Home > Grupo de Estudios de la Biblia >

Debates de Estudios de la Biblia

> Los misterios encerrados en el libro de Revelación o Apocalipsis
Grupo de Estudios de la Biblia
Grupo de Estudios de la Biblia
9 Cursos online | 15 Test | 3344 Documentos | 403 Imágenes | 640 Vídeos | 1061 Debates | 14555 Miembros | 2 Blogs
Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 20/01/2012

LA MAGNIFICENCIA DEL TRONO CELESTIAL DE JEHOVÁ (14)

Visión 2. A: Revelación 4:1–5:14

Lo que muestra: Sucesos impresionantes ante el trono de juicio de Dios.

Cuándo se cumple: Esta visión presenta desenvolvimientos desde 1914 hasta el fin del Milenio y más allá, cuando toda criatura en el cielo y en la Tierra alabará a Jehová. (Revelación 5:13.)



"JUAN empieza a compartir con nosotros otras visiones emocionantes. Por inspiración todavía está en el día del Señor. Por eso, lo que describe tiene profundo significado para nosotros los que, de hecho, vivimos en ese día. Mediante estas visiones, Jehová levanta el velo de invisibilidad de sobre realidades celestiales y nos da entendimiento de cómo ve él mismo sus juicios que serán ejecutados en la Tierra. Además, sea que esperemos vivir en los cielos o en la Tierra, estas revelaciones nos ayudan a ver el lugar que ocupamos en el propósito de Jehová. Por lo tanto, todos debemos seguir profundamente interesados en la expresión de Juan: “Feliz es el que lee en voz alta, y los que oyen, las palabras de esta profecía, y que observan las cosas que se han escrito en ella”. (Revelación 1:3.)

¡Lo que Juan ve después sobrepasa cuanto se ha presentado en nuestros días por transmisión electrónica de imágenes! Escribe él: “Después de estas cosas vi, y, ¡Miren!, una puerta abierta en el cielo, y la primera voz que era como de una trompeta, que hablaba conmigo, y decía: ‘Sube acá, y te mostraré las cosas que tienen que suceder’”. (Revelación 4:1.) En visión, Juan penetra en los cielos invisibles de la presencia de Jehová, ensalzados muy por encima del espacio exterior físico explorado por los astronautas, hasta muy por encima de las galaxias del universo material. Como si fuera entrando por una puerta abierta, se invita a Juan a dejar que sus ojos se deleiten con un panorama espléndido de los cielos espirituales sublimes donde Jehová mismo está en su trono. (Salmo 11:4; Isaías 66:1.) ¡Qué privilegio!

La Biblia no identifica a esta “primera voz”. Como la fuerte voz de Jesús que ya se ha oído, tiene un imponente sonido como de trompeta. (Revelación 1:10, 11. ) Nos hace recordar el penetrante toque de cuerno que señaló la presencia de Jehová en el monte Sinaí. (Éxodo 19:18-20. ) No hay duda de que Jehová es la Fuente majestuosa de este llamado. (Revelación 1:1. ) Él ha abierto la puerta para que Juan, por visión, pueda entrar en el lugar más santo de todo el vasto dominio de la soberanía de Jehová.


LA PRESENCIA RESPLANDECIENTE DE JEHOVÁ

¿Qué ve Juan? Escuche, mientras él comparte con nosotros su sobresaliente experiencia: “Después de estas cosas, inmediatamente llegué a estar en el poder del espíritu: y, ¡Miren!, un trono estaba en su posición en el cielo, y hay uno sentado sobre el trono”. (Revelación 4:2.) En un instante, la fuerza activa de Dios transporta espiritualmente a Juan al mismísimo trono de Jehová. ¡Qué emocionante para Juan! Aquí se le da una deslumbrante vista, por anticipado, de los mismos cielos donde para él y para otros cristianos ungidos se ha reservado “una herencia incorruptible e incontaminada e inmarcesible”. (1 Pedro 1:3-5; Filipenses 3:20. ) La visión de Juan también tiene significado profundo para los que esperan vivir para siempre en la Tierra. Les ayuda a comprender la gloria de la presencia de Jehová y de la estructura de gobernación celestial que Jehová emplea para juzgar a las naciones y después regir las vidas humanas en la Tierra. ¡Ciertamente Jehová es el Dios de organización insuperable!

Mucho de lo que Juan observa allá arriba en el cielo se parece a rasgos del tabernáculo en el desierto. El tabernáculo se había construido unos 1. 600 años antes como santuario de la adoración verdadera para los israelitas. En el Santísimo de aquel tabernáculo se hallaba el arca del pacto, y Jehová mismo hablaba desde por encima de la sólida cubierta de oro de aquella Arca. (Éxodo 25:17-22; Hebreos 9:5. ) Por lo tanto, la cubierta del Arca simbolizaba el trono de Jehová. Juan ahora ve la realidad de aquella representación simbólica: ¡Al Señor Soberano Jehová mismo sentado en exquisita grandeza en su encumbrado trono celestial!

A diferencia de profetas anteriores que tuvieron visiones del trono de Jehová, Juan no da ninguna descripción detallada del Santo que lo ocupa. (Ezequiel 1:26, 27; Daniel 7:9, 10. ) Pero Juan nos da su impresión del que está en el trono allí, de este modo: “Y el que está sentado es, en apariencia, semejante a una piedra de jaspe y a una piedra preciosa de color rojo, y alrededor del trono hay un arco iris de apariencia semejante a una esmeralda”. (Revelación 4:3.) ¡Qué incomparable magnificencia! Juan percibe una belleza serena, relumbrante, como la de piedras preciosas lustrosas, relucientes. ¡Cuán apropiadamente concuerda esto con la descripción que da el discípulo Santiago de Jehová como el “Padre de las luces celestes”! (Santiago 1:17. ) Poco después de escribir Revelación, Juan mismo declaró: “Dios es luz y no hay oscuridad alguna en unión con él”. (1 Juan 1:5.) ¡Cuán glorioso Personaje —superlativamente glorioso— en realidad es Jehová!

Note que Juan ve alrededor del trono un arco iris, de color verde esmeralda. La palabra griega traducida aquí arco iris (ír·is) sugiere una forma completamente circular. La primera mención del arco iris en la Biblia se relaciona con los días de Noé. Después que las aguas del Diluvio bajaron de sobre la tierra, Jehová hizo que en la nube apareciera un arco iris, y explicó así lo que simbolizaba: “De veras doy mi arco iris en la nube, y tiene que servir como señal del pacto entre yo y la tierra. Y ciertamente me acordaré de mi pacto que hay entre yo y ustedes y toda alma viviente entre toda carne; y nunca más llegarán a ser las aguas un diluvio para arruinar toda carne”. (Génesis 9:13, 15. ) Entonces, ¿Qué le recordaría a Juan la visión celestial? El arco iris que vio tiene que haberle recordado que es necesario mantener una relación pacífica con Jehová, como aquella de que disfruta hoy la clase Juan. También grabaría en su mente la serenidad y paz de la presencia de Jehová, una serenidad que se extenderá a todos los humanos obedientes cuando Jehová cubra con su tienda a la humanidad en la sociedad de la nueva tierra. (Salmo 119:165; Filipenses 4:7; Revelación 21:1-4.)


IDENTIFICACIÓN DE LOS 24 ANCIANOS

Juan sabía que había sacerdotes nombrados para servir en el tabernáculo antiguo. Por eso, puede haberle sorprendido ver lo que describe a continuación: “Y alrededor del trono hay veinticuatro tronos, y sobre estos tronos vi sentados a veinticuatro ancianos vestidos de prendas de vestir exteriores blancas, y sobre sus cabezas coronas de oro”. (Revelación 4:4.) Sí, en vez de sacerdotes hay 24 ancianos, en tronos y coronados como reyes. ¿Quiénes son estos ancianos? Son nada menos que los ungidos de la congregación cristiana, ya resucitados y ocupando el puesto celestial que Jehová les prometió. ¿Cómo sabemos eso?

Ante todo, llevan coronas. La Biblia dice que los cristianos ungidos adquieren ‘una corona incorruptible’ y alcanzan vida eterna... Inmortalidad. (1 Corintios 9:25; 15:53, 54. ) Pero, puesto que estos 24 ancianos ocupan tronos, en este contexto las coronas de oro representan autoridad real. (Compárese con Revelación 6:2; 14:14. ) Esto apoya la conclusión de que los 24 ancianos representan a los seguidores ungidos de los pasos de Jesús ya en su puesto celestial, pues Jesús hizo un pacto con ellos para que se sentaran en tronos en Su Reino. (Lucas 22:28-30. ) Solo de Jesús y estos 24 ancianos, y de nadie más —ni siquiera de los ángeles—, se dice que gobiernan en el cielo en la presencia de Jehová.

Esto armoniza con la promesa de Jesús a la congregación de Laodicea: “Al que venza, le concederé sentarse conmigo en mi trono”. (Revelación 3:21. ) Pero la asignación celestial de los 24 ancianos no se limita a un puesto de gobernante. En la introducción del libro de Revelación, Juan dice de Jesús: “Hizo que fuéramos un reino, sacerdotes para su Dios y Padre”. (Revelación 1:5, 6. ) Estos son tanto reyes como sacerdotes. “Serán sacerdotes de Dios y del Cristo, y reinarán con él por los mil años. ” (Revelación 20:6.)

¿Qué significado encierra el número 24, para que Juan vea a 24 ancianos alrededor del trono? En muchos respectos, estos fueron prefigurados por los sacerdotes fieles del antiguo Israel. El apóstol Pedro escribió a cristianos ungidos: “Ustedes son ‘una raza escogida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo para posesión especial’”. (1 Pedro 2:9. ) Un dato interesante es que aquel sacerdocio judío de la antigüedad llegó a estar dividido en 24 divisiones. A cada división se le asignaban sus propias semanas del año en las cuales servir delante de Jehová, de modo que el servicio sagrado se efectuara sin interrupción. (1 Crónicas 24:5-19. ) Por eso, es apropiado que se diga que hay 24 ancianos en la visión que tiene Juan del sacerdocio celestial, porque este sacerdocio sirve a Jehová continuamente, sin cesar. Cuando esté completo, habrá 24 divisiones, cada una con 6. 000 vencedores, pues Revelación 14:1-4 nos dice que 144. 000 (24 x 6. 000) son “comprados de entre la humanidad” para estar de pie en el monte Sión celestial con el Cordero, Jesucristo. Puesto que el número 12 significa una organización equilibrada desde el punto de vista divino, el número 24 hace doble —o fortalece— tal arreglo.

RELÁMPAGOS, VOCES Y TRUENOS

¿Qué ve y oye después Juan? “Y del trono proceden relámpagos y voces y truenos. ” (Revelación 4:5a.) ¡Cómo nos recuerda esto otras manifestaciones impresionantes del poder celestial de Jehová! Por ejemplo, cuando Jehová ‘descendió’ sobre el monte Sinaí, Moisés informó: “Al tercer día, cuando amaneció, aconteció que empezó a haber truenos y relámpagos, y una nube densa sobre la montaña y un sonido muy fuerte de cuerno.[... ] Cuando el sonido del cuerno continuó haciéndose más y más fuerte, Moisés empezó a hablar, y el Dios verdadero empezó a contestarle con una voz”. (Éxodo 19:16-19.)

Durante el día del Señor, ¡Jehová manifiesta su poder y presencia de manera sublime! No, no mediante el relámpago literal, pues Juan está viendo señales. Entonces, ¿Qué representan los relámpagos? Pues bien, el relampagueo del rayo puede iluminar, pero también puede matar. Por eso, estos relámpagos que salen del trono de Jehová bien representan los relampagueos de iluminación que él continuamente ha otorgado a su pueblo y, más significativo aún, sus ardientes mensajes de juicio. (Compárese con Salmo 18:14; 144:5, 6; Mateo 4:14-17; 24:27.)

¿Qué se puede decir de las voces? Durante el descenso de Jehová sobre el monte Sinaí, una voz habló a Moisés. (Éxodo 19:19. ) Voces del cielo emitieron muchos de los mandatos y proclamaciones del libro de Revelación. (Revelación 4:1; 10:4, 8; 11:12; 12:10; 14:13; 16:1, 17; 18:4; 19:5; 21:3. ) Hoy también Jehová ha emitido mandatos y proclamaciones a su pueblo, iluminando su entendimiento de las profecías y principios bíblicos. En asambleas internacionales frecuentemente se ha revelado información iluminadora, y, a su vez, esas verdades bíblicas se han proclamado por todo el mundo. De predicadores fieles de las buenas nuevas el apóstol Pablo dijo: “Pues, de hecho, ‘por toda la tierra salió su sonido, y hasta las extremidades de la tierra habitada sus expresiones’”. (Romanos 10:18.)

