En este grupo En todos

Grupo de Diseño y artes gráficas



Calculo del costo de un diseño gráfico

Cecilia
Contador público udelar (universidad d...
Escrito por Cecilia Cuadro
el 09/07/2010

El trabajo autónomo del diseñador gráfico es una de la tareas que ofrece más satisfacciones ya que permite la independencia del profesional que puede recibir encargos desde cualquier parte del mundo y resolverlos bajo la modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia.

No obstante uno de los dilemas iniciales que se presentan y a menudo recibimos la consulta de cuanto cobrar o como cobrar. Un diseñador gráfico que comienza a trabajar en forma autónoma o que forma un pequeño estudio de diseño se enfrenta a la disyuntiva de cuanto cobrar por sus trabajos. Si bien al inicio lo más fácil es comparar o averiguar cuanto (y como) es lo que cobran otros profesionales del mismo sector, una vez que comenzamos a trabajar fluidamente es conveniente ajustar los números para ser más competitivos y a su vez más profesionales.

Fijar el precio de un trabajo nunca es fácil, particularmente cuando hay muchos factores desconocidos. El cliente puede pedirle que calcule el precio o asignarle un presupuesto al que deberá ajustarse. En cualquier caso, tendrá que hacer una estimación del tiempo y el dinero que puede suponer la realización del trabajo.

En primer lugar, debe establecer su tarifa por hora o día de trabajo. Para calcularla, una opción es decidir el sueldo que piensa asignarse o que cubra sus gastos y divídalo por el número de semanas laborables que tiene un año. Si se toma tres semanas de vacaciones, quedan 49 semanas de las que hay que descontar por lo menos otros 5 o más días (según los países) de fiestas oficiales, de manera que se pueden establecer 48 semanas laborables al año. Dentro de la semana laboral no todo el tiempo es productivo. De una semana de cinco días laborables, al menos uno se emplea en asuntos administrativos que no se pueden incluir como gastos para ningún cliente, con lo que quedarían cuatro días productivos.

Así, en un año habrá 48 semanas x 4 días productivos x 8 horas diarias de trabajo = 1536 horas productivas de trabajo al año.
Divida el sueldo anual (sueldo mensual x 12) entre 1536, sin contar los impuestos, para calcular lo que debe ganar por hora de trabajo.

Tal vez, haya incluido una parte de beneficios en sus gastos fijos. Si no lo ha hecho, un margen razonable es dividir entre 5 los bienes muebles del estudio para calcular un beneficio anual aproximado. Aunque también pueden seguirse otros parámetros.

Gastos variables, se cobran directamente al cliente y aparecen en las facturas además de las tarifas por horas de trabajo. Entre estos, se incluyen todas las mercancías y servicios externos que se contratan específicamente para cada trabajo, los gastos de envío del material, papeles especiales, etc. Y otro tipo de gastos generados por el encargo.

Gastos imprevistos, al elaborar un presupuesto para una cliente, conviene añadir un 10% al total para prever los problemas, gastos o retrasos que pueden ocurrir de forma inesperada.

Los precios deben ser flexibles, las tarifas deben reflejar la situación del mercado. Si decide asignarse un sueldo muy alto, puede encontrarse sin clientes. Si otro estudio gráfico trabaja con precios más bajos y consigue los trabajos que usted esperaba, pregúntese por qué.

Hay solo unas cuantas razones por las que pueden ser más baratos: sus gastos fijos son menores en cuyo caso tendrá que analizar nuevamente sus gastos. Los gastos fijos pueden ser menores por que se han asignado sueldos más bajos, su margen de beneficios es menor, o sus proveedores de materiales y servicios son más económicos. Hay que tratar bien a los clientes nuevos y a veces es preciso bajar los precios en los primeros encargos. Por otra parte, si tiene mucho trabajo, puede permitirse ser más selectivo y, tal vez, subir los precios.

Hay gastos fijos concretos como el alquiler, la calefacción, la luz, etc. Pero existen otros menos evidentes que debe cobrar también al cliente como parte de su hora de trabajo.
Entre estos se incluyen los materiales básicos del estudio.
Calcule a cuanto pueden ascender en un año y divida la cantidad por el número de horas productivas, 1536. Añada el resultado al precio de su hora de trabajo. No pase por alto ninguno de los puntos siguientes:

· Alquiler
· Gastos de energía : electricidad, gas , etc.
· Tasas o impuestos de la propiedad
· Teléfono
· Gastos de coche, moto o transporte; una parte proporcional si hay uso personal.
· Material de papelería
· Servicios profesionales: secretaría , abogados, gestoría.
· Publicidad.
· Seguridad Social o Autónomos.

Estos son los gastos fijos básicos a los cuales se les podrían agregar otros como seguros, depreciación del activo invertido en el estudio entre otros.

Para que un estudio de diseño resulte rentable el trabajo debe estar cuidadosamente organizado y se debe llevar un registro de todas las actividades. Es necesario llevar bien la contabilidad pero además hay que controlar el proceso de un trabajo en sus diferentes fases de creación y asignar todos los gastos al cliente correspondiente.

Cecilia Cuadro

Red21. Com (cursos a distancia online)

Henry Zerep
Artes graficas, artes plasticas, div...
Escrito por Henry Zerep
el 13/07/2010

Que bien que sacas a relucir toda esta informacion de costos indirectos que hay que tomar en cuenta al momento de llenar la factura. Normalmente yo asigno precios por separado en un diseño y mas o menos el grado de dificultad y de cambios que genere el cliente, asi escanear, retocar, editar color, generar un logo, proveer diferentes muestras, hacer cambios, cada concepto lleva un cargo basico. Es interesante el modo en que deben llevarse las cosas, contra el modo que te permite el trabajo diario. Hay que conciliar uno y otro y promediar un valor mas justo por el trabajo de diseño. Gracias po aclarar estos conceptos Cecilia.