En este grupo En todos

Foro de Psiquiatría



orfidal y salir de copas

ana
Baleares, España
Escrito por Ana
el 23/11/2007
Hola. Hace unos años estuve a tratamiento por depresion y ansiedad. Me recupere pero engorde unos 20 kilos,de ellos he perdido 11,pero por temporadas siento esta ansiedad q te hace comer todo lo que se me pone por delante,y no quiero volver a ponerme como antes. El medico me ha recetado orfidal,media por la mañana y otra media por la noche. La pregunta es.. El fin de semana,si no tomo elorfidal,puedo salir a tomarme unas copitas? Decir tb que estos periodos de ansiedad son cortos,una o dos semanas,a lo mejor simplemente causados por estar controlando lo que como y lo que no. Espero vuestra respuesta,porq la verdad no quiero andar haciendo tonterias. Gracias
Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 23/11/2007

La mezcla es una explosión y te pillas unas de campeonato. No puedes ingerir alcohol con el orfidal ni con ningún otro medicamenteo. Te ponen a cien.

Ana
Baleares, España
Escrito por Ana
el 23/11/2007
No me refiero a tomar las dos cosas el mismo dia,me refiero,por ejemplo,tomo el orfidal hasta el viernes por la mañana y beberia el sabado por la noche,de manera q casi hay dos dias entre la ultima toma de la pastilla y el alcohol,esa es la pregunta concreta. No se me ocurre tomar el medio orfidal e inmediatamente despues salir de copas...
Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 23/11/2007
"no me refiero a tomar las dos cosas el mismo dia,me refiero,por ejemplo,tomo el orfidal hasta el viernes por la mañana y beberia el sabado por la noche,de manera q casi hay dos dias entre la ultima toma de la pastilla y el alcohol,esa es la pregunta concreta. No se me ocurre tomar el medio orfidal e inmediatamente despues salir de copas... "
por ana (Noviembre 2007)


pero interrumpes la toma de orfidal y descompensas tu organismo, además la ingesta de alcohol es muy negativa.

Escrito por Belen
el 30/11/2007
Hola, me gustaría que me contaras tu experiencia estando en tratamiento con orfidal y la toma de alcohol.
Gracias



Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 30/11/2007
"
Hola, me gustaría que me contaras tu experiencia estando en tratamiento con orfidal y la toma de alcohol.
Gracias

M eponía como una moto y mis mareos aumentaban considerablemente me encontraban mucho peor.
Por eso decidí no mezclar alcohol con medicamentos. Ers espantoso.

"

por BELEN (Noviembre 2007)




Escrito por Ana Isabel
el 23/12/2007
Yo tomo tres o cuatro orfidales para dormir pero al día siguiente estoy como muerta, tomo además otros medicamentos. PUede ser el orfidal el que me deje así de cansada y soñolienta todo el día?
Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 23/12/2007


NO especificas que medicamentos tomas. La somnolencia puede ser causada por el orfidal o por el conjunto de medicamentos. Cualquier medicación para este tipo de transtornos te provoca un levantar pesado, y muchas pesadillas.
Escrito por Vicent
el 05/12/2008

Hola : mira yo estoy tomando orfidal es un medicamento flojo ,3 o 4 al dia se pueden tomar
yo solo tomo 1 al dia para dormir y si es necesario 2 para la ansiedad.
Aveces lo he mezclado con alcohol y si es 1 pastllita no pasa nada ,al menos a mi y no estoy hablando de 2 cubalibres si no con mas alcohol de lo que puedas imaginar ,con 2 orfidales yo me quedo dormido pero considero que no es bueno tomar 2 de golpe si no es por una ansiedad aguda.
En mi opinion ,tambien puedes tomar valium como sustituto. Pero te deja hecho polvo al menos en mi caso, no te olvides de leer el prospecto.
saludos

Escrito por Ana Isabel
el 06/12/2008

Gracias por tu respuesta pero yo lo que quería era morirme por eso me tomé una caja y sigo pensándolo.

Escrito por Wikos
el 02/01/2009
"Gracias por tu respuesta pero yo lo que quería era morirme por eso me tomé una caja y sigo pensándolo.
"

por ANA ISABEL (Diciembre 2008)

Yo estoy
igual
kierero la muerte


Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 03/01/2009
El título de este artí #! @##@ puede parecer extraño y sin embargo tiene una explicación. Voy a contarlo desde el punto de vista personal. Puesto que no soy médico, pero como paciente que he sido intentaré hacerles llegar su significado.

Mi intención es aclarar simplemente una situación concreta. Ago que sólo conocemos quienes por desgracia hemos pasado esta INDESCRIPTIBLE ENFERMEDAD. Y QUIENES ESTANDO A NUESTRO LADO NOS HAN TENIDO QUE SOPORTAR.

