En este grupo En todos

Grupo de Experimento Hidrógeno

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 08/08/2010

Jorge ("carro movido con agua") pienso que como en las RPM de un vehiculo, el cigüeñal tiene que dar dos vueltas por cada ciclo completo del motor (admision,, compresión, explosión, escape), dicho de otra manera que el volumen total de la cilindrada del motor se cumple cada dos revoluciones: de acuerdo a esto tendriamos que dividir entre dos el volumen total de HHO que necesitamos para encontrar el valor real necesitado. Lo que si entiendo es que "HAY QUE PROBARLO" para nuestros vehiculos de prueba, me da los siguientes calculos:

VEHICULO HHO AIRE cc del motor RPM ralenti chispas/min volumen/min cc HHO
Renault 6 0,02 0,98 1300 1000 500 650000 13000
Mercedes Benz 0,02 0,98 2000 1000 500 1000000 20000
Nissan Vanette 0,02 0,98 2400 1000 500 1200000 24000
moto BMW 0,02 0,98 1000 1000 500 500000 10000
VEHICULO HHO AIRE cc del motor RPM crucero chispas/min Volumen/min cc HHO
Renault 6 0,02 0,98 1300 3000 1500 1950000 39000
Mercedes Benz 0,02 0,98 2000 3000 1500 3000000 60000
Nissan Vanette 0,02 0,98 2400 3000 1500 3600000 72000
moto BMW 0,02 0,98 1000 3000 1500 1500000 30000


De todas maneras estaría por verse si es 2%, 4% o menos como Vicente dice que viene logrando. Fantastico hay trabajo, pruebas.... Ya estoy armando los generadores que me suministren estos volumenes, pero tengo problemas en la salida del gas pues no he encontrado los calibres de conexiones que permitan salir el HHO. Gracias a ti y a nuestro estimado hermano Vicente por los correos en todos los debates. Fraternal Saludo... CERO EMISIONES AHORA!
Si fuese 4% como dices que acordaron el resultado sería el doble...


El servicio voluntario 100% es apenas la reparación a la Tierra y a todos los Seres sobre Ella, Todos los reinos lo tributan solo falta que el Hombre se permita Ser Sinfonía con el Proposito del Gran Misterio. En este milagro de la Vida!..

www.aguacomocombustible.org

Luis Fernando Uribe U
Microbiologo universidad de antioquia
Escrito por Luis Fernando Uribe U
el 09/08/2010

Apreciado Gabriel por quimica basica a mayor concentracion del electrolito, mayor capacidad de corrocion y mayor variacion de tempratura de la reaccion (esta reaccion es exotermica) por ende este factor tambien afectara la estrutura de la placa, asi mismo se debera considerar la capacidad individual de corrocion de cada uno de los electrolitos ya que para mi son diferentes, ademas influira el calibre de placa y su calidad final.

Jorge Larrabure Washburn
Varios univ. catolica del peru, univ. ...
Escrito por Jorge Larrabure Washburn
el 09/08/2010

"Gabriel Ramirez escribió:

Jorge ("carro movido con agua") pienso que como en las RPM de un vehiculo, el cigüeñal tiene que dar dos vueltas por cada ciclo completo del motor (admision,, compresión, explosión, escape), dicho de otra manera que el volumen total de la cilindrada del motor se cumple cada dos revoluciones: de acuerdo a esto tendriamos que dividir entre dos el volumen total de HHO que necesitamos para encontrar el valor real necesitado. Lo que si entiendo es que "HAY QUE PROBARLO" para nuestros vehiculos de prueba, me da los siguientes calculos:

VEHICULO HHO AIRE cc del motor RPM ralenti chispas/min volumen/min cc HHO
Renault 6 0,02 0,98 1300 1000 500 650000 13000
Mercedes Benz 0,02 0,98 2000 1000 500 1000000 20000
Nissan Vanette 0,02 0,98 2400 1000 500 1200000 24000
moto BMW 0,02 0,98 1000 1000 500 500000 10000
VEHICULO HHO AIRE cc del motor RPM crucero chispas/min Volumen/min cc HHO
Renault 6 0,02 0,98 1300 3000 1500 1950000 39000
Mercedes Benz 0,02 0,98 2000 3000 1500 3000000 60000
Nissan Vanette 0,02 0,98 2400 3000 1500 3600000 72000
moto BMW 0,02 0,98 1000 3000 1500 1500000 30000

De todas maneras estaría por verse si es 2%, 4% o menos como Vicente dice que viene logrando. Fantastico hay trabajo, pruebas.... Ya estoy armando los generadores que me suministren estos volumenes, pero tengo problemas en la salida del gas pues no he encontrado los calibres de conexiones que permitan salir el HHO. Gracias a ti y a nuestro estimado hermano Vicente por los correos en todos los debates. Fraternal Saludo... CERO EMISIONES AHORA!
Si fuese 4% como dices que acordaron el resultado sería el doble...
---------------------------------------------
Gabriel,
Daniel Dingel ponia aluminio en el motor con el fin de evitar explosiones..
Una recomendacion, debido al gran volumen de HHO te recomendaría en el burbujeador poner un ingreso de aire filtrado que sea 8 veces el HHO que se genere. Inicialmente con una bomba tipo las de pecera y luego cuando las rpm pasan de las 600 se desconecte y este ingrese por un filtro en forma de tubo; con esto evitas tener mas del 15% de Hidrogeno/aire tanto en el burbujeador como en el sistema de admision del motor para eliminar la posibilidad de explosiones.
El diámetro del tubo sería de :
Diámetro del sistema de admision x( 8 x LPM HHO/ volumen/min de aire)^.5
Ejemplo: si el tubo de admision = 20 cms de diametro, e ingresas el 2% = 0. 02
tenemos:
diametro del tubo a poner para que burbujee aire en el burbujeador de HHO =
20 cms x (8 x 0. 02)^. 5 =20 cms x (0. 16)^. 5 = 20 cms x 0. 4 = 8 cms
Se requiere 1 tubo de 8 cms de diametro = 64 tubos d e1 cm de diametro = 16 tubos de 2 cms = 4 tubos de 4 cms de diametro.
Igual cantidad y diametros deberían ir entre el burbujeador y el sistema de admision.

Referente a conectores para las mangueras verificar con importadores de conectores para sistemas de irrigacion en plantaciones.

"


Luis Fernando Uribe U
Microbiologo universidad de antioquia
Escrito por Luis Fernando Uribe U
el 10/08/2010

Gabriel en dias pasados me pediste averiguar sobre la formula quimica de la gasolina en Colombia, subi dos documentos para que todos los puedan consultar, uno es un un estudio sobre la gasolina adicionada con etanol el famoso biocombustible que ahora consumimos y el otro es un documenoto de la Univ. Ncional sobre la gasolina corriente y extra. Espero sea de utilidad

Jorge Larrabure Washburn
Varios univ. catolica del peru, univ. ...
Escrito por Jorge Larrabure Washburn
el 10/08/2010

Srs.

Sería muy interesante que lean esta informacion referente a la "OPERACION PROMETEO - III" en la que tratan la fusion fria y motores de agua.

http://the-geek. Org/escepticos/200301/msg00207. Html

Resumen :

Gas Browm o atómico
H2 O2 Molecular
H O Gas Browm o atómico, 3. 8 veces mas potente que el molecular

Voltajes para su produccion :
1 voltio ---> 100% atómico, altamente explosivo 1% de concentracion en aire
2 voltios ---> 75% atómico y 25% molecular, mas estable
La produccion molecular trae consigo generacion de calor, por lo que se recomienda trabajar como maximo a 2 voltios por celda, la generacion atomica no genera estos aumentos de calor.



Hypergas :
Ejemplo con 2. 4 voltios y 14. 5 amperios = 35 watios ---> 17,000 litros por hora de un gas altamente energético, utilizando resonancia, las celdas se helaron. Dificil de mantener y lograr.

Mediante estos 35 watios solo se obtendrían 12 litros en una hora de GB o Gas Browm (atómico).

A mi entender, se requiere un sistema de barrido de pulsos controlado electrónicamente con sensores de temperatura o de presion o de flujo, de tal forma que identifique hacia donde variar continuamente estas frecuencias manteniendo las temperaturas en mínimo o las presiones y flujos en máximo.

Un problema sería controlar este gigantesco flujo.

Saludos

JELW

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 11/08/2010

Compañero Jorge Larrabure copie estos textos aqui pues hay datos muy interesantes. Gracias por la información...
Texto: Alberto Borrás Galbarró.

