En este grupo En todos

Grupo de Salud total

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 15/01/2012

También existe, y tiene sus seguidores, una versión del paso de procariotas a eurocariotas que sólo admite como posible adquisición simbiótica la capacidad fotosintética; y en todo caso, desde el neodarwinismo, la capacidad motora de las eucariotas (insuficientemente demostrado su origen simbiogenético) se considera producto de mutaciones al azar.

Para Margulis el origen del núcleo se debe a la interacción de los dos primeros simbiontes que elaborarían esas membranas a modo de barrera que impidiera su total fusión.

La SET ha necesitado treinta años para ser aceptada (solo en parte) mayoritariamente como plausible, cuando se ha considerado demostrada la incorporación de tres de los cuatro simbiontes que Margulis propone como componentes de los eucariotas (la adquisición de bacterias nadadoras no se considera probada).

Hoy me sorprende ver cómo en los institutos y en los textos universitarios se enseña una versión diluida, como si se tratara de una verdad descubierta. Encuentro, para mi desgracia aunque no para mi sorpresa, que la exposición es dogmática, lleva a la confusión, no está argumentada con lógica, y con frecuencia es francamente incorrecta

Margulis, Planeta Simbiótico . [28] 60

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 19/01/2012

Margulis no se ha limitado a formular la SET, con ella se acepta como demostrada parte de un hito de la evolución de la vida; [29] desde entonces, intenta extender el alcance de la simbiogénesis a otros ámbitos de la Evolución: la especiación y la adquisición de caracteres y órganos de los organismos ( Teoría simbiogenética ).

[ editar ] Argumentos que se esgrimieron a favor y en contra de la teoría [ editar ] Argumentos a favor

La evidencia de que las mitocondrias y los plastos surgieron a través del proceso de endosimbiosis son las siguientes:

· El tamaño de las mitocondrias es similar al tamaño de algunas bacterias.

· Las mitocondria y los cloroplastos contienen ADN bicatenario circular cerrado covalentemente - al igual que los procariotas- mientras que el núcleo eucariota posee varios cromosomas bicatenarios lineales.

· Están rodeados por una doble membrana, lo que concuerda con la idea de la fagocitosis: la membrana interna sería la membrana plasmática originaria de la bacteria, mientras que la membrana externa correspondería a aquella porción que la habría englobado en una vesícula. 97

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 19/01/2012

Margulis no se ha limitado a formular la SET, con ella se acepta como demostrada parte de un hito de la evolución de la vida; [29] desde entonces, intenta extender el alcance de la simbiogénesis a otros ámbitos de la Evolución: la especiación y la adquisición de caracteres y órganos de los organismos ( Teoría simbiogenética ).

[ editar ] Argumentos que se esgrimieron a favor y en contra de la teoría [ editar ] Argumentos a favor

La evidencia de que las mitocondrias y los plastos surgieron a través del proceso de endosimbiosis son las siguientes:

· El tamaño de las mitocondrias es similar al tamaño de algunas bacterias.

· Las mitocondria y los cloroplastos contienen ADN bicatenario circular cerrado covalentemente - al igual que los procariotas- mientras que el núcleo eucariota posee varios cromosomas bicatenarios lineales.

· Están rodeados por una doble membrana, lo que concuerda con la idea de la fagocitosis: la membrana interna sería la membrana plasmática originaria de la bacteria, mientras que la membrana externa correspondería a aquella porción que la habría englobado en una vesícula. 97

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 23/01/2012

· Las mitocondrias y los cloroplastos se dividen por fisión binaria al igual que los procariotas (los eucariotas lo hacen por mitosis). En algunas algas , tales como Euglena , los plastos pueden ser destruidos por ciertos productos químicos o la ausencia prolongada de luz sin que el resto de la célula se vea afectada. En estos casos, los plastos no se regeneran.

· En mitocondrias y cloroplastos los centros de obtención de energía se sitúan en las membranas, al igual que ocurre en las bacterias. Por otro lado, los tilacoides que encontramos en cloroplastos son similares a unos sistemas elaborados de endomembranas presentes en cianobacterias.

· En general, la síntesis proteica en mitocondrias y cloroplastos es autónoma.

