En este grupo En todos

Grupo de Artes plásticas



¿ El artista como tal, puede hacer investigación académica en arte?

hugo daniel
S/título santa fe- santa fe
Escrito por Hugo Daniel Lafranconi
el 02/05/2008

Parto del supuesto experiencial, de que la propia obra es el campo de investigación del artista. De no ser asi, la investigación se transforma en estética, histórica, social... Y él en historiador, esteta o sociólogo...

Actualmente en las universidades, se pretende que sus profesores sean investigadores y es muy dificil poder formular una hipótesis verdaderamente seria desde el HACER artístico sin producir un desdoblamiento en la actividad.

Sandra Leticia Jaime Estrada
Lic. en comunicación, especialidad e...
Escrito por Sandra Leticia Jaime Estrada
el 03/05/2008

Hacer o el quehacer artístico no sólo es un campo de investigación en la realización de nuestro propio arte, es una investigación acerca del asunto o problema que se esconda dentro de la expresión artística. Ademas al iniciar cualquier tipo d trabajo de este tipo de inicio con el proceo de un diáganóstico o pasos primarios de la investigación, con respecto al entorno social tanto con el tema obra artísica como para los receptores que tendran diversas reacciones o actitudes.

Hugo Daniel Lafranconi
S/título santa fe- santa fe
Escrito por Hugo Daniel Lafranconi
el 07/11/2008

Debate cerrado.

Hugo Daniel Lafranconi
S/título santa fe- santa fe
Escrito por Hugo Daniel Lafranconi
el 25/05/2009

Debate reabierto el 25 de mayo de 2009.

violeta
Escrito por violeta
el 25/05/2009

A riesgo de pecar de ignorante, creo que el artista, haga la investigación que haga, insconscientemente tendrá una inclinación a ver el aspecto artísitico y es inalienable el hacerlo sin que pesen sus propios conceptos, o experiencias, ya que son una especie de punto de referencia para el. Y lo mismo va a pasar con cualquier oficio o profesión, pondrás especial atención en lo que a ti te interesa.

Considero que es muy importante, sobre todo para un maestro que tiene que transferir una gran serie de conocimientos, la investigación. Porque para que uno mismo pueda poner algo nuevo en práctica, tiene que aprender primero cómo es que se hace. (Una investigación muy básica sería aprender que se necesita un solvente para diluir la pintura y poder trabajarla mejor, así como esparcirla con un pincel, al preguntar cómo se hace se esta haciendo una investigación).

Y como lo comentaba al principio, esto es válido para todos los oficios, y para todas las tareas de la vida, por lo que considero que el hacer tu investigación no te aleja de tu identidad, sino mas bien, te ayuda a definirla mejor. Esa es mi humilde opinión.

Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
Estudios de filosofía y teología unive...
Escrito por Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
el 25/05/2009

Plantearse de entrada si el artista, como tal, puede hacer una investigación académica o empírica, supone ciertos riesgos. Riesgos que pueden subsanarse si se parte de un principio intersubjetivo e interdisciplinario. Si se aborda la Investigación como un simple proceso de identificar los pasos y los intervinientes científicos -esto es, medibles y cuantificables y/o identificables- es posible que se presenten disyuntivas y opiniones encontradas al respecto. Me permitiré ilustrar mi intervención con un axioma en el que creo profundamente: "Toda obra de arte está sujeta a un proceso de investigación, en el artista y fuera de él" . Cuando se hace una aproximación a la investigación como un proceso de sincera indagación, de exploraciones honestas del sentido de aquello que se le quiere "dar forma" no sólo en en el sentido plástico, a una idea, a una concepción... Entonces nos encontramos ante un evento de investigación.

Si se quiere ser más exhaustivo y penetrar con instrumentos idóneos esta búsqueda, es factible el aprovechar recursos más sistemáticos que permiten una comprensión más profunda de una obra de arte. En la estética y la semiótica , se encuentran recursos muy valiosos que permiten desglosar y circunscribir las "ideas" de un artista. Ambas son ciencias que están al sevicio del arte, una aborda la esencia de la belleza y su armonía y la otra escrudiña el sentido de su simbología.

El interrogante sería: ¿Todo artista investiga o necesita hacerlo?. Me aventuraría a asegurar que todo artista investiga, de manera conciente o inconsciente. En cada concepción y gestación de una obra hay interrogantes e inquietudes a las cuales responder, hay deseos y necesidades que secundar, hay espacios y atmósferas para llenar. Y aún cuando surgiera de la nada -que de plano es imposible, pues somos uno con nuestro acervo histórico- responde a interrogantes desconocidos e inexplorados.