OPERACION PROMETEO - III
Fusión Fría y motores de agua

Al igual que otras fuentes de energía limpias e inagotables, la Fusión Fría ha sido objeto de múltiples y profundas investigaciones. Sin embargo, la floreciente industria del petróleo y las de otros carburantes económicamente más beneficiosos para unos pocos, supieron cómo ahogarla sin que levantara demasiado revuelo.

En Enigmas, Año II No. 12, correspondiente al mes de diciembre de 1996, proporcionamos una resumida información sobre la Fusión Fría y las maniobras que se han intentado para ridiculizarla, en lo que las fuerzas supresoras tuvieron que recurrir al ilustre mago James Randi, que en un artículo de la American Physical Society News, titulado "La Farsa de la Fusión Fría", describió trucos de prestidigitación para simular este proceso. A pesar de las maniobras, la Fusión Fría sigue adelante, muy viva, pero los medios de comunicación lo evitan, y una mayoría del público, incluso de cierto nivel científico, cree que se trató de una falsa interpretación, plagada de errores, de un conocido fenómeno de electrólisis. Muchas investigaciones sobre la Fusión Fría se hacen en universidades, lo que dificulta una clara coacción y la Orden de Secreto no puede justificarse en este proceso, que es difícil que atente a la seguridad de EEUU. Ha habido intentos, como defenestrar al profesor John O'M. Bockris de la Texas A&M University, una autoridad mundial en electroquímica, cuando se interesó por la Fusión Fría, acusado de conducta anticientífica por un grupo de académicos liderados por el vicerrector Dr. Michael Kemp, lo que se interpretaba como un desprestigio para la afamada universidad. En un juicio académico de claustro celebrado en 1993, la categoría internacional de Bockris facilitó su defensa por un grupo de profesores, apoyados por el vicepresidente Daniel Haley, y pudo seguir como distinguido profesor de esta universidad.

La historia se inició en marzo de 1989, cuando Martin Fleischmann y Stanley Pons salieron en los titulares de la prensa. Habían descubierto una especie de pila capaz de producir durante años y años un anómalo calor sin agotarse. Después de la billonada de dólares que se habían gastado infructuosamente en la fusió caliente, en reactores que precisan 100 millones de grados, lograban una fusión simple y barata en una célula de dimensiones caseras. ¡Inconcebible! Posteriormente, el ensayo fue reproducido con éxito en la mencionada Texas A&M University y en las universidades de Stanford, Case Western Reserve y Utah. Fleischmann y Pons tienen el mérito de haber descubierto el primer sistema de Fusión Fría pero, desgraciadamente, es el menos reproducible, y otros que lo intentaron apresuradamente -entre ellos el CSIC- fracasaron, lo que dio armas a los detractores. La preparación del
electrodo de paladio de esta célula, depositando cristales de este metal en una barra, es muy delicada y puede durar meses. Es interesante destacar que en el estado de Utah, con una clara influencia de los mormones, hay un notable interés por la Fusión Fría y otros sistemas de Energía Libre.

Pronto, en EEUU, Japón, India y Canadá salieron otros procedimientos que no precisaban agua pesada, sólo la vulgar H2O ligera, con carbonatos alcalinos de sodio y potasio, ánodos de platino o paladio y cátodo de nickel o estaño, produciendo calor excedente. En 1993 se publicó un disquete llamado -Cold Fusion Impact- con 1. 200 trabajos, ahora ya más que superado.

Actualmente se está investigando en una treintena de países, pero no se publica casi nada.
Las revistas científicas están regidas por comités editoriales que filtran los trabajos que les llegan, y para la mayor parte de ellas, los relacionados con Fusión Fría no pasan. Siguen las directrices de Science y Nature, paladines del "Stablishment". John Maddox, editor de la última, ha tratado el tema despectivamente. Juegos de palabras como "Heavy-Watergate", aludiendo al escándalo político, han sido otro factor más. Todo ello parece orquestado por el profesor John R. Huizenga, celebridad mundial en Física,
que ha recurrido a los métodos más astutos para demostrar que estos rendimientos son falsedades o errores de interpretación. Científicos más pusilánimes, para quienes no publicar es morir, se han dedicado a otros trabajos ortodoxos y publicables, lo que ha frenado algo, pero otros valientes siguen. Revistas como Physics Letters A, Journal of Electroanalytical Chemistry, Japanese Journal of Applied Physics y Fusion Technology, han tratado el tema con seriedad y objetividad. Recientemente, incluso la Technology Review del M.I.T. -Massachussets Institute of Technology-, ha roto una lanza en favor de la Fusión Fría. Es probable que el Dr. Eugene F. Mallove, que fue director de publicaciones de esta universidad, luego convertido a la Fusión Fría, haya influido lo suyo. Ahora dirige la revista Infinite Energy, dedicada a este sistema, y es autor de un libro sobre el tema en la prestigiosa editorial científica John Wiley & Sons. Desde 1990 ha habido un importante congreso anual sobre Fusión Fría en diferentes ciudades como Salt Lake City (Utah), Como (Italia), Nagoya (Japón), Maui (Hawaii), Montecarlo, Hokkaido (Japón)... El poderoso organismo japonés M.I.T.I. -Ministry of International Trade and Industry-, está seriamente implicado en la Fusión Fría con inversiones de investigación de 25 millones de dólares. Japón es un interesado anfritrión de estos congresos. La Academia de Ciencias de Rusia, organiza un simposio anual sobre el tema.

Quizás el sistema de más inmediata comercialización es el del Dr. Jim Patterson, que ha logrado la primera patente sobre Fusión Fría. Patterson demostró una generación de 1300 Watios con sólo 1. 4 Watios de entrada. El corazón de célula es un sandwich o lecho de finísimas láminas de paladio del orden de una micra con otras nickel y cobre de 6 micras, depositadas electrolíticamente en soportes de plástico y sumergidas en una disolución de sulfato de litio en agua ligera normal. También pueden utilizarse microesferas de estos metales. El procedimiento más curioso se basa en la emisión de ultrasonidos en agua, que crean burbujas, en cuya implosión se desprende gran cantidad de calor. Recuerda las ideas de John Worrell Keely, del siglo XIX.

El problema más importante de la Fusión Fría es que no hay una teoría académica satisfactoria para explicarla. Sí hipótesis, como son las transmutaciones de baja energía divulgadas por Louis Kervran en sistemas biológicos y geológicos; y las discutidas, pero comprobadas transmutaciones de Joe Champion para fabricar metales preciosos. Otras teorías se apoyan en la captación, mediante una cohesión, de una ínfima cantidad de la caótica e inconmensurable energía del punto cero que nos rodea e incluye, mediante estos procesos electroquímicos.

Precisamente, hay otra serie de procesos vitales para la Humanidad relacionados con estas teorías, que también están vetados. Son procedimientos para inactivar la basura nuclear y estabiliarla como elementos inocuos sin radiactividad. Se han propuesto al menos cuatro:
1º) Ciertas transmutaciones de Joe Champion.
2º) El proceso de implosión de Sonne Ward con plasmas fríos, con en el que ha logrado inactivar uranio 235 y hasta plutonio.
3º) La tecnología de hadrones de Roger Santilli, podría inactivar la basura de plutonio en las mismas centrales nucleares, evitando su peligrosos transporte a cementerios.
4º) La llama fría del hidrógeno atómico del Gas de Brown.

La estrecha relación de las teorías que permiten estos procesos, con la Fusión Fría y con otros sistemas de Energía Libre, a pesar de la imperiosidad de una solución ecológica para deshacerse de la peligrosísima basura nuclear, frena su estudio en instituciones oficiales, en donde estos experimentos pueden hacerse con seguridad. Se da la paradoja de que los más interesados, los partidarios de la energía nuclear, son los que lo impiden.
Para ellos es un arma de dos filos.
En Internet, la información referida a Cold Fusion es enorme. El 11 de marzo de este año, sobre Cold Fusion Congress había nada menos que 1.573.857 páginas web. Como es usual en Internet, la búsqueda es poco selectiva y el 95% o más es paja, pero aún así, si la Fusión Fría fuera un mito inasequible, ¿Para qué tanta información?

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 11/08/2010

II parte

MOTORES DE AGUA.
Julio Verne, en su novela La Isla Misteriosa, hace responder al ingenioso Cyrus Harding: "No, mi amigo, antes de que el carbón se acabe, el agua lo sustituirá". La mayor parte de las predicciones de Verne se están cumpliendo... Unos años antes, en 1853, Michael Faraday había descubierto la electrólisis del agua y sus leyes.

