En este grupo En todos

Grupo de Tradiciones indígenas



¿Cual es el grupo indigena mas cercano que tienes, que sabes de ellos y que nos puedes compartir?

Dark Crow
Atencion terapeutica de urgencia y rea...
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas)
el 11/08/2010

Hay infinidad de grupos indigenas. Cada quien en menor o mayor medida sabe si hay alguno cerca de donde vive.
¿Que grupos indigenas hay cerca de donde vives y como es su cultura?. ¿Que puedes compartir de los demas al respecto de ellos?. ¿Y que puedes investigar al respecto de este mismo grupo?

Esther C. C.
Granada, España
Escrito por Esther C. C.
el 13/08/2010

Saludos!

En Occidente no existen los grupos indegenas como tal ¿O si?

Pero es de otro modo, en granada (Andalucía) por ejemplo hay muchas tribus urbanas de las cuales aprendo cosas diferentes, cada grupo se comporta y actúa de algún modo, unos porque así lo sienten y otros movidos por la masa. No obstante tengo esperanza por un mundo donde la gente actúa por lo que es y siente y no por lo que no es y no siente.

``hippies, punks, góticos, raperos, pijos, poligoneros, perros flautas... ´´

No me gusta que se etiquete de este modo porque las ``etiquetas de occidente´´son perjudiciales y engañosas. Ante todo somos personas que queremos sentir y vivir buenos momentos, todos compartimos el mismo sentimiento de NO SUFRIR aunque tengamos otros gustos o preferencias diferentes por tanto a pesar de nuestra apariencia somos seres vivos y como tal queremos sobrevivir en esta jungla de cemento y cristal. El contacto con la naturaleza nos devuelve todo lo que la ciudad nos quita.

Salud!

Melodi Paoleti
Santa Fe, Argentina
Escrito por Melodi Paoleti
el 13/08/2010

Hola dark, bueno leia tu comentario, y desde ya que todo saldra bien y tu brazo pronto estara10. 000para escribir y aportar todo lo tuyo, mañana , sera el mejor dia , de la semana, ya que extirparan algo que molesta a tu cuerpo, y que en el futuro podria traerte problemas, asi pues, aca estoy ,... Y ai vaaaaaaaa toda mi fuerza de bien , fe y amor para vos. Y te digo aca tengo cercanos a indigenas tobas, ya estare investigando y envio para todos. Besotes amigo.

Beatriz Bassino
Enfermería profesional, administración...
Escrito por Beatriz Bassino
el 15/08/2010

Hola mi cuervo favorito, mis bendiciones para ti, todo va a salir perfecto, y el malvado alemán morirá si miramientos, jajaja, sabes que mis grupos cercanos, son la comunidades tehuelches-mapuches, y como siempre he escrito y seguiré escribiendo sobre ellas, espero tu vuelta.

Melodi Paoleti
Santa Fe, Argentina
Escrito por Melodi Paoleti
el 24/08/2010

Hola dark, como estas? Como esta tu brazo luego de la operacion'? Bueno estuve viendo algo de los toba y aca dejo algo para conocerlos un poco mas :

La gran nacion toba habita el noreste argentino, en el chaco, aca donde estoy viviendo que es la provincia de santa fe, tenemos una comunidad de ellos. Claro esta que hoy , dia y atienen formas de vida mas acordes.

Vida social:la nacion toba esta constituida x varias parcialidades denominadas:no olaxanaq,huaguillot,dapicoshic,yolopi,qolpi,teguenampi,eraxaipi,la añaxashicpi, ytacshicpi, todas hablan el mismo idioma,solo ellas distiguen las diferencias idiomaticas regionales del norte, sur este ,oeste la diversidad de nombres de cada subgrupo revela ciertas caracteristicas habitos,y habilidad practica de clanes. El gobierno de los grupos es compartido x las personas mayores con flias numerosas dentro de una comunidad de no menos de 80 a 100 personas. Las relaciones intertrivales son reguladas x jefes respetados y carismaticos tienen reglas. Los grupos generalmente viven en las abras o pampas dentro del monte en proximidad de lagunas o esteros, el matrimonio es la base de la organizacion social, de la comunidad como tal. Contraen matrimonio: linaje del padre o madre, (primos cruzados)para mantener puros sus clanes. El levirato, habito de pasar la mujer a ser esposa del hermano, del difunto marido ,es ley. Tbn se permite matrimonio intertrival. La monogamia es estricta. Los que trasgreden son castigados y condenadosde diversas maneras, hasta los hijos son considerados sin padre, ni madre son despreciados y los abuelos deben ocuparse de la crianza

Vivienda:son semi nomades tradicionalmente,su vivienda es sencilla hecha con ramasde arboles, estera pieles de animales. El seminomade era debido a las estaciones, o falta de alimentos.

Naimatac, es el nombre de la fiesta mas importante, en ella es costumbre poner nombre a los niños,teniendo en cuenta sus antepasados.

El comienzo de la pubertad,y el primer periodo en la niña,es motivo de festejo, colectivo de gran significacion,

La vida economica,es siempre compartida, la caza y la pesca se hace en forma conjunta, comparten el alimento para la subsitencia de todos en especial para los mas necesitados o desvalidos, como ancianos y niños, es codigo que los mezquinos son odiados x el grupo. La alimentacion se base en carne de animales y frutosdel monte. Entre los animales se encuentran guasunchos, tatu mulita ciervo, avestruz, tapir etc. Y frutos, chañar, mistoltala , algarrobo,chauchas y porotos de ciertos arboles y arbustospalmas y palmitos, variedades de raices, como la mandioca, papa , batata,tuberculos del monte que durante la caceria sacia la sed donde no hay lagunas o vertientes. Son muy apreciados los huevos y la miel.

Las bebidas se obtienen mediante la harina de las chauchasdel algarrobo y miel fermentada, que son ingredientes fundamentales en fiestas colectivas en agradecimiento a la naturaleza x las cosechas de cada temporada. Alli se danza,y bebe al ritmo dedel baile tradicional destacandose cantores y musicos con sonaja y bombo. El icopi o granero es un deposito donde se guarda frutas. La consevacion de las carnes de animales del monte y pescados se hace secando la carne con sal de hierbas la educacion,es compartida en flia,y tbn x la comunidad, la del varon a cargo del padre la de la mujer , la madre. El niño es considerado recien nacido hasta los dos años, luego comienza a aprender de todo hasta la pubertad,desde alli el padre se encarga de enseñar , la caza y la pesca , al hijo , hasta la adolescencia,luego sigue con la practica ritual, dominio del lenguaje a asumir responsabilidades sociales y politicas,llegando a la madurez, la madre es encargada de la educacion de la hija,en las artes domesticas,tejeduria, recoleccionde frutas y el agua.. Cuando los padres consideran que ya estan capacitados para independizarse, ellos buscan los futuros consuegros que ya los han tenido en vista, se entrevistan secretamente para evitar que los jovenes se nieguen, los padres dan el consentimiento del casamiento y deciden, segun la necesidad economica quien va a vivir con los suegros, en caso de ser el, debe querer, ayudar en todfo , respetar a sus suegros tan , como si fueran sus padres.

La salud de la comunidad es atendida x el medico propio,ellos son reconocidos x la comunidad tanto para trances dificiles de dolencias y enfermedades del cuerpo como de comportamientos o de relacion entre personas y comunidad. , la atencion del enfermo es acompañada de elementos naturales y consejos conocidos de antepasados. La fuente de su saber radica en parte en los espiritus compañeros que lo estan asistiendo.

Bueno dark esto es algo de lo mucho que hay para contar de ellos. Ya estare completando. Besos amigo.

Lucy Isabel De Los Reyes Tovar
Herramientas bíblicas administradora d...
Escrito por Lucy Isabel De Los Reyes Tovar
el 25/08/2010

Algo de verguenza al reconocer que no sé mucho sobre los indios Jirajara, que era la tribu que abarcaba parte de los Estados Lara y Yaracuy en Venezuela. De ellos sólo puedo mencionar, que hemos heredado la palabra Na`guara, que significa loro grande, pero prometo investigar, y es en serio, sabemos mucho más de Europa, y hasta de Africa, que de nuestros indigenas.

Shalom, Lucy Isabel.

Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas)
Atencion terapeutica de urgencia y rea...
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas)
el 25/08/2010

=P

Ando igual con los Nahñus que estan a la vuelta de la esquina aqui en Queretaro. Como estan siendo absorbidas varias de sus comunidades por el medio urbano se desculturalizan por desempleo, migracion, falta de oportunidades y etc. Y no se relacionan mucho con los mestizos y las personas del medio urbano. Dedicandose muchos al comercio en pequeño (muy pequeño), a la indigencia o al consumode inhalantes y lipiabrisas en el caso de los jovenes.


Un dossier de los Nahñus conocidos mas como otomis:

Https://www.arqueomex.com/S2N3nLosOtomies73. Html

A quienes ubico mas culturalmente es a los mazahuas y totonacos.

Tao Zen
Valparaiso, Chile
Escrito por Tao Zen
el 25/08/2010

Hola Dark crow.

La cultura mas cercana y destacada que hay cerca son los mapuches, hay mas o habian mas... No lo se, pero mapuches quedan todavia.

Lo que se de ellos es que cuando vinieron los españoles a america del sur, trataron de conquiestar estas tierras en donde habitaban mapuches, pero perdieron, los nativos ganaron por ser tan salvajes

Hoy en dia los mapuches aun reclaman su libertad y cosas asi, como les quitaron sus tierras y derechos, tienen el deber de reclamarlas pero el gobierno de chile.... "las weas" no les importan ellos, son los "indiesitos" desde su punto de vista tienen mejores cosas que hacer por el desarrollo del pais.

No se mucho de su cultura, investigare a ver que mas sale.

PD: no se si la informacion de los mapuches es del todo correcta, es que no he visto noticias jejep quiza ya estan todos muertos no lo se.

Chao.



Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 25/08/2010

Los Tehuelches

Los Tehuelches

Los tehuelches, eran denominados "patagones" en su encuentro con los españoles, aunque en su propia lengua se denominaban chon, "hombre".

•Ubicación geográfica : Los aonikenk (tehuelches meridionales), se encontraban en Santa Cruz y principalmente en las costas; los günün a küna se extendieron desde el centro de Chubut hasta Tandil, y los chehuache kenk habitaron cerca de la cordillera.

•Cultura : Los tehuelches fueron originariamente cazadores, añadiendo la pesca y la recolección de raíces, semillas-con las que hacían harinas- y mariscos. Básicamenta fueron cazadores seminómades, especializados en la caza del guanaco y del avestruz. Tras la araucanización (Proceso de influencia araucana en la patagonia), se intensificó el uso de la boleadora, que con el caballo resultó más efectiva para la caza.

Preparaban bebidas con jugos de plantas no fermentados.

Su vestimenta fue básicamente de piel, y utilizaban adornos, pinturas y plumas.

La vestimenta era el manto de pieles pintado usado con el pelo hacia el interior. Utilizaban unas vinchas en la cabeza, llamadas "cochel" de lana o algodón; diademas de plumas; y pintura blanca en el pelo largo, dispuesto a llevar con él las flechas.

•Vivienda : La vivienda Tehuelche, estaba constituída por el paravientos de cuero y el toldo, que tenían una división entre áreas de mujeres y de varones. El toldo es una adopción posterior de los pueblos pampeanos, pueslos más antiguos patagones utilizaban sólo paravientos.

La influencia araucana modificó al toldo en cuanto al tamaño, ampliándolo. Se sostenía con palos decrecientes hacia atrás y se cerraba con una cortina de cuero por delante.

•Organización : La sociedad tehuelche estaba organizada por clanes y familas, polígamas en la medida de las posibilidades económicas, pues el matrimonio se efectuaba por compra. Se formaron cacicatos con territorios delimitados. Los jóvenes, alrededor de los veinte años se incorporaban a los guerreros.

Los viejos, hombres y mujeres, se dedicaban a la medicina y hechicería, curando a los enfermos con procedimientos de magia.

Los muertos eran enterrados en posición extendida en la cima de las colinas, cubriéndolos con piedras; estas tumbas se llamaban "chenques". Una vez muerta una persona, se prohibía pronunciar el nombre del muerto.

•Religión: En su religión, aparece un ser supremo y un ser maligno (Setebos ó Kóoch y Elel ó El lal), junto con una multitud de dioses, comprendiendo el Sol, la Luna, Las Nubes, etc; en torno a los cuales había una rica mitología. Se celebraba con fiestas la pubertad de las muchachas, y los patagones del sur tenían sociedades secretas. Existieron los hechiceros como intermediarios divinos y como curanderos.

•Relación con blancos : los tehuelches se destacaron por su buena relación con los españoles y criollos; fueron comedidos, dóciles y serviciales. Se mostraron solidarios con los navegantes y los colonos galeses. Poseían un gran sentido de hospitalidad y camaradería. Fueron gente de paz, tal como lo documentan Viedma, Musters, Moyano y Moreno.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 25/08/2010

Clara Lorena Ruiz
Enfermeria centro......... ( angelitod...
Escrito por Clara Lorena Ruiz
el 25/08/2010

Hola Dark crow, gracias por tu invitacion muy interesante debate y con mucho orgullo les conparto las raises de mis hermanos indigenas los tarahumara o bien los raramuri. Aparte les voy a conpartir unas imagense de las me siento muy orgullosa.... Los tarahumaras son un pueblo nativo de México , asentado en territorio del estado de Chihuahua ; su endónico es " rarámuri ". Tarahumara también es como se conoce en castellano a la lengua de este pueblo . Por corrupciones del lenguaje los españoles les denominaron como "tarahumaras", que no es más que una castellanización de la citada palabra rarámuri . Según el historiador Luis Alberto González Rodríguez, rarámuri etimológicamente significa "planta corredora" y en un sentido más amplio quiere decir 'los de los pies ligeros', haciendo alusión a la más antigua tradición

Los Tarahumaras ocupan una cuarta parte del territorio en el suroeste del estado de Chihuahua (65 mil km²) en una de las partes más altas de la Sierra Madre Occidental , conocida también como Sierra Tarahumara , la cual alcanza entre los 1. 500 y 2. 400 m sobre el nivel del mar .

Dentro de los cuatro grupos de indígenas que están asentados en la sierra, los tarahumaras suman alrededor de 50. 000. El 90% de la población rarámuri se concentra principalmente en los municipios de Bocoyna, Urique, Guachochi, Batopilas, Carichí, Balleza, Guadalupe, Calvo y Nonoava de ellos: correr.

Es posible que los antepasados de los indígenas Tarahumaras hayan llegado de Asia , atravesando el estrecho de Bering , hace aproximadamente unos veinte mil años. Pero los vestigios humanos más antiguos que se han encontrado en la sierra son las famosas puntas clovis (armas típicas de los cazadores de la megafauna del pleistoceno ) con una antigüedad de casi 15,000 años, lo que nos permite datar la presencia de los primeros pobladores de la Sierra Tarahumara.

La economía de los primeros grupos étnicos Tarahumaras se basaba en la agricultura , la caza y la recolección . Cultivaban maíz, calabaza, chile y algodón. Cada grupo tenía su lengua y sus gobernantes, quienes se encargaban de proteger el territorio contra las etnias vecinas y garantizar el orden interno de la tribu.

Eran belicosos y politeístas . Creían en la vida después de la muerte y en la existencia de seres benévolos y malévolos. Entre los benévolos consideraban al sol , la luna , el médico , las serpientes y las piedras , que provocaban las lluvias y controlaban los animales que cazaban. Entre los malévolos estaban los señores del inframundo que causaban la muerte y los desastres naturales. Sus rituales comunales eran parte esencial de su cultura. Adoraban el sol y la luna, celebraban victorias bélicas, la caza de animales y la cosecha agrícola.

No fue hasta 1606 cuando los misioneros jesuitas tuvieron el primer contacto con los indígenas de la sierra. Según las referencias históricas de la época colonial, la conquista y la evangelización inició con los “ chínipas ”, quienes se relacionaban mucho con los guarojíos, etnia considerada como la más fiera de la región en esos tiempos. Cuando llegaron permanentemente los religiosos a su pueblo en 1632 , su presencia provocó un levantamiento entre los pueblos indígenas, quienes estaban descontentos con la labor evangelizadora. Esta protesta la comandó el jefe “ Combameai ”. La primera revuelta terminó con la muerte de dos religiosos, lo que originó una fuerte represión por parte de los españoles. Fue entonces cuando muchos guarojíos huyeron y se internaron en las barrancas de lo que hoy es el estado de Chihuahua.

