En este grupo En todos

Grupo de Folklore



ARGENTINA LLORA

Mirta
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

En esta medianoche ha dejado de estar entre nosotros, para un mundo mejor, nuestro querido y encantador negro ARGENTINO LUNA, poeta de alma y rey de Payadores. Te recordaremos por siempre y permaneceras en nuestros oidos, recuerdos y oraciones para tu descanso en paz.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Carta a Mi Padre En El Cielo
Argentino Luna

Padre, vengo del camino, hice un alto en tu morada
Traigo la frente cansada, quiero descansar un rato
La vida no da buen trato, si ya está la suerte echada.

Aquel orgullo argentino que me enseñaste a sentir
Hoy tanto me hace sufrir, porque no puedo entender
Porque nos cuesta aprender, en esta tierra a vivir.

Padre, te quiero contar, que allá por la gran ciudad
La mentira y la verda duermen bajo el mismo techo
Nada vale ser derecho ni vivir con dignidad.

Hombres que en su largo hablar mentan la soberanía,
A la patria noche y día venden al mejor postor
Y llenan el tirador con su charlatanería.

Padre, yo sé que no es nuevo lo que te vengo a contar
Siempre le tocó bailar al gaucho con la más fea
Pero aunque usted no lo crea, algo tendrá que cambiar.

Usted que arando la tierra, fué capitán de la espiga
Dijo a la semilla, amiga la tierra no tiene dueños
Y abrió surcos... Y gastó sueños,
Volteando cardos y hortigas

A este granero del mundo, le llevan todos los granos
Pero en ese pasamanos, siempre salimos perdiendo
Ellos se quedan comiendo, nosotros nada en las manos

Padre mío, se habla tanto... Todos tienen un banquito
Se mandan el discursito, pero nadie quiere arar,
En cuestión de trabajar, se acabaron los gallitos.

Por uno que vive arando y gastó su esfuerzo diario
Hay filas de intermediarios, zánganos que sin pudor
Se quedan con lo mejor y trabajan sin horario.

Yo creía padre mío, que a martín fierro y su historia
Guardaría en mi memoria cual recuerdo solamente...
Pero fierro está vigente, sólo hernández está en la gloria.

No hay mal que dure 100 años, ni tiento que no se corte
Y no hay pueblo que soporte el engaño eternamente
Vendrá un malón de decentes a mandar de sur a norte.

Yo que nací campesino, con poca escuela rural,
Aprendí del bien y el mal la perfecta diferencia,
Del silencioso su ciencia y del bocón su inmoral.

Me cuesta padre usted sabe, aguantar tanta indecencia
Porque mi gaucha conciencia no entiende porque razón,
Los hijos del pago son "hijos de la indiferencia".


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Como Se Entiende, País
Argentino Luna

Cuanta tristeza, país,
Cuando tus hijos se van
Tener que andar por ahí
Lejanos, buscando el pan.

Cuanta ironía, país,
Para mis adentros digo
Andar mendigando el pan
Siendo del país del trigo.

Cómo se entiende, país,
Tanto trabajar nosotros
Para hacer grande la patria
Para que la estafen otros.

Cómo se entiende, país,
Que no se pueda cambiar
Este destino infeliz
Que no nos deja avanzar.

(recitado)
Qué es lo que pasa, país,
La verdad ya no la sé,
Saco la cuenta al derecho
Pero me sale al revés.

Andan los pobres, país,
Robandole al pobrerío,
Los de arriba se quedaron
Con lo tuyo y con lo mio.

Nos han robado, país,
La confianza y la ilusión,
Anda de bolsillos flacos
El pueblo trabajador.

Pero me quedo, país,
Yo no te quiero extrañar,
El tango que suena aquí
Aquí lo voy a bailar.

Pero me quedo, país,
Yo no te quiero extrañar,
El tango que suena aquí
Aquí lo voy a bailar.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Cuanda Callas Por Amor
Argentino Luna

Porque estás enamorada
Se te ve triste y callada
Y ya ni hablas del amor,
Sin darte cuenta has cambiado
Y aunque estés a nuestro lado
Hablas de desolación

Te creés abandonada
Porque nadie dice nada
Cuando lloras sin razón,
Es tu estado tan hermoso
Que tus padres sienten gozo
Cuando callas por amor.
Tan antiguo es el cariño
Que yo siendo casi un niño
Sentí lo mismo que vos.

En amores hija mía
Se hace noche en pleno día
Y en la noche sale el sol,
El mundo se trastoca
Y andas cuerda y andas loca
Con un beso y una flor.

