En este grupo En todos

Grupo de Psicología Forense y Jurídica



¿Tendra la Psicología Forense competencia vinculante entre delincuente y delito?

Evelyn
Diplomado en atenciòn e investigación ...
Escrito por Evelyn Aparicio
el 17/05/2010

Saludos a todos(as)

Con frecuencia se solicita que se establezca en el dictamen de la evaluación pericial psicologica forense si el imputado(a) presenta caracteristicas conductuales y de personalidad que lo lleven a cometer un delito específico.

Según mi entender la psicologia forense no es vinculante y no se puede establecer un perfil de personalidad comun a todos los individuos que cometen un mismo acto delictivo.

Según su saber y experiencia en el área forense, ¿Tendra la Psicología Forense competencia vinculante entre delincuente y delito?.

Anticipadamente agradezco sus aportes.

Evelin.


Mauro De Jesus Lopez Perez
Certificado capacitación transporte vi...
Escrito por Mauro De Jesus Lopez Perez
el 17/05/2010

Estimada Sandra:

Detros de procedimientos penales los investigadores al interactuar con los delincuentes y consu forma de actuar conocen otras circunstancias de lo vivido, por ellos, afecta en lo psicologico al interior del los investigadores, teniendo encuenta que de cierta forma el medio afecta al los seres humano.
Todo esto para el bien dela solucion de los casos dentro de los procesos judiciales.

MAURO LOPEZ

María Cida Duarte
licenciada en psicología clínica uni...
Escrito por María Cida Duarte
el 17/05/2010

Hola Evelin.

He leído detenidamente tu informe, y lo aparté esta frase para responderte desde mi competencia.

...........................................................................................................................................................

Tu escrito

Según mi entender la psicologia forense no es vinculante y no se puede establecer un perfil de personalidad comun a todos los individuos que cometen un mismo acto delictivo...........................................................................................................................................................

Usted ya lo ha dicho, no se puede establecer un perfil de personalidad, para cada individuo, eso es categorico, porque cada persona es diferente al otro, y cada CASO, o HECHOS, es diferente o bien se han producido en diferentes circunstancias.

¿Tendra la Psicología Forense competencia vinculante entre delincuente y delito?.

Delincuente es el individuo que delinque y delinquir, es cometer delitos, en cuanto a la gravedad ya es diferente. La psicología forense, desde mi punto de vista, su competencia está sujeta a varias dimensiones..... No solo delincuentes.

Es mi sencilla opinión.

María Duarte


Leidan Mosquera
Naturopatía hovinat
Escrito por Leidan Mosquera
el 17/05/2010

Evelin: Podrías aportar otros detalles acerca de las dimensiones a las que está sujeta la psicología forence aparte de su vinculación con el delito y el delincuente. No conozco nada de este a área del conocimiento y quiero aprender. Que interesante este debate! Gracias Sandra.

Andera Nochetti
Lic, trabajo social unla (universidad ...
Escrito por Andera Nochetti
el 17/05/2010

Estimados compañeros de las distintas, areas de las Ciencias Sociales, desde la perspectiva teórico práctica que desarrollo como Lic. En trabajo social, considero que es imprescindible la actuación interdisciplinaria de profesionales, sicologos, abogados, tarabajadores sociales y hasta contaría con el aporte de la sociología, no olvidando la psiquiatria, como firma exacta de la ciencia, nuestras profesiones son generalmente, construidas y modificadas por el contexto social donde se desarrollan los sucesos, estos a su vez atraviesan al Hombre, el hombre es un ser social, se comunica, se relaciona, ejerce vinculos distintos según su ámbito y entorno.
En sintesis el hombre se va construyendo desde que nace, y transformando hasta que muere, lo mismo sucede con las profesiones sociales, nacen a partir del debate y reflexión de diferfentes teorías, y estas a su vez se han escrito en distintos momentos historicos-sociopolíticos, y ambientales.
Por ello, como van mutando las torías de las profesiones, lo mismo sucede con el perfil, de los delincuentes, y los delitos.
todo esta atravesado por el etorno sociopolitico-geográfico, contando con los aportes de las ciencias naturales, la medicina por ejemplo, que va resolviendo y descubriendo con la ayuda de los avances cientificos y tecnólogicos nuevos tratamientos y remedios para aquellas enfermedades que van apareciendo en la siquis humana.
Aunque hay delitos que son llevados a cabo por delicuentes con características similares, por ejemplo violación, hay otros que son díficles de decifrar ya que los perfiles no tienen caracteres en común, por ejemplo "los pibes Chorro" como le dicen aca, en los últimos años en la Argentina ha crecido la delincuencia violenta de los niños y adolescentes, el desprecio por la vida del otro, a veces la zaña con la que matan, etc, etc, todo ello tiene un porque.
A pesar de que los valores han ido desapareciendo, creo que debemos reeplantearnos desde todos nuestros lugares de acción ¿En que estamos fallando?.
¿Que es
lo que no estamos registrando de los mensajes que dejan los pibes en cada delito que cometen y cada vez< con más violencia?.
Sé que la droga, el materialismo, las crisis socioeconomicas, existen y existieron,
pero:
¿Y cuando nuestros abuelos, se levantaron de las guerras, de la miseria, de las plagas, como hacían para transmitirles a sus hijos que era mejor la Paz, y no la guerra, que la muerte no subsana, la falta de.... , que la droga adormece el conflicto pero no lo elimina, que lo material se desgasta, y hay que cambiarlo renovarlo, y que el Conocimiento, la cultura, la risa, los juegos, la familia; eso queda en nuestro cerebro en los espiritus, alimenta el alma. Y nos permite crecer.
Este debate es mucho más amplio de lo que a simple lectura percibimos.

