En este grupo En todos

Grupo de 8 de marzo e igualdad de género

Miguel *-
Como ser uno mismo universidad de la v...
Escrito por Miguel *-
el 16/06/2009 | Nivel Medio

Hola Alicia:

Muy interesante el tema que planteas, pero a mí me parece que desde la perspectiva de género no se puede hablar de igualdad, que es lo que manifiesta la mayoría de los participantes. Si hablamos de equidad, la mujer no puede realizar trabajos que por sus características se adaptan más a los hombres y viceversa; de lo que se trata es de crear un espacio para que ambos se puedan desarrollar con igualdad de oportunidades teniendo en cuenta sus diferencias.

Por ejemplo conozco de cerca el caso de las mujeres cadetes de la Escuela Naval del Perú. A la hora de los entrenamientos sólo muy pocas 2 ó 3, tienen el mismo arrojo que los cadetes hombres y no realizan las actividades físicas con el mismo resultado que sus compañeros , lo que les genera anticuerpos en el grupo.

En este caso en particular me gustaría que me ilustres cómo se puede aplicar la perspectiva de género.

Saludos cordiales

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Hola Miguel, voy a hacer algo mejor, te copio información del trabajo que se viene realizando en Argentina sobre el tema:

Durante las últimas dos décadas, la cuestión de la inserción de las mujeres en las Fuerzas Armadas ha entrado, a la agenda de los gobiernos Norteamericano e Inglés, de la mano del problema más general de la integración de las minorías étnicas y religiosas a la milicia. Actualmente, el debate sobre la cuestión de género gira en países sistemáticamente involucrados en conflictos bélicos, en torno de las dificultades existentes en ampliar el número de puestos efectivos ocupados por mujeres. Pues, aún cuando se ha ido ampliado el número de cargos mixtos hasta llegar como en el caso de Inglaterra al 70%, sólo el 7% es ocupado efectivamente por mujeres. Las principales orientaciones de dicho debate son las siguientes:

  1. La redefinición de los estándares de selección física en la instancia de reclutamiento a efectos de reducir la discriminación de género centrándolos en las exigencias particulares de cada puesto (*) .
  2. El cambio de la fundamentación de la exclusión de las mujeres de los puestos de combate, de la cuestión de la aptitud física para el combate, a una supuesta incidencia negativa de las mujeres sobre los requerimientos morales que las unidades de combate exigen para mantener la cohesión en situaciones extremadamente duras.

La experiencia internacional y los alcances del debate sobre el tema resultan un antecedente valioso a considerar a la hora de abordar el proceso argentino de incorporación de mujeres a las Fuerzas Armadas. Aquí, emulando probablemente al movimiento mundial en relación con la cuestión de género, se comienza la admisión de mujeres cuando se crea en 1976 un Liceo Femenino Naval. Desde entonces, la participación de las mujeres se amplió gradualmente en ámbitos ya mixtos pero en mayor medida en los cuerpos profesionales y en el voluntariado, y en muchísima menor proporción en los cuerpos comando de la fuerza; lo que sucedió muy tardíamente. Actualmente, la tasa de retención y de graduación de mujeres de los institutos militares de formación de comandos es, por causas que deberán determinarse, muy baja. En tanto, el universo de mujeres en los escalafones profesionales y comando de oficiales y suboficiales es de: 5. 6 % en el Ejercito, 5. 8 % en la Armada y 11,9% en la Fuerza Aérea (*) .

La etapa actual de democratización de las Fuerzas Armadas, conlleva la evaluación y conducción del rumbo de la profesionalización militar de las mujeres. Para ello, es preciso determinar: cómo se ha transformado la institución militar para incorporar a las mujeres, y cómo las mujeres deben transformarse para adaptarse a la carrera militar. Así también, cuáles son los límites de ambas transformaciones en las actuales condiciones, considerando que las fuerzas armadas en el mundo occidental, prohiben la participación de las mujeres del combate en terreno.
Por eso, dos principios deben ser conjugados en la intervención sobre la regu

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Continua....
Por eso, dos principios deben ser conjugados en la intervención sobre la regulación de la carrera militar de la mujer: uno de ellos, es el principio de la equidad, de la igualdad de oportunidades de acceso, capacitación y promoción de todos las personas sin distinción; el otro, es el principio de la defensa nacional que justifica la existencia de las Fuerzas Armadas.
Así, la creación de un observatorio sobre la inserción de las mujeres en la carrera militar, desde las instituciones de formación militar hasta la competencia y ascensos en los altos mandos, resulta de la necesidad de establecer el rumbo de sus trayectorias profesionales con vistas al mejor cumplimiento de las funciones de defensa nacional que un régimen democrático exige. El Observatorio será el organismo encargado de alcanzar las siguientes metas:

