

JORGE ALBERTO VILLASEÑOR.


Hola Pauly.



Se que esto no te pasa a ti gracias a DIOS.


Nadie en esta vida merece recibir maltrato de ninguna forma.
El abuso emocional es dificil de identificar porque no deja huellas fisicas,como la agrecion fisica. Hay muchas formas de abusadores. Pueden herir emocionalmente por medio de palabras ofensivas,con burlas,sarcasmos o poniendo mal a la persona delante de todos con mentiras exageradas de errores.
Bien,estas personas tienen que hablar con una profesional y despues hacer un grupo de mujeres en la misma situacion una vez que conozca las recomendaciones de la profesional.
Fortalecer la autoestima tomarse su tiempo,realizar actividades sola o en grupos,pueden ir mejorando la calidad de vida aun con sus defectos y virtudes que todos tenemos.
No permitir que les minimicen,ya que como persona es un ser unicoe irrepetible. Reconciliarce con su niña interior.
Los abusadores sufrieroniguales consecuencias en su niñez y adolecencia,ya sea por sus padres o familiares cercanos.
Recuerden son Hijas de DIOS y el tiene su cam guardadopara todas para la eternidad.


Bendigo y amo a todas las mujeres. Saludes


Jorge

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 25/10/2011


Tendré la guía necesaria para emprender este fabuloso viaje de cómo elevar mi autoestima. Por ahora lo importante es elegir si quiero un cambio importante en mi vida o si prefiero mantener mi estilo de vida actual y mis creencias viejas.



Los pasos para elevar mi autoestima son:

  1. Reconocer las voces dentro de mi mente que me disminuyen
  2. Reformular lo que dicen esas creencias y opiniones
  3. Poner mi atención sólo en pensamientos constructivos
  4. Tener conciencia de la emoción que generan unos y otros
  5. Reconocer que los pensamientos que se sienten bien son los que me construyen y los que se sienten mal me disminuyen
  6. Elegir la dirección de mis pensamientos
  7. Silenciar mi mente para permitirme sentir mi esencia
  8. Fortalecerme con la fuerza interior que brota
  9. Empezar a disfrutar de este camino, apreciando cada pequeño paso que logre dar.

¡PURA VIDA!



Pauly

Alba
Escrito por Alba
el 26/10/2011

Hola Pauly, me encanta este debate que inicias,

Estoy segura que vamos a encontrar muy buen material

Que nos va a ayudar mucho.

Luego vuelvo por aquí, muchas gracias.

Un abrazo con cariño,

Alba

ANA
Escrito por ANA
el 26/10/2011

Pauly

Gracias por la invitacion

Muy buen debate

Compartire algo con gusto

Un abrazo

ANA
Escrito por ANA
el 26/10/2011

¿Cómo puedo mejorar mi autoestima?

La mente de Steve da vueltas sin parar mientras hace sus deberes. "Nunca lograré aprobar este examen de historia -piensa-. Mi padre tiene razón, soy como él —nunca haré gran cosa en la vida". Distraído, baja la mirada y piensa en lo flacas que son sus piernas. "Uf -se dice-. Seguro que el entrenador de fútbol no me deja ni intentarlo cuando vea lo poca cosa que soy".

Julio está estudiando para el mismo examen de historia que Steve, y tampoco es un amante de esa asignatura. Pero aquí se acaban las similitudes. Julio tiene una actitud completamente diferente. Es más probable que piense: “Bueno, historia otra vez. ¡Vaya palo! Menos mal que me luciré en la asignatura que me gusta de verdad —las mates". Y, cuando Julio piensa en su aspecto, también es mucho más positivo. Aunque es más bajo y delgado que Steve, Julio es mucho menos proclive a culpar o criticar su cuerpo y es más probable que piense: "Tal vez esté delgado, pero corro bien. Seré una buena incorporación para el equipo de fútbol".

Todos tenemos una imagen mental de quiénes somos, qué aspecto tenemos, en qué somos buenos y cuáles son nuestros puntos débiles. Nos formamos esa imagen a lo largo del tiempo, empezando en nuestra más tierna infancia. El términoautoimagen se utiliza para referirse a la imagen mental que una persona tiene de sí misma. Gran parte de nuestra autoimagen se basa en nuestras interacciones con otras personas y nuestras experiencias vitales. Esta imagen mental (nuestra autoimagen) contribuye a nuestra autoestima.

La autoestima depende de en qué medida nos sentimos valorados, queridos y aceptados por otros — y en qué medida nos valoramos, queremos y aceptamos a nosotros mismos. Las personas con una autoestima sana se sienten bien consigo mismas, aprecian su propia valía y están orgullosas de sus capacidades, habilidades y logros. Las personas con baja autoestima sienten que no gustarán a nadie, que nadie los aceptará o que no son buenos en nada.