Vuela vuela palomita
Ya soñás con tu casita
Elegiste tu color,
Soy tu padre y no me aflijo
Cuando sueñas con tus hijos
Serán mi prolongación.

Si me ves un poco triste
No es por algo que dijiste
Al contrario es la emoción,
De saber que la hija mía
Se me ha vuelto poesía
Porque halló otro corazón.

Esta vida se repite
Y la niña que ayer fuiste
Ha quedado en un rincón,
Donde junto con tu madre
Nos sentamos a la tarde
Para hacer meditación

El día del casamiento
Voy a gritar de contento
Y contenta estarás vos,
Pero allá en mi pensamiento
Estaré llorando adentro
Ya conoces como soy.

Me voy a morir tu amigo
Lo pongo a dios por testigo,
Por favor créemelo.
Me voy a morir tu amigo
Lo pongo a dios por testigo,
Por favor créemelo.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
El Despido
Argentino Luna

Secundido barbosa era mi amigo.
Cuando nací, ya estaba de pión en casa;
Y dejé de gatiar pa dir prendido
De su modesto chiripá de apala.

Supe ser, de gurí, flor de cargoso.
No tenía prienda que me conformara,
Y ái andaba quindín, qu'era su apodo,
Pescándome la luna en las cañadas.

Lo tengo bien patente en el ricuerdo
De la noche'el asalto de la estancia;
Fortín de piedras que melló en sus tiempos
Mucho malón filoso de l'indiada.

Tata'bía acantonao, pa'defenderse,
Su personal de crédito en las casas;
Y mama, como encinta de la muerte,
Pasiaba un delantal preñao de balas.

Yo dentré a tener miedo, pero en esas,
Al rejucilo anaranjao di un arma,
Lo ví' a quindín barbosa hecho una fiera,
Meta trabuco al lao de mi ventana.

Y el miedo se me jué; m'entró sueñera,
Y al bárbaro arrorró de las descargas,
Clavé el pico y soñé la noche entera,
Que aquel gaucho era'l angel de la guarda.

Pasó lerdiando el tiempo, que's el modo
Que tiene de pasar por la campaña,
Y en mi amigo hallé un máistro que gustoso
Me diba rasquetiando l'inorancia.

M'enseñó a hacer trencitas y retobos,
Y enriedao en los tientos y las pláticas,
Me dio el secreto 'e la virtud del criollo,
Que es ser juerte y sobao, como las guascas.

Y era de comedido y bondadoso...
De recorrer el campo siempre tráiba
P'al "patroncito", un aperiá o un zorro,
O algún pichón de tero o de calandria.

Nunca más viá olvidar la tarde aquella
Cuando él jué a racionar la caballada,
Y yo, atado al tilín de sus espuelas,
Me arrimé a pirichar cómo lidiaba.

Rellenó un imbornal pal doradiyo,
Que'ra un diablo importao, orgullo e'tata,
Idioso el condenao y decidido
Pa'distribuir los dientes y las patas!

Ni me le había arrimao, cuando ví el brillo
De sus ojos salvajes, odio en llamas,
Me abrasó la clinera; los colmillos
Rajaron como un trapo la distancia.

Sentí un derrumbe y me asombró el padrillo
Pataliando en el suelo entre boquiadas,
Mientras el puño alzao de secundino
Era un ñudo en la lonja de la guacha.

Y ái tiene, ¿Ve? , por eso jué el despido.
El puro había costao su güena plata,
Y el hombre no explicó lo sucedido,
Porque quedaba mal que lo explicara.

Salió del escritorio como ido...
Ya estaba en el palenque'l malacara
Y se puso a ensillarlo dispacito,
Como quien gusta revisar las garras...

Dispués armó un cigarro; en rudo mimo
Me palmió la cabeza; la mirada
Se l'enllenó de estrellas... Dio un suspiro,
Y se secó la frente con la manga.

Ganao por un apuro repentino,
Hizo caracoliar al malacara,
Y agarró por la güeya al trotecito...
Yo, recién compriendí lo que pasaba,
Y no sabía qué hacer ¡Era tan chico!

La pena m'hizo un ñudo en la garganta
Que redepente desaté en un grito;
El sol voltió a mi lao la sombra e'tata:
¡Se va, tatita, se me va'l amigo!
¿Quién va'pescar mi luna en las cañadas,
Cuando el viento cerrero traiga arisco
Sus tropillas de miedo hasta mi almohada?