  1. definir políticas desde una perspectiva que atienda a la ecuanimidad, introduciendo en ellas los criterios de género compartidos por las mujeres que integran la fuerza;
  2. velar para que estas propendan a la profesionalización de las Fuerzas Armadas de acuerdo a los objetivos centrales asignados a ellas por el Estado Nacional.

De los Objetivos:

El objetivo general es realizar un seguimiento y evaluación de la inserción de la mujer en la carrera militar a efectos de instrumentar políticas que atiendan a una integración de las mujeres en las Fuerzas Armadas de la Argentina fundada en la equidad.

Son objetivos específicos:

  1. Evaluar los estándares de formación militar y su adecuación a la mujer en los institutos militares.
  2. Analizar las prácticas de segregación/integración actual de las mujeres en las distintas etapas de la formación militar.
  3. Determinar la interpretación y aplicación de la normativa vigente y sus efectos sobre la participación de las mujeres en institutos de formación y en las unidades militares.
  4. Definir las pautas de intervención política hacía la protección y mejoramiento del desempeño y promoción de las mujeres militares.

De las Funciones:

El observatorio tendrá dos funciones básicas: 1) el diagnóstico, dedicado a la producción y procesamiento de información reglamentaria, estadistica y cualitativa sobre la inserción de las mujeres en la profesión militar; 2) la intervención, orientado a la formulación de pautas para el diseño de políticas tendientes a la institucionalización de las garantías de protección de la igualdad de oportunidades de las mujeres en todo lo que concierne a su carrera profesional.

La necesidad de optimizar la eficacia de las acciones desarrolladas por el observatorio y la convicción de que la objetividad en la producción de información reside en el reconocimiento de los presupuestos básicos de los agentes involucrados, conllevará la articulación de ambas funciones. A tal efecto, todos los procedimientos de análisis serán tomados como un modo de pre-intervención en la cuestión. Reciprocamente, las modalidades de intervención en la problemática de la integración/segregación de las mujeres en las FFAA tendrán un componente de información y provisión de datos, o monitoreo.

Una tercer función del observatorio derivada de sus funciones básicas será la de convertirse en una instancia de articulación entre las

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Continua.....
Una tercer función del observatorio derivada de sus funciones básicas será la de convertirse en una instancia de articulación entre las mujeres que integran las FFAA y el Ministerio de Defensa. Ello será reforzado con la instrumentación de mecanismos institucionales de comunicación.

De la Metodología

El método operativo del Observatorio será la realización de visitas periódicas por parte de los responsables del mismo a las unidades militares y escuelas de formación militar donde se desempeñan mujeres. Con este procedimiento el relevamiento -mediante encuestas, entrevistas y focus group-, posibilitará la construcción de un vínculo efectivo entre el Ministerio de Defensa y las mujeres que integran la fuerza, pero fundamentalmente el conocimiento fehaciente de los mecanismos informales de segregación. Nos referimos, aquí a lo señalado en los objetivos, la importancia de establecer el modo en que los reglamentos y la normativa vigente, se interpretan y aplican.

El uso de datos estadísticos así como de información de archivos tanto nacional como internacional será también un insumo para el análisis y diseño de herramientas de gestión de la carrera militar de las mujeres. Algunos de los análisis que podrán realizarse, a partir de ello, serán: estudio de trayectorias, comparación de trayectorias según jerarquía y género, realización de proyecciones, comparación con la normativa y los estándares internacionales, etc.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Como puedes ver, en Argentina se está trabajando en este tema, mas como en muchos casos, se habla aún de observatorios, mira tú cunta equidad es que existe que en muchos ámbitos solo tenemos observatorios de perspectiva de género, que implican absorver información de las experiencias femeninas en ámbito como los ejércitos de distintos paises, para, en un periodo de tiepo "X" se comiencen a dar respuestas a la real equidad de género.

En este sentido, el tener actualmente a una mujer en el cargo de MINISTRA DE DEFENSA ha posibilitado que dicha inserción sea mas efectiva y que se estudie con propiedad las medidas a adoptar que nos conduzcan a una efectiva equidad o igualdad de oportunidades.