Todos tenemos problemas con nuestra autoestima en determinados momentos de la vida —especialmente durante la adolescencia, cuando estamos descubriendo quiénes somos y cuál es nuestro lugar en el mundo. La buena noticia es que, como la imagen que tenemos de nosotros mismos va cambiando a lo largo del tiempo, la autoestima no es algo inamovible ni fijo de por vida. Así que, si sientes que tu autoestima no es todo lo alta que debería ser, puedes mejorarla.

Problemas de autoestima

Antes de que una persona pueda solucionar sus problemas de autoestima y construir una autoestima sana, es útil saber en primer lugar qué podría estar causando esos problemas. Dos cosas en particular —cómo nos ven o nos tratan los demás y cómo nos vemos a nosotros mismos— pueden tener un gran impacto sobre nuestra autoestima.

Los padres, profesores y otras figuras de autoridad influyen en las ideas que desarrollamos sobre nosotros mismos —en particular, cuando somos niños pequeños. Si los padres pasan más tiempo criticando a un hijo que elogiándolo, es difícil que ese niño desarrolle una autoestima sana. Puesto que los adolescentes aún están formando sus valores y creencias, es fácil que construyan su autoimagen alrededor de lo que dice uno de sus padres, un entrenador u otras personas.

Es obvio que la autoestima puede salir muy mal parada cuando alguien cuya aceptación valoramos mucho (como un padre o un profesor) nos hace de menos constantemente. Pero las críticas no tienen por qué venir siempre de otras personas. Como Steve en el ejemplo anterior, algunos adolescentes también tienen un "crítico interior”, una voz interior que encuentra fallos en todo lo que hacen. Y, como le sucede a Steve, la gente a menudo modela inintencionadamente su voz interior de acuerdo con la opinión de un padre crítico o cualquier otra persona cuya opinión es importante para ella.

Con el tiempo, escuchar una voz interior negativa puede dañar la autoestima de una persona tanto como si la crítica viniera de fuera. Algunas personas están tan acostumbradas a que su crítico interior siga allí que ni siquiera se dan cuenta cuando se están haciendo de menos.

Las expectativas poco realistas también pueden afectar a la autoestima de una persona. La gente tiene una imagen de lo que quiere llegar a ser (o de quién cree que debería ser). La imagen de la persona ideal es diferente para cada uno. Por ejemplo, algunas personas admiran las habilidades deportivas y otras las aptitudes académicas. Las personas que se ven a sí mismas teniendo las cualidades que admiran —como la habilidad de hacer amigos fácilmente— suelen tener una autoestima alta.

Las personas que no se ven a sí mismas teniendo las cualidades que admiran pueden desarrollar una baja autoestima. Desgraciadamente, las personas que tienen una baja autoestima a menudo tienen las cualidades que admiran, pero no pueden verlo porque la imagen que tienen de sí mismos está moldeada de tal modo que les impide hacerlo.

¿Por qué es importante la autoestima?

Los sentimientos que tenemos hacia nosotros mismos influyen en cómo vivimos nuestras vidas. Las personas que sienten que se les quiere y aprecia (en otras palabras, las personas que tienen la autoestima alta) tienen mejores relaciones sociales. Son más proclives a pedir ayuda y apoyo a los amigos y la familia cuando la necesiten. Las personas que creen que pueden alcanzar sus objetivos y solucionar problemas tienden a rendir más en los estudios. Tener una buena autoestima te permite aceptarte a ti mismo y vivir la vida de forma plena.

Pasos para mejorar la autoestima

Si quieres mejorar tu autoestima, aquí tienes algunos consejos para empezar:

  • Deja de tener pensamientos negativos sobre ti mismo. Si estás acostumbrado a centrar la atención en tus defectos, empieza a pensar en aspectos positivos que los contrarrestan. Cuando te des cuenta de que estás siendo demasiado crítico contigo, contrarréstalo diciendo algo positivo sobre ti mismo. Cada día anota tres cosas sobre ti que te hagan feliz.
  • Ponte como objetivo el logro en vez de la perfección. Algunas personas se acaban paralizando debido a sus ansias de perfección. En lugar de frenarte con pensamientos como: "No iré a la audición de la obra hasta que haya perdido 5 kg", piensa en qué eres bueno y en las cosas con las que disfrutas, y ve a por ellas.
  • Considera los errores como oportunidades de aprendizaje. Acepta que cometerás errores porque todo el mundo los comete. Los errores forman parte del aprendizaje. Recuerda que las aptitudes de una persona están en constante desarrollo, y que cada uno sobresale en cosas diferentes —es lo que hace interesante a la gente.
  • Prueba cosas nuevas. Experimenta con diferentes actividades que te pongan en contacto con tus aptitudes. Luego siéntete orgulloso de las nuevas habilidades que has adquirido.
  • Identifica lo que puedes cambiar y lo que no. Si te das cuenta de que hay algo tuyo que no te hace feliz y puedes cambiarlo, empieza ahora mismo. Si se trata de algo que no puedes cambiar (como tu estatura), empieza a trabajar para quererte tal y como eres.
  • Fíjate metas. Piensa en qué te gustaría conseguir y luego diseña un plan para hacerlo. Atente al plan y ves anotando tus progresos.
  • Siéntete orgulloso de tus opiniones e ideas. No tengas miedo de expresarlas.
  • Colabora en una labor social. Dale clases a un compañero que tiene problemas, ayuda a limpiar tu barrio, participa en una maratón benéfica por una buena causa o hazte voluntario de alguna asociación. Sentir que aportas algo y que se reconoce tu ayuda hace maravillas para aumentar la autoestima.
  • ¡Haz ejercicio! Mitigarás el estrés y estarás más sano y más feliz.
  • Pásatelo bien. ¿Te has encontrado alguna vez pensando cosas del estilo de: "tendría más amigos si estuviera más delgado/a”? Disfruta pasando tu tiempo con personas que te importan y haciendo cosas que te gustan. Relájate y pásalo bien —y no dejes tu vida en suspenso.