Resulta interesante ubicar luego esa obra en un contexto, rico de influencias de otras investigaciones y de otras exploraciones. Cuando te acercas a lo que realmente has soñado en plasmar y comparas con el resultado real, muchas veces te encuentras con una evolución muy interesante de la idea primigenia. Los cambios pueden haber obedecido a diversas razones, inclusives a meras resoluciones técnicas, pero también se circunscriben al enriquecimiento de lo que al inicio sólo fue una concepción. He aquí un itinerario de investigación. Si a esta experiencia le agregas los vínculos con otros eventos artísticos, entonces se establecen las válidas comparaciones para ubicar un estilo y una orientación artística.

Toda obra de arte tiene un lenguaje. Comprender y decodificar sus significados requiere cierta sensibilidad algo ilustrada , para manejar los códigos subyacente en dicha obra. Aquí nos encontramos ante otra realidad: la invetigación trasciende a su "hacedor" y de esa manera las interpretaciones escapan inclusive a la intención original del artista... Y esto es también profundamente enriquecedor.

En todo caso, la investigación -desde sus diversas naturalezas- es inherente al ser humano, por tanto es natural que envuelva el mundo artístico.

Saludos

Julieta A. Egui

Hugo Daniel Lafranconi
S/título santa fe- santa fe
Escrito por Hugo Daniel Lafranconi
el 25/05/2009

Gracias Violeta.

Gracias Julieta. Te pido disculpa por confundir tu nombre.

Por ahora, me quedo con vuestros planteos, los que trataré de responder desde mis propias inseguridades.

Soy consciente de mi trabajo como artista. Puedo posicionarme fuera y pensar y pesar. Hasta podría decir que he logrado ser "objetivo".

Ver la propia obra expuesta en un lugar diferente del taller en donde fue gestada y concluída. El enfrentarse a ella , entender y permitir su legítimo reclamo de "ser", son al menos las experiencias mas cercanas a esta objetivación. Objetivación que me permite ponerla en un contexto social y en un tiempo determinado. La que abre puertas a una investigación post -realización.

Este espacio de reflexión sobre lo propio, sin duda es vertido en la próxima obra como asi también en la labor docente. Pero, cuando a un arquitecto o a un artista plástico que llevan una vida construyendo obras de gran valor (no es mi caso), se les exigen maestrías y posgrados para ser docentes, aparentemente sus obras valen poco.

Los espacios académicos están plagados de jóvenes que pueden forrar el muro de Berlín con papeles de asistencias a cursos, investigaciones y postítulos. Preparados en aulas , foros y simpósios, sin tener experiencia seria en el HACER. Hablan de pintura sin pintar, de arquitectura y no proyectan, escuchan música sin producirla y aman los deportes pero no logran correr mas de quince metros. Enquistados en los claustros, creando futuras generaciones de moluscos.

Gracias a DIOS, también hay gente de gran valor.

Insisto y me pregunto: ¿Acaso cuando pinto o dibujo? , desde la platónica idea a la concreta materialización, ¿El proceso no es en sí una investigación?

En fin, tengo mas dudas que respuestas y valoro grandemente sus aportes,

Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
Estudios de filosofía y teología unive...
Escrito por Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
el 26/05/2009

Hugo

Tal vez sea necesario ubicar la platea desde donde se lanza el interrogante. A mi modo de ver tiene tanto valor la reflexión "desde fuera" como simple esperctador o como alguien experimentado y aqué que se ha "manchado" las manos en la producción de una obra artística. No le restaría valor a los que reflexionas desde fuera, también tienen una palabra válida.

Toda obra de arte, desde su gestación, supone y requiere una reflexión. Si esta reflexión es estructurada y sistematizada o no, no le resta importancia a la naturaleza de la introspección y contemplación del artista. La academia permite el acceso al conocimiento y los vínculos con otros quehaceres artísticos. ¿Se puede prescindir de la academia?... Claro, es posible, recordando que no son los títulos los que garantizan una sólida formación, sino una seria y auténtica exploración de los caminos de otros, inclusive para comprender mejor el propio.

Comprendo profundamente tu inquietud, pues ambos gozamos de la oportunidad de relacionarnos con el arte, desde una experiencia de primera mano -como artistas- y como docentes en el universo de las artes. Disfrutar de ambas realidades permite, entre otras cosas, acercar esos dos mundos. Seducir para cultivar más la capacidad de sorpresa, tal como lo señalas en tu ensayo: La atracción hacia la belleza y la verdad en toda su expresión. El cultivo de una estructura de pensamiento enriquecida por el conocimiento, ofrece oportunidades para decodificar mejor algunos elementos. De igual manera, la experiencia, el contacto directo... Permiten el reconocimiento de algo que va mucho más allá de la simple representación plástica.

