En este grupo En todos

Grupo de Inteligencia de negocios



¿Hemos destruído nuestro paraíso?

gabriel
Bío Bío, Chile
Escrito por Gabriel Concha Espejo
el 04/06/2009 | Nivel Avanzado

Primero que nada Alicia, tienes toda la razón, lamentablemente, solo nos queda asumir la condición actual de nuestro planeta. Hoy día buscamos desesperadamente la manera de reparar el daño producido, a través de distintas acciones, que tienen por objeto revertir la situación actual.

Queramos o no, humanamente ya no se puede ser nada, digo esto no con un sentido pesimista, solamente es una visión realista.

La raíz del problema esta en nuestro interior, no podemos hacer nada contra ello, es como si alguien se quisiera auto intervenir de una enfermedad terminal, debemos reconocer que necesitamos un especialista en el área, ese especialista existe, no lo podemos ver físicamente pero lo podemos sentir, y un ultimo un dato; siempre nos ha buscado.


Alicia María Garro Bustamante
Prof.egb,bchiller en e.s.,licenciatura...
Escrito por Alicia María Garro Bustamante
el 05/06/2009 | Nivel Avanzado

Hola Gabriel te agradezco tu participación en este debate.
Desearía que se nos unieran muchos más para hacerlo más interesante. Creo que cada uno de nosotros debemos comenzar a cuidar nuestra casa común" la Tierra ".
Es nuestra obligación dejarle a las futuras geaneraciones algo mejor, tenemos que comenzar por nuestra persona ,casa familia, amigos y vecinos, reunirnos en el barrio, motivarlos a mantener todo límpio, a seleccionar la basura y si no hay lugares de reciclaje crearlos en nuestra comunidad

Dios y las futuras generaciones nos lo van agradecer.
.
Es hora de actuar porque para luego es tarde.


Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 08/06/2009 | Nivel Avanzado

La crisis de nuestro tiempo - ¿Cómo puedo aportar a un mundo mejor?

Inicio: El tiempo en que vivimos está caracterizado por dos poderosos procesos: un proceso de desintegración y otro de integración.

1 Reflexión de la crisis de nuestro tiempo

2 ¿Cómo puedo aportar a un mundo mejor?

3 Por el bien común de todo el planeta Tierra

4 La Solución espiritual del problema económico

1-LA CRISIS DE NUESTRO TIEMPO.
El tiempo en que vivimos está caracterizado por dos poderosos procesos: un proceso de desintegración y otro de integración.
El mundo de hoy se encuentra en el proceso de unificarse y está caracterizado por cambios increíblemente rápidos. Incapaces de responder ante estos nuevos desafíos, las estructuras que de antaño servían como fuentes de estabilidad y guía en la sociedad, tales como la familia, la iglesia y las estructuras gubernamentales, han perdido en gran parte tanto su influencia como su capacidad de proveer guía adecuada a las personas.
A la vez, ante los tremendos cambios en el mundo y en sus vidas, y sin saber a dónde volverse para recibir una orientación adecuada, muchas personas andan a la deriva sin encontrar significado o propósito en la vida.
Una crisis moral profunda se manifiesta en todos los ámbitos de la sociedad.
La corrupción y el fraude generan desconfianza en las instituciones públicas y privadas.
Se recurre a la violencia y el terrorismo para imponer agendas políticas.
El materialismo induce a una sed insaciable de riquezas y placeres terrenales que desplaza los valores de amor, bondad, y generosidad, a la vez que lleva a la destrucción del medio ambiente, que es el sostén de la vida misma.
Una actitud irresponsable hacia el matrimonio deja a millares de hogares desintegrados y a millones de hijos sin padres.
Números crecientes de personas buscan escapar de la realidad mediante el uso del alcohol y las drogas.
La pérdida de valores morales, como una directriz para la vida humana, se debe principalmente a la declinación de la religión como fuerza social.
El amor a Dios y el deseo de evitar acciones que Le podrían desagradar constituyen una motivación interna que incentiva a la persona a practicar las cualidades morales aun en situaciones de mucha tentación. Comparada con esta motivación interna, queda sumamente débil cualquier sistema de recompensas y castigos diseñado por los seres humanos en la forma de leyes y reglamentos, que busca Promover una conducta moral mediante la motivación externa. Sin embargo, en g