Nunca es tarde para construir una autoestima positiva y sana. En algunos casos, cuando la herida emocional es muy profunda o duradera, es posible que sea necesaria la ayuda de un profesional de la salud mental, como un psicólogo o terapeuta. Estos expertos actúan a modo de guías, ayudando a las personas a quererse a sí mismas y a darse cuenta de lo que las hace únicas y especiales.

La autoestima interviene en casi todo lo que haces. Las personas con una autoestima alta rinden más en los estudios y les resulta más fácil hacer amigos. Tienden a tener mejores relaciones con la gente de su edad y con los adultos, son más felices y les cuesta menos enfrentarse a los errores, decepciones y fracasos, y es más probable que perseveren en algo hasta que lo consigan.






Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo
el 26/10/2011

Pauly querida amiga aquí esta un pequeño aporte, espero sea de utilidad para muchos:

Ejercicios para mejorar tu autoestima

Ejercicio 1

Escribe en tu cuaderno:

  • 5 cosas que apruebes de tu imagen física. Todos tenemos cosas bonitas. Pueden ser los ojos, el pelo, la piel, las orejas, las manos, los pies, la estatura, la sonrisa...
    Si tú mismo no eres capaz de encontrarlas, pregunta a un amigo o familiar.
  • 5 cosas de tu forma de ser que te agraden.
    Puede ser tu amabilidad, tu capacidad de escucha, tu discreción, tu generosidad, tu bondad, tu simpatía, tu inteligencia, tu constancia... Si no se te ocurre nada, piensa en las cosas que valoras en los demás y reflexiona hasta qué punto tú también posees esas virtudes.

El talante con el que tienes que hacer la lista es utilizar el mismo rasero que utilizarías con un ser muy querido. No importa que al principio no te lo creas al 100%.

Revisa tus listas y piensa que, si conocieras a una persona con esas características, seguramente estarías encantado de haberlo conocido.

Ejercicio 2

Busca una foto tuya de cuando eras pequeño, casi un bebé. Sostén la foto por unos instantes en las manos y, mirando a ese niño/a a los ojos, comprométete a cuidarle y a no permitir descalificarle ni torturarle diciéndole cosas que le hagan daño. Repasa cómo te hablas a ti mismo en tu diálogo interior y modifícalo de manera que seas mucho más tolerante e indulgente con ese niño/a herido que llevas en tu interior.

Ejercicio 3

Al final de cada día y al menos durante treinta días, escribe el final de estas frases:

  • “Hoy me he sentido bien conmigo mismo/a por... ”
  • “Hoy he hecho algo bueno para mí cuando... ”
  • “Me gusto más a mí mismo/a cuando... ”
  • “Me empiezo a dar cuenta de que tengo la virtud de... ”
  • “Aunque he cometido un error, me doy cuenta de que... ”

Ejercicio 4

“Me doy permiso para expresar mis necesidades”.

Todos los seres humanos tenemos un valor intrínseco por el hecho de ser personas. Las personas no son valiosas por lo que tienen, sino por lo que son. Eres tan digno de respeto, afecto y cuidados como cualquier otro.
Escribe: “Mis necesidades más importantes son... ”

Ejercicio 5

Aprende a decir NO.

Si otras personas pretenden imponerte su voluntad, tú puedes optar por decir no. Cuando vayas a decir no, mantén la mirada para inspirar determinación. Luego responde con amabilidad, brevedad y firmeza. Si tienes otras alternativas, ofrécelas, pero no entres en negociaciones.

Ejercicio 6

Presta especial atención a tus logros y valóralos. Recuerda la frase de Jerry Mincwinton Mun Chin Ton:

«Aquello en lo que se deposita la atención tiende a agrandarse».

Si prestas atención a tus aspectos positivos, ganarás en autoconfianza y tus capacidades crecerán. Mientras que, si centras la atención en tus errores, cada vez te sentirás más inseguro, lo que provocará que cometas más fallos.

Toma conciencia de que merece la pena mejorar tu autoestima, practica estos sencillos ejercicios y verás cómo dentro de algún tiempo, con tu constancia, llegarás a estar encantado de haberte conocido y desecharás los Yo no valgo nada para sustituirlos por Yo valgo mucho.


