En este grupo En todos

Grupo de Pequeñas y grandes cosas de la vida



21 de abril, día nacional de TIRADENTES

Mariano
Maestro industrial / proyectista unive...
Escrito por Mariano Olivar González
el 21/04/2012

Tiradentes

Joaquim José da Silva Xavier , o Tiradentes, ( Minas Gerais , 16 de agosto de 1746 - Río de Janeiro , 21 de abril de 1792 ) fue un odontólogo , militar , minero, comerciante y activista político brasileño , conocido como héroe nacional del Brasil por haber asumido en exclusiva la responsabilidad de la Conspiración Minera, primer intento serio de independizar a Brasil del Reino de Portugal a fines del siglo XVIII .

Primeros años

Nació en un pueblo del distrito de Pombal . Tiradentes era hijo del portugués Domingos da Silva Santos , propietario rural , y de la brasileña Maria Antônia da Encarnação Xavier. Era el cuarto de minero y en diversas tareas relacionadas con la farmacia y la odontología, lo que le valió su apodo de Tiradentes .

Con los conocimientos adquiridos en su trabajo de minero se hizo técnico en reconocimiento de terrenos y en exploración de sus recursos , y empezó a trabajar para el gobierno. En 1780 se alistó en el ejército de Minas Gerais , y en 1781 fue nombrado por la reina María I , comandante de patrulla de Caminho Novo, que conducía hasta Río de Janeiro y que garantizaba el transporte del oro y los diamantes de la región. En ese periodo, comenzó a criticar las misiones de exploración del Brasil por parte de la metrópoli, lo que resultaba evidente cuando se comparaba el volumen de riquezas tomadas por los portugueses y la pobreza en la que seguía viviendo el pueblo. Descontento por no conseguir ascender en su carrera militar (en la que sólo llegó al grado de alférez ) se licenció en 1787 .

Actividad política

Durante un año Tiradentes vivió en la capital de la colonia, Rio de Janeiro . Pero la imposibilidad de obtener beneficios en grandes proyectos de canalización que se desarrollaban en Río de Janeiro hizo que sus sentimientos antiportugueses se acrecentaran. De regreso a Minas Gerais , empezó a preconizar en Vila Rica y sus alrededores la creación de un movimiento de independencia para Brasil . A este movimiento se integraron miembros del clero y personajes de cierto relieve social, como Cláudio Manuel da Costa, antiguo secretario del gobierno, Tomás Antônio Gonzaga, e Inácio José de Alvarenga Peixoto.

El movimiento ganó apoyo ideológico con la independencia de las colonias británicas en Norteamérica y la formación de los Estados Unidos . Factores regionales y económicos también influyeron en consolidar la rebelión en Minas Gerais , ya que la región producía cada vez menos oro. Los colonos ya no eran capaces de cumplir con el pago anual de cien arrobas de oro destinadas a la Real Fazenda , motivo por el que se unieron a la rebelión.

El sentimiento de rebelión alcanzó su momento álgido con la implantación de un nuevo impuesto por parte del gobierno colonial: una tasa obligatoria de 538 arrobas de oro en impuestos atrasados ( desde 1762 ), debía ser ejecutada por el nuevo gobernador de Minas Gerais , Luís Antônio Furtado de Mendonça , vizconde de Barbacena . El movimiento se inició la noche de la insurrección: los líderes de la inconfidencia salieron por las calles de Vila Rica dando vivas a la República, con lo que obtuvieron la inmediata adhesión de la población. Sin embargo, antes de que la conspiración se transformara en revolución, fue delatada por los portugueses: coronel Joaquim Silvério dos Reis, teniente coronel Basílio de Brito Malheiro do Lago y el natural de Azores Inácio Correia de Pamplona, a cambio de ver condonadas sus deudas con la Hacienda Real.

