En este grupo En todos

Grupo de Coaching



Aprender con nuestros fracasos , aprender a superar la adversidad,somos resistentes,

MELI
Técnicas de autocontrol y prevención d...
Escrito por Meli Mel
el 30/11/2009

Al margen de las adversidades se puede seguir adelante y tenemos el potencial de recuperarnos.

LES DEDICO ESTE CUENTO,
Se trataba de un violinista que estaba en un concierto muy importante acompañado de una orquesta, y lleno de público. Tocando en esta función las mejores notas jamás oídas se le rompió una cuerda del violín. La orquesta paro, y el público se desilusiono, pero el violinista siguió tocando con tres cuerdas y la orquesta le seguía. Las notas que salían del violín eran igualmente preciosas. Pero nuevamente se rompió otra cuerda, y la orquesta paro, el público atónito no creía que le sucediera aquello a uno de los mejores violinistas, pero este decidió seguir tocando y la orquesta le acompañaba de nuevo. De pronto otra cuerda se rompió y solo quedaba una cuerda en el violín, la orquesta paro, no viendo salida a la situación para tan genial violinista, el publico lamentaba la tremenda situación, pero otra vez el violinista se puso a tocar y de la única cuerda que le quedaba saco las mejores notas musicales jamás oídas en violín y pudo terminar el concierto.
El aprender a lidiar con nuestros fracasos y la adversidad nos puede hacer exitosos, ahora, y en el futuro.

Saludos al grupo

Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón
el 30/11/2009

Hola Meli:

Gracias por la invitación. No sé qué decir. ¿Qué sería de los violines sin el violinista? O bien... ¿Qué sería del violinista sin una cuerda... Y cómo discernir qué representa esa cuerda. ¿Será el sentido humano?

Saludos

Lorenzo
Escrito por Lorenzo
el 30/11/2009

Gracias MELI por tu invitación a este debate. Es cierto no necesitamos de recursos para ser quién somos, lo que traemos o aprendemos en nuestra vida nos posibilita de grandes capacidades, que debemos tener en cuenta en cada instante y en cada momento de nuestra vida,.... (somos lo que queremos ser). Y no lo digo desde el ego, si no, desde la aceptación de nuestra capacidad de crear con humildad y amor.

Saludos cordiales.

Lorenzo Laria

Ana Disney Leon Chavez
Comunicacion administrativa servicio n...
Escrito por Ana Disney Leon Chavez
el 30/11/2009

Meli, me gusto mucho : Los seres humanos solemos ser derrotistas que al primer tropiezo nos damos por vencidos esto nos demuestra que del fracaso siempre salen cosas buenas

Lorenzo
Escrito por Lorenzo
el 30/11/2009

¡AH! Me dejé algo, en la vida quien no arriesga lo arriesga todo.
Saludos cordiales.
Lorenzo Laria

Meli Mel
Técnicas de autocontrol y prevención d...
Escrito por Meli Mel
el 30/11/2009

Gracias a todos vosotros, por compartir este debate conmigo.
Las más bellas y mejores cosas de este mundo no pueden ser vistas, ni siquiera tocadas, deben ser sentidas con el corazón.
Abrazos.

Blanca Piriz
Terapeuta cognitivo-conductual suatec
Escrito por Blanca Piriz
el 30/11/2009

Hola genial el cuento. Pienso que la adversidad es aprendizaje, posibilidad de crecimiento, de cambio. Pone a prueba los recursos que tiene cada persona, a veces también con ayuda de otras es que logramos afrontar tal situación. Transitar el camino del amor, requiere de atreverse a enfrentar lo desconocido, lo doloroso, aprender de las situaciones y de las personas; son nuestros espejos si lo queremos ver. Sí, somos resilientes, nuestra capacidad de lucha constituye nuestro origen. Saludos.

María Cristina Vega Uribe
Bachiller docente y abogada escuela no...
Escrito por María Cristina Vega Uribe
el 02/12/2009

Hola Meli... Gracias por la invitación. Creo que el ser humano está dotado intrínsicamente de todo lo que necesita para desarrollarse al máximo y cambiar las circunstancias que de una forma u otra afectan su vida , no hay que olvidar que somos creadores y cuando colocamos el corazón en lo que hacemos poco importa que nos quedemos sin recursos(para mí en este cuento son las cuerdas del violín) siempre se las arreglará para seguir adelante y hacer de cada circunstancia adversa uno posibilidad para crear algo nuevo y superar lo anterior. Si tocar el violín con sus cuatro cuerdas fué mérito para el violinistas cúanto más tocar con una sola!... Total el ser humano tiene la capacidad de crecerse ante las adversidades lo que pasa es que a veces lo olvidamos y decidimos sentarnos a llorar sobre nuestros fracasos o adversidades de la vida... Así que sirva este cuento de reflexión a todos. Un abrazo