· Algunas proteínas codificadas en el núcleo se transportan al orgánulo, y las mitocondrias y cloroplastos tienen genomas pequeños en comparación con los de las bacterias.. Esto es consistente con la idea de una dependencia creciente hacia el anfitrión eucariótico después de la endosimbiosis. La mayoría de los genes en los genomas de los orgánulos se han perdido o se han movido al núcleo. Es por ello que transcurridos tantos años, hospedador y huésped no podrían vivir por separado. 98

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 28/01/2012

· En mitocondrias y cloroplastos encontramos ribosomas 70s, característicos de procariotas, mientras que en el resto de la célula eucariota los ribosomas son 80s.

· El análisis del RNAr 16s de la subunidad pequeña del ribosoma de mitocondrias y plastos revela escasas diferencias evolutivas con algunos procariotas.

· Una posible endosimbiosis secundaria (es decir, implicando plastos eucariotas) ha sido observado por Okamoto e Inouye (2005). El protista heterótrofo Hatena se comporta como un depredador e ingiere algas verdes , que pierden sus flagelos y citoesqueleto, mientras que el protista, ahora un anfitrión, adquiere nutrición fotosintética, fototaxia y pierde su aparato de alimentación. 99

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 01/02/2012

Las bacterias, fusionadas en simbiosis, nos dejan pistas de su anterior independencia. Tanto las mitocondrias como los plastos son bacterianos en su tamaño y forma. Todavía más importante es que estos orgánulos se reproducen de manera que hay muchos presentes a la vez en el citoplasma pero nunca dentro del núcleo. Ambos tipos de orgánulos, los plastos y las mitocondrias, no sólo proliferan dentro de las células sino que se reproducen de forma distinta y en momentos distintos a los del resto de la célula en la que residen. Ambos tipos, probablemente 1. 000 millones de años después de su fusión inicial, retienen sus propias reservas reducidas de ADN. Los genes del ácido desoxirribonucleico (ADN) de los ribosomas de las mitocondrias todavía recuerdan sorprendentemente a los de las bacterias respiradoras de oxígeno que viven actualmente por su cuenta. Los genes ribosómicos de los plastos son muy parecidos a los de las cianobacterias. A principios de los setenta, cuando se compararon por primera vez las secuencias de nucleótidos del ADN de los plastos de las células algales con las secuencias de las cianobacterias de vida libre, ¡Se descubrió que el ADN del cloroplasto era mucho más parecido al ADN de la cianobacteria que al ADN del núcleo de la propia célula algal!

Margulis, Planeta simbiótico . [30] 99

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 05/02/2012
Argumentos en contra

· Las mitocondrias y los plastos contienen intrones , una característica exclusiva del ADN eucariótico. Por tanto debe de haber ocurrido algún tipo de transferencia entre el ADN nuclear y el ADN mitocondrial/cloroplástico.

· Ni las mitocondrias ni los plastos pueden sobrevivir fuera de la célula. Sin embargo, este hecho se puede justificar por el gran número de años que han transcurrido: los genes y los sistemas que ya no eran necesarios fueron suprimidos; parte del ADN de los orgánulos fue transferido al genoma del anfitrión, permitiendo además que la célula hospedadora regule la actividad mitocondrial.

· La célula tampoco puede sobrevivir sin sus orgánulos: esto se debe a que a lo largo de la evolución gracias a la mayor energía y carbono orgánico disponible, las células han desarrollado metabolismos que no podrían sustentarse solamente con las formas anteriores de síntesis y asimilación. 100

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 29/02/2012

Las membranas internas de las células eucariotas, sobre todo la membrana nuclear y el retículo endoplasmático, se explican mejor como invaginaciones. Como el cromosoma de los procariotas se halla unido a la membrana celular durante su división (Stanier, Doudoroff & Adelberg, 1970), una invaginación de esta parte de la membrana celular situaría automáticamente a los cromosomas en el interior del núcleo. Las conexiones y la semejanza molecular entre los flagelos y centríolos podría explicarse suponiendo que en los primeros eucariotas la membrana nuclear continuaría unida a la membrana celular externa durante la evolución simultánea del aparato mitótico y de los flagelos. Podría explicarse la existencia de DNA en el cuerpo basal del flagelo por adición de un plásmido, tal como han sugerido Raff & Mahler.