gracias un abrazo desde Argentina, Andrea.

Luis Velz.
Lic. psicología clínica cruz roja guad...
Escrito por Luis Velz.
el 17/05/2010

Estoy entendiendo que el juez solicita el peritaje psico-forense como factor de imputabilidad o lo contrario, para un caso en específico.

Asi, si podemos encontrar, a traves de la perfilacion psicologíca del individuo en cuestión, si posee características psicologicas (cognitivas, emotivas y conductuales), que aunadas au perfil psico geografico y social, nos arrojen evidencia especifica sobre la capacidad de ejecutar un acto delictivo de la naturaleza específicada.

Estoy de acuerdo que sería muy aventurado establecer perfiles y sobregeneralizarlos para un delito en especifico.

Pero en casos particulares nos basamos en la característica predictiva de la Psicología como ciencia

Saludos

Gerardo Muñoz
Psicología universidad rafael landívar...
Escrito por Gerardo Muñoz
el 17/05/2010

Raúl, lo que expresas suena interesante, saludos,
gerardo.-

Gerardo Muñoz
Psicología universidad rafael landívar...
Escrito por Gerardo Muñoz
el 17/05/2010

Sugiero leer m i documento " psicópatas".

Monica Salinas
Curso de carpinteria centro de capacit...
Escrito por Monica Salinas
el 18/05/2010

Sandra , lamento decirte que no me ha llegado tu informe ,solo las opiniones, espero encontrarlo en los cursos , saludos monica salinas

Mary Benavides
Psicologia centro universitario del sur
Escrito por Mary Benavides
el 18/05/2010

Hola Sandra

Pues yo creo que sí está vinculada esta área de psicología con el delito y el delincuente, ya sabemos que quien se encarga del delito es la criminología, y le interesa mucho a las instituciones de justicia para buscar un culpable y para hacer cumplir la ley. Sin embargo, a la psicología forence le compete el designar la imputabilidad del delincuente es importante saber cómo fue la dinámica del delito, ya que arroja datos significativos acerca de la patología del paciente.

ANA
Escrito por ANA
el 18/05/2010

Hola todos

Quiero comentar que soy aprendiz, en estos interesantes temas , en este Grupo de Psicologia Forense y Juridica, lei todos los aportes , de gran importancia para mi,

Y espero a corto plazo poder participar con ustedes lo mas activamente posible!

Saludos a todos!

Gracias Sandra por la invitacion al debate!

Lic. Martin
Escrito por Lic. Martin
el 19/05/2010

Mi estimada y preocupada mujercita, yo considero que si es psicología forense lógicamente esta vinculada con todo suceso que el susodicho en vida vivió, por esto es que si esta vinculada a la delincuencia y el delito que el fallecido allá vivido, y mas si este fue el motivo de su muerte.

Paola
Escrito por Paola
el 22/05/2010

Bien saludos a todos los debatientes mis respeto por sus opiniones.

Pienso que si bien es cierto la psicologia forense al igual que la psicologia clinica establece su objetivo fundamental en el estudio del individuo como un todo y es este es un ser unico, que puede cambiar constantemente aprender y reconstruirse , tambien se sabe que es capaz de replicar muchas de sus conductas las cuales despues establecemos como rasgos centrales de personalidad, en eso pienso yo, se basa la solicitud que realiza el juez o la fiscalia pues es la principio de la estrategia de acusacion, el indicio del deseo de realizar el delito que comete, pues es de ahi que lo considera el jurado culpable.

