En este grupo En todos

Grupo de Estudios de la Biblia



Asiria o siria?

marina
Tecnologia empresarial universidad ind...
Escrito por Marina Plata
el 09/04/2010

Hola , quisiera saber si Asiria y Siria que habla la biblia es el mismo lugar?
Estoy haciendo estudios biblicos y deseo aprender mas.
Tambien quisiera que alguien me ayude a conseguir mapas de la antiguedad
y los actuales a escalas iguales.
Les agradezco la colaboracion y reciban un abrazo desde Bucaramanga-Colombia
Dios los bendiga.
gracias Marina
Mi correo es marina3328@hotmail. Com

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 10/04/2010

ASIRIA
Nombre del antiguo país cuyos habitantes se llamaban asirios. Se encontraba en la llanura mesopotámica superior, limitado al OO oeste por el desierto sirio, al SS sur por el Jebel Hamrín y Babilonia, y al NN norte y EE este (punto cardinal); elohísta por los montes urartianos (armenios) y persas. La parte más fértil y más densamente poblada de Asiria se encontraba al EE este (punto cardinal); elohísta del río central denominado Tigris (“Hidekel”, Gn.2. 14). El heb. Heb. Hebreo asŒsŒuÆr (as. AsŒsŒur) se usa tanto para el territorio como para sus habitantes. El término Asiria se aplicaba a veces a aquellos territorios que estaban sujetos al control de sus reyes, que residían en Nínive, Asur (°vrv1°vrv1 Versión de Reina y Valera, rev. 1909 “Assur”; °vrv2°vrv2 Versión de Reina y Valera, rev. 1960 “Asiria”), y Cala, las ciudades principales. En la cúspide de su poder en los ss. Ss. Siglo(s) VIII-VII a.C.a.C. Antes de Cristo estos territorios incluían Media y Anatolia del SS sur, Cilicia, Siria, Palestina, Arabia, Egipto, Elam, y Babilonia.

En el ATAT Antiguo Testamento se consideraba que Asur era el segundo hijo de Sem (Gn. 10. 22) y era distinto de Asuram (“Asurim”), tribu ár. ár. árabe, arábigo descendiente de Abraham y Cetura (Gn. 25. 3), y de los *asureos de 2 S.2. 9 (°vm°vm Versión moderna (hecha por H.B. Pratt), eds. Rev. 1929), donde “hijos de Aser” (°vm°vm Versión moderna (hecha por H.B. Pratt), eds. Rev. 1929), o “Gesur”/“Gesuri” quizá sea más correcto (así °vrv2°vrv2 Versión de Reina y Valera, rev. 1960; cf. Cf. Confer (lat. ), compárese Jue.1. 31–32). Asiria, que siempre se distingue cuidadosamente de Babilonia, representa el poder mundial cuyas invasiones a Israel y Judá fueron permitidas divinamente, si bien posteriormente ella también sufrió a causa de su incredulidad. Hay frecuentes referencias a la tierra (Is.7. 18; Os. 11. 5) y a los reyes de Asiria (Is.8. 4; 2 R. 15–19).

I. Historia

a. Historia temprana hasta el 900 a.C.a.C. Antes de Cristo

Asiria estuvo habitada desde tiempos prehistóricos (p. Ej.p. Ej. Por ejemplo Jarmo, ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 5000 a.C.a.C. Antes de Cristo) y se ha encontrado alfarería de los períodos conocidos como Hassuna, Samarra, Halaf, y Ubaid (ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 5000–3000 a.C.a.C. Antes de Cristo) en una cantidad de sitios arqueológicos, incluyendo Asur, Nínive, y Cala, las que, según Gn. 10. 11–12, fueron fundadas por inmigrantes oriundos de Babilonia. Si bien el origen de los asirios sigue siendo motivo de discusión, los sumerios ya estaban presentes en Asur para el 2900 a.C.a.C. Antes de Cristo, y la lengua y la cultura asirias le deben mucho a los pueblos que habitaban la región meridional. Según la lista de reyes asirios, los primeros 17 reyes de Asur “vivían en tiendas”. Uno de ellos, Tudiya, hizo un tratado con *Ebla ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 2300 a.C.a.C. Antes de Cristo, de modo que no puede ser un mero “antepasado epónimo”.

Los reyes de Babilonia, incluido Sargón de Agade (*Acad), ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 2350 a.C.a.C. Antes de Cristo edificaron en Nínive, Asiria, y se ha encontrado en Asur una inscripción de Amar-Suen de Ur (ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 2040 a.C.a.C. Antes de Cristo) relativa a construcciones. Después de la caída de Ur ante los invasores amorreos Asur, según la lista de reyes asirios, fue gobernada por príncipes independientes. Estos establecieron relaciones comerciales con Capadocia (ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 1920–1870 a.C.a.C. Antes de Cristo). Samsi-Adad I (1813–1781 a.C.a.C. Antes de Cristo) aumentó sus tierras gradualmente, y sus hijos Yasmah-Adad y Zimrilim gobernaron en *Mari, hasta que dicha ciudad fue capturada por *Hamurabi de Babilonia. Con el advenimiento de los grupos mitanni y hurrita en el Éufrates superior la influencia de Asiria declinó, aun cuando siguió siendo una comunidad agrícola próspera cuya vida y costumbres típicas pueden verse en las tablillas descubiertas en *Nuzi. Bajo Asur-uballit I (1365–1330 a.C.a.C. Antes de Cristo) Asiria comenzó a recuperar algo de su antiguo esplendor. Inició correspondencia con Amenofis IV de Egipto, ante lo cual Burnaburias II de Babilonia se opuso, declarándolo vasallo suyo (cartas de Amarna). No obstante, la declinación de los mitanni permitió que las rutas comerciales hacia el NN norte fueran reabiertas, y en los reinados de Arik-den-ili (1319–1308 a.C.a.C. Antes de Cristo) y Adad-nirari I (1307–1275 a.C.a.C. Antes de Cristo), territorios tan alejados hacia el OO oeste como Carquemis, perdidos desde los días de Samsi-Adad, fueron recuperados.