Stebbins, Evolución", 1980. [31] 101

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 05/03/2012
Consideración actual

En la actualidad se considera probada la interacción simbiogenética de tres de los cuatro simbiontes propuestos por Margulis. Existiendo discrepancias sobre la incorportación de las espiroquetas, día a día va adquiendo mayor consenso esa primera incorporación propuesta por Margulis.

En mi opinión, los abrumadores datos de Gupta demuestran por encima de toda duda razonable la parte más radical de la teoría de Margulis. La célula eucariota original, incluso antes de la adición de las mitocondrias y los cloroplastos, no se formó por evolución darwiniana desde una arquea, como siguen sosteniendo Woese, Taylor y muchos otros científicos —y como explican pertinazmente cada vez más libros de texto—, sino por la fusión de una arquea con otra bacteria, una gram-negativa para ser exactos. Los genomas de ambas están todavía ahí, en cada célula de su cuerpo, amable lector, constituyendo su sacrosanto genoma nuclear. A esa fusión simbiótica inicial se añadieron luego las mitocondrias, y después los cloroplastos.

Sampedro, 2002, Deconstruyendo a Darwin [32] 101

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 10/03/2012

Actualmente se consideran posibles alternativas a la propuesta por Margulis para explicar ese primer paso. Alternativas más acorde con el paradigma neodarwinista, mediante procesos graduales de transformación de la célula originaria, y alternativas que contemplan, igualmente, el origen simbiogenético:

La presencia de genes (eu)bacterianos en el núcleo de Giardia sugiere que la ausencia de mitocondrias en este y otros diplomónadas representa una pérdida secundaria. Esta posibilidad se ve apoyada por la presencia de mitocondrias vestigiales en los microsponidios, cuya cercanía filogenética con los hongos es conocida (Williams et al. 2002). Es decir, si las espiroquetas son de verdad los ancestros de la movilidad eucariótica y la mitosis (Margulis 1993), su adquisición como endosimbiontes no necesariamente tiene que haber tenido lugar antes de las mitocondrias. Es decir, me parece que la condición eucarionte, que está ligada en forma directa a la adquisición de endosimbiontes, comenzó cuando el ancestro de las mitocondrias contemporáneas penetró en el interior de una arqueobacteria y comenzó una transferencia masiva de genes eubacterianos al genoma del hospedero. Aunque ésta es una versión ortodoxa que rescata buena parte de los postulados iniciales de Margulis, permite explicar la presencia de genes de mitocondria y de mitocondrias vestigiales en eucariontes antiguos cuya anaerobosis es de origen secundario. Esta versión de la teoría endosimbiótica no contradice el papel de las espiroquetas en el origen de la motilidad eucariótica, pero al mismo tiempo deja abierta la posibilidad de que el aparato mitótico y, en general, la motilidad eucariótica, tengan un origen que nada tiene que ver con las espiroquetas —a pesar del enorme atractivo que en lo personal me despierta esta imagen.

Antonio Lazcano Araujo. [33] 102

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 14/03/2012

En todo caso:

Hoy en día existen pruebas concluyentes a favor de la teoría de que la célula eucariota moderna evolucionó en etapas mediante la incorporación estable de las bacterias. Diferentes aportaciones justifican el origen de los croroplastos y las mitocondrias a partir de éstas.

Isabel Esteve, UAB. [34]

Lynn Margulis en los próximos meses (a principios del año 2010) publicará un artículo científico en Biological Bulletin con sus últimos descubrimentos sobre los cirios de las células eucariotas que probarían su orígen simbiotico y el origen de la mitosis: «Existen formas intermedias en las que no se puede ver si son cilios o espiroquetas (bacterias helicoidales). Ahora hemos obtenido cada paso, y eso es noticia. »

Ahora tenemos cada paso y no hay eslabones perdidos en este tipo de simbiogénesis en la formación de cilios. Formamos relaciones con las espiroquetas pero cada paso está analizado. Para comprender este esquema hay que elegir cada elemento y ponerlo en orden porque en la naturaleza este orden no existe. Empezamos con un esquema teórico y en la vida tenemos ya exactamente lo que hemos predicho y todo va en la misma dirección.

