Grupo de Poesía
Grupo de Poesía
3 Cursos online | 1 Test | 1627 Documentos | 215 Imágenes | 285 Vídeos | 424 Debates | 3940 Miembros | 11 Blogs
Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

EL ZORZAL
Juan Burgui

Con su pechera rosada
y su velita marrón;
con ese cuerpo robusto
y ese aire de gran señor,
nadie lo imaginaría
tan delicado cantor.
Muere el Sol y, junto al río,
da sus silbos el zorzal;
la tarde, que se marchaba,
se volvió para escuchar;
el agua, que iba corrriendo,
se detuvo hecha un cristal;
el aire quedó en suspenso;
la brisa, sin respirar;
abrió una boca tamaña
la Luna sobre el sauzal,
y con lágrimas de estrellas
el cielo rompió a llorar...

Anochece... Junto al río
sigue cantando el zorzal.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

LA RAMA
Octavio Paz

Canta en la punta del pino
un pájaro detenido,
trémulo, sobre su trino.

Se yergue, flecha, en la rama,
se desvanece entre alas
y en música se derrama.
El pájaro es una astilla
que canta y se quema viva
en una nota amarilla.

Alzo los ojos: no hay nada.
Silencio sobre la rama,
sobre la rama quebrada.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

RETÓRICA
Octavio Paz


Cantan los pájaros, cantan
sin saber lo que cantan:
todo su entendimiento es su garganta.



¡QUÉ PALOMA TAN SEÑORA!
Anónimo

A un arroyo claro a beber,
vi bajar una paloma;
por no mojarse la cola,
levantó el vuelo y se fue.

¡Qué paloma tan señora!



PALOMITA BLANCA
Anónimo

Palomita blanca,
reblanca, reblanca,
¿Dónde está tu nido
renido, renido?
- En un palo verde,
reverde, reverde,
todo florecido,
recido, recido.



PALOMITA EN LA PLAYA
Anónimo

A la orilla del mar
canta una paloma;
dulcemente canta,
tristemente llora,
dulcemente canta
la blanca paloma,
se van los pichones
y la dejan sola.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

MAÑANA DOMINGO
Germán Berdiales

Mañana domingo
se van a casar
la paloma blanca
y el tero real.
A la palomita
la apadrinará
la mamá paloma
y el pato cua cuá.
Padrino del novio
su oadre será
y será madrina
la garza real.
Formando parejas
allí se verán
con una calandria
pasar un zorzal,
un tordo con una
paloma torcaz
y una copetona
con un cardenal.
Y desde la rama
que será el altar
un pechito rojo
los bendecirá.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

SEGUNDA FÁBULA BOBA
Andrés Sabella

Con gafas de nieve
pasea el pinguino.
Solemne se mueve
solemne y ladino.

Busca una pinguina
grácil y discreta:
dama alabastrina
para su etiqueta.

¿Dónde está la bella
estatua del mar,
la tierra doncella
la rosa polar?

Se ofuscan los ojos,
el garbo, la pluma.
Sobran los anteojos
florece la bruma.


Llorando camina,
muy triste el pinguino,
porque la pinguina
no sale al camino.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

SE EQUIVOCÓ LA PALOMA
Rafael Alberti


Se equivocó la paloma
se equicocaba.
Por ir al norte, fue al sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.
Creyó que el mar era el cielo:
que la noche, la mañana.
se equivocaba.
Que las estrellas, rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.
Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón, su casa.
Se equivocaba.
(Ella se durmió en la orilla.
Tú, en la cumbre de una rama).


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 14/01/2010 | Nivel Básico

LAS MOSCAS
Antonio Machado

Vosostras, las familiares
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.

¡Oh, viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!

¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!

Y en la aborecida escuela,
raudas moscas divertidas,
perseguidas
por amor de lo que vuela

- que todo es volar sonoras -,
rebotando en los cristales
en los días otoñales...
Moscas de todas las horas,
de infancia y adolescencia,
de mi juventd dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,

de siempe... Moscas vulgares,
que de puro familiares
no tendréis digno cantor:
yo sé que os habéis posado

sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.

Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas, viejas,
me evocais todas las cosas.


Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo el 15/01/2010 | Nivel Básico

Recuerdan este poema de Rubén Darío?
Me parece lindo y adecuado en el debate.



Margarita está linda la mar,
y el viento,
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar;
tu acento:
Margarita, te voy a contar
un cuento:

Esto era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha de día
y un rebaño de elefantes,
un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita, como tú.

Una tarde, la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
más lo malo es que ella iba
sin permiso de papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: « ¿Qué te has hecho?
te he buscado y no te hallé;
y ¿Qué tienes en el pecho
que encendido se te ve? ».

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
«Fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad».

Y el rey clama: « ¿No te he dicho
que el azul no hay que cortar?.
¡Qué locura!, ¡Qué capricho!...
El Señor se va a enojar».

Y ella dice: «No hubo intento;
yo me fui no sé por qué.
Por las olas por el viento
fui a la estrella y la corté».

Y el papá dice enojado:
«Un castigo has de tener:
vuelve al cielo y lo robado
vas ahora a devolver».

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: «En mis campiñas
esa rosa le ofrecí;
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí».

Viste el rey pompas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

* * *

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento.



Lo comparto con cariño:

Alma Lorena


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 15/01/2010 | Nivel Básico

Hola Alma Lorena:

Es un poema precioso, Margarita, la destinataria, imagino la alegría de esta niña cuando escuchó por primera vez este poema.

Una princesita quería su estrella y fue por ella.... Su padre la reprende, cuestiona el gesto y la envía a devolverla al cielo, en ése ir encuentra a Jesús. El hablante despliega un río de imágenes con un ritmo precioso. Es un poema de encantamiento.... En fin, maravilloso.

Saludos


Ckalnay Kalnay
Profesora de educacion preescolar esc....
Escrito por Ckalnay Kalnay el 16/01/2010 | Nivel Básico



Un placer haber vuelto a leer esta poesia que tanto me gustaba cuando era chica!


Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo el 16/01/2010 | Nivel Básico

Gracias, es verdad que es my lindo, pensé que les gustaría recordarlo.
Un beso a todos.
Alma Lorena


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

Hola amigos:
Presento la quinta entrega de poemas infantiles de la Antología.
Saludos

Fuente: Antología de poesía infantil.
Compilación de Dorys Zeballos
Arrayán Editores / Santiago / Chile , 2006
Segunda Sección: Hebra por hebra, desaparece la cebra. Páginas 52 - 63


MARIPOSA DEL AIRE - Federico García Lorca - 52
CORRANDA DE LA GACELA - Andrés Sabella - 53
EL SEÑOR DON GATO - Anónmimo - 54
EL GATO MAURICIO - Maria Luisa Silva - 55
EL BURRO EN CAMISETA - Andrés Sabella - 56
EL BURRO ENFERMO - Anónimo - 56
LA CABRA - Oscar Castro - 58
CANCIÓN DE CUNA DE LOS ELEFANTES - Adriano del Valle - 59
NOBLE ANIMAL - José Pedroni - 60
LA ARDILLA - Amado Nervo - 61
EL MONO PERIODISTA - Beatriz Ferro - 62
CAZADOR - Federico Garcia Lorca - 63


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

MARIPOSA DEL AIRE
Federico García Lorca

Marisa del aire,
qué hermosa eres,
mariposa del aire
dorada y verde.

Luz del candil,
mariposa del aire,
¡Quédate ahí, ahí, ahi!...
No te quieres parar,
pararte no quieres.
Mariposa del aire
dorada y verde.
Luz de candil,
mariposa del aire,
¡Quédate ahí, ahí, ahí!...
¡Quédate ahí!
Mariposa, ¿Estás ahi?


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

CORRANDA DE LA GACELA
Andrés Sabella

Flecha viva,
la gacela,
fugitiva,
se desvela.

Salta días
sin orillas
lejanías
amarillas.

Dice el viento:
- ¡Ven conmigo!
De tu aliento
soy mendigo.

No contesta
la gacela:
huye presta
brinca y vuela.