Y desfleque el chilcal los alaridos
Del lobizón, y tiemble la perrada.
No va'star el trabuco'e secundino
Como un sol de coraje en mi ventana.

Jué pa'salvarme que mató al padrillo!
Me jué a morder y el l'abajó la guacha!
Como él dijo dispués: "estaba escrito..."
¿Me lo va'echar? ¿Al angel de la guardia?

Tata era un hombre güeno, compriensivo,
Le dolió aquello, ¿Sabe? Sin palabras
Salió hasta la tranquera; dio un chillido,
Y sofrenó el bagual el secundino
Con un tirón que lo sentó en las patas!

Corrió pa'regresar, eco 'e cariño
Recogiendo el largor de la llamada...
"mande, patrón...

--quedate, secundino,
El gurí no quiere que te vayas.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

Yo no trancaba la puerta de mi rancho
Ni durmiendo.....
Para que..
Si al lao de ajuera
Por malo que juera el tiempo
Arrejaba de colmillos
El coraje de mi perro
Cimarron, medio atigrado
Lo halle perdido en las sierras
Temblando de agusanao
Malo como manga é piedra
Tuve que echarlo enlazao
Para curarle las bicheras
Y ahí se quedo aquerenciao
Compañero de horas lerdas
Trotando bajo el estribo
Ni calculaba las leguas
Y donde aflojaba cincha, mire...
Se echaba a cuidar mis priendas.
Eso si,...... Muy delicao
Manosearlo ni le cuento
Se ponía de ojo extraviao
Y se le erizaba el pelo
Con que tenia bien ganao
Su apelativo....... ”el malevo”

Que animal capacitao
Pal trabajo en campo abierto
Había que verlo al malevo
Trajinando en un rodeo
¿Yo echar tropilla al corral?
Le silbaba entre los dedos
Y embretao en el silbido
Me los traía sobre el viento
Y era un abrojo prendido
A los garrones del trueno
De ser cristiano..........
Clavao que era doctor ese perro.

Una vez bandeando tropa
Con mucho agua en el río negro
Caí quebrao de un apretón
Entre un remolino é cuernos
Y me gano la mollera
La oscuridad y el silencio
Cuando volví a abrir los ojos
Cruzaba una nube el cielo
Gemidos y lambetazos
Llegaban como de lejos
Redepente comprendí
Medio me senté en el suelo
Para entregarle las gracias
“hermano de ésta te quedo debiendo”
No me hace a mi el pan bendito
Si no me sacas “malevo”
Y una inmensa gratitud
Se me gano en el garguero.

Bueno, la cosa pasó
Yo dentre pa'l casamiento
Hice el horno, la cocina..
Mi rancho estiró un alero
Y en su chucara crinera
Charqueó el arroró y el beso
A los dos años
Gateaba mi gurí sobre un peleo
O andaba por el guardapatio
Prendido a la cruz del perro
Porque él me le sacó
Las cosquillas al malevo
Lo habrá tomao por cachorro
É su cría el pendenciero
Le soportaba imprudencias
Se priestaba pa' sus juegos
Y ande amenazaba caerse
Se le echaba bajo el cuerpo.

La cosa fue tan de golpe
Que hasta me parece cuento
Fue después de un mediodía
Como pa' fines de enero
Yo me había echao en el catre
Pa' descabezar un sueño
Mi patrona trajinaba
Proceando con el borrego
Y redepente aquel grito
Como de terror ¡Rosendooo!
Y ya me pele pal patio
Manotiando el caronero
Ella estaba contra el horno
Tartamudeando en silencio
Tenía el guricito alzao
Aprietao entre su pecho
Y avanzando agazapao
Como una fiera.......... Mi perro
Asomaba unos colmillos como puñales
Los pelos se le habían parao de un modo
Que costaba conocerlo
Y en la brasa de sus ojos
Se habían quemao los recuerdos
De un salto me le puse en frente
Le pegue el grito ¡Malevo!
Le vi saltar una baba
Esta rabioso rosendo!
No te me acerques hermano
Echa pa tras... Echa pa tras
¡Fuera perro!

Redepente me saltó
Ladié pa' un costao el cuerpo
Y senti como la daga
Le topaba contra el pecho
Y cayó casi sin ruido
Como una jerga en el suelo
Se arrastró.... Lamió mis pies
Movió la cola una vez, dos veces....
Y quedó muerto.

No tenía pa' elegir
Hermano tabas enfermo
Fue por el cachorro sabes?
Que no, no lo hubiera hecho!