Un abrazo muy fuerte
Alma Lorena


Manel
Escrito por Manel
el 26/10/2011

Muy buenas, como siempre agradecido por la invitación


Dice Pauly en el título de debate, "cómo fortalecer la autoestima para evitar la agresión"


Son los padres, los adultos los que tienen/tenemos que empezar esta tarea con los hijos, en caso contrario despues todo son lamentos, y las cosas se complican mucho.

El principal camino para acabar con la violencia de género y claro con la autoestima por los suelos de muchas mujeres es la prevención. Esto incluye, por supuesto, un cambio global en la forma de ver las relaciones entre mujeres y hombres, un cuestionamiento de los roles sociales y estereotipos, del lenguaje, etc. Estos cambios deben partir de las personas adultas tal y como decimos, con el objetivo de que se transmitan eficazmente a niños y niñas. Se acabo eso de "aguanta hija mia aguanta", nadie tiene que aguantarle un bofeton, o insultos reiterados, o tiranía relacional y dominante.. O bien ese tipo de educación para con los hij@s basado en el servilismo para las mujeres, y la dominación para los hombres, debería estár prohibido, despues `pasa lo que pasa.......... Es cuestión de SEMBRAR.


Un placer....



Esneda Olsen
Secretario comercial instituto tecnico...
Escrito por Esneda Olsen
el 26/10/2011

Gracias Pauly por la invitación y suerte con el debate que implica una buena carga de análisis psicológico.

Mi apreciación es que hay que promover un cambio radical de mentalidad en la sociedad en general y en el individuo en particular desde la temprana edad, empezando en el hogar y en las aulas. Mucho afecto, es para mí la clave, desde que abrimos los ojos al mundo. Los padres deben estar alertas a las señales que sus hijos van indicando durante la formación de su personalidad. Los maestros de escuela igualmente deben estar muy pendientes de los casos de intimidación (mobbing grupal) que cada vez está más propagado aunque no es nada nuevo en absoluto, debido a la vida moderna que ha sentado nuevos parámetros de educación. Facilitarles posibilidades de desarrollo mancomunales tales como deporte, canto, baile, obras manuales de modo que su vida social tenga sentido y se le de las bases; y abstraerlos de los juegos por internet. Asimismo, excursiones a sitios de diversiones, bosques, zoológico etc para formarles una mente sana y creativa. Palabras de estímulo en sus primeros logros, y de aliento, en lo que no se sientan seguros. Enseñarles de forma natural el respeto por los demás como parte de los valores universales, no eclesiásticos, de acuerdo a lo que su joven mente pueda asimilar.


En relación a casos graves de adultos que sufren de un autoestima exigua o nula, deben buscar ayuda profesional, sugerido o bien por un miembro de la familia , o bien, por un amigo leal (porque éllos mismos no están en condiciones de percibir esa carencia y buscar éllos mismos ayuda profesional). De un experto, preferiblemente un buen psicólogo, que maneje las herramientas existentes de desprogramación cerebral para erradicar los traumas acaecidos en una triste y desgraciada infancia y cuyas secuelas los inhabilita para llevar una vida normal. Porque igual que el cerebro humano es bloqueado por vivencias traumáticas; o programado por dogmas religiosos, políticos o condición social generacional, también puede ser desprogramado, y consecuentemente, recuperar su autoestima, que en sí, es un derecho legítimo de cada ser humano.


Dado lo complejo de nuestra naturaleza como individuos, conexa con las circunstancias vivenciales que le toca en suerte a cada quien, se ha comprobado, en casos menos graves, que un buen amigo y confidente puede realmente ayudar sustancialmente al amigo a superar complejos, encontrarse a sí mismo y recuperar su autoestima - y por ende, quedar en condiciones de repeler una agresión, bien sea física o mental.


Cariños Pauly y cordiales saludos para los demás.

Carlos Dante Bocci
Abogacia instituto de la policia feder...
Escrito por Carlos Dante Bocci
el 27/10/2011

Hola, para fortalecer la autoestima primero hay que aceptarse a uno mismo entender que se ocupa un lugar en el mundo, entender que siempre se puede cambiar, entender que siempre hay personas mas grandes y mas pequeñas que tu, entender que cada dia nacemos de nuevo, agradecer por la vida por la salud por los amigos por la familia, entender que cada uno hace lo que puede y que cada uno tuvo y tiene una etapa y un tiempo, respetar eso y tambien que respeten lo que sentis, pensas y crees y dejar estar dejar seguir, siempre con una actitud positiva, porque los problemas son solo apariencias que tienen solución rapida o lenta segun lo elijas, entender que existe el libre albedrio en tanto elegimos como vamos a formar nuestra vida.

Saludos

Monona Toledo
Informatica centro de capacitación
Escrito por Monona Toledo
el 28/10/2011

QUERIDA PAULY

UN BUEN DEBATE AMIGA... TE FELICITO..!