Salmanasar I (1274–1245 a.C.a.C. Antes de Cristo) hizo constantes expediciones contra las tribus en los montes orientales y contra nuevos enemigos en Urartu. También procuró contener las fuerzas hurritas mediante campañas en Hanigalbat al NONO noroeste. Reedificó *Cala como nueva capital. Su hijo Tukulti-Ninurta I (1244–1208 a.C.a.C. Antes de Cristo) tuvo que dedicar buena parte de su atención a Babilonia, de la que también fue rey por siete años hasta que fue asesinado por su hijo Asurnadinapli. Poco después Babilonia se hizo independiente nuevamente, y hubo un renacimiento de la buena fortuna por un tiempo bajo Tiglat-pileser I (1115–1077 a.C.a.C. Antes de Cristo). Hizo campañas vigorosas contra las tribus muski (* Mesec) y subarianas, extendiéndose además hasta el lago Van en el NN norte y hasta el Mediterráneo, donde recibió tributo de Biblos, Sidón, y Arvad, haciendo también expediciones hasta Tadmor (Palmira) en sus esfuerzos por controlar las tribus arameas (ahlames) del desierto. Fueron las actividades de estas últimas tribus las que detuvieron a Asiria desde ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 1100 al 940 a.C.a.C. Antes de Cristo y dejaron libertad a David y a Salomón para arremeter contra Siria (Aram).

b. El período neoasirio (900–612 a.C.a.C. Antes de Cristo)

Bajo Tukulti-Ninurta II (890–884 a.C.a.C. Antes de Cristo) los asirios comenzaron a llevar a cabo acciones militares más enérgicas contra las tribus que oprimían a Asiria. Su hijo, Asurnasirpal II (883–859 a.C.a.C. Antes de Cristo), en una serie de brillantes campañas, subyugó a las tribus del Éufrates medio, y llegó al Líbano y a Filistea, donde las ciudades ribereñas le rindieron tributo. También mandó expediciones al NN norte de Babilonia y a las montañas del E. Su reinado marcó el comienzo de una presión sostenida por Asiria contra el OO oeste, lo cual significó que entraría en conflicto con Israel. Más de 50. 000 prisioneros se emplearon en la ampliación de Cala, donde Asurnasirpal edificó una nueva ciudadela, palacio y templos, y comenzó a trabajar en el zigurat. Empleó artistas destinados a esculpir esculturas en sus recintos para audiencias, y también hombres expertos para que se ocuparan del cuidado de jardines botánicos y zoológicos, y de un parque.

El hijo de Asurnasirpal, Salmanasar III (858–824 a.C.a.C. Antes de Cristo), continuó la política de su padre y amplió grandemente las fronteras de Asina, haciéndose amo desde Urartu hasta el golfo Pérsico, y desde Media hasta la costa siria y Cilicia (Tarso). En 857 a.C.a.C. Antes de Cristo capturó Carquemis, y su ataque a Bit-Adini (* Bet-eden) alertó a las principales ciudades-estados al SO. Irhuleni de Hamat y Hadad-ezer de Damasco formaron una coalición antiasiria de diez reyes que enfrentaron al ejército asirio en la batalla decisiva de Carcar en 853 a.C.a.C. Antes de Cristo Según los anales asirios, “Acab el israelita (sir'alaia)” proporcionó 2. 000 carros y 10. 000 hombres en esta oportunidad. Tres años más tarde Salmanasar llevó a cabo una nueva serie de operaciones dirigidas principalmente contra adad-ezer (probablemente * Ben-adad I). Para el año 841 a.C.a.C. Antes de Cristo, año 18º de Salmanasar, la coalición se había deshecho, de modo,que toda la fuerza del ejército asirio pudo dirigirse contra *Hazael de Damasco, que luchó mediante una acción de retaguardia en las montañas del Antilíbano y se retiró a Damasco. Cuando fracasó el sitio a ciudad, Salmanasar se trasladó a través del Haurán al nahr el-kelb en Líbano y allí recibió tributo de los gobernantes de Tiro, Sidón, y de “Jehú (YauÆ-a) hijo de Omri”, en el reinado de Jehú más , que Joram, acción que no se menciona en el ATAT Antiguo Testamento pero que figura en el “Obelisco negro” de Salmanasar en Nimrud (Cala). Hizo grabar escenas de las otras campañas en el revestimiento de bronce de las puertas del templo en Imgur-Bel (Balawat), que se encuentran actualmente en el Museo Británico.

Samai-Adad V (823–811 a.C.a.C. Antes de Cristo) se vio obligado a iniciar expediciones de represalia en Nairi para contrarrestar los complots del rebelde Ispuini de Urartu, y además lanzó tres campañas contra Babilonia y la fortaleza de Der en la frontera elamita. Samsi-Adad murió joven, y su influyente viuda Sammuramat (Semiramis) actuó como hasta el 805 a.C.a.C. Antes de Cristo, cuando el hijo de ambos, Adad-nirari III, pudo asumir la responsabilidad por su cuenta. Mientras tanto el ejército llevó a cabo expediciones en el OO oeste y el NN norte, y Guzana (* Gozán) fue incorporada como provincia asiria. Adad-nirari salió a apoyar a Hamat en el 804 atacando Damasco, donde gobernaba *Hazael, hijo de Ben-adad II, a quien mencionó por su título arameo Mari<. Esto le dio a Israel un respiro de los ataques de Atam (2 R. 12. 17; 2 Cr. 24; 23s), y muchos gobernantes le llevaron regalos al asirio en reconocimiento por su ayuda. Afirma este que entre , los que llevaron tributo se encontraban “Hatti (N de Siria), Amurru (E de Siria),Tiro, Sidón, la Omri (Israel), Edom, y Filistea hasta el Mediterráneo”. Una estela de Rimah (Asiria) nombra a “Joás de Samaria” (Ya<usu samerinaia) entre estos, ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 796 a.C.a.C. Antes de Cristo La acción de Asiria parece haberle permitido a Joás recuperar ciudades en su frontera NN norte, que anteriormente habían caído en manos de Hazael (2 R. 13. 25). Los asuntos internos parecen haber estado en orden, ya que el rey asirio edificó un palacio nuevo fuera del muro de la ciudadela en Cala.

