En este grupo En todos

Foro de PNL Programación Neurolingüística



¿Cúal es el secreto de "El Secreto"? ¿Fantasía New Age o realidad?

Xavier
Ingenieria civil upc universidad polit...
Escrito por Xavier Pirla Llorens
el 09/04/2010

El Secreto o la Ley de la Atracción, se basa en un único concepto que definitivamente intenta ser la gallina de los huevos de oro de principios de siglo XXI: tú puedes atraer lo que quieres a tu vida.

Para mí, el concepto me parece genial, es decir: Enfócate en aquello que quieres, y pon todas tus fuerzas para conseguirlo. La segunda parte es la que me preocupa: y luego el universo conspirará para que eso pase. Bueno, sus defensores no lo dicen así, utilizan todas las falacias habidas y por haber para justificar lo injustificable.

A mi personalmente, ese concepto ya me quedó claro con Paolo Coelho hace 10 años atrás, por lo que no acabo de entender el estruendo que ha generado esta nueva línea de pensamiento. Bueno, de hecho si la entiendo, era simplemente una expresión lingüística, un modismo. Lo entiendo porque la única diferencia entre la maravillosa historia de Paolo Coelho y este invento, es la tecnología utilizada para persuadir a la gente que no es solo una bonita manera de pensar, sino que existe de verdad.

Me atrevo a afirmar, que no estoy ni en contra del propio concepto, pero si lo estoy, de todos ellos aquellos que lo han convertido en un axioma universal, en una ley.

De hecho, hay gente que comprobado el rotundo fracaso del Life Coaching o coaching personal (básicamente porque ayudar a cambiar a la gente no es tan sencillo, y que consigan sus objetivos aún menos), ahora se han pasado a ser “Coaches del Secreto”. Probablemente, también va a durar poco, a medida que los clientes se vayan dando cuenta que no es suficiente con visualizar o realizar afirmaciones poderosas. O quizás no…

Digo que quizás no porque el concepto de la Ley de la Atracción tiene una gran ventaja sobre el coaching tradicional y que lo asimila en estructura argumental a las religiones. Pongo un ejemplo:
Si yo deseo con todas mis fuerzas una casa, y la visualizo una y mil veces, y me digo mil frases poderosas, pueden pasar dos cosas: que la consiga o que no. Si la consigo, queda claro que la ley de la atracción existe (volveremos a este punto más tarde), pero si no la consigo, ¿Qué pasa? Bien, para empezar, la ley de la atracción existe en si misma, independientemente de lo que a mi me pase, porque sino no sería una ley (volveremos un poco más tarde en los puntos en que se sustenta), por lo tanto, hay varias explicaciones que justifican “claramente” el hecho de que no haya conseguido mi casa:

1. No he visualizado/recitado/atraído con suficiente intensidad ( ¿Qué como se sabe que intensidad es necesaria? , fácil: la que haga que yo tenga mi casa soñada…).
2. Todavía no es el momento. Es decir, el universo es bien extraño, y todavía no me toca la casa. Quizás el año que viene. Pero está por caer. O no…
3. Me crucé con mi vecino y me dijo que se había comprado una casa parecida a la que yo quería. Eso es una señal de que ya llega…. O sea, ¡Qué si la estoy consiguiendo!

Es decir, no hay manera de desmontar la ley. Siempre tiene una posible salida. El hecho que sea irrebatible seguramente es lo que le da esa categoría de universal. Pero el hecho que no se sustente en nada lógico, la convierte en una prueba de fe o dogma.

De acuerdo, ya sabemos que no se puede rebatir (principio básico del pensamiento científico), vamos a ver en que se sustenta:


más: https://www.talentinstitut.com/ES/11/Articulos/2/El-secreto-del-Secreto. Html