Por eso es que desde entonces
No me gusta tener perro
Y cuando voy de a caballo
Me parece que lo veo
Seguir abajo el estribo
Trote y trote por el tiempo.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

Falta el aire, y sobran moscas en este domingo de enero,
El sol fríe la chicharra durme un matungo azulejo,
Algunos pollos con argaras están de picos abiertos,
Por los charquitos de sombras hay unas guachas bebiendo,
Por los caminos calientes cruza la siesta en su lerdo,
Ojos azules de cardo curiosean desde lejos,
Y asoman por las retamas, ojos azules de ceibo,
Todo es dulce de tan pobre..

Frente al rancho de tanteo,
Que esta con los cuatro codos deshilachado de tiempo,
Subasta un rematador, las pilchas de un criollo viejo,
Hay muchos interesados, son vecinos todos ellos,
Muchachos que hasta hace poco le llamaban el abuelo.

Recostado sobre el palenque los mira tristón el viejo,
Han ido a comprar barato cosas que no tienen precio,
Y piensa con amargura, ya no da criollos el tiempo,
Que vale este par de espuelas,
Si las rodajas de fierro son como dos lagrimones
Que llorasen por su dueño,
Con ellas salio a ganar ase ya muchos inviernos,
La novia en un bagual blanco, la vida en un bagual negro.
Los mozos suben la oferta, doy 10, 15, 20 pesos,
Diputan como caranchos el corazón del abuelo,
Que al escucharlos se pone rojo de vergüenza el cielo.

Son suyas las nazarenas, dice a uno el martillero,
Le han vendido las lloronas, hoy por desgracia hoy tan luego,
Que en el palenque la vida le ato su bagual mas negro,
Y piensa con amargura, ya no da criollos el tiempo..

Sacan a la venta un poncho, donde garúan los flecos,
Para mojarle la cara al que se lo lleve puesto,
Tiene la boca zurcida, y lo gasto tanto el tiempo
Que a tras luz del calamaco se ve la historia del dueño,
Guampas chuzas y facones lo acribaron de agujeros,
Pero su filosofía siempre le puso remiendo,
De día con un celeste, de noche con un lucero…
Yo pago por esa pilcha tuita la plata que tengo,
Subo a una onza la oferta, si no hay quien de mas lo quemo.
Entonces cae el martillo en lo mas duro del silencio,
Un mozo se llevo el poncho y allí cerca el pobre viejo
Esta temblando de frío en una tarde de enero,
Y piensa con amargura, ya no da criollos el tiempo.

Así perdió en la bajada lo que gano en el repecho,
Una a una las ovejas, pilcha por pilcha el apero,
Quisiera salvar del lote su mancarrón azulejo,
Pa' que lo agarre la noche en un caballo estrellero,
No tiene mas que uno, y ese, se lo quema el martillero.

Allí termino el remate, cobro la cuenta el pulpero,
¡Aura si! Al verlo tan amargao tan desecho,
Todos los rumbos arrollan los lazos de los senderos,
Y son cuatro pialadotes los que están esperando al viejo,
En cuanto quiera salir, le van a dar contra el suelo…

Entonces aquellos mozos se acercan pa' defenderlo,
Y el mas ladino le dice entre temblón y risueño,
Todos compramos sus pilchas, pa' salvárselas abuelo,
Aquí tiene sus espuelas, aquí tiene su azulejo,
Otro le trae igual que a un niño el apero,
Otro le entibia las manos con aquel poncho de fleco,
Y otro que no compro nada, le estampa en la frente un beso…
Por que sigue dando criollos, muy lindos criollos el tiempo…

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Me Voy Palpago
Argentino Luna

Si me ves con la guitarra
A andar solito por el camino
No pienses que estoy sin rumo
No estoy perdido
No estoy perdido
Ando buscando ese pago
Llamao olvido
Llamao olvido

Si me ves pasar cantando
Dejáme solo seguir la huella
Hace mucho que camino
Tras una estrella
Tras una estrella
Tengo un destino enredado
Entre las cuerdas
Entre las cuerdas

“adonde irá ese paisano? ”
Dicen al verme pasar cantando
Y al albaicín hacer ruído
Me voy del pago
Me voy del pago
Y a dúo con el silencio
Me voy cantando
Me voy rezando

Solito me ven los cielos
Todos los pueblos pasar de largo
A veces cruzo en silencio
Otras cantando
Otras cantando
Y a veces la luna vieja
Me vio llorando
Me vio llorando