ESTE VERSO ME GUSTO MUCHO POR ESO LO COMPARTO...!

Y ARRIBA ESE ANIMO..! LA VIDA ES BELLA... DEBEMOS APRENDER A DOSFRUTARLA AL MAXIMO..!

¡No Desistas! Imprimir Correo electrónico


Cuando vayan mal las cosas
como a veces suelen ir,
Cuando ofrezca tu camino
solo cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber
pero mucho que pagar,
Y precise sonreir
aún teniendo que llorar,
Cuando ya el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir,
Descansar acaso debes
pero nunca desistir.
Tras la sombra de la duda
ya plateada ya sombría,
Pueda pues seguir al triunfo
no al fracaso que temías,
Y no es dable a tu ignorancia
figurarse cuan cercano puede estar,
El bien que anhelas
y que juzgas tan lejano.
Lucha pues, por más que tengas
en la brega que sufrir.
Cuando todo esta peor,
¡Más debemos insistir!

Rudyard Kipling

La Autoestima

Nerissa Chaverri Rojas
Sociología y economía universidad naci...
Escrito por Nerissa Chaverri Rojas
el 30/10/2011

Hola a todos... Y Pauly, gracias por la invitación. La autoestima, que tan importante es en el ser humano, es la forma como nos vemos y como queremos ser y actuar ante los demás, y ante nosotros mismos... Su raíz crece en la infancia, y la forma como hemos sido tratados, formados y educados, sin duda alguna esta determinada por la crianza y el entorno familiar, pero ante todo la carga emocional cuando vamos creciendo, y ese estímulo que se presenta tanto en afecto, como en la creación de ese yo interior, que van formando los padres, es una visión del ser interior, y no se nace con ella, se va construyendo... Sin duda alguna está ligada con aspectos sentimentales, emocionales, familiares, sociales y demás, y estás van determinando la conducta que aquella persona va ejerciendo según la forma como se ve ante los demás, significa que una buena autoestima puede incidir en buenas relaciones tanto a nivel personal como grupal, y definitivamente aquella persona podrá enfrentar tanto situaciones negativas, o adversas, como también salir adelante ante sus pretenciones, deseos y metas. Es sin duda pieza fundamental de la psiquis humana, ya que impulsa de manera positiva a las personas. Otro aspecto fundamental, tiene que ver como la sociedad interpreta a los géneros de forma colectiva, y como estos tienen que verse dentro de la sociedad, tiene que ver mucho con imágen y roles predeterminados socialmente y que tienen condicionantes a nivel histórico. Lo que significa que históricamente a la mujer se le condiciona en la parte intelectual, laboral y de visión de mundo, se les restringe en el plano emocional y sexual, mientras que al hombre se le restringe en la parte sentimental, de comportamiento. Pero se fomentan otros aspectos que dividen la visión de ambos géneros, el hombre no llora, la mujer si, el hombre niega sentimientos y la mujer los dice, el hombre es inteligente, la mujer es ignorante, el hombre trabaja, la mujer es de la casa, el hombre puede ser infiel, la mujer debe ser fiel, el hombre es mujeriego, la mujer es prostituta, el hombre puede tomar licor, la mujer no, el hombre siempre es hombre toda su vida, la mujer a cierta edad es señora y debe comportarse como tal... Todo es un compendio de construcciones sociales del comportamiento,según el género y que por ende conlleva una forma de comportamiento estereotipada que dicta como se deben de ver hombres y mujeres, al igual como estos estos obedecen indiscutiblemente a estas pautas de comportamiento, las cuales deben ser acatadas xq si salen de estas formas no son aceptados socialmente, y esto va a destruir su parte emocional que está ligada con su autoestima. El autoestima también está ligada al ambiente en el que crezca la persona, y las formas como ésta se críe, los estereotipos contribuyen a ella, pero al igual venden una forma de como se deben de ver y actuar, y cuando un ser humano rompe con éstas, también se enfrenta a los modos de una sociedad, lo que puede causar intolerancia y rechazo, pero está en esa construcción interior de una buena personalidad el poder destruir y convivir con parámetros en los cuales no está de acuerdo. El fortalecer en los hijos el espirítu y la forma como estos ven el mundo y como quieren que sean vistos es fundamental, la construcción de una buena autoestima está ligada con la dedicación, el afecto y la entrega de como un padre forme a un hijo(a), tanto para que le pueda transmitir el concepto de autosuficiencia, de esfuerzo y de lucha, como de amor propio, aunque no esté dentro de los falsos parámetros de belleza, inteligencia y de condición de vida, todo tiene que ver con el amor propio, y cómo este se va desarrollando dentro de si... Y es un hecho que cuando los niños o niñas son agredidos psicológicamente, física y emocionalmente, crecen siendo personas inseguras, con temperamentos difíciles y sin que hablar más, vuelven a desarrollar los mismos patrones de conductas violentas que les propiciaron sus padres... BENDICIONES,
NERI

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 01/11/2011

Muchas gracias a todos por sus aportes y comentarios, por ese valioso tiempo que han dedicado.