La sustitución de los combustibles fósiles basados en el carbono por hidrógeno, que al quemarse forma agua, evita la emisión de CO2, cuyo aumento en la atmósfera es alarmante, y el método para obtener hidrógeno de la manera más natural es la electrólisis de agua. Ahora puede hacerse más económicamente a partir del metano del gas natural, ¡Pero emitiendo CO2! El hidrógeno tiene mala prensa y se ha exagerado su peligro de explosionabilidad. Antes de la II Guerra Mundial los alemanes le dedicaron mucha atención. Sus enormes zeppelines, como el Hindenburg, llevaban este gas. A medida que iban consumiendo el gasoil en sus diesel, perdían peso y debían compensarlo soltando hidrógeno, pero lo aprovechaban introduciéndolo en los motores y quemándolo junto al gasoil. Así, su rendimiento aumentaba de manera inesperada, y con el mismo consumo de gasoil su autonomía aumentaba un 25%. Pruebas en tierra demostraban que cuando una pequeña proporción de hidrógeno obtenido por electrólisis se añadía a un motor diesel, se incrementaba la energía en proporción superior a la consumida para obtenerlo, como si mejorase incomprensiblemente la eficiencia del gasoil. Al final del artículo comprenderemos la importancia de este histórico hallazgo.

En la catástrofe del Hindenburg, ocurrida en New Jersey el 6 de mayo de 1937, con un centenar de personas a bordo, las víctimas -36 pasajeros y 22 tripulantes-, se debieron al pánico y las prisas por abandonar la cabina ya que, al ser el hidrógeno muy ligero, las llamas se fueron hacia arriba sin alcanzarlos. Además, la llama del hidrógeno apenas irradia calor como infrarrojo. Si mientras ardía espectacularmente hubiese descendido a ras de suelo, apenas hubiera habido víctimas. Los zeppelines, que alcanzaban velocidades de 300 km/hora, eran una feroz competencia a la naciente aviación transoceánica. Su vuelo era mucho más económico y confortable que los aviones de la época. Se sospecha que este accidente se debió a un sabotaje. EEUU tiene el monopolio del helio, más caro y además de nada sirve meterlo en los motores. Se acabaron los dirigibles de hidrógeno y toda la tecnología relacionada.

En la mayor parte de los sistemas de energía libre, ésta se libera como electricidad o movimiento, lo que para aplicarla a automóviles requiere una complicada sustitución de sus motores. Sin embargo, el hidrógeno o su mezcla con el oxígeno obtenidos por electrólisis del agua, con los ajustes necesarios, se puede aplicar en cualquier motor, introduciéndolo por la entrada de aire. Ello ha tentado a muchos inventores, pero desde el punto de vista de la Termodinámica es imposible, ya que la energía consumida en la electrólisis mediante la corriente generada por una dinamo o alternador movidos por el motor es muy superior a la generada por éste. A los pocos minutos la batería se agotaría y el motor se pararía por falta de combustible. Para descomponer un litro de agua en 2H2 y O2 moleculares, se requieren más de 4000 Kcalorías, y su combustión aporta sólo 3600. Luego están los rozamientos y rendimientos mecánicos, inferiores a 50%.

Una mezcla de sólo un 4% de hidrógeno en el aire ya es explosiva. La velocidad de la llama del hidrógeno está entre 3 y 10 metros por segundo; la mezcla gasolina-aire, no llega a 1 metro por segundo. Los inventores arguyen que la mayor velocidad de explosión de la mezcla de hidrógeno en relación a la de gasolina, aporta una mayor energía cinética y compensa esta diferencia en poder calórico. Sostienen que por este motivo los motores pueden funcionar con agua, pero es discutible. A pesar de ello, incomprensiblemente bastantes inventores han logrado motores que funcionan sólo con agua. Se suponen fenómenos de resonancia, aplicando impulsos rítmicos que al coincidir con la frecuencia de las moléculas de agua agitan estas con tal violencia, que separan el hidrógeno de oxígeno, como el tenor que con la mínima energía de su voz hace estallar copas de cristal. Estos
procedimientos requerirían una energía muy inferior a la utilizada en la electrólisis.

Cuarenta años atrás, en 1960, la prensa española señaló a un vecino de Almendralejo, Eduardo Estévez, como inventor de un motor de agua con el que funcionaba su Seat 600. La reacción de la Ciencia académica fue inmediata: imposibilidad termodinámica; pero no se molestaron en una comprobación directa. Corrieron rumores sobre su suerte, pero lo cierto es que Estévez desapareció del mapa. Otro inventor de Los Angeles, Sam Leach, desarrolló en 1976 una pequeña célula de producción de hidrógeno con capacidad para alimentar un automóvil que fue certificada por laboratorios independientes.
Muy preocupado por su seguridad personal, vendió sus derechos a un tal Mirkin, que no divulgó el procedimiento. Al menos se sacó unos dólares.
Sin embargo, otros que no han sufrido por su seguridad han tenido otros problemas. Francisco Pacheco (1914-1992), un boliviano nacionalizado en EEUU, inventó un procedimiento que extraía hidrógeno del agua de mar. En 1943, el vicepresidente Henry Wallace, en un viaje a Bolivia, presenció una demostración en un coche y le invitó a desarrollar su invento en EEUU.
Pacheco ofreció demostraciones al Departamento de Guerra y al Bureau of Standards, pero el crudo era barato y lo ignoraron. Eran tiempos de guerra y no era prudente incordiar con ese invento. Pacheco trabajó en planes de defensa y como ingeniero de calefacción en Nueva York. Aprovechó la crisis del petróleo de 1970 para ofrecer su invento al DOE -Departamento de Energía-, pero nadie le hizo caso. Tuvo muchos problemas para que su patente fuese admitida, pero parece que la Oficina de Patentes, para sacárselo de encima, finalmente la aprobó: Pacheco Bi-Polar Autoelectrolytic Hydrogen Generator, US Pat 5.098.107 (1990). En 1980 el Club de Inventores de América le incluyó en su salón de famosos y una emisora de TV le grabó un reportaje de una hora, incluyendo demostraciones con un coche, una motocicleta, un barco de 8 metros de eslora y una antorcha con la que
cortaba una plancha de acero de 20 mm. También una nueva segadora de césped que no tuvo tiempo de probar y se ahogó por exceso de hidrógeno a lo que, ante el éxito de las otras pruebas, no dió importancia. En la emisión televisiva sólo salió el fracaso de la segadora de césped como ejemplo de inventos fallidos de inventores independientes. Mientras tanto había escrito a un centenar de senadores, pero únicamente dos le contestaron. Habló en la Casa Blanca y en las Naciones Unidas. En 1974 había mostrado su generador a su representante en el Congreso, Robert Roe, que le hizo muchas promesas, pero luego nada de nada. Esta actividad política le proporcionaría seguridad, pero su ingenio fue ignorado completamente. La gran originalidad de este invento es que la misma célula de electrólisis, de acero inoxidable, conteniendo electrodos de dos metales distintos, con el agua de mar funciona al mismo tiempo como pila que proporciona la corriente y como electrolizador, por lo que no requiere ningún aporte de electricidad externa. Por ello, el título de la patente dice Autoelectrolytic. Su aceptación proporciona cierta fiabilidad, de lo contrario no hubiese sido aprobada. Su adaptación a una motocicleta y una segadora de césped indica un tamaño reducido. Parece que su nieto Edmundo sigue con el invento.
Ya hablamos de Walter Russell. En 1927 descubrió un procedimiento de producción de hidrógeno a partir del agua, con un rendimiento cien veces o más que la electrólisis, verificado en los laboratorios Westinghouse. En 1990, fue reproducido por Ron Kovac. Otros muchos, sobre todo en EEUU, donde abundan mecánicos aficionados muy habilidosos, han inventado sistemas para ahorro de gasolina de hasta un 25% modificando carburadores, engañando los microprocesadores que controlan la inyección, emulsiones que permiten añadir agua a la gasolina, etc. Pero a pesar de que algunos de ellos han sido certificados por laboratorios independientes, la industria del automóvil los ha ignorado. Uno de los más curiosos fue un tal Franch, que en 1940, a partir del carbón, descubrió un catalizador que convertía el agua en una especie de gasolina.