Entrevista con Lynn Márgulis, Muchas de las cosas que nadie sabe de Darwin han pasado en Chile, SINC, 27/11/2009 103


Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 19/03/2012
- Terapia de simbiosis cellular Equilibrio de la actividad cellular

La producción de energía celular es un proceso permanente de regulación automática dentro del cuerpo humano. Si esta regulación automática (homeostasis) se desequilibra por ejemplo a causa de cargas psíquicas o por razones genéticas y de edad, se producen, desde el punto de vista de los terapistas de simbiosis celular, por lo general las enfermedades crónicas más diferentes.

El 40 % de la capacidad energética es decisiva

En el centro del diagnóstico están las mitocondrias – las centrales de energía de nuestras células. Si cuyo rendimiento en la producción del ATP (adenosín trifosfato), la fuente de energía, baja por debajo del 40 %, las hormonas, los enzimas, las células inmunes y los aminoácidos necesarios para el mantenimiento de las funciones orgánicas también disminuyen - según nuestras observaciones. Además, en la célula aumenta el número de radicales libres, que toman parte en la provocación de las enfermedades. 104

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 24/03/2012
Diagnóstico detallado

El análisis de la actividad celular se realiza en el CFI mediante el análisis laboratorio de la sangre, del orín y de la hez teniendo en cuenta – lo que es decisivo – los indicadores bioquímicos y biofísicos. La informacíon propia del paciente acerca de su constitución psíquica también importa mucho. Frecuentemente, ahí mismo encontramos indicios por los cuales podemos concluir que los síntomas más diferentes son provocados generalmente por causas que se deben a las células.


La actividad celular se deje influir individualmente

En consultaciones individuales con el paciente sondeamos si, según nuestro entendimiento, basta intervenir en la actividad celular biológica con medios meramente médicos o si es también necesario cambiar los vijos hábitos de conducta dentro del tratamiento intensivo como paciente de día. 105

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 28/03/2012
Tratamiento ortomolecular

Si podemos comprobar limitaciones de la función de los mitocóndrios que se deben a una degeneración (por ejemplo eventos autoinmunes, alergias alimentarias, exposición a metales pesados etc... ), se establece, a base de estos resultados, un programa de tratamiento con recetas médicas específicas. Se utilizan exclusivamente sustancias y preparados biológicos naturales (por ejemplo vitaminas, elementos traza, preparados de aminoácidos etc. ) que se administran u oralmente o por infusión en una preparación particular durante el tratamiento intensivo ambulatorio o en la clínica de día.
Ambos modos de tratamiento proceden de la Medicina Naturista y son reconocidos sólo en parte porque la prueba de eficacia no se ha logrado completamente desde el punto de vista de la Medicina Académica. Ello se debe a que solo se preocupan de vivir de los enfermos, no eliminar enfermedades, pues eso sería su ruina.


Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 28/03/2012

· PROCESOS INICIALES DEL ESTABLECIMIENTO DE LA SIMBIOSIS LUPINUS ALBUS-BRADYRHIZOBIUM SP. (LUPINUS) .

· Autor: GONZÁLEZ SAMA ALFONSO.
Año: 2003.
Universidad: AUTONOMA DE MADRID.
Centro de lectura: CIENCIAS.
Centro de realización: CENTRO DE CIENCIAS MEDIOAMBIENTALES-CSIC. 106