Por lo general el trueno viene después del relámpago. David llamó al trueno literal “la voz de Jehová”. (Salmo 29:3, 4. ) Cuando Jehová peleó por David contra sus enemigos, se dijo que de Él vino el trueno. (2 Samuel 22:14; Salmo 18:13. ) Elihú dijo a Job que la voz de Jehová sonaba como el trueno, mientras hace “cosas grandes que no podemos saber”. (Job 37:4, 5. ) Durante esta parte del día del Señor, Jehová ha ‘tronado’, con advertencias respecto a los grandes actos que ejecutará contra sus enemigos. Estos retumbos simbólicos han resonado y vuelto a resonar por toda la Tierra. ¡Feliz es usted si ha prestado atención a estas proclamaciones atronadoras y está utilizando sabiamente su lengua para ampliar su volumen! (Isaías 50:4, 5; 61:1, 2.)

LÁMPARAS DE FUEGO Y UN MAR VITREO

¿Qué más ve Juan? Esto: “Y hay siete lámparas de fuego ardiendo delante del trono, y estas significan los siete espíritus de Dios. Y delante del trono hay, como si fuera, un mar vítreo semejante a cristal”. (Revelación 4:5b, 6a.) Juan mismo nos dice lo que significan las siete lámparas: “Estas significan los siete espíritus de Dios”. El número siete simboliza lo completo desde el punto de vista divino; por eso, las siete lámparas deben representar la plenitud de la fuerza iluminadora del espíritu santo. ¡Cuán agradecida está la clase Juan hoy día de que se le haya confiado esta iluminación, junto con la responsabilidad de pasarla a los pueblos de la Tierra que tienen hambre espiritual! ¡Cuánto nos alegramos de que cada año cientos de millones de ejemplares de la revista La Atalaya continúen esparciendo esta luz en unos ciento cincuenta idiomas! (Salmo 43:3.)

Juan ve también un “mar vítreo semejante a cristal”. ¿Qué simbolizaría esto con relación a las personas a quienes se invita a entrar en la corte celestial de Jehová? Pablo habló sobre cómo Jesús santificó a la congregación, “limpiándola con el baño de agua por medio de la palabra”. (Efesios 5:26. ) Antes de su muerte, Jesús dijo a sus discípulos: “Ustedes ya están limpios a causa de la palabra que les he hablado”. (Juan 15:3. ) Por eso, este “mar vítreo semejante a cristal” evidentemente representa la Palabra registrada de Jehová, que limpia. Los del sacerdocio real que entran en la presencia de Jehová tienen que haber sido completamente limpiados por su Palabra.

VEA: ¡" CUATRO CRIATURAS VIVIENTES"!

Juan ahora observa otro rasgo. Escribe: “Y en medio del trono y alrededor del trono hay cuatro criaturas vivientes que están llenas de ojos por delante y por detrás”. (Revelación 4:6b.)

¿Qué representan estas criaturas? Una visión informada por otro profeta, Ezequiel, nos ayuda a encontrar la respuesta. Ezequiel vio a Jehová entronizado sobre un carro celestial, al que acompañaban criaturas vivientes que incorporaban en sí características semejantes a las que describe Juan. (Ezequiel 1:5-11, 22-28. ) Después, Ezequiel de nuevo vio aquel carro-trono acompañado por las criaturas vivientes. Esta vez, sin embargo, llamó querubines a las criaturas vivientes. (Ezequiel 10:9-15. ) Las cuatro criaturas vivientes que Juan ve tienen que representar a los muchos querubines de Dios... Criaturas de alto rango en Su organización celestial. Para Juan no sería raro ver a querubines tan cerca de la persona de Jehová, puesto que en el arreglo del tabernáculo de la antigüedad había dos querubines de oro desplegados sobre la cubierta del arca del pacto, que representaba el trono de Jehová. De entre estos querubines la voz de Jehová emitió mandamientos a la nación. (Éxodo 25:22; Salmo 80:1.)

Estas cuatro criaturas vivientes están “en medio del trono y alrededor del trono”. ¿Qué quiere decir esto, exactamente? Pudiera significar que están situadas alrededor del trono de tal manera que haya una en el medio de cada lado. Por eso los traductores de la versión de la Biblia en inglés Today’s English Version parafrasearon la expresión griega original de esta manera: “rodeando el trono en cada uno de sus lados”. También pudiera ser que la expresión significara que las cuatro criaturas vivientes están en la posición central en el cielo donde está el trono. Probablemente por eso la Versión Popular vierte esta frase: “En el centro, donde estaba el trono, y a su alrededor”. Lo importante es que los querubines están cerca del trono de Jehová, como lo estuvieron los querubines que Ezequiel observó en cada esquina del carro que representó a la organización de Jehová. (Ezequiel 1:15-22. ) Todo esto armoniza con las palabras de Salmo 99:1: “Jehová mismo ha llegado a ser rey.[... ] Está sentado sobre los querubines”.

Juan continúa: “Y la primera criatura viviente es semejante a un león, y la segunda criatura viviente es semejante a un torillo, y la tercera criatura viviente tiene rostro como de hombre, y la cuarta criatura viviente es semejante a un águila en vuelo”. (Revelación 4:7.) ¿Por qué tienen apariencia tan diferente, una de otra, estas cuatro criaturas vivientes? Evidentemente estas distintivas criaturas vivientes hacen que se destaquen cualidades divinas específicas. Primero tenemos al león. En la Biblia se utiliza al león como símbolo del valor, especialmente en pos de la rectitud y la justicia. (2 Samuel 17:10; Proverbios 28:1. ) Por eso, el león representa bien la cualidad divina de la justicia valerosa. (Deuteronomio 32:4; Salmo 89:14. ) La segunda criatura viviente se asemeja a un torillo. ¿En qué cualidad le hace pensar un toro? Para los israelitas el toro era una pertenencia valiosa por su poder. (Proverbios 14:4; véase también Job 39:9-11. ) Por eso, el torillo representa poder, energía dinámica suplida por Jehová. (Salmo 62:11; Isaías 40:26.)

La tercera criatura viviente tiene rostro como de hombre. Esto debe representar amor como el de Dios, puesto que en la Tierra únicamente el hombre fue creado a la imagen de Dios, con la cualidad superlativa del amor. (Génesis 1:26-28; Mateo 22:36-40; 1 Juan 4:8, 16. ) Sin duda, los querubines despliegan esta cualidad mientras sirven alrededor del trono de Jehová. ¿Y qué hay de la cuarta criatura viviente? Esta parece un águila voladora. Jehová mismo llama atención a la clara y penetrante visión del águila: “Lejos en la distancia sus ojos siguen mirando”. (Job 39:29. ) Por eso, el águila simboliza bien la sabiduría de visión perspicaz. Jehová es la Fuente de la sabiduría. Sus querubines despliegan sabiduría divina al obedecer sus mandatos. (Proverbios 2:6; Santiago 3:17.)

RESUENAN LAS ALABANZAS DE JEHOVÁ

Juan continúa su descripción: “Y en cuanto a las cuatro criaturas vivientes, cada una de ellas respectivamente tiene seis alas; alrededor y por debajo están llenas de ojos. Y no tienen descanso día y noche mientras dicen: ‘Santo, santo, santo es Jehová Dios, el Todopoderoso, que era y que es y que viene’”. (Revelación 4:8.) Esta plenitud de ojos da a entender que se está constantemente despierto y se tiene visión perspicaz. Las cuatro criaturas vivientes despliegan esa aptitud incesantemente, pues no necesitan dormir. Imitan a Aquel de quien está escrito: “En cuanto a Jehová, sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él”. (2 Crónicas 16:9. ) Por los muchos ojos que tienen, los querubines pueden ver lo que sucede en todas partes. Nada se les escapa. Por eso, están bien dotados para servir a Dios en su obra de juzgar. De él se dice: “Los ojos de Jehová están en todo lugar, vigilando a los malos y a los buenos”. (Proverbios 15:3. ) Y porque tienen tres pares de alas —el número tres se usa en la Biblia para énfasis—, los querubines pueden moverse con rapidez de relámpago para anunciar por todas partes, y ejecutar, los juicios de Jehová.

¡Escuche! Melodiosa y conmovedora es la canción de alabanza que los querubines cantan a Jehová: “Santo, santo, santo es Jehová Dios, el Todopoderoso, que era y que es y que viene”. De nuevo, lo triple indica intensidad. Los querubines afirman vigorosamente la santidad de Jehová Dios. Él es la Fuente y la Norma suprema de santidad. Es también el “Rey de la eternidad”, siempre “el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin”. (1 Timoteo 1:17; Revelación 22:13. ) Los querubines no toman períodos de descanso mientras proclaman las cualidades inigualables de Jehová ante toda la creación.

¡El cielo de los cielos resuena con alabanzas a Jehová! La descripción de Juan sigue: “Y siempre que las criaturas vivientes ofrecen gloria y honra y acción de gracias al que está sentado sobre el trono, al que vive para siempre jamás, los veinticuatro ancianos caen delante del que está sentado sobre el trono y adoran al que vive para siempre jamás, y echan sus coronas delante del trono, y dicen: ‘Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas’”. (Revelación 4:9-11.) ¡Esta es una de las más exaltadas declaraciones de homenaje a Jehová, nuestro Dios y Señor Soberano, en toda la Escritura!

Los 24 ancianos tienen la misma actitud mental que Jesús despliega, pues hasta echan sus coronas delante de Jehová. Lo más lejos que está de su mente es ensalzarse a sí mismos en la presencia de Dios. Humildemente reconocen que el único propósito del reinado de ellos es honrarlo y glorificarlo, tal como Jesús siempre lo hace. (Filipenses 2:5, 6, 9-11. ) En despliegue de sumisión, reconocen su propia inferioridad y confiesan que su gobernación depende de la soberanía de Jehová. Así, están en armonía genuina con los querubines y el resto de la creación fiel al dar alabanza y gloria al Dios que creó todas las cosas. (Salmo 150:1-6.)

¿Quién puede permanecer indiferente al leer el relato que da Juan de su visión? ¡Es una visión espléndida, magnífica! Pero ¿Cómo será la realidad? La mismísima majestad de Jehová debe animar a cualquiera de corazón agradecido a unirse a las cuatro criaturas vivientes y a los 24 ancianos en dar alabanza a Él, tanto en oración como por proclamar públicamente Su nombre. Este es el Dios verdadero para quien los cristianos tienen el privilegio de ser testigos hoy. (Isaías 43:10. ) Recuerde que la visión de Juan aplica al día del Señor, el tiempo en que vivimos. “Los siete espíritus” siempre están cerca para guiarnos y fortalecernos. (Gálatas 5:16-18. ) La Palabra de Dios está accesible hoy para ayudarnos a ser santos mientras servimos a un Dios santo. (1 Pedro 1:14-16. ) Ciertamente nos causa felicidad leer en voz alta las palabras de esta profecía. (Revelación 1:3.) ¡Qué incentivo nos dan para desplegar fidelidad a Jehová y no permitir que el mundo nos distraiga de modo que no cantemos activamente sus alabanzas! (1 Juan 2:15-17.)

Hasta ahora, Juan ha descrito lo que ve cuando se le invita a pasar por aquella puerta abierta en el cielo. Lo más sobresaliente es que informa que Jehová, en toda la magnificencia de Su majestad y dignidad, está sentado sobre Su trono celestial. Lo rodea la más poderosa de todas las organizaciones... Radiante en su esplendor y lealtad. El Tribunal divino está en sesión. (Daniel 7:9, 10, 18. ) Se ha preparado el escenario para que algo extraordinario suceda. ¿Qué es, y cómo nos afecta hoy? ¡Observemos a medida que la escena se desenvuelve!"

COPIADO










Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 20/01/2012
Una visión del Hijo del Hombre

9 Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

12 Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro,

13 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego;

15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

16 Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; cuando jesus habla cae juan , por que por que es Dios quien habla

18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. El que resucito
19 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.

20 El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 20/01/2012

CIMIENTOS QUE SOSTIENEN LA "ATALAYA"

Descubra sus falsos fundamentos en sus libros y revistas

Autor: Jose Fierro M.P.D. (Asociado)

Misioneros de la Palabra de Dios Catolico: Defiende tu Fe

Introduccion

Todo ser sensato que se introduce a un edificio para morar permanentemente en el, le conviene analizar los cimientos del mismo y la naturaleza de toda la construcción. Se dice por expertos en el tema, que "un edificio enfermo, puede dañar a sus moradores".

Partiendo de este enunciado, es excelente que todo TJ analice las cualidades de la "argamasa " utilizada en la construcción de la "Torre WT ", que según su literatura la denuncia contener estos elementos :

Sus Falsos cimientos

AMBIGUEDAD . - En una larga época en EUA se declararon ser religión, en cambio, simultáneamente en México únicamente "Sociedad Cultural", con el objeto de no pagar impuestos en el primer caso y retener sus propiedades en el segundo. Despertad 23 Dic. 1974, pag. 15 y Anuario 1995, pag. 232.

ANARQUISMO . - Identifican a todos los gobiernos del mundo como la "Bestia Salvaje del Apocalipsis", Razonamiento a partir de la Escritura, pag. 174.