Encima de eso, fue en los siglos XVII y XVIII cuando diversas tropas de granjeros y comerciantes españoles invadieron esta región despojando gran parte de la tierra a los indígenas, intercambiándoselas por productos como jabón, sal, mantas y otras baratijas; algunos indígenas fueron obligados a trabajar con ellos como peones pagándoles muy poco. En cambio, otros emigraron hacia las partes más recónditas de la sierra para protegerse y evadir el trabajo forzado en haciendas y minas.

Es ahí en lo más abrupto de la sierra donde se asentaron las misiones jesuitas que, sin mucha controversia, muchas veces sirvieron de refugio a los abusos cometidos contra los indígenas. La expulsión de la orden de los confines del Imperio español significó un retorno a la vida semi nómada que llevaban. Por otra parte este acontecimiento les dejó completamente aislados en los altos de la Sierra. Eso les ayudó a conservar su cultura y a desarrollar un singular sincretesimo religioso que todavía existe y es único en México por su mezcla de catolicismo y chamanismo

Es posible que los antepasados de los indígenas Tarahumaras hayan llegado de Asia , atravesando el estrecho de Bering , hace aproximadamente unos veinte mil años. Pero los vestigios humanos más antiguos que se han encontrado en la sierra son las famosas puntas clovis (armas típicas de los cazadores de la megafauna del pleistoceno ) con una antigüedad de casi 15,000 años, lo que nos permite datar la presencia de los primeros pobladores de la Sierra Tarahumara.

La economía de los primeros grupos étnicos Tarahumaras se basaba en la agricultura , la caza y la recolección . Cultivaban maíz, calabaza, chile y algodón. Cada grupo tenía su lengua y sus gobernantes, quienes se encargaban de proteger el territorio contra las etnias vecinas y garantizar el orden interno de la tribu.

Eran belicosos y politeístas . Creían en la vida después de la muerte y en la existencia de seres benévolos y malévolos. Entre los benévolos consideraban al sol , la luna , el médico , las serpientes y las piedras , que provocaban las lluvias y controlaban los animales que cazaban. Entre los malévolos estaban los señores del inframundo que causaban la muerte y los desastres naturales. Sus rituales comunales eran parte esencial de su cultura. Adoraban el sol y la luna, celebraban victorias bélicas, la caza de animales y la cosecha agrícola.

No fue hasta 1606 cuando los misioneros jesuitas tuvieron el primer contacto con los indígenas de la sierra. Según las referencias históricas de la época colonial, la conquista y la evangelización inició con los “ chínipas ”, quienes se relacionaban mucho con los guarojíos, etnia considerada como la más fiera de la región en esos tiempos. Cuando llegaron permanentemente los religiosos a su pueblo en 1632 , su presencia provocó un levantamiento entre los pueblos indígenas, quienes estaban descontentos con la labor evangelizadora. Esta protesta la comandó el jefe “ Combameai ”. La primera revuelta terminó con la muerte de dos religiosos, lo que originó una fuerte represión por parte de los españoles. Fue entonces cuando muchos guarojíos huyeron y se internaron en las barrancas de lo que hoy es el estado de Chihuahua.

Encima de eso, fue en los siglos XVII y XVIII cuando diversas tropas de granjeros y comerciantes españoles invadieron esta región despojando gran parte de la tierra a los indígenas, intercambiándoselas por productos como jabón, sal, mantas y otras baratijas; algunos indígenas fueron obligados a trabajar con ellos como peones pagándoles muy poco. En cambio, otros emigraron hacia las partes más recónditas de la sierra para protegerse y evadir el trabajo forzado en haciendas y minas.

Es ahí en lo más abrupto de la sierra donde se asentaron las misiones jesuitas que, sin mucha controversia, muchas veces sirvieron de refugio a los abusos cometidos contra los indígenas. La expulsión de la orden de los confines del Imperio español significó un retorno a la vida semi nómada que llevaban. Por otra parte este acontecimiento les dejó completamente aislados en los altos de la Sierra. Eso les ayudó a conservar su cultura y a desarrollar un singular sincretesimo religioso que todavía existe y es único en México por su mezcla de catolicismo y chamanismo

Es posible que los antepasados de los indígenas Tarahumaras hayan llegado de Asia , atravesando el estrecho de Bering , hace aproximadamente unos veinte mil años. Pero los vestigios humanos más antiguos que se han encontrado en la sierra son las famosas puntas clovis (armas típicas de los cazadores de la megafauna del pleistoceno ) con una antigüedad de casi 15,000 años, lo que nos permite datar la presencia de los primeros pobladores de la Sierra Tarahumara.

La economía de los primeros grupos étnicos Tarahumaras se basaba en la agricultura , la caza y la recolección . Cultivaban maíz, calabaza, chile y algodón. Cada grupo tenía su lengua y sus gobernantes, quienes se encargaban de proteger el territorio contra las etnias vecinas y garantizar el orden interno de la tribu.

Eran belicosos y politeístas . Creían en la vida después de la muerte y en la existencia de seres benévolos y malévolos. Entre los benévolos consideraban al sol , la luna , el médico , las serpientes y las piedras , que provocaban las lluvias y controlaban los animales que cazaban. Entre los malévolos estaban los señores del inframundo que causaban la muerte y los desastres naturales. Sus rituales comunales eran parte esencial de su cultura. Adoraban el sol y la luna, celebraban victorias bélicas, la caza de animales y la cosecha agrícola.

No fue hasta 1606 cuando los misioneros jesuitas tuvieron el primer contacto con los indígenas de la sierra. Según las referencias históricas de la época colonial, la conquista y la evangelización inició con los “ chínipas ”, quienes se relacionaban mucho con los guarojíos, etnia considerada como la más fiera de la región en esos tiempos. Cuando llegaron permanentemente los religiosos a su pueblo en 1632 , su presencia provocó un levantamiento entre los pueblos indígenas, quienes estaban descontentos con la labor evangelizadora. Esta protesta la comandó el jefe “ Combameai ”. La primera revuelta terminó con la muerte de dos religiosos, lo que originó una fuerte represión por parte de los españoles. Fue entonces cuando muchos guarojíos huyeron y se internaron en las barrancas de lo que hoy es el estado de Chihuahua.

Encima de eso, fue en los siglos XVII y XVIII cuando diversas tropas de granjeros y comerciantes españoles invadieron esta región despojando gran parte de la tierra a los indígenas, intercambiándoselas por productos como jabón, sal, mantas y otras baratijas; algunos indígenas fueron obligados a trabajar con ellos como peones pagándoles muy poco. En cambio, otros emigraron hacia las partes más recónditas de la sierra para protegerse y evadir el trabajo forzado en haciendas y minas.

Es ahí en lo más abrupto de la sierra donde se asentaron las misiones jesuitas que, sin mucha controversia, muchas veces sirvieron de refugio a los abusos cometidos contra los indígenas. La expulsión de la orden de los confines del Imperio español significó un retorno a la vida semi nómada que llevaban. Por otra parte este acontecimiento les dejó completamente aislados en los altos de la Sierra. Eso les ayudó a conservar su cultura y a desarrollar un singular sincretesimo religioso que todavía existe y es único en México por su mezcla de catolicismo y chamanismo

El inhóspito medio donde habitan los Tarahumaras impone la existencia de familias pequeñas -sus parcelas difícilmente pueden mantener a más de cuatro o cinco miembros de la familia, en la que el “ imberbe ”, a los 14 años de edad, es considerado ya un adulto para el resto del grupo-. Así, el hogar tarahumara -la unidad más persistente y definida en su vida-, responde a las modalidades originales de su psicología y, al asegurar las bases económicas del matrimonio, cumple con vital función social, impidiendo uniones permanentes entre tarados físicos o mentales, o entre faltos de carácter o de sentido de responsabilidad.

Estructura familiar

El padre utiliza un término diferente para referirse a su hijo (Nolá) y su hija (Malá), pero la madre emplea un mismo nombre para todos sus hijos (Dánala). Por su parte, el muchacho y la chica, cada uno tiene un término separado para designar al padre, sin embargo ambos usan el mismo para la madre. (Bennett y Zing)

A los hijos nunca les regañan, y desde muy pequeños les dejan la responsabilidad del cuidado de algunos animales o tierras y sobre todo de decidir por ellos mismos.

La joven tarahumara nunca expone su cuerpo después de los 6 años de edad; aun casada, no se quita la ropa frente al marido e incluso hace el amor vestida. La reserva frente a las experiencias sexuales se rompe en las “ tesgüinadas ”, donde el joven puede entablar comunicación y contacto con la chica y es una forma aceptada de iniciación libre.

