En este grupo En todos

Grupo de Valores humanos



¿Será la religión el único vehículo que permite la transmisión de los valores humanos?

José Gregorio
Máster en educación instituto pedagógi...
Escrito por José Gregorio Bolívar
el 13/09/2011

En la actualidad he podido evidenciar como hombres y mujeres han perdido todo tipo de autoestima, es tal el caso que se tiran al abandono sin importar lo que ocurre en su entorno. Por medio de centros de ayuda, estos en su gran mayoría dirigidos por personas religiosas; de los movimientos más concurridos, han dado solución a muchas de estas personas. Lamentablemente cuando se reinsertan a la sociedad vuelven a caer en los mismos hábitos de extrema perdición, aun más profundos que antes. Mi interrogante va dirigido al método o métodos que utilizan en este proceso de corrección. ¿Se podrían fortalecer estos métodos con el fin de lograr erradicar este estigma existente en estas personas? , aun más surge la plena convicción que se debe reorientar la planificación de la forma como se desarrolla este proceso.

Sara Montagne
Asiste y dicta clases en la escuela de...
Escrito por Sara Montagne
el 13/09/2011

José, buenos días!

el tema de la trasmisión de los valores humanos EXISTE por sí sola, el asunto es ver en sí mismos cómo resuenan y se internalizan y se ekligen y se re-eligen dichos valores (hablo sin juzgarlos)

trasmite el grupo primario y cada grupo tiene sus valores

trasmite la sociedad, y las sociedades tienen sus valores

están religiones, culturas, concensos, grupos sociales.... Y está el individuo con su drama...

Jean Valgean, personaje del formidable libro de Victor Hugo, robó un hogaza de pan, por hambre

y es ahí un lugar, entre otros, en donde se friccionan los valores y su interpretación

pienso
saludos, sara

Hernán Volcán
T. s. u. en gerencia financiera instit...
Escrito por Hernán Volcán
el 17/09/2011

¡¡Caramba, José, saludos!
Tiempo sin compartir estos temas tan interesantes y muy del día a día. Concuerdo con la Prof. Sara. Los valores son tales según la sociedad que se trate... Explico... Aquí en San Fernando de Apure se ha desatado una conversión casi pandémica hacia la religión evangélica. Ahora es común que cualquier persona te salude con un "Dios te bendiga", o que traten de crear cierta confianza en su interlocutor, diciendo, "soy cristiano o cristiana", refiriéndose a que profesa la religión evangélica y que, por eso, tienes que confiar en lo que te dice o en su buena intención. Sin embargo, hoy mismo (16/09/2011), tuve mi último examen de Legislación Rural y Reforma Agraria (soy participante de la Carrera Docencia Agropecuaria, UNESR-Núcleo Apure) con el cual termino materias. El hecho es que tenía a tres mujeres evangélicas presentando junto conmigo (una a cada lado y la otra al frente) y absolutamente ¡¡LAS TRES! Se estaban copiando ¿¡¡DÓNDE ESTÁ SUS VALORES EVANGÉLICOS DE LOS QUE TANTO SE VANAGLORIAN!?... Y esta es una situación que comprobé muchas veces a lo largo de la Carrera también entre los varones evangélicos. Entonces... ¿Son sus valores los dogmas impuestos por su institución religiosa? ¿Qué hay de la venta de "bendiciones" cuando sus pastores pregonan que mientras más dinero den más bendiciones recibirán? ¿Qué pasa con aquellas personas evangélicas sinceras de escasos recursos... Será que no reciben bendiciones porque no tienen suficiente para dar? Y como tú mismo dices... ¿Por qué las personas que son "reinsertadas" a la sociedad después de un período de recuperación en una institución evangélica vuelven a los mismos vicios de antes? ¿De verdad les sembraron valores, o solamente los desintoxicaron medianamente para luego hacerlos vendedores mendigos en los autobuses? Por favor, responde.

José Gregorio Bolívar
Máster en educación instituto pedagógi...
Escrito por José Gregorio Bolívar
el 18/09/2011

Saludos Hernán, querido amigo en verdad te digo, esto es un tema tan controversial que podríamos pasar días, semanas, meses, años debatiendo y nos podríamos dar cuenta como surgen por si solos los diferentes genomas; dicho así por mí, que generan tanta desviación dentro de estas estructuras que dicen ser las que de verdad tienen la razón, o son los únicos que serán salvos, en extrema diría que no son solamente los evangélicos, si de reordenar el tema de discusión de este debate, tendríamos que reorientar nuestras ideas y desarrollar un listado de lo que genera esta crisis que podría convertirse en caos, mosca, respeto las diferentes corrientes religiosas, y ahora es que doy la razón a nuestra legislación cuando establece que tanto el Estado; quien rige las riendas de nuestra nación, como su Sistema Educativo deben ser LAICOS.