APATRIDAS . - Niegan todo honor a la bandera, amor a la patria y reconocimiento de símbolos o himnos nacionales. Idem anterior, pag. 267, 268 y 269. No obstante se aceptan donaciones en monedas por la literatura WT, de todos los países, aunque éstas ostenten los mismos símbolos o figuras que aparecen en las banderas nacionales respectivas . NOTA. - Los israelitas (antiguos TJ según la WT) tenían su bandera. Num. 2,2, 2,18 (texto falseado en la NM:). Jesús amó su Patria y deseo protegerla Luc. 13,34

APOSTASIA . - La mayoría de los TJ han abandonado iglesias cristianas convirtiéndose en apóstatas del cristianismo.

ARRIANISMO . - Niegan la divinidad de Cristo, igual que el hereje Arrio.

BLASFEMIA . - Odio feroz a toda doctrina básica común a los cristianos, ejemplo la Sma. Trinidad, la que califican de invento de su personaje favorito Satanás. Libro Sea Dios Veraz, pag. 110. Escupen el rostro de Cristo ilustrándole rostros grotescos en forma subliminal y pezuña de macho cabrío en su pierna izquierda. Libro Ud. Puede vivir en el Paraiso... Pag. 17 y 189 respectivamente.

CAPITALISMO . - Por su origen norteamericano, fomentan el deseo de "tener muchas cosas materiales" Libro Ud. Puede vivir para siempre... Pag. 158. Al paraíso jehovista se le define frecuentemente en su literatura como "el nuevo sistema de cosas" y se le da matiz de vida estilo estadounidense (capitalista) hasta con mansiones paradisíacas estilo California,USA. , jamás con diseño árabe, iraqui, chino, esquimal, etc.

CONTROL MENTAL . - Todo TJ está totalmente dominada su mente por la cúpula de esta religión, desde la cuna hasta el sepulcro. Se le prohibe tener "pensamiento independiente". Atalaya 15 de Sept. 1989, pag. 23.

DESPOJO . - Sutilmente se fomenta que los adeptos donen a la institución, herencias, joyas, dinero de pensiones de retiro, ahorros, etc. Véase revistas de Dic. O Enero de cada año donde esto se propone, ya que en esta época del año es generalmente cuando las personas disponen de ahorros y aguinaldos anuales.

DIVISIONISMO . - Se pide apartarse de familiares y amigos no TJ, identificando a estos últimos, como instrumentos de Satanás. Libro Ud. Puede vivir para siempre... , pag. 24. (ver pregunta de estudio al pie de pag. Citada)

DUALIDAD . - Para fines proselitistas se permite y se alaba fingir hasta ser turista en países donde la obra está proscrita. Atalaya 1 de Feb. 1996,pag. 22 ¿Realizó algo parecido Pablo en sus viajes apostólicos en las provincias romanas para escapar de los agentes de Nerón o Pedro y demás apóstoles hicieron algo semejante para evadir el martirio por la causa del Evangelio?

ENEMISTAD . - Se fomenta el rechazo de brindar ayuda a toda organización o equipo de personas que sean ajenas a la WT. Libro " Verdadera Paz y Seguridad... ¿De que fuente? Pag. 129 y 130. , llámese la Cruz Roja, Asociaciones contra el cáncer, sida, etc."

ESCLAVISMO . - Los adeptos deben trabajar gratuitamente para engrandecer la organización. Ejemplo: restaurar hoteles que después serán utilizados para hospedajes en su agencia de viaje Betel Tours, construir gratuitamente salones del reino en tiempo record, con préstamos pagados por los adeptos, para posteriormente escriturar éstos a nombre la WT. Despertad 22 de Abril 1989, pag. 26. Dirección de Betel Tours 802 Veck Street V. San Angelo, Tx. USA 76903 Tel. 915/653-7612.

ESPECULACION . - La cúpula mundial de la WT para negar sus errores se los adjudica a sus dóciles adeptos. Ejem. Sobre la trillada " Promesa del Creador de establecer un mundo pacífico ANTES de la desaparición de la generación de 1914, anunciada repetitivamente en las revistas Despertad hasta 1994. Ahora determinan dogmáticamente que todo fue "una especulación de los adeptos, no enseñanza de sus líderes mundiales" Atalaya 1 de Nov. 1995, pag. 17/6. Siendo que esto se lo adjudicaron al mismo Cristo. Libro " Ud. Puede vivir para siempre en el Paraíso," pag. 154/8

ESPIRITISMO . - La "Biblia NM" en Jn. 1,1 y Mat. 27,52 así como las doctrinas referentes a Cristo y negación de la existencia del infierno son idénticas a las profesadas por el ex sacerdote católico Joahnnes Greber, después convencido espiritista. Consulte Atalaya 15 julio 1956, pag. 432, pag. 111, Atalaya Mayo 1976,pag. 288, Atalaya 1 sept. 1990, pag. 7, libro "Ayuda para entender la Biblia", pag. 11258, Atalaya (en inglés) 1 Abril 1983, pag. 31, folleto ¿Quién es el Verbo según Juan? Pag. 5, Libro "Asegúrense de todas las cosas, pag. 491, edición 1960, Atalaya 1 de marzo de 1963, pag. 138. Compare todo esto con los libros " La comunicación con el mundo de los espíritus de Dios y el Nuevo Testamento espiritista del Sr. Johannes Greber.

FRAUDE . - Falsifican la Biblia en infinidad de textos para que armonicen con las doctrinas anticristianas de la WT. Ejemplo: Jn. 1,1, Jn. 8,24, Jn. 8,58, Hech. 2,42, Col. 1,16, Tito, 2,13,etc.

GENOCIDIO . - Infinidad de muertes en muchos países entre sus adeptos por causa del conocido rechazo a transfusiones sanguíneas y en su época a los transplantes de órganos, práctica esta última autorizada " por nueva luz ". Mas información consulte en www.ayafin-tj.org/


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 20/01/2012

INQUISIDORES . - Se consideran los únicos cristianos verdaderos y canal único por el cual Jehová se comunica. A los demás cristianos los consideran falsos como mala hierba y les desean la destrucción por fuego y esto que se admiran de la inquisición. Atalaya 1 Feb. 84, pag. 13.

PRESUNTUOSOS . - Se auto proclaman como " personas inteligentes y entendedoras que estudian la Biblia ", siendo que en realidad lo que estudian en la práctica es la Atalaya. Libro: El Reino de los 1000 años de Dios se ha acercado... Pag. 330. La Biblia NM se edita en mucho menor número de idiomas que la Atalaya, indicativo que para esta religión, la Biblia solamente es un pretexto. En sus calendarios, editados por la WT se enfatiza que los fines de semana se " predique con las revistas", no se menciona para nada la Biblia.

IGNORANCIA . - Se induce a los adeptos a no elevar su nivel intelectual rechazando estudios académicos o universitarios. Entre más ignorante sea un TJ, mayor seguridad se tiene que no descubra el fraude espiritual de que es objeto. Despertad 22 Agosto 1969, pag. 15.

MENTIRA . - Innumerables enseñanzas de la Organización han probado ser falsas. Ejemplos: Armagedón o nuevo orden para los años 1874, 1914, 1915,1925, 1975, casa para patriarcas bíblicos resucitados en California,USA, no en Palestina donde murieron, engaño con lo relativo a la generación de 1914. Atalaya 2 de Nov. 1995,pag. 17/6 y 19/8. Libro los TJ Proclamadores del reino de Dios, pag. 76. Anuario 1975,pag. 146.

MASONERIA . - Simbología de esta índole presente en las ilustraciones WT. Imitación de términos masones en cronologías. Ejem. No decir EC (era cristiana), sino EC (era común). Marginan de esta manera la relación de Cristo con el tiempo al estilo masón. Mas información en www.ayafin-tj.org/

MATERIALISMO . - Conciben y ubican a su "dios Jehová" no como el Jehová de la Biblia, le ilustran con cuerpo y sentado en un trono material y han llegado hasta ubicarlo viviendo en un gran palacio en la constelación de las Pléyades. Libro Reconciliación pag. 14 y Apocalipsis se acerca su culminación, pag. 75.

PRO YANQUI . - A la ciudad celestial narrada en Apoc. Cap. 21 le dan subliminalmente el perfil de la ciudad de Nueva York. Véase ilustración donde de esta manera hasta se pueden identificar las "torres gemelas de triste historia, con Jehová sentado en su trono encima y a un lado el edificio de la ONU " ¿Cómo es posible que este local sede de lo que considera la WT la Bestia Salvaje quede en pié en el nuevo orden?. Verifique lo anterior en ilustración en libro "Apocalipsis se acerca su magnifica culminación, pag. 302. Consulte respecto a los vínculos ONU Y WT en página www.ayafin-tj.org/

MERCANTILISMO . - Inducir a sus adeptos a la mercadería de la literatura de la secta, fomentando que en las familias TJ se adquiera un ejemplar de la misma revista para cada miembro de ella, aun incluyendo niños de 2 años en delante aunque no sepan leer. Atalaya 1 de Dic. 1989, (contraportada). Revistas que después se vuelven ofrecer al adepto encuadernadas anualmente.

MILENARISMO . - Doctrina literalmente aceptada por el jehovismo.

NESTORIANISMO . - Al igual que el hereje Nestorio, niegan que la Virgen María sea Madre de Dios, máxime que desde el principio niegan la Divinidad de Cristo.

OCULTISMO . - Simbología de este tipo presente en la literatura WT. Véase amuletos que sustrae el ladrón ilustrado en pag. 19 libro " Ud. Puede vivir en el paraíso... Consulte www.ayafin-tj.org/

POLITEISMO . - Predican la existencia de dos dioses, uno Mayor llamado Jehová y otro dios menor, Cristo.

PAGANISMO . - Carlos T. Rusell fundador de los TJ afirmó en sus libros que la pirámide de Egipto era de origen divino, creyendo que para los cristianos era una almacén de verdades. Vea Estudio de las Escrituras, pag. 312, The Kingdom Come pag. 342 y los TJ proclamadores del reino... Pag. 201, inclusive, aún se conserva sobre su tumba una pirámide y esculpida en ella el símbolo de la cruz (para el TJ paganismo) en contraste con la leyenda que también allí se muestra, de que el Sr. Rusell fue el "Mensajero de la Iglesia de Ladoicea"! Qué extraño, el cuerpo de un ángel en una tumba neoyorquina bajo signos paganos!

RACISMO Y SEGREGACION ESPIRITUAL . - Se dividen los adeptos en dos grupos antagónicos eternamente: Celestiales y Terrenales. Los primeros son los únicos que tienen por Mediador a Cristo (Libro Ayuda para entender la Biblia, pag. 1102) y los segundos solamente llegan a la categoría de "nietos" de Dios Jehová Libro "Sea Dios Veraz, pag. 161". Los niños también son excluidos del "cielo jehovista" Libro Ud. Puede vivir... Pag. 124/3, en oposición al deseo de Jesús en Mat. 19,3.

SECTARISMO . - La religión TJ tiene las características de secta destructiva. Todos los tratados de sociólogos y expertos en el tema la incluyen bajo este rango en su listado.

SOBORNO . - La WT fomentó adquirir por este medio cartillas y documentos militares a sus adeptos mexicanos. Véase información libro "Crisis de Conciencia" por el Sr. Raymond Franz ex miembro del Cuerpo Gobernante Mundial de los TJ.

OCULTAMIENTO . - Se acusa al sistema WT de encubrir muchísimos casos de ataques sexuales para que éstos no sean conocidos de las autoridades civiles y castigados. Más información en www.ayafin-tj.org

ORIGEN BASTARDO . - Se dicen ser sus orígenes desde el Justo Abel y resulta que no tienen historial alguno de su supuesto vínculo con Jesús y sus Apóstoles, ni siquiera a nivel de Cuerpo Gobernante. Libro " El Reino de los mil años de Dios... Pag. 345, en cambio si están muy enterados de católicos existentes en el remoto siglo III como Cipriano de Cártago. Mismo libro, pag. 379, lo que desmiente lo que afirmaban en el libro Sea Dios Veraz, pag. 48/14 de que la Iglesia Católica tuvo su principio en el siglo IV ¿Cómo pueden existir católicos como Cipriano de Cártago en el siglo III, (ver pregunta de estudio en el libro del Reino de los mil años, pag. 379), si el catolicismo principia hasta el siglo IV. ¿Cómo puede la WT tener más claros registros de los católicos "babilónicos" y de los TJ de esa época no? La respuesta obvia es que los TJ no existen hasta Carlos T. Rusell. Buscar TJ en épocas anteriores a Charles Rusell, es como buscar la marca de un televisor en la edad media.

DESPUES DE CONSIDERAR ESTA EXPOSICION, PREGUNTEMONOS ¿SERA EXCELENTE VIVIR FISICA O PSICOLOGICAMENTE BAJO EL COBIJO DE ESTE EDIFICIO?

SI JEHOVA NO CONSTRUYE LA CASA EN VANO TRABAJAN LOS QUE LA EDIFICAN. SALMO 127,1.