EL GAS DE BROWN. GB
En la actualidad, un método totalmente reproducible es el llamado Gas de Brown. Ilya Velbov, un búlgaro encerrado seis años por anticomunista en un campo de concetración de su país, logró escaparse a Turquía dónde a su vez fue encarcelado por espía durante otros cinco. El Servicio de Inteligencia del Ejército de EEUU (no la CIA), logró liberarlo en 1957 y pudo emigrar a Australia, en donde tomó el nombre de Yull Brown. Allí aplicó sus conocimientos de ingeniería eléctrica en diversas empresas hasta que, en 1972, montó un nuevo tipo de generador de hidrógeno que era capaz de hacer funcionar un coche sólo con agua. Salió en televisión y corrieron rumores sobre un kit de 400 dólares, capaz de alimentar un coche durante un año con cuarenta litros de agua. Hubo una demostración con un Ford Prefect V8, mil horas de funcionamiento al ralentí con sólo agua, y luego circulando por
Sydney. Brown aseguraba que un galón de agua podía alimentar un coche por mil millas (0,242 litros cada 100 km). Las fuerzas supresoras se pondrían en marcha y esta feliz perspectiva se esfumó. Aunque no se dice claramente, parece que Brown sufrió atentados. La realidad es que desde entonces dedicó sus esfuerzos a construir generadores de su gas para soldar, con demostraciones de su incomparable superioridad sobre el oxiacetileno. Años atrás, se trasladó a la población de Encino, California, donde murió hace un par de años. Había tenido muchos contactos con la República Popular China, que explotaba sus licencias y vendía generadores de su gas allí fabricados para 200 a 4000L. /hora, entre 1200 y 12000 dólares.

UN PECULIAR GAS ATÓMICO.
La originalidad del Gas de Brown, que de ahora en adelante llamaremos GB, radica en que se trata de una mezcla de hidrógeno y oxígeno en forma atómica, como H y O, y no la forma molecular H2 y O2 que se encuentra en la Naturaleza. En la electrólisis normal del agua, el hidrógeno y el oxígeno se liberan en forma atómica 2H + O, pero inmediatamente se combinan como moléculas diatómicas 2H2 + O2 en una reacción que desprende mucho calor y las células de electrólisis se calientan mucho, hasta hervir. Este calor se pierde en su mayor parte. Cuando la mezcla molecular 2H2 + O2 se quema para formar agua, 2 H2O primero es preciso escindir las moléculas de H2 y de O2, en átomos de H y de O, para lo cual hay que aportar el mismo calor que se generó en su formación, que se saca y se resta del producido en la combustión. La llama aporta menos calorías. En la electrólisis del GB los 2H + O atómicos, al liberarse, no se combinan como moléculas, la célula permanece fría y cuando arden para formar H2O, no es necesario aportar calor para romper moléculas.
El GB atómico aporta muchas más calorías, nada menos que 3,8 veces más que la mezcla molecular de hidrógeno y oxígeno. Otra característica por la que es fácil de distinguir el GB es que, debido a su estado atómico, la misma cantidad de agua da un volumen doble de gas. Midiendo los amperios/hora utilizados, se deduce la cantidad de agua disociada. En el GB, los mismos amperios/hora dan el doble de gas.

OTRAS CARACTERÍSTICAS DEL GB.
La temperatura de la llama del GB es extremadamente baja, unos 130ºC, lo que permite pasar por ella la mano sin quemarse. Sin embargo, si esta llama se aplica a materiales como metales o cerámicas desarrolla temperaturas fantásticas; es capaz de fundir cerámicas y hasta vaporizar el tungsteno, lo que requiere 6000ºC. La llama del GB induce cambios moleculares en algunos materiales. Aplicada a vulgares ladrillos refractarios se consiguen durezas de 9,5; casi como el diamante. La temperatura de combusión de la mezcla molecular 2H2 + O2 es de 2800ºC, pero, al aplicar la llama a estos mismos materiales, no se consigue aumentarla. No se entiende a dónde va a parar el potencial energético de la llama del GB ardiendo al aire libre.

Al contacto con una chispa o llama, el GB puro no explosiona. Por el contrario, implosiona produciendo un vacío húmedo en la cámara en dónde se encuentra. Una mezcla de hidrógeno y oxígeno moleculares exposiona violentamente con estruendo, reventando el recipiente. Sin embargo, la mezcla GB con aire es muy explosiva. El 1% de GB en aire ya es suficiente y, sin necesidad de chispa, una compresión del (:1 basta para provocar la explosión. Además, la velocidad de propagación de la explosión en el GB es muy superior a la de la mezcla molecular, y muchísimo más que la de la gasolina y gasoil, lo que aporta una energía cinética importante. Este incremento de calorías 3,8 veces superior y estas propiedades permiten, según el experto George Wiiiseman, el funcionamiento de un motor de explosión o diesel con sólo el GB Producido por un alternador auxiliar movido por ese motor. Sería el típico motor de agua con rendimiento "overunity" (por encima de uno), con un excedente de energía con respecto a la consumida, lo que sugiere una captación e integración de otra energía cósmica, energía del punto cero, taquiónica. Quizás por ello, el GB tiene otra particularidad: su llama es capaz de inactivar elementos radiactivos.
Se ha probado con Cobalto 60, reduciendo su radiactividad en un 99,8%. Joe Champion ha sugerido hipótesis de transmutación. Aunque no hay una explicación satistfactoria, demuestra que esta peculiar estructura atómica del hidrógeno es capaz de producir reacciones que van más allá de la Química normal y que implican energías inusitadas.
Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 11/08/2010

III parte

COMO SE OBTIENE EL GAS de BROWN.
Ante todo se trata de una electrólisis del agua con una alta concentración de sosa o potasa cáustica (que no se consumen), para que sea buena conductora de la electricidad. Ello es imprescindible ya que los voltajes utilizados deben ser muy bajos, de 1 a 2 voltios. Por lo tanto, se requieren altos amperajes (intensidad) y si el agua no fuera buena conductora no sería posible. Ello precisa una enorme superficie de electrodos, situados muy cerca (ánodo(+) y el cátodo(-) unos de otros, no más de 3 mm. La corriente debe ser continua (o de un alternador con rectificador), pero pulsante con agudos picos. Si el voltaje es de un 1 voltio lo que se genera es exclusivamente GB. A 2 voltios se forma algo de gas molecular, un 25% sobre el total, lo que para su utilización en soldadura, etc, no es inconveniente, pero sí en Automoción. A voltajes más altos, 3V, un 50% de la mezcla es
molecular. En estos momentos, no hay generadores industriales trabajando a 1 voltio, produciendo GB 100%. Deberían ser enormes, por la gran superficie de electrodos que precisan.

HYPERGAS
Uno de los que ha estudiado y más experiencia tiene en el GB es el mencionado George Wiseman, quien ha construído varios modelos de células, fabrica y vende generadores de GB, y facilita una muy detallada información, a precio asequible, de cómo construirlos. Wiseman, que en EEUU y Canadá está en contacto con cantidad de inventores que están ensayando este sistema en motores, han encontrado que en algunos casos, por circunstancias que no se han podido controlar, en generadores de GB relativamente pequeños se ha producido un extraordinario desprendimiento de gas, al mismo tiempo que la célula de electrólisis se enfriaba hasta casi helarse. Un tal Jimmy Reed, utilizando 2,4 voltios a 14,5 amperios, o sea 35 watios, obtuvo durante un corto tiempo 17000 litros por hora de un extraño gas altamente energético.

La misma célula, en estas condiciones, sólo hubiese desprendido 12 litros por hora de GB atómico. Wiseman ha llamado Hypergas a este excepcional producto, que sería la solución definit iva para el motor de agua. Con tal rendimiento, una célula muy pequeña sería suficiente para un coche.
Probablemente se produce cuando determinados armónicos de la frecuencia de los picos de la corriente continua utilizada entran en resonancia con las moléculas de agua, o las del acero inoxidable de los electrodos. El enfriamiento es típico de las tecnologías de implosión, sistemas de energía libre relacionados con la energía del punto cero, con una enorme captación de la energía caótica del espacio, la verdadera responsable de esta electrólisis. La aparente baja energía aplicada, abriría la puerta. Este fenómeno es difícilmente reproducible, pero a veces "suena la flauta". Se está estudiando y suponemos que habrá importantes intereses por medio.