El estres, la enfermedad más moderna, puede llevarte a una depresión, una enfermedad del futuro, pero que está presente en nuestras vidas. ¿A cuántas personas a lo largo de la historia habrán mantenido en un manicomio, o las encerraron en casa por tener una depresión? Algo desconocido aún en nuestras vidas cotidianas y diarias en el hoy, en el presente.

Por miles, millones de circunstancias, una persona va acumulando situaciones en su vida y en un momento determinado su cuerpo y su mente ya no pueden más y ¡Plaf! Cae en una crisis de ansiedad, angustia.. , DEPRESIÓN. Una frase muy típica de todas aquellas personas que afortunadamente no la ha sufrido o no han tenido contacto con ella es: -“Que tontería, mira que deprimirse ahora!. ” Un momento señores. Estar deprimido es una fase, un momento de tu vida que puede tener un espacio, horas, días o semanas. Estás más triste, decaído y la quietud y la falta de ganas de no hacer nada es la manifestación más común. Simplemente con cambiar “el Chip”, al cabo de unos días se te ha pasado.

LA DEPRESIÓN ES UNA ENFERMEDAD MUCHO MÁS PROFUNDA.

El primer síntoma es el no reconocerla. No eres capaz de aceptarla. Esto no me puede estar pasando a mí, te dices. Pero,! Macho! ¡Te ha tocaooo..! Y aunque las desgracias llegan hay que intentar atajarlas. El problema surge cuando no sabes cómo. Puede ocurrirte por una desgracia o por recibir una buena alegría, algo que no podías ni imaginar en tus mejores sueños (sacar unas oposiciones por ejemplo). Durante un largo período de tiempo has estado tan enfrascado intentando hacerte un hueco en el mundo laboral, y la tensión es tan fuerte que cuando lo consigues no te lo crees y te hundes.

Si mis queridos lectores, porque uno no busca las cosas, y sobre todo las malas, simplemente llegan y tienes que afrontarlas. La cuestión es ¿Cómo? Primero visita al especialista, psiquiatra, psicólogo, terapeutas determinados. Algo que no es fácil de asimilar por todo el mundo. Ir al médico de cabecera, o cualquier otro especialista no tiene problemas, te pone un tratamiento y.. A esperar. Sin embargo ir al terapeuta mental (a mí me gusta esta palabra) es sinónimo para muchas personas (equivocadamente) de LOCURA. Y DESDE LUEGO NO TIENE NADA QUE VER UNA COSA CON LA OTRA. Cuando te hundes en el fango, das vueltas y más vueltas y caes en un profundo hoyo, o te metes en un túnel donde te cuesta ver la luz. Sufres taquicardias, te sientes ahogado/a, crees morirte, quieres morirte porque ni siquiera te entiendes a ti mismo/a, y no soportas vivir así. Sufres cambios de humor, en cuestión de segundos, te cuesta levantarte y o bien no quieres (porque no puedes)) salir de la cama, o por el contrario eres incapaz de dormir. Y no pueden imaginarse lo que supone estar agotado y no poder cerrar los ojos y desconectar, soñar, dormir. No es que quieras morirte, es que simplemente no quieres vivir así. No eres capaz de salir a la calle, La famosa AGAROFOBIA. Te importa un comino lo que te cuenten, (aunque estás pidiendo en los gritos del silencio ayuda). No puedes andar, sufres problemas en los oídos, no aguantas el mínimo sonido, no soportas la televisión, la radio, no lees porque no puedes, no te aguantas y obviamente cada caso es completamente diferente. Te fuerzan ha hacer cosas con el ánimo de ayudarte, y tu lo agradeces, pero te sientes incapaz. Crees ser un estorbo inútil que está dando guerra y quebraderos de cabeza a los demás. Y la situación en muy grave porque aparentemente estás bien y te dicen “- ÁNIMO QUE TODO PASA”. Sí claro que pasa. Yo afortunadamente he salido como muchas personas, pero con muchísima ayuda y una infinita PACIENCIA. El mundo se te escapa de las manos literalmente estas fuera del planeta y ni siquiera puedes abrirte o no sabes como hacerlo.

Visitas y más visitas a psiquiatras, neurólogos, psicólogos.. Uno me dijo: HAY MILES DE MEDICAMENTOS PERO LA CUESTIÓN ESTÁ ¡EN SABER CUAL ES EL ADECUADO A CADA PERSONA! He conocido a personas que llevan sufriendo la enfermedad más de veinte años, otras lo han superado en medio. Yo tardé uno y medio aproximadamente. Aunque siempre te queda el miedo de volver hacia atrás. Por nada del mundo quieres volver a repetir la experiencia tan traumática, o ¿Acaso vives con ella para siempre? , y eso te hace dudar.. Todavía después de cuatro años y tres meses de la gran hecatombe no pongo la mano en el fuego. Si cuento esta experiencia tan personal, es porque ahora puedo decirlo alto y claro. SI HE SUFRIDO UNA DEPRESIÓN ¿Y qué? Afortunadamente la he superado.