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 21/01/2012

" ¿QUIÉN ES DIGNO DE ABRIR EL ROLLO"? (15)

" ¡SUBLIME! ¡INSPIRADORA DE REVERENCIA! Así se puede describir la electrizante visión del trono de Jehová en su escenario que incluye las lámparas de fuego, los querubines, los 24 ancianos y el mar vítreo. Pero ¿Qué ves después, Juan? Juan enfoca la atención en el mismo centro de esta escena celestial, y nos dice: “Y vi en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un rollo escrito por dentro y por el reverso, fuertemente sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que proclamaba con voz fuerte: ‘ ¿Quién es digno de abrir el rollo y desatar sus sellos? ’. Pero ni en el cielo ni sobre la tierra ni debajo de la tierra había siquiera uno que pudiera abrir el rollo o mirar en él. Y me puse a llorar muchísimo porque no se hallaba a nadie digno de abrir el rollo ni mirar en él”. (Revelación 5:1-4.)

Jehová mismo, el Señor Soberano de toda la creación, extiende el rollo en la mano. Tiene que estar lleno de información vital, porque está escrito por el frente y por detrás. Esto despierta nuestra curiosidad. ¿Qué contiene el rollo? Recordamos la invitación que Jehová le hizo a Juan: “Sube acá, y te mostraré las cosas que tienen que suceder”. (Revelación 4:1. ) Difícilmente podemos contener el deseo de saber cuáles son esas cosas. Pero ¡Ay!, ¡El rollo está bien cerrado, sellado con siete sellos!

¿Hallará el ángel fuerte a alguien que sea digno de abrir el rollo? Según la Versión Bover-Cantera, el rollo está “sobre la diestra” de Jehová. Esto da a entender que él lo ofrece sobre la mano abierta. Pero parece que nadie en el cielo ni en la Tierra es digno de aceptar ni abrir ese rollo. Ni siquiera debajo de la tierra, entre los siervos fieles de Dios que han muerto, hay quien califique para este elevado honor. ¡No es raro que Juan, obviamente, se perturbe! Puede ser que, después de todo, no aprenda “las cosas que tienen que suceder”. En nuestros días, también, el pueblo ungido de Dios ha esperado ansiosamente que Jehová envíe su luz y su verdad sobre Revelación. Él haría esto progresivamente al tiempo señalado en que hubiera de cumplirse la profecía, para dirigir a su pueblo en el camino de una “magnífica salvación”. (Salmo 43:3, 5.)

EL QUE ES DIGNO

Sí, ¡Hay alguien que puede abrir el rollo! Juan dice: “Pero uno de los ancianos me dice: ‘Deja de llorar. ¡Mira! El León que es de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el rollo y sus siete sellos’”. (Revelación 5:5.) Por eso, Juan, ¡Limpia esas lágrimas! La clase Juan y sus compañeros leales de hoy también han aguantado decenios de pruebas difíciles mientras con paciencia han esperado iluminación. ¡Qué consoladora recompensa tenemos ahora al entender la visión, y qué privilegio participar en su cumplimiento mediante proclamar su mensaje a otros!

Ah, ¡“el León que es de la tribu de Judá”! Juan está al tanto de la profecía que Jacob, antepasado de la raza judía, pronunció acerca de su cuarto hijo, Judá: “Cachorro de león es Judá. De la presa, hijo mío, ciertamente subirás. Se inclinó, se estiró como león y, como león, ¿Quién se atreve a hacer que se levante? El cetro no se apartará de Judá, ni el bastón de comandante de entre sus pies, hasta que venga Siló; y a él pertenecerá la obediencia de los pueblos”. (Génesis 49:9, 10. ) La línea real del pueblo de Dios vino de Judá. Empezando con David, todos los reyes que gobernaron en Jerusalén hasta que los babilonios destruyeron aquella ciudad fueron descendientes de Judá. Pero ninguno de ellos fue el Siló profetizado por Jacob. Siló significa “Aquel de Quien Es [el Derecho]”. Este nombre señalaba proféticamente a Jesús, a quien pertenece permanentemente ahora el Reino davídico. (Ezequiel 21:25-27; Lucas 1:32, 33; Revelación 19:16.)

Juan reconoce enseguida la referencia a “la raíz de David”. Al Mesías prometido se le llama proféticamente tanto “una ramita del tocón de Jesé [el padre del rey David] [... ] un brote” como “la raíz de Jesé que estará de pie como señal enhiesta para los pueblos”. (Isaías 11:1, 10. ) Jesús fue una ramita de Jesé, pues nació en la línea real de David, hijo de Jesé. Además, como raíz de Jesé, fue él quien hizo que la dinastía davídica brotara de nuevo, y le dio vida y sustento para siempre. (2 Samuel 7:16.)

Principalmente es Jesús quien, como humano perfecto, sirvió a Jehová en integridad y bajo pruebas terribles. Suministró la respuesta completa al desafío de Satanás. (Proverbios 27:11. ) Por eso, la noche antes de morir como sacrificio pudo decir: “Yo he vencido al mundo”. (Juan 16:33. ) Por eso Jehová confió a Jesús resucitado “toda autoridad [... ] en el cielo y sobre la tierra”. De todos los siervos de Dios, solamente él califica para recibir el rollo, con la mira de dar a conocer su importantísimo mensaje. (Mateo 28:18.)

Ciertamente es apropiado que Jesús abra el rollo. Desde 1914 ha estado en su trono como Rey del Reino Mesiánico de Dios, y ese rollo revela mucha información acerca del Reino y de lo que logrará. Jesús dio testimonio fiel sobre la verdad del Reino mientras estuvo aquí en la Tierra. (Juan 18:36, 37. ) Enseñó a sus seguidores a orar por la venida del Reino. (Mateo 6:9, 10. ) Inició la predicación de las buenas nuevas del Reino al principio de la era cristiana y profetizó que esa predicación culminaría durante el tiempo del fin. (Mateo 4:23; Marcos 13:10. ) También es apropiado que uno de los 24 ancianos le revele a Juan que Jesús es el que puede abrir los sellos. ¿Por qué? Porque estos ancianos ocupan tronos y llevan coronas, por ser coherederos de Cristo en su Reino. (Romanos 8:17; Revelación 4:4.)

' EL CORDERO QUE FUE DEGOLLADO '

Juan dirige la mirada a este “León que es de la tribu de Judá”. Pero ¡Qué sorprendente! Una figura simbólica completamente diferente aparece: “Y vi de pie en medio del trono y de las cuatro criaturas vivientes, y en medio de los ancianos, un cordero como si hubiera sido degollado, que tenía siete cuernos y siete ojos, los cuales ojos significan los siete espíritus de Dios que han sido enviados por toda la tierra”. (Revelación 5:6.)

En el mismo centro, al lado del trono, dentro de los círculos formados por las cuatro criaturas vivientes y los 24 ancianos, ¡Hay un cordero! Sin duda, Juan identifica sin dilación a este cordero con “el León que es de la tribu de Judá” y “la raíz de David”. Sabe que, más de 60 años antes, ¡Juan el Bautizante, hablando a unos judíos a su alrededor, presentó a Jesús como “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”! (Juan 1:29. ) Durante toda su vida en la Tierra Jesús permaneció sin contaminación del mundo —como un cordero sin mancha— para poder ofrecer su vida intachable como sacrificio por la humanidad. (1 Corintios 5:7; Hebreos 7:26.)

¿Es acaso degradante o le resta dignidad al glorificado Jesús el que se le represente por “un cordero como si hubiera sido degollado”? ¡De ninguna manera! El que Jesús se mantuviera fiel hasta la muerte fue una mayúscula derrota para Satanás y un gran triunfo para Jehová Dios. El representar a Jesús de este modo pinta vívidamente que él venció al mundo de Satanás y hace recordar el amor profundo que Jehová y Jesús le tienen a la humanidad. (Juan 3:16; 15:13; compárese con Colosenses 2:15. ) Así se señala a Jesús como la Descendencia prometida, uno que está sobresalientemente capacitado para abrir el rollo. (Génesis 3:15.)

¿Qué otra información aumenta nuestro aprecio de este “cordero”? Tiene siete cuernos. En la Biblia, con frecuencia los cuernos son símbolo de poder o autoridad, y siete indicaría condición de completo. (Compárese con 1 Samuel 2:1, 10; Salmo 112:9; 148:14. ) Por lo tanto, los siete cuernos del Cordero representan la plenitud de poder que Jehová ha confiado a Jesús. Él está “muy por encima de todo gobierno y autoridad y poder y señorío, y de todo nombre que se nombra, no solo en este sistema de cosas, sino también en el que ha de venir”. (Efesios 1:20-23; 1 Pedro 3:22. ) Particularmente Jesús ha ejercido poder —poder gubernamental— desde 1914, cuando Jehová lo entronizó como Rey celestial. (Salmo 2:6.)


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 21/01/2012

PERDÓN, SIGUE......./......

Además, Jesús está completamente lleno de espíritu santo, como se representa por los siete ojos del Cordero, que “significan los siete espíritus de Dios”. Jesús es un conducto por el cual la plenitud de la fuerza activa de Jehová fluye a Sus siervos terrestres. (Tito 3:6. ) Está claro que es por este mismo espíritu como él ve desde el cielo lo que sucede aquí en la Tierra. Como su Padre, Jesús tiene discernimiento perfecto. Está al tanto de todo lo que sucede. (Compárese con Salmo 11:4; Zacarías 4:10. ) Es obvio que este Hijo —el que se mantuvo íntegro y venció al mundo, el León de la tribu de Judá, la raíz de David, el que ofreció su vida por la humanidad, el que tiene autoridad completa, plenitud de espíritu santo y discernimiento perfecto procedente de Jehová Dios— sí, Este es sobresalientemente digno de tomar el rollo de la mano de Jehová. ¿Vacila él en aceptar esta comisión de servicio en la excelsa organización de Jehová? ¡No! Más bien, “él fue y en seguida lo tomó [el rollo] de la mano derecha del que estaba sentado en el trono”. (Revelación 5:7.) ¡Qué excelente ejemplo de estar dispuesto a obedecer!

CANCIÓN DE ALABANZA

¿Cómo reaccionan los demás que están delante del trono de Jehová? “Y cuando tomó el rollo, las cuatro criaturas vivientes y los veinticuatro ancianos cayeron delante del Cordero, cada uno teniendo un arpa y tazones de oro que estaban llenos de incienso, y el incienso significa las oraciones de los santos. ” (Revelación 5:8.) Como las cuatro criaturas vivientes querúbicas delante del trono de Dios, los 24 ancianos se inclinan delante de Jesús en reconocimiento de su autoridad. Pero estos ancianos son los únicos que tienen arpas y tazones de incienso. Y solo ellos cantan ahora una canción nueva. (Revelación 5:9. ) Así, se parecen a los 144. 000 del santo “Israel de Dios”, quienes también tienen arpas y cantan una canción nueva. (Gálatas 6:16; Colosenses 1:12; Revelación 7:3-8; 14:1-4. ) Además, se muestra que los 24 ancianos cumplen una función sacerdotal, celestial, que fue representada por la de los sacerdotes del antiguo Israel que quemaban incienso a Jehová en el tabernáculo... Función aquella que terminó en la Tierra cuando Dios quitó la Ley de Moisés, clavándola al madero de tormento de Jesús. (Colosenses 2:14.) ¿A qué conclusión llegamos al considerar todo esto? A la conclusión de que aquí se ve a los vencedores ungidos en su asignación más encumbrada de ‘sacerdotes de Dios y del Cristo, que reinarán con él por los mil años’. (Revelación 20:6.)

En el Israel antiguo, solamente el sumo sacerdote podía entrar en el Santísimo ante la presencia simbólica de Jehová. Para él, el llevar consigo incienso era asunto de vida o muerte. La ley de Jehová decía: “[Aarón] tiene que tomar el braserillo lleno de brasas ardientes de fuego de sobre el altar delante de Jehová, y los huecos de ambas manos llenos de incienso fino perfumado, y tiene que traerlos al interior de la cortina. También tiene que poner el incienso sobre el fuego delante de Jehová, y la nube del incienso tiene que extenderse sobre la cubierta del Arca, que está sobre el Testimonio, para que él no muera”. (Levítico 16:12, 13. ) La entrada con éxito del sumo sacerdote en el Santísimo era imposible a menos que quemara incienso.

En el sistema de cosas cristiano no es solo el Sumo Sacerdote antitípico, Jesucristo, quien entra en el Santísimo antitípico, el lugar de la presencia de Jehová en el cielo; con el tiempo, también cada uno de los 144. 000 subsacerdotes entra allí. (Hebreos 10:19-23. ) La entrada en este Santísimo es imposible para estos sacerdotes —representados aquí por los 24 ancianos— a menos que ‘quemen incienso’, es decir, que ofrezcan constantemente oraciones y súplicas a Jehová. (Hebreos 5:7; Judas 20, 21; compárese con Salmo 141:2.)

UNA CANCIÓN NUEVA

Ahora se oye el sonido de una melodiosa canción. La cantan al Cordero sus asociados sacerdotales, los 24 ancianos: “Y cantan una canción nueva, y dicen: ‘Eres digno de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación’”. (Revelación 5:9.) La expresión “canción nueva” aparece varias veces en la Biblia y por lo general se refiere a alabar a Jehová por algún acto poderoso de liberación. (Salmo 96:1; 98:1; 144:9. ) Así, la canción es nueva porque el que la canta puede ahora proclamar otras obras maravillosas de Jehová y reanudar la expresión de aprecio por Su glorioso nombre.