Salmanasar IV (782–773 a.C.a.C. Antes de Cristo), si bien fue hostigado por Argistis I de Urartu en su frontera NN norte, mantuvo la presión contra Damasco, e indudablemente esto ayudó a Jeroboam II a extender las fronteras de Israel hasta la Beqá (“entrada de Hamat”, 2 R. 14. 25–28). Pero Asina en esos momentos estaba siendo debilitada por disensión interna, por cuanto la sucesión estaba incierta, ya que Salmanasar había muerto joven y sin dejar vástago. Una notable derrota en el NN norte fue marcada por la “señal de mal agüero”, un eclipse de sol, en 763 a.C.a.C. Antes de Cristo, fecha de importancia para la cronología asiria. Una vez más el OO oeste se encontraba en condiciones de reagruparse para resistir futuros ataques, como lo indica el tratado arameo de Matiel de Bit-Agusi (Arfad) con Bargaayah.

Los archivos de Tiglat-pileser III (744–727 a.C.a.C. Antes de Cristo) son fragmentarios, e incierto el orden de los acontecimientos de su reinado. Era, empero, un gobernante fuerte, que se propuso reconquistar, e incluso ampliar, los territorios que le debían lealtad al dios nacional Asur. En los primeros tiempos de su reinado fue proclamado rey de Babilonia bajo su nombre nativo Pul(u) (2 R. 15. 19; 1 Cr.5. 26). En el NN norte luchó contra Sardur II de Urartu, que planeaba intrigas con los estados sirios. Mediante implacables campañas Tiglat-pileser derrotó a los rebeldes en ciudades a lo largo de los montes Antitauros (Kasiari) hasta Kummuh, y organizó el territorio sometido en una serie de provincias que le debían lealtad al rey. *Arfad fue asediada durante dos años (742–740 a.C.a.C. Antes de Cristo), y durante esta época Rezín de Damasco y otros gobernantes vecinos aportaron tributos. Mientras Tiglat-pileser estaba ausente en las montañas del NN norte en 738 “Azriau de Yaudi” propició una revuelta en combinación con Hamat. Yaudi era una pequeña ciudad-estado en el NN norte de Siria, si bien existe la posibilidad de que la referencia sea a Azarías de Judá. En esta época Tiglat-pileser sostiene que recibió tributo de Manahem (Meni hÉimmu) de Samaria e Hiram de Tiro. Este acontecimiento no se menciona en el ATAT Antiguo Testamento, el que registra un pago posterior. Entonces, la suma de 50 siclos de plata exigido a los israelitas pudientes para hacer frente a esta demanda era, como lo prueban contratos asirios de la época, el precio de un esclavo. Evidentemente equivalía a un rescate a fin de evitar la deportación (2 R. 15. 20).

Una serie de campañas dos años más tarde terminó con la captura de Damasco en 732 a.C.a.C. Antes de Cristo Tiglat-pileser, según sus anales, remplazó a Peka, el asesino de Pekaía, hijo de Manahem, por Ausi (Oseas). Cf. 2 R. 15. 30. Esto fue, probablemente, en el 734 a.C.a.C. Antes de Cristo, cuando los asirios atravesaron la costa fenicia y siguieron a través de “la frontera de Israel” hasta llegar a Gaza, cuyo rey, Hanunu, huyó cruzando el “Río de *Egipto”. Esta acción en Palestina fue, en parte al menos, una respuesta al pedido de IauhÉazi ([Jo]Acaz) de Judá, cuyo tributo figura junto al de Amón, Moab, Ascalón, y Edom, para ayuda contra Rezín de Damasco y Peka de Israel (2 R. 16. 5–9). Israel (Bit-Homria) fue atacada, Hazor en Galilea destruida (2 R. 15. 29), y muchos prisioneros fueron llevados al exilio. Acaz, también, pagó cara esta acción y tuvo que aceptar obligaciones religiosas (2 R. 16. 10ss), siendo el altar importado sólo uno de los símbolos de vasallaje. Otro fue una imagen del rey semejante al que Tiglat-pileser colocó en Gaza cuando la conquistó.

Salmanasar V (726–722 a.C.a.C. Antes de Cristo), hijo de Tiglat-pileser III, también hizo la guerra en el O. Cuando el vasallo asirio Oseas dejó de pagar su tributo anual por escuchar las propuestas de ayuda prometidas por Egipto (2 R. 17. 4), Salmanasar sitió Samaria (v.v. Versículo(s) 5). Después de tres años, según la Crónica babilónica, “quebró la resistencia de la ciudad de Samara<in” (Samaria [? ]) de modo que “el rey de Asiria (que) tomó Samaria” (v.v. Versículo(s) 6) y se llevó a los israelitas al exilio en el Éufrates superior y en Media quizá sea este mismo rey asirio. Sin embargo, como su sucesor Sargón II posteriormente afirma que la toma de Samaria fue obra suya, puede ser que el rey cuyo nombre no se menciona en el vv. Vv. Versículo(s) 6 fuese Sargón, que podría haber estado asociado con Salmanasar en el sitio, y que puede haber completado la operación cuando este último murió.