En la vejez, el tarahumara vive en una casa separada, a donde sus hijos le llevan presentes de comida y ropa; cuando muere, se le incinera en alguna cueva o en un cementerio (si es que está bautizado) y se hacen complicadas ceremonias para que su alma viaje sin tropiezo.

En la filosofía rarámuri es primordial el respeto a la persona, por lo que los visitantes o turistas deberán también ser respetuosos con ellos y sus tradiciones, como ellos lo son con toda la gente. Valoran más a las personas que a las cosas.

Los habitantes, mestizos e indígenas de la comunidad tarahumara conviven en un medio social que no favorece a los rarámuri, debido al despojo de casas y hogares amenazados. Esta situación adquiere dimensiones adicionales por la carencia de una adecuada infraestructura para los servicios de salud y educación, en la proliferación de enfermedades y desnutrición infantil, en las muy limitadas alternativas para fortalecer la economía doméstica, en la escasa disponibilidad de electricidad, agua potable, y vías de comunicación, que se agravan con frecuencia por el impacto de los caprichos del clima y las prolongadas sequías.

Vivienda tarahumara tradicional.
Caverna habilitada como vivienda por una familia rarámuri.
Un hombre carga leña en las inmediaciones de un poblado tarahumara de Chihuahua.
Vivienda

Sus chozas de troncos de árbol, trabadas horizontalmente, salpican las laderas de las montañas a los lados de los arroyos y en las altas mesetas. La parte superior se deja abierta en un lado para que salga el humo del fuego que constantemente arde en la pieza de piso de tierra aplanada. El techo es de tabletas o de troncos acanalados. En sus habitaciones, las mismas desde tiempos precolombinos, no se acostumbran las sillas, las mesas o las camas.

Estilo de vida Tarahumara

Perduran los utensilios de sus abuelos como metates , jícaras , molcajetes , vasijas de barro y bateas . Algunos duermen sobre tarimas o sobre un cuero de chivo en el suelo. No pocos viven en cuevas; las tapias de piedra los guarecen mejor de los vientos y de las lluvias e impiden la entrada a los animales. En las barrancas predominaba las construcciones de piedra y lodo por la escasez de madera. Los hogares, por familia, consisten de dos habitaciones generalmente pero a veces la cocina es también comedor, recamara y sala. La única puerta la abren en el centro del muro.

Generalmente, los tarahumaras tienen carencia de servicios de salubridad y por su mala alimentación los agobian las enfermedades, entre ellas: dispepsias , enteritis agudas, congestiones alcohólicas, cirrosis de hígado, pulmonía , tosferina , tuberculosis pulmonar y sarna

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 25/08/2010

Los tehuelches

Los mapuches , habitantes de los faldeos occidentales de la cordillera.


La conquista

En un comienzo de la conquista, de las regiones patagónicas sólo se conocían algunas zonas costeras, el interior de la gran región austral era un misterio. La posible existencia de una mítica “Ciudad de los Césares” alentaba a muchos a internarse en lo desconocido. La ruta de entrada al interior de la Patagonia se abrió desde Chile. Los conquistadores y colonizadores llegaron a ella motivados por el interés de encontrar metales preciosos y extraer sal.

Entre los siglos XVII y XVIII, frailes evangelizadores hicieron intentos serios de integrar a los indígenas de la región al orden colonial hispano. Los aborígenes impidieron que las iniciativas de los frailes prosperaran. Conservaban su libertad, dedicándose preferentemente a la apropiación del ganado cimarrón primero, y al de las estancias bonaerenses después.

Campaña del Desierto


campana-del-desierto

Campaña del Desierto


La necesidad de las autoridades nacionales de incorporar la Patagonia al resto del país, dio origen a una serie de expediciones militares. La campaña del Desierto llevada a cabo en 1879 por el general Julio A. Roca, fue el principio del fin de la población indígena en la Patagonia. Entre ese año y 1883 se sucedieron los avances de las fuerzas nacionales más allá del río Neuquén, que obligaron a los mapuches a constantes rendiciones y repliegues hasta el pie de los Andes e incluso Chile.


Creación de la Provincia

El 18 de octubre de 1884 se creó, por Ley 1532, el territorio nacional del Neuquén y se nombró gobernador al coronel Manuel Olascoaga.

El 12 de septiembre de 1904, el gobernador Bouquet Roldán fundó la ciudad Neuquén, capital.

Por Ley 14408, sancionada el 15 de junio de 1955, el hasta entonces territorio nacional fue declarado provincia.


Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas)
Atencion terapeutica de urgencia y rea...
Escrito por Dark Crow (foro Tradiciones Indigenas)
el 25/08/2010

Hola Lobo.

Pues aca algo que me parece ironico es que siendo un estado con una amplia cultural indigena se le promocione como estado "colonial" , cuando los turistas mismos dicen que lo que quieren ver y conocer es algo distinto a sus culturas y no un refrito de alguna ciudad colonial que ya han visot antes en europa o cualquier otro lado. Mis respetos a los mapuches que con todo siguen adelante. Luego comento las trastadas que les han hecho aqui a los chichimecas y a los nahñus.

Alejandra Almirón Cartier
Artes visuales y diseño gráfico public...
Escrito por Alejandra Almirón Cartier
el 25/08/2010

Hola Dark Crow!

Los aborígenes más cercanos fueron Los Pampas





Indios Pampas


La designación de "pampas" a los aborígenes que poblaban la pampa no fue auto impuesta, sino que les vino impuesta por los españoles. El vocablo no siquiera es de su idioma, sino quechua, y significa "llanura". Es decir que se llamó pampas a todos los indios que habitaban ese territorio geográfico conocido como pampa, a pesar de que pertenecían a distintas culturas.


En su origen eran cazadores de venados, ñandúes y guanacos. También eran recolectores de frutos y semillas silvestres, que molían para hacer harina. Se vestían con una manta llamada patagónica o quillango.


Eran individuos de alta estatura, algo más que la mediana europea, morenos y de cuerpos robustos, de cabeza alargada alta y maciza. Sus vestidos, según un cronista (1643) "es una pampanilla que usan por la decencia y un pellón que le sirve de capa larga, todo lo demás del cuerpo desnudo". La pampanilla era prenda femenina, los hombres usaban taparrabo en forma triangular, ambos de cuero de distintos animales, pero especialmente de zorro, guanaco o nutria cocidos entre sí, posteriormente se usó el cuero de caballo que una vez sobado lo usaban hombres y mujeres.


Solían pintar su rostro y cuerpo de diferentes colores. Los viudos y en especial las viudas se pintaban la cara de negro en señal de duelo. No se ha señalado el uso de tatuaje. Según el padre Rosales (1666) en algunos lugares cubrían su cuerpo con arcilla mezclada con hierbas como defensa del sol y los mosquitos.


La vivienda de los Pampas primitivos es el típico toldo de la llanura que persiste en siglos posteriores. Cuando escaseaba el ganado en la Pampa se utilizaba en su construcción ramas y otros materiales deleznables. El padre Ovalle (1643) dice: "en un instante con cuatro palillos, una media ramada mal cubierta con algunas ramas y yerbas o algún cuero de vaca o caballo o de tres animales antiguos Pampas".


Sus armas fueron la boleadora, el arco y la flecha, algunos misioneros citan el uso de la honda. Las boleadores de estos indios eran de dos bolas con surco, atadas con un tiento de cuero, de unos diez pies de largo, una de ellas más pequeña que servía de manijera. También se cita la boleadora retobada en cuero. Las puntas de flechas las hacían de pedernal, cuarzo y ópalo, materiales que se encuentran en todos los paraderos de la zona, aún cuando no sean del lugar. También es frecuente encontrarlas de madera.

Alejandra Almirón Cartier
Artes visuales y diseño gráfico public...
Escrito por Alejandra Almirón Cartier
el 25/08/2010

La industria de la piedra alcanzó gran importancia empleándose la técnica de la piedra tallada o de la piedra pulida.


El indígena tomaba un canto rodado o un trozo de roca de las citadas y que constituía el núcleo, lo apoyaba sobre otra piedra que servía de yunque, o tomado fuertemente en la mano, sobre uno de sus lados más planos aplicaba un fuerte golpe con otro canto rodado que constituía el percutor.


De esta manera iba desprendiendo del núcleo las llamadas láminas que retocadas y trabajadas con pequeños golpes y presiones originaban raspadores, cuchillos y puntas de flechas.