Saludos Miguel y mi nombre es Susana.

Miguel *-
Como ser uno mismo universidad de la v...
Escrito por Miguel *-
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Hola Susana, te pido mil disculpas por este lapsus totalmente involuntario, que prometo no me va a volver a suceder.
Respecto al tema me parece muy interesante y muy importante la creación de un observatorio para la inserción de la mujer en la carrera militar teniendo en cuenta el principio de equidad y la igualdad de oportunidades de acceso y capacitación hasta la competencia y ascensos en los altos mandos.
Mi inquietud va por el lado de que la diferencia física entre el hombre y la mujer va a determinar que haya determinadas áreas como las fuerzas de élite ó comandos que probablemente van a ser destinadas exclusivamente para los hombres y no faltaran las voces que hablen de discriminación y mi pregunta final es si en este caso se podría hablar de igualdad de oportunidades, a pesar de que esta realidad naciera de un observatorio de perspectiva de género.

Saludos cordiales

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Hola miguel, no te preocupes, me ha pasado también, te comento que mi prometido es militar, Major y pertenece a un grupo de elite y mi hijo entra el año próximo al colegio militar de la nación en Argentina, por lo cual estoy algo informada de lo que ocurre en el ejército, mas mi área es la mujer y las actividades productivas, pero tengo entendido que si se han presentado algunos problemas en este sentido, sin embargo, nada les quita que dentro de estos grupos especiales las mujeres no puedan ocupar puestos que no hacen únicamente a la fuerza y si por ejemplo a espacios de decisión, asociados a las estrategias o planificaciones, dado que las diferencias solo pueden ser a ese nivel (físico/fuerza).

Ahora, desde mi punto de vista personal, puedo decirte que el tema de la discriminación es algo que yo demando particularmente ser superado, en el sentido de que cuando una mujer se ha decidio a ocupar determinados espacios lo ha hecho conociendo las reglas de juego, en este sentido tengo un serio problema con mi política nacional cuando escucho de mi presidenta que es atacada por su calidad de mujer, cosa que no es cierto, ya que he visto las mismas situaciones con algunos presidentes hombres tal es el caso Fernando de La Rúa.

Considero que las mujeres deben ganar los espacios a los cuales desean acceder, y de estos ámbitos se demanda que se actúe con justicia, que se demanden las mismas cosas a cada género, atendiendo claro está al hecho de la diferencias físicas que son claramente visibles.

En un grupo de elite, no todas las personas hacen las mismas cosas, entonces que quita que una de ellas no pudiera ser cubierta por una mujer? , mas repito, las mujeres, como también lo hacen los hombres, debemos ganarnos los espacios a los cuales aspiramos, ya que no solo en el ejército, sino en el mundo laboral especialmente la competitividad es muy alta actualmente y nada te es regalado.

Disculpa si estoy algo dispersa, es que estoy participando en debates de diversa índole y de verdad me ha costado encuadrarme un poco en el tema, mas mañana será otro día y podemos seguir hablando mejor del tema, saludos cordiales Miguel.

Miguel *-
Como ser uno mismo universidad de la v...
Escrito por Miguel *-
el 17/06/2009 | Nivel Medio

Hola Susana:

En las Fuerzas Especiales veo difícil que una mujer pueda planificar ó diseñar estrategias si no ha pasado por el trabajo de campo, por lo que en este caso es probable que las excluyan, lo que no tiene que pasar en otras calificaciones como la Fuerza de Superficie por ejemplo.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en que las mujeres deben ganarse los espacios a los que aspiran acceder al igual que lo hacen los hombres, lógicamente tomando en cuenta las diferencias, en este caso físicas ó de fuerza.
Por lo debatido hasta el momento puedo deducir que desde la perspectiva de género va a haber diferencias en algunos casos, que no pueden ser tomadas como discriminación porque de lo que se trata es de actuar con equidad y crear igualdad de oportunidades a partir de las diferencias y existen campos en que hay diferencias muy marcadas como en el caso que estamos comentando.