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 08/06/2009 | Nivel Avanzado

gran medida la religión ha perdido su influencia moral, no sólo en la sociedad, sino también entre sus propios seguidores. Al pensar en la religión, un gran número de personas sólo la asocian con un conjunto de creencias, dogmas, ritos y ceremonias que poco o nada tienen que ver con la manera en que viven su vida diaria. Al mismo tiempo, el intento de revivir la religión, demasiado a menudo ha dado lugar a un fanatismo que contribuye a profundizar aun más la desintegración social. Al considerar que la religión no es relevante a la hora de enfrentar los graves problemas sociales de nuestros tiempos, ha quedado a los gobiernos y los estadistas intentar solucionarlos. Por mucho que sea la buena voluntad con que han tratado de actuar, los resultados son mínimos. La brecha económica divide cada vez más a la población en ricos y pobres. Persisten odios ancestrales entre pueblos y naciones, llevando en el peor de los casos a genocidios. Hay un extraordinario aumento en el crimen y la violencia organizada. La gente vive con inseguridad. Los servicios básicos no alcanzan a grandes porcentajes de la población mundial. La explotación indiscriminada de los recursos naturales amenaza a las próximas generaciones con problemas inimaginables. En breve, los líderes mundiales no han sido capaces de concebir planes viables que alivien los males de la humanidad. Esto no significa necesariamente una falta de esfuerzos sinceros. De hecho, estos esfuerzos se han multiplicado década tras década. Más bien, el problema es que los esfuerzos se enfocan principalmente en tratar los “síntomas”, sin tocar las causas espirituales más profundas de la desintegración. *Extractos de La Respuesta Bahá’í ante la Crisis de Nuestro Tiempo Autora: "Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos relacionados con liderazgo moral, educación, desarrollo sostenible, valores humanos y vida familiar.

2- ¿Cómo Puedo Aportar a un Mundo Mejor?
Hoy día hay dos grandes procesos obrando en el mundo. Uno es el proceso de desintegración, que tiene como síntomas todos los problemas sociales que vemos a nuestro alrededor: conflictos, corrupción, desempleo, abuso del alcohol y de las drogas, desintegración familiar y muchos más. El otro, mucho más silencioso, es un proceso de integración que está llevándonos hacia una sociedad planetaria de paz, unidad y justicia. Todas las personas que se esfuerzan en pro de principios, tales como la eliminación de prejuicios, la educación universal, la equidad de género, y los derechos humanos, están aportando a este proceso de integración. Ante este panorama social, cada persona tiene tres opciones: Ser parte del proceso de desintegración, dejándose arrastrar por formas negativas de pensar y actuar; Ser un espectador, observando lo que sucede y lamentándolo, sin hacer nada; Ser parte del proceso de integración, tomando acciones que aportan a una sociedad mejor. La gran mayoría de las personas, aunque no son malas, quedan simplemente como espectadores, sin llegar a ser parte del proceso de integración. ¿Por qué será? Hay dos razones principales: 1) No saben qué hacer. 2) Sienten que ante la magnitud de los problemas, sus pequeños esfuerzos no podrían tener ningún efecto significativo. Las enseñanzas de Bahá’u’lláh nos dan guía concreta de lo que puede hacer cada uno de nosotros para aportar en la construcción de una nueva sociedad, a la vez que nos dan la confianza de que nuestros esfuerzos, unidos a los esfuerzos de

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 08/06/2009 | Nivel Avanzado

de miles de otras personas en todos los rincones del globo, tendrán un impacto. Bahá’u’lláh nos asegura que “el mejoramiento del mundo puede ser logrado