Las estrellas
de su pata
dejan huellas
de aire y plata.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

EL SEÑOR DON GATO
Anónmimo

Estaba el señor don Gato
en silla de oro sentado
calzando medias de seda
y zapatitos dorados,
cuando llegó la noticia
que había de ser casado
con una gatita blanca
hija del gato dorado.

El gato con la alegría
subió a bailar al tejado,
mas con un palo le dieron
y rodando vino abajo.
Se rompió cuatro costillas
y la puntita del rabo.

Llamaron a los doctores
médicos y cirujanos,
mataron siete gallinas
y le dieron aquel caldo,
más perdió las siete vidas
que el cielo le había dado.

Lo llevaron a enterrar
al pobrecito don Gato,
conduciéndole en sus hombros
cuatro gatos colorados
Sobre la cajita iban
siete ratones bailando.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

EL GATO MAURICIO
Maria Luisa Silva

¿Qué le habrá pasado
al gato Mauricio?
dicen en el barrio
que ha perdido el juicio.

Anda por las calles
mirando las flores
y sonríe a todos
hasta a los ratones.

Anoche escribió
un poema de amor,
luego dbujó
un gran corazón.

¿Qué le habrá pasado
al gato Mauricio?
¿Quién le ha robado
su gatuno juicio?


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

EL BURRO EN CAMISETA
Andrés Sabella

Hebra por hebra,
se empequeñece
la cebra.

El Sol se equivoca
con los pentagramas
y en ella coloca
su clave de llamas.

El viento desbarra,
como un personaje:
-Es una guitarra
de mucho cordaje...

Hebra por hebra,
desaparece la cebra.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

EL BURRO ENFERMO
Anónimo

A mi burro, a mi burro,
le duele la cabeza;
el médico le ha puesto
una corbata negra.

A mi burro a mi burro
le duele la gargantas;
el médico le ha puesto
una corbata blanca.

A mi burro a mi burro
le duelen las orejas;
el médico le ha puesto
una gorrita negra.

A mi burro a mi burro
le duelen las pezuñas;
el médico le ha puesto
emplasto de lechugas.

A mi burro a mi burro,
le duele el corazón;
el médico le ha puesto
jarabe de limón.

A mi buro a mi burro
ya no le duele nada:
el médico le ha dado
jarabe de manzanas.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

LA CABRA
Oscar Castro

La cabra suelta en el huerto
andaba comiendo albahaca.

Toronjil comió después
y después tallos de malva.

Era Blanca como un queso
como la luna era blanca.

Cansada de comer hierbas
se puso a comer retamas.

Nadie la vio sino Dios.
Mi corazón la miraba.

Ella seguía comiendo
flores y ramas salvia.

Se puso a balar después
bajo la clara mañana.

Su balido era el aire
un agua que no mojaba.

SE fue por el campo fresco
camino de la montaña.

Se perfumaba de malvas
el viento cuando balaba.


Enrique Dintrans Alarcón
Pedagogía en religión umce
Escrito por Enrique Dintrans Alarcón el 16/01/2010 | Nivel Básico

CANCIÓN DE CUNA DE LOS ELEFANTES
Adriano del Valle

El elefante lloraba
poreque no quería dormir...
- Duerme, elefantito mío,
que la Luna te va a oír...

Papá elefante está cerca;
ya se lo oye mujir;
duerme, elefantito mío,
que la Luna te va a oír...

El elefante looraba
( ¡Con un aire de infeliz! ),
y alzaba su trompa al viento...
Parecía que la Luna
se limpiaba la nariz...




Responder


Quiero recibir alertas por email cuando haya mensajes nuevos en este debate

Debe cumplir las normas de contenido y normas de conducta
Al escribir en el debate:
  1. Repasa la ortografía y no escribas en formato SMS.
  2. Lee el texto dos veces antes de publicar.
  3. No escribas todo en mayúsculas o negritas.
 
Páginas internacionales: España  |  Italia  |  Francia  |  México  |  Alemania  |  Reino Unido  |  Argentina  |  Chile  |  Colombia  |  USA |  India |  Y próximamente: Brasil | 

Búsquedas frecuentes: acometida aerea ejemplo ueps sinusopatia comezon en los pies resumen del libro sangre de campeon

EMAGISTER Servicios de formación, S.L. Copyright 1999/2013.