Saludos Cordiales

Miguel *-
Como ser uno mismo universidad de la v...
Escrito por Miguel *-
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Hola a todos:

Cuando Marlon Hernandez se refiere a la perspectiva de género y habla de feminismo antivida como un nuevo modo de ver al ser humano con una nueva perspectiva desde la cual reelaborar los conceptos de hombre y mujer, y que según este concepto las diferencias entre hombres y mujeres responden a una estructura cultural, social y psicológica y no a condiciones biológicas y que la sociedad inventa las diferencias entre los sexos, es lógico deducir que estas diferencias entre hombres y mujeres no tienen un origen natural, y por lo tanto las considera antivida, por lo que en mi opinión personal no lo considero intolerencia.

Susana, como conocedora del tema sería bueno que nos aclares si este enfoque que nos plantea Marlon de las difrencias entre hombres y mujeres dentro de la perspectiva de género es errado.

Saludos cordiales

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Perspectiva de género o Estudios de género:

Https://es.wikipedia.org/wiki/Estudios_de_g%C3%A9nero

El género es una categoría de análisis en sociología, psicología y antropología que denota un conjunto de normas y convenciones sociales del comportamiento sexual de las personas. Son entonces, los "Estudios de género", los estudios de la construcción social de las diferencias sexuales en un momento o lugar histórico dado.
Los Estudios de género forman parte de la reciente tradición de los Estudios Culturales (Cultural Studies) que iniciaron en universidades de Inglaterra y Estados Unidos a partir de los 1960s/70s. Sin embargo, sus antecedentes son mucho más antiguos.
Los estudios de género no sólo estudian la desigualdad hacia las mujeres, sino que han abierto nuevos campos de investigación como sobre estudios sobre masculinidad y diversidad sexual (estudios sobre gays, lesbianas, bisexuales, transexuales,...). Estos estudios no tienen respaldo ni en la biología ni en la genética y pero sí de otras disciplinas científicas como la psicología o las Ciencias de la Educación, esta última, a la cual pertenezco.
El "género" o rol sexual en sentido amplio es lo que significa ser hombre o mujer, o también masculino o femenino, y cómo define este hecho las oportunidades, los papeles, las responsabilidades y las relaciones de una persona o dos.
Mientras que el sexo es biológico, el género o rol sexual está definido socialmente. Nuestra comprensión de lo que significa ser una mujer o un hombre evoluciona durante el curso de la vida; no hemos nacido sabiendo lo que se espera de nuestro sexo: lo hemos aprendido en nuestra familia y en nuestra comunidad a través de generaciones. Por tanto, esos significados variarán de acuerdo con la cultura, la comunidad, la familia, las relaciones interpersonales y las relaciones grupales y normativas, y con cada generación y en el curso del tiempo.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

A partir de estos "géneros" aparecen unos estereotipos de género, que son el conjunto de creencias existentes sobre las características que se consideran apropiadas para hombres y para mujeres. Estos serían la feminidad para las mujeres y la masculinidad para los hombres.
Y estos estereotipos a su vez crean los roles sexuales, es decir, es la forma en la que se comportan y realizan su vida cotidiana hombres y mujeres según lo que se considera apropiado para cada uno.
El género, lo define de forma sucinta la antropóloga mexicana Marta Lamas, es la construcción cultural de la diferencia sexual. Ella retoma las raíces de este estudio, originadas en el siglo XX con Margaret Mead en su libro Sex and Temperament in Three Primitive Societies, de 1935. La antropóloga estadounidense inició la idea revolucionaria entonces de que los conceptos sobre el género eran culturales y no biológicos. En las investigaciones realizadas por Margaret Mead en los años 30 en tres sociedades de Nueva Guinea constató que no todas las sociedades estaban organizadas de forma patriarcal, y en ese sentido la distribución de los roles entre mujeres y hombres era diferente a las de las sociedades occidentales, con lo cual hace un primer cuestionamiento al carácter "natural" de las diferencias entre ellos, incluyendo las físicas.
Este planteamiento sin dudas significa una primera aproximación a un análisis de esta realidad asignándole responsabilidad a elementos de la cultura específica de cada sociedad en el desarrollo de las diferencias entre mujeres y hombres, y sobre todo acerca de la asignación de funciones diferentes a cada uno. El Derecho es un campo particularmente sensible a las demostraciones a favor o en contra de los ideales abanderados por uno u otro género. Debido a sus pretensiones de ser universal y correcto, es un campo que es tomado como herramienta para intentar promover visiones de género que sean convenientes para el grupo en cuestión. El feminismo en especial ha sido muy activo en buscar una igualdad en el campo del Derecho que refleje sus pretensiones de igualdad de género. Éste intenta también tomar como referencia al mundo real y social y cómo se dan las relaciones interpersonales y grupales en éste, y al hacerlo, no sería ilógico ver que los grupos socialmente desventajados, como las mujeres, deberían serlo también en el Derecho. Sin embargo, esta visión tan formalista y radical del Derecho está fuertemente cuestionada por aquellos que ven en el Derecho una herramienta que puede y debe ser usada para el cambio, precisamente hace conceptos más equitativos, como en la protección y la igualdad real de la mujer.
También se introduce el concepto de género en la obra de John Money, psicólogo de Nueva Zelandia, quien realizó sus estudios en Harvard y en la Universidad de Pittsburg y luego ejerció su labor como profesional en la Clínica Psicohormonal de la Universidad de Johns Hopkins. Él usa el concepto gender por primera vez en el año 1951, para referirse a un componente cultural, fundamentalmente la influencia educativa, en la formación de identidad sexual Hasta esos momentos la identidad sexual era considerada sólo como una determinación biológica, es por eso que al referirse a este concepto como un aspecto que la cultura forma, constituye un aporte importante al conocimiento científico que, aunque se magnificó en ese momento, influyó en lo que posteriormente se reconoció como gender en inglés y género en español, dentro de la teoría feminista.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