No vivo cantando penas
Mi canto es poncho flameando al viento
Al canto de mi paisano
Lo llevo adentro
Lo llevo adentro
Como pájaro del monte
Canto contento
Canto contento

“adonde irá ese paisano? ”
Dicen al verme pasar cantando
Y al albaicín hacer ruído
Me voy del pago
Me voy del pago
Y a dúo con el silencio
Me voy cantando
Me voy rezando.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Mire Que Es Lindo Mi País, Paisano
Argentino Luna

Mire que lindo mi país paisano
Si uste lo viera como yo lo vi
Un cielo limpio repartiendo estrellas
La madre tierra cunando el maiz
Mire que lindo mi país paisano
Si uste lo viera como yo lo vi

Mire que lindo es su país paisano
Los cuatro rumbos que le conoci
Si uste lo quiere como yo lo quiero
Cuando lo conozca me dira que si
Viera que lindo es su país paisano
Los cuatro rumbos que le conoci

Viera que lindo este país paisano
Vunga conmigo y no me mire asi
Si le han vendido una postal de afuera
Mire primero lo que tiene aqui
Viera que lindo este país paisano
Venga conmigo y no me mire asi

Viera que lindo es su país paisano
Rompa el boleto ese que tiene ahi
La tierra sufre si la abandonamos
Yo que usted lo pienso y me quedo aqui
Viera que lindo es su país paisano
Rompa el boleto ese que tiene ahi

Viera que lindo mi país paisano
Si uste lo viera como yo lo vi
Comprenderia el porque le pido
Lo que le pido cuando canto asi

Viera que lindo mi país paisano
Si uste lo viera como yo lo vi
Comprenderia el porque le pido
Lo que le pido cuando canto asi

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Palabras Para Mi Hija
Argentino Luna

Hija si me caigo en el camino,
La muerte es una rodada...
Hija una cosa te pido...
Que me cuides la guitarra

Ella fue todo en mi vida,
Novia de mis noches largas
Con ellas salí al camino
Para llenarme de magia
Con ella gané la ausencia
Sabiendo que me extrañabas

Pero al llegar de regreso
Puse estrellas en tu almohada
Me fui del niño hasta el hombre
Gané y perdí mil batallas
Peoncito de pocas letras,
Ella fué mi libro y mi aula

Andando por los caminos
Al recordarte lloraba
Y en algún pago lejano
Con ella me consolaba
Me cuidó del vino triste
Para que no me embriagara
Y bebió en mis alegrías
El vino de las distancias

Con ella vestí tu cuerpo
Pinté de blanco tu casa
Con ella te compré un libro
Para abrirte una ventana

Hija.... Si anduve callao
No te faltó mi palabra
Aprendí que en los silencios
El ser encuentra la calma
Esto aprendí en los campos
En las noches de la pampa
Oyendo cantar al río
Sin decir una palabra

Entre tu mundo y mi mundo
Hay un mundo de distancia
Donde se acaba mi mundo
Empieza el de tu esperanza
Al tiempo no se lo ve
Pero se siente en la espalda
Yo voy con rumbo a la noche
Para vos comienza el alba

De las cosas materiales
Te dejo poquito o nada
Lo justo no será mucho,
No sobrará pero alcanza

Te dejo un camino recto
En dinero ni una deuda
Pagué todas las facturas
Que la vida me cobrara
Perdoné y me perdonaron
Con eso, con eso basta y alcanza

Ni más ni menos que nadie
Dudando entraré a la nada
Por eso quiero pedirte
No llores, no llores cuando me vaya
Piensa que me fui de viaje
Con un libro y la guitarra
Y que tardaré en volver
Porque esta gira es muy larga

Si quieres rezar por mí
Hija canta, canta
La ausencia es menos ausencia
Con una copla en el alma
Al partir te pido poco,
Mejor dicho casi nada
Hija, hija tan solo te pido
Que me cuides la guitarra.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