por medio de hechos puros y hermosos, por medio de una conducta loable y correcta”. Podemos considerar a Bahá’u’lláh como un arquitecto que ha trazado los planos para la construcción de una sociedad de paz, unidad y justicia.
El está dando a cada uno de nosotros el privilegio de servir como trabajadores en esta gran obra. Brevemente, hay tres campos en que podemos aportar, que se refuerzan mutuamente. 1) Transformar Nuestras Propias Vidas. Bahá’u’lláh nos exhorta a estar en un proceso constante de progreso espiritual: “Que cada amanecer sea mejor que su víspera y cada mañana más rica que su ayer”. A la vez, nos da herramientas, tales como la oración, pasajes inspiradores y enseñanzas orientadoras que nos ayudan en este proceso. 2) Aplicar los Principios Sociales de Bahá’u’lláh en Nuestras Vidas y Promoverlos en la Sociedad. El principio más importante es la unidad de la humanidad que conlleva la eliminación de toda clase de prejuicio. Algunos otros son: la educación universal, la equidad de género, la libre investigación de la verdad y la eliminación de extremos de riqueza y pobreza. 3) Participar en el gigantesco programa de educación moral que la Comunidad Bahá’í está llevando a cabo en el mundo entero.
a) Clases de educación moral para niños de 6 a 11 años, desarrollo de cualidades, tales como la veracidad, la honestidad, la unidad y la generosidad.
b) Grupos pre juveniles para adolescentes de 12 a 14 años, que mejoran las destrezas de lector-escritura, desarrollan la comprensión de verdades espirituales, realizan actividades artísticas y organizan proyectos de servicio.
c) Círculos de estudio para jóvenes y adultos, que fortalecen la comprensión de verdades espirituales y desarrollan capacidades de servicio.
Estas actividades están abiertas a personas de todas las religiones, o sin religión alguna, que desean desarrollar capacidades que les permitan aportar de manera más eficaz a la construcción de una nueva "sociedad. INF. Instituto@bahai.org.bo
"Juanita de Hernández escribe libros, fascículos y artículos relacionados con educación, desarrollo y vida familiar que son claros, prácticos y fáciles de entender. Si deseas transformar tu vida y aportar a la transformación de la sociedad, gratis en Transformándonos.

3- Por el bien común de todo el planeta tierra.
Los recursos de la Tierra son propiedad de toda la humanidad y no de un determinado pueblo. Las diferentes contribuciones al bienestar económico común merecen y deben recibir diferentes medidas de recompensa y reconocimiento, pero los extremos de riqueza y pobreza que afligen a la mayoría de las naciones de la Tierra, sin considerar las filosofías socioeconómicas que profesen, deben ser abolidos. " La unificación de la humanidad es el sello distintivo de la etapa a que ahora se acerca la sociedad. La unidad de la familia, de la tribu, de la ciudad estado y de la nación han

sido acometidas sucesivamente hasta ser del todo logradas. Y ahora es la unidad mundial la meta por la que brega una humanidad hostigada. El proceso de construcción de naciones ha tocado a su fin. La anarquía inherente a la soberanía del estado roza ya su apogeo. Un mundo en pos de su mayoría de edad debe abandonar ese fetiche, reconocer la unidad e integridad de l

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 08/06/2009 | Nivel Avanzado

las relaciones humanas, así como establecer de una vez por todas la maquinaria que mejor encarne este principio fundamental de su vida. "Shoghi Effendi, 1936
Lo que el Señor ha ordenado como el supremo remedio y el más poderoso instrumento para la curación del mundo entero, es la unión de todos sus pueblos en una Causa universal, en una Fe común. Baháulláh.
OH amados de Dios En ésta, la Dispensación Bahá'í, la Causa de Dios es espíritu puro. Su Causa no pertenece al mundo material. No viene para la lucha ni para la guerra, ni para los actos de discordia o de oprobio; no es para disputas con otras religiones, ni para conflictos entre las naciones. Su único ejército es el amor de Dios; su única alegría es el transparente vino de su conocimiento; su única lucha, la exposición de la Verdad; su única cruzada es contra el insistente yo, las malas instigaciones del corazón humano. Su victoria es someterse y ceder, y ser desprendido es su sempiterna gloria. En resumen, es espíritu sobre espíritu: (Abdu'l-Baha)
Pronto el viejo orden mundial será eliminado y uno nuevo desplegado en su lugar