A pesar de que es en la década de los años 50 donde surge la emergencia de definir el concepto, su contenido fue variando hasta lo que hoy reconocemos. En los años 60 Robert Stoller (psicoanalista), elaboró conceptualmente el término en su libro Sex and Gender Más recientemente se observa como género también la homosexualidad y la transexualidad, que generalmente no eran merecedores de ese estudio por parte de los analistas clásicos. Este nuevo análisis corresponde a las nuevas realidades de género que se hacen evidentes en la sociedad.
En los años 50 el análisis de estos problemas estaba muy marcado por el enfoque biológico. Estas realidades históricamente han sido interpretadas culpando a las personas que están inmiscuidas en ellas más que a la sociedad y a la forma en que ésta se estructura. Por eso la solución a esos "malestares" no se orientaban críticamente hacia la sociedad; consecuentemente, sus propuestas no implicaban transformaciones en este sentido. Ese aporte de la psicología no fue suficiente ante el desarrollo que después alcanzó este concepto cuando lo esgrimían en la década de los 70 las feministas norteamericanas. En este sentido le precedieron dos planteamientos significativos para la ruptura con el pensamiento que prevalecía en la ciencia acerca de la mujer, que fueron los expuestos por Margaret Mead y Simone de Boauvoir antes expuestos.
El origen del género en la sociedad
Muchos son los estudios que pretenden explicar el origen del género a partir de una forma específica de organización que adoptaron las diferentes sociedades en su desarrollo y que trajo consigo una división sexual del trabajo. En esta división le correspondió a la mujer el espacio de la casa por su capacidad para gestar y amamantar a los hijos. El cuidado de ellos se le asignó más allá del tiempo en que era imprescindible su presencia, es decir, cuando ya cualquier adulto podía realizar esta función. Por proximidad espacial se ocupó del resto de las funciones vinculadas al espacio de la casa.
Una mirada más crítica de esta realidad apunta a que la capacidad de gestar y amamantar de la mujer le confería el poder de la garantía de su continuidad como especie, lo que le estaba vedado al hombre. La inseguridad de los hombres acerca de la paternidad de los hijos y su necesidad de tener esa certeza cuando había acumulado riquezas y quería transmitirla a su descendencia, fueron condiciones que indujeron la idea del control de la sexualidad de las mujeres mediante el matrimonio y el confinamiento al espacio de la casa como garantía de seguridad para la paternidad de la descendencia y de la conservación de los bienes acumulados. La existencia de una sociedad sin género es un tema en discusión, sin muchas evidencias para probarlo; pero de lo que si hay un convencimiento es de que las formas en que se dan las relaciones entre mujeres y hombres, y los roles asignados a cada uno, varían de una sociedad a otra, lo que apoya la idea del carácter construido por la influencia cultural de lo que denominamos género, y de la necesidad de realizar el análisis de cualquier realidad, a partir de su contextualización sociohistórica.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Sin embargo, toda la diferenciación y la identificación de los géneros como lo visto anteriormente tiene también consecuencias sociales menos que deseables. La diferenciación misma del género, al igual que en casos como la raza o las tendencias religiosas, genera choques cuando se intenta imponer una sobre la otra. En palabras de Maria Mercedes Gómez (Los Usos Jerárquicos y Excluyentes de la Violencia - en Justicia y Género en América Latina)"la violencia por prejuicio tiene, entonces, entre sus causas primordiales la necesidad de marcar diferencias entre colectividades hegemónicas y no-hegemónicas con el fin de reproducir arreglos sociales que benefician a las primeras... Por ejemplo, la violencia contra las mujeres emerge como problema social en un contexto de misoginia, la violencia contra los hombres gay, las lesbianas y los transgeneristas en un contexto de heterosexualidad obligatoria y de homofobia y la violencia contra una raza en un contexto racista". En estos casos de género, donde las personas no sólo pertenecen a las características “normales” (el uso de la palabra normal siempre es excluyente pues intenta estandarizar un deber ser para todos) sino también a grupos diferenciados, es solo visible en la hostilidad de su forma de relacionarse con los otros grupos. La creación de estas categorías y aún de los mismos mecanismos legales para combatirlas puede ser en sí misma un arma discriminatoria, pues crea la apariencia de que la igualdad formal opera y que por lo tanto no es necesario preocuparse por la igualdad material, que es la que realmente afecta la vida de los individuos en los grupos discriminados por el género, pues normativamente es muy difícil establecer reglas positivas que apunten directamente contra ellos. Lo que ocurre entonces, en sintonía con esta invisibilización, es que se crean normas que aparentemente no son directamente discriminatorias contra un género, pero sí lo son al aplicarlas.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