El asunto de los valores trasciende mucho más allá de los enfoques religiosos, es un problema de ética y moral, llevado a un plano deontológico. Esto señalado desde un punto de vista inicial, considero la conciencia del individuo, su formación, su entorno, su todo, es complejo hermano.

En estos momentos comienzo un proyecto de investigación donde el objeto de estudio trasciende los valores morales y se plantea dentro del conflicto que se gesta dentro de nuestro sistema educativo como el famoso problema de articulación entre el nivel de preescolar y 1er grado del nivel de educación primaria, algo enlaza dentro de esto como inicio de un comportamiento o conducta adecuada dentro de un sistema de interrelaciones entre los seres humanos. Fluye esta controversia como un problema que se genera por la falta de lo anterior señalado, es un factor influyente, es algo complicado, pero podríamos entre todos darle sentido al debate.

No obstante déjame repensar lo relatado por ti y te prometo dar una mejor respuesta, abrazos hermano.


Vilmari Josefina Ariza Sánchez
Licda..educación integral- especialist...
Escrito por Vilmari Josefina Ariza Sánchez
el 18/09/2011

Jose, saludos.. Como comento una vez unos de los profesores de la universidad, los valores no son sino que valen. Acoptando que a veces se oye decir, hay perdida de valores " los valores no se pierden nos perdemos nosotros de ellos, es decir nos desligamos". Comparto con sara que hay un grupo primario ( para mi) es la familia. Si analizamos las estadisticas, un porcentaje representativo de los delincuentes o trasgresores de la ley, no fueron formados en un hogar, falto unos de los padres. Por ello mi ipini´pn es que allí se comienza, van mucho más allá de la las practicas doctrinarias. Cito "el niño no es un recipiente que hay que llener sino un fuego que es preciso y oportuno encender"

Hernán Volcán
T. s. u. en gerencia financiera instit...
Escrito por Hernán Volcán
el 26/09/2011

Un abrazo a todas y todos los que participamos en este foro. Es animador ver como el tema de los valores y la ética está más vigente que nunca antes; lo extraño es que, como cita Vilmari, la sociedad está cada día más alejada de los mismos, trayendo como consecuencia toda esta anarquía que estamos viviendo. José, pienso que tienes mucha razón, ya no se trata de religión porque la religión, sea cual fuere su manifestación, ha existido desde el comienzo de la historia, pues ella misma es una expresión de la forma en que cierto conglomerado social traduce su imaginario, sus creencias sobre lo desconocido. Ahora bien, la práctica de los valores tomó mayor vigencia desde que el ser humano dejó de ser nómada y se estableció en un lugar determinado, iniciándose así grupos humanos más sedentarios que requirieron establecer normas de convivencia, generalmente por tradición oral, y de un sistema de gobierno que garantizara el cumplimiento de tales normas. Ahora bien, resulta más que interesante que esos gobiernos primigenios eran detentados por quienes tenían el poder mágico-religioso, estructurado en dogmas, por lo que el racionalismo aún estaba lejos de manifestarse.
Aun así, los valores eran practicados por la mayoría, tal vez dominados por el temor a los crueles castigos aplicados a quien violara la norma o por el castigo que le aplicarían los espíritus o por temor a sufrir tormento eterno en un "infierno".
Retornando a nuestros tiempos, hoy, en esta era científico-tecnológica, donde ya no creemos en que las brujas vuelan sobre una escoba o que a los bebés los trae la cigüeña, sufrimos de este terrible mal, la crisis de los valores, la cual no es más que el abandono de los valores que permitieron al ser humano desarrollarse, pero que ahora no le damos la importancia que merecen. Lo actual son los antivalores: corrupción, inmoralidad, violencia y desamor desde la más altas esferas del poder, sea político religioso o comercial, y todo esto promocionado y difundido las 24 horas del día y los 365 días del año por los medios de comunicación... Es decir, y como tú mismo dices, José... Pasaríamos días hablando de la crisis de los valores y no llegaríamos a una solución real, cualquier solución posible sería una utopía. La sociedad global actual está como estuvo la de la Antigua Roma: descompuesta desde sus cimientos, tanto así que se desmoronó como Potencia Mundial.

Hugo Jose Moreno
Administración de recursos humanos ins...
Escrito por Hugo Jose Moreno
el 14/10/2011

Realmente,es un tema muy interesante,buenas noches,creo que no importa el canal para transmitir los valores,de hecho son principios y no cambian el problema esta en el individuo,por tal motivo no podemos echar a todos en un mismo saco.
cuando yo comience a aplicar para mi estos pricipios,en especial el AMOR,de seguro el mundo que me rodea dara giro de 360 grados.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 15/10/2011

Bahá'u'lláh, nombre árabe o persa que en español significa “Gloria de Dios”, vivió en Medio Oriente entre los años 1817 a 1892. Entre muchas otras cosas, Él aclaró algo que hasta ahora ha sido vagamente entendido por la humanidad, o se la “Revelación Progresiva”.