Para los objetos de piedra pulida realizaban un trabajo similar que luego pulían con otra roca dura. Para las superficies esféricas perfectamente pulidas, tales como boleadoras y cabezas de hachas, el pulimento se hizo dentro de cavidades esféricas de rocas o pequeños morteros al efecto. Otros objetos de piedra característicos son:

  • Perforadores: Pequeñas piedras con punta aguda que usaban para perforar y luego coser los cueros.
  • Raspadores: Especie de cuchillos con filo por un solo lado, servía para descarnar los cueros.
  • Sobadores: Piedras cónicas con un fuerte ensanchamiento en su base, servía para sobar los cueros secos.
  • Morteros: Los granos eran reducidos a harina en morteros de piedra, los hay de varios tipos. Durante los primeros años de la colonia, los españoles continuaron usando este procedimiento. Las manos de estos morteros se hicieron con piedras alargadas que en algunos casos han sido perfectamente pulidas hasta cilindradas.


Las conanas eran también destinadas a la molienda de granos, se construían de lajas, aplanadas que con el uso adquirieron una concavidad en su parte media, en algunos casos, su continuo uso llegó a perforar la conana.


En los últimos tiempos los Pampas conocerían también la alfarería que habían adoptado de los pueblos vecinos. Al adoptar el caballo dejarían de hacer cerámica. Pues la alfarería no suele ser de mucho provecho. En cambio la cestería se practicaba intensamente haciendo cestos tan apretados que podían contener agua en ellas.


Los pampas eran grandes caminadores y tragadores de leguas. De esa cualidad física nos dan cuenta los primeros conquistadores que entraron en contacto con ellos. La caza se realizaba a pie, siguiendo a los animales hasta cansarlos, pasando en ello dos o tres días sin parar. En estas cacerías no tomaban agua ni comían, solo bebían la sangre de los animales que cazaban.


Los Pampas eran por naturaleza nómades. El padre Ovalle, que en la primera mitad del siglo XVII atravesara la Pampa en dos ocasiones, describe en esta forma el nomadismo de nuestros indios: "... Juzgan por el mayor bien de todos el absoluto y libre albedrío: Vivir hoy en este lugar, mañana en el otro, ahora me da gusto gozar de la rivera y frescura de este río y en cansándome de él paso a otro, quiero vivir un poco en los bosques y soledades, y dándome el gusto sus sombras salgo a los alegres prados y valles, aquí me entretiene la caza, allá la pesca, aquí gozo de la fruta que lleva esta tierra y en acabándoseme me paso a otra, donde comienzan a madurar los que ella lleva, voy donde quiero sin dejar en ninguna parte prenda que me tire, que suelen ser espinas que de lejos atormenta, no temo malas nuevas porque no dejo atrás cosa que pueda perder, conmigo lo llevo todo, y con mi mujer y mis hijos, que me siguen donde voy no me falta nada".




uera de la carne de los animales que cazaban los Pampas, se alimentaban también de la recolección de productos agrestes de origen animal y vegetal. El padre Ovalle nos cuenta que pegaban fuego a los pajonales cuando en ellos había mucha langosta y así la tostaban. Luego la molían y hacían con su pasta una especie de pan. Preparaban bebidas fermentadas y usaban el cebil masticando sus hojas, como en el altiplano la coca. No nos ha llegado noticia del uso del tabaco o similares.



La vida espiritual de estos indígenas se reducía a algunas danzas de carácter ritual de las cuales no hay referencias concretas. Vivían agrupados en pequeñas tribus independientes unas de otras, con caciques cuya autoridad y origen nada se sabe.



De sus ideas religiosas poco en concreto se sabe. Creían en Soichu, antes de todo lo bueno, venerada sin culto ni ceremonia aparente; y Gualichu que era la causa de toda adversidad, sequías, denotas, enfermedad. Cada aldea tenía su mago o shaman y cuando éste asistía a algún enfermo llevaba en su boca algo nauseabundo que luego de chupar el cuerpo del enfermo escupía y decía que ello era la causa del mal que acababa de extraer.


Txxyky Oñate Fernaud
Decoración y delineante escuela de arte
Escrito por Txxyky Oñate Fernaud
el 25/08/2010

Canarias. Origen de los antiguos pobladores:
Herbert Wendt. Empezó en Babel:
[... ] Las islas Canarias eran conocidas por los fenicios y los cartagineses. Sin embargo, en las fuentes fenicias no se habla de los aborígenes de las islas, si no es para afirmar que los descubridores cometieron toda clase de atrocidades contra los primitivos guanches. Los navegantes cartagineses conocían las más diversas razas humanas: gente del Próximo Oriente, camitas, griegos, celtas, antiguos iberos y gran número de razas negras; y, por consiguiente, no debieron de sorprenderse mucho al encontrar a un pueblo rubio, de ojos azules, habitante de las cavernas y viviendo todavía en la Edad de Piedra. Es curioso que no se pueda reconstruir cuándo y quién redescubrió a los canarios. Se habla de los árabes, de los portugueses, de los españoles y de los genoveses; parece que en 1335 llegó a Lisboa un barco con guanches prisioneros. Y de una expedición del año 1341 nos han llegado algunos detalles algo más precisos: dos naves, fletadas por el rey de Portugal y con tripulación florentina, genovesa y española, alcanzaron las islas en el mes de julio del citado año bajo el mando del genovés Niccoloso da Recco y del florentino Angiolino del Teggihia de Corbizzi; permanecieron allí durante cinco meses y, a su regreso a Lisboa , traían tantas cosas interesantes que nada menos que el propio Boccaccio tomó la pluma para escribir un retrato de los guanches, basándose en los datos que, por carta, le había dado da Recco. Según nos dice Boccaccio, las islas Canarias "eran unas tierras rocosas sin ninguna clase de cultivo, pero ricas en cabras y otros animales y llenas de hombres y mujeres desnudos, que por sus costumbres se parecían a los salvajes algunos de ellos parecían gobernar a los demás y se vestían con pieles de cabras, teñidas con azafrán y tintes rojos. Desde lejos, estas pieles parecían muy finas y delicadas y estaban cosidas cuidadosamente con hilos de tripas de animal. Por lo que se desprende de sus ademanes, estos salvajes tienen un soberano, al que muestran gran respeto y obediencia. Su lenguaje es muy suave, su modo de hablar animado y precipitado como el italiano. Cuatro de ellos fueron retenidos a bordo; éstos son los que llegaron a Lisboa ". Boccaccio planteó ya el problema que había de ocupar más tarde a todos cuantos estudiaron a los guanches, es decir, ¿Cómo es posible que allí, en las islas Canarias, hubiera, al lado de los trogloditas, unas gentes de cultura evidentemente superior, que "vivían en casitas con jardines con muchas higueras y palmeras, y berzas y otras verduras"? Pero estos guanches más civilizados de las islas orientales también iban desnudos, salvo un pequeño taparrabos. En cambio, cultivaban el trigo y el mijo, vivían en ciudades y poblados, tenían reyes, sacerdotes y una casta noble, adoraban una divinidad femenina y embalsamaban ceremoniosamente a sus muertos. Ambos grupos, los trogloditas salvajes y los agricultores civilizados, eran rubios, de ojos azules, y de estatura muy alta, como los individuos de más pura raza germánica. En los años que siguieron, las islas Canarias fueron el lugar predilecto donde los navegantes de las distintas naciones fueron a cazar esclavos : se cazaba a los desgraciados rubios desnudos y se les vendía a los mercaderes y grandes señores del norte de Africa que los querían comprar. Eso duró hasta que, en 1402, el noble normando Bethencourt concibió la humanitaria idea de colonizar las islas Canarias con emigrantes franceses y domesticar a los guanches, vestirlos y convertirles al cristianismo. Lo logró, en efecto -aunque teniendo que emplear algunas medidas radicales- con los habitantes de la isla de Lanzarote. Pero los guanches de las demás islas no se mostraron dispuestos a trocar su paradisíaca desnudez por la civilización del señor de Bethencourt, lo cual dio lugar a sangrientas luchas, en el curso de las cuales los guanches bautizados de Lanzarote conquistaron dos islas más para el noble normando. Pero los conquistadores no se atrevieron a acercarse a las grandes islas con su sociedad rigurosamente organizada en castas. Un año más tarde Bethencourt volvió a las Canarias acompañado de un obispo y de un grupo de normandos aventureros; allí fue recibido con grandes aullidos de alegría por parte de los guanches bautizados y con pedradas por parte de los no bautizados. Dos sacerdotes de los que le acompañaban, Piere Bontier y Jean Leverrier, estudiaron la vida de los indígenas y añadieron una serie de sabrosos detalles a la descripción de Boccaccio. Según ellos, los grupos de guanches primitivos vivían en comunidad matriarcal, se alimentaban de raíces y leche de cabra y, como armas, empleaban piedras y picas de madera aguzadas; esos trogloditas trpaban por las montañas con la misma facilidad que las cabras y eran tan buenos corredores que podían cazar una liebre en carrera. Pero la mayor parte de los guanches de las islas mayores de Gran Canaria y Tenerife estaban organizados en diferentes estados; al frente de cada estado guanche había un rey, al que asistía un senado elegido entre los guanches nobles: Un sacerdote cuidaba del culto del dios supremo invisible y de la diosa de la fecundidad, mediaba en procesos legales y dirigía los combates rituales, que entusiasmaban a los guanches. Los indígenas no conocían los metales; tampoco poseían embarcaciones y no podían trasladarse de una isla a otra. Ese fue el motivo de que cada isla tuviese una lengua propia y acabara por no comprender la de las demás. Parece que un día que un español preguntó a varios guanches de la Gran Canaria de dónde procedían, éstos le contestaron: "Dios nos puso en estas islas, nos dejó aquí y luego se olvidó de nosotros". Más tarde se descubrieron en las islas Canarias restos de una antigua cultura megalítica, dibujos rupestres y gran número de inscripciones que no han podido ser descifradas. Pero al llegar aquella época, el destino de los guanches estaba ya fijado. El señor de Bethencourt había abandonado su empresa colonizadora y las Canarias pasaron a manos de los españoles. Pero como aquel extraño pueblo insular se resistía a todo intento de civilización, las tropas españolas de los siglos XV y XVI tuvieron que luchar interminablemente con él hasta su desaparición. El valor que demostraron los guanches en las luchas desesperadas sorprendió incluso a los militares españoles más bregados: en el año 1483, el rey del estado guanche de Telde puso en fuga a los españoles de la Gran Canaria; en Tenerife, unos trogloditas desnudos vencieron, en 1494, a ochocientos soldados bien armados y no se les pudo reducir hasta que se mandó allí una gran escuadra que luchó durante todo un año; y en otras islas, los guanches vencidos se precipitaban desde lo alto de las rocas sagradas para no verse reducidos a cautiverio. Cuando los últimos guanches libres ya habían desaparecido y el resto de la población, después de bautizada, se hubo mezclado con los españoles inmigrados, los normandos y los norteafricanos hasta formar un pueblo mestizo todavía bastante rubio y de tez clara, los etnólogos empezaron a dirigir la mirada a las islas Canarias. Pero ya era tarde, porque de la cultura guanche sólo quedaban muy pocos restos y de la lengua guanche únicamente unos setecientos nombres geográficos y otras trescientas expresiones. De pronto, a los ojos de la ciencia, este pueblo misterioso fue considerado "una raza de valientes y pacíficos pastores, de costumbres moderadas y puras", según explica una descripción hecha en el siglo XIX, "modelo de honradez, lealtad, pundonor, moderación y formalidad", y "trabajadores, compasivos con los ancianos y sumamente hospitalarios". Con lo cual uno se pregunta: ¿Por qué los conquistadores europeos se empeñaron en aniquilar tan extraordinarias virtudes para sustituirlas por su código de costumbres? A mediados del siglo XIX aparecieron los primeros especialistas e intentaron desentrañar el secreto de los guanches.

