En este grupo En todos

Grupo de Piano para expertos



-Razonamientos para un correcto estudio del piano- La relajación

Rafael
Piano escuela superior de música josé...
Escrito por Rafael De Castro Navarro
el 22/01/2011

Se ha escrito y hablado de la relajación hasta el cansancio, sin embargo, es un aspecto que siempre tiende a olvidarse. Hay que distinguir entre la relajación profunda que logramos al sentarnos en una butaca o al acostarnos, y la relajación que se necesita para otras actividades, como la de tocar el piano. En este caso, la relajación no puede en absoluto ser profunda ya que caeríamos desmadejados de la banqueta; se trata de utilizar la cantidad de energía necesaria para hundir firmemente el teclado, sin malgastar parte de esta energía en tensiones innecesarias. A veces he “ visto ” más que escuchado; la interpretación de algún pianista, y sinceramente, siempre me pareció penosa la exhibición de muecas y gestos que en nada favorecían la interpretación, mas bien al contrario, quitaban claridad a los pasajes. No quiere decir esto que en un pasaje doliente de una sonata de Schubert, debamos tener una sonrisa de verbena, quizá expresar con algún gesto, eso si; sin perder ese punto de equilibrio. Encontrar el punto exacto o equilibrio a la hora de tocar el piano no es tarea fácil ni rápida, pero si desde el comienzo trabajamos en ello, ahorraremos muchos sinsabores que pueden resultar en muchos casos en lesiones a nivel muscular o incluso en las articulaciones. He leído algunas recomendaciones hechas por compañeros pianistas en esta página, donde hablan acerca de esta cuestión, recomendaciones que es bueno tener en cuenta ya que todas ellas son muy claras y acertadas. Solo basta con seguir sus indicaciones.

Yo hago un ejercicio bastante sencillo con algunos de mis alumnos; sentados en la banqueta comenzamos haciendo una gran tensión hacia adentro, encogiendo el cuello y hombros al mismo tiempo que tensamos los brazos y contenemos la respiración; desde esta postura vamos aflojando el cuello, la espalda, los hombros para que vayan cayendo hacia los lados; los brazos, antebrazos, muñeca, palma y dedos. Aflojamos también poco a poco el pecho bajando hacia el vientre; en este momento hacemos una respiración profunda y exhalamos muy lentamente por la boca al mismo tiempo que terminamos de relajar cualquier tensión que haya quedado. Si se hace con los ojos cerrados es aun mejor, ya que así es mas fácil visualizar nuestro cuerpo. Después de esto, ya ponemos las manos sobre el teclado con la tranquilidad que emplearíamos para usar un lápiz o un cubierto en la mesa. A partir de ahí, solo será necesario usar la fuerza y energía que requiera cada pasaje, pero siempre volviendo al punto de partida, o sea al estado relajado.

La parte difícil es recordar esto mientras se estudia, suele suceder que al cabo de pocos minutos, estamos tensos otra vez sin apenas habernos dado cuenta. Y el aviso nos lo da nuestra espalda cuando empieza a molestar a la altura de los trapecios y omóplatos. Cuando sucede esto la molestia hace que necesitemos estirarnos y descansar, con la consiguiente perdida de concentración y tiempo. Una posible formula para irnos acostumbrando, sería poner una especie de alarma que nos recordara cada X tiempo volver a relajarnos (empezamos con 10 min. , después 15, etc. ) Los teléfonos móviles tienen una especie de cuenta atrás que son muy fáciles de programar y servirán perfectamente para este ejercicio. Hacer esto durante una buena temporada, ira creando en nosotros, el hábito de tocar sin tensiones innecesarias, hasta que trabajar así, sea algo normal y cotidiano para nosotros. Los resultados no tardaran en aflorar con gran satisfacción por nuestra parte.

Hasta la próxima.

Luis Martínez Manjarrez
Agrario y alimentario
Escrito por Luis Martínez Manjarrez
el 23/01/2011

Hola Rafael, he leído tu escrito y estoy totalmente de acuerdo contigo, la relajación es el punto de partida para el abordaje de las dificultades pianísticas. Gracias por tus consejos. Saludos

Marc Costa
Carrera musical, piano y canto. grado ...
Escrito por Marc Costa
el 23/01/2011

Gran consejo Rafa. La verdad siempre tuve el problema de que siempre se me cargaban demasiado los hombros y espalda por la tensión. Ahora intentaré hacer esos ejercicios. Muchas gracias. Siempre tu opinión y aportaciones son más que bienvenidas.

Saludos

Juan Pablo Rengifo
Bachiller instituto académico artístic...
Escrito por Juan Pablo Rengifo
el 25/01/2011

Gracias por su aporte Rafa. Creo que por este problemita de tensión han pasado todos los pianistas, pienso que es realmente importante siempre tener presente temas como este, debe convertirse en un hábito el estar relajado, eso nos ahorraría tiempo y esfuerzo.

Saludos