4- La Solución espiritual del problema económico.
Erradicación de los extremos de pobreza y riqueza.
La unidad de la humanidad prevista por Bahá u lláh, es una unidad basada en la justicia: una minoría mantiene un control esencial sobre los medios de producción y distribución, mientras que la mayoría de la población mundial vive en una pobreza y miseria absoluta.
Una de las causas básicas de la injusticia económica es una competencia excesiva y derrochadora; una competencia limitada sirvió como estimulo útil a la producción durante el periodo de la historia en que los medios de producción estaban menos desarrollados, ahora debe sustituirla la cooperación. Los recursos humanos y materiales que tenemos a nuestra disposición deben utilizarse para el bienestar a largo plazo de todos, no para el beneficio a corto plazo de unos pocos. Esto se conseguirá si la cooperación reemplaza a la competencia como base de la actividad económica organizada. La cooperación debe llevarse a efecto en todos los niveles de la economía; ejemplo: los empleados de una empresa deberían recibir una parte proporcional de los beneficios del negocio, a demás de su salario. Si no es a si, hay desequilibrio económico, injusticia y a menudo explotación.
Todos los grados de ingresos deberían establecerse dentro de unos límites absolutos por una parte debe haber un nivel mínimo de ingresos que satisfaga las necesidades básicas del bienestar humano y que se garantice para todos,(ya existe en alguno países) por otro lado debería haber también un nivel máximo de ganancias(no existe en ningún país) mediante un buen sistema progresivo de impuestos y otras medidas, habría que impedir que un individuo acumulase riquezas superiores al nivel máximo, no existiendo de esta forma magnates.
Para todo ello debe de haber una espiritualización de la humanidad, pues sino el plan económico más perfecto fracasaría, porque la solución al problema económico debe de ser espiritual.
El reparto de bienes debe de ser común entre todas las naciones del mundo, los países ricos, deben ayudar a los países subdesarrollados.

Alicia María Garro Bustamante
Prof.egb,bchiller en e.s.,licenciatura...
Escrito por Alicia María Garro Bustamante
el 10/06/2009 | Nivel Avanzado

Gracias amigo por tan completa dicertación de los ideales de sexta Bahá u lláh. Pero hace ya 2009 años vino Jesucristo el Hijo de Dios y nos dejó la religión perfecta (Cátolica ) y verdaderamente la tuya es nada más y nada menos que una copia al carbón de sus Mandamientos. Si estudias la religión católica no es otra cosa que compartir, unir ,ayudar,fortalecer al ser humano proteger el medio y nuestro hogar La Tierra. De esta forma agradecer al creador de todo DIOS por habernos permitido la vida en este paraíso que es nuestro hogar ; sin egoísmos, maldad, lujuria, vanidad ,prepotencia ,desigualdad etc...
Pero el hombre se dejó llevar por la maldad y dañó todo y es este el momento de hacer un alto en el camino de destrucción y volver a los verdaderos principios del Cristianismo, si es que queremos heredar un mundo mejor a nuestros hijos.
No es inventado lo que ya fue inventado, ni adjudicandonos cosas que no nos pertenecen ; sino que son fundamento y origen del Cristiano testigo de Cristo Jesús nuestro Señor y Salvador.

Lucio Estrella
Lic. en derecho uat
Escrito por Lucio Estrella
el 30/10/2009 | Nivel Avanzado

Desgraciadamente la falta de aprendizaje humano puede impedir volver a nuestra esencia ntural inicial, la mayoría de los seres humano pensamos que algo no va a suceder por que es poco probable, hemos caído en la estupidez de reducir la complejidad de los problemas del mundo a simples fórmulas, dialogos y discuciones que en nada ayudan, manteniendo una mente tan estrecha mirando solo las formas ya estructuradas, ya conocidas sin mirar más allá de lo que percibimos. Pero aún se puede hacer mucho por parte de los que nos consideramos despiertos.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 06/01/2010 | Nivel Avanzado

Alicia, volver a los verdaderos principios del Cristianismo es seguir a Jesucristo, y Principalmente a Dios y su santa voluntad, ya dijo Jesús: Aun tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. San Juan 16, 12-13
https://grupos.emagister.com/documento/la_1_y_2_venida_de_cristo_profecias__de_daniel_y_san_mateo_/1451-184137

También dijo : Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Baháulláh trae unos principios que Cristo no trae , como:
Bahá'u'lláh nos enseña la unidad de Dios, la unidad de la religión y la unidad del género humano. El ha alabado a todos los Profetas del pasado y nos ha mostrado como todos Ellos han dado las buenas nuevas de que en la plenitud del tiempo Su Bien amado Prometido vendrá. La cadena dorada de Profetas ha unido sus eslabones por medio de Bahá'u'lláh. Es un episodio hermoso.