Por otro lado tambien debemos de recordar que basamos nuestros juicios de valor en nuestros prejucios anticipados como funcion cognitiva, no como accion sociocultural y para definirlo siempre utilizamos la experiencia anterior, pues con ella somos capaces de reaccionar ante el medio y aprender, un fundamento de la vida " somos lo que construimos y nuestras huellasnos dicen que camino recorrimos para llegar ahi, pero nuestras heridas noas hacen quedarnos en la misma via o cambiarla". Es por eso que la Psicologia si tiene competencia vinculante entre delicuente y delito

Saludos cordiales es mi humilde aporte Atte Paola

Lesbia Gonzalez
Psicologia universidad de panama
Escrito por Lesbia Gonzalez
el 26/05/2010

¿Tendra la Psicología Forense competencia vinculante entre delincuente y delito?.

Opino, que es materia de derecho penal vincular, nuestra contribucion es auxiliar, apoyar, sustentar, explicar, manejar, entender la conducta humana, para que tanto jueces, fiscales, policias, entorno social, victimas y mismos victimarios entiendan , comprendan dichas conductas que son muy particulares en cada uno aunque se parezcan a otros casos, para la administracion de justicia nuestro dictamen es de suma utilidad para ellos vincular, ejecutar sentencias, tomar decisiones tan enormes como custodia de niños o la competencia de un adulto mayor, hasta la idea de peligrosidad (que requiere un trabajo especial) asi como las indemnizaciones por daño moral.


Lesbia

Panamá

Graciela Nilda Curuchet
Tango,tango jazz,danza clasica,folklor...
Escrito por Graciela Nilda Curuchet
el 09/07/2010

Ley 21839

(Con las modificaciones de la Ley 24432)

Honorarios de Abogados y Procuradores

Boletín Oficial; 20 de julio de 1978

CAPÍTULO I

Disposiciones generales

SECCIÓN I

Ámbito y presunción - Ámbito de aplicación

Artículo 1. Los honorarios de los abogados y procuradores por su actividad judicial o extrajudicial, cuando la competencia correspondiere a los tribunales nacionales de la Capital Federal y los tribunales nacionales con asiento en las provincias y Territorio Nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, se regularán de acuerdo con esta ley.


Artículo 2. (Texto según Ley 24432) Los profesionales que actuaren para su cliente con asignación fija, periódica, por un monto global o en relación de dependencia, no están comprendidos en la presente ley, excepto respecto de los asuntos cuya materia fuere ajena a aquella relación, o cuando mediare condena en costas a cargo de otras de las partes intervinientes en el proceso.


Artículo 3. (Texto según Ley 24432) La actividad profesional de los abogados y procuradores se presume de carácter oneroso, en la medida de su oficiosidad, salvo en los casos en que conforme excepciones legales, pudieren o debieren actuar gratuitamente.

Se presume gratuito el patrocinio o representación de los ascendientes, descendientes o cónyuges del profesional.

Las disposiciones de la presente ley se aplicarán supletoriamente a falta de acuerdo expreso en contrario.


SECCIÓN II

Pactos

Artículo 4. Los profesionales podrán pactar con sus clientes que los honorarios por su actividad en uno o más asuntos o procesos consistirán en participar en el resultado de éstos.

En estos casos, los honorarios del abogado y del procurador, en conjunto y por todo concepto, no podrán exceder del cuarenta por ciento (40 %) del resultado económico obtenido, sin perjuicio del derecho de los profesionales a percibir los honorarios que se declaren a cargo de la parte contraria.

Cuando la participación del profesional en el resultado de pleito, sea superior al veinte por ciento (20 %), los gastos que correspondieren a la defensa del cliente y la responsabilidad de éste por las costas, estarán a cargo del profesional, excepto convención en contrario.

Los asuntos o procesos previsionales, alimentarios y de familia, no podrán se objeto de pactos. Tampoco podrán pactarse honorarios exclusivamente con relación a la duración del asunto o proceso.


Artículo 5. derogado por la ley 24432.

CAPÍTULO II

Labor judicial

SECCIÓN I

Principios - Pautas para fijar el monto del honorario

Artículo 6. Para fijar el monto del honorario, se tendrán en cuenta las siguientes pautas, sin perjuicio de otras que se adecuaren mejor a las circunstancias particulares de los asuntos o procesos:

a) el monto del asunto o proceso, si fuere susceptible de apreciación pecuniaria;

b) la naturaleza y complejidad del asunto o proceso;

c) el resultado que se hubiere obtenido y la relación entre la gestión profesional y la probabilidad de efectiva satisfacción de la pretensión reclamada en el juicio por el vencido. (según ley 24. 432)

d) el mérito de la labor profesional apreciada por la calidad, eficacia y extensión del trabajo;

e) la actuación profesional con respecto a la aplicación del principio de celeridad procesal;

f) la trascendencia jurídica, moral y económica que tuviere el asunto o proceso para casos futuros, para el cliente y para la situación económica de las partes.


