En este grupo En todos

Grupo de El corazón inteligente

Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 04/03/2010

Si, Norma. Este es el debate y me alegra encontrarte en él. Como bien dice Cecilia, en este momento Chile ha focalizado con fuerza nuestro pálpito entrañable, por la proximidad y hermandad que sentimos. Pero también Taiwan ha temblado hoy con intensidad. Parece que la Tierra necesita hacerse sentir también. Sería bueno que sintonizáramos con el corazón del planeta para entender el sentido de su palpitar, que ejerce su inteligencia para subsistir. Necesitamos resonar hacia el entendimiento entre las personas, los países, los continentes y el planeta; sentirnos dentro de un sistema vivo y en proceso permanente para desarrollar su ser.

María nos dice que últimamente hacemos más caso a la mente. También es así con respecto al planeta. Por todo ello, Pilar, en este proceso de reajuste en Chile, respiremos profundo y sintamos la ternura que emana de la tierra, para sintonizar con ella y que nos muestre el camino a seguir, desde lo más profundo de nuestro propio corazón, desde lo más profundo de nuestra ternura serena y sonriente.

Os invito a compartir lo que ese corazón grande nos diga, dentro de nuestro corazón. Tal vez descubramos algo entre todos.

Un abrazo.

María Cida Duarte
Maestría en educación universidad naci...
Escrito por María Cida Duarte
el 06/03/2010

Juan Antonio gracias por la invitación, un poco tarde pero igual te contesto. Intresante el debate, dijiste que..... Los ritmos, los pálpitos del corazón, son un lenguaje específico. Bueno yo lo leo de esta manera, cuando me acerco o se acercan a mí las personas, también cuando los observo desde lejos, y el ritmo de mi corazón se acelera de pronto, pues me quedo quieta, analizando que es lo que siento o bien como lo siento, que es lo que me esta pasando y por qué me siento así? Es palpitación o ritmo diferente en cada ocasión. Se puede leer perfectamente, el ritmo indica miedo, o alegría, o amor, o bien atracción por algo o alguien etc.

Generalmente si me detengo, y le presto atención a lo que siento, evito muchas cosas. En otras veces lo reprimo, debe ser por mi cultura y por la educación recibida.

Un abrazo

María




Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 07/03/2010

Así es, María. Veo que identificas el lenguaje del corazón. Me alegro y deseo que te mantengas en esa línea para aprovechar su sabiduría de una forma cada vez más precisa, superando poco a poco los prejuicios y condicionamientos recibidos.

Un abrazo

Lola
Escrito por Lola
el 09/03/2010

Normalmente atiendo lo que mi corazón me transmite, sin embargo, le permito a mi cerebro que lo confronte y de allí obtengo lo que considero más conveniente para mantener la paz y espiritualidad que trato día a día que tenga mi existencia.
Gracias por la invitación

Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 09/03/2010

Es un buen procedimiento, Lola. ¿Diferencias cuándo la cabeza te aporta valor coherente con respecto al corazón y cuándo actúa de forma restrictiva o bloqueadora de intuiciones, debido a prejuicios o condicionamientos recibidos?

Maria Fuenzalida
Pedagogia basica u de los lagos
Escrito por Maria Fuenzalida
el 17/03/2010

Tengo que confesar algo, mi corazon es un traidor, se enamora hasta la locura sin pensar, lo bueno que tengo es que mi cabeza funciona bien y termina indicandome el camino correcto para no caer en autoreproches y salir del caos para empezar de nuevo.

Por otra parte le doy las gracias a todos los que se preocupan de nosotros los chilenos que lo estamos pasando mal. En particular no tengo problemas materiales pero el estado psicologico pos traumatico es muy complejo. Aun tiembla constantemente y el haber pasado por el terremoto pensando que era el momento de la muerte.......... Es lo mas fuerte que me ha tocado vivir y he vivido cosas que crei eran de lo peor.

Saludos y gracias a todos.