Un día un buen amigo mío se acercó a saludarme. Yo iba con mis perros, perdón, los perros me llevaban a mí, de lo contrario no me movía de casa, me resultaba imposible, la fuerza de voluntad queda anulada o al menos a mí persona le ocurrió. Nos preguntamos mutuamente por nuestra salud. Yo sabía que esa persona había sufrido una serie de operaciones serias. Sin embargo ella no sabía como estaba yo. Cuando lo comenté me dio una lección que espero que a alguno de Vds. Pueda llegar a entender si se encuentran en esta situación. Me dijo: SUFRO UNA DEPRESIÓN. Durante años he reñido a mis hijos porque por uno u otro motivo han sufrido depresiones. Yo creía que eso era una gran tontería, un capricho, pero ahora que la sufro en mis carnes lo primero que he tenido que hacer es pedirles perdón y ayuda. Con esto quiero explicar que no estoy hablando de ninguna broma, sino de algo muy serio. Es la única enfermedad que te lleva al suicidio. Y ya es para tomárselo muy a pecho y darle la importancia que se merece.

El mundo desparece bajo tus pies. Las personas desaparecen de tu lado, TODAS, sin excepción. Sólo quedan las más allegadas. Es como si tuvieras la peste o algo contagioso. Y es lógico, solo te apetece hablar a ti, y no es una cuestión de egoísmo, no quieres repetirte en tus pesadillas y tu gran pesimismo, y menos con las personas de paso. Es tu problema y tu tienes que solucionarlo, la cuestión y me vuelvo a repetir es encontrar la salida.

Hay cuatro factores importantes a tener en cuenta en una depresión.

Reconocerla.

El terapeuta especializado.

La medicación.

El entorno y tu propia vida. ¿Qué haces, cómo puedes cambiar tu propio yo? , que en esos momentos no existe.

El orden no importa, si cualquiera de estas funciones no se desarrollan al mil por cien, lo tienes difícil. Y eso que recurres a lo más insospechado, porque por encima de todo tu única meta es estar curado/a.

Afortunadamente creo haberla superado. Desde estas líneas quiero alentar a las personas que la sufren que aunque sea muy difícil de asimilar : SE SALE.

Y NO ES DURO ES SUPERDURÍSIMO. Hubiera preferido romperme la cabeza en mil pedazos por fuera que no por dentro. No es esta enfermedad un problema exclusivamente mental. Todo tu ser está dentro.

Quiero aprovechar también par decir GRACIAS, ESPECIALMENTE A mi madre, que no me ha dejado ni un momento y ha sufrido mucho más que yo porque es imposible que nadie te entienda, si no eres capaza de hacerlo tu. Y a los amigos que han estado a mi lado y me han soportado.

Sres. Si tienen una depresión pueden contar conmigo, Entiendo y respeto a todas aquellas personas que una vez pasado el problema no quieran saber nada de ella. Y a las que sufriéndolo no lo quieran dar a conocer, forma parte de su intimidad. Es un calvario, una cruz que por muchas palabras que le dedique no conseguiría llegar a explicar. Solo desde mi experiencia puedo hablar y créanme, NO ES FÁCIL.

No sientan vergüenza de reconocer el problema, que es lo que más cuesta. Pedir ayuda no es un acto de cobardía, todo lo contrario. Cuesta, tienes miedo, no te apetece. Hay muchas personas con este grave problema. ¿Por qué no crear una asociación y ayudarnos mutuamente? No hay nada que ocultar. Es una enfermedad y como tal hemos de aceptarla. Es difícil decirlo pero es así.

Espero que mis palabras les hayan servido de algo, no lo duden AQUÍ ESTOY. Pero por supuesto no se olviden de lo más importante: Los profesionales. Los médicos. Yo solo puedo contarles mi vivencia y alentarles a seguir adelante.

NO TENGAN MIEDO. SE SUPERA. Y POR ENCIMA DE TODO, LA VIDA ES LO MÁS BELLO DEL MUNDO. APROVECHÉMOSLA.
Más Ateneo
José María Francia
(29-07-2005)
Pedro Miguel Ortega
(20-07-2005)
José María Francia
(20-07-2005)
José María Francia
(14-07-2005)
Barra
El título de este artí #! @##@ puede parecer extraño y sin embargo tiene una explicación. Voy a contarlo desde el punto de vista personal. Puesto que no soy médico, pero como paciente que he sido intentaré hacerles llegar su significado.

