En este grupo En todos

Grupo de Estudios de la Biblia



¿el adulterio es un pecado de muerte? ¿puede ser perdonado?

rodrigo
?¿ colegio estatal
Escrito por Rodrigo Conde
el 03/06/2013

Hola mis queridos hermanos en CRISTO JESUS saludos desde cusco -peru

Mi nombre rodrigo hace un año atras que escribi unos debates desde ya agradesco sus respuestas me sirvieron de mucho en mi crecimiento espiritual , bueno ya todo me quedo claro pero saben hay hago que me tiene un poco preocupado paso al debete ojala me ayuden

Pasaje biblico a debatir

Lv. 20:10 “Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos

es posible aplicar este pasaje en estos tiempos ya que en la congregacion donde asisto dicen que si un hermano es sorprendido en adulterio indefectiblemente sera expulsado de la iglesia y que para Dios tambien ah muerto

en otras palabras si uno adultera muere para Dios y se le debe expulsar de la iglesia

haveces pienso en mi opinion que exageran con este pasaje creo que uno debe pagar por lo que iso asi dice la bliblia pero no creo que se lo debe expulsar ni mucho menos condenar y tamposo decir y pensar como Dios

ojala me ayuden con este tema saludos gracias

Escrito por El Señor Medicina Alejandro Nieto Camacho
el 04/06/2013

Pero

¿Cuál es la diferencia entre poligamia y adulterio según la Ley de Moisés?


César
Escrito por César
el 04/06/2013

“MATRIMONIO-ADULTERIO-SUS CONCECUENCIAS”

Distinguido hermano en Cristo Jesús, que la bendición del Señor te acompañe en todo momento, espero en EL, pueda aportar a la luz de la Palabra, un entendimiento acerca del tema que has abierto; dejando sentado que “las cosas terrenales debemos entenderlas para poder amarlas; pero a las cosas celestiales debemos amarlas para poder entenderlas”.

No partamos de un elemento aislado, unamos todo y que sea el Señor que nos hable por su Espíritu Santo. ¿Por qué? Porque en la Palabra podemos notar que los rituales que se rindieron en el Antiguo Testamento, cambiaron por los devocionales en el Nuevo Testamento y luego de la partida del Señor Jesús, estos están siendo sostenidos por los dones del Espíritu Santo. Por eso no debemos mezclar las ordenanzas del Antiguo Testamento, con las ordenanzas del Nuevo Pacto; si no, cada uno traería su cordero y lo inmolaría. Amén.

Hablemos de un DIOS trino.

Hablemos del matrimonio.

Hablemos del causal de divorcio.

Estatutos y normas para la membresía de la iglesia local.

Según entiendo tu inquietud inicia por un pasaje de Levítico, específicamente en el capítulo 20 y versículo 10. Y genera aún más dudas en ti, por la posición de la iglesia local a donde te congregas. Lee también Deuteronomio 22:22


Básicamente en la Palabra existen tres tipos de leyes:

1. - Las Leyes Rituales:

Estás fueron añadidas más tarde de las Leyes de Moisés y están resumidas en Hebreos 9:10 En las Leyes Rituales había ordenanzas que regulaban el trabajo de la tribu de Leví en el servicio al templo y de los sacrificios. (Levítico 1:7) O sea, todas las funciones relacionadas. La palabra griega “Ergon”, significa “obras”, como en la obras “de la Ley”; tal como es encontrado en Gálatas 2:16. Esto se refiere en resumen, a la labor que involucra los rituales “Levíticos”, que fueron abolidos por el sacrificio de Cristo en la cruz del Calvario. Pero que ciertamente estuvieron presentes en la era del Padre.

2. - La Ley de Moisés:

En esta parte podemos encontrar las leyes civiles, estatutos y juicios.

3. - La Ley de DIOS:

Tienen que ver con Las Leyes Espirituales de DIOS. (Romanos 7:12-14) Acá notemos algo importante. (Está la era del PADRE, la era del HIJO y por fin, la era del ESPIRITU SANTO.)