Maria

Shirley Colbert
Experto: gestión de la eficiencia orga...
Escrito por Shirley Colbert
el 18/05/2010
¿Entiendes el lenguaje de tu corazón? Que buena pregunta! Juan Antonio, no siempre.. Mas el corazón tiene la virtud de hacer entender su lenguaje claro y simple, los que complicamos los términos somos nosotros. Mira, me da la impresión que el futuro está condicionado a lo que "oigas en tu corazón" y te llene de gozo; no pretendamos vivir la vida tomando atajos como en la carrera de la liebre y la tortuga; para terminar la carrera necesitamos mantener la disciplina, la paciencia, la determinación, el gozo en el corazón, no podemos terminar la carrera bien, sin ejercitarnos para la misma. ¿Cómo ejercitarnos para llegar a dónde queremos llegar? escuchando y descubriendo lo que Dios puso en nuestro corazón, Cuando el tiempo pasa y no hacemos nada por mejorarnos interiormente (escuchar al corazón) la entropía nos vence y generalmente caemos en una dejadez que a veces nos lleva a la depresión . Les comparto un fragmento de una agradable lectura: "Sentir el corazón, es vivir, es iluminarnos, es comprender que no tenemos todas las respuestas; sin embargo asumimos, porque así lo sentimos , que hay un propósito más elevado por el cual pisamos este bendito suelo. Sentir el corazón, es reconocer que, al trascender nuestros prejuicios (que el cerebro impone), la vida se revela como una sabia escuela que nos prepara para volar hacia un mundo más diáfano, sensible y humano. En realidad, sentir al corazón, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo. Agradezco el favor que me dan de enriquecerme con vuestros puntos de vista y la oportunidad de participar en la conversación, un abrazo
Cecilia Armas Perez
3o. de sec. esc.sec.tomas garrigue maz...
Escrito por Cecilia Armas Perez
el 01/06/2010

Se puede amar el misterio sin amar la soledad. O, en el fondo mi alma es solitaria. Parece que son sentimientos encontrados, pero sé que pueden convivir la sociabilidad con la melancolía. De esta forma se necesita bastante espacio para uno mismo, sin por ello dejar de ceder lugares a los demás.

20080102180931-292946uady-w.jpg


Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 01/06/2010

Tienes razón, Shirley. Pero se puede codificar y aprender a escuchar con más precisión el lenguaje del corazón, que tampoco es la intelectualización de las creencias. Hablo de ello en mi libro, "El corazón inteligente". Tiene que ver con ese fluir del que todos los místicos han hablado en todas las épocas y culturas.

Con respecto a tu observación, Cecilia, es cierto que el recogimiento ayuda. Seguramente, eres introvertida. Pero no te dejes llevar por la melancolía el lenguaje del corazón también precisa de la expresión, del florecer, para ser auténticamente comprendido.

Un abrazo,

Juan Antonio

tere
Escrito por tere
el 06/07/2010

Hola Cecilia y a todos: coincido contigo que el el lenguaje de nuestro corazòn es mùsica a
nuestros "oìdos" y percepciòn si queremos oìrlo... A veces no lo escuchamos, y me parece
que se produce un sonido contraproducente al alma. No?
saluditos para todos.!

Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 06/07/2010

El corazón debe latir en armonía con el alma y con el cuerpo. Cuando esto no ocurre, enfermamos física o psicológicamente. Por eso es importante escuchar su melodía y asegurarnos de que nos resulta armónica.

Un abrazo,

Juan Antonio

Paula Andrea
Seminario de psicologia y psicoterapia...
Escrito por Paula Andrea
el 13/03/2011

hola, Juan que especial debate, hace años que oigo mi corazón y todo mi cuerpo, es cierto que si ritmo si latir, la forma en que se expande emocionalmente y espiritualmente, es hermoso, siempre vivo atenta a lo que me dice, a descubrir mi adentro que siente y vibra del afuera.

el corazón es un órgano que guarda en sí mismo la simbología del altruismo, por ello lleva sangre a todos los lugares sin importar nada, si esta enfermo, sucio, no le importa, a todo nuestro ser pasa sangre por igual, y ciado se afecta es porque tenemos asuntos allí inconclusos situaciones que no hemos resuelto frente a ese altruismo, muchas veces se afecta nuestra circulación por que no permitimos que ciertas cosas fluyan libremente, porque hay bloqueos, porque hay temores, porque a veces por educación nos hemos vuelto rígidos y no dejamos fluir o circular ciertos aspectos emociones o situaciones de nuestra vida y así nuestras arterias también se endurecen


Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 13/03/2011

Querida Paula, me alegra ver la claridad y conciencia que tienes con respecto al corazón. El interés se encuentra en poder desarrollar esa sensibilidad con un código de lenguaje e interactuar con nosotros mismos y con los demás de una forma más amplia y consciente, integradora y de apoyo mutuo real. En eso estoy trabajando. Un saldo,

Paula Andrea
Seminario de psicologia y psicoterapia...
Escrito por Paula Andrea
el 13/03/2011

Juan maravilloso ese trabajo, si todos los seres humanos trabajásemos eso viviríamos mas felices, y habría menos conflicto, lindo que enseñes a otros tu aprendizaje, conectarse con esa parte tan linda que el corazón


Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 13/03/2011

Me alegro que te guste. Puedes conseguir mis libros, el últimos de los caules trata este tema "El corazón inteligente" ed. Obelsico, en Ediciones Gaviota, de Bogotá. Un abrazo.