Conquistadores de Canarias Teorías de los últimos siglos:
En 1845, el francés Sabin Berthelot recogió todos los vocablos que se conservaban todavía de la lengua guanche, estudió la raza de sangre mestiza de guanche de los insulares y expuso la opinión de que había habido allí dos razas distintas de hombres: un primitivo pueblo aborigen que vivía en las cavernas y otro pueblo de cultura más avanzada que más tarde se superpuso a aquél, pero que cayó también en un absoluto primitivismo. Alexander von Humboldt creía que los guanches eran una raza emparentada con los europeos, que "desde tiempos muy remotos habitaba en las islas Canarias". El inglés James Cowles Prichard, uno de los etnólogos más destacados de mediados del siglo XIX, fue más explícito aún. Prichard era además un psiquiatra, que, como comisario de los manicomios londinenses, analizó agudamente las distintas formas de enfermedades mentales, y escribió precisamente en aquella época una Historia natural del hombre , intentando clasificar a la humanidad no sólo desde el punto de vista del color de la piel, sino teniendo en cuenta las múltiples características físicas dentro de los diversos grupos raciales. Y naturalmente había de interesarle un pueblo que a pesar de haber habitado unas islas del norte de Africa, había sido rubio y de ojos azules como los pueblo germánicos y había vivido en las cavernas como los hombres de la época glacial, cuyos escasos restos acaban de ser descubiertos. La hipótesis que formuló Prichard, era, por lo que hoy sabemos, extraordinariamente justa: Prichard estableció un parentesco entre los guanches y los antiguos bereberes del norte de Africa, también rubios y de ojos azules, y, por lo tanto, también con los antiguos iberos de la España prehistórica y los vascos de los Pirineos occidentales; calificó a estos pueblos de "razas atlánticas". Esta hipótesis fue aceptada unánimemente por todo el mundo científico. En épocas prehistóricas, unos parientes cultos de los bereberes se embarcaron y, desde el norte de Africa, pasaron a las islas Canarias; "un pueblo muy dotado -según nos dice Oscar Peschel-, que tuvo, en otro tiempo, formas de vida muy elevadas", pero que en las islas Canarias, debido a su aislamiento, decayó paulatinamente al estado de los pueblos salvajes". Los guanches conservaron algunos restos de la antigua cultura "como petrificados en el estado de salvajismo ulterior.