Artículo 7. Los honorarios de los abogados, por su actividad durante la tramitación del asunto o proceso en primera instancia, cuando se tratare de sumas de dinero o bienes susceptibles de apreciación pecuniaria, serán fijados entre el once por ciento (11 %) y el veinte por ciento (20 %) del monto del proceso.

Los honorarios del abogado de la parte vencida serán fijados entre el siete por ciento (7 %) y el diecisiete por ciento (17 %) del monto del proceso.


Artículo 8. (Texto según Ley 24432) Salvo pacto en contrario, los honorarios de los abogados no podrán ser regulados en sumas inferiores a quinientos pesos ($500. -) en los procesos de conocimiento, trescientos pesos ($300. -) en los procesos de ejecución y doscientos ($200. -) en los procesos voluntarios. Cuando se tratare de procesos correccionales, los honorarios mínimos serán de quinientos pesos ($500), y en los demás procesos penales, serán de un mil pesos ($1.000.-).

Las regulaciones mínimas previstas deberán adecuarse, en su caso, a lo dispuesto en el artículo 10 y en el capítulo III de la presente ley.


Artículo 9. (Texto según Ley 24432) Los honorarios de los procuradores serán fijados entre un treinta por ciento (30 %) y un cuarenta por ciento (40 %) de lo que correspondiere a los abogados.

Cuando los abogados también actuaren como procuradores, percibirán los honorarios que correspondiere fijar si actuaren por separado abogados y procuradores.


Artículo 10. Cuando actuaren conjuntamente varios abogados o procuradores por una misma parte, a fin de regular honorarios se considerará que ha existido un solo patrocinio o una sola representación, según fuere el caso.

Cuando actuaren sucesivamente, el honorario correspondiente se distribuirá en proporción a la importancia jurídica de la respectiva actuación y a la labor desarrollada por cada uno.


Artículo 11. En los casos de litis consorcio, activo o pasivo, en que actuaren diferentes profesionales al servicio de cualesquiera de las partes, los honorarios de cada uno de ellos se regularán atendiendo a la respectiva actuación cumplida, al interés de cada litis consorte y a las pautas del artículo 6, sin que el total excediere en el cuarenta por ciento (40 %) de los honorarios que correspondieren por la aplicación del artículo 7, primera parte.


Artículo 12. Los profesionales que actuaren en asuntos o procesos propios, percibirán sus honorarios de las partes contrarias, si éstas fueren condenadas a pagar las costas.


Artículo 13. Al solo efecto de regular honorarios, la firma del abogado patrocinante en un escrito implicará el mantenimiento de su intervención profesional en las actuaciones posteriores, aunque éstas no fueren firmadas por él. La intervención profesional cesará por renuncia del abogado, o cuando así lo manifestare en forma expresa el cliente o su apoderado.


Artículo 14. Por las actuaciones correspondientes a segunda o ulterior instancia, se regulará en cada una de ellas del veinticinco por ciento (25 %) al treinta y cinco por ciento (35 %) de la cantidad que deba fijarse para los honorarios de primera instancia. Si la sentencia apelada fuere revocada en todas sus partes en favor del apelante, el honorario de su letrado se fijará en el treinta y cinco por ciento (35 %).


Artículo 15. Si el profesional actuare como administrador judicial en proceso voluntario, contencioso o universal, en principio serán aplicadas las pautas del artículo 7, primera parte, sobre el monto de las utilidades realizadas durante su desempeño. En circunstancias especiales, cuando el honorario resultante fuere un monto excesivamente elevado o reducido, podrá aplicarse el criterio de tener en cuenta, total o parcialmente, además de las pautas del artículo 6, el valor del caudal administrado o ingresos producidos y el lapso de actuación.


Artículo 16. Si el profesional actuare como interventor el honorario se fijará en el cincuenta por ciento (50 %) de lo que correspondería al administrador; si actuare como veedor, en el treinta por ciento (30 %).


Artículo 17. Si el profesional actuare como partidor, el honorario se fijará en el veinte por ciento (20 %) del que correspondiere por aplicación del artículo 7, primera parte.


Artículo 18. En los procesos arbitrales y contravencionales, se aplicarán los artículos precedentes y los siguientes, en cuanto fueren compatibles con la naturaleza de dichos procesos.

SECCIÓN II

Monto del proceso y de los honorarios

Artículo 19. Se considerará monto del proceso la suma que resultare de la sentencia o transacción.


Artículo 20. (Texto según Ley 24432) Cuando el honorario debiere regularse sin que se hubiere dictado sentencia ni sobrevenido transacción, se considerará monto del proceso la suma que, razonablemente, y por resolución fundada, hubiera correspondido a criterio del tribunal, en caso de haber prosperado el reclamo del pretensor. Dicho monto no podrá ser en ningún caso superior a la mitad de la suma reclamada en la demanda y reconvención, cuando ésta se hubiere deducido.