Bahá'u'lláh enseña que Dios ha ido educando a la humanidad a lo largo de la historia, mediante el envío de Mensajeros o Profetas a distintos pueblos y naciones. Cada uno de estos Mensajeros o Manifestaciones de Dios ha traído las enseñanzas de Dios adecuadas a la mentalidad o coyuntura histórica del pueblo para el que fueron reveladas. Cuando la civilización evoluciona y requiere nuevos conocimientos y leyes, un nuevo Mensajero surge entre los seres humanos para revelar nuevas enseñanzas. Por esta razón no hay motivo para la discordia religiosa, pues todos los grandes Mensajeros provienen de un único Dios y obedecen a un mismo propósito. Bahá'u'lláh, el Mensajero de Dios para nuestra época, declara: "No puede haber duda alguna de que los pueblos del mundo, de cualquier raza o religión, derivan su inspiración de una única Fuente celestial y son los súbditos de un solo Dios. La diferencia entre las ordenanzas a las que están sometidos debe ser atribuida a los requisitos y exigencias variables de la época en la que fueron reveladas."

La unidad de DIOS , La unidad de la humanidad, la unidad de las religiones, LA LIBRE INVESTIGACION DE LA VERDAD . La Religión debe de estar de acuerdo con la ciencia y la razón, unidad entre religión y ciencia . Igualdad entre hombres y mujeres . Educación obligatoria, universal y gratuita . La consulta . La abolición de todos los prejuicios Tanto raciales. Religiosos, sociales, etc. La Solución espiritual del problema económico (Erradicación de los extremos de pobreza y riqueza). Un idioma internacional y una moneda internacional . Un tribunal internacional de justicia . EL AMOR Y EL AFECTO ( Ama a tu prójimo más que a ti mismo). La paz universal . Unidad en la diversidad.

¿Dónde está la copia con papel de carbón?
La fe bahái no es una secta, tiene su calendario, libros sagrados, leyes, martires y forma parte de la revelación progresiva de Dios, es la segunda venida de Cristo, en 1844, según las profecias de la biblia:

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 06/01/2010 | Nivel Avanzado

https://grupos.emagister.com/documento/la_1_y_2_venida_de_cristo_profecias__de_daniel_y_san_mateo_/1451-184137

Bahá'u'lláh nos enseña la unidad de Dios, la unidad de la religión y la unidad del género humano. El ha alabado a todos los Profetas del pasado y nos ha mostrado como todos Ellos han dado las buenas nuevas de que en la plenitud del tiempo Su Bien amado Prometido vendrá. La cadena dorada de Profetas ha unido sus eslabones por medio de Bahá'u'lláh. Es un episodio hermoso.

Bahá'u'lláh enseña que Dios ha ido educando a la humanidad a lo largo de la historia, mediante el envío de Mensajeros o Profetas a distintos pueblos y naciones. Cada uno de estos Mensajeros o Manifestaciones de Dios ha traído las enseñanzas de Dios adecuadas a la mentalidad o coyuntura histórica del pueblo para el que fueron reveladas. Cuando la civilización evoluciona y requiere nuevos conocimientos y leyes, un nuevo Mensajero surge entre los seres humanos para revelar nuevas enseñanzas. Por esta razón no hay motivo para la discordia religiosa, pues todos los grandes Mensajeros provienen de un único Dios y obedecen a un mismo propósito. Bahá'u'lláh, el Mensajero de Dios para nuestra época, declara: "No puede haber duda alguna de que los pueblos del mundo, de cualquier raza o religión, derivan su inspiración de una única Fuente celestial y son los súbditos de un solo Dios. La diferencia entre las ordenanzas a las que están sometidos debe ser atribuida a los requisitos y exigencias variables de la época en la que fueron reveladas."