Le Canarien Teorías sobre el origen germano de los guanches:
Pero Prichard y sus adeptos no dejaron de tener quien les replicara. En el año 1873, Franz von Löer, polígrafo y patriota alemán, visitó las islas Canarias por encargo del rey de Baviera Luis II. Su entusiasmo nacionalista queda atestiguado por su obra más importante, que lleva por título de Des deutschen Volkes Bedeutung in der Weltgeschichte "La importancia del pueblo alemán en la historia universal"), aunque se hizo famoso por otros escritos como Ajuste de cuentas con Francia y Estrangulación de la nacionalidad alemana en Hungría . Este hombre miró a los valientes guanches rubios con ojos muy distintos a como los habían mirado los fríos y rigurosos investigadores Berthelot , Humboldt y Prichard. Löher venía del mundo wagneriano de la corte del rey de Baviera y, naturalmente, no pudo sustraerse a la tentación de establecer comparaciones entre las epopeyas de los guanches y la de los germanos. Así fue como se le ocurrió lanzar la audaz y sensacional teoría de que los aborígenes de las islas Canarias habían sido de origen germano. Según Löer, en tiempo de Cartago vivía en las islas Canarias un pueblo bereber que fue aniquilado en gran parte por los cartagineses. En el año 492 d.J.C. , el pueblo gemano de los vándalos inundó los países norteafricanos, conquistó Cartago, infligió varias derrotas a los ejércitos y flotas romanas y, finalmente, entre los años 533 y 534 fue vencido por el general romano oriental Belisario y obligado a la asimilación. Pero una gran parte de estos vándalos, declaró Löer, se escaparon del ejército de Belisario y huyeron hacia el sur de Marruecos, donde se transformaron en " bereberes rubios". Y los más valientes se refugiaron en las islas Canarias e impusieron allí su sello a los aborígenes que encontraron. La manera de vivir y de vestir de los guanches, su organización política y legal, son, en opinión de Löer, de origen vándalo, así como su cabello rubio, sus ojos azules, su valor y la lealtad del misterioso pueblo canario. "Hasta la conquista por los españoles -escribió Löer-, los vándalos permanecieron en las islas Canarias completamente aislados; retrocedieron en su nivel de cultura, al perder el uso de los metales, la construcción de embarcaciones y otras cosas por el estilo. Su lengua se anquilosó y su cristianismo se deformó. " Löer llegó incluso a explicar el nombre de "guanches" por un transformación de wandches, es decir, "vándalos". Esta teoría está llena de lagunas. En la lengua de los guanches no hay palabras germánicas; en cambio, hay expresiones que recuerdan la lengua de los bereberes . Las construcciones, los sepulcros de momias, los monumentos megalíticos, los cultivos de azadón y los signos de escritura que se han encontrado en las islas Canarias no guardan relación con el centro de Europa, sino con el norte de Africa. Y sobre todo, los restos de edificios, los esqueletos hallados en antiguas capas de tierra y algunos pasajes en las obras de los autores grecorromanos revelan que, ya mucho antes de la invasión de los bárbaros (probablemente ya en el tercer milenio antes de Jesucristo), había guanches en las islas Canarias. No obstante, la tesis del origen germano de los guanches se continúa discutiendo con tal tenacidad incluso en obras que pasan por ser serias, que puede decirse que se trata de un verdadero fanatismo dogmático. Cuando por razones histórico-cronológicas hubo que descartar a los vándalos, los godos y otros pueblos que formaban parte de la invasión de los bárbaros, el prehistoriador germanista Gustav Kossinna lanzó la hipótesis de una "gran ola de pueblos nórdicos" que, según él, había inundado el norte de Africa en el tercer milenio antes de Jesucristo, y que había sembrado de gente rubia las islas Canarias, hipótesis que fue luego recogida por numerosos racistas a pesar de que no existe el menor indicio de esta invasión prehistórica de gentes nórdicas. Y, sin embargo, la solución del misterio es mucho más sencilla y mucho más interesante y sugestiva qu todas las teorías gemanísticas que se han tejido desde Löer hasta Kossinna. En el año 1925, Ernest A. Hooton, uno de los más eminentes antropólogos de América, publicó un estudio bajo el título The ancient inhabitants of the Canary Islands; al mismo tiempo, dedicaron su atención al problema de los guanches el antropólogo alemán Eugen Fischer y otros varios prehistoriadores y etnólogos. Se examinaron momias conservadas y se midieron sus cráneos. "Se trata -escribe Fischer- de rostros de ángulo facial muy abierto, pómulos prominentes y base de la nariz algo hundida, de tipos de huesos bastos y de gran estatura, que se distinguen perfectamente de las razas mediterráneas. " Pero los cráneos de los guanches se distinguen también de los dolicocefálicos germanos. Sólo hubo una raza humana que tuviera la misma estructura de cráneo y de huesos de los primitivos habitantes de Canarias y esta raza el la de Crô-Magnon del último período glacial. En realidad los guanches son descendientes del hombre de Crô-Magnon que, desde el punto de vista antropológico, se conservaron casi intactos hasta la época histórica. Gracias a un minucioso trabajo de reconstrucción, los prehistoriadores han podido precisar cómo fueron a parar a las islas Canarias. La raza Crô-Magnon del tercer período glacial, creadora de las pinturas rupestres y de otras obras de arte de la época neolítica del sur de Europa, se trasladó, en las postrimerías del período glacial, a otros ámbitos: al norte de Europa, a Asia y, por el estrecho de Bering a América; se transformó, creó nuevos pueblos y nuevas razas y se constituyó en fuente de la cual arrancan muchos pueblos blancos y atezados. Hubo, en cambio, otros grupos que fluyeron de España a Africa. Y estos cromañonenses africanos conservaron sus primitivas características y, en el paleolítico superior y luego en el neolítico, crearon una cultura muy particular en tierras africanas, la "cultura capsiense". Muelas y piedras de afilar, hachas transversales, anillos de piedra y cepos sepulcrales, puntas de flecha de piedra, huellas de primitiva agricultura e indicios de vida trashumante nos revelan de qué modo vivían en aquella época los hombres capsienses cromañonenses del norte de Africa. Construían monumentos megalíticos, adoraban divinidades femeninas y desarrollaron una sociedad matriarcal. Hijos legítimos de la cultura capsiense fueron los primitivos saharianos, los antiguos libios, los bereberes , los hombres de cabello rubio, ojos azules y rostro casi cuadrado. Los canarios descienden de estos norteafricanos cromañonenses, que llevaron la cultura capsiense a las islas, aunque no le dieron ulterior desarrollo, sino que, a causa de su largo aislamiento, descendieron otra vez al nivel de cultura de los trogloditas, que en otro tiempo habían superado, después de su emigración al terminarse el período glacial europeo. El hecho de que los guanches tengan el cabello rubio y los ojos azules confirma la opinión de los prehistoriadores de que también el hombre de Crô-Magnon del periodo glacial era rubio y tenía los ojos azules. Individuos rubios los hay no sólo entre los europeos y los bereberes , sino también en muchos pueblos asiáticos e incluso entre los polinesios y los indios. Gran parte de los cromañonenses perdieron esta característica en el curso de sus largas migraciones, que dieron lugar a mezclas con otras razas oscuras. En cambio, en la rama nórdica de los indoeuropeos estos rasgos siguieron siendo predominnantes; lo mismo ocurrió entre los guanches incomunicados con el resto del mundo "como si Dios los hubiese olvidado". Si todavía se conservan los aborígenes canarios, la ciencia podría estudiar sobre el terreno el aspecto que tendrían los descendientes de los hombres del período glacial que vivieron el la época del paleolítico superior, observar sus cultos, sus costumbres y las formas de sociedad que desarrollaron. El asesinato racial llevado a cabo contra los guanches sólo tiene un parejo en la historia de la humanidad: la brutal aniquilación de los tasmanos del sur de Australia, pueblo que vivía aún en el grado de cultura del hombre del Neandertal. Y parece una amarga ironía del destino que, al mismo tiempo que Prichard, Humboldt y otros sabios expresaban su profundo sentimiento por la destrucción de los guanches, se cazara todavía a los tasmanos como si fueran animales salvajes y se les deportara a las islas desiertas para que allí murieran de hambre. Todo lo que ha quedado del valiente, misterioso y cien veces discutido pueblo de los guanches, son unos cuantos dibujos descoloridos realizados sobre ardientes rocas, signos misteriosos e indescifrables, unas pocas momias envueltas en piel de cabra y cráneos tipo Crô-Magnon de tosca textura. De vez en vez se descubre todavía un rostro canario, cuadrado y huesudo, que nos mira con los ojos azules bajo una frente coronada de mechones rubios. Y algunos habitantes de las islas Canarias viven hoy como en tiempos remotos, dentro de cavernas y en poblados completamente trogloditas, en forma parecida a como vivían aquellos hombres que el noble normando Bethencourt halló al desembarcar allí.
(Herbert Wendt, Empezó en Babel , 1960)

Guanches Población prehispánica de las Islas. Antonio Pérez García:
En los últimos años el desarrollo de la investigación arqueológica ha ido aportando la suficiente información sobre la población prehispánica de las Islas como para ir desbancando a las crónicas o a los mitos como principales fuentes históricas para conocer este período. Abordar la prehistoria de Canarias significa conocer tanto el origen de la población prehispánica como las características de su asentamiento y adaptación al medio natural que conforma el espacio geográfico de las distintas islas. Actualmente consideramos que la población aborigen canaria tuvo su origen entre los pueblos bereberes del Norte de África que se van desplazando hacia el sur movidos por dos tipos de circunstancias:

  • En primer lugar, el progresivo proceso de desertización norteafricano que empuja a los pueblos del sur de la cordillera del Atlas a buscar nuevas tierras de cultivo y pastos para sus ganados.
  • En segundo lugar, los restos humanos y de hábitat más antiguos hallados por los arqueólogos en las Islas, se corresponden con un período comprendido entre los siglos I antes de Cristo y I después de Cristo, lo que lleva a los historiadores a pensar en la expansión del «limes» o frontera del Imperio Romano en el Norte de África hacia la cordillera del Atlas sahariano y el rechazo por parte de algunos sectores de la población de la zona a integrarse en dicho Imperio, como causa del desplazamiento de estos pueblos por la costa atlántica norteafricana y su posterior paso a las distintas islas del Archipiélago Canario, pretendiendo encontrar en ellas los medios de vida y sustento que no hallaban en su lugar de origen.