TOCANDO EL SUELO.
Hay una realidad, un GB bastante experimentado y totalmente reproducible, con facilidad de conseguir información detallada para construir generadores.
Es posible que, dada la dificultad de obtener un GB atómico 100%, los actuales generadores no sean suficientes para autopropulsar un coche.
Volvamos a la antigua tecnología del zeppelin. El hidrógeno, en proporciones mínimas con respecto al gasoil utilizado, era capaz de aumentar extraordinariamente el rendimiento de sus motores, y pruebas en tierra demostraron que la energía extra recuperada con la mezcla hidrógeno-gasoil, era superior a la consumida para producirlo. Se trataba de hidrógeno molecular, de poco poder calórico y máxima velocidad de combustión de 10 m/segundo. Si en lugar de hidrógeno molecular, introducimos GB atómico, con
3,8 veces más de energía y con las ventajas antes señaladas (velocidad de combustión superior, y concentración mínima para explosión con aire de solo 1% -mínima del hidrógeno molecular 4%-), aunque este GB no sea 100% atómico, será mucho más efectivo que el hidrógeno molecular. En tal caso, es posible que un generador de GB pequeño, del tamaño de un par de cajas de zapatos, de 350 Watios, lo que absorbería sólo 0,5 CV del motor, produciendo 120 litros de GB por hora (a partir de 60 ml. De agua), al mezclarlo con el aire de entrada al motor, redujera el consumo de combustible al 50%. Se seguirían consumiendo carburantes, pero menos, y para las petroleras, el trago más leve. Además, sus precios se han disparado. De todos modos, se están concienciando. El 1999, en un discurso en Houston, Mike Bowlin, presidente de la empresa petrolífera ARCO, subrayó.
"Nos hemos embarcado en el principio de los últimos días de la Edad del Petróleo [... ]; el mundo se está alejando del carbono y camina hacia el hidrógeno y otras formas de energía.

INSTITUCIONES, CONGRESOS y COACCIONES
Durante la década de los 90, en EEUU existían dos importantes organizaciones privadas que encabezaban la divulgación de la Energía Libre, las nuevas energías, la Fusión Fría, los motores de agua, las transmutaciones de baja energía... Se trataba de la Internacional Tesla Society y la International Association for New Science (ISMS), ambos en el estado de Colorado. Cada dos años organizaban congresos sobre estos temas. Tesla los años impares, mientras que la IANS y el ISNE (International Symposium of New Energy) los pares. En 1997, Tesla liquidó por problemas financieros y canceló su congreso. La IANS lo suplió y como excepción organizó uno ese año. Pero en marzo de 1998 - ¿También por finanzas? -, ésta se cerró y canceló su simposio de verano. ¿Hubo coacción, además de bancarrotas, o éstas fueron forzadas con retiradas de créditos y subvenciones? En EEUU, los rumores apuntan a que sí.

Actualmente, y desde 1993, en EEUU la antorcha la mantiene The Institute of New Energy (INE) en Salt Lake City, Utah, que organiza simposios anuales, publica la revista bimensual Nen (New Energy News), y trata temas como las ponencias del simposio cancelado por IANS en 1998. Hasta ahora no ha sido posible silenciarlo... Hay que tener en cuenta que en el estado de Utah la Iglesia de los Santos de los Ultimos Días, mormones, tiene una influencia política decisiva. Los mormones, empezando por su propio cuerpo, son unos ecólogos a su manera y estas energías se adaptan a su filosofía. La Fusión Fría se inició allí. Por otra parte, entre ellos son muy solidarios y no son fáciles de atemorizar. Saben defenderse.

Fuera de los EEUU, en Canadá (PACE), Australia (NEXUS), Alemania, Suiza, Holanda, Reino Unido, Japón, etc,... Y hasta en Rusia y Ucrania, hay asociaciones que publican boletines, lo que da garantía de difusión libre.

¿COMO ACTUA UNA MINICELULA DE GAS BROWN?
Hemos tenido oportunidad de controlar el funcionamiento de una minicélula de GB. Condiciones operativas: 10 amperios y entre 1,5 y 2 voltios (15 a 20 watios). Superficie de electrodos de acero inoxidable. Anodo de 644 cm2 y cátodo igual. Separación 3 mm. Electrolito: potasa cáustica, KOH al 10%.
Fuente de alimentación: 3 condensadores en paralelo totalizando 185 mF, conectados a la red de 220 V y con rectificador de diodos para 16 A.
Producción e GB: 9,6 litros/hora. Temperaturas iniciales y finales del electrolito después de una hora: 20 y 25ºC. Por el volumen de gas generado -9,6 litros/hora en relación a 10 amperios/hora-, se deduce que el 75 de la producción es GB monoatómico. El insignificante incremento de temperatura, 5ºC en una hora, confirma que apenas se produce la reacción exotérmica como molécula diatómicas.

Como se aprecia, la construcción del aparato no presenta especiales dificultades. Pueden utilizarse elementos de PVC para guardar alimentos.
Para los electrodos con separadores de poliamida, hay que recurrir a un experto en soldar acero fino inoxidable con argón. La tapa lleva un separador de burbujas arrastradas por el gas. Es importante un cierre totalmente hermético de la tapa, mediante vaselina. Las gomas actúan como válvula de seguridad y aseguran un cierre más hermético. Un elemento entre 15 y 20 veces mayor que este, conectado a un alternador auxiliar de alto voltaje, sería suficiente para un coche, ahorrando, quizás el 50% del carburante. Eagle-Research, la fundación de George Wiseman, proporciona instrucciones detalladas para la construcción de generadores de hasta 2000 L. /hora. Su página web es: http://www.eagle-research.com
Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 12/08/2010

Preguntas Escritas por Gonzalo Liscio
Respuestas por Gabriel Ramirez.

Como anda la gente del curso? Yo muy bien con un par de dudass...

Paso a preguntarlas y estaría bueno que aporten mas dudas así entre todos nos las podemos sacar...

1) el oxihidrogeno no puede producir una reacción de oxidación que nos dañe la tapa de cilindros y conductos de admisión?

2) Al producirse la chispa no generaría una sobre presión en la cámara de combustión aumentando el desgaste del motor en general?

3)Como se regula el ingreso de gasolina a la cámara de combustión o automáticamente al entrar combinado con oxihidrogeno disminuye el consumo?

4)Como garantizo que no estoy produciendo mayor cantidad de oxihidrogeno que la que consumo? La idea es no almacenar el gas...

5)Se tiene que modificar la puesta a punto del motor?

6)Al producirse vapor de agua no tendríamos inconvenientes con los conductos de escape y en el caño de escape?

7)En un auto con inyección electrónica el gas no perjudica la vida de los inyectores? Hay alguna manera de regular el consumo o todavía no se encontró alguna manera de controlar la sonda landa

Creoo que no tengo ninguna mas... Ojala q entre todos podamos sacarnos todas las duadas...

Les mando un fuerte abrazoo!

Gonzalo


1) He leído que el hidrogeno afecta el acero, estoy verificando si afecta las cámaras, anillos, pistones, culata o válvulas para lo cual desarmaremos el motor de un vehiculo que lleva 2 ½ años con HHO; de todas maneras lo que si se produce en la combustión del hho es vapor de agua que igual se produce en la combustión de la gasolina pero que por ser gas a mayor temperatura que 100 grados sale por el tubo de escape, eso también lo evaluaremos.
2) Considero que el desgaste del motor se debe en primer lugar a los depósitos de carbón ocasionado por la combustión de los hidrocarburos lo cual ocasiona erosion de cámaras y anillos, eventualmente quema las válvulas al no quedar bien sentadas, no he verificado la presión que produce el HHO, pero como en general no se ha llegado a la suplantación total, la cantidad de HHO que usamos todavía usa combustible fosil. Si el avance de la chispa esta bien graduado no veo porque habría una sobrepresión.
3)P
ara esto tendríamos que desarrollar un componente electrónico que pueda en primer lugar leer que tan rica está la mezcla que utiliza el motor, luego si es computarizado regular electrónicamente la entrada de combustible con el Map/Maf Enhancer…
4)
Es muy probable que no estes produciendo mas HHO que el que se necesita para manejar solo en vehiculo con Gas Brown puesto que no necesitarias combustible fosil y te darias eventualmente cuenta por la aceleracion desmedida del vehiculo, temperatura del motor...
5) Si se tiene que modificar la puesta a punto del motor, por favor lee el documento de la NASA que subi a este GRUPO
6) Tendriamos los mismos problemas que se tiene con los combustibles fosiles que igual producen vapor de agua que sale por el escape.
7) Para regular el consumo con el EFIE o el MAF/MAP enhancer y existe un timing Advancer Procesor para compensar la chispa.
Espero haberte podido ayudar en algo, Fraternal Saludo.


Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 14/08/2010
"IMPLOSION" Quiero resaltar que en una prueba de un soplete con HHO que estaba realizando hace un año y medio, debido a una fuga que habia en una manguera deteriorada tuve una impresionante detonacion, lo curioso del experimento es que el recipiente que hacia de generador era flexible (Celda humeda, sin arrestallamas, ni burbujeador, ni deposito de agua) estando las placas dentro, entonces en vez de reventar el envase este se encogió como en una implosion. A esta prueba no le tengo explicación; En ese momento pense que si fuese cierto que la reacción fuese una implosion primero frenaría el motor, o tendria que modificarse la chispa considerablemente para utilizar esta fuerza de vacio que se producía.... No se si a alguno de Uds le ha ocurrido algo parecido? Bien es sabido que hay varios tipos de hidrogeno, cual sería, que creen que pasó... Vean esto: Http://www.youtube.com/watch? V=ndpk3qAJS-8&NR=1 de UnityEnergy

La implosión es la compresión de una masa fisionable subcrítica esférica, o cilíndrica. La implosión funciona detonando los explosivos en la superficie externa del objeto, por lo que la onda expansiva se mueve hacia adentro. La onda se transmite al núcleo fisionable, comprimiendo y aumentando su densidad hasta alcanzar el estado crítico.

El material fisionable forma un armazón. Un explosivo de gran poder puede crear una onda de 400. 000 atm de presión, aunque con algunas técnicas se puede aumentar varios cientos de veces. Esta presión puede acercar los átomos entre sí y aumentar la densidad a dos veces de lo normal o más.

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 17/08/2010

Alguien tendrá una explicacion a la formacion de espuma dentro del generador?.
Yo pienso que podría deberse a que:
1. - Los electrodos esten muy cerca,
2. - El agua que entra desplasa rapidamente el HHO que se esta formando,
3. - El uso de Bicarbonato,
4. - Restos de jabon.
5. - Grasa o aceite, de los dedos o del proceso de fabricación en las placas que con el NaOH o KOH forma jabon,...,...
repito sabras a que se podría deber?.

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 17/08/2010

Patentes de Stanley Meyer en PDF Stan Meyers Patents 62,8 Mbs.

Jorge Larrabure Washburn
Varios univ. catolica del peru, univ. ...
Escrito por Jorge Larrabure Washburn
el 17/08/2010

"Gabriel Ramirez escribió:

Alguien tendrá una explicacion a la formacion de espuma dentro del generador, yo pienso que se debe a que los electrodos estan muy cerca.

"

Gabriel, me parece haber leido por algun lugar que es por alto amperaje, te recomendaría dos pruebas : 1) amperajes menores de 8 y 2) voltajes menores de 1. 6, espacio entre electodos 1 mm. Como mínimo.
Otro aspecto que se menciona es la alta concentracion del KOH o NaOH afectan a las empaquetaduras. Depende de la concentracion y tipo de empaquetadura





Luis Fernando Uribe U
Microbiologo universidad de antioquia
Escrito por Luis Fernando Uribe U
el 17/08/2010

Gabriel, se que dentro del proceso de saponificacion (proceso para hacer jabon) en algunos casos se usa NaOH no se si esto tenga algo que ver, lo que si he observado es que con el KOH es mayor la cantidad de espuma, al menos en mi caso.

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 18/08/2010

Tienes razon Luis Fernando pienso que es eso, hay que limpiar mejor las placas para que no se forme jabon con el NaOH y KOH,
Compañeros cual seria la mejor manera de limpiarlas para eliminar la grasa y aceite (de las placas de acero?).

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 18/08/2010

Coloco este artículo no porque intente hacer una nave espacial etc. , sino por el empuje en Newtons y por la Velocidad de escape etc. , que bien podría evaluarse en nuestro estudio de adecuacion al motor... , ademas de las energias limpias...

Sistemas de propulsión
¿Cómo es posible impulsar una nave espacial tripulada desde una órbita terrestre hasta Marte? Los planificadores han considerado distintas opciones, cada una de las cuales tiene sus propias ventajas y desventajas. El compromiso está entre el empuje del motor y su eficiencia de combustible.

Los sistemas de alto empuje son los denominados "liebre": aceleran rápido pero generalmente consumen más combustible. Los sistemas de bajo empuje son los denominados "tortugas": a éstos les toma más tiempo ganar velocidad pero ahorran combustible. Ambos podrían usarse en diferentes fases de una misión. Cohetes "liebre" podrían conducir astronautas rápidamente, mientras los aparatos "tortuga" pueden llevar lentamente cargamento o contenedores desocupados. Veamos los sistemas de propulsión en los que trabaja la ciencia actual:


Sistemas de propulsión químicos
Empuje: 110. 000 newton
Velocidad de escape: 4,5 km/s
Tiempo de operación: 21 minutos
Relación de propelente: 55%
Casi toda nave espacial lanzada hasta la fecha se ha basado en máquinas de combustible químico, el cual típicamente quema hidrógeno y oxígeno y usa la expansión de los gases para provocar el empuje. Es una tecnología probada y produce más empuje que la mayoría de las otras propuestas, pero con menor eficiencia.

Los cohetes químicos requerirían enormes volúmenes de combustible para impulsar una nave tripulada a Marte. Un diseño implica una nave de 233 toneladas que iniciaría el viaje con 166 toneladas de hidrógeno y oxígeno líquido. Sus siete motores RL10 (un venerable diseño usado en muchos cohetes de EEUU) se pondrían en tres etapas. La primera etapa impulsaría la nave hasta una órbita terrestre muy elíptica, la segunda pondría la nave en una trayectoria a Marte, y la tercera podría traerla de regreso a la Tierra al final de la misión. Cada etapa se usaría durante algunos minutos para luego ser descartada.

Sistemas de núcleo térmico
Empuje: 67. 000 newton
Velocidad de escape: 9 km/s
Tiempo de operación: 27 minutos
Relación de propelente: 32%

El gobierno de EEUU construyó y puso a prueba este tipo de motor en el programa Rover/NERVA de los años 60. Estas máquinas proveen empuje haciendo fluir hidrógeno líquido a través de un reactor nuclear de núcleo sólido; el hidrógeno es calentado a más de 2. 500 grados Celsius y escapa a través de la tobera del cohete a alta velocidad.

La propulsión nuclear entrega el doble o más momentum por kilógramo de combustible que el mejor de los reactores químicos, y el reactor puede usarse adicionalmente para generar electricidad para la nave. Un vehículo tripulado de 170 toneladas usaría tres cohetes y alrededor de 90 toneladas de hidrógeno líquido, alcanzando Marte en seis o siete meses. El gran obstáculo, sin embargo, es la pública oposición a poner reactores nucleares en el espacio, un problema también para muchos otros sistemas de propulsión. La NASA no ha realizado investigación en reactores de esta naturaleza en años recientes.


Sistemas de propulsión inónicos
Empuje: 30 newton
Velocidad de escape: 30 km/s
Tiempo de operación: 79 días
Relación de propelente: 22%

Inicialmente desarrollada en los años 50, la propulsión iónica es una de las innumerables tecnologías que usan campos eléctricos en lugar de calor para eyectar el combustible. El combustible gaseoso, tal como cesio o xenón, fluye a una cámara y es ionizado mediante un cañón de electrones similar al que se usa en las pantallas de televisión y monitores de computador.

El voltaje en un par de rejillas metálicas extrae los iones cargados positivamente de modo tal que se disparen a través de la rejilla hacia afuera. Mientras un cátodo al final de la máquina descarga los electrones en el haz de iones para que la nave no se cargue negativamente. Hace un par de años la sonda Deep Space 1 condujo el primer test interplanetario de tal sistema. Consumió 2,5 kilowatts de una batería solar y produce un pequeño pero constante 0,1 newton de empuje.

Desafortunadamente, las rejillas - que aceleran las partículas pero que están en el camino – no podrán agrandarse al nivel de los megawatts necesarios para misiones tripuladas a Marte. Además un impulsor grande de iones podría necesitar reactores nucleares para obtener su fuerza; paneles solares capaces de entregar alrededor de 100 kilowatts o más, muy probablemente no serían prácticos.