Pimpollo quiero hablarte, y a solas,
Porque quiero más que decirte cosas,
Mostrarme por adentro.
Pimpollo de mi alma yo sé que tu silencio
Más que palabras lindas necesita un espejo,
Si bien yo soy tu padre, y eso me da derechos,
Sé que a tu edad no valen algunos argumentos,
Que sobran ciertas frases, y hace falta el ejemplo,
Por eso me conformo con que me creas sincero.
Claro que yo debiera ser más amigo,
Tengo que estar más cerca tuyo
De vez en cuando al menos, y sobre todo ahora.
Pimpollo, en este tiempo en que tu
Sangre joven busca su derrotero,
Y se te van los ojos al país de los sueños,
Y se quedan tus manos para escribir recuerdos,
Ahora que en mi alma también hay algo nuevo
Algo que no quisiera decirte que son “celos”
¿Por qué sabrás? , pimpollo que aunque no lo demuestro,
Y aunque de la impresión de estar solo en los pesos,
Me preocupan tus pasos y te sigo de lejos,
Si supieras las noches, que te pienso, y te pienso,
Lo hablamos con tu madre, la pobre según veo vive más
El problema, sufre tu crecimiento da vueltas con ustedes,
Y lleva todo el peso de la casa,
Yo, a veces, parezco un forastero y es que,
Yo fui educado de otra forma,
Otro tiempo, te mentiría si te digo que no temo,
Si al no hallar las palabras muchas veces me muerdo,
Y me trago las ganas de contarte mis miedos,
Porque los hombres, somos así ¡De carne y hueso!
Pimpollo somos luz y sombra al mismo tiempo,
Llevamos en nosotros algo así como un fuego,
Una chispa sagrada, madre de tanto incendio.
Ustedes, las mujeres en cambio, llevan dentro
Un manantial sagrado y es que dios mismo
Ha puesto, en el cántaro tibio de sus hermosos,
Cuerpos el agua de la vida, un grandioso misterio,
Por eso es que te pido, o mejor te recuerdo,
La vida es un camino, tenés que recorrerlo,
Acordarte que abundan los entretenimientos.
¡No juegues con la vida! ¡Cuidado con el fuego!
No quiero que te quedes mirando mis defectos,
Ni quiero que me busques en los rostros ajenos,
Tenés que preocuparte de hallar tu compañero,
Que ya dejó a los suyos, y viene hacia tu encuentro.
Salí de vos, te invito a que hagas un esfuerzo,
Larga esos colibríes que hay en tus ojos nuevos,
Y recorre horizontes ¡Andate hasta otros cielos!,
Conocé otros paisajes, ¡Si es tuyo el universo!.
Llenales de preguntas al río, al sol, y al viento,
Hablá con los caminos, te dirán lo que vieron,
Son mis viejos amigos y te irán repitiendo:
Los que buscan encuentran, no te apures que hay tiempo.
Y es cierto, es mi experiencia lo poquito que tengo,
Que le gané a la vida, mirá alrededor nuestro,
Nada se hace de golpe la dicha es un secreto.
¡Hacer todas las cosas a su debido tiempo!
Ya vas a ver pimpollo, ¡Qué hermoso es todo eso!
Tendrás ganas de darte, y es que podrás hacerlo,
Porque para ese entonces ya volverás sabiendo,
Que el amor, solamente el amor, da derechos,
Pero el amor pimpollo, recordalo, no es ciego,
Tiene luz en los ojos, y te sirve de espejo,
Te toma de las manos, y lo sentís adentro,
Entrecerrás los ojos ¡Y estás tocando el cielo!
Perdóname pimpollo, me inspiro, y me voy lejos,
No sé si es el cariño o estoy quedando viejo,
Debía y no sabía como serte sincero,
Ya ves, quise mostrarte, como estás aquí adentro,
Y ahora que ya dije lo que padezco y siento
Quisiera regalarte dos cosas: ¿Una? , el riesgo de equivocarte
La otra, una frase, un secreto: ama y ¡Haz lo que quieras pimpollo... Yo te quiero!

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Por Dos Pesos Con Cincuenta
Argentino Luna

Por dos pesos con cincuenta
Mi hermano se envejeció
De la mañana a la noche
A destajos se alquiló
Llenó de cayos sus manos
La cuchara que empuñó
Para levantar la casa
Que al otro le construyó

Y no pudo hacer la pieza
Para el niño que nació
En medio de tanta bronca
Le hizo un lugar al amor
Y embarazó a la maría
Porque ella se lo pidió
Que aún siento pobre muy pobre
Un niño es gracia de dios

Que al final a ella le han dicho
Que era pobre el redentor
Que llenó de luz al mundo
El que el hombre oscureció
Por dos pesos con cincuenta
Mi hermano se regaló
Ninguno subió la oferta
Cosa de poco valor

Nada vale un hombre pobre
Que solo nació pa' peón
Por dos pesos con cincuenta
Mi hermano se envejeció