El feminismo es una ideología que defiende los intereses de las mujeres, para lo cual elabora un conjunto de teorías sociales y ejecuta diversas prácticas políticas en abierta crítica de relaciones sociales históricas, pasadas y presentes, teniendo en cuenta la experiencia femenina. En general, los feminismos realizan una crítica a la desigualdad social de las mujeres frente a los varones, y proclaman la promoción de los derechos de las mujeres. Las teorías feministas cuestionan la relación entre sexo, sexualidad y el poder social, político y económico.
A pesar de que muchas personas líderes feministas han sido mujeres, no todas las mujeres son feministas y no todas las personas feministas son mujeres.
El feminismo como movimiento social ha sido principalmente visualizado como un movimiento de las sociedades occidentales en el siglo XX. No se encuentra asociado a ningún grupo, práctica o evento histórico en particular. Se crea a partir de la conciencia acerca de las desigualdades causadas por los géneros y de la búsqueda de la justicia social. Existen diversas formas del feminismo, como teoría, como práctica, como conciencia, como movimiento social internacional, nacional y local.
Algunos de los distintos feminismos son el feminismo cultural, el feminismo radical, el ecofeminismo, el anarcofeminismo, el feminismo de la diferencia, el feminismo marxista, el feminismo separatista, el feminismo filosófico, el feminismo cristiano, el feminismo islámico, el feminismo pro-vida y el feminismo crítico.
Particularmente no puedo decir que soy una feminista de ninguna de estas corrientes, soy una mera técnica que se dedica a buscar los espacios en los cuales deben aparecer instancias de equidad especialmente en los ámbitos laborales.
Lamentablemente lo que muchas personas conocen de estos tipos de feminismos, son aquellos feminismos extremos que han venido a desdibujar la legítima demanda de la equidad de los géneros, es por ello que se embolsa a todas las mujeres que trabajan en pos de diseñar espacios de verdadera igualdad de condiciones en un concepto globalizante como FEMINISTAS ANITIVIDA y que para colmo es considerado al menos por dos personas a las cuales respeto y valoro mucho en su expresiones como conceptos tolerables y desprejuiciados.
Respeto sus expresiones, mas me mantengo en mi posición de que es un discurso cargado de prejuicios y valoraciones, o desvaloraciones mejor dicho.
Hasta este momento cada una de mis palabras fueron absolutamente cuidadosas, tendientes a evitar el agravio en ningún sentido hacia nadie, pero no voy a permitir de ninguna manera que alguien venga a decirme que por tratar este tema soy considerada una FEMINA ANTIVIDA. Mi tolerancia también tiene un límite, cada palabra será respetada en el marco del respeto y tolerancias mutuas.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Voy a explicar algunos conceptos que parecen desconocer y por lo cual terminan acompañando
los argumentos de Marlon, argumentos que no me molestan, me molesta el modo en que estan expresados, no todas las personas desconocemos los términos que se utilizan, por educados y cargados de garantías teóricas que se muestren, son violentos y prejuiciosos.
La actividad subversiva consiste en prestar ayuda o apoyo moral a individuos, grupos u organizaciones que promuevan el derrocamiento de gobiernos por medio de la fuerza y la violencia.
Hedonismo es la doctrina filosófica que considera el placer como el fin de la vida, por lo que se deduce que los seres humanos deberíamos dedicarnos exclusivamente a vivir en su eterna búsqueda.
Ahora, lo peligroso es que asocia el Hedonismo no solo a la búsqueda del placer, sino al placer sexual, todo su discurso apunta em esta única dirección.
La mentalidad antivida contemporánea tuvo sus comienzos a finales del siglo XVIII, en la teoría del Rev. Thomas Maltus, quien afirmaba que la población mundial crecía más rápidamente que los recursos de la tierra. Los neomaltusianos resucitaron las erróneas ideas de su predecesor y han promovido ferozmente el control de la "superpoblación" como una necesidad imperiosa para combatir la miseria humana. Sin embargo, detrás de la fachada "humanitaria" de muchos neomaltusianos, se esconde una mentalidad racista y violenta.
Marlon dice:
La perspectiva de género llega a una concepción tan amorfa de la persona humana, que da pie a todo tipo de comportamiento, por perverso que sea. El cuerpo y la naturaleza humana, en sus expresiones de feminidad y masculinidad, pierden toda su relevancia moral, para convertirse en puro instrumento al servicio del placer egoísta.
Por Dios!