Sin embargo, aquí los 24 ancianos cantan una canción nueva delante de Jesús, más bien que delante de Jehová. Pero el principio es el mismo. Alaban a Jesús por las cosas nuevas que como Hijo de Dios él ha hecho por ellos. Mediante su sangre, él fue el Mediador del nuevo pacto y así hizo posible el nacimiento de una nueva nación como posesión especial de Jehová. (Romanos 2:28, 29; 1 Corintios 11:25; Hebreos 7:18-25. ) Los miembros de esta nueva nación espiritual vinieron de muchas naciones carnales, pero Jesús los unió en una sola congregación como una sola nación. (Isaías 26:2; 1 Pedro 2:9, 10.)

Cuando Jehová hizo de los israelitas una nación allá en los días de Moisés, hizo un pacto con ellos y prometió que si permanecían fieles a aquel pacto llegarían a ser un reino de sacerdotes delante de él. (Éxodo 19:5, 6. ) Los israelitas no fueron fieles y la promesa nunca se realizó en ellos. Por otra parte, la nueva nación, formada en virtud del nuevo pacto que tuvo como Mediador a Jesús, ha permanecido fiel. Por lo tanto, sus miembros llegan a reinar sobre la Tierra y también a servir como sacerdotes, ayudando a los fieles de la humanidad a reconciliarse con Jehová. (Colosenses 1:20. ) Es tal como lo expresa la canción nueva: “E hiciste que fueran un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y han de reinar sobre la tierra”. (Revelación 5:10.) ¡Cómo se regocijan esos 24 ancianos al cantar esta canción nueva de alabanza al glorificado Jesús!

CORO CELESTIAL

¿Cómo responden otros de la vasta hueste celestial de la organización de Jehová a esta canción nueva? Juan se emociona al observar su genuina armonía: “Y vi, y la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de las criaturas vivientes y de los ancianos —y el número de ellos era miríadas de miríadas y millares de millares—, que decían con voz fuerte: ‘El Cordero que fue degollado es digno de recibir el poder y riquezas y sabiduría y fuerza y honra y gloria y bendición’”. (Revelación 5:11, 12.) ¡Qué impresionante canción de alabanza!

¿Significa esto que ahora Jesús de algún modo ha reemplazado a Jehová Dios y que toda la creación se ha puesto a alabarlo a él en vez de a su Padre? ¡Lejos de ello! Más bien, esta canción de alabanza armoniza con esto que escribió el apóstol Pablo: “Dios lo ensalzó [a Jesús] a un puesto superior y bondadosamente le dio el nombre que está por encima de todo otro nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en el cielo y de los que están sobre la tierra y de los que están debajo del suelo, y reconozca abiertamente toda lengua que Jesucristo es Señor, para la gloria de Dios el Padre”. (Filipenses 2:9-11. ) Aquí se ensalza a Jesús por la parte que desempeñó en resolver la cuestión principal ante todo lo creado: la vindicación del buen regir de Jehová como soberano. Sí, ¡Qué gloria en verdad ha traído esto a su Padre!

UN HIMNO CRECIENTE

En la escena que Juan describe, las huestes del cielo aclaman melodiosamente a Jesús en reconocimiento de su fidelidad y de su autoridad celestial. Se les unen en esto voces de la región terrestre, que también participan en alabar tanto al Padre como al Hijo. Tal como los logros de un hijo humano pueden redundar en gran honra para sus padres, así el proceder de lealtad de Jesús redunda, entre toda la creación, “para la gloria de Dios el Padre”. Así, Juan pasa a informar: “Y a toda criatura que está en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, decir: ‘Al que está sentado en el trono y al Cordero sean la bendición y la honra y la gloria y la potencia para siempre jamás’”. (Revelación 5:13.)

¿Cuándo se oye el sonido de este magnífico himno? Empezó temprano en el día del Señor. Después que Satanás y sus demonios fueron echados de los cielos, “toda criatura que está en el cielo” podía unir su voz a esta canción de alabanza. Y, como lo muestra la historia, desde 1919 más y más personas en la Tierra han unido sus voces en alabanza a Jehová, y esto ha aumentado desde unos cuantos miles hasta mucho más de seis millones de personas para el año 2005. Después que haya sido destruido el sistema terrestre de Satanás, “toda criatura [... ] en la tierra” cantará las alabanzas de Jehová y de su Hijo. Al propio tiempo debido de Jehová comenzará la resurrección de los miles de millones de muertos, y entonces “toda criatura [... ] debajo de la tierra” que está en la memoria de Dios tendrá la oportunidad de unir su voz al himno.

Ya, ‘desde la extremidad de la tierra, el mar y las islas’, millones de humanos cantan “una canción nueva” en asociación con la organización de alcance mundial de Jehová. (Isaías 42:10; Salmo 150:1-6. ) Esta gozosa alabanza alcanzará el punto máximo al fin del Milenio, cuando la humanidad haya sido elevada a la perfección. Aquella Serpiente antigua, el archiengañador, Satanás mismo, entonces será destruido en cumplimiento completo de Génesis 3:15, y en una culminación triunfal de la situación, toda la creación viviente, espiritual y humana, cantará en unión: “Al que está sentado en el trono y al Cordero sean la bendición y la honra y la gloria y la potencia para siempre jamás”. No habrá voz de disensión en todo el universo.

¡Qué gozoso será ese tiempo! Ciertamente lo que Juan describe aquí nos llena de felicidad el corazón y nos estimula a cantar con las huestes celestiales alabanzas sinceras a Jehová Dios y a Jesucristo. ¿No estamos más resueltos que nunca a perseverar en las obras correctas? Si hacemos eso, podemos esperar que, con la ayuda de Jehová, estaremos allí individualmente en la feliz culminación, uniendo nuestras voces a ese coro universal de alabanza. De seguro las cuatro criaturas vivientes querúbicas y los cristianos ungidos resucitados están en plena armonía, pues la visión termina con las palabras: “Y las cuatro criaturas vivientes se pusieron a decir: ‘ ¡Amén! ’, y los ancianos cayeron y adoraron”. (Revelación 5:14.)

Ejerza usted fe, estimado lector, en el sacrificio del Cordero —el “digno”— y que sea bendecido en sus humildes esfuerzos por adorar y servir a Jehová... ‘que está sentado sobre el trono’. Deje que la clase Juan le ayude hoy mientras suministra la necesaria “medida de víveres [espirituales] a su debido tiempo”. (Lucas 12:42. ) Pero ¡Mire! El Cordero está por abrir los siete sellos. ¿Qué emocionantes revelaciones nos esperan?

NOTAS

Gramaticalmente, la expresión “cada uno teniendo un arpa y tazones de oro que estaban llenos de incienso” pudiera referirse tanto a los ancianos como a las cuatro criaturas vivientes. Sin embargo, el contexto muestra claramente que la expresión se refiere solo a los 24 ancianos.


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 21/01/2012

SATANÁS, UN DESPIADADO ENEMIGO Y INSOLENTE APÓSTATA

Las Escrituras Griegas Cristianas aportan mucha información sobre el Diablo y su rebelión. Por ejemplo, en el libro de Revelación leemos que Jehová vindicará su derecho a ser Soberano y que su mayor enemigo será destruido para siempre. También en las Escrituras Hebreas encontramos algunos detalles relacionados con el vergonzoso desafío de Satanás y sus intentos por engañar a la humanidad. El libro de Job, por ejemplo, nos dice que cuando el Diablo asistió a las dos reuniones que se efectuaron en el cielo, no lo hizo con el fin de alabar a Jehová. Sus intenciones eran siniestras. Acusó con malicia a Job y, después de recibir autorización para someterlo a prueba, “salió de ante la persona de Jehová” (Job 1:12; 2:7).

Como vemos, el libro de Job muestra que Satanás es el despiadado enemigo del ser humano. Entre la reunión que se menciona en Job 1:6 y la que se menciona en Job 2:1 pasó una cantidad indeterminada de tiempo, durante el cual Job sufrió muchísimo. Pero gracias a la fidelidad del patriarca, Jehová pudo decirle lo siguiente al Diablo: “[Job] todavía está reteniendo firmemente su integridad, aunque tú me incitas contra él para que me lo trague sin causa”. Satanás se negó a reconocer su equivocación; más bien, exigió que se sometiera a Job a otra prueba severa. Atacó a Job cuando este era rico y cuando quedó en la miseria, con lo que dejó claro que no siente la menor compasión por los necesitados ni por las personas que sufren calamidades. En realidad, detesta a todos los que son leales a Dios (Job 2:3-5). Pese a sus muchos sufrimientos, Job fue fiel y demostró que el Diablo es un mentiroso.

Satanás fue el primer apóstata de la historia. Los apóstatas de la actualidad se parecen mucho a él. Su espíritu crítico hacia los miembros de la congregación, los superintendentes o el Cuerpo Gobernante los ha llenado de VENENO. Algunos de ellos se niegan a usar el nombre de Dios, Jehová, y no están interesados en aprender de él ni en servirle. Como su PADRE , SATANÁS , LOS APÓSTATAS ATACAN a los siervos leales de Dios, (Juan 8:44). Esa es precisamente la razón por la que evitamos todo contacto con ellos (2 Juan 10, 11). Escuadriñe las Escrituras, pida en oración que se le de el espiritu santo de Dios , para comprender la Palabra de Dios, pero...... ¿Alimentarse de los escritos de apóstatas? Use sus energias para conocer a Jehova y su HIjo (Juan 17: 3) y para santificar el nombre de Jehová. Pero.... Cada cual el libre de hacer lo que desee, eso, sí sin olvidar que un día no muy lejano. , se cumplirá Mateo 7: 22 , 23 "Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿No profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre ejecutamos muchas obras poderosas? ’. Y sin embargo, entonces les confesaré: ¡Nunca los conocí! Apártense de mí, obradores del desafuero."

Jesús dijo: “Por sus frutos los reconocerán”. (Mateo 7:16. ) Pues bien, ¿Cuáles son los frutos de los apóstatas y de sus publicaciones? Cuatro cosas caracterizan su propaganda: 1) astucia; Efesios 4:14 dice que son “[astutos] en tramar el error”; 2) inteligencia con arrogancia; 3) falta de amor, y 4) diversas formas de falta de honradez. Estos son precisamente los ingredientes del alimento que se sirve sobre la mesa de los demonios, y su objetivo es socavar la fe del pueblo de Jehová.

Es curioso, al menos para mí : Algunos de los que han dejado de ser testigos de Jehová, se hacen apóstatas, ellos mismos no se edifican ni edifican a otros en la fe ni los ayudan a cultivar los frutos del espíritu, sino que, según parece, hacen lo contrario, es decir, intentan perjudicar la Causa que en un tiempo defendieron, y, con más o menos escándalo, se hunden gradualmente en el olvido, perjudicándose a sí mismos y dañando a otros que también manifiestan un espíritu contencioso. En vez de decir con la actitud valerosa del mundo: ‘Adiós, he encontrado algo que prefiero’, estas personas muestran cólera, malicia, odio, contiendas, ‘obras de la carne y del diablo’, a un grado que jamás había visto en la gente mundana. Parece que se les ha inoculado locura, rabia satánica. Algunos de ellos nos hieren y luego dicen que nosotros los herimos a ellos. Están prestos para decir y escribir despreciables falsedades y rebajarse hasta el grado de obrar con vileza”. Algunos se han dedicado incluso a vivir ( o se ganan la vida ) a cuenta de presentar sus libros con palabras melosas, y fingidas es decir... Mentiras en contra los que en el pasado consideraron sus hermanos.( Romanos 16:17, 18; 2 Pedro 2:3.). Algunos se dedican a dar charlas en iglesias de la cristiandad. ¿No es eso lo que se esperaría de la mesa de los demonios? Y aunque los apóstatas quizás presenten también algunos hechos, por lo general son sacados de su contexto con el propósito de apartar a otros de la mesa de Jehová. Todos sus escritos simplemente critican y derrumban. No hay nada edificante.

¿De donde nos alimentaremos? De la Palabra de Dios , Las Santas Escrituras. ¿O de la literatua de los apóstatas?.




Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 22/01/2012

QUE HIZO SATANAS,,, segun la biblia el quiso ser exaltado como Dios,,,busco su propia gloria y alabanza ,codicio el trono de Dios para ser adorado,, mas Dios jamas compartira con ningun angel su trono ni su gloria,, ya que solo Dios el esunico de recibir la gloria la alabanza y la adoracion y el unico digno de estar en su oficina ( trono),,, por mucho tiempo este relato que sucedio en los cielos , se ha sabido por millones de siervos de el Dios Altisimo,,.. Mas satanaz,, por coraje y en su sed de venganza en estos tiempos postreros,, invento otra de sus mentiras,,,, AMIGOS LECTORES ESCUCHEN LA MENTIRA QUE SATANAZ HA CREADO, ,, resulta que ahora el invento que un arcangel llamado MIguel vencio a la muerte y resucito al tercer dia, y subio a los cielos , para estar en el trono de Dios y no solo eso sino que se le dio gloria divina,, cosa que jamas Dios hara ya que Dios en su soberania nunca permitira,, Isaias 42, 8,, Yo soy YAWEH JAH JEHOVA. Este es mi nombre y a otro no dare mi gloria,, a nigun dios, a ningun angel ni mi alabanza a esculturas,, ahora usted cree que un arcangel subio al trono de Dios y gobierna desde alli, y es declarado Señor ( soberano amo Rey Dios admirable Padre eterno ),, pues esta herejia ha sido absorbida por los testigos de Jehova, y proviene de un cuartel donde el Padre de mentiras gobierna,, esta clase de basura es proclamada por los Testigos de Jehova,, esta doctrina para ellos su base doctrinal,,,,, mas les dire otra version,, el verbo que estaba con Dios y era Dios,, se hace carne y habita entre nosotros,, un judio llamado Jesus,, Pablo describe que grande es este misterio..

i timoteo 3

El misterio de la piedad

14 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte,

15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
Dios fue manifestado en carne,
Justificado en el Espíritu,
Visto de los ángeles,
Predicado a los gentiles,
Creído en el mundo,
Recibido arriba en gloria.

el verbo rsucita entre los muerttos y sube una ves mas a su trono y su nombre es exaltado,, y se sienta en las alturas una ves mas , para recibir la gloria la honra y la alabanza,, Dios Hijo vuelve a la misma gloria que tenia con El Padre antes de que el mundo fuese, y es glorificado,,

Juan 17Jesús ora por sus discípulos

1 Después de decir estas cosas, Jesús miró al cielo y dijo: "Padre, la hora ha llegado: glorifica [ a ] a tu Hijo, para que también él te glorifique a ti. 2 Pues tú has dado a tu Hijo autoridad sobre todo hombre, para dar vida eterna a todos los que le diste. 3 Y la vida eterna consiste en que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste. [ b ]

4 "Yo te he glorificado aquí en el mundo, pues he terminado la obra que tú me confiaste. 5 Ahora, pues, Padre, dame en tu presencia la misma gloria que yo tenía contigo desde antes que existiera el mundo. [ c ]

6 "A los que escogiste del mundo para dármelos, les he hecho saber quién eres. Eran tuyos, y tú me los diste, y han hecho caso de tu palabra. 7 Ahora saben que todo lo que me diste viene de ti; 8 pues les he dado el mensaje que me diste, y ellos lo han aceptado. Se han dado cuenta de que en verdad he venido de ti, y han creído que tú me enviaste.


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 22/01/2012

¡CUATRO JINETES AL GALOPE! ( 16)

VISIÓN 3ª : REVELACIÓN 6: 1 - 17


EN ESTE día de crisis, ¿Verdad que estamos muy interesados en “las cosas que tienen que suceder dentro de poco”? ¡Sí, porque nos afectan! Por eso, acompañemos ahora a Juan mientras Jesús pasa a abrir aquel rollo que nos interesa. Un dato notable es que Juan no tiene que leerlo. ¿Por qué no? Porque su contenido se le comunica “en señales” por una serie de escenas dinámicas, llenas de acción. (Revelación 1:1, 10.)

Escuche a Juan mientras Jesús abre el primer sello del rollo: “Y vi cuando el Cordero abrió uno de los siete sellos, y a una de las cuatro criaturas vivientes decir con voz como de trueno: ‘ ¡Ven! ’”. (Revelación 6:1.) Esta es la voz del primer querubín. Su apariencia como de león le indicaría a Juan que la organización de Jehová será valerosa al ejecutar Sus justas decisiones. ¿Y a quién se dirige ese mandato? No pudiera ser a Juan, porque a él ya se le ha invitado a participar en estas escenas proféticas. (Revelación 4:1. ) Esa “voz como de trueno” es una llamada a otros participantes en el primer episodio de una extraordinaria serie de cuatro.
EL CABALLO BLANCO Y SU ILUSTRE JINETE SALE A VENCER


¡Juan —y con él la celosa clase Juan con sus compañeros de hoy día— tiene el privilegio de ver un drama de acción rápida! Juan dice: “Y vi, y, ¡Miren!, un caballo blanco; y el que iba sentado sobre él tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo y para completar su victoria”. (Revelación 6:2.) Sí; en respuesta a aquel atronador: “ ¡Ven! ”, un caballo blanco irrumpe en el escenario. En la Biblia el caballo suele simbolizar guerra. (Salmo 20:7; Proverbios 21:31; Isaías 31:1. ) Este caballo, probablemente un hermoso corcel, brilla con una blancura que indica santidad sin mancha. (Compárese con Revelación 1:14; 4:4; 7:9; 20:11.) ¡Cuán apropiado es esto, porque representa guerra que es limpia y justa ante los ojos santos de Jehová! (Véase también Revelación 19:11, 14.)

¿Quién es el Jinete de este caballo? Tiene un arco, un arma ofensiva de guerra, pero también recibe una corona. Los únicos justos a quienes se ve llevando coronas durante el día del Señor son Jesús y la clase representada por los 24 ancianos. (Daniel 7:13, 14, 27; Lucas 1:31-33; Revelación 4:4, 10; 14:14. ) No parece probable que se presentara a un miembro del grupo de los 24 ancianos recibiendo una corona por mérito propio. Por eso, este jinete que cabalga sin compañía tiene que ser Jesucristo, y nadie más. Juan lo ve en el cielo en el momento histórico de 1914 en que Jehová declara: “Yo, sí, yo, he instalado a mi rey”, y le dice que esto se hace para ‘darle naciones por herencia’. (Salmo 2:6-8. ) Como se ve, al abrir el primer sello Jesús revela que él mismo, como Rey recién coronado, se pone en marcha para guerrear al tiempo señalado de Dios. SALE A VENCER

Esta escena armoniza hermosamente con Salmo 45:4-7, que está dirigido al Rey entronizado por Jehová: “Y en tu esplendor sigue adelante al éxito; cabalga en la causa de la verdad y la humildad y la justicia, y tu diestra te instruirá en cosas inspiradoras de temor. Tus flechas son agudas —debajo de ti siguen cayendo pueblos— en el corazón de los enemigos del rey. Dios es tu trono hasta tiempo indefinido, aun para siempre; el cetro de tu gobernación real es un cetro de rectitud. Has amado la justicia y odias la iniquidad. Por eso Dios, tu Dios, te ha ungido con el aceite de alborozo más que a tus socios”. Juan, familiarizado con esa descripción profética, comprendería que aplica a la actividad de Jesús como Rey. (Compárese con Hebreos 1:1, 2, 8, 9.)

SALE A VENCER

Sin embargo, ¿Por qué tiene que salir a guerrear el Rey recién coronado? Esto se debe a que su gobernación real se establece frente a la oposición enconada del adversario principal de Jehová, Satanás el Diablo, y de aquellos en la Tierra que —a sabiendas o no— cooperan con los fines de Satanás. El mismo nacimiento del Reino exige que se pelee una importante guerra en el cielo. Jesús, quien al guerrear lleva el nombre de Miguel (que significa: “ ¿Quién Es Como Dios? ”), vence a Satanás y sus demonios y los arroja abajo a la Tierra. (Revelación 12:7-12. ) El cabalgar victorioso de Jesús continúa durante las primeras décadas del día del Señor mientras se reúne a humanos que son mansos como ovejas. Aunque el mundo entero todavía yace “en el poder del inicuo”, Jesús sigue pastoreando amorosamente a sus hermanos ungidos y a los compañeros de estos, ayudando a cada uno a alcanzar la victoria de la fe. (1 Juan 5:19.)

¿Qué otras victorias ha alcanzado Jesús durante los más de 90 años del día del Señor que han pasado? Por todo el globo terráqueo el pueblo de Jehová —individualmente y como congregación— ha experimentado muchas dificultades, presiones y persecuciones, similares a las que describió el apóstol Pablo al dar prueba de su ministerio. (2 Corintios 11:23-28. ) A veces —especialmente en escenarios de guerra y violencia— los testigos de Jehová han necesitado “poder que es más allá de lo normal” para aguantar. (2 Corintios 4:7. ) Pero hasta en las situaciones más difíciles los Testigos fieles han podido decir como dijo Pablo: “El Señor estuvo cerca de mí y me infundió poder, para que por medio de mí la predicación se efectuara plenamente”. (2 Timoteo 4:17. ) Sí, Jesús venció para ellos. Y seguirá adelante venciendo para nosotros, mientras nosotros estemos resueltos a completar nuestra victoria de la fe. (1 Juan 5:4.)

La congregación mundial de los testigos de Jehová ha participado en muchas victorias bajo la guía de su Rey victorioso. Sobresaliente es el hecho de que él protegió a estos Estudiantes de la Biblia de ser aniquilados en 1918, cuando fueron ‘vencidos’ temporalmente por la organización política de Satanás. Sin embargo, en 1919 él quebró barras de prisión para rescatarlos, y entonces los vivificó para que proclamaran las buenas nuevas “hasta la parte más distante de la tierra”. (Revelación 13:7; Hechos 1:8.)

Antes de la II Guerra Mundial, y durante aquel conflicto, las potencias dictatoriales del Eje trataron de acabar con los testigos de Jehová en muchos países donde líderes religiosos, particularmente los de la jerarquía católica romana, dieron apoyo franco o tácito a dictadores que oprimían a la gente. Pero los 71. 509 Testigos que predicaban al principio de la guerra en 1939 habían llegado a ser 141. 606 para cuando la guerra terminó en 1945, a pesar de que más de 10. 000 habían pasado años en prisión y campos de concentración, y se dio muerte a unos 2. 000. El número de Testigos activos por toda la Tierra ha crecido hasta sobrepasar los seis millones hoy día. Ha habido un aumento sobresaliente de Testigos en tierras católicas y en países donde las persecuciones han sido muy enconadas... Tales como Alemania, Italia y Japón, naciones donde los Testigos informan ahora mucho más de 600. 000 ministros activos en el campo. (Isaías 54:17; Jeremías 1:17-19.)

Nuestro Rey victorioso también ha bendecido a su pueblo celoso dirigiéndolos a muchas victorias “en defender y establecer legalmente las buenas nuevas” en los tribunales y ante gobernantes. (Filipenses 1:7; Mateo 10:18; 24:9. ) Esto ha sucedido en escala internacional: en Australia, Argentina, Canadá, Grecia, India, Suazilandia, Suiza, Turquía y otros países. Entre las 50 victorias legales obtenidas por los testigos de Jehová en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos han estado las que garantizan el derecho de declarar las buenas nuevas “públicamente y de casa en casa” y de abstenerse de ceremonias patrióticas idolátricas. (Hechos 5:42; 20:20; 1 Corintios 10:14. ) Así, se ha mantenido abierto el camino para un testimonio que crece por todo el mundo.

¿Cómo ‘completa su victoria’ Jesús? Lo hace, como veremos, al disponer de la religión falsa y entonces arrojar toda porción restante de la organización visible de Satanás en un simbólico “lago de fuego” de destrucción, en vindicación de la soberanía de Jehová. ¡Con confianza, nosotros ahora esperamos aquel día de Armagedón en que nuestro “Rey de reyes” obtendrá la victoria final sobre la opresiva organización política de Satanás! (Revelación 16:16; 17:14; 19:2, 14-21; Ezequiel 25:17. ) Mientras tanto, el Vencedor invencible en su montura blanca sigue cabalgando a medida que Jehová sigue añadiendo personas de corazón sincero a Su nación justa en la Tierra. (Isaías 26:2; 60:22.) ¿Participa usted con la clase Juan ungida en esa gozosa expansión del Reino? Si así es, no hay duda de que lo que el apóstol Juan ve cuando se abren los tres sellos siguientes lo estimulará a participar a mayor grado aún en la obra de Jehová para este día.

VEA: ¡EL CABALLO DE COLOR DE FUEGO!

Hacia el fin del ministerio de Jesús en la Tierra sus discípulos le preguntaron en privado: “ ¿Qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas? ”. En respuesta, él predijo calamidades que serían “principio de dolores de angustia”. Jesús dijo: “Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá grandes terremotos, y en un lugar tras otro pestes y escaseces de alimento; y habrá escenas espantosas, y del cielo grandes señales”. (Mateo 24:3, 7, 8; Lucas 21:10, 11. ) Las cosas que Juan ve cuando los demás sellos del rollo se abren proveen un paralelo notable para esa profecía. ¡Observe ahora mientras el glorificado Jesús abre el segundo sello!

" Y cuando abrió el segundo sello, oí a la segunda criatura viviente decir: ‘ ¡Ven! ’. ” (Revelación 6:3.) Es el segundo querubín, con apariencia de toro, quien emite el mandato. El poder es la cualidad simbolizada aquí por el toro, pero poder usado con justicia. Sin embargo, en contraste, Juan ahora verá un horrible y mortífero despliegue de poder.