Artículo 21. Si después de fijado el honorario se dictare sentencia, se incluirá en la misma una nueva regulación, de acuerdo con los resultados del proceso.


Artículo 22. A los efectos de la regulación de honorarios la depreciación monetaria integrará el monto del juicio.


Artículo 23. Cuando para la determinación del monto del proceso debiera establecerse el valor de bienes muebles o inmuebles, el tribunal correrá vista al profesional y al obligado al pago del honorario, para que en el plazo de tres (3) días estimen dichos valores.

Procedimiento en la tasación judicial:

Si no hubiere conformidad, el tribunal, previo dictamen de un perito tasador designado de oficio, determinará el valor del bien y establecerá a cargo de quién quedará el pago del honorario de dicho perito, de acuerdo con las posiciones sustentadas respectivamente por las partes.


Artículo 24. En los procesos sucesorios, el monto será el valor del patrimonio que se transmitiere y el honorario será el que resultare del artículo 7, primera parte, reducido en un veinticinco por ciento (25 %). Sobre los gananciales, que correspondieren al cónyuge supérstite, se aplicará el cincuenta por ciento (50 %) del honorario que correspondiere por la aplicación del artículo 7, primera parte, reducido en un veinticinco por ciento (25 %). Deberán computarse los bienes existentes en otras jurisdicciones, dentro del país.

En el caso de tramitarse más de una sucesión en un mismo proceso el monto será el del patrimonio transmitido en cada una de ellas.

Actuación de más de un profesional:

Si actuare más de un abogado en tareas que importaren el progreso del proceso sucesorio, los honorarios se fijarán de acuerdo con las bases precedentes, teniendo en cuenta el monto total del patrimonio transmitido, la calidad y utilidad de la tarea y su extensión; todos esos honorarios se reputarán comunes y quedarán a cargo de la sucesión.

Actuación en el interés particular de alguna de las partes:

Las actuaciones profesionales que se realizaren dentro del proceso sucesorio en el solo interés particular de alguna de las partes, se regularán separadamente y quedarán a cargo exclusivo de dicha parte.

Albaceas: Los honorarios de los profesionales que actuaren como albacea, o que los asistieren, se fijarán de acuerdo con las pautas precedentes, respecto de las actuaciones de iniciación o prosecución del proceso.

Si la actuación del profesional albacea se hubiere limitado a lograr el cumplimiento de las mandas dispuestas en el testamento, los honorarios se fijarán atendiendo a su valor económico y a la extensión de las actuaciones cumplidas.


Artículo 25. En los procesos por alimentos, el monto será el importe correspondiente a un (1) año de la cuota que se fijare por la sentencia, o la diferencia durante igual lapso en caso de una posterior reclamación de aumento.


Artículo 26. En los procesos por desalojo, el monto será el importe de un (1) año de alquiler.

En los procesos por consignación de alquileres, el monto será el total que se consignare.


Artículo 27. En las medidas cautelares, el monto será el valor que se asegurare y se aplicará el treinta y tres por ciento (33 %) de las pautas del artículo 7, primera parte.


Artículo 28. (Texto según Ley 24432) En los procesos por expropiación, el monto será el de la diferencia que existiere entre el importe depositado en oportunidad de la desposesión y el valor de la indemnización que fijare la sentencia o se acordare en la transacción, comparados en valores constantes.


Artículo 29. (Texto según Ley 24432) En los procesos por retrocesión, el monto será la diferencia entre el valor del bien al tiempo de la sentencia que hiciere lugar a aquella y el importe de la indemnización que hubiere percibido el expropiado o, en su caso, el de la transacción todos ellos comparados en valores constantes.


Artículo 30. (Texto según Ley 24432) En los procesos sobre derecho de familia, no susceptibles de apreciación pecuniaria, se aplicarán las pautas del artículo 6.

Cuando hubieren bienes sobre los cuales tuviere incidencia la decisión a que se llegare, con relación al derecho alimentario, la vocación hereditaria y la revocación de donaciones prenupciales, se tendrá en cuenta el valor de ellos, determinado de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 23.

En los divorcios por presentación conjunta de los cónyuges, los honorarios mínimos serán de quinientos pesos ($ 500. -) para el patrocinante de cada cónyuge, salvo pacto por monto inferior.


Artículo 31. En los concursos civiles, quiebras y concursos preventivos, los honorarios serán regulados conforme a las pautas del artículo 6 y de la legislación específica.