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

PERFIL DEL PERVERSO
1. El perverso siempre tiene una serie de fantasías conscientes, sabe que va a cometer el acto sexual previamente, en una determinada escenografía que se denomina ESCENARIO. Ese escenario es imprescindible para que él pueda desarrollar su actividad sexual perversa. Si no se da, no la desarrolla. Siempre está presente la connotación de OBSCENIDAD, siempre se trata de dañar, humillar, hacer daño, destruir al objeto sexual.
2. Ese deseo de hacer daño al objeto sexual tiene una intención de VENGANZA; lo somete a una serie de humillaciones que son la venganza de las que él ha sufrido, real o imaginariamente, particularmente durante su infancia y adolescencia.
3. Necesita la sensación de SUPERIORIDAD, triunfo, dominación. Necesita colocar a su víctima en situación de sumisión, temor,...
4. El sujeto perverso está reviviendo un traumatismo sexual infantil, porque ha sido humillado en su sexo o en su identidad sexual. Consiste en REVIVIR esa experiencia pero invirtiendo los papeles, pasa de víctima a vengador. Identificación con el agresor para evitar la identificación con la víctima (temor).
5. Al perverso le gusta correr ciertos riesgos; situarse en el límite de desafío a la ley ("me van a pillar", "me pueden pillar").
6. Tendencia a DESHUMANIZAR al objeto; considerar a su víctima sexual como sin sentimientos, sin dignidad, de usar y tirar.
7. El perverso teme la ley; le gusta rozarla, pero la teme, así que se cuida de reconocer estos comportamientos porque sabe que de ello depende la sanción.

Por favor! Si las organizaciones mundiales consideraran que las demandas por la equidad de los géneros para un mejor desempeño de sus actividades y para eliminar las limitantes de las actividades que actualmente desarrollan las mujeres, las demandas por la equidad no estarían amparadas por legislaciones mundiales.
Sencillamente los conceptos de Perversidad, Antivida, Hedonismo, y Subversión están muy mal utilizados, a esto me refiero cuando hablo de prejuicios e intolerencia.

Miguel *-
Como ser uno mismo universidad de la v...
Escrito por Miguel *-
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Hola Susana:

En mi anterior intervención lo que hago es analizar los conceptos vertidos por Marlon que dicen que la diferencia entre hombres y mujeres no responden a condiciones biológicas y que no tienen un origen natural y desde ese punto agrego, es lógico que lo considere antivida y que no lo considero intolerancia.
Acto seguido te solicito que como conocedora del tema nos aclares si este enfoque que nos plantea Marlon es errado, para ver si la conclusión lógica a la que se llega a partir de su lectura tiene fundamento ó no.
No veo nada de agravio en mis palabras y en ningún momento he pretendido decirte que eres una fémina antivida, lo que veo de tí es una total falta de tolerancia hacia opiniones discordantes con la tuya como la de Marlon, y hacia la mía en que te pido que aclares el enfoque que plantea Marlon para poder sacar una conclusión válida.
Lo interesante de un debate es la confrontación de ideas y no que te todo el mundo diga te felicito por tu opinión. Esta confrontación de ideas debe hacerse sobre la base de la tolerencia y el respeto y lo interesante es cuando cada participante es asertivo en sus respuetas.