Ahora enfoquemos más la lupa, hagamos un Zoom y veamos que para el Señor el adulterio no es un problema demasiado grande para EL. No importa la atadura en que los cónyuges se encuentren, DIOS puede hacerlos libres. EL puede traer sanidad y reconciliación si tan solo lo permiten los cónyuges. Cuando un cónyuge comete adulterio, el diablo se goza en ir a la persona ofendida y decirle “bueno, tu matrimonio ha terminado. No hay nada que se pueda hacer al respecto. Nunca deberías perdonarlo (a). Jamás podrá ser lo mismo”. Pero el diablo es un mentiroso, tan es así que hasta versículos sacados de era o de contexto nos presenta.

Ciertamente en tiempos del Antiguo Testamento, la pena para el adulterio era la muerte, pero en la era del Hijo, el Señor Jesús dijo: “YO he venido para que tengan vida, y vida en abundancia”. El matrimonio no está exento de este versículo, como también la restauración después de un adulterio.

En una oportunidad trajeron delante de Jesús a una mujer que había sido sorprendida en adulterio y le preguntaron qué hacer con ella. Buscando tentarle, con seguridad esperaban que EL, le dijera a ella: “Ya está- ¡¡Olvídate! Es el fin de tu vida. Apedréenla”. ¿Acaso hizo eso? Recuerda, EL es nuestro ejemplo. No, el Señor miró fijamente a esa multitud acusadora y dijo: “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Uno por uno se fueron. ¿Por qué? (En la biblioteca de Estudios de La Biblia, encuentras un documento que el Señor me enseño y que compartí hace un tiempo) Luego el Señor Jesús tiernamente dijo a la adúltera. “Mujer, tus pecados te son perdonados. Vete y no peques más”.

Así es como el Señor Jesús reaccionó frente al adulterio. Y si el Señor Jesús puede hacerlo, también nosotros.

El capítulo 19 del evangelio de Mateo, nos habla acerca del único causal de divorcio desde el punto de vista bíblico. Contrario a las leyes civiles de varios países latinoamericanos, que contemplan un sinfín de causales. Es decir, DIOS no está imposibilitando un divorcio, pero tampoco nos invita a lacerar a quien se convierta en un adultero.

En cuanto al punto de vista de tu iglesia, supongo deberá tener contemplado dentro de sus estatutos internos para la membresía; la expulsión. Así como también si tuviera un cargo dentro de la iglesia local, suspenderlo; rehabilitarlo y confrontarlo acerca de su pecado y luego tomar una decisión junto a su pareja; pues la opinión del que ha sido lastimado tiene peso. Por último, no creo que las leyes civiles de nuestros países contemplen que las iglesias tengan la potestad de condenar a los adúlteros. Pero eso sí, mientras no haya arrepentimiento del adultero y un proceso de reconciliación; entiendo que el pecado (sea cual fuere) es: “Separación con DIOS”.

Para exaltarle solo a EL, tu amigo y hermano en Cristo.


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel
el 04/06/2013

Señor Rodrigo , saludos

¿Me permite que comparta con usted lo que nos dice la Biblia sobre el adulterio?

La Biblia aconseja: “Que el matrimonio sea honorable entre todos, y el lecho conyugal sea sin contaminación, porque Dios juzgará a los fornicadores y a los adúlteros”. (Hebreos 13:4. ) Por consiguiente, Dios está contra las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Esto armoniza con el hecho de que, al suministrar compañera al primer hombre, Dios mostró que su voluntad era que aquellas dos personas llegaran a ser “una sola carne”, en un lazo de unión duradero. Unos cuatro mil años después, el Hijo de Dios mostró que su Padre no había abandonado esta norma. (Génesis 2:22-24; Mateo 19:4-6. ) Pero ¿Es innecesariamente restrictiva esa norma? ¿Nos priva de algo bueno?

El adulterio viola la norma divina, y Jehová Dios promete que se hará “testigo veloz” en juicio contra los adúlteros. (Malaquías 3:5. ) Los malos frutos de las relaciones sexuales fuera de la unión matrimonial dan énfasis a la sabiduría que se manifiesta en la ley de Dios. El adulterio produce un quebrantamiento de la confianza, y sospecha. Causa inseguridad y socava la paz del matrimonio. La amargura y la aflicción del corazón que resultan del adulterio suelen llevar al divorcio. Los hijos sufren al ver desgarrada la familia. Queda claro que es para nuestro bien el que Dios condene el adulterio. Su Palabra muestra que nadie que le tiene amor genuino a su semejante comete adulterio. (Romanos 13:8-10.)