Mi intención es aclarar simplemente una situación concreta. Ago que sólo conocemos quienes por desgracia hemos pasado esta INDESCRIPTIBLE ENFERMEDAD. Y QUIENES ESTANDO A NUESTRO LADO NOS HAN TENIDO QUE SOPORTAR.

El estres, la enfermedad más moderna, puede llevarte a una depresión, una enfermedad del futuro, pero que está presente en nuestras vidas. ¿A cuántas personas a lo largo de la historia habrán mantenido en un manicomio, o las encerraron en casa por tener una depresión? Algo desconocido aún en nuestras vidas cotidianas y diarias en el hoy, en el presente.

Por miles, millones de circunstancias, una persona va acumulando situaciones en su vida y en un momento determinado su cuerpo y su mente ya no pueden más y ¡Plaf! Cae en una crisis de ansiedad, angustia.. , DEPRESIÓN. Una frase muy típica de todas aquellas personas que afortunadamente no la ha sufrido o no han tenido contacto con ella es: -“Que tontería, mira que deprimirse ahora!. ” Un momento señores. Estar deprimido es una fase, un momento de tu vida que puede tener un espacio, horas, días o semanas. Estás más triste, decaído y la quietud y la falta de ganas de no hacer nada es la manifestación más común. Simplemente con cambiar “el Chip”, al cabo de unos días se te ha pasado.

LA DEPRESIÓN ES UNA ENFERMEDAD MUCHO MÁS PROFUNDA.

El primer síntoma es el no reconocerla. No eres capaz de aceptarla. Esto no me puede estar pasando a mí, te dices. Pero,! Macho! ¡Te ha tocaooo..! Y aunque las desgracias llegan hay que intentar atajarlas. El problema surge cuando no sabes cómo. Puede ocurrirte por una desgracia o por recibir una buena alegría, algo que no podías ni imaginar en tus mejores sueños (sacar unas oposiciones por ejemplo). Durante un largo período de tiempo has estado tan enfrascado intentando hacerte un hueco en el mundo laboral, y la tensión es tan fuerte que cuando lo consigues no te lo crees y te hundes.

Si mis queridos lectores, porque uno no busca las cosas, y sobre todo las malas, simplemente llegan y tienes que afrontarlas. La cuestión es ¿Cómo? Primero visita al especialista, psiquiatra, psicólogo, terapeutas determinados. Algo que no es fácil de asimilar por todo el mundo. Ir al médico de cabecera, o cualquier otro especialista no tiene problemas, te pone un tratamiento y.. A esperar. Sin embargo ir al terapeuta mental (a mí me gusta esta palabra) es sinónimo para muchas personas (equivocadamente) de LOCURA. Y DESDE LUEGO NO TIENE NADA QUE VER UNA COSA CON LA OTRA. Cuando te hundes en el fango, das vueltas y más vueltas y caes en un profundo hoyo, o te metes en un túnel donde te cuesta ver la luz. Sufres taquicardias, te sientes ahogado/a, crees morirte, quieres morirte porque ni siquiera te entiendes a ti mismo/a, y no soportas vivir así. Sufres cambios de humor, en cuestión de segundos, te cuesta levantarte y o bien no quieres (porque no puedes)) salir de la cama, o por el contrario eres incapaz de dormir. Y no pueden imaginarse lo que supone estar agotado y no poder cerrar los ojos y desconectar, soñar, dormir. No es que quieras morirte, es que simplemente no quieres vivir así. No eres capaz de salir a la calle, La famosa AGAROFOBIA. Te importa un comino lo que te cuenten, (aunque estás pidiendo en los gritos del silencio ayuda). No puedes andar, sufres problemas en los oídos, no aguantas el mínimo sonido, no soportas la televisión, la radio, no lees porque no puedes, no te aguantas y obviamente cada caso es completamente diferente. Te fuerzan ha hacer cosas con el ánimo de ayudarte, y tu lo agradeces, pero te sientes incapaz. Crees ser un estorbo inútil que está dando guerra y quebraderos de cabeza a los demás. Y la situación en muy grave porque aparentemente estás bien y te dicen “- ÁNIMO QUE TODO PASA”. Sí claro que pasa. Yo afortunadamente he salido como muchas personas, pero con muchísima ayuda y una infinita PACIENCIA. El mundo se te escapa de las manos literalmente estas fuera del planeta y ni siquiera puedes abrirte o no sabes como hacerlo.