Saludos cordiales, y si consideras que en algo te agravié, a pesar de que estoy seguro de no haberlo hecho, te pido mis disculpas.



Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Miguel, tú has realizado una lectura equivocada de lo que Marlo está expresando, primero, mira en que contexto utiliza el término FEMINISMO ANTIVIDA:

En los últimos años el feminismo antivida ha desarrollado el concepto de "perspectiva de género" o "equidad de género", con el propósito de replantear todos aquellos temas que considera de vital importancia para la mujer.

La perspectiva de género no nace de un sector tan extremo como las mujeres proabortistas, nace como uan instancia natural a las demandas y adecuaciones que se justifican en el normal desarrollo y desenvolvimiento de una nueva realidad socio económica mundial y déjame decirte que no es una lucha de los '60 o de los '70, esa es la fecha en que tal vez se hacen públicas, mas esta defensa por los derechos y adecuaciones en favor de las mujeres que buscan la EQUIDAD no la superioridad, data de al menos el siglo XIX.

Por otro lado parece que no vale de nada haber sido respetuosa en las 4 paginas de este debate a cada una de las exposiciones realizadas hasta aquí, solo ahora que no admito y con justa razón surge la idea de que soy incapaz de aceptar posiciones en contrario, de hecho, te copio algo que dije mas arriba por si se te pasó leerlo:



Susana Bazán
Salta, Argentina x Susana Bazán
Usuario Destacado Salta | Argentina | 40 años Sus grupos: , ... Ha contribuido con: 35 documentos , 35 vídeos , 5 imágenes , 118 debates Ver mi perfil Escrito por Susana Bazán a las 21:25 | Nivel Medio

Voy a explicar algunos conceptos que parecen desconocer y por lo cual terminan acompañando
los argumentos de Marlon, argumentos que no me molestan, me molesta el modo en que estan expresados, no todas las personas desconocemos los términos que se utilizan, por educados y cargados de garantías teóricas que se muestren, son violentos y prejuiciosos.

Susana Bazán
Lic. en cs. de la educación. .....
Escrito por Susana Bazán
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Tú dices analizar los conceptos que manifiesta y expresa Marlon, déjame decirte que todo el problema se reduce a conceptos que si no los conoces terminas pensando que esta persona argumenta de maravillas, pero son subversivas sus propias palabras ya que son globalizantes de actividades que solo un pequeño sector de mujeres en todo el mundo demanda y que yo he dejado muy claro en otros espacios de debate NO COMPARTO.

Tú y Marlon confunden dos términos absolutamente diferentes: SEXO Y GÉNERO son dos categorias aboslutament diferentes, lo biológico es sexual, lo social y cultural es lo que tiene que ver con el género, nadie discute que biológicamente el hombre y la mujer no sean diferentes, pero discuten mal cuando dicen que el género esta determinado biológicamente,, esl genero es un construcción social determinada socialmente e impuesta desde el primer dia que llegas a este mundo, que te llames Miguel y no María es una diferencia de género, cultural, no sexual.

Por último, revisa mi explicación del concepto antivida, y de cada uno de los conceptos a los cuales llamé la atención, todo se reduce a una mala utilización de algunos conecptos que transforman el discurso, ya que si analizaste los conceptos vertidos por Marlosn, dejame decirte que no los entendiste, los acomodaste a un marco común de entendimiento simple, pero nada es simple cuando de este tipo de temáticas se trata.


Miguel *-
Como ser uno mismo universidad de la v...
Escrito por Miguel *-
el 26/06/2009 | Nivel Medio

Susana, lo que hice y te lo repito fué deducir como se llega al concepto antivida a partir del post de Marlon y luego te solicité que como conocedora del tema nos aclares si eran correctas sus opiniones. Si para tí llegar a una deducción a partir de la intervención de un participante es un agravio que no estas dispuesta a tolerar, insisto que a mí me parece intolerancia y con esto finalizo mi intervención en este debate.

Saludos cordiales