El honorario del abogado patrocinante de cada acreedor se fijará aplicando las pautas del artículo 7, primera parte, sobre:

a) la suma líquida que debiere pagarse al patrocinado en los casos de acuerdo preventivo homologado;

b) el valor de los bienes que se adjudicare, o la suma que se liquidare al acreedor, en los concursos civiles o quiebras;

c) el monto del crédito verificado en el pertinente incidente.


Artículo 32. En las acciones posesorias, interdictos, mensuras, deslindes, división de cosas comunes y por escrituración, el monto del proceso será el valor de los bienes objeto del mismo, determinado de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 23, si la actuación hubiere sido en beneficio general, y con relación a la cuota parte defendida, si la actuación sólo hubiere sido en beneficio del patrocinado.


Artículo 33. (Texto según Ley 24432) En los incidentes, el honorario se regulará entre el dos por ciento (2 %) y el veinte por ciento (20 %) de lo que correspondieren al proceso principal, atendiendo a la vinculación mediata o inmediata que pudieren tener con la solución definitiva del proceso principal, no pudiendo el honorario, salvo pacto en contrario, ser inferior a la suma de cincuenta pesos ($50).


Artículo 34. En las tercerías, el monto será del cincuenta por ciento (50 %) al setenta por ciento (70 %) del que se reclame en el principal o en la tercería si el de ésta fuere menor.


Artículo 35. En la liquidación de la sociedad conyugal, excepto cuando se disolviere por muerte de uno de los cónyuges, se regulará al patrocinante de cada parte el cincuenta por ciento (50 %) de lo que correspondiere por aplicación del artículo 7, primera parte, sobre el cincuenta por ciento (50 %) de la totalidad del activo de la sociedad conyugal. Los cálculos se harán sobre el monto de los bienes existentes al momento de la disolución de la sociedad conyugal y sus incrementos durante el proceso, si se produjeren.


Artículo 36. (Texto según Ley 24432) En los procesos por habeas corpus, amparo y extradición, el honorario no podrá ser inferior a la suma de quinientos pesos ($500. -), salvo pacto en contrario.


SECCIÓN III

Etapas procesales - División en etapas

Artículo 37. Para la regulación de honorarios, los procesos, según su naturaleza, se considerarán divididos en etapas.


Artículo 38. Los procesos ordinarios, se considerarán divididos en tres (3) etapas. La primera, comprenderá la demanda o escrito de promoción, la reconvención y sus respectivas contestaciones; la segunda, las actuaciones sobre la prueba; y la tercera, los alegatos y cualquier actuación posterior hasta la sentencia definitiva.


Artículo 39. Los procesos sumarios, sumarísimos, laborales ordinarios e incidentes, se considerarán divididos en dos (2) etapas. La primera comprenderá la demanda, la reconvención, sus respectivas contestaciones y el ofrecimiento de la prueba; la segunda, las actuaciones sobre producción de la prueba y demás diligencias hasta la sentencia definitiva.


Artículo 40. Los procesos de ejecución, se considerarán divididos en dos (2) etapas. La primera, comprenderá el escrito inicial y las actuaciones hasta la sentencia; la segunda, las actuaciones posteriores hasta el cumplimiento de la sentencia definitiva.

Si hubiere excepciones, el honorario será el que se resultare de la aplicación del artículo 7, primera parte, con una reducción del diez por ciento (10 %). Si no hubiere excepciones, la reducción será del treinta por ciento (30 %).


Artículo 41. Los interdictos, procesos por incapacidad, inhabilitación o rehabilitación, alimentos, rendición de cuentas, mensura y deslinde, expropiación y demás procesos especiales que no tramitaren por el procedimiento ordinario, se considerarán divididos en dos (2) etapas.

La primera, comprenderá el escrito inicial y su contestación; la segunda, las actuaciones posteriores hasta la sentencia definitiva.


Artículo 42. Los concursos civiles, quiebras o concursos preventivos, se considerarán divididos en dos (2) etapas. La primera, comprenderá los trámites cumplidos hasta la declaración de quiebra o apertura del concurso; la segunda, los trámites posteriores hasta la clausura del proceso.


Artículo 43. Los procesos sucesorios se considerarán divididos en tres (3) etapas. La primera, comprenderá el escrito inicial; la segunda, las actuaciones posteriores hasta la declaratoria de herederos o la aprobación de testamento; la tercera, los trámites posteriores hasta la terminación del proceso.


Artículo 44. Los procesos arbitrales se considerarán divididos en las etapas correspondientes al procedimiento que se hubiere dispuesto seguir.


Artículo 45. Los procesos penales, se considerarán divididos en tres (3) etapas. La primera, comprenderá hasta el dictado de los autos de sobreseimiento o de prisión preventiva; la segunda, hasta el traslado de la defensa; y la tercera, hasta la sentencia definitiva.