Sargón II (721–705 a.C.a.C. Antes de Cristo) fue un gobernante enérgico como Tiglat-pileser III. En sus anales afirma que, cuando Iau-bidi de Hamat convenció a los ciudadanos de Samaria a que retuviesen los impuestos, sacó 27. 270 (ó 27. 290) personas de la zona de Samaria, “con los dioses en los cuales confiaban”. La fecha precisa de este exilio, que quebrantó a Israel como nación independiente, no se ha podido determinar todavía tomando como base los documentos asirios. Hanunu de Gaza había regresado de Egipto con apoyo militar, de modo que Sargón marchó hacia Rafia, donde, en el primer encuentro entre los ejércitos de las dos grandes naciones, derrotó a los egipcios. A pesar de esto, las gentes y los gobernantes de Palestina siguieron apoyándose en Egipto, y la historia de este período conforma un fondo esencial para las profecías de Isaías. En 715 Sargón intervino una vez más, saqueando Asdod y Gat y afirmando haber ”subyugado a Judá”; pero no hay pruebas en el ATAT Antiguo Testamento de que haya entrado allí en dicha época. Sargón derrotó a Pisiris de Carquemis en el 717 e hizo campañas en Cilicia. Continuó incursionando contra los mannai y contra las tribus en la zona del lago Van (714 a.C.a.C. Antes de Cristo) que estaban inquietas por la presión de los cimerios. En el SS sur invadió Elam, saqueó Susa, y empujó a Marduk-apla-iddina II (* Merodac-baladán) de vuelta hacia las tierras pantanosas en el nacimiento del golfo Pérsico. Sargón murió antes de que se pudiera completar su nuevo palacio en Dur-Sarrutun (Khorsabad).

Los primeros años de Senaquerib (704–681 a.C.a.C. Antes de Cristo) se fueron en suprimir rebeliones que surgieron a la muerte de su padre. Mientras fue príncipe heredero tuvo la responsabilidad de custodiar la frontera NN norte, y el conocimiento adquirido le sirvió en sus relaciones con Urartu y Media, y en sus expediciones militares, que llegaron hasta Cilicia por el OO oeste, donde Tarso fue capturada en el 698 a.C.a.C. Antes de Cristo Marduk-apla-iddina arrebató el trono de Babilonia (703–701 a.C.a.C. Antes de Cristo), y se requirió una expedición militar concentrada para desalojarlo. Probablemente fue durante estos años que los caldeos pidieron ayuda a Ezequías (2 R. 20. 12–19). La desaprobación de esta alianza por parte de Isaías estaba justificada, porque para el 689 a.C.a.C. Antes de Cristo los asirios habían corrido a Merodac-baladán del país y habían saqueado Babilonia. Una operación naval planeada para cruzar el golfo en persecución del rebelde se anuló al saberse que había muerto en Elam. Más aun, en el 701 a.C.a.C. Antes de Cristo Senaquerib se había encaminado a Siria, había sitiado Sidón, y se había traslado hacia el SS sur a fin de atacar a la rebelde Ascalón. Probablemente fue en esta época que los asirios sitiaron Laquis con éxito (2 R. 18. 13–14), victoria que se observa en los bajos relieves del palacio de Senaquerib en Nínive. Luego el ejército salió al encuentro de los egipcios en Elteque. Durante estos movimientos en Judá, Ezequías pagó tributo (2 R. 18. 14–16), hecho que se registra en los anales asirios. La opinión de la mayoría es la de que fue posteriormente, durante esta misma campaña y año, que Senaquerib “encerró a Ezequías el judaíta en Jerusalén como un pájaro enjaulado”, y exigió su rendición (2 R. 18. 17–19. 9). Cualquiera sea la interpretación, los asirios levantaron el sitio repentinamente y se retiraron (2 R. 19. 35–36, cf. Cf. Confer (lat. ), compárese Herodoto, 2. 141). Otro parecer vincula el sitio de Jerusalén con una campaña posterior, quizá contra los árabes en el 686 a.C.a.C. Antes de Cristo Este punto de vista, que representa a una minoría, supone que no hubo ningún lapso, como es probable, entre el regreso a Nínive y el asesinato de *Senaquerib por sus hijos en el mes de Tebet del 681 a.C.a.C. Antes de Cristo (Is. 37. 38; 2 R. 19. 37). La Crónica babilónica afirma que Senaquerib fue asesinado por “su hijo”, y Esar-hadón, su hijo menor y sucesor, afirma haber perseguido a sus hermanos rebeldes, presumiblemente los asesinos, hasta el SS sur de Armenia (para una discusión más detallada de la aparente discrepancia entre los textos del ATAT Antiguo Testamento y los asirios en cuanto al lugar y al número de los asesinos, véase DOTTDOTT D.W. Thomas (eds. ), Documents of Old Testament Times, 1958, pp. Pp. Página(s) 70–73).

Senaquerib, con su esposa semítica occidental, Naquía-Zakutu, reedificó Nínive extensamente, sus palacios, sus accesos y templos, y a fin de asegurar la provisión de agua construyó acueductos (Jerván) y represas. Esta agua era usada también para regar grandes parques alrededor de la ciudad. Para llevar a cabo estos proyectos se usaron prisioneros de las campañas, incluyendo judíos, que pueden verse en los relieves de los palacios.

Esar-hadón (680–669 a.C.a.C. Antes de Cristo) había sido designado príncipe heredero por su padre dos años antes de que llegara al trono, y había servido como virrey en Babilonia. Cuando los babilonios del SS sur se rebelaron, una sola campaña bastó para suprimirlos, y Naid-Marduk fue designado como su nuevo jefe en el 678. Pero fue preciso encarar una serie de campañas para contrarrestar las maquinaciones de sus vecinos, los elamitas. En los montes más hacia el NN norte, también, las periódicas campañas mantuvieron a las tribus de Zamua y de la llanura de Media sujetas al dominio asirio. Las tribus del NN norte eran más inquietas, debido a las intrigas de Teuspa y de los cimerios. Esar-hadón también entró en conflicto con tribus escitas (Isûguzai).

En el OO oeste Esar-hadón continuó la política de su padre de exigir tributo a las ciudades-estados, incluyendo las de Cilicia y Siria. Siria de Tiro se rehusó a pagar y fue atacada, y Abdi-Milki fue sitiada en Sidón por tres años a partir del 676. Esta oposición a la dominación asiria fue instigada por Tirhaca de Egipto y provocó una reacción inmediata. Esar-hadón aumentó el monto a pagar, exigiendo además lana, piedra, y otros elementos para su nuevo palacio en *Cala y para la reconstrucción de Babilonia. Puede haber sido en relación con esto último que Manasés fue llevado allí (2 Cr. 33. 11). A “Manasés (Menasi) de Judá” se lo menciona entre los que tuvieron que pagar tributo a Esar-hadón en esa época. Estaban incluidos “Baal de Tiro, Qaus-(Quemos)-gabri de Edom, Musuri de Moab, Sili-Bel de Gaza, Metinti de Ascalón, Ikausu de Ecrón, Milki-asapa de Gebal … Ahi-Milki de Asdod, como también 10 reyes de Chipre (Iadnana)”.