Ella consiste, en resumen, en un proceso eterno por medio del cual el Único y Mismo Dios de todos los hombres – Invisible, Incognoscible, Creador de todo lo que existe – revela Su Voluntad a Sus criaturas en forma progresiva, de acuerdo con la época y el desarrollo de la humanidad, a través de una cadena de Seres especialmente creados para tal propósito y llamados Mensajeros o Profetas de Dios, Manifestaciones de Dios, Maestros Divinos, Salvadores, etcétera.

“Es evidente para todo corazón perspicaz e iluminado que Dios, la Esencia incognoscible, el Ser Divino, es inmensamente exaltado por encima de todo atributo humano, tal como existencia corpórea, ascenso y descenso, salida y retorno… Ningún lazo de relación directa puede atarle a Sus criaturas. Se mantiene exaltado más allá y por encima de toda separación y unión, de toda proximidad y alejamiento…”

“Estando así cerrada la puerta del conocimiento del Antiguo de los Días a la faz de todos los seres, la Fuente de Gracia Infinita, ha hecho que aparezcan del Reino del Espíritu aquellas luminosas Joyas de Santidad, en la noble forma del templo humano y sean reveladas a todos los hombres, a fin de que comuniquen al mundo los misterios del Ser inmutable y hablen de las sutilezas de Su Esencia imperecedera. Estos Espejos santificados, estas Auroras de Antigua Gloria son todo y cada uno los Exponentes en la

15 ‘Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh’, p. 95

9

Tierra de Aquel Quien es el Astro Central del universo… De Él proceden Su conocimiento y poder; de Él proviene Su soberanía. ”16

Estos “Espejos santificados” son los Fundadores de la verdadera Religión de Dios y, además, los impulsores y Fundadores de las nuevas etapas de desarrollo y civilización de la humanidad. Entre Ellos, en orden cronológico, figuran: Krishna, Fundador de hinduismo; Moisés, Fundador del judaísmo; Zoroastro, Fundador del zoroastrianismo; Buda, Fundador del budismo; Jesucristo, Fundador del cristianismo; Muhammad, Fundador del islamismo; El Báb, Fundador del babismo; y Bahá'u'lláh, Fundador de la Fe bahá'í.

Bahá'u'lláh, pues, es el nuevo Mensajero de Dios, Quien trae la Voluntad y las Enseñanzas de Dios para esta época moderna en que nosotros vivimos. Jesucristo, de acuerdo con las exigencias de Su época, brindó Enseñanzas para el desarrollo espiritual del individuo con el fin de que éste pudiera “entrar en el Reino de Dios”.

Bahá'u'lláh reafirmó y renovó las Enseñanzas espirituales de Jesucristo y, al mismo tiempo, de acuerdo con los requisitos de una humanidad que está por alcanzar su estado de madurez, reveló principios y un Plan para las relaciones entre grupos de individuos – tales como obreros y patrones, ricos y pobres, las distintas naciones, razas, religiones – cuya aplicación conducirá al establecimiento del Reino de Dos sobre la tierra.

El primer paso, pues, es inculcar a los hombres – ricos y pobres, capitalistas y obreros – sentimientos, pensamientos y hábitos más nobles, más elevados, más espirituales,

1 Palabras de 'Abdu'l-Bahá, el Hijo Mayor de Bahá'u'lláh, Fundador de la Fe bahá'í

2 'Abdu'l-Bahá, ‘Bahá'u'lláh y la Nueva Era’.

3

Transformando las cualidades animales que dominan la vida actual de la humanidad en las cualidades Divinas de la compasión, el amor, la generosidad, la cooperación, la justicia, el altruismo, la rectitud, la veracidad, la responsabilidad.

En respuesta a aquellos que afirman que “no puede cambiarse la naturaleza humana”, que el hombre por sí mismo es malo y egoísta y siempre será así, la Fe bahá'í señala que todo sistema educacional está basado en el hecho de que mediante el entrenamiento es posible transformar a una persona ignorante y sin desarrollo en un ser erudito y refinado. El Plan bahá'í se basa en el hecho fundamental de la creación, de que el ser humano – todo ser humano – posee dos naturalezas: la baja o animal, y la superior o espiritual, como consecuencia de haber sido creado “a imagen y semejanza de Dios”.

El objetivo, entonces, es despertar y desarrollar la naturaleza superior del hombre por medio de una educación y entrenamiento correctos, de modo que los bajos instintos estén sujetos a las virtudes elevadas del espíritu del hombre. Esta no es una tarea imposible. En realidad, es la única forma con que el hombre puede cumplir su verdadero destino como tal