El proceso, "desde la platónica idea a la concreta materialización" es realmente parte de la indagación del artista. ¿Qué tal si se incluye una reflexión individual que pueda generar una reflexión colectiva? , es posible que se logre desde una intervención meramente empírica y con resultados felices; pero, tal vez, si se maneja algo más de información y de formación, esto puede cualificar mejor la reflexión y la comprensión del lenguaje plástico (en caso de una pintura, por ejemplo).

Hugo Daniel Lafranconi
S/título santa fe- santa fe
Escrito por Hugo Daniel Lafranconi
el 28/05/2009

Me he tomado unos días para la incubación. Al prlncipio de "acción -reacción" tan afín a mi persona, lo estoy trocando tímidamente por el de "acción- reflexión-aporte".

En un debate titulado " ¿Cual es tu obra de arte favorita? ", planteaba mis ámplios conocimientos sobre una variedad de artistas a lo largo de la historia. Cuando mis alumnos me muestran sus trabajos, inmediatamente reconozco la tandencia y puedo indicarles: -Vea a este o aquel. Para algunos un Pollocck, para otros Modigliani.

En ese mismo debate, hacía la aclaración de mi condición humilde, lo que me imposibilita por cuestiones económicas el conocer directamente las obras que solo he visto en figuritas (reproducciones).

Si bien soy consciente del valor de estos conocimientos, me parecen parciales, de segunda o tercera mano.

Este mismo criterio aplico a lo que dices Julieta, sobre la validez de la reflexión desde afuera.

No le quito esa validez a los demás. En un acto de sinceridad, se la quito a mis "relatados" conocimientos.

No tomar esto como definitivo, estoy pensando, solo eso.


Monica Cecilia Vega
Artes plasticas universidad del atlánt...
Escrito por Monica Cecilia Vega
el 28/05/2009

Un fraternal saludo! Y permitáme espresar mi punto de vista de acuerdo a su pensar.
Usted mira la investigación artística partiendo de la obra de arte personal en producción artística. Pero pienso que se pueden investigar otros cosas, mirando afura de nosotros; el resultado pictórico de otros y en otros campos: Cómo por poner cualquier ejemplo: Cómo pintan los niños de 3 a 7 años, cómo pintan y qué ´pintan niños y jóvenes en un ambiente bulnerable. No se me ocurre esto y en fin otras cosas. Qué le parece?.

att, Mónica Cecilai

Monica Cecilia Vega
Artes plasticas universidad del atlánt...
Escrito por Monica Cecilia Vega
el 28/05/2009

Qué quiere expresar, cuando dice: platónica idea?... Suena tan complejo.

Att, Mónica cecilia

Flor Delia Pulido Castellanos
Magistra en literatura pontificia univ...
Escrito por Flor Delia Pulido Castellanos
el 30/05/2009

Hola amigos´un saludo cordial. Si, claro que sí se puede hacer investigación desde el arte. Puede ser una investigación holística en la cual podemos poner en funcionamiento hermenñeutico nuestros presaberes y experiencias. Si investigar es acercarse al conocimiento para producir más conocimiento mediante reflexiones, experiencias, vivencias, subjetividades.... Entonces a partir de una obra artística se puede hacer investigación. Desde la academia los profesionales poseemos un acervo cultural que nos permite unir lo concreto con lo abstracto, lo estético con la relalidad, la realidad con la fantasía y con la creatividad y la imaginación creadora.

Flor Delia Pulido Castellanos
Magistra en literatura pontificia univ...
Escrito por Flor Delia Pulido Castellanos
el 30/05/2009

El arte tiene sus teorías y conceptos, parámetros y estructuras entonces estos aspectos pueden servirnos de soporte para indagar cuándo ellos se reiteran por ejemplo a traves de varias obras y que significación y semiootización devienen de ellos, o cuando un artista perteneciendo a un determinado movimiento artístico establece ruptura con este o con una escuela artística determinada para entrar en otra.
También podríamos indagar los por qués socioculturales que se transparentan en una obra de arte son parte de los contextos políticos, filosóficos, religiosos, económicos etc. , de un artísta.