Teniendo en cuenta que estos estados debían lealtad cuando menos nominal a Asiria, estaba expedito el camino para el cumplimiento de la ambición de esta de controlar el delta egipcio, de donde procedía buena parte de la oposición. Esto se llevó a cabo mediante una gran expedición en el 672 a.C.a.C. Antes de Cristo, que dio por resultado la instalación de gobernantes asirios en Tebas y Menfis. En este mismo año Esar-hadón citó a sus vasallos para que escuchasen su declaración de Asurbanipal como príncipe heredero de Asiria, y de Samas-sum-ukín como príncipe heredero de Babilonia. De este modo esperaba poder evitar disturbios similares a los que señalaron su propia sucesión al trono. Las copias de los términos y los juramentos impuestos en esta ceremonia resultan de interés como indicación del tipo de relación entre un soberano y sus vasallos, basada en *“pactos”. Pueden trazarse muchos paralelos entre ella y la terminología del ATAT Antiguo Testamento (D.J. Wiseman, Vassal-Treaties of Esarhaddon, 1958). Demuestra que Manasés, y todos los otros gobernantes, tienen que haber jurado lealtad eterna a Asur, el dios nacional de su amo (2 R. 21. 2–7, 9). Al final del reinado de Esar-hadón comenzaron las revueltas que dichos “pactos” tenían por objeto evitar. El faraón Tirhaca incitó a los jefes locales del Egipto inferior a rebelarse. Estando Esar-hadón en Harán, en camino a aplastar dicha insurrección, murió y fue sucedido por sus hijos, como estaba planeado.

Asurbanipal (668-ca. 627 a.C.a.C. Antes de Cristo) reinició inmediatamente la tarea incompleta de su padre, y se dirigió a enfrentar a Tirhaca (Tarqu); pero se hizo necesario emprender tres campañas y saquear Tebas en el 663 (Nah.3. 8, “No-amón”, °vm°vm Versión moderna (hecha por H.B. Pratt), eds. Rev. 1929) para reconquistar el control de Egipto. Durante su reinado Asiria alcanzó su mayor extensión territorial. Las campañas punitivas contra los rebeldes en Tiro, Arvad, y Cilicia pusieron a Asiria en contacto con Lidia (otra potencia en ascenso), cuyo rey Giges envió emisarios a Nínive en busca de una alianza contra los cimerios. Las incursiones contra las tribus árabes y la restauración de Manasés de Judá, llamado Minse por Asurbanipal, probablemente tuvieron como único fin mantener abierta la ruta a Egipto. No obstante, Asiria estaba destinada a caer precipitadamente. Los medos aumentaban su control sobre las tribus vecinas y amenazaban el territorio de Asiria. Para el 652 a.C.a.C. Antes de Cristo Samas-sum-ukín se había rebelado, y la lucha con Babilonia que sobrevino como consecuencia de ello, y que impidió al ejército ocuparse de urgentes cuestiones más lejanas, terminó con el saqueo de la capital del SS sur en el 648 a.C.a.C. Antes de Cristo Esta rebelión había sido apoyada por Elam, de modo que Asurbanipal resolvió saquear *Susa en 645 y la transformó seguidamente en provincia asiria. Libre de las frecuentes incursiones del ejército asirio en apoyo de sus autoridades locales y sus recolectores de impuestos, las ciudades-estados del OO oeste gradualmente fueron liberándose de Asiria, y en Judá esta libertad que comenzaban a experimentar habría de reflejarse en las reformas iniciadas por Josías. Una vez más Egipto era independiente y comenzaba a intrigar en Palestina.

La fecha de la muerte de Asurbanipal es incierta (ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 631–627 a.C.a.C. Antes de Cristo), y hasta el momento se han encontrado muy pocos textos históricos relacionados con este período. Las hordas de los escitas (Umman-manda) comenzaron a dominar la zona del Éufrates medio y Kiajares de Media sitió Nínive. Es posible que Asurbanipal haya delegado el poder a sus hijos Asur-etel-ilani (632–628 a.C.a.C. Antes de Cristo) y Sin-sar-iskún (628–612 a.C.a.C. Antes de Cristo). Asurbanipal mismo se interesaba por las artes. Edificó ampliamente en *Nínive, donde en su palacio y en el templo de Nabu reunió bibliotecas de tablillas (véase sección III, Literatura, inf. Inf. Infra (lat. ), abajo).

Con el surgimiento de Nabopolasar los *caldeos echaron a los asirios de Babilonia en el 625 a.C.a.C. Antes de Cristo Los babilonios se unieron a los medos a fin de capturar Asur (614 a.C.a.C. Antes de Cristo) y en julio/agosto de 612 a.C.a.C. Antes de Cristo, como lo habían predicho Nahúm y Zofonías, Nínive sucumbió a sus ataques. Estas campañas se relatan detalladamente en la Crónica babilónica. Los muros se fracturaron por efecto de inundaciones (Nah.1. 8; Jenofonte, Anabasis 3. 4) y Sin-sar-iskún (Sardanápalo) pereció en las llamas. Por dos años el gobierno bajo Asur-uballit se mantuvo en Harán, pero de Egipto no llegó ningún auxilio, Necao llegó demasiado tarde para impedir que la ciudad cayera en manos de los babilonios y escitas en el 609 a.C.a.C. Antes de Cristo Asiria dejó de existir y su territorio fue tomado por los babilonios.

En años posteriores “Asiria” formó parte de los imperios persa, helenístico (seléucida), y parto, y durante esta época “Asiria” (en persa Athura) siguió usándose como designación geográfica general de sus dominios anteriores (Ez. 16. 28; 23. 5–23).