Trae una marca en la frente
La sociedad lo marcó
Y ahi anda sin pedir nada
A una iglesia nunca entró
Pero piensa en su ignorancia
Seguro que ahí está dios
Ese que todo lo ve
Pero que a él nunca lo vió

Y piensa le piden tanto
Por que molestarlo yo
Que solo quiero un trabajo
Para el hijo educación
Vestidos para maría
Y un poquito de ilusión
No quiere perder lo poco
De ilusión que le quedó

Ahora ya viejo y cansao
La pala se le gastó
Y en su noche más oscura
Sin saber rezar, rezó
Por dos pesos con cincuenta
Mi hermano se envejeció
Si el trabajo dignifica
A él no lo dignificó

Vino al mundo pa' ser pobre
Y su pobre vida dió
Por dos pesos con cincuenta
La puta que lo parió

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Recuerdos Del Portezuelo
Argentino Luna

En esas mañanitas de la quebrada
Yo bajaba las cuestas como si nada,
Y en un marchar parejo de no cansarse,
Me iba pidiendo riendas mi mula parda.

Al pasar por el rancho del portezuelo,
Salían a mirarme sus ojos negros,
Nunca le dije nada, pero, que lindo...
Y de feliz le daba mi copla al viento.

Parezco mucho y soy poco
Esperemos y esperemos
Pa' cuando salga de pobre
Viditai conversaremos.

Los vientos y los años me arrearon lejos
Lo que ayer fue esperanza, hoy es recuerdo.
Me gusta arrinconarme de vez en cuando
A pensar en la mesa de el portezuelo.

¿Qué mirarán sus ojos en estos tiempos?
Mi corazón paisano quedó con ellos
Nunca le dije nada, pero que lindo...
Sólo tengo la copla pa' mi consuelo.

Parezco mucho y soy poco
Esperemos y esperemos.
Pa' cuando salga de pobre
Viditai conversaremos.

¿Dónde andará la mesa del portezuelo?
¿Están tristes o alegres sus ojos negros?
Nunca le dije nada, pero que lindo...
Siento un dulzor amargo cuando me acuerdo...

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Sos Todo Eso Y Mucho Más
Argentino Luna

Sos entre las hojas del otoño
Primavera en las mañanas
De mi sueño al despertar
Sos toda ternura cuando amas
Y en silencio me reclamas
Que me quede un poco más
Sos toda ternura cuando amas
Y en silencio me reclamas
Que me quede un poco más

Sos la dueña de mi pensamiento
Agua fresca de mi manantial
Un rebrote de mis ilusiones
Cuando el árbol de mi vida
Ya se estaba por secar
Un rebrote de mis ilusiones
Cuando el árbol de mi vida
Ya se estaba por secar

Yo soy tan poquito casi nada
Soy la sombra de la soledad
Donde los silencios hacen eco
Para que mi pensamiento
Te recuerde mucho más
Donde los silencios hacen eco
Para que mi pensamiento
Te recuerde mucho más


Sos la brisa suave que me llega
Que besa la hierba verde
Que crece bajo el sauzal
Sos todo eso que nunca se olvida
Sos el cielo, sos la luna,
Sos la estrella, el sol y el mar
Sos todo eso que nunca se olvida
Sos el cielo, sos la luna,
Sos la estrella, el sol y el mar

Sos el mismo canto de la lluvia
Que moja la tierra del trigal
Una flor del monte que ha nacido
Porque el viento enfurecido
Su semilla hecho a volar
Una flor del monte que ha nacido
Porque el viento enfurecido
Su semilla hecho a volar

Yo soy tan poquito casi nada
Soy la sombra de la soledad
Donde los silencios hacen eco
Para que mi pensamiento
Te recuerde mucho más
Donde los silencios hacen eco
Para que mi pensamiento
Te recuerde mucho más

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Un Par De Botas
Argentino Luna

Sentado en su despacho, el comisario hojeando expedientes,
Cuando el cabo se presento trayendo al detenido..
Un mozo de treinta años a lo sumo,
Vestia bombacha gris y corralera, que a juzgar por lo viejas,
Estaban dando pruebas de la miseria e su dueño..