Flor Delia Pulido Castellanos
Magistra en literatura pontificia univ...
Escrito por Flor Delia Pulido Castellanos
el 30/05/2009

Creo que cualquier cosa que produzca el hombre, puede servirnos para hacer investigación, lo importante son las preguntas e hipotesis que nos plenteemos para llegar a la verdad de la obra artística o no que nos mueva a realizar indagaciones.
Este es mi pequeño aporte.
Saludos y felicidades reciban de Flor Delia

Flor Delia Pulido Castellanos
Magistra en literatura pontificia univ...
Escrito por Flor Delia Pulido Castellanos
el 30/05/2009

Recordé otra idea, la reflexión sobre el arte no sólo se hace desde afuera, porque estaríamos negando nuestra subjetividad que es precisamente donde la esteticidad tiene su respuesta.
Unir lo concreto con lo avstracto, nuestro yo. MISMIDAD, con el otro OTREIDAD, MI ALMA CON EL MU7NDO , LO DE ADENTRO CON LO DE AFUERA ES UNA ESPECIE DE COMPLETITUD QUE NOS HACE ACERCARNOS MÁS ABIERTAMENTE CON EL ARTE Y SU APRECIACIÓN.

Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
Estudios de filosofía y teología unive...
Escrito por Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
el 06/06/2009

Estimado Hugo y demás participantes en el debate.

Yo no estaba en incubación sino presa en innumerables compromisos laborales, por ello no había podido seguir el pulso de esta interesante tertulia.

Me parece justa y honesta tu última reflexión Hugo, aunque creo que el cultivo de una mirada con valiosa apreciación estética no dependa demasiado del contacto directo con las grandes obras de arte en el mundo, más bien sí con la afinación de los sentidos, el enriquecimiento de los numerosos códigos y estilos y el conocimiento de los itinerararios epocales de las expresiones artísticas. Ciertamente la experiencia, en primera persona, de la manipulación de los elementos artísticos para materializar una obra de arte, no es comparable con lo antes mencionado; pero no lo minimiza.

En cuanto a algunos elementos que menciona Flor Delia, creo que es importante admitir que el conocimiento, o el acervo histórico que podamos poseer, por estudios sistemáticos u otras razones, no necesariamente nos lleva a un "funcionamiento hermenéutico" como se ha señalado. Es necesaria una disposición, en la persona, pera lograr tales efectos.

De igual manera creo que la esteticidad depende de algo más que de la simple subjetividad de cada persona. También me parece curioso el contexto en donde se ubica "lo de adentro y lo de afuera". Considero que para que haya una verdadera reflexión, cualquier persona (el artista, el que intenta una aproximación hermenéutica o el simple espectador) debe hacerlo consciente.

Alfredo Macías Narro
Arquitectura unam
Escrito por Alfredo Macías Narro
el 10/06/2009

Hola a todas y todos. Ignoro si estoy subiendo correctamente la información, si la extensión es la adecuada o si el formato está bien. Sin embargo, dseo compartirles un fragmento introductorio de un artículo más extenso que, aunque lo realizamos hace tiempo, creo que es pertinente al tema en cuestión.
ucho agradeceré sus comentarios y observaciones. Con un fraternal saludo. Alfredo

"LA ESTÉTICA ASISTE A LA ESCUELA"

Alfredo Macías Narro

Octubre del 2003.

A lo largo de nuestra vida cotidiana, solemos emplear una serie de términos de manera más bien limitada, imprecisa y, en ocasiones, equivocada.

Entre muchos otros, el uso del término ESTÉTICA (O) ha sido utilizado, como dice Katya Mandoki [1] , hasta para designar de "modo elegante" a las peluquerías para perros. Aunque esta fina ironía puede parecer extrema, (sobre todo, quizá, para muchos peluqueros de perros y de humanos), es bastante ilustrativa de hasta qué punto se ha desvirtuado su concepto.

Generalmente, aplicamos el vocablo, ESTÉTICO (LO; ES/NO ES; POCO; MUY; ANTI, etc.) en sentido calificativo , intentando denotar el grado de belleza que, a nuestro parecer posee o carece un objeto incluso una persona" desde alguna perspectiva más o menos indeterminada (moda, estilo, abundancia, escasez, apariencia etc. ): Esta orientación (más bien desorientación) en el empleo del término, también es equívoca. Es equívoca desde el momento que suele confundirse lo estético con la belleza de alguna(s) obra(s) de arte de alguna disciplina (arquitectura, pintura, escultura, danza, música, etc.). Si estamos de acuerdo en que "El arte es una tecnología para la producción de efectos estéticos" [2] entonces nos encontramos con que la estética se relaciona más CON LA EXPERIENCIA SENSIBLE que con lo bello y el arte. En este sentido, lo bello es uno entre otros medios para producir o provocar EFECTOS SENSIBLES.