Efecto Hall
Empuje: 30 newton
Velocidad de escape: 15 km/s
Tiempo de operación: 90 días
Relación de propelente: 38%

Al igual que un impulsor de iones, el propulsor de "efecto Hall" usa un campo eléctrico para catapultar cargas positivas (generalmente de gas xenón). La diferencia está en cómo se crea el campo que acelera las partículas. Un anillo de magnetos genera primero un campo magnético radial, el cual provoca que los electrones circulen alrededor del anillo.

El movimiento circular crea un campo eléctrico axial. Lo interesante del sistema es que no requiere de rejillas, lo cual puede hacer más fácil el hacerlo a la escala necesaria. La eficiencia es menor pero podría ser aumentada agregando un segundo impulsor. Impulsores de "Efecto Hall" se usan en satélites rusos desde comienzo de los años 70, y recientemente la tecnología ha sido utilizada en EE. UU. La última versión en un proyecto conjunto de EE. UU. - Rusia, consume alrededor de 5 kilowatts y genera 0,2 newton de empuje.

Sistemas de propulsión magnetoplasmadinámicos
Empuje: 100 newton
Velocidad de escape: 20 a 100 km/s
Tiempo de operación: 21 a 25 días
Relación de propelente: 6,7% a 31%

Los cohetes MPD aceleran partículas cargadas usando campos magnéticos en vez de campos eléctricos. El aparato consiste en un canal formado por un ánodo, con un cátodo en forma de varilla que corre por el medio del sistema. El voltaje entre los dos electrodos ioniza el propelente produciendo una fuerte corriente eléctrica que fluye radialmente a través del gas hasta el cátodo.

La corriente en el cátodo genera un campo magnético circular, el cual interactúa con la corriente en el gas acelerando partículas en una dirección perpendicular a ambos, esto es axialmente. El combustible puede ser argón, litio, o hidrógeno, en orden creciente en cuanto a su eficiencia. Luego de décadas de intermitente interés, la NASA retoma sus trabajos sobre MPDs en los últimos años. Continuando los esfuerzos de la Princeton University e instituciones en Rusia, Japón y Alemania, la agencia construyó un prototipo de 1-megawatt en el cual la corriente se da en pulsos de 2 milisegundos.

Sistemas de propulsión de pulsos inductivos
Empuje: 20 newton
Velocidad de escape: 50 km/s
Tiempo de operación: 110 días
Relación de propelente: 14%

Los PIT son uno de los modelos tecnológicos que la NASA está reexaminando. El aparato se basa en una rápida secuencia de eventos que, al igual que los MPD, establece campos magnéticos y eléctricos perpendiculares. Se inicia cuando una tobera envía un soplo de gas (usualmente argón), el cual se esparce sobre una bobina espiral plana de alambre aplanada de un metro de extensión.

Luego un banco de condensadores descarga un pulso de corriente de 10 micro-segundos en la bobina. El campo magnético radial generado mediante el pulso induce un campo eléctrico circular en el gas, ionizándolo y provocando que las partículas giren en dirección exactamente opuesta al pulso original de la corriente. Debido a que este movimiento es perpendicular al campo magnético, las partículas son empujadas hacia el exterior, hacia el espacio, generando el empuje deseado. A diferencia de otros impulsores electromagnéticos, PIT no requieren electrodos, los cuales tienden a deteriorarse, y su fuerza puede ser aumentada simplemente aumentando la repetición del pulso. En un sistema de 1 mega watt los pulsos podrían ocurrir a una tasa 200 por segundo.

Vasimir
Bajo - Alto
Empuje: 1200 newton 40 newton
Velocidad de escape: 10 km/s 300 km/s
Tiempo de operación: 2,1 días 53 días
Relación de propelente: 46% 2,4%

El cohete de plasma magnético de impulso específico variable es el puente que llena el vacío entre los sistemas de alto y bajo empuje. El combustible, generalmente hidrógeno, es primero ionizado mediante ondas de radio y luego enviado a una cámara central fileteada por campos magnéticos. Allí las partículas se mueven en espiral alrededor de las líneas del campo magnético con una frecuencia natural. Bombardeando las partículas con ondas de radio de igual frecuencia, el sistema se calienta hasta unos 10 millones de grados.

Una tobera magnética convierte el movimiento espiral en uno axial, produciéndose el empuje. Regulando la temperatura y ajustando un obstructor magnético, el piloto puede controlar la velocidad del escape. El mecanismo es análogo a un auto con cambio de velocidad mecánico. Cerrando el obstructor coloca al cohete en enganche - alto, lo que reduce el número de partículas expulsadas (por lo tanto el empuje), pero mantiene las altas temperaturas (por lo tanto la velocidad de escape). Al abrirlo se tiene enganche - débil: alto empuje pero baja eficiencia. Una nave podría usar enganche débil además de un quemador extra y luego de alcanzar la órbita fuera de la atmósfera terrestre cambiar a velocidad de crucero.

La NASA planea probar un aparato de 10 kilowatts este año; una misión a Marte podría necesitar 10 megawatts.

Velas solares
Empuje: 9 newton por kilómetro cuadrado (a una Unidad Astronómica).
Tiempo de empuje: 58 días

Un producto de la ciencia-ficción son las velas solares, que llevan el conflicto entre empuje y eficiencia a un extremo. Son impulsadas por la suave presión de la luz solar; débil pero gratis. Para enviar 25 toneladas desde la Tierra hasta Marte en un año, la vela debería tener una superficie de al menos 4 kilómetros cuadrados. El material de que estén hechas no debería tener una densidad superior a 1 gramo por metro cuadrado.

La fibra de carbono esta cercana a esta condición. El desafío siguiente será desplegar esa frágil estructura de gran tamaño. En 1993 el consorcio espacial ruso Regatta desplegó los 300 metros cuadrados del espejo espacial Znamya, pero en un segundo test se enredó. Recientemente la NASA encontró una idea análoga con una "vela magnética" para tomar el viento solar en vez de la luz solar.

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 18/08/2010

Alguien tendra diagrámas electricos/electrónicos de generados de hidrogeno a 120V o 220V?

Luis Fernando Uribe U
Microbiologo universidad de antioquia
Escrito por Luis Fernando Uribe U
el 18/08/2010

Gabriel en algun video en youtube vi a un gringo usando guantes para evitar huellas en las placas y ademas uso vinagre para la limpieza, creo que s buena idea, ya que los dos electrolitos koh y naoh son de ph basico y el vinagre acido acetico glacial es ph acido.

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 18/08/2010

Podriamos hablar del mejor plastico, caucho... , que pueda dar las mejores especificaciones para servir de separadores de placas en las celdas. Fraternal saludo

Gabriel Ramirez
Bogotá, Colombia
Escrito por Gabriel Ramirez
el 19/08/2010

Compañeros coloco a continuacion diferentes metodos de desengrasado de las superficies metalicas usados en la industria de cromado electrolitico en la que cualquier resto de grasa arruinaria el proceso, , si les sirve para la puesta a punto del generador que bueno,,, Fraternal saludo.


De la eficacia de los procesos de desengrase depende la adherencia del depósito metálico. La eliminación de todo rastro de grasitud es vital si los artículos están destinados a recibir un depósito electrolítico.

La eliminación defectuosa de la grasitud superficial del artículo a procesar, conduce a la formación de ampollas y/o depósitos poco adherentes que se desprenden o pelan. El proceso de desengrase previo consiste en quitar la grasa y aceite, ya sea del estampado, trefilado, embutido o pulido de la superficie de la pieza. Se puede realizar de diferentes maneras. Manualmente, se puede realizar mediante el cepillado con cal de Viena. También se puede usar un cepillo de bronce (grata) y cepillar mojando la pieza en una solución jabonosa (tensioactiva). Se suelen utilizar solventes para realizar la limpieza previa, pero resultan tóxicos y volátiles.

Estos actúan de tres maneras diferentes: emulsión, peptización y saponificación.

1) Por emulsión se entiende la formación de una mezcla de líquidos que no se separan en capas al reposar. La leche es el ejemplo más corriente de una emulsión. En el caso del desengrase de metales, la emulsión se compone de pequeños glóbulos de aceite en suspensión en la solución empleada.

2) Peptización es el término dado a la reducción de partículas sólidas de suciedad en una forma finamente dividida, con lo cual se eliminan fácilmente. Esto significa que cada molécula de tierra de pulir, grasa, restos de aceite de maquinado, etc. , queda mojada y completamente rodeada de una capa de solución.

3) Saponificación es el nombre científico para la formación de jabón, que resulta de la acción química del álcali con grasas y aceites animales y vegetales. Los jabones así formados son solubles en agua, por lo cual, el artículo queda perfectamente limpio con un buen enjuague en agua.