Visitas y más visitas a psiquiatras, neurólogos, psicólogos.. Uno me dijo: HAY MILES DE MEDICAMENTOS PERO LA CUESTIÓN ESTÁ ¡EN SABER CUAL ES EL ADECUADO A CADA PERSONA! He conocido a personas que llevan sufriendo la enfermedad más de veinte años, otras lo han superado en medio. Yo tardé uno y medio aproximadamente. Aunque siempre te queda el miedo de volver hacia atrás. Por nada del mundo quieres volver a repetir la experiencia tan traumática, o ¿Acaso vives con ella para siempre? , y eso te hace dudar.. Todavía después de cuatro años y tres meses de la gran hecatombe no pongo la mano en el fuego. Si cuento esta experiencia tan personal, es porque ahora puedo decirlo alto y claro. SI HE SUFRIDO UNA DEPRESIÓN ¿Y qué? Afortunadamente la he superado.

Un día un buen amigo mío se acercó a saludarme. Yo iba con mis perros, perdón, los perros me llevaban a mí, de lo contrario no me movía de casa, me resultaba imposible, la fuerza de voluntad queda anulada o al menos a mí persona le ocurrió. Nos preguntamos mutuamente por nuestra salud. Yo sabía que esa persona había sufrido una serie de operaciones serias. Sin embargo ella no sabía como estaba yo. Cuando lo comenté me dio una lección que espero que a alguno de Vds. Pueda llegar a entender si se encuentran en esta situación. Me dijo: SUFRO UNA DEPRESIÓN. Durante años he reñido a mis hijos porque por uno u otro motivo han sufrido depresiones. Yo creía que eso era una gran tontería, un capricho, pero ahora que la sufro en mis carnes lo primero que he tenido que hacer es pedirles perdón y ayuda. Con esto quiero explicar que no estoy hablando de ninguna broma, sino de algo muy serio. Es la única enfermedad que te lleva al suicidio. Y ya es para tomárselo muy a pecho y darle la importancia que se merece.

El mundo desparece bajo tus pies. Las personas desaparecen de tu lado, TODAS, sin excepción. Sólo quedan las más allegadas. Es como si tuvieras la peste o algo contagioso. Y es lógico, solo te apetece hablar a ti, y no es una cuestión de egoísmo, no quieres repetirte en tus pesadillas y tu gran pesimismo, y menos con las personas de paso. Es tu problema y tu tienes que solucionarlo, la cuestión y me vuelvo a repetir es encontrar la salida.

Hay cuatro factores importantes a tener en cuenta en una depresión.

Reconocerla.

El terapeuta especializado.

La medicación.

El entorno y tu propia vida. ¿Qué haces, cómo puedes cambiar tu propio yo? , que en esos momentos no existe.

El orden no importa, si cualquiera de estas funciones no se desarrollan al mil por cien, lo tienes difícil. Y eso que recurres a lo más insospechado, porque por encima de todo tu única meta es estar curado/a.

Afortunadamente creo haberla superado. Desde estas líneas quiero alentar a las personas que la sufren que aunque sea muy difícil de asimilar : SE SALE.

Y NO ES DURO ES SUPERDURÍSIMO. Hubiera preferido romperme la cabeza en mil pedazos por fuera que no por dentro. No es esta enfermedad un problema exclusivamente mental. Todo tu ser está dentro.

Quiero aprovechar también par decir GRACIAS, ESPECIALMENTE A mi madre, que no me ha dejado ni un momento y ha sufrido mucho más que yo porque es imposible que nadie te entienda, si no eres capaza de hacerlo tu. Y a los amigos que han estado a mi lado y me han soportado.

Sres. Si tienen una depresión pueden contar conmigo, Entiendo y respeto a todas aquellas personas que una vez pasado el problema no quieran saber nada de ella. Y a las que sufriéndolo no lo quieran dar a conocer, forma parte de su intimidad. Es un calvario, una cruz que por muchas palabras que le dedique no conseguiría llegar a explicar. Solo desde mi experiencia puedo hablar y créanme, NO ES FÁCIL.

No sientan vergüenza de reconocer el problema, que es lo que más cuesta. Pedir ayuda no es un acto de cobardía, todo lo contrario. Cuesta, tienes miedo, no te apetece. Hay muchas personas con este grave problema. ¿Por qué no crear una asociación y ayudarnos mutuamente? No hay nada que ocultar. Es una enfermedad y como tal hemos de aceptarla. Es difícil decirlo pero es así.

Espero que mis palabras les hayan servido de algo, no lo duden AQUÍ ESTOY. Pero por supuesto no se olviden de lo más importante: Los profesionales. Los médicos. Yo solo puedo contarles mi vivencia y alentarles a seguir adelante.