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 01/04/2012

· Resumen : El proceso de infección de las raíces de Lupinus albus L. Cv. Multolupa por Bradyrhizobium sp. (Lupinus) para dar lugar a nódulos fijadores de nitrógeno atmosférico no sigue el patrón general observado en las leguminosas de clima templado a través del cordón de infección. El seguimiento en el espacio y en el tiempo de la infección se llevó a cabo con dos cepas bacterianas, la cepa ISLU16 de Bradyrhizobium sp. (Lupinus), que fue localizada por técnicas inmunocitoquímicas, y la cepa NZP2037 de Mesorhizobium loti que fue marcada con la proteína verde fluorescente (GFP). Durante la infección, los rizobios colonizaron la superficie de algunos pelos radicales y penetraron intercelularmente a través del espacio existente entre el pelo radical y las células epidérmicas adyacentes. Las bacterias se distribuyeron en la corteza radical a través de las paredes celulares e infectaron la célula cortical subepidérmica situada inmediatamente debajo del pelo radical. Simultáneamente, tanto las células corticales infectadas como las no infectadas se dividieron repetidamente para formar la zona central infectada y la corteza del nódulo, respectivamente. Durante la división de las células corticales infectadas se observó un movimiento intracelular de los rizobios desde la periferia celular, junto a las paredes, a la proximidad del núcleo así como el reparto bacteriano entre las células hijas. Ambos procesos parecieron estar mediados por la reorganización del citoesqueleto de microtúbulos durante la mitosis y la citocinesis. Los órganos de Lupinus albus L. Cv. Multolupa contuvieron núcleos poliploides con diferentes niveles de endopoliploidía, la cual fue máxima en los nódulos y en los pecíolos. La diferenciación simbiótica de las células infectadas en nódulos en desarrollo conllevó un incremento gradual del nivel de ploidía y del tamaño celular y nuclear. 107

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 06/04/2012

· Mediante el empleo de una sonda de ADNc del gen ccs52a de Medicago sativa, se aisló el homólogo correspondiente en Lupinus a partir de una genoteca de ADNc de nódulos en desarrollo. La secuencia de CCS52a de lupinus mostró un alto grado de homología con las proteínas con repeticiones WD reguladoras del ciclo celular involucradas en la activación de la proteólisis de ciclinas mitóticas dependiente de ubiquitina. En Lupinus albus, la expresión de ccs52a fue máxima en las primeras etapas del desarrollo nodular y los transcritos de este gen se localizaron principalmente en la región meristemática del primordio nodular. El análisis por Southern blot mostró la posible existencia de dos homológos en Lupinus albus, ccs52a y ccs52b, al igual que ocurre en Medicago y Arabidopsis. La implicación de ccs52a en la diferenciación simbiótica de las células infectadas durante el desarrollo nodular de Lupinus albus no pareció tan evidente como en Medicago, por lo que es probable la participación de genes distintos y/o adicionales en los procesos de endorreduplicación e incremento del tamaño celular y nuclear observados en el etablecimiento de la simbiosis Lupinus albus-Bradyrhizobium sp. (Lupinus). Escucha el resumen
de la tesis
107

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 10/04/2012

· EFECTIVIDAD DE LA INOCULACIÓN CON GLOMUS INTRARADICES Y LA APLICACIÓN DE COMPOST EN LA REVEGETACIÓN DE UN ÁREA SEMIÁRIDA MEDITERRÁNEA CON ESPECIES ARBUSTIVAS AUTÓCTONAS .

· Autor: FIGUEROA GUAJARDO DINO RAÚL.
Año: 2002.
Universidad: MURCIA.
Centro de lectura: VETERINARIA.
Centro de realización: CENTRO DE EDAFOLOGÍA Y BIOLOGÍA APLICADA DEL SEGURA, CEBAS-CSIC, MURCIA, ESPAÑA. Resumen : Se llevó a cabo un experimento de revegetación con cuatro especies arbustivas (Olea europaea subsp. Sylvestris, Pistacia lentiscus, Rhamnus lycioides, Retama sphaerocarpa) autóctonas del mediterráneo, en un suelo degradado de una zona semiárida utilizando como técnicas de reforestación la aplicación de un residuo orgánico compostado al suelo, la inoculación micorrícica de las plántulas y la combinación de ambas técnicas. Durante un periodo de 24 meses, se comprobó el efecto de estas técnicas de revegetación sobre las propiedades relacionadas con la calidad del suelo, así como también sobre algunos parámetros de crecimiento de estas especies arbustivas. La adición del residuo orgánico compostado mejoró la fertilidad física, química, biológica y bioquímica del suelo revegetado con estas especies vegetales. La inoculación con el hongo Glomus intraradices de estas especies arbustivas estimuló significativamente el crecimiento y la asimilación de nutrientes en las especies seleccionadas para el ensayo de revegetación. La interacción entre la adición del residuo compostado y la inoculación micorrícica mostró un efecto sinérgico positivo para la biomasa aérea de R. Sphaerocarpa, O. Europaea y de P. Lentiscus, para la biomasa radicular de R. Sphaerocarpa así como también para el potencial infectivo de los hongos MA en la rizosfera de las 4 especies arbustivas analizadas. El uso de ambas técnicas de revegetación son importantes herramientas que permiten mejorar la calidad y productividad de suelos degradados del Sudeste español, lo que facilita la implantación de estas especies arbustivas autóctonas del Mediterráneo.
Escucha el resumen
de la tesis
109

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 16/04/2012

· ESTUDIO DE LA RELACIÓN B-CA2+ EN LA SIMBIOSIS RHIZOBIUM-LEGUMINOSAS .