Realmente yo comulgo con que la autoestima debe de construirse en los hogares, en los primeros años, de las etapas infantiles, en donde los niños y niñas están empezando a formar su persnalidad.


Darles elementos de juicio, buenas bases, estímulos, y mucho respeto a su personalidad, funciona para que se construyan su propia imagen,

Esa fuerza construída en los primeros años es la que permite luchar y da valor en los momentos más fuerte y difíciles que el ser humano encuentra en su camino de la vida.



¡PURA VIDA!



Pauly



Iván Köhler Avilés
Técnico profesional de nivel superior ...
Escrito por Iván Köhler Avilés
el 11/11/2011

Hum, si seguimos la instrucción original, subir la autoestima para evitar la agresión, una buena forma es aprendiendo defensa personal. Practicando cualquier arte marcial, logras mejorar tu condición física, tu capacidad de respuesta, por ende mejora tu seguridad, tu fuerza interior, tu autoestima, y además actúa como agente disuasor para una eventual agresión, tanto física como sicológica. Generalmente la vulnerabilidad del agredido respecto al agresor suele ser una detonante, por cuanto, disminuyendo la ventaja, disminuimos la oportunidad. Si el agresor cuenta con la ventaja, al ver igualado el marcador, tenderá a pensarlo dos veces ante la posibilidad de salir mal parado.


Un abrazo.

Paulina Vin Daz Gonzalez
Secretariado comercial escuela contabl...
Escrito por Paulina Vin Daz Gonzalez
el 01/03/2012

HACER UNA DIFERENCIACION SANA DE LO QUE ES AMOR Y LO QUE SON APEGOS, Y DEFECTOS DE CARACTER TAMBIEN SUBE LA AUTOESTIMA.


Si necesitas a alguien para ser feliz … eso no es amor .
ES CARENCIA.

Si tienes celos, inseguridad y haces cualquier cosa por mantener a alguien a tu lado, aún sabiendo que no eres amado … eso no es amor .
ES FALTA DE AMOR PROPIO.

Si crees que tu vida queda vacía sin esa persona … no consigues imaginarte solo … y mantienes una relación que se acabó … eso no es amor .
ES DEPENDENCIA.

Si piensas que el ser amado te pertenece te sientes dueño y señor de su vida y de su cuerpo… eso no es amor .
ES EGOISMO.

Si no lo deseas … no te realizas como hombre o mujer con esta persona, prefieres no tener relaciones íntimas con ella, sin embargo sientes agrado al estar a su lado … eso no es amor .
ES AMISTAD.

Si discuten por cualquier motivo, les falta acuerdo en diversas situaciones, no les gusta hacer las mismas cosas … pero hay un deseo de estar íntimamente juntos …. Eso no es amor .
ES DESEO.

Si tu corazón late más fuerte, el sudor se pone intenso, tu temperatura sube y baja, sólo en pensar en la otra persona … eso no es amor .
ES PASION.

Ahora, que ya sabes lo que NO ES AMOR , es más fácil analizar lo que pasa contigo y procurar atraer a alguien por la que sientas afecto, deseo, pasión, necesidad , ansiedad … y que este alguien sienta lo mismo por ti.

¡PURA VIDA!

PAULY



Jose Gabriel Perez Jaramillo
Terapeutica homeopatica clinica de med...
Escrito por Jose Gabriel Perez Jaramillo
el 11/04/2012

Hola muchas gracias, Paula, es un gran tema ya que muchas personas carecemos de una verdadera autoestima, las hay quien siempre se la pasa quejándose, lamentando su situación diaria de como la trata la vida? La vida, la vida se vive solo una vez y hay que disfrutar hasta el último momento, cada segundo que Dios nos da en cada amanecer, ser agradecido por cada nueva oportunidad, eso es grandioso, encontrarle sentido a la vida, sentirte muy bien contigo mismo y con quienes te acompañan, compartir la alegría de vivir en armonía con la naturaleza, respetando tu entorno y disfrutando lo que Dios pinta a diario en el azul del cielo y en la tierra, darte la oportunidad de ser feliz cada día, cantar, bailar, sonreír y porque hasta llorar de alegría, saber perdonarte a ti mismo y a nuestros semejantes, vivir soñando dentro de tu realidad misma, es grandioso ser tu misma(o), fortalecer la esencia espiritual en el ser supremo, crea tu propia realidad viviendo en armonía, ser feliz y dejarte de lamentaciones, deja de criticar y juzgar a los demás eso solo te hace infeliz.

Gracias, hasta pronto.

Delia Minerva L D
Experto: enfermería en diagnóstico méd...
Escrito por Delia Minerva L D
el 29/04/2012

Gracias Pauly por este debate

Gracias a todos por su interés y aportes


Delia Minerva L D
Experto: enfermería en diagnóstico méd...
Escrito por Delia Minerva L D
el 29/04/2012

El modo en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos afecta virtualmente en forma decisiva todos los aspectos de nuestra experiencia, desde la manera en que funcionamos en el trabajo, el amor o el sexo, hasta nuestro proceder como padres y las posibilidades que tenemos de progresar en la vida. Nuestras respuestas ante los acontecimientos dependen de quién y qué pensamos que somos. Los dramas de nuestra vida son los reflejos de la visión íntima que poseemos de nosotros mismos. Por lo tanto, la autoestima es la clave del éxito o del fracaso.