Las soluciones emulsionantes de petróleo y white están en el mercado como desengrasantes en frío. La ventaja de las mismas es su fácil eliminación con agua después de la emulsión de la grasa. Su alto precio impide su comercialización masiva.

Son los disolventes clorados los que desde hace treinta años vienen conquistando el mercado. El tetracloruro de carbono, el cloroformo y el pentacloroetano son excesivamente tóxicos para su uso generalizado. En ciertos casos se utilizan como potenciadores de otros disolventes menos activos.

Un 1,1,1-tricloroetano estabilizado ha sido preconizado como menos tóxico que el tricloretileno, pero tiene mayor volatilidad y es un 30% más caro. El cloruro de metileno, muy usado en el decapado de pinturas, es inadecuado para desengrase industrial como componente único o principal.

El uso de los clorofluorocarbonados hace que en los momentos actuales, tengamos que desecharlos por las tendencias a nivel ecológico en vigencia (destrucción de la capa de ozono), quedándonos con el tri y percloretileno.

El tricloretileno se descompone a temperaturas superiores a 130°C y fácilmente libera ClH por acción de la luz que se cataliza por el agua y partículas de aluminio y magnesio, lo que puede acarrear ataque en las piezas metálicas. Se suele estabilizar con aminas para evitar este notable inconveniente.

Las cetohidrazonas, junto con los epóxidos, son apropiadas para estabilizar el tricloretileno, que en este caso puede emplearse en el desengrase del aluminio.

Más recientemente se viene usando el percloretileno, incluso en conjunción con pequeñas partículas de plástico (PVC), que sin disolverse, se reblandecen y actúan por fricción a modo de esponja.

Ambos tienen un gran poder disolvente para grasas y aceites, así como para resinas, ceras, asfaltos, parafinas, azufre, etc.

No son inflamables ni explosivos. Su toxicidad no es excesiva, y prácticamente no exigen grandes precauciones sino cuando se utilizan en fase vapor o en caliente o por aspersión a presión.

DESENGRASADO POR DISOLVENTES

El desengrase más simple es el que usa disolventes.

Los films de grasa que han sido adsorbidos se disuelven, pero hay otras sustancias que no pueden ser eliminadas por ellos, e incluso con las grasas tienen una limitación cuantitativa.

Los disolventes actúan por reacciones moleculares y para juzgar de las ventajas e inconvenientes han de considerarse unos principios básicos de su actuación:

1. Con el uso se incrementa la contaminación del disolvente que ha de ser regenerado por destilación.

2. Al retirar las piezas metálicas queda sobre su superficie una película de disolvente y una fracción de grasa disuelta que no evapora con el disolvente.

En los desengrases por emulsión, sea por impregnación con disolvente emulsionable y posterior emulsión por rociado con agua, o por empleo de disolventes ya emulsionados, juegan un importante papel las propiedades y reacciones coloidales en la peptización de la suciedad.

Frecuentemente encontramos resultados muy diferentes si una emulsión se produce añadiendo el disolvente emulsionable sobre el agua, que al revés, aunque llegando a la misma concentración final.

Los tensioactivos pueden clasificarse en aniónicos, en que el anión tiene actividad superficial; y catiónicos, en que la manifiesta el catión. No son afectados por las aguas duras y son fácilmente independientes del pH, excepto en la escala de mayor alcalinidad.

Su menor tendencia a espumar permite usarlos en condiciones mecánicas enérgicas. En una emulsión con aniónicos, la presencia de cargas eléctricas hace que el pH del medio, así como la presencia de otros iones, influya en la estabilidad de la emulsión.

Cuando se trata de procesar piezas por cantidad, la opción elegida es el desengrase por inmersión en una solución alcalina caliente compuesta por 50 a 100 gr/L de soda cáustica (NaOH) a una temperatura de 60°C.

En el proceso de desengrase por emulsión, es de uso convencional utilizar hidrocarburos o productos derivados clorados disueltos en agua.

DENGRASANTES EN CALIENTE

Por lo general, el desengrase en caliente es el método más difundido y común de los normalmente utilizados, especialmente en la primera eliminación de gruesas capas de aceite mineral.

En ciertos casos se adoptan métodos adicionales de acuerdo con el metal de base del que se trate.

Todavía se practica, proveniente de la más vieja escuela de plateros, el uso de la potasa cáustica (KOH) como desengrasante general. Sus propiedades detersivas son excelentes, pero debe emplearse con habilidad y cautela, ya que para algunos materiales puede resultar muy agresiva.

El estaño, el plomo, el metal inglés y el peltre tienden a disolverse en la solución de potasa, y el latón es manchado por ella si se deja en contacto demasiado tiempo.

También es muy frecuente trabajar las soluciones desengrasantes con temperatura y con electricidad, aumentando de esta forma considerablemente su eficiencia. Debe tenerse en cuenta que cada metal debe trabajarse con distinta concentración y en distintas condiciones, ya que los procesos que funcionan bien para ciertos metales, no lo hacen con otros.

Para la preparación de las soluciones de desengrase, deben usarse siempre aguas blandas, ya que las aguas duras poseen hexametafosfato de sodio, cuya sal incorporada a las formulas detalladas hará que el comportamiento cambie desfavorablemente.

La solución desengrasante se puede usar caliente o fría, según el caso, en un tanque de hierro soldado, que deberá tener algún tipo de recubrimiento interno de ebonita, flexi-glass, etc. , el cual no deberá ser atacado por los productos químicos de la formulación elegida. El calentamiento puede realizarse mediante baño María, con calentadores de inmersión eléctricos, con serpentinas de vapor o bien con intercambiadores de calor.

Los artículos se cuelgan en la barra catódica o anódica, según el tipo de tratamiento especificado anteriormente. Con una tensión de 6 voltios a una temperatura de 82 a 93°C, se obtendrá una densidad de corriente catódica de 2 a 5 Amp/dm2.

En estas condiciones se produce un burbujeo de la pieza en forma continua. Normalmente, para realizar un correcto desengrase, son necesarios 2 a 3 minutos de inmersión. Para evitar problemas con las soluciones desengrasantes, se recomienda retirar la materia grasa en suspensión, ya que de no hacerlo, puede volver a adherirse a nivel superficial sobre las piezas al retirarlas del mismo.

DESENGRASADO ELECTROLÍTICO

Resulta más conveniente que los artículos de latón, cobre y alpaca, después del desengrasante caliente usual sean tratados en un baño de desengrase electrolítico en frío. Se emplea una tensión de 4 a 12 voltios y una densidad de corriente, según la formulación elegida, de 1 a 43 Amp/dm2. Los artículos quedarán desengrasados con un proceso de 2 a 3 minutos de duración. Luego del desengrase, se enjuagan bien en agua corriente, limpia y fría, agitando enérgicamente. Debe tenerse especial cuidado con piezas huecas, ya que suelen llenarse de líquido, habiendo transporte de solución y pudiendo causar ello la contaminación de los baños subsiguientes.

Después de realizado el enjuague, se sumergen en agua ácida, la cual se prepara diluyendo ácido sulfúrico al 10%, se enjuaga otra vez en agua corriente, y entonces, la pieza quedará preparada para continuar el proceso. La inmersión en ácido sulfúrico diluido, tiene la finalidad de evitar transporte de residuos alcalinos a otros baños, y es imprescindible su realización para obtener un neutralizado perfecto. Esta operación, además, actúa como proceso superficial de activación, especialmente cuando debe depositarse algún metal sobre una base de níquel o niquelada, aunque posee las mismas propiedades sobre la gran mayoría de los metales de base.

Si los artículos deben recibir algún tratamiento en un baño cianurado o de pH superior a 7 (cobre al cianuro, latón, cadmio alcalino, etc. ), entonces, es muy aconsejable una inmersión en alguna solución alcalina (tales como cianuro, hidróxido, carbonato, etc. ) inmediatamente después del enjuague en agua y antes de sumergirlos en el baño galvánico. La función de este enjuague alcalino previo es eliminar restos posibles del enjuague ácido anterior. Se debe ser cuidadoso de no transportar restos de ácido a los baños alcalinos, ya que estos se estropearán irreversiblemente, debido a la formación de sales como sulfocianuros.

Los artículos a desengrasar se cuelgan de la barra catódica o anódica, según el tipo de tratamiento especificado.

Debe tenerse en cuenta si el proceso es anódico o catódico, ya que de aplicar la polaridad inadecuada, la pieza se estropeará irreversiblemente.