II. Religión

El rey asirio actuaba como regente del dios nacional Asur sobre la tierra, y ante él rendía cuentas de sus actividades en forma regular. De este modo, las campañas se concebían, por lo menos en parte, como guerras santas contra quienes se negaban a reconocer su soberanía, o violaban los límites de sus tierras, y eran implacablemente perseguidos en casos de rebelión. El templo principal de Asur se encontraba en la capital, Asur, y se creía que diversas deidades protegían los intereses de las otras ciudades. Anu y Adad residían en Asur, y tenían templos y zigurats asociados allí, mientras que Istar, diosa de la guerra y del amor, era adorada en Nínive, aunque como “Istar de Arbela” ejercía también dominio en Erbil. Nabu, dios de la sabiduría y patrono de las ciencias, tenía templos tanto en Nínive como en Cala (Nimrud), donde existían bibliotecas formadas por empleados reales y alojadas en parte en el templo de Nabu (* Nebo). Sin, el dios lunar, y sus sacerdotes y sacerdotisas, tenían un templo y un monasterio en Ehulhul, Harán, y estaban íntimamente asociados con sus correspondientes en Ur. En general, los consortes divinos y las deidades menos destacadas tenían sagrarios dentro de los templos principales; así en Cala, donde se han descubierto los templos de Ninurta, dios de la guerra y de la caza, Istar, y Nabu, había lugares para deidades tales como Sala, Gula, Ea, y Damkina. En casi todos los sentidos la religión asiria difería poco de la de *Babilonia, de donde procedía. Para el lugar que ocupaba la religión en la vida diaria, véase la sección que sigue.

III. Literatura

La vida diaria y el pensamiento de los asirios se puede ver en los cientos de cartas, documentos económicos y administrativos, y textos literarios que se han encontrado en las excavaciones. Así, la primera parte del 2º milenio a.C.a.C. Antes de Cristo ha sido iluminada por las cartas procedentes de Mari y de Semsara y ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 1500, durante el período de influencia hurrita, de *Nuzi. El período mejor conocido, sin embargo, es el del imperio neoasirio, cuando muchos textos, incluyendo algunos copiados del período asirio medio, permiten realizar una reconstrucción detallada de la administración y el servicio civiles. Así, los anales históricos, registrados en prismas, cilindros, y tablillas de arcilla, si bien destinados originalmente a ser introducciones a las inscripciones que describían las empresas edilicias del rey, pueden ser ampliados mediante los textos que registran los pedidos reales a alguna deidad (con frecuencia Samás) de que se le concedan oráculos que sirvan para orientar en decisiones relativas a asuntos políticos y militares. Una cantidad de las cartas y textos legales, como también los anales, hacen referencia a Isaías, Judá, y las ciudades-estados del OO oeste (DOTTDOTT D.W. Thomas (eds. ), Documents of Old Testament Times, 1958, pp. Pp. Página(s) 46–75; Iraq 17, 1955, pp. Pp. Página(s) 126–154).

Asurbanipal, hombre culto, creó una biblioteca para la que importó o copió textos tanto de los archivos exitentes en Nínive, Asur, y Cala como de los centros religiosos de Babilonia. De este modo, en 1852–3, en su palacio de Nínive y en el templo de Nabu allí, Layard y Rassam descubrieron 26. 000 fragmentos de tablillas, que representaban alrededor de 10. 000 textos diferentes. Este hallazgo y su subsiguiente publicación sirvió de fundamento para el estudio de la lengua asiria semítica y del babilonio, del que se diferencia principalmente en aspectos dialectales. La escritura cuneiforme, con 600 o más signos en forma de ideogramas, sílabas, o determinativos, fue adoptada de los sumerios, pueblo más primitivo. La lengua asirio-babilónica (acádica) proporciona actualmente el grueso de las antiguas inscripciones semíticas. Ya que algunos de los textos tenían traducciones sumerias interlineadas, el hallazgo mencionado ha resultado de importancia para el estudio de esta lengua no semítica, que sobrevivió, como lo hizo el latín modernamente, para fines religiosos.

El descubrimiento en la colección de Nínive (Kuyunjik), que ahora se encuentra en el Museo Británico, de un relato babilónico del diluvio (Gilgamés XI), publicado posteriormente por George Smith en diciembre de 1872, sirvió de estímulo para la realización de excavaciones posteriores, y se ha escrito bastante con especial referencia a la importancia de estos hallazgos para el ATAT Antiguo Testamento. Los textos de la biblioteca comprenden manuales eruditos, vocabularios, listas de palabras y de signos, y diccionarios. Los textos mitológicos escritos en forma poética incluyen la serie de doce tablillas que ahora se conoce con el nombre de “Epopeya de Gilgamés” y que describe su búsqueda de la vida eterna y la historia que le relató Utanapistim de su propia salvación del *diluvio, en una embarcación construida especialmente. La epopeya de la *creación, llamada Enuma elisû, porque así comienza, se refiere principalmente a la exaltación de Marduk como cabeza del panteón. Un antiguo poema épico babilónico (Atra-hasé÷s) describe la creación del hombre a continuación de una huelga contra los dioses, y también el diluvio. Este poema ofrece paralelos más claros con el ATAT Antiguo Testamento que tanto la epopeya de Enuma elisû como la de Gilgamés. Otros poemas épicos incluyen el descenso de Istar al mundo inferior en busca de su esposo Tammuz. A diferencia de muchas teorías recientes, no se ha encontrado hasta el presente ningún texto que describa la resurrección de Tammuz. Hay leyendas (entre las que se cuenta la de Sargón de Agade, que fue salvado al nacer mediante el recurso de colocarlo en una cesta de juncos en el río Éufrates hasta que fue rescatado por un jardinero, el que lo llevó al rey) que han sido comparadas con incidentes del ATAT Antiguo Testamento. Estos textos literarios de origen acadio contienen también la leyenda de Etana, que se fue volando al cielo en un águila, y la del dios Era, que luchó contra Babilonia. La literatura sapiencial incluye el poema del sufriente justo (Ludlul beµl neµmeqi) o el así llamado “Job babilónico”, la teodicea, los preceptos y la admonición babilónicos, entre los que se encuentran consejos sabios, dichos y diálogos de un pesimista, y consejos a un príncipe del mismo género, pero no del mismo espíritu, que la literatura sapiencial del ATAT Antiguo Testamento. Hay también colecciones de himnos, fábulas, dichos populares, parábolas, proverbios y cuentos (“El hombre pobre de Nipur”) que son precursores de formas literarias posteriores.