El vizconde de Barbacena suspendió el impuesto y ordenó la prisión de los conjurados ( 1789 ). Tiradentes se escondió en casa de un amigo en Rio de Janeiro , pero fue delatado por Joaquim Silvério dos Reis (que más tarde, por su delación, entre otras cosas, recibiría de la corona el título de Fidalgo).

Entre los inconfidentes destacaron los religiosos Carlos Correia de Toledo e Melo , José de Oliveira Rolim y Manuel Rodrigues da Costa ; el teniente coronel Francisco de Paula Freire de Andrade , los coroneles Domingos de Abreu y Joaquim Silvério dos Reis (uno de los Delatores del movimiento); los poetas Cláudio Manuel da Costa , Inácio José de Alvarenga Peixoto y Tomás Antônio Gonzaga .

EL mayor deseo de los inconfidentes era establecer un gobierno independiente de Portugal, crear una universidad en Vila Rica , formar industrias y hacer de São João Del-Rei la nueva capital de la región.

Condena y muerte

Joaquim José da Silva Xavier, Tiradentes, era probablemente el participante en la revuelta de menor posición social ( era alférez y dentista práctico). Por esa razón, fue el único que asumió la responsabilidad por la Inconfidência , a pesar de que al principio negó su participación, y trató de exculpar a sus compañeros. Encarcelados, todos los inconfidentes tuvieron que esperar durante tres años hasta que finalizó el proceso por traición a la corona portuguesa: algunos fueron condenados a muerte y otros al destierro. Luego, por orden de la reina Doña María I, todas las sentencias fueron conmutadas por el destierro, excepto la de Tiradentes, que siguió condenado a muerte.

Y así, en la mañana del sábado 21 de abril de 1792 , Tiradentes recorrió en procesión las calles engalanadas del centro de la ciudad de Río de Janeiro hasta el patíbulo. Ejecutado y descuartizado, con su sangre se firmó la certificación de que se había ejecutado la sentencia de muerte y se declaró su memoria infame. Su cabeza se plantó en un poste en Vila Rica y sus restos mortales se distribuyeron a lo largo de Caminho Novo: Cebolas , Varginha do Lourenço , Barbacena y Queluz , la antigua Carijós ; lugares en los que expuso sus discursos revolucionarios. Su casa fue destruida y todos sus descendientes deshonrados.

Legado

Tiradentes siguió siendo tras la Independencia de Brasil , una personalidad histórica relativamente oscura, ya que durante el Imperio, los dos monarcas , Don Pedro I y Don Pedro II , pertenecían a la línea masculina de la Casa de Braganza , y eran, respectivamente, nieto y bisnieto de Doña Maria I , que había emitido la sentencia de muerte de Tiradentes. Además, el republicanismo atribuido a Tiradentes lo hacían inaceptable como héroe nacional, en tanto la independencia de Brasil había tenido como protagonista principal al príncipe Pedro de Braganza .

Tuvo que ser la Vieja República , o más exactamente los ideólogos positivistas que presidieron su fundación, los que buscaron en la figura de Tiradentes una personificación de la identidad republicana de Brasil, y mitificaron su biografía. Esto explica su iconografía tradicional desde fines del siglo XIX , con barba y camisola, al lado del cadalso, que le da un cierto parecido a Jesucristo y que, al parecer, carece de verosimilitud. Como militar, lo máximo que Tiradentes se permitió fue un discreto bigote. En la cárcel, en la que pasó sus últimos tres años de vida, los presos estaban obligados a afeitarse, lo cual reduce la credibilidad de la imagen histórica fomada sobre el héroe a inicios del siglo XX .

Aunque nunca se casó, Tiradentes tuvo dos hijos, João con la mulata Eugênia Joaquina da Silva, y Joaquina, con la pelirroja Antonia Maria do Espírito Santo , que vivía en Vila Rica .

Tiradentes está considerado actualmente Patrón Cívico de Brasil , y la fecha de su muerte ( 21 de abril ) es día festivo en todo el país.


Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Hola Mariano

Gracias por la invitación a este debate que nos brinda la oportunidad de conocer a este importante personaje de la historia brasileña

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Mariano has dicho:

"Tuvo que ser la Vieja República , o más exactamente los ideólogos positivistas que presidieron su fundación, los que buscaron en la figura de Tiradentes una personificación de la identidad republicana de Brasil, y mitificaron su biografía. Esto explica su iconografía tradicional desde fines del siglo XIX , con barba y camisola, al lado del cadalso, que le da un cierto parecido a Jesucristo y que, al parecer, carece de verosimilitud"


Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

La Conspiración Minera (llamada en portugués Inconfidência Mineira debido a haber ocurrido en la región de Minas Gerais) fue una cospiración ocurrida en el Brasil colonial el año 1789, dirigida a establecer la independencia brasilera en contra del Reino de Portugal.

En el Brasil colonial de fines del siglo XVIII, pese a la fuerte censura establecida por las autoridades portuguesas, era conocido el éxito de la sublevación ocurrida en las Trece Colonias británicas de América del Norte, que habían dado lugar a los Estados Unidos. También se habían difundido entre las élites brasileras las ideas de la Ilustración y sus principios de libertad y democracia. Tales ideas hallaron un terreno fértil en la provincia de Minas Gerais, dedicada a la extracción de oro y donde se había formado una poderosa élite nativa de la región que recibió con agrado las tesis de la Ilustración, debido a su descontento con la administración colonial portuguesa que exigía a toda la provincia de Minas Gerais el pago de un monto equivalente al 20% de la producción de oro (el llamado "quinto real") de manera colectiva, e impedía la construcción de caminos e imprentas para mantener a la provincia en el mayor aislamiento posible.

Cuando a fines del siglo XVIII los productores mineros de Minas Gerais tuvieron dificultades en sostener el ritmo elevado de producción de oro, la monarquía portuguesa impuso un nuevo tributo, llamado derrama, por el cual los principales terratenientes y mineros deberían abonar, a título personal, el monto faltante de oro en el "quinto real" abonado por la provincia de Minas Gerais a la metrópoli. Esto exaltó las ansias de la élite mineira de librarse del dominio ejercido desde Portugal, por lo cual importantes terratenientes y mineros de la región empezaron a formar planes para una revuelta masiva que proclamase la independencia de Minas Gerais (y no de todo el Brasil), forjando un núcelo amplio de conspiradores.

No obstante, los planes de revuelta eran dificultados por cuanto los conspiradores carecían de un programa unificado, dividiéndose en monárquicos y republicanos, algunos estaban a favor de abolir la esclavitud y otros en contra, unos favorecían la explotación del algodón y el hierro para que la economía de Minas Gerais no dependiera solamente del oro, y por sobre todo faltaba un líder general de la conspiración. Aún así, la "Conspiración Minera" no sólo atrahjo a terratenientes y mineros, sino a oficiales del ejército portugués, intelectuales y clérigos, así como comerciantes, artesanos y operarios.

La conspiración estaba planificada para estallar en cuanto el gobernador portugués, el Visconde de Barbacena, proclamase oficialmente la vigencia de la derrama, fecha cuando los conspiradores proyectaban aprovechar el descontento para iniciar su revuelta. No obstante, en junio de 1789 la conspiración fue denunciada por uno de sus integrantes, Joaquim Silvério dos Reis (1756-1792), que aceptó delatar los hechos a las autoridades portuguesas a cambio que le fueran perdonadas sus deudas con la Corona. Las acusaciones causaron una serie de arrestos contra personajes de la élite de Minas Gerais, incluyendo grandes terratenientes y comerciantes, acusados del grave crimen de inconfidência (término jurídico portugués de la época, que significaba deslealtad al rey) y presos de lesa majestad remitiéndose por tanto a todos los acusados a Río de Janeiro.

