En este grupo En todos

Grupo de Psicología

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 01/08/2011
TESTIGO HOSTIL

Los Abogados jamás deberían hacerle una pregunta a una abuela mexicana si no se encuentran preparados para la respuesta.


Durante un juicio, en un pequeño pueblo llamado paso de ovejas, el abogado acusador llamó al estrado a su primer testigo, una mujer de avanzada edad.

El Abogado se acercó y le preguntó, Sra. Sánchez, ¿Sabe quien soy?

Ella respondió:


- Si, lo conozco Sr. Garza, lo conozco desde que era un niño y francamente le digo que usted resultó ser una gran decepción para sus padres. Siempre miente, cree saber de todo, es muy prepotente, abusivo, engaña a su esposa y lo peor de todo, manipula a las personas. Se cree el mejor de todos, cuando en realidad no es usted nadie. Si, lo conozco....

El Abogado estaba perplejo. Sin saber exactamente qué hacer.
Apuntando hacia en el fondo de la sala le preguntó a la Sra. Sánchez:
- ¿Conoce al Abogado de la defensa?

Nuevamente ella respondió:


- Claro que sí. Yo también conozco al Sr. García desde que era un niño. El es flojo y medio marica, y tiene un problema con la bebida. No puede tener una relación normal con nadie y es el peor Abogado del Estado. Sin mencionar que engañó a su esposa con tres putas diferentes. Una de ellas era la esposa suya. ¿Recuerda? Si, yo conozco al Sr. García. Su mamá tampoco está orgullosa de el.

El Abogado de la defensa casi cae muerto.

Entonces el Juez llama a los dos Abogados para que se acerquen al estrado y les dice:

Si alguno de ustedes, par de pendejos, le pregunta a esta pinche vieja si me conoce a mí, lo mando a la silla eléctrica.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 01/08/2011

Patricia Ruth Cardenas Quispe
Didactica en matematica universidad ma...
Escrito por Patricia Ruth Cardenas Quispe
el 29/08/2011

Exelente aporte Alejandro. La risa es una manera de reflejar lo felices que somos y la capacidad de enfrentar a los problemas. Soy una persona que rie mucho, que siempre esta alegre, y lo mas bonito es que puedes contagiar eso a los que te rodean. Un Abrazo gracias por sus palabras.

Bety Jaquez
Comercio instituto central sonorense
Escrito por Bety Jaquez
el 31/08/2011

Todos los días pasaba por una casa un repartidor de periódicos, el cual siempre que entraba al patio delantero a dejar el periódico, encontraba a un niño que lo esperaba, y con la mano y el dedo apuntándole, le hacía:
- ¡Pum, pum, pum! -Simulando disparos contra el repartidor-.
Esto era cosa de todos los días, todos los días. Pero un día el repartidor dijo:
- Ah no, hoy le voy a seguir el juego, porque ya me tiene cansado que todos los días me dispare, aunque sea de mentiras.
Entonces, llega al otro día, entra al patio, y observa que el niño está en el techo, entonces el repartidor le apunta con el dedo y dice:
- ¡Pum, pum, pum, y pum!
Cae el niño al suelo desde el techo, y entonces el repartidor asustado corre hacia él, y le dice:
- Niño, niño, ¿Estás bien?
El niño le responde medio inconsciente:
- ¡Yo nunca te tiré a matar!

Bety Jaquez
Comercio instituto central sonorense
Escrito por Bety Jaquez
el 31/08/2011

En un campamento mixto de maniobras de la OTAN va un general
americano, otro frances y otro español. El americano, para impresionar,
coje la bayoneta de un soldado americano, y se la clava en el pie:
- Sientes algun dolor?
Con lagrimas en los ojos responde el guiri:
- (Gnnnni) Negativo, Señor! Porque yo soooy uun marine de los
Eesstadoss Unidosss. Seeeñooor!
El general ruso no quiere quedarse atras, asi que se acerca a
un soldado ruso, le coge la bayoneta, se la clava en el pie tres veces
y le pregunta:
- Soldado, Sientes algun dolor?
El soldado le responde apretando los dientes:
- Grrrrr! Niet, mi generrraall! Porrrque yo soy grrraaaan soldado
Rrrussso!
Asi que llega el general español, se agarra a un milico, le coje
la bayoneta, se la clava en el pie diez veces, se la retuerce son saña y
luego remacha un par de veces y le pregunta:
- Que soldado? Notas algun dolor?
Y el soldado, firmes, erguido, sonriente, saluda y responde con
aire marcial y orgulloso:
- NO!
EL general se queda sorprendido y pregunta:
- Porque?
- Porque calzo un 38 y me han dado un 45!

Escrito por Maritza Lopez Gamboa
el 31/08/2011

Con mucho cariño para todos, realmente la risa es un don que dios nos dio para ayudarnos y ayudar a cambiar a nuestros semejantes, darles esa alegria especial que es la diferencia en estar en paz y contenta y estar triste o renegando.

Me rei mucho con el "nuebo ditsionario" lo pegare en mi sala de trabajo y todos le leeran y se reiran antes de entrar a laborar.

Bendiciones para todos desde peru