El propósito de la religión, tal como ha sido revelado desde el cielo de la Santa Voluntad de Dios, es establecer la unidad y la concordia entre los pueblos del mundo; no la convirtáis en causa de lucha y discordia. La religión de Dios y su ley divina son los más potentes instrumentos y el más seguro de todos los medios para hacer que la luz de la unidad alboree entre los hombres. El progreso del mundo, el desarrollo de las naciones, la tranquilidad de los pueblos y la paz de todos los que habitan en la tierra se hallan entre los principios y ordenanzas de Dios. La religión otorga al hombre el más preciado de los dones, ofrece la copa de la prosperidad, da la vida eterna y derrama beneficios imperecederos sobre la humanidad. (Bahá'u'lláh, Tablas de Bahá'u'lláh

Hace cincuenta años Bahá'u'lláh declaró la necesidad de la paz entre las naciones y la esencia de la conciliación entre las religiones del mundo. Anunció que la base fundamental de todas las religiones es una. Que la esencia de la religión es el compañerismo humano, y que las diferencias de credo existentes se deben a la interpretación dogmática y las ciegas imitaciones, las cuales difieren en los fundamentos establecidos por los profetas de Dios. Proclamó que si se indagase la realidad subyacente en la enseñanza religiosa, todas las religiones se unirían y el propósito de Dios que es el amor y la fusión de los corazones se lograría. De acuerdo con sus enseñanzas, si la creencia religiosa es causa de discordia y disensión, su ausencia sería preferible, pues la religión fue propuesta para ser el remedio, la panacea divina, para las enfermedades de la humanidad y el bálsamo curativo para las heridas de la raza humana. Si su mala interpretación y profanación causan guerras y derramamiento

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 06/01/2010 | Nivel Avanzado

de sangre en lugar de remedio y curación el mundo está mejor sin la religión. ('Abdu'l-Bahá,

Evolución de la religión:
Bahá'u'lláh enseñó que la evolución existe en la religión así como existe en el desarrollo de la humanidad y que Dios, el Todopoderoso Creador Único, quien es Infinito, Incognoscible y Sapientísimo, educa progresivamente a la raza humana por medio de sucesivas Manifestaciones Divinas que aparecen, a través de la historia, aproximadamente cada mil años. Así han venido, de tiempo en tiempo, Krishna, Abraham, Moisés, Zoroastro, Buda, Jesús, Muhammad y, en esta época, el Báb y Bahá'u'lláh. Cada uno ha enseñado de acuerdo con las necesidades de la época en que apareció. Otros vendrán periódicamente en el futuro para continuar guiando a la humanidad conforme a su estado de evolución. La base de las religiones de los diferentes Mensajeros Divinos es una sola. Se complementan y se expanden progresivamente y están relacionadas en la misma forma que los grados de una escuela, los capítulos de un libro o los eslabones de una cadena.
cada Profeta cumplió la promesa de Aquel que vino antes que Él y, a su vez, cada Uno anunció a Aquel que habría de seguirle.
Considerad cómo Abraham predijo la venida de Moisés, y Moisés encarnó la declaración abrahámica. Moisés profetizó el ciclo mesiánico, y Cristo cumplió la ley de Moisés. Es evidente, por tanto, que las santas Manifestaciones que fundaron los sistemas religiosos están unidas y de acuerdo; no hay diferenciación posible en sus misiones y enseñanzas; todos son espejos que reflejan la realidad, y todos promulgan la religión de Dios. La religión divina es la realidad y la realidad no es múltiple; es una. Por tanto, los fundamentos de los sistemas religiosos son uno debido a que todos provienen de la realidad indivisible; pero los seguidores de estos sistemas han disentido; discordia, lucha y guerra han surgido entre ellos, pues abandonaron el fundamento y se adhirieron a lo que sólo es imitación y apariencia. Puesto que las imitaciones difieren, el resultado es enemistad y disensión. Por ejemplo, Jesucristo, ¡Que mi espíritu sea sacrificado por Él ¡Echó los cimientos de la realidad eterna, pero después de su partida muchas sectas y divisiones aparecieron en la cristiandad. ¿Cuál fue la causa de ello? No cabe duda de que se originó en imitaciones dogmáticas, pues los principios de Cristo eran la realidad misma, en la cual no existe divergencia. Cuando aparecieron las imitaciones, se formaron las sectas y grupos disidentes.
Bahá'u'lláh. Eliminó todas las imitaciones y prejuicios que habían causado la separación y las desavenencias y echó las bases de la única religión de Dios. Cuando esto se realizó, musulmanes, cristianos, judíos, zoroastrianos, Hinduistas budistas, todos se unieron con verdadero amor y camaradería. Y ahora son baháis...
https://grupos.emagister.com/documento/la_religion_de_dios/1151-161871