Sin levantar la vista e los papeles,
Presto oidos a la palabra el cabo:
- me lo entrego el sargento, asigun dicen, este paisano vago le robo unas botas al bolichero vivas, comisario..
- unas botas? Aha..
- ladron barato...
- como te llamas?
- orencio nievas
- y de ande sos?
- de aca mesmo señor
- trabajas?
- no señor, no hallo trabajo...
Estuve conchabao pa la cosecha en la chacra e barcala, pero en cuantito termino la juntada e maiz me echaron..
Ahora hago algunas changas y ansi vivo..
- a que le llamas changas, a andar robando?
El paisano bajo la vista al suelo...
- ande tenes las botas?
- en el rancho..
- cabo, mande a buscarlas y paselo pa adentro a este ratero que ya vamos a ver lo que le damos.
Salio el cabo llevandose al detenido y el comisario se quedo pensando..
- un par de botas...
Ni pa robar sirven estos paisanos vagos...
No habian pasado dos horas que un melico se le cuadro en la puerta del despacho..
- permiso comisario..
Fui hasta el rancho el detenido nievas a trair las botas que le robo a don vivas...
Me las dio su mujer, las tenia puestas un hijo de ellos, un chico de siete años...
- con que esas son las botas?
Son muy chicas pa ensuciarse las manos..
Que decia la mujer?
- y nada, lloraba como una magdalena, comisario, y cuando me diba a ir me dio esta carta, pa que se la entregara a ud. En sus propias manos..
- aver deame
Mujeres que despiden los maridos, je, nada mas natural, pero lo malo que siempre los hayan angelitos aunque le hagan sombra al mesmo diablo...
Pero esa carta era distinta a todas,
Escrita en un papel de estrasa mugriento y arrugado,
Las palabras, eran una hilera torpe de garabatos, que habian estampao la gracia y la inocencia, de aquella criaturita de siete años, ajeno por completo a la disgracia que la miseria echo sobre su rancho...
El ceño el comisario se fruncia al tiempo que la iba decifrando...
Y al acabar de leer casi temblaba la sucia hoja e papel entre sus manos..
- agente..
- mande mi comisario
- vaya y devuelva a la mujer de nievas esas botas que ha traido, digale.. Digale que jue un error que nos disculpe..
Despues me le pregunta al bolichero de parte el comisario, cuanto valen la botas, se las paga y que se olvide el caso..
Espere no se vaya
A orencio nievas ya mesmo me lo largan, y que no deje de llegarse mañana mesmo...
Puede que le haya hallao algun trabajo..
Se retiro el milico tras la orden, y don segundo se acomodo en la silla, pa ripasar esa hoja, que aun temblaba como un pajarito hondeao entre sus manos...

- siñores reyes magos:
Yo les pido que se acuerden este año de trairme las botitas..
Yo soy bueno, y asigun me han contado, si uno se porta bien todito el año, ustedes no se olvidan del regalito.
Tomando de la hoja, sintio como una brasa dentro el pecho, y echo ajuera la rabia murmurando..
Mientras la miseria haga ladrones de esa laya..
Yo nunca servire pa comisario...

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011
Zamba Para Decir Adiós
Argentino Luna

Olvida niña que un día
te di promesas de amor,
entonces yo no sabía
este destino cantor,
entonces yo no sabía, perdona,
este destino cantor.

Te amé no puedes negarlo
conmigo te llevaré
hecha recuerdo en mi canto,
en zamba, te nombraré,
hecha recuerdo en mi canto, mi cielo,
en zamba, te nombraré.

Cuando recuerdes la zamba
que esta noche te canté
abrazado a mi guitarra
sólo silencio seré,
abrazado a mi guitarra, perdona,
sólo silencio seré.

No llores niña, no quiero
verte esta noche llorar
quisisera pero no puedo
todo este fuego apagar,
quisiera pero no puedo, mi vida,
todo este fuego apagar.

Tu tienes otro destino
naciste para querer,
yo voy por otro camino
ya no me puedo volver,
yo voy por otro camino, cantando,
ya no me puedo volver.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

NO TE DECIMOS ADIOS ARGENTINO! SOLO HASTA SIEMPRE!

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

NEGRO QUERIDO. REY DE LA ZAMBA. ARGENTINA ESTA DE LUTO!

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 20/03/2011

JAMAS DEJAREMOS DE BAILAR TUS ZAMBAS!

Anunziata Buonanno Restino
Profesora de inglés upel -maracay - ed...
Escrito por Anunziata Buonanno Restino
el 21/03/2011

Hola Mirta. Me uno al luto de todos los hermanos argentinos por tan lamentable pérdida de este ícono del folklore Argentino. Se fue pero nos dejó un maravilloso legado musical que permanecerá para siempre. Mis más sentidas condolencias a todos mis compatriotas Argentinos y en especial a ti , amiga por este majestuoso homenaje al trovador " DON ARGENTINO LUNA". Muchisimas gracias.