La literatura religiosa también está bien representada por tablillas agrupadas en series de hasta noventa, con su número y título indicados en un colofón. La mayoría son presagios obtenidos mediante el estudio del hígado o las entrañas de animales sacrificados, o de los movimientos y rasgos de hombres, animales, aves, objetos y planetas. Muchas tablillas ofrecen instrucciones para rituales destinados a asegurar el bienestar del rey y el de su territorio. Íntimamente ligados a estos textos están las observaciones minuciosamente registradas que formaban la base de la ciencia acádica, especialmente la medicina (prognosis y diagnóstico), la botánica, la geología, la química, la matemática, y el derecho. Para fines cronológicos, las listas que abarcaban muchos de los años entre ca. Ca. Circa (lat. ), aproximadamente, alrededor de 1100 y el 612 a.C.a.C. Antes de Cristo daban el nombre del epónimo por el que se designaba cada año del calendario. Estas listas, juntamente con las de los reyes y la informacion astronómica, proporcionan un sistema de fechado que resulta preciso, con un margen de error de pocos años.

IV. Administración

El gobierno se derivaba de la persona del rey, que era también el líder religioso y el comandante en jefe. Ejercía autoridad directa, aunque también delegaba la jurisdicción local a gobernadores provinciales (p. Ej.p. Ej. Por ejemplo, * Rabsaces, * Rabsaris) y a gobernadores de distrito, que se encargaban de reunir y despachar los tributos e impuestos, que generalmente se pagaban en especie. Eran apoyados por las expediciones del ejército asirio, cuyo núcleo estaba constituido por una fuerza regular altamente capacitada y pertrechada, integrada por carros, expertos en asedios, arqueros, lanceros, y honderos. Los territorios conquistados pasaban a ser vasallos del dios Asur bajo juramento, y se los obligaba a rendir lealtad política y religiosa a Asiria. Los que ofendían eran castigados con represalias e invasiones, que daban por resultado el pillaje y la destrucción de las ciudades, la muerte de los líderes rebeldes, y la esclavitud y el exilio de los ciudadanos capacitados. Los que quedaban eran sometidos a vigilancia por agentes proasirios. Esto contribuye a explicar tanto la actitud de los profetas hebreos para con Asiria como el temor de “una olla que hierve; (cuya) paz está hacia el norte” (cf. Cf. Confer (lat. ), compárese Jer.1. 13) por parte de los pequeños estados de Israel y Judá.

V. Arte

De las excavaciones se conservan muchos ejemplos de arte asirio, pinturas murales, bajos relieves esculpidos, estatuas, ornamentos, paneles esmaltados y pintados, sellos cilíndricos, tallados en marfil, como también objetos de bronce y otros metales. Algunos de los relieves son de particular interés por el hecho de que la estela y el obelisco de Salamanasar III en Nimrud mencionan a Israel, y porque quizá esté representado Jehú. Senaquerib, en las esculturas de su palacio en Nínive, pinta el sitio de Laquis y el empleo de cautivos judaítas para trabajar en los proyectos edilicios, mientras de las puertas de bronce de Balawat muestran a ejército asirio en lucha contra Siria y Fenicia. Otros relieves de Asurnasirpal II en Nimrud y de Asurbanipal en la “Caza del león” en Nínive constituyen fuentes pictóricas para conocer la vestimenta, las costumbres, las operaciones militares y civiles de los asirios entre los ss. Ss. Siglo(s) IX y VII a.C.a.C. Antes de Cristo

VI. Excavaciones

Los primeros exploradores buscaban la *Nínive bíblica (Kuyunjik y Nebi Yunus) frente a Mosul, que fue inspeccionado por C.J. Rich en 1820 y excavado en 1842–3 por Botta, en 1846–7, 1849–51 y 1853–4 por Layard y Rassam, por el Museo Británico en 1903–5, 1927–32, y posteriormente por arqueólogos iraquíes. Otras ciudades principales excavadas incluyen Asur (Qalaat Shergat) por expediciones alemanas (1903–14); *Cala (Nimrud) por los británicos—Layard (1842–52), Loftus (1854–5), Mallowan y Oates (1949–63)—y por iraquíes y polacos (1969–76); y Dur-Sarrukín (Khorsabad) por los franceses (1843–5) y los norteamericanos (1929–35). Sitios prehistóricos alejados incluyen Jarmo, Hassuna, Thalathat, Umm Dabaghiyah, Arpachiyah y Tepe Gavra. Las principales ocupaciones asirias de la época media que se han desenterrado, además de Asur, son Tell Rimah y Billa (Shibaniba). Sitios asirios posteriores de nota incluyen Balawat (Imgur-Bel).

Para sitios explorados en 1842–1939, véase S.A. Pallis, The Antiquity of Iraq. 1956; para 1932–56 véase M. E, L. Mallowan, Twenty-Five Years of Mesopotamian Discovery, 1956; y subsiguientemente, informes en las revistas Iraq, Sumer (pass. Pass. Passim (lat. ), en diversos lugares).

Bibliografía.G. Contenau, Vida cotidiana en Babilonia y Asiria, 1958; J. Vardamann, La arqueología y la Palabra viva, 1968.