Casi la totalidad de los procesados negaron su participación en la conspiración, a excepción del dentista y oficial militar Joaquim José da Silva Xavier, que asumió la plena responsabilidad de la revuelta proyectada, ante la negativa de sus demás compañeros de aceptar culpa alguna en el movimiento independentista. El proceso y prisión de los conspiradores duró hasta 1792, siendo que la mayoría de ellos evitaron las condenas gracias a su posición social, influencias ante la corte de Lisboa, o para evitar un escándalo público.

Finalmente en Río de Janeiro se dictó la sentencia final el 18 de abril de 1792, donde se condenaba a muerte por descuartizamiento y decapitación a doce conspiradores. No obstante, al día siguiente se leyó un decreto adicional llegado desde Portugal, donde todos los condenados a muerte tenían conmutada su pena por la de destierro perpetuo en la colonia portuguesa de Mozambique, excepto quienes hubieran sido juzgados "bajo circunstancias agravantes". Ello causó que la única excepción a esta conmutación fuera el dentista Tiradentes, el único de los condenados que carecía de riqueza o influencias en la administración colonial que pudieran salvarlo, y que además se había reconocido como responsable de la sublevación.

Tiradentes fue ejecutado el 21 de abril de 1792 en Río de janeiro, partes de su cuerpo descuartizado fueron llevadas a Vila Rica, Minas Gerais, para que sirvieran como advertencia y escarmiento a la población.

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Hamlet Trejo
Maestría en gerencia educacional unive...
Escrito por Hamlet Trejo
el 22/04/2012

Libertas quæ sera tamen

Libertas quæ sera tamen, usualmente traducido del latín como "Libertad, aunque venga tarde" o "Libertad, aunque tardía", es el lema del Estado brasileño de Minas Gerais. Fue propuesto por los rebeldes de la Inconfidencia Mineira para la bandera de la república que pretendían crear en la Capitanía de Minas Gerais en 1789. La expresión latina terminó siendo usada en la bandera del Estado en el que se transformó la Capitanía del Imperio del Brasil.

Muchos latinistas modernos critican la traducción de la frase.

File:Bandeira de Minas Gerais.svg

Bandera de Minas Gerais

Escudo de Minas Gerais


Ruben Salas
Experto: gestión del transporte
Escrito por Ruben Salas
el 22/04/2012
Dia de Tiradentes

dia-de-tiradentes

Joaquín José da Silva Xavier, también llamado Tiradentes , fue, efectivamente, un odontólogo (entre otras cosas) y un militar y “activista político” que en el s. XVIII se opuso a la dominación portuguesa, clamando por la independencia del Brasil, por lo que fue encarcelado, ejecutado y descuartizado, muriendo un día como hoy, 21 de abril, de 1792.

Cuando finalmente se instauró la República en el país, su figura se ensalzó como personificación de la identidad republicana, hasta el punto de que la fecha de hoy se celebra con el nombre de “ Día de Tiradentes ”, siendo festiva oficialmente en Brasil (no se trabaja).

tiradentes
Ruben Salas
Experto: gestión del transporte
Escrito por Ruben Salas
el 22/04/2012

https://international.loc.gov/service/hisp/brfbnth/400.gif

Ruben Salas
Experto: gestión del transporte
Escrito por Ruben Salas
el 22/04/2012
21 de abril - Dia de Tiradentes
O alferes Joaquim José, em retrato de W. Rodrigues
O dia 21 de abril é feriado nacional. Trata-se de uma homenagem que o Brasil presta ao sacrifício de Joaquim José da Silva Xavier , que foi enforcado e esquartejado, a 21 de abril de 1792, devido a seu envolvimento com a Inconfidência Mineira - um dos primeiros movimentos organizados pelos habitantes do território brasileiro, no sentido de conseguir a independência do país em relação a Portugal.

Vale a pena saber exatamente porque se presta essa homenagem a Tiradentes. No século 18, o Brasil era uma colônia portuguesa que gerava grandes lucros para sua metrópole, em função do ouro e dos diamantes que haviam sido descobertos na região que ficou conhecida como a das Minas Gerais. Essa região tornou-se o centro econômico e cultural do país. Nela surgiram várias cidades ricas e importantes, como Vila Rica (atual Outo Preto), São João Del Rei e Sabará.