También es la clave para comprendernos y comprender a los demás.

Aparte de los problemas de origen biológico, no conozco una sola dificultad psicológica - desde la angustia y la depresión, el miedo a la intimidad o al éxito, el abuso del alcohol o de las drogas, el bajo rendimiento en el estudio o en el trabajo, hasta los malos tratos a las mujeres o a la violación de menores, las disfunciones sexuales o la inmadurez emocional, pasando por el suicidio o los crímenes violentos - que no sea atribuible a una autoestima deficiente. De todos los juicios a que nos sometemos, ninguno es tan importante como el nuestro propio. La autoestima positiva es el requisito fundamental para una vida plena.

Veamos qué es la autoestima. Tiene dos componentes: un sentimiento de capacidad personal y un sentimiento de valía personal. En otras palabras, la autoestima es la suma de la confianza y el respeto por uno mismo. Refleja el juicio implícito que cada uno hace de su habilidad para enfrentar los desafíos de la vida (para comprender y superar los problemas) y de su derecho a ser feliz (respetar y defender sus intereses y necesidades).

Tener una alta autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir, capaz y valioso, en el sentido que acabo de indicar. Tener una autoestima baja es sentirse inútil para la vida; equivocado, no con respecto a tal o cual asunto, sino equivocado como persona. Tener un termino medio de autoestima es fluctuar entre sentirse apto e inútil, acertado y equivocado como persona , y manifestar estas incoherencias en la conducta -actuar a veces con sensatez, a veces tontamente-, reforzando, así, la inseguridad.

La capacidad de desarrollar una confianza y un respeto saludables por nosotros mismos es inherente a nuestra naturaleza, ya que la capacidad de pensar es la fuente básica de nuestra idoneidad, y el hecho de que estemos vivos es la fuente básica de nuestro derecho a esforzarnos por conseguir felicidad. Idealmente, todo el mundo debería disfrutar de un alto nivel de autoestima, experimentando tanto una fe intelectual en sí mismo como una fuerte sensación de que merecemos ser felices. Por desgracia, sin embargo, hay mucha gente a la que esto no le ocurre. Numerosas personas padecen sentimientos de inutilidad, inseguridad, dudas sobre si mismas, culpa y miedo a participar plenamente en la vida, una vaga sensación de que "lo que soy no es suficiente". No siempre estos sentimientos se reconocen y admiten con facilidad, pero ahí están.

En el proceso del desarrollo, y en el proceso de la vida en sí, nos resulta sumamente fácil apartarnos de un concepto positivo de nosotros mismos, o no llegar a formarlo nunca. Tal vez no podamos jamás estar satisfechos con nosotros mismos a causa de la aportación negativa de los demás, o porque hemos fallado a nuestra propia honestidad, integridad, responsabilidad y autoafirmación, o porque hemos juzgado nuestras acciones con una comprensión y una compasión inadecuadas.

Sin embargo, la autoestima es siempre una cuestión de grado. Nunca he conocido a nadie que careciera por completo de autoestima positiva, ni tampoco he conocido a nadie que no fuera capaz de desarrollar su autoestima.

Desarrollar la autoestima es desarrollar la convicción de que uno es competente para vivir y merece la felicidad, y por lo tanto enfrentar a la vida con mayor confianza. , benevolencia y optimismo, los cuales nos ayudan a alcanzar nuestras metas y experimentar la plenitud. Desarrollar la autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser felices.

Si comprendemos esto, podemos apreciar que el hecho de cultivar la autoestima nos interesa a todos. No es necesario llegar a odiarnos para poder aprender a querernos más; no tenemos que sentirnos inferiores para desear tenernos más confianza. No hemos de sentirnos infelices para desear ampliar nuestra capacidad de alegría.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, mejor preparados estaremos para afrontar las adversidades; cuanto más flexibles seamos, más resistiremos la presiones que nos hacen sucumbir a la desesperación o a la derrota.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más posibilidades de ser creativos en nuestro trabajo, lo que significa que también tendremos más posibilidades de lograr el éxito.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, mças ambiciosos tenderemos a ser, no necesariamente en nuestra carrera o profesión o en un sentido económico, sino en términos de lo que esperamos experimentar en la vida en el plano emocional, creativo y espiritual.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más posibilidades tendremos de entablar relaciones enriquecedores y no destructivas, ya que lo semejante se atrae entre sí, la salud llama a la salud, y la vitalidad y la generosidad de ánimo son más apetecibles que el vacío afectivo y la tendencia a aprovecharse de los demás.