Historia: CAHCAH Cambridge Ancient History, 12 t(t). , 1923–39; eds. Rev. 1970- 1, 1971, pp. Pp. Página(s) 729–770; 2, 1975, pp. Pp. Página(s) 21–48, 274–306, 443–481; 3, 1978. Inscripciones: A.K. Grayson, Assyrian Royal Inscriptions, 1975–6; W.H. Hallo y W.K. Simpson, The Ancient Near East; A History, 1971, cap(s). Cap(s). Capítulo(s) 5; A.L. Oppenheim, Letters from Mesopotamia, 1967; Ancient Mesopotamia, 1964. Relación con el ATAT Antiguo Testamento: ANETANET J.B. Pritchard, Ancient Near Eastern Texts, 1950; ² 1965; ³ 1969, DOTTDOTT D.W. Thomas (eds. ), Documents of Old Testament Times, 1958. General: Reallexikon der Assyriologie, 1932–78. Arte: R.D. Barnett, The Assyrian Palace Reliefs, 1976; The Sculptures of Ashurbanipal, 1976; M.E.L. Mallowan, Nimrud and its Remains, 1966. Otros: G. Van Driel, The Cult of Asûsûur, 1976; J.N. Postgate, Taxation and Conscription in the Assyrian Empire, 1974.

D.J.W. D.J.W.D.J. Wiseman, O.B.E. , M.A. , D. Lit. , F.B.A. , F.K.C. , F.S.A. , Profesor de Asiriología, Universidad de Londres, Inglaterra.

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 10/04/2010

SIRIA, SIRIOS
1. En el ATAT Antiguo Testamento de las vss. Vss. Versión, versiones corrientes esta palabra significa simplemente *arameos.

2. La entidad geográfica denominada Siria tiene por fronteras los montes Taurus en el NN norte, la curva occidental del río Éufrates y la orilla del desierto de Arabia desde allí hasta el mar Muerto en el EE este (punto cardinal); elohísta, el mar Mediterráneo en el OO oeste, y en el extremo SS sur del istmo de Sinaí (R. Dussaud, Topographie Historique de la Syrie Antique et Médiévale, 1927, pp. Pp. Página(s) 1–2, etc; consultar dicha obra en general).

3. “Siria” es un término gr. Gr. Griego; Nöldeke lo derivó de Assyrios, “Asiria, asirio”, siendo mínima la objeción que se puede hacer a esta sugestión. Cf.F. Rosenthal, Die Aramaistische Forschung, 1939, pp. Pp. Página(s) 3, n.n. Nota 1.

4. Históricamente la Siria antigua existió como unidad política solamente durante el período de la monarquía seléucida helenística, fundada por Seleuco I (312–281 a.C.a.C. Antes de Cristo), quien gobernaba un reino que se extendía desde el Asia Menor oriental el NN norte de Siria, atravesando Babilonia y Persia hasta la frontera con la India; en 198 a.C.a.C. Antes de Cristo toda la “Siria” pertenecía a este reino cuando Antíoco III finalmente arrebató la Palestina a Tolomeo V de Egipto. Pero a partir del año 129 a.C.a.C. Antes de Cristo, con la muerte de Antíoco VII, todo el territorio al oriente del Éufrates se perdió, y los Seléucidas retuvieron solamente la Siria. Posteriormente las luchas dinásticas intestinas desorganizaron totalmente el estado cada vez más reducido hasta que en 64 a.C.a.C. Antes de Cristo Pompeyo anexó toda la región para Roma. Como ya se explicó anteriormente en 2 sup. Sup. Supra (lat. ), arriba, la Siria constituía la provincia romana de Siria, a la que estuvo estrechamente ligada Cilicia (mientras que Judea estuvo separada desde el año 70 d.C.d.C. Después de Cristo) * Antioquía (de Siria), * Antíoco, * Ugarit, * Alalak, etc. , y tamb. Tamb. También CHA.

Bibliografía.S. Moscati, Las antiguas civilizaciones semíticas 1960, pp. Pp. Página(s) 91–138; M. Noth, El mundo del Antiguo Testamento, 1976.

K.A.K. K.A.K.K.A. Kitchen, B.A. , Ph.D. , Profesor de Egipcio y Copto en la Universidad de Liverpool, Inglaterra.

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 10/04/2010

Espero haberte ayudado , mi querida amiga.

Marco Antonio Carrasco Riquelme
Buen lector y buena biblioteca ninguna...
Escrito por Marco Antonio Carrasco Riquelme
el 10/04/2010

Saludos Marina que el señor le bendiga quisiera ayudarle en su investigacion
ASIRIA:el gran reino de asiria estaba situado serca del rio tigris, limitado al norte por armenia por el monte zagros y Media babilonia al sur siria y el desierto de siria al oestepero es indudable que sus fronteras fueron siempre las mismas ninive vino a ser su capital. Sus ruinas se hayan dentro del territorio de iraq la primera alusion a asiria se halla en Genesis 2:14 donde leemos que uno de los rios va al oriente de asiria su nombre parece deribar de su primera capital ASSUR aparentemente hombres que venian de babilonia establecieron alli una monarquia y hubieron varios reyes algunos de estos reyes fueron SALMANSSAR(1300 a c ) TIGLAT PILESER 1 (1130 AC) este fue el fundador del primer imperio asirio muchos mas hasta TIGLAT PILESER 2 (750 AC) fundador del segundo imperio asirio bueno muchos mas importante es que vemos a los asirios ligados al pueblo de Dios en muchas ocaciones su lengua probiene de una rama semitica (hijos de sem) y provenia del acadio asiria fue usada por Dios como su vara para castigar a su pueblo israel por sus pecados ISAIAS 10:5-19 , 14:25 ; ezequiel31:3-17; nehemias 3:18-19 un notable pasaje habla del derramamiento de bendicion sobre asiria egipto e israel ISAIAS 19:23-25 vemos asi que los asirios tienen un gran puesto en las escrituras tanto en el pasado como en el futuro indudablemente porque han tenido que ver y tendran todavia que ver con el pueblo terrenal de Dios el asirio es el azote abrumador de la ira de Dios debido a la relacion de israel con la idolatria
SIRIA: en la lengua hebrea se pronuncia ARAM y en la griega SYRIA en la epoca del AT siria comprendia la mayor parte de las regiones que antiguamente llebaban el nombre de aram y canaan el termino siria se hiso comun en los tiempos del imperio de alejandro magno algunos textos biblicos 2Samuel 8:5-6 tambien 2Samuel10:16-19 espero le ayuden estos comentarios bendiciones