Roberto Elias Moscoso Ñustes
Administración recursos humanos, menta...
Escrito por Roberto Elias Moscoso Ñustes
el 12/04/2011

Bogotá, Colombia, Abril 12 de 2011

Buen día Juan Antonio, y compañeros de Emagister,

Considero que pocas veces sabemos entender el lenguaje de nuestro corazón. Pero, personalmente lo siento cuando tengo contacto con otras personas, en especial cuando estoy haciendo acciones para el bien de los demás, como que ese lenguaje se ve manifestado en el corazón de los demás, y nos llega cuando vemos esa sonrisa, ese agradecimiento, o simplemente, por que las cosas que hice surtieron el efecto deseado, así nadie me lo agradezca.

Cuando estamos escuchando música, ojala ésta nos impacte, estamos sintiendo ese mensaje, que es de tranquilidad, lo que pasa es que a veces no entendemos el lenguaje que nos llega del corazón, por que sentimos ese palpitar y aún así como que no despertamos. Pero si hacemos el ejercicio, de mirarnos, de preguntarnos cuando por ejemplo estamos tristes, que pasaría si nos acompañamos de otro corazón, que supla esa carencia afectiva, por que al buscar ese apoyo, estamos encontrando ese vínculo que nos va a alimentar, que nos hace entender que definitivamente el corazón nos envía mensajes, pero que se hace imprescindible entender ese lenguaje, acoplarlo, por que el corazón, independientemente que nos envíe ese mensaje, nos da valor, nos alimenta la autoestima, nos propende más inteligencia y nos lleva a esa relación con los demás donde vamos a compartir muchas experiencias, no sólo en la parte de la fé y la espiritualidad, sino también en lo que somos cada uno de nosotros, como personas, con nuestros valores, nuestros principios, para que iniciando cada uno, entendamos el lenguaje de nuestro corazón, para poder llegar a entender luego el lenguaje del corazón de los demás.

Gracias por la invitación a participar del presente debate. Que pasen un excelente día, que Dios los bendiga a todos.

Con respeto,

ROBERTO ELÍAS MOSCOSO ÑUSTES

Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 13/04/2011

Tienes mucha razón, Roberto. Por ello nos conviene escuchar más a menudo nuestro corazón e integrarlo en nuestra vida cotidiana, de manera coherente con nuestros pensamientos, actos y deseos. Por ello escribí el libro de "El corazón inteligente", con la intención de aclarar y dar pautas para que esa integración coherente se produzca en nuestra vida personal, social, familiar y profesional.

Un abrazo,


Juan Antonio

Juan Antonio López Benedí
Educación / doctorado autónoma de madrid
Escrito por Juan Antonio López Benedí
el 13/04/2011

Tienes mucha razón, Roberto. Por ello resulta imprescindible escuchar al corazón diariamente e integrarlo en nuestra vida cotidiana, en coherencia con nuestro pensamiento, acciones y deseos. Eso mismo me llevó a escribir y publicar el libro "El corazón inteligente", con ejercicios y propuestas concretas para generar esa integración en lo personal, familiar, social y profesional.

Un saludo,

Juan Antonio

Leobardo Islas Rodriguez
Sociologia colegio de ciencias y human...
Escrito por Leobardo Islas Rodriguez
el 26/04/2011

Que hermoso escuchar del corazon, y mas escuchar al corazon, hace poco lei que el corazon tiene un cerebro especial, t que su magnetismo es aun micho mayor que el del cerebro, y con un magnetografo midieron su magnetismo , y es mayor, por algo sedice una corazonada y la biblia habla del corazon tanto. Debo escucharlo mas en quietud gracias a ustedes estoy aprendiendo bye, shalom.

Paula Andrea
Seminario de psicologia y psicoterapia...
Escrito por Paula Andrea
el 27/04/2011

Hola, he escuchado sobre las células emocionales, o las neuronas del corazón, y me pareció interesantísimo, estoy trabajando en ello, y tratando de profundizar un poco.

mi corazón era un colador lleno re rotos de heridas, poco a poco se lleno nuevamente, ahora está más sano, y procurando recibir para equilibrar su balanza, pues no se ha dado verdaderamente si no has recibido, lo siento latir muchas veces contento expandido, aunque a veces le siento agobiado, como si quisiera a quietarse y sentir abrigo, otras veces lo he sentido enojado, también asustado, llama mi atención su fuerte latido, es hermoso es musical, es la magia de tu sabiduría que te habla a compas. Hoy más que nunca lo dejo fluir lo dejo expresarse y es hermoso