Artículo 46. Los procesos correccionales, se considerarán divididos en dos (2) etapas. La primera, comprenderá hasta la acusación y defensa; la segunda, hasta la sentencia definitiva.


SECCIÓN IV

Procedimiento regulatorio y cobro

Artículo 47. Al dictarse sentencia, se regulará el honorario de los profesionales de ambas partes, aunque no mediare petición expresa.

El juez deberá fundar el auto regulatorio. Cuando para proceder a la regulación fuere necesario establecer el valor de los bienes, y con anterioridad a la sentencia no se hubiere producido la determinación conforme el artículo 23, el juez diferirá el auto regulatorio, dejando constancia de ello en la sentencia definitiva.

Cuando las sumas correspondientes a depreciación monetaria no se encontraren determinadas al momento de la sentencia, el juez regulará honorarios sobre la base de las sumas líquidas existentes, sin perjuicio del derecho del profesional, a solicitar su ampliación, una vez establecido el monto definitivo de la depreciación monetaria.


Artículo 48. Los profesionales podrán solicitar la regulación de sus honorarios y cobrarla de su cliente, al cesar en su actuación.

En los juicios contenciosos deberá regularse el mínimo del arancel que correspondiere, sin perjuicio del derecho a posterior reajuste, una vez que se determine el resultado del pleito.



SECCIÓN V

Protección del honorario - Acción judicial

Artículo 49. Todo honorario regulado judicialmente deberá pagarse por la parte condenada en costas, dentro de los treinta (30) días de notificado el auto regulatorio firme, si no se fijare un plazo menor.

En el supuesto que dicho pago no se efectuare, el profesional podrá reclamar el pago al cliente.


Artículo 50. En el caso del último párrafo del artículo precedente, el cliente no condenado en costas deberá pagar los honorarios dentro de los treinta (30) días, contados a partir de la notificación del reclamo del profesional. La acción para el cobro de los honorarios tramitará por la vía de ejecución de sentencia.


Artículo 51. Los profesionales que fueren designados de oficio, no podrán pactar honorarios, ni percibir importe alguno a título de adelanto, excepto cuando se tratare de gastos, con cargo de oportuna rendición de cuentas y previo auto fundado.


Artículo 52. Los profesionales que violaren las prohibiciones establecidas en el artículo 51, serán sancionados con una multa equivalente a la suma que pactaren o percibieren, además de ser eliminados de la matrícula respectiva y de prohibírseles el ejercicio de la profesión por el término de un (1) año a diez (10) años.

Competencia y trámite: Las sanciones se impondrán por el juez que efectuó la designación, por el trámite previsto para los incidentes en el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.


Artículo 53. (Texto según Ley 24432) Los importes de las multas constituirán recursos específicos del Poder Judicial de la Nación de conformidad a lo previsto en el artículo 3 de la ley 23. 853.


Artículo 54. La sentencia que impusiere la sanción, podrá apelarse ante el tribunal de alzada del juez que la hubiere impuesto.

El representante del ministerio público fiscal será parte necesaria en todas las instancias.


Artículo 55. Los tribunales, antes de los dos (2) años de la última intervención profesional, al dar por terminado un juicio o expediente, disponer su archivo, aprobar transacción, admitir desistimiento, subrogación o cesión, ordenar el levantamiento de medidas cautelares y entrega de fondos, deberán hacerlo con citación de los profesionales cuyos honorarios no resulte de autos haber sido pagados y siempre que aquéllos hubieren constituido domicilio legal a los efectos del presente artículo.

Citación de los profesionales: La citación no corresponderá en los casos en que existiere regulación de honorarios de los profesionales intervinientes.


Artículo 56. (Texto según Ley 24432) Ninguna persona, fuere de existencia visible o ideal, podrá usar las denominaciones de estudio jurídico, consultorio jurídico, oficina jurídica, asesoría jurídica u otras similares, sin mencionar los abogados que tuvieren a cargo su dirección.

Sin perjuicio de la sanción penal que correspondiere, podrá disponerse la clausura del local a simple requerimiento de las asociaciones profesionales de abogados y procuradores, o de oficio, y una multa de un mil pesos ($1.000.-) solidariamente a los infractores.

Autoridad de aplicación:

A los efectos de la aplicación de las sanciones previstas en este artículo, será competente la Justicia Nacional en lo Correccional


CAPÍTULO III

Labor extrajudicial - Gestiones extrajudiciales

Artículo 57. Cuando se tratare de gestiones extrajudiciales en general, los honorarios se fijarán de acuerdo con las pautas del artículo 6.

En ningún caso los honorarios serán inferiores al cincuenta por ciento (50 %) de lo que correspondería si la gestión fuere judicial.