Probablemente, el poblamiento de las Islas se realizaría en diferentes oleadas migratorias, aportando cada una de ellas grupos de pobladores que, con un mismo origen, conformarían diferentes estratos culturales. El bagaje cultural que cada uno de estos grupos de población trae consigo desde África por un lado, junto a la necesidad de generar medios que les permitan adaptarse a las características del nuevo espacio geográfico que presenta cada una de las islas en las que recalan, por otro, van a conformar distintas formas de vida, de organización social y de aprovechamiento de los recursos económicos de los que puedan disponer. De esta forma, los asentamientos aborígenes se producirán, en general, junto a fuentes y manantiales que les aseguren el abastecimiento constante de agua. Dichos asentamientos tomarán la forma de poblados constituidos por edificaciones con una primitiva estructura arquitectónica (por lo general, de planta circular, paredes de piedra y techo vegetal), aunque también nos encontraremos, sobre todo en lugares altos y de difícil relieve, con un hábitat en cuevas tanto naturales como excavadas. La economía practicada por estos pueblos variará de una isla a otra en función de las posibilidades del medio. Así, la de La Palma y Fuerteventura será esencialmente ganadera, la de Gran Canaria fundamentalmente agrícola y, combinando indistintamente la agricultura y el pastoreo, la de Tenerife, La Gomera, El Hierro y Lanzarote. Es pues una economía muy básica, y dirigida al autoconsumo de cada grupo humano, desarrollada con unos medios muy rudimentarios y sujeta de forma constante a las inclemencias climáticas u otros condicionamientos naturales (sequía, agotamiento y limitaciones del suelo agrícola y de pastos, etc.). La cultura material, por otro lado, será muy rudimentaria, siendo la piedra, el barro, la piel de los animales o la madera las principales materias primas.
Organización social:
En lo que a organización social se refiere, en general, nos encontramos con sociedades más o menos complejas, divididas en estratos o grupos sociales, que se distinguen entre sí por su diferente nivel de riqueza y grado de apropiación de los medios de producción (fundamentalmente la tierra y el ganado). Así pues, constatamos la existencia de una nobleza aborigen tanto en Gran Canaria como en Tenerife, erigida en grupo social dominante, junto a los sectores mayoritarios de la población compuesta por grupos económicamente dependientes de los poseedores de los recursos económicos. En general, parece que existieron formas de jerarquización política según estructuras o formas de gobierno basadas en la monarquía (menceyes en Tenerife, guanartemes en Gran Canaria, o distintos jefes de tribu en las islas más pequeñas). Dichos monarcas ejercen su poder sobre una parte de la isla o bien sobre una isla entera. Así, nos encontraremos un solo jefe de tribu para toda la isla de Lanzarote y lo mismo en El Hierro; Fuerteventura aparecerá dividida en dos reinos, La Gomera en cuatro, La Palma en doce, Gran Canaria en dos y Tenerife en nueve demarcaciones territoriales. Junto a estos monarcas o jefes de tribu estarán los nobles de cada reino, conformando castas privilegiadas tanto a nivel político como religioso, que suelen asesorar a su jefe y, a veces, en determinadas circunstancias, participar en la toma de decisiones de gobierno. En general, la religión de estos pueblos se basaba en el culto a elementos naturales, principalmente al Sol, que favorecían o perjudicaban las condiciones de vida. Poder político y religioso van siempre íntimamente unidos a toda la población (jefes o monarcas incluidos) en disposición de acatar los designios divinos para obtener el favor permanente de los dioses y no provocar su ira atrayendo la desgracia (hambre, enfermedades, etc. ) sobre la población. Este va a ser el panorama que se van a encontrar los exploradores, navegantes y conquistadores europeos que a partir de la Baja Edad Media llegan a las costas canarias iniciándose un proceso histórico que culminará con la integración del Archipiélago en el reino de Castilla a finales del siglo XV. (Antonio Pérez García)







Gracias por la invitación
Un abrazo.
isabel

Jose J Jimenez
Ingenieria electronica psicologia, pin...
Escrito por Jose J Jimenez
el 25/08/2010

Q tal

Como muchos ya saben México es el segundo país con mas Diversidad Cultural, tiene aproximadamente 68 lenguas y grupos indígenas, así que solamente definiré los mas cercanos a la ciudad.

Cerca de la Ciudad de México, en el estado de México hacia el Poniente y Noroeste tenemos principalmente a tres grupos que son Otomíes y que hablan Otomí, los Matlatzincas y hablan el Nahuatl y los Mazahuas que también hablan Nahuatl.

Matlatzinca es el término con que los mexicas designaron a este grupo. En náhuatl significa los señores de la red o los que hacen redes , y deriva de matlatl: red; zintil: reverencial y catl: gentilicio. En la actualidad habitan en San Francisco Oxtotilpan, ubicada en el municipio de Temascaltepec, Estado de México.

Mazahua. No hay certeza respecto al origen de la palabra mazahua. Se dice que proviene del nombre del primer jefe de este pueblo que se llamó Mazatlí-Tecutli; hay quien piensa que se deriva del náhuatl mázatl, venado , o bien de Mazahuacán donde hay venado que es el nombre del lugar de origen de este pueblo. La región mazahua está situada en la parte noroeste del Estado de México y en una pequeña área del oriente del estado de Michoacán.

Saludos a todos

JJ

Eva Rivero
Maestra nacional instituto magisterial
Escrito por Eva Rivero
el 25/08/2010
FABRICIO:GRACIAS POR INVITARME,VEO QUE ESTÁS BIEN,ME ALEGRO DE CORAZÓN. El grupo indígena que más se vió en Uruguay,son los descendientes de la Nación Charrúa. Estuvieron muy unidos a nuestro Héroe José Artigas quien murió en el exilio en 1850(casi 30 años en Paraguay). lucharon a su lado ,era una nación muy bravía,pero no avanzó su cultura,trabajaban la piedra y eran nómades,sus ritos funerarios eran sencillos,sus duelos los contaban amputando una falange. No cultivaron,su música fue primitiva. Tenían una gran destreza ecuestre. Los últimos charrúas fueron llevados Francia por el sr. Curiel en la embarcación L EMULATIÖN con los bultos,equipaje,etc. ,para ser exibidos como rarezas de circo(como los enanos)Donde los abligaban a realizar actos que esperaban de primitivos ,comer carne cruda. Eran 3 hombres y 1 mujer Micaela Guyunusa,SENAQUÉ,Vaimaca Pirú,y Tacuabé Este último y Micaela Guyunusa eran pareja,tuvieron una niña,ella estaba muy delicada y cuentan que Tacuabé le daba leche exprimiendo una tela en la boca de la bebé. Hay testimonios de que ejecutaba cuando quedaban solos frotando una especie de hilo de víscera animal (tripa)sacando unos sonidos muy dulces. Dicen que se fugó con la niña,desapareciendo los dos. El resto murió de tristeza y falta de alimentos adecuados. Contaban que Vaimaca Pirú decía que le dolía la cabeza y la panza. SUCCIONABAN HIELO:mientras eran observAdos por püblico que pagaba para verlos como rareza;los medïan y hacïan cälculos antropomëtricos:Antes en suelo uruguayo en 11 CERROS FUERON OBJETO DE UNA ENCERRONA BASADA EN ENGAÑOS POR fRUCTUOSO RIVERA ,INDIGNANTE PENSANDO QUE ÉL HABÍA LUCHADO JUNTO A ELLOS Y SABÍA EL VÍNCULO DE aRTIGAS Y DICHA NACIÓN. EN VENGANZA POR LA MUERTE DE SU SOBRINO BERNABÉ EN MANOS DE LOS INDIOS. Abrazos de Eva desde Uruguay
ANA
Escrito por ANA
el 26/08/2010

Hola Dark Crow

Gracias por invitarme al debate,

El Grupo Indigena mas cercano, son los tarahumaras o raramuris, de los cuales iba a a hacer

Algunos comentarios ,sobre sus origenes y costumbres, pero ya lo hizo y en forma bastante

Completa, mi amiga Clara, en dicho documento describe perfectamente, desde lo origenes,

Costumbres, forma de vida etc. De este gran Grupo Indigena.

Saludos!

Maria Juana Vazquez Gonzalez
Nivelacion a lic. en trabajo social un...
Escrito por Maria Juana Vazquez Gonzalez
el 26/08/2010

Hola Fabricio.
Aqui en Queretaro tu sabes que tenemos varios grupos indigenas en el estado, los mas cercanos que estan son los de Amealco en San Ildefonso y Santiago Mexquititlan.
Amealco de bonfil, Amealco que significa en nahuatl "manantiales"

Es una zona climatica fria, por lo que cuenta con algunos bosques.



Se dedican a las artesanias de vasijas y ceramica y la mujeres trabajan el tejido de lana pura.

Tienen muchas tradiciones y festejos religiosos, conservan sus costubres, aunque algunos viajan a la ciudad para vender sus productos, ya que se encuentra cerca de la capital Queretana.