Pero ¿Cree usted que Dios, en su justicia, aprobará tácitamente tan insensible falta de consideración a los derechos de otros? La Palabra de Dios pide que se ‘honre’ --y no que se degrade ni repudie-- Su sagrado arreglo del matrimonio. (Hebreos 13:4; Mateo 22:39.)

Por lo que observo usted no comprende que las personas que practican el adulterio sean expulsadas. Examinemos por favor un relato bíblico relacionado con una expulsión.

Sucedía que los cristianos de la congregación de Corinto estaban tolerando “tal fornicación como ni siquiera la [había] entre las naciones: que cierto hombre [tenía] la esposa de su padre”. Por eso, Pablo los instó a que “entreg[aran] a tal hombre a Satanás para la destrucción de la carne, a fin de que el espíritu [fuera] salvado” (1 Corintios 5:1-5). Cuando fue expulsado y, por tanto, entregado a Satanás, el pecador volvió a formar parte del mundo del Diablo (1 Juan 5:19). Con esta medida, aquellos cristianos eliminaron una malvada influencia carnal de entre ellos y no perdieron el “espíritu” -- o actitud dominant-- que Dios deseaba en la congregación (2 Timoteo 4:22; 1 Corintios 5:11-13).

Esta persona con el tiempo se arrepintio y dejo esa practica asi que como vemos , Pablo animó a los corintios a readmitir en la congregación al expulsado. ¿Por qué razón? Según explicó el apóstol, para que no fueran “alcanzados por Satanás”. Todo indica que aquel pecador se había arrepentido y volvía a llevar una vida limpia (2 Corintios 2:8-11). Si los corintios no lo readmitían, Satanás ‘los alcanzaría’ en el sentido de que conseguiría su objetivo: que fueran insensibles y no mostraran misericordia. En vista de tal advertencia, seguramente no tardaron mucho en ‘perdonar y consolar’ a este hombre arrepentido (2 Corintios 2:5-7).

Entonces, ¿Cuál es el propósito de la expulsión? En primer lugar, se mantiene el santo nombre de Jehová sin mancha y se protege la buena reputación de su pueblo (1 Pedro 1:14-16). Por otro lado, al expulsar al pecador que no se arrepiente, se obedecen las normas divinas y se mantiene la pureza espiritual de la congregación. Además, esta acción correctiva puede lograr que la persona recapacite y recobre el juicio.

¿Y si la persona se arrepiente sinceramente al ser consciente de sus actos? Entonces no son expulsados de la congregación , pues el proposito de la expulsión como hemos visto es primero mantener la congregación limpia , segundo que la persona se arrepienta y deje de practicar el pecado, si en el primer momento que le hacen razonar a esta persona se arrepiente sinceramente , ¿Por qué iban a expulsarlo? , pero si no se arrepiente , es que tiene el propósito de seguir haciendolo, es decir seguir practicando el pecado,

Veamos por favor el caso de David de Israel. En el Salmo 32, él reconoce que durante algún tiempo ocultó pecados graves, probablemente los relacionados con Bat-seba. Como consecuencia, la angustia que sentía agotaba sus fuerzas, igual que el calor seco del verano consume la humedad de un árbol. David sufría en sentido físico y mental, pero ‘hizo confesión de sus transgresiones’ y Jehová lo perdonó (Salmo 32:3-5). De ahí que luego dijera: “Feliz es el hombre en cuya cuenta Jehová no imputa error” (Salmo 32:1, 2). ¡Qué alegría debió de sentir cuando Jehová le mostró misericordia!

Es obvio, pues, que la persona que peca debe arrepentirse para que se le muestre misericordia. Sin embargo, el arrepentimiento no es un sentimiento de vergüenza ni el temor a ser descubierto. Arrepentirse significa “cambiar de actitud” con respecto a una mala acción debido al pesar que produce haber pecado. La persona arrepentida tiene el “corazón quebrantado y aplastado” y, en lo posible, se esfuerza por ‘corregir el abuso’ (Salmo 51:17; 2 Corintios 7:11).