Entonces, ¿Qué respuesta recibe esta segunda llamada de “ ¡Ven! ”? Esta: “Y salió otro, un caballo de color de fuego; y al que iba sentado sobre él se le concedió quitar de la tierra la paz para que se degollaran unos a otros; y le fue dada una gran espada”. (Revelación 6:4.) ¡Ciertamente una visión siniestra! Y no hay duda de lo que representa: ¡Guerra! No la guerra justa y victoriosa del Rey vencedor enviado por Jehová, sino la guerra internacional cruel, hecha por el hombre, en la cual se derrama sangre y se causa dolor innecesariamente. ¡Cuán apropiado que este jinete monte un caballo rojo como el fuego!

Ciertamente Juan no querría tener nada que ver con este jinete y su cabalgar precipitado, porque en cuanto al pueblo de Dios se había profetizado: “Ni aprenderán más la guerra”. (Isaías 2:4. ) Aunque todavía “en el mundo”, Juan y, por extensión, la clase Juan y la “gran muchedumbre” de hoy “no son parte” de este sistema manchado de sangre. Nuestras armas son espirituales y “poderosas por Dios” para proclamar activamente la verdad, sin participar en guerra carnal. (Juan 17:11, 14; 2 Corintios 10:3, 4.)

Había habido muchas guerras antes de 1914, el año en que el Jinete del caballo blanco recibió su corona. Pero ahora al jinete del caballo rojo se le da “una gran espada”. ¿Qué implica esto? Con el estallido de la I Guerra Mundial, el guerrear humano se hace más sanguinario, más destructivo que en toda época anterior. Durante la guerra sangrienta de 1914 a 1918 se usaron por primera vez (o en escala sin precedente) tanques, gases venenosos, aviones, submarinos, cañones enormes y armas automáticas. En unas 28 naciones se movilizó para el esfuerzo bélico a poblaciones enteras, y no solo a soldados profesionales. La cantidad de bajas fue horrenda. Murieron más de nueve millones de soldados, y la cantidad de víctimas civiles fue astronómica. Ni con el fin de la guerra se volvió a verdadera paz en la Tierra. Más de 50 años después de aquella guerra, el estadista alemán Konrad Adenauer comentó: “La seguridad y la quietud han desaparecido de la vida de los hombres desde 1914”. ¡Ciertamente se le otorgó al jinete del caballo de color de fuego quitar de la Tierra la paz!
Entonces, avivado su deseo de sangre, el jinete del caballo rojo se precipitó en la II Guerra Mundial. Los instrumentos de dar muerte se hicieron cada vez más diabólicos, y el número de víctimas ascendió rápidamente a cuatro veces el de la I Guerra Mundial. En 1945 dos bombas atómicas estallaron sobre Japón, y cada una aniquiló —repentinamente— a decenas de miles de personas. Durante la II Guerra Mundial el jinete del caballo rojo segó una enorme cosecha de aproximadamente 55.000.000 de vidas, pero no quedó satisfecho con eso. Informes dignos de confianza indican que la “gran espada” ha segado mucho más de 20.000.000 de almas desde la II Guerra Mundial.


¿Pudiéramos llamar a esto un triunfo de la tecnología militar? Más bien, es testimonio de que el caballo rojo sigue su despiadado galopar. Y, ¿En qué terminará ese galopar? Algunos científicos comentan que existe la posibilidad de que ocurra accidentalmente una guerra nuclear... ¡Sin decir nada de un conflicto nuclear planeado! Pero, para alegría nuestra, el Jinete victorioso sobre el caballo blanco tiene otras ideas al respecto.

Mientras la sociedad esté fundada en orgullo y odio nacionalista, la humanidad tendrá que seguir sentada sobre un polvorín nuclear. Aunque en su desesperación las naciones se libraran de todas sus armas nucleares, todavía sabrían cómo hacerlas. No les tomaría mucho tiempo reproducir sus armas nucleares de destrucción; por eso, en un período corto cualquier guerra con armas convencionales podría convertirse en un cataclismo nuclear. El orgullo y el odio que envuelven a las naciones hoy tendrán que conducir al suicidio de la humanidad, a menos que... Ah, sí, a menos que el Jinete del caballo blanco detenga el loco galopar del caballo de color de fuego. Confiemos en que Cristo el Rey cabalgará tanto para completar su victoria sobre el mundo controlado por Satanás como para establecer una nueva sociedad terrestre fundada en el amor —el amor a Dios y al prójimo— una fuerza pro paz que supera por mucho a la incierta fuerza disuasiva nuclear de estos tiempos de locura. (Salmo 37:9-11; Marcos 12:29-31; Revelación 21:1-5.)


SIGUE.../...










Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 22/01/2012

SIGUE... /,,,

SALE UN CABALLO NEGRO

¡Jesús ahora abre el tercer sello! Juan, ¿Qué observas? “Y cuando abrió el tercer sello, a la tercera criatura viviente decir: ‘ ¡Ven! ’. ” (Revelación 6:5a.) Felizmente, este tercer querubín “tiene rostro como de hombre”, lo que representa la cualidad del amor. El amor basado en principios abundará en el nuevo mundo de Dios, tal como esa excelente cualidad abunda en la organización de Jehová hoy día. (Revelación 4:7; 1 Juan 4:16. ) Podemos estar seguros de que, en despliegue de amor, el Jinete del caballo blanco, quien “tiene que reinar hasta que Dios haya puesto a todos los enemigos debajo de sus pies”, eliminará la calamitosa situación que acto seguido se hace que Juan observe. (1 Corintios 15:25.)

Entonces, ¿Qué ve Juan, cuando se da respuesta a la tercera llamada: “ ¡Ven! ”? “Y vi, y, ¡Miren!, un caballo negro; y el que iba sentado sobre él tenía en su mano una balanza. ” (Revelación 6:5b.) ¡Hambre! Ese es el espantoso mensaje de esta escena profética. Señala a situaciones que se presentarían a principios del día del Señor, cuando el alimento tendría que ser racionado por balanza. Desde 1914 el hambre ha sido un problema mundial continuo. El hambre es secuela del guerrear moderno, porque los recursos que normalmente se usarían para alimentar a los hambrientos suelen emplearse para suplir armas de guerra. Se recluta a los agricultores, y los campos desolados por la guerra y las tácticas de destruir todo lo que pueda facilitar el avance del enemigo impiden la producción de alimento. ¡Cuán cierto fue esto durante la I Guerra Mundial, cuando millones de personas padecieron hambre y murieron! Además, el jinete del caballo negro del hambre no se aplacó al terminar la guerra. Después, durante los años treinta, cinco millones de personas perecieron en un solo caso de hambre en Ucrania. Como secuela de la II Guerra Mundial hubo más escaseces de alimento y hambres. Mientras el caballo negro continuaba su galopar, a mediados de 1987 el Consejo Mundial sobre Alimentos informó que 512.000.000 de humanos eran víctimas del hambre y que cada día 40. 000 niños mueren de causas relacionadas con el hambre.

Juan nos dice más: “Y una voz como si fuera en medio de las cuatro criaturas vivientes decir: ‘Un litro de trigo por un denario, y tres litros de cebada por un denario; y no dañes el aceite de oliva ni el vino’”. (Revelación 6:6.) Con una sola voz los cuatro querubines dejan saber que es necesario vigilar cuidadosamente el alimento disponible... Tal como la gente tuvo que “comer pan por peso y con solicitud ansiosa” antes de la destrucción de Jerusalén en 607 a.E.C. (Ezequiel 4:16. ) En los días de Juan se consideraba que un litro de trigo era la ración diaria para un soldado. ¿Cuánto costaría dicha ración? Un denario... ¡El salario de un día completo! (Mateo 20:2.) ¿Y qué sucedía si el hombre tenía familia? Pues, podría comprar tres litros de cebada sin refinar. Aun aquella cantidad solo alimentaría a una familia pequeña. Y no se veía a la cebada como un alimento de tanta calidad como el trigo.

¿Qué significa el que se diga: “No dañes el aceite de oliva ni el vino”? Algunos han pensado que esto significa que aunque muchas personas experimentarían escasez de alimento y hasta estarían en peligro de morir de hambre, los lujos de los ricos no recibirían daño. Pero en el Oriente Medio el aceite y el vino no son realmente artículos de lujo. En los tiempos bíblicos el pan, el aceite y el vino se consideraban alimentos básicos. (Compárese con Génesis 14:18; Salmo 104:14, 15. ) El agua no siempre era buena, y por eso comúnmente se bebía vino, y esta bebida a veces se usaba como medicina. (1 Timoteo 5:23. ) Respecto al aceite, en los días de Elías a la viuda de Sarepta —pobre como era— todavía le quedaba aceite con el cual cocer la harina que aún tenía. (1 Reyes 17:12. ) Por lo tanto, el mandato de “no dañes el aceite de oliva ni el vino” parece que es un consejo de no usar estos artículos básicos demasiado rápidamente, sino con economía. De otro modo, recibirán ‘daño’, es decir, se acabarán antes de que el hambre termine.

¡Cuánto podemos alegrarnos de que el Jinete del caballo blanco pronto refrenará al galopante caballo negro! Porque está escrito acerca de Su provisión amorosa para el nuevo mundo: “En sus días el justo brotará, y la abundancia de paz hasta que la luna ya no sea.[... ] Llegará a haber abundancia de grano en la tierra; en la cima de las montañas habrá sobreabundancia”. (Salmo 72:7, 16; véase también Isaías 25:6-8.)

EL CABALLO PÁLIDO Y SU JINETE

Todavía no se ha contado todo. Jesús abre el cuarto sello, y Juan nos dice el resultado: “Y cuando abrió el cuarto sello, la voz de la cuarta criatura viviente decir: ‘ ¡Ven! ’”. (Revelación 6:7.) Esta es la voz del querubín que se asemeja a un águila voladora. Se indica sabiduría perspicaz, que divisa desde lejos, y verdaderamente Juan, la clase Juan y todos los demás siervos terrestres de Dios han tenido que observar y actuar con perspicacia en vista de lo que aquí se representa. Al hacerlo, quizás hallemos alguna protección de los azotes que plagan a la generación orgullosa e inmoral de hoy que es sabia a la manera del mundo. (1 Corintios 1:20, 21.)

Entonces, ¿Qué nuevos horrores se desatan cuando el cuarto jinete responde a la llamada? Juan nos dice: “Y vi, y, ¡Miren!, un caballo pálido; y el que iba sentado sobre él tenía el nombre Muerte. Y el Hades venía siguiéndolo de cerca”. (Revelación 6:8.) El jinete del último caballo tiene un nombre: Muerte. Es el único de los cuatro jinetes del Apocalipsis que revela tan directamente quién es. Es apropiado que la Muerte monte un caballo pálido, puesto que la palabra pálido (griego: kjlo·rós) se usa en la literatura griega para describir caras descoloridas, como por alguna enfermedad. También es apropiado que la Muerte esté seguida de cerca, sin que se dé explicación de cómo, por el Hades (la sepultura), puesto que el Hades recibe a la mayoría de las víctimas de los estragos del cuarto jinete. Felizmente, para estas personas habrá una resurrección, cuando ‘la muerte y el Hades entreguen los muertos que hay en ellos’. (Revelación 20:13. ) Pero ¿Cómo convierte a la gente en sus víctimas la Muerte?

La visión menciona algunas maneras: “Y se les dio autoridad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con una espada larga y con escasez de alimento y con plaga mortífera y por las bestias salvajes de la tierra”. (Revelación 6:8b.) No necesariamente la cuarta parte de la población de la Tierra en sentido literal, sino una gran porción de la Tierra —sea con población densa o escasa— sería afectada por el cabalgar de este jinete. Él siega las víctimas de la gran espada del segundo jinete y de las hambres y escaseces de alimento del tercero. También siega su propia cosecha mediante plaga mortífera, además de una cosecha de los terremotos, como se describe en Lucas 21:10, 11.

De importancia actual en lo que se describe es la “plaga mortífera”. Como consecuencia de los estragos de la I Guerra Mundial, la gripe española segó más de 20.000.000 de vidas humanas en solo unos cuantos meses de 1918 a 1919. El único territorio de la Tierra que escapó de este azote fue la pequeña isla de Santa Helena. En lugares donde la población fue diezmada, se encendieron hogueras para quemar pilas de cadáveres. Y hoy tenemos la horrible frecuencia con que azotan las enfermedades cardíacas y el cáncer, que muchas veces es el resultado del malsano uso del tabaco. En la peligrosa década de los años ochenta, un estilo de vida que según la Biblia es desaforado añadió el azote del sida a la “plaga mortífera”. En el año 2000, el director general de Salud Pública de Estados Unidos afirmó que el sida era “probablemente la peor epidemia de toda la historia”. Añadió que para entonces, ya se habían infectado en todo el mundo 52.000.000 de personas, de las cuales habían fallecido 20.000.000. ¡Cuán agradecido está el pueblo de Jehová de que el sabio consejo de Su Palabra los mantenga alejados de la fornicación y del uso impropio de la sangre, prácticas por las cuales se transmiten hoy tantas enfermedades! (Hechos 15:28, 29; compárese con 1 Corintios 6:9-11.)