Sin entrar en las profundidades teóricas de lo que es o no es "arte," recordemos que las palabras "ARTE" y "TECNICA" comparten el mismo origen y en la Grecia clásica poseen un sentido similar, en tanto ambas denotan un medio utilitario para la producción de algo: SUBJETIVO lo estético como productor de efectos sensibles en el sujeto; OBJETIVO el arte, en tanto mecanismo productor de objetos.

Desde está óptica, resulta claro que una "obra de arte" no "expresa" absolutamente nada, no "habla" no "comunica", sino que se requiere la presencia y participación del ser humano, a fin de que la obra de arte (como OBJETO SÍGNICO) cumpla su papel y el espectador (como SUJETO CAPAZ DE LO SENSIBLE) cumpla el suyo. El arte es, por tanto un proceso social y como tal pertenece al ámbito de

Jorge Guillermo Romero
Filosofía seminario metropolitano
Escrito por Jorge Guillermo Romero
el 11/06/2009


considero que ell arte no es una ciencia. No parte de hipótesis a verificar ni propone paradigmas racionales.
En la Apología de Sóctrates, Platón dice "Conocí desde luego que no es la sabiduría la que guía a los poetas, sino ciertos movimientos de la naturaleza y un entusiasmo semejante al de los profetas y adivinos; que todos dicen muy buenas cosas sin comprender nada de lo que dicen...".
Esto me remite a Lacan cuando afirma que dicen más que lo que saben.
Quiero con esto pensar que el artista no investiga sino que siempre responde a una pregunta muda, a una pulsión oracular y su obra dice verdad en tanto es manifestación de una imagen no intervenida por la razón y como hecho semántico sujeta a interpretantes que la validan según sus propias experiencias.
Otra cosa es reflexionar sobre la naturaleza del arte, pero una filosofía del arte no hace a un artista.
Las actitudes epistémicas son tardías respecto a las estéticas sobre las que se construyen.
Es decir, sobre la actitud estética se funda el conocimiento y no a la inversa.

Fernanda Arias
Artes plásticas universidad central de...
Escrito por Fernanda Arias
el 12/06/2009

Estimado daniel:

sabes soy nueva en el campo del arte, sin embargo te diré que el artista como ente creativo,siempre estar ligado a la historia y por ende a la sociedad, pues desde el principio de los tiempos hemos estado en el rol de comunicadores sociales, es así que nuestras obras son bitácoras vivientes de nuestra realidad. Sea cual sea nuestro medio.... Y así mismo cumplimos con varios oficios que as mencionado... En caso de estar equivocada seria un placer poder saberlo.


att.
fernada

Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
Estudios de filosofía y teología unive...
Escrito por Julieta Auxiliadora Egui Sánchez
el 12/06/2009

Interesante... Esta tertulia está alcanzando niveles muy atractivos.

Es oportuno tener en cuenta que los significados de las palabras están sujetos también a sus acepciones y a los contextos en los que se circunscriben -recordando la interesante deconstrucción sugerida por Derrida-. Si abordamos la estética como una disciplina de la filosofía abarcará extensiones curiosas en cuanto a significados y significantes. No así si simplemente se ajusta a un simple calificativo. Tal vez, en el tema que nos ocupa, me inclino a pensar más en el término desde su función perceptiva.

Me llama poderosamente la atención la intervención de Jorge Guillermo que no deja de ser otra valiosa aproximación a la misma reflexión. La cita de Sócrate a través de Platón es muy oportuna, pero la misma cita nos presenta una curiosa paradoja, que luego retomará Aristóteles en su Poética, cuando desplega un poco más en el quehacer, al mencionar la importancia de la "carpintería" (no lo dice así, claro está), en el desarrollo de una obra, en este caso literaria. Insisto que todo depende de lo que entendamos por investigación. Me encanta ese axioma donde afirmas que el artista "responde a una pregunta muda" y toda la explicación que le sigue. Me adhiero a esa aproximación tan poética (que de plano no creo descarte en absoluto lo anterior). No me parece descabellado toparse con artistas que se conceden el lujo de hacer reflexiones ( ¿Y qué les impide que sean filosóficas? ) en su proceso de creación, y la historia del arte nos recuerda unos cuantos nombres. La actitud estética es un elemento sine qua non es posible la creación artística, pero para que haya tal actitud es necesario cierta iluminación que lo avale.