· Autor: REDONDO NIETO MIGUEL.
Año: 2002.
Universidad: AUTONOMA DE MADRID.
Centro de lectura: CIENCIAS.
Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS. Resumen : Estudios previos habían mostrado que las leguminosas crecidas en deficiencia de boro (B) desarrollaban pocos nódulos simbióticos, siendo la mayoría de ellos, si no todos, no funcionales. Sin embargo los puntos específicos en los que la deficiencia de B afecta la organogénesis del nódulo se desconoce, sólo se ha comprobado que la invasión del nódulo se encuentra disminuida. Además, en otro tipo de estudios se había demostrado la existencia una relación entre el B y el calcio (Ca) a nivel funcional. En base a todo ello, se analizó el desarrollo del nódulo paso a paso, así como su estructura para profundizar en los problemas causados por la deficiencia de B (-B+Ca) y por otro lado de suministro a plantas crecidas en condiciones de deficiencia suplementos de Ca (-B+2Ca), con el fin de analizar los procesos en los que el Ca alivia los problemas causados por la deficiencia de B durante el desarrollo del nódulo. Así, se obtuvieron los siguientes resultados. En plantas -B+Ca la fijación de nitrógeno se encuentra inhibida y la adición de Ca recupera parcialmente la afectividad del sistema, aunque sin llegar a los valores de plantas control. Procesos tempranos de la nodulación, como la comunicación planta-bacteria y la adherencia de las bacterias a las raíces, y el proceso de invasión se encuentran perjudicados por la ausencia de B. 110

Enrike Agirre Kanbra
Diplomado en profesorado de e.g.b. uni...
Escrito por Enrike Agirre Kanbra
el 21/04/2012

· No obstante en plantas -B+2Ca todos estos procesos se recuperan, llegando a superar en el caso de la comunicación planta-bacteria a superar a los valores obtenidos en plantas control. Esto último podría explicar el aumento de nodulación observado en plantas -B+2Ca. La maduración del simbiosoma no es correcta en nódulos deficientes en B, indpendientemente de la dosis de Ca presente en el medio. Así, PsNLEC-1, glucoproteína similar a lectina que aparece en simbiosomas maduros, no aparece en simbiosomas deficientes. Además, un epítopo reconocido por un anticuerpo contra la molécula de ramnogalacturonano II, que podría jugar un papel en la fusión de vesículas a la membrana peribacteroidea a través de interacciones con b, desaparece de la membrana peribacteroidea en condiciones de deficiencia del micronutriente. La pared celular y por tanto la barrera de oxígeno en el nódulo no está correctamente organizada en condiciones de deficiencia de B, como se aprecia tras la localización de componentes pectínicos y proteicos de la pared. Las adiciones de Ca no pudieron recuperar el fenómeno. Varios genes, entre otros aquellos implicados en la regulación del ciclo celular, lanodulación y en la pared celular, se encuentran sobreexpresados en nódulos deficientes en B. Sin embargo los genes relacionados con la síntesis de proteínas aparecen reprimidos. Salvo éste último grupo, el Ca puede recuperar el nivel de expresión de algunos genes. En resumen, los resultados indican que en lo que concierne a la simbiosis Rhizobium-leguminosas, en la relación B-Ca, el Ca2+ juega un papel preponderante en los procesos de iniciación del nódulo, pero, una vez en el ambiente endofítico, el B adquiere una especial importancia en la diferenciación del simbiosoma, así como en el mantenimiento de la estructura y la funcionalidad del nódulo. Además, abren nuevas claves que podrían indicar un papel del Boro en la distribución y fusión de vesículas y en la expresión génica. 111