Cuanto más alta es nuestra autoestima, más inclinados estaremos a tratar a los demás con respeto, benevolencia y buena voluntad, ya que no los percibiremos como amenaza, no nos sentiremos "extraños y asustados en un mundo que nunca hicimos" (citando el poema de A.E. Housman), y porque el respeto por uno mismo es la base del respeto por los demás.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más alegría experimentaremos por el solo hecho de ser, de despertarnos por la mañana, de vivir dentro de nuestros cuerpos.

Estas son las recompensas de la confianza y el respeto por nosotros mismos.

En Honoring the Self he analizado con detalle por quçe existen tales correlaciones; pero creo que está claro que si deseamos ampliar nuestras posibilidades positivas y, por lo tanto transformar la calidad de nuestra existencia, debemos empezar por desarrollar nuestra autoestima. Examinemos más profundamente el significado de la autoestima.

La autoestima, en cualquier nivel, es una experiencia intima; reside en el núcleo de nuestro ser. Es lo que yo pienso y siento sobre mí mismo, no lo que otros piensan o sienten sobre mí.

Cuando somos niños, los adultos pueden alimentar o minar la confianza y el respeto por nosotros mismos, según que nos respeten, nos amen, nos valoren y nos alienten a tener fe en nosotros mismos, o no lo hagan. Pero aun en nuestros primeros años de vida nuestras propias elecciones y decisiones desempeñan un papel crucial en el nivel de autoestima que a la larga desarrollemos. Estamos lejos de ser meros receptáculos pasivos de las opiniones que los demás tengan de nosotros. Y de todos modos, cualquiera que haya sido nuestra educación, como adultos la cuestión está en nuestras manos.

Nadie puede respirar por nosotros, nadie puede pensar por nosotros, nadie puede imponernos la fe y el amor por nosotros mismos.

Puedo ser amado por mi familia, mi pareja y mis amigos, y sin embargo no amarme a mí mismo. Puedo ser admirado por mis socios y considerar no obstante que carezco de valores. Puedo proyectar una imagen de seguridad y aplomo que engañe a todo el mundo, y temblar secretamente porque me siento inútil.

Puedo satisfacer las expectativas de los demás y no las mías; puedo obtener altos honores y sin embargo sentir que no he logrado nada; puedo ser adorado por millones de personas pero despertar cada mañana con una deprimente sensación de fraude y vacío.

Alcanzar el "éxito" sin alcanzar una autoestima positiva es estar condenado a sentirse como un impostor que espera con angustia que lo descubran.

Así como el aplauso de los otros no genera nuestra autoestima, tampoco lo hacen el conocimiento, ni la destreza, ni las posesiones materiales, ni el matrimonio, ni la paternidad o maternidad, ni las obras de beneficencia, ni las conquistas sexuales, ni las cirugías estéticas. A veces estas cosas pueden hacernos sentir mejor con respecto a nosotros mismos por un tiempo, o más cómodos en determinadas situaciones; pero comodidad no es autoestima.

Lo trágico es que la mayoría de las personas buscan la auto confianza y el auto respeto en todas partes menos dentro de sí mismas, y por ello fracasan en su búsqueda. Veremos que la autoestima positiva se comprende mejor como una suerte de logro espiritual, es decir, como una victoria en la evolución de la conciencia. Cuando comenzamos a concebirla de este modo, como un estado de conciencia, descubrimos la necedad de creer que solo con lograr que los demás se formen una impresión positiva por parte de nosotros mismos. Dejaremos de decirnos: si pudiera lograr otro ascenso; si pudiera ser esposa y madre; si pudiera ser considerado un buen padre; si pudiera comprarme un coche más grande; si pudiera escribir otro libro, adquirir otra empresa, tener un nuevo amante, recibir otro premio, lograr un reconocimiento más de mi "abnegación"... Entonces me sentiría realmente en paz conmigo mismo. Nos daremos cuenta de que, puesto que la búsqueda es irracional, ese anhelo por "algo más" existirá siempre.

Si la autoestima es el juicio de que soy pato para la vida, la experiencia de mi propia capacidad y valía; si la autoestima es una conciencia autoafirmadora, una mente que confía en si misma, nadie puede generar esta experiencia, salvo uno mismo.

Cuando apreciamos la verdadera naturaleza de la autoestima, vemos que no es competitiva ni comparativa.

La verdadera autoestima no se expresa por la auto glorificación a expensas de los demás, o por el afán de ser superior a los otros o de rebajarlos para elevarse uno mismo. La arrogancia, la jactancia y la sobrevaloración de nuestras capacidades reflejan más bien una autoestima equivocada y no, como imaginan algunos, un exceso de autoestima.

El estado de una persona que no estça en guerra ni consigo misma ni con los demás, es una de las características más significativas de una autoestima sana.

La importancia de una autoestima sana reside en el hecho de que es la base de nuestra capacidad para responder de manera activa y positiva a las oportunidades que se nos presentan en el trabajo, en el amor y en la diversión. Es también la base de esa serenidad de espíritu que hace posible disfrutar de la vida.