El arrepentimiento es esencial para ser readmitido en la congregación cristiana. A la persona expulsada no se la readmite automáticamente en la congregación tras un período de tiempo determinado. Antes se tiene que producir un gran cambio en su corazón. El pecador debe haberse dado cuenta de la gravedad de su pecado y de la deshonra que causó a Jehová y a la congregación. Ha de arrepentirse, orar sinceramente pidiendo perdón y cumplir los justos requisitos de Dios. Cuando solicite su readmisión, debe ser capaz de probar que está arrepentido y que ya está haciendo “obras propias del arrepentimiento” (Hechos 26:20).

Espero haberle ayudado a comprender que obedecer los mandatos de Jehová Dios y su Hijo es para nuestro bien. Jehová es “un Dios misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa y verdad, que conserva bondad amorosa para miles, que perdona error y transgresión y pecado”. Aun así, también corrige a su pueblo “hasta el grado debido” (Éxodo 34:6, 7; Jeremías 30:11). Ahora bien, ¿Cómo nos va a mostrar misericordia si tratamos de seguir practicando un pecado grave? No pasará simplemente por alto los pecados (Proverbios 15:3; Habacuc 1:13).

Un saludo. Dolores.

Maximiliano Montealegre Torres
Tecnoloogo en topografia udes
Escrito por Maximiliano Montealegre Torres
el 07/06/2013

Les pregunto a los debatistas..................... Estamos libres de pecado................. Para tirar la primera piedra?

- fracasados en el matrimonio...................... Se les adabò la vida? No tienen derecho atehacer sus vidas.................... O tienen que ser eunucos?....................

-Soltrerones o solteronas........ Nos dejo el bus......... Buscando la pareja perfecta que tuviera casa, finca y beca, se nos paso el tiempo........................... Los demas no tienen derecho a disfrutar su vida maritima, esten casados o no?

Señores y señores.............. Que se aprenden un versiculo de la biblia y se creen predicadores........ Creen que la vida social esta por encima de la vida religiosa............... Es decir que somos solo apariencia................. Cuando algun vecino fracasa en su vida matrimonial comenzamos a pensar que por infieles se dejaron.................. Pero cuando uno de nuestros hermanos carnales fracasa.................. Los excusamos y les deseamos que rehazcan sus vidas........................... Si es mujer al esposo lo llamaran mozo............... Y ala del varon se le llama mujer................ Aqui no tienmen qye haver descriminacion.................... Son adulteros o no? Sus conciencias le diran

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 07/06/2013

Hola:

Recuerda que: Pecado es todo lo que perjudique a sí mismo ó a los demás. En ese orden de ideas, ya verás si el adulterio es pecado o no.

Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel
el 08/06/2013

Saludos señor Maximiliano Montealegre Torrres

Todo ser humano es imperfectos, y erramos, -- Juan 8 : 7 ,así que no deberíamos a juzgar a nadie por sus errores, pero si amamos a Dios y a su HIjo, no podemos con la excusa de que somos imperfectos desobedecer , conscientes de que estamos hiriendo a nuestro Creador y practicar el pecado.

¿Puede un cristiano que ha cometido adulterio y se ha arrepentido casarse de nuevo? ¿Que le parece si dejamos que sea la Palabra de Dios quién nos conteste?

Según la Biblia, ¿Qué motivo válido hay para divorciarse? Pues bien, Jehová ha indicado que detesta la inmoralidad sexual (Génesis 39:9; 2 Samuel 11:26, 27; Salmo 51:4).

Tanto la aborrece, que permite el divorcio cuando hay fornicación. En realidad, a quien Dios ha concedido el derecho de decidir si permanecerá casado o se divorciará es al cónyuge inocente (Mateo 19:9).

Por tanto, si este decide disolver el matrimonio, no estará haciendo nada que Jehová odia. Ahora bien quizás el cónyuge inocente tal vez opte por permanecer con su pareja, particularmente si observa verdadero arrepentimiento. En todo caso, es él --que tiene el derecho bíblico a divorciarse-- quien debe decidir y asumir las consecuencias (Gálatas 6:5).

El adulterio aunque a mucha gente del mundo le parezca un comportamiento aceptable, los cristianos verdaderos no adoptan los criterios del hombre. Comprendemos que es “Dios [quien] juzgará a los fornicadores y a los adúlteros”, y no algún ser humano (Hebreos 10:31; 12:29). Por consiguiente, respetamos la norma de Jehová (Romanos 12:9).