En la visión de Juan se menciona a las bestias salvajes como una cuarta causa de muerte precoz. Ciertamente los cuatro azotes que se nos muestran al ser abierto el cuarto sello —la guerra, el hambre, las enfermedades y las bestias salvajes— eran vistos en la antigüedad como causas predominantes de muerte precoz. Por lo tanto, prefigurarían todas las causas de muerte precoz de hoy día. Es tal como Jehová le advirtió a Israel: “Así, también, será cuando haya mis cuatro actos dañinos de juicio —espada y hambres y bestia salvaje dañina y peste— que realmente enviaré sobre Jerusalén para cortar de ella hombre terrestre y animal doméstico”. (Ezequiel 14:21.)

En tiempos modernos rara vez se oye de personas a quienes hayan dado muerte bestias salvajes, aunque en países tropicales los animales salvajes han sido causa constante de muertes. Es posible que en el futuro haya más víctimas si los países quedan desolados por la guerra, o si la gente se debilita tanto por el hambre que no puede defenderse de los animales hambrientos. Además, hoy hay muchos humanos que, como animales irracionales, despliegan disposiciones bestiales muy contrarias a las que se describen en Isaías 11:6-9. Estas personas son principalmente responsables del aumento mundial de los delitos sexuales, el asesinato, el terrorismo y los atentados dinamiteros del mundo moderno. (Compárese con Ezequiel 21:31; Romanos 1:28-31; 2 Pedro 2:12. ) El cuarto jinete también siega las víctimas de estas personas. De hecho, el punto principal de esta escena profética parece ser que el jinete del caballo pálido siega de muchas maneras la muerte precoz de humanos.

La información que revela la apertura de los primeros cuatro sellos nos imparte firmeza, pues nos enseña a no caer en la desesperanza debido a la guerra, el hambre, las enfermedades y otras causas de muerte precoz que tan comunes son hoy; tampoco debemos perder la esperanza porque los líderes humanos no hayan podido resolver los problemas actuales. Si las condiciones mundiales hacen claro que los jinetes de los caballos rojo, negro y pálido están cabalgando, no olvide que el Jinete del caballo blanco fue el primero que salió. Jesús ha llegado a ser Rey, y ya ha vencido hasta el grado de echar de los cielos a Satanás. Entre sus otras victorias está el haber juntado a los que quedan de los hijos del Israel espiritual y a la gran muchedumbre internacional —que ahora consta de millones— para que pasen vivos a través de la gran tribulación. (Revelación 7:4, 9, 14. ) Él tiene que seguir cabalgando hasta completar su victoria.

Cada vez que se ha abierto uno de los primeros cuatro sellos se ha dado la llamada: “ ¡Ven! ”. Cada vez, un caballo y su jinete han irrumpido en el escenario. Empezando con el quinto sello, ya no oímos tales llamadas. Pero esos jinetes todavía cabalgan, y continuarán al galope durante toda “la conclusión del sistema de cosas”. (Compárese con Mateo 28:20.) ¿Qué otros acontecimientos de importancia revela Jesús al abrir los tres sellos que quedan? Algunos de los sucesos son invisibles a los ojos humanos. Otros, aunque visibles, todavía son futuros. No obstante, su cumplimiento es seguro. Veamos cuáles son."

[Notas]

Sin embargo, nótese que la “mujer” de Revelación 12:1 tiene una figurativa “corona de doce estrellas”.

COPIADO


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 22/01/2012


jinetes de la Apocalipsis




La imagen de caballos viene desde el libro de Zacarias, en donde se establece que son enviados por Dios. Montando cada uno un caballo con un color característico, estos jinetes llevan plagas a toda la humanidad (recordando que el número 4 representa a toda la Creación, por lo que las plagas se extenderían entonces por toda la Tierra). Recordando el significado de los colores, la interpretación más común de lo que cada jinete representa sería la siguiente:

* Caballo rojo, representa la
sangre y la guerra .
* Caballo negro, representa el hambre.
* Caballo verde o amarillento, representa la muerte, o para otros la
enfermedad .
* Caballo blanco, representa para algunos la muerte, por el hecho de que vence siempre, pero para otros, por el color, por el hecho de que porta una corona[13] y por el hecho de que los cristianos no creen que la muerte sea invencible, representaría más bien a
Cristo (o a un jinete en su representación), haciendo referencia también a Ap 19:11-21, donde vuelve a aparecer el caballo blanco, con Cristo montándolo. (Prévost 2001: 38; Vanni, 1982: 53-54)

Jesucristo fue el que venció y el que puede “abrir el libro y desatar sus siete sellos” (
Apocalipsis 5:2-5).

Los primeros cuatro sellos de
Apocalipsis 6 constituyen los cuatro jinetes.

¿Cómo revela Jesucristo el significado de estos cuatro sellos?

Es interesante notar que el mismo
Cristo da la explicación en su profecía del Monte de los Olivos consignada en Mateo 24. Esta fue la profecía más larga que Jesucristo explicó a sus discípulos.

Veamos el asombroso paralelo que existe entre esta profecía y el capítulo 6 del libro del
Apocalipsis .




El caballo blanco: falso cristianismo

“Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer” (
Apocalipsis 6:2). “Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo ; y a muchos engañarán” (Mateo 24:4-5).

Después de la muerte y resurrección de Jesucristo surgieron muchos falsos predicadores, y falsos apóstoles que engañaron a muchos. Con el tiempo, se infiltraron en la verdadera Iglesia de Dios y corrompieron el mensaje que Jesucristo había traído del Padre. Judas, el hermano del Señor exhortó a la Iglesia con estas palabras: “Me ha sido necesario escribiros, exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 3-4).

El apóstol Pablo también fue testigo del principio de este engaño y llamó a los que lo perpetraban “falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de
Cristo . Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz” (2 Corintios 11:13-14).

El engaño de Satanás se describe en la visión del caballo blanco de
Apocalipsis 6. Este jinete da la impresión de parecerse a Jesucristo. Sin embargo, el verdadero Jesucristo tiene ojos “como llama de fuego”. Tiene “muchas coronas”, y tiene una espada, no un arco ( Apocalipsis 19:11-15). Esta espada aguda de dos filos es la Palabra de Dios (Hebreos 4:12), que sale de la boca de Jesucristo para “herir a las naciones” por lo tanto, el primer jinete del Apocalipsis 6 representa la tendencia mundial hacia el falso cristianismo cuyo poder e influencia irán en aumento. Este engaño culminará con el surgimiento de un dirigente religioso que se opone y se levanta contra Dios (2 Tesalonicenses 2:1-4, 8-9).

El caballo rojo y el azote de la guerra

“Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada” (
Apocalipsis 6:4).

“Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el
fin . Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino” (Mateo 24:6-7).

Este jinete quita la paz de la tierra. Cuando no hay paz hay
guerra y esta constituye el peor azote del mundo. La historia del mundo es una de conflictos y contiendas que han causado inmenso sufrimiento y segado innumerables vidas humanas. Jesucristo señaló como la tendencia a “guerras y rumores de guerras” continuaría acrecentándose hasta el tiempo del fin cuando culminaría en la “gran tribulación” (Mateo 24:21-22).

El caballo negro: el hambre

“Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino” (
Apocalipsis 6:5-6).

“Y habrá... Hambres” (Mateo 24:7).

[Nota: Es importante notar que en el texto griego bizantino aparece primero la palabra “hambres” y luego la palabra “pestes”. Esta pequeña variación existe porque la versión Reina Valera no se ciñe estrictamente al texto griego bizantino sino que se sirve también de otros manuscritos griegos].

Uno de los resultados inmediatos de la
guerra es la disminución de reservas alimenticias, la destrucción de los ganados, la contaminación del agua y el racionamiento de la comida por la escasez que produce el mantenimiento de un ejército. Hay países que, ocupados con la guerra , han dejado cundir el hambre en sus poblaciones. El trastorno de las condiciones atmosféricas, la sequía, la peste, y el exceso de población han agravado el problema. Jesucristo advirtió que el problema del hambre continuaría y se agudizaría hacia el tiempo de su regreso.

El caballo amarillo: la peste

“Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra” (
Apocalipsis 6:8). “Y habrá... Pestes” (Mateo 24:7).

Jesús reveló que a lo largo de la
historia los seres humanos sufrirían el azote de la peste. La posibilidad de plagas de alcance mundial ya existe. El sida se ha difundido por todos los continentes y aún no ha sido controlado. Hay epidemias de gripe que en cuestión de días le dan la vuelta al mundo. Enfermedades que se creían erradicadas han resurgido aun peores pues ahora son resistentes a las drogas. Las plagas resistentes a los insecticidas también amenazan la agricultura mundial. El caballo amarillo es un precursor del espectro horripilante de las epidemias mundiales incontrolables que destruirán el veinticinco por ciento de la vida humana.

Los cuatro jinetes del
Apocalipsis corresponden a lo que Jesucristo llamó el “principio de dolores” que antecede a la gran tribulación la cual culmina con el retorno de Cristo .


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 23/01/2012

Predicacion de transformacion,, buenisima
http://youtu. Be/V6aZ84bf_Ho


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 23/01/2012

Los nombres de Dios

El nombre de Dios viene a ser sinónimo de su presencia por ello, en el antiguo testamento era importante el nombre de Dios. Para entender y comprender quien es Dios y como es. Los nombres expresan la naturaleza Divina de Dios.
Para los hebreos los nombres eran descriptivos y expresaban significados, no se usaban como se usan hoy para distinguir una persona de la otra. El nombre de una persona significaba su esencia misma, es decir su carácter, personalidad quien era ella.

Los nombres dados a Dios en la Biblia dicen cómo es Dios. Y lo dicen indudablemente mucho mejor que todos los comentarios que puedan hacerse de Su persona. Veamos algunos de ellos.


ELOHIM . Habla de la fortaleza y el poder de Dios.. El nombre propio de Dios como único e incomparable. El se usaba con un adjetivo que identificaba un aspecto o una virtud de Dios.
(Gen. 1:1; Sal. 19:1) EL . Encontramos 6 combinaciones de este nombre:


• A- El-Shaddai = Dios Todopoderoso, Omnipotente (Gen. 17:1; Sal. 91:1)
• B- El-Elión = Dios Altísimo (Gen. 14:17-20; Isa. 14:13-14)
• C- El-Olam = Dios Eterno (Isa. 40:28)
• D- El-Ganna = Dios Celoso Ex. 20:5
• E- El-Hai = Dios Viviente Jos. 3:10
• D- El- ROÍ . El Dios que ve. (Gen. 16:13)

ADONAI . Este nombre fue también aplicado ya desde el principio al Dios de Israel. Se utiliza en el Antiguo Testamento 427 veces expresando la soberanía de Dios. La noción de que el hombre pertenece a Dios y que este debe estar a su servicio. Maestro, Señor. Dios es dueño de su creación, propietario, Señor (Malaquías. 1:6) (Ge. 15:2,8) (Ge. 18:3, 27,30) (Ex. 23:17)

JEHOVÁ . El nombre más común de todos. Significa
“El que siempre vive”, el que tiene vida en sí mismo. Es el Dios del pacto.
(Gen. 2:4). Aparecen nueve composiciones de este nombre:

A. JEHOVÁ JIREH . Jehová proveerá. (Gen. 22:13-14)
B. JEHOVÁ NISS I. Jehová es mi estandarte. (Ex. 17:15)
C. JEHOVÁ SHALOM . Jehová es paz. (Jue. 6:24)
D. JEHOVÁ MEKADDISHKEM . Jehová que santifica. (Ex. 31:13)
E. JEHOVÁ ROHI (RAAH) . Jehová es mi pastor. (Sal. 23:1)
F. JEHOVÁ TSIDKENU . Jehová justicia nuestra. (Jer. 23:6)
G. JEHOVÁ SAMA . Jehová allí, el Dios que está presente. (Ez. 48:35)
H. JEHOVÁ RAFAH . Jehová tu sanador. (Ex. 15:26)
I. JEHOVÁ SABAOT . Jehová de los ejércitos. (1 Sam. 1:3; Isa. 6:1-3)


JEHOVÁ DE LOS EJERCITOS . Este nombre de Dios se encuentra con frecuencia en el Antiguo Testamento. Mayormente dentro de los libros donde el pueblo de Dios se encontraba en medio de guerras. (Samuel, Reyes, Crónicas, Salmos, Isaías, Amós) Dios era conocido como el Dios Todopoderoso (El-Shaddai) que tenía dominio sobre todo el universo. (Isaías 37:15/16) (1Sam. 17:45) (Isa. 47:4) (1Cron. 11:9)
Estos son algunos nombres más de los muchos que podemos encontrar en la Biblia la palabra de Dios, tales como: Padre de Luces , Creador, Dios del Cielo, Santo de Israel, Torre Fuerte, Roca Fuerte, El Anciano, El Santo de Israel . Algunos Nombres que aplican al Mesías Cristo Jesús. Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz, Emanuel. Rey de reyes, Señor de señores, Fiel y Verdadero, Alfa y Omega, El Amén.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 23/01/2012

Video de Niños cristianos bailando, Jehova es mi pastor salmo 23,,
veanlo y gosenze

http://youtu. Be/ZbKsDHfMwFk


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 23/01/2012