NO TENGAN MIEDO. SE SUPERA. Y POR ENCIMA DE TODO, LA VIDA ES LO MÁS BELLO DEL MUNDO. APROVECHÉMOSLA.
Más Ateneo
José María Francia
(29-07-2005)
Pedro Miguel Ortega
(20-07-2005)
José María Francia
(20-07-2005)
José María Francia
(14-07-2005)
Barra
Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 03/01/2009

Afortunadamente después de una largo periodo de calamadiades indescriptibles, hoy soy una persona nueva. No existe una varita mágiaca para salir de la situación en la que te encuentras. Hay un cúmulo de circunstancias que afortunadamente en mi caso se dieron y hoy hago una vida completamente normal. He leído mucho sobre el tema. He entado en foros, he hablado con mucha gente con mi mismo problema o similares...
Y un día y poco a poco con ayuda médica, se abrió la puerta. He colocado un artí #! @##@ que en su día publiqué por si aclaro algo a muchas personas con estos problemas. Hoy mirándolo desde la lejanía me parece casi imposible que yo estuviera así. Pero si estaba. No sé como ni porqué empecé a salir a relacionarme con el mundo exterior,bueno la medicación hizo mucho y sin darme cuenta fui mejorando, agarrándome a lo que tenía a mano. Mis paseos matutinos que al principio eran una cuesta imposible de subir, ocuparme en darme la vuelta por la ciudad, hablar con gente del tiempo...... Encontrarme a personas que incluso pensaban que no vivía en la ciudad porque pensaban que me había marchado..... Caminar ayuda muchísimo aunque cueste un montón.
Resucité.
Empecé a ocuparme de rehabiltar un jardín que tenía totalmente abandonado, salía a tomar un café y leía el periódico..... Cosas normales pero que hasta entonces me parecían un imposible.
Afortunadamente ahora me muevo por donde quiero, y ahgo lo que me apetece. Eso sí, procuro mantenerme ocupada,cosa nada fácil en muchos momentos.
Dejé de hablar de mi enfermedad, y auque la llevaba dentro cada día estaba más lejana.
Dejé de preocuparme por ella como único eje de mi vida. Y a veces cuando estaba mal, pensaba que sólo era un día, unos días pero que se pasaría. Y vencí.
Tengo que agradecer a una mécica que por casualidad apareció en mi vida. Una endocrina, pues estaba gordísima debido a la medicación. Sufrí un régimen superestricto, y perdí 20 kilos en un año. Pero eso no era lo más importante. Lo que de verdad me ayudó fue que esta médica consiguió entender mi problema y darme la medicación que realmente necesitaba. Estaba embotada por exceso, tomaba demasiada medicación. No fue nada fácil, pero juntas lo conseguimos.
Animaros desde estas líneas a decir que detrás de la oscuridad siempre hay un rayo de luz por muy pequeño que sea y que al final brilla el sol en todo su esplendor.
La muerte, en la que yo pensé también muchas veces, no es la solución, hay muchas personas que aunque no os lo creaís os quieren, lo que pasa es que no os entienden y no saben como actuar.
Cuando como en mi caso estás fuera del problema, entonces todo se ve de forma diferente, y agradeces cada día que vives de una forma inexplicable. Tu no eres culpable de sufir una enfermedad.
Por muy duro que parezca, se sale, a veces con una medicación que has de llevar de por vida, otras como en mi caso simplemente y aunque ahora parece fácil decirlo siemdo una persona más del mundo en el que vivimos.
Ánimo por muy oscuro que lo veaís. Puedo seguraros que vale la pena soportar tanta desesperación.
Intentar manteneros ocupados aunque no sepaís en qué, a veces la mayor de las tonterías es la salvación. Agarraos con fuerza a lo que podaís, vuestras creencias, vuestros sueños...... Cualquier cosa es valida.
Ser fuertes. La vida te corresponde con todo cuanto haces. La naturaleza es muy sabia y devuelve con creces todo cuanto le das, si es amor este volverá a ti multiplicado por mil veces un milllón. La venganza, el rencor..... Solo sirven para macharcate aún más. Las cosas siempre ocurren por alguna razón aunque la mayoría de ellas no tengamos ni idea del porqué.
Besos. Julia.