Portugal explorava o ouro brasileiro, mas nem todas as pessoas ligadas ao garimpo pagavam os impostos que a metrópole cobrava. Também havia muito contrabando das riquezas minerais. Além disso, essas riquezas não eram infinitas e começaram a se tornar escassas. O governo português, porém, acreditava que a diminuição no volume de seus lucros com a mineração se devia ao contrabando e à sonegação dos brasileiros. Por isso, começou a aumentar os impostos e tomar medidas repressivas contra os naturais da terra.

Desse modo, os brasileiros se revoltaram e isso aconteceu quase na mesma época em que os Estados Unidos se tornaram independentes da Inglaterra. Ao mesmo tempo, na Europa, filósofos e pensadores criticavam a monarquia e o poder absoluto dos reis. Tudo isso influenciou as elites de Minas Gerais e as levou a conspirar em prol da Independência. A maioria dos conspiradores eram homens ricos e cultos como Cláudio Manuel da Costa e Tomás Antônio Gonzaga .

Pobre, somente o Tiradentes, que era um simples alferes (cargo militar semelhante ao de tenente), e que tinha esse apelido por exercer também o ofício de dentista. Entretanto, era ele quem saía às ruas, procurando conquistar a adesão do povo ao movimento. Resultado, durante o julgamento, todos os que tinham posses conseguiram escapar da pena máxima, trocando-a pela prisão ou pelo exílio.

Quanto a Tiradentes, acabou condenado à morte e ao esquartejamento, para que as partes de seu corpo ficassem expostas ao público, de modo a desencorajar outras tentativas de rebelião. Executado como um criminoso, Tiradentes se transformou no primeiro herói brasileiro, logo após a nossa Independência, em 1822.
Ruben Salas
Experto: gestión del transporte
Escrito por Ruben Salas
el 22/04/2012
Joaquim José da Silva Xavier (Tiradentes)

1746, Minas Gerais
21/04/1792, Rio de Janeiro

Da Redação
Em São Paulo

[creditofoto]

[creditofoto]

Ilustração de Tiradentes

Líder da Inconfidência Mineira e primeiro mártir da Independência do Brasil , Joaquim José da Silva Xavier, o Tiradentes, nasceu em Minas Gerais em 1746, filho do proprietário rural português Domingos da Silva Santos.

Antes mesmo de freqüentar a escola, já havia aprendido a ler e escrever com a mãe. Órfão de mãe e pai desde a juventude, ficou sob a tutela de um tio até a maioridade, quando resolveu conhecer o Brasil. Já adulto, foi tropeiro, mascate e dentista (daí o apelido). Trabalhou em mineração e tentou a carreira militar, chegando ao posto de alferes no Regimento de Cavalaria Regular.

Foi na tropa que Tiradentes entrou em contato com as idéias iluministas, que o entusiasmaram e inspirariam a Inconfidência Mineira, a primeira revolta no Brasil Colônia a manifestar claramente sua intenção de romper laços com Portugal, marcando o início do processo de emancipação política do Brasil.

A revolta foi motivada ainda pela decisão da coroa de cobrar a derrama, uma dívida em atraso. A conspiração foi delatada por Joaquim Silvério dos Reis e todos os seus participantes foram presos.

Sobre Tiradentes, recaiu a responsabilidade total pelo movimento, sendo o único conspirador condenado à morte. Enforcado em 21 de abril de 1792, teve seu corpo esquartejado. Seus membros foram espalhados pelo caminho que ligava o Rio de Janeiro a Minas Gerais. Sua cabeça foi exposta em Vila Rica.

Com a morte de Tiradentes, o Estado português queria demonstrar uma punição exemplar para desencorajar qualquer revolta contra o regime colonial. Tiradentes tornou-se mártir da Independência e da República.

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 06/06/2012