Artículo 58. (Texto según Ley 24432) Los honorarios de los abogados por su labor extrajudicial, podrán convenirse con el cliente, pudiendo observarse las siguientes pautas:

a) por consulta oral, no menos de veinte pesos ($20. -)

b) por consulta evacuada por escrito, no menos de cincuenta pesos ($50. -);

c) por estudio de títulos de dominio respecto de inmuebles, no menos de sesenta pesos ($60. -);

d) por proyecto de estatuto o contrato de sociedad, del uno por ciento (1 %) al tres por ciento (3 %) del capital social, y no menos de quinientos pesos ($500. -);

e) por redacción de contratos que no fueren de sociedad, y de otros documentos, del uno por ciento (1 %) al cinco por ciento (5 %) del valor de los mismos, y no menos de cien pesos ($100. -);

f) por la partición de herencia o bienes comunes por escritura pública o instrumentos privados, se fijará sobre el caudal a dividir de acuerdo con la siguiente escala:

f1) hasta doce mil quinientos pesos ($12.500.-), el cuatro por ciento (4 %);

f2) de doce mil quinientos un pesos ($12.501.-) a setenta y cinco mil pesos ($ 75.000.-), el tres por ciento (3 %);

f3) de setenta y cinco mil un pesos ($75.001.-) en adelante, el dos por ciento (2 %);

g) por redacción de testamento, el uno por ciento (1 %) del valor de los bienes y no menos de trescientos pesos ($300. -).

El abogado podrá pedir la correspondiente regulación judicial, mediante el procedimiento establecido para los incidentes en el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.


Artículo 59. Cuando se tratare de gestiones administrativas que constaren en actuaciones escritas, los honorarios se fijarán de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 7, primera parte.


CAPÍTULO IV

Disposiciones complementarias y transitorias

Artículo 60. D erogado por Ley 24432.


Artículo 61. (Texto según Ley 24432) Las deudas de honorarios, pactados o por regulación judicial firme, cuando hubiere mora del deudor, serán actualizadas hasta la fecha de entrada en vigencia de la ley de convertibilidad 23928, de acuerdo con el índice de precios al por mayor, nivel general, que publicare el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Las sumas actualizadas devengarán un interés del seis por ciento (6 %) anual. A partir de la fecha antes indicada, esas deudas devengarán intereses equivalentes a la tasa pasiva promedio que publique el Banco Central de la República Argentina.



Artículo 62. Toda notificación al cliente, deberá realizarse en el domicilio real de éste, o en el que especialmente hubiere constituido a estos efectos, en el expediente o en otro instrumento público.


Artículo 63. Esta ley se aplicará a todos los asuntos o procesos pendientes en los cuales no hubiere recaído resolución firme regulando honorarios, al tiempo de su entrada en vigencia.

Normas de aplicación supletoria:

En todo lo no previsto en esta ley, se aplicarán supletoriamente las disposiciones del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

Disposiciones arancelarias especiales:

Esta ley no modifica disposiciones arancelarias especiales contenidas en otras leyes, ni sus respectivas disposiciones procesales.


Artículo 64. Derógase el decreto ley 30439/44, ratificado por Ley 12997 y la Ley 14170.

Carlos Dante Bocci
Operador psicosocial instituto cervantes
Escrito por Carlos Dante Bocci
el 12/09/2010

Buenas Noches, desde mi punto de vista la Psicologia forense es vinculante, con el delito, este tipo de ciencia, trata de establecer la conducta del individuo haciendo un estudio completo de su personalidad para eso indaga si se quiere cronologicamente en la vida del individuo que cometió el acto delictuoso, desde su infancia, su niñez, su adolescencia, el entorno familiar, como individuo de una comunidad determinada, en la sociedad en que vive etc, este conocimiento va a aclararle al psicologo muchas dudas y va a poder determinar el por que de las conductas ilicitas, desde mi punto de vista para el derecho determinar esto es algo fundamental, de esa manera se puede encarar su recuperación o no.
Saludos

Carlos Dante Bocci
Operador psicosocial instituto cervantes
Escrito por Carlos Dante Bocci
el 12/09/2010

Buenas Noches, desde mi punto de vista la Psicologia forense es vinculante, con el delito, este tipo de ciencia, trata de establecer la conducta del individuo haciendo un estudio completo de su personalidad para eso indaga si se quiere cronologicamente en la vida del individuo que cometió el acto delictuoso, desde su infancia, su niñez, su adolescencia, el entorno familiar, como individuo de una comunidad determinada, en la sociedad en que vive etc, este conocimiento va a aclararle al psicologo muchas dudas y va a poder determinar el por que de las conductas ilicitas, desde mi punto de vista para el derecho determinar esto es algo fundamental, de esa manera se puede encarar su recuperación o no.
Saludos