Escrito por Ana Isabel
el 03/01/2009

Me pasa lo mismo que a ti te pasaba pero yo tomo medicamentos y no logro entusiasmarme por nada, ¿Qué medicamentos tomabas tú? ¿Cuánto tardaste en recuperarte?
Gracias y un saludo

Escrito por Ana Isabel
el 03/01/2009

Hola, me gustaría hacerte una pregunta, ¿A ti te pasaba que no te concentrabas en la tele ni en nada? A mí lo que me pasa es que estoy siempre pensando en algo malo y no me concentro en nada, ni en la tele, ni en las conversaciones, a veces leyendo sí, pero muy pocas, no me apetece hacer nada, no me apetece salir, siento que no tengo fuerzas ni concentración para nada y me gustaría saber también cómo saliste de la depresión, qué medicamentos tomaste, si te ayudó el psicólogo porque a mí nada. A mí aparte de todo esto no me apetece levantarme de la cama ni hacer nada, y a veces solo quiero dormirme para no pensar en nada, me tomo pastillas para dormir y lo único que quiero hacer es eso, dormir y no enterarme de nada, también me pasa que me aburre todo, me han dicho que no me entero de las cosas porque no tengo interés pero es que no tengo interés en nada, me entusiasmo y me compro una peli que creo que me va a gustar y termino aburriéndome y quitándola y así me pasa con todo, me aburre todo, estoy harta de vivir, no quiero vivir así, no me interesa nada, la psiquiatra me ha dicho que trabaje aunque sea media jornada pero yo no me siento con fuerzas ni con concentración suficiente, además de que me cuesta concentrarme y que en este estado no me aguanta nadie, parezco un zombi. Realmente la medicación te ayudó a salir de tu estado? Yo espero que me pueda ayudar pero no lo veo muy claro, otras veces he tomado antidepresivos y lo único que me ha pasado es que los pensamientos obsesivos me venían más a la cabeza, en una conversación no lograba enterarme de nada de lo que me decían y claro como no seguía la conversación pues tampoco hablaba y era un infierno acabábamos estando 5 minutos en un bar y yéndonos a casa.

Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 03/01/2009

Hola Ana Isabel, no tienes que darme las gracias. Yo sólo comparto lo que he vivido y como lo he superado.
He tomado....... De todo, con subidas y bajadas, anímicamente muerta, sin ganas de nada. Y lo que yo he contado me lo habían dicho amí, un trillón de veces, pero cuando estás en ese gigantesco y oscuro túnel no puedes ver más allá por mucho que mires. La primera crisis de ansiedad seria la tuve hace ahora 7 años y medio. Descubriría con el tiempo que había pasdado por más a lo largo de mi vida, pero como no sabía qué eran simplemente las "había toreado". Al año y medio cría que todo había pasado, pero tuve una fuerte recaída. Hasta hace aproximadamente un año que resucité. El proceso ha durado en total casi siete años, hasta poder decir por fin, estoy fuera.
Los medicamenteos que van bien para unas personas a otras nos sientan faltan.
Sólo una anécdota.
En una de mis múltiples visitas a un neurospsiquiatra, he visitado a muchos especialistas, éste me dijo que habían un millón de medicamentos en el mercado pero solamente uno acabaría con mi problema. El cabreo que me pillé duró varios meses, pues amén de pagarle una fortuna por dos consultas de 10 minutos cada una, no me resultó su tratamiento, una vez más.
Al final acabé dándole la razón.
cuando un medicamento te causa efectos secundarios adversos, no puedes moverte o levantarte, o te caes de sueño o no duermes, chilla hasta quedarte sin voz anter cualquier médico para que te lo cambie, o al contrario si no ves resultados con los que estás tomando haz lo mismo. Tardarás en que alguien te haga caso, porque los psiquiatras o por lo menos a mí, tiran de receta una y otra vez para ver si suena la flauta por casualidad. Como he dicho a mi me ayudo una médica general.
La falta de voluntad y la paciencia se pierden por completo ante una situación de depresión, de nada te sirve lo de ánimate. Si estuvieras animada, tu óla sabrías afrontar la adversidad.
Lo que más me ha ayudado han sido el tranquimazin, lexatin y algún antidepresivo, pero sobre todo tienes que confiar en "alguine", médico por supuesto y dejarte llevar por él. Un saludo.

Opialmar Manzano
Agrario y alimentario universidad auto...
Escrito por Opialmar Manzano
el 03/01/2009