Las Escrituras son muy claras : quienes practican la fornicación no recibirán la vida eterna (1 Corintios 6:9; Revelación 22:15).

¿Es el pecado imperdonable la fornicación o adulterio? No. Como todos somos imperfectos, tenemos que luchar para reprimir nuestros malos deseos y hacer lo que Dios nos pide (Romanos 7:21-25).

Jehová lo sabe, pues “se acuerda de que somos polvo” (Salmo 103:14). Pero ¿Y si llegamos a cometer un pecado grave? ¿Ya no hay remedio? De ningún modo. Es cierto que pudiéramos cosechar amargos frutos, como le ocurrió al rey David. No obstante, Dios siempre está “listo para perdonar[nos]” si nos arrepentimos y “conf[esamos] abiertamente [los] pecados” (Salmo 86:5; Santiago 5:16; Proverbios 28:13).

Un saludo, Dolores.

Rosendo Barajas
Secundaria valentin gomes zarias
Escrito por Rosendo Barajas
el 08/06/2013
Conferencia: "Para Matrimonios con Amor"

https://youtu. Be/v_N0LMMWvBc
Rosendo Barajas
Secundaria valentin gomes zarias
Escrito por Rosendo Barajas
el 08/06/2013

Una pregunta para Lolita y espero que la responda ante este publico
si un miembro de la congregacion de los tesiigos de jheova acepta una transfucion de sangre,, automaticamente sera expulsada verdad? Se le dara otra oportunidad, o sera expulsada para siempre?

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 08/06/2013

Hola Rosendo. Tu intervención me recuerda lo dicho por García Márquez: "Los matrimonios se dividen en dos grandes grupos: los matrimonios basados en el amor y los matrimonios felices"

Magdiel González Morales
Ninguna escuela francisco vela
Escrito por Magdiel González Morales
el 26/06/2013

Jua 8:3 Y los escribas y los fariseos le trajeron una mujer tomada en adulterio:

Jua 8:4 y habiéndola puesto en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido tomada en adulterio, en el mismo acto.

Jua 8:5 Y en la ley Moisés nos mandó apedrear a las tales: ¿Tú pues qué dices?

Jua 8:6 Y esto lo dijeron, tentándole, para que tuviesen de qué acusarle. Pero inclinóse Jesús hacia abajo, y con su dedo escribía en tierra.

Jua 8:7 Mas como perseverasen preguntándole, enderezóse, y les dijo: El que entre vosotros esté sin pecado, arroje él primero la piedra contra ella.

Jua 8:8 Y otra vez inclinándose hacia abajo, escribía en tierra.

Jua 8:9 Y ellos, cuando oyeron esto, salieron uno por uno, comenzando desde los mayores, hasta los postreros. Y Jesús fué dejado solo, y la mujer que se estaba de pie en medio.

Jua 8:10 Levantándose entonces Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿Dónde están tus acusadores? ¿No hay quien te condene?

Jua 8:11 Y ella dijo: Ninguno, Señor. Y Jesús le dijo: Ni yo tampoco te condeno; véte; y en adelante no peques más.

Muchos están adulterio espiritual con lo que enseñan. Para determinar adulterio legalmente se sigue un proceso jurídico. En las condiciones legales del Antiguo Testamento primeramente se espera el juicio de Dios cuando un espíritu de celos acusa por medio de la imaginación. Es aquí donde la tierra del santuario y la maldición respecto al mal hecho. Solo se conoce por el efecto en el cuerpo de la mujer. Siendo en algún modo machista. Más para las Escrituras la duda para el hombre el derecho de la mujer solo Dios se encarga de ejecutar juicio sobre el varón. Luego el simple hecho del deseo se considera culpable al que juzga desde el interior del corazón. Comprendemos que no todos tienen el poder de la abstinencia por lo cual deben sujetarse a una sola mujer y esperar que sea Dios quien demuestre su juicio en otra palabra su determinación. El pueblo de Israel fue considerado como una adultera, prostituta. Más no por esto ha sido abandonada por Dios. Porque se encuentra en espera de su arrepentimiento y a los que somos del pueblo gentil nos pone arar por su pueblo.

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 17/07/2013

Todo lo delicioso es perjudicial para la salud ó es pecado! ¡Qué vida esta!