Todo lo que relatas lo he vivido personalmente. No encontraba absolutamente nada que me llenara. El milagro no se consigue de un día para otro. Seguramente en tu ciudad o cerca hay alguna asociación de familiares y enfermos mentales. Búscala. Pon en el buscador de internet Asociacianes de ayuda paraa enfermos mentales o familiares de enfermos y la hayarás. Yo encontré una en mi ciudad pero era tarde, no respondía para nada a mis espectativas. Es más estar con gente que pasaba por lo que yo había superado me ángustiaba muchísimo. Afortunadamente conecté muy bien con la asistenta social, no así con las psiquiatras y psicólogas. Me costaba al principio lo indecible desplazarme para además llegar a mi casa peor de lo que estaba, pero encontré que el hecho de salir y esforzarme hacía que me moviera, me arreglaba para ir a la calle, veía escaparates, me tuve que encontrar con la gente...
Tengo dos perros que me obligaban a salir quisiera o no y normalmente lo hacía por sitios donde no encotrar gente, uno murió y lo pasé fatal. Siempre he dicho que eran los perros los que me sacaban a mi y no a la inversa.
Cuando me quedé sólo con uno, empecé a ir con él a todas partes, y cuando quería o me obligaba a entrar en un sitio, aunque no me apeteciera, lo dejaba atado a la puerta.
Luego descubrí la radio en el teléfono, o si lo prefieres la música. El hecho es que salir a la calle ya no suponía un problema para mi pues estaba acompañaba, o yo me sentía, bien por mi perro o por la radio. Y aunque me costaba un montón cuando llegaba a casa me sentía orgullosa de lo que había hecho, era como un premio y además relajada. Me obligué ha hacer una caminata diaria, misión casi imposible al principio, ahora no puedo estar sin ella... Y así fui añadiendo cosas, que aunque para los demás eran una tontería para mi eran mi vida.
He pasado como tu dices millones de horas sentada en una silla, desconectada de todo, absolutamente de todo, intentado trabajar..... Y cuando vi que nadie iba a sacarme de mi estado que tenía que ser yo, la gente se vuelve muy egoísta, pasa de problemas, empecé a moverme sola por donde me daba la gana, a veces perdida por la calles, y cuando preguntaban al principio como estaba, yo simplemete decía que afortunadamente muy bien, aunque estuviera hecha un fiasco. Es como si le dieras órdenes a tu mente, pequeñas mentiras, o no verdades, y vas cambiando el "chip".
Insisto no es algo rápido, es un proceso muy lento. Pero a mi me ha funcionado. Hacer un régfimen de adelgazamiento fue muy costoso a nivel personal, pero lo conseguí, cada logro por pequeño que sea es para uno mismo un paso de gigante.
Espero que te haya aclarado algo.
Besos.

Escrito por Shakta
el 21/07/2009

Buenass! Lo primero aniamros a todos a que no tiréis la toalla... Esta enfermedad es una lucha.. A veces te derumbas y pierdes una batalla.. Pero hay que intentar siempr elevantarse y ser conscientes de que lo mismo que tenemos bajones, tenemos dias mejores..

Yo ahora mismo tengo una depresion que me pesa bastante... Me acompaña desde hace 4 años... Pero pienso superarla.. Aunque a veces me den ganas de rendirme... Pero que va! Hay que luchar por llevar una vida lo más normalizada posible...

Espero pronto poder escribir que ya estoy bien! Además, todos nosotros tenemos el don de comprender a quien esté deprimido y podremos dar el apoyo y la comprensión que en lamayoria de los casos no hemos recibido.. En el fondo será una suerte estar deprimidos.. ;)

Un abrazo

Slaveman Slve
Navarra, España
Escrito por Slaveman Slve
el 13/10/2009

Hola:

Yo he tomado orfidal,y,otro que no me acuerdo. Muy fuerte,por una depresion agudisima,es cierto que estaba grogui,ademas,yo lo queria estar,lo mezclaba con alcohol y estaba como decis en una nube,ni sabia lo que hacia,y,perdia la nocion de todo,me tomaba los que queria.

Para suicidarte,no valen,lo intente,con orfidal,noctarmid,y el que os digo que no me acuerdo,durmiendo,lavado de estomago con carbon activo,lo pasas fatal,y,no consigues nada.

Ahora,me lo han vuelto a recetar,cipralex,llevo ya un par de meses,y,ahora con orfidal. El cipralex,a mi me quitaba,la potencia sexual,me costaba mucho llegar al orgasmo,incluso no llegar,no se si a mas gente le pasa.

Ya os contare.

Slaveman Slve
Navarra, España
Escrito por Slaveman Slve
el 22/10/2009

Yo he tomado orfidal y otra pastilla que no me acuerdo el nombre,era la misma caja que el vontaren. A mi se me han echo varios lavados de estomago con carbon activo,que sabe a rayos,aunque tu te enteras de poco. Los medicos,y,sobre todo enfermeras hacen lo imposible para quitarte esa mierda del cuerpo,aunque luego te digan;JODETE si sabe mal.

Yo ahora estoy con orfidal,cipralex,noctarmid y b12.

EL ORFIDAL,EL NOCTARMID si quieres colocarte,tomatelos y bebe,pero ya no eres persona,no recordaras ni porque si,ni por que no,mala mezcla. Descontrolas y eso no es bueno,y,te hablo de mi experiencia. Pero vale,la mia no vale para nada,todos somos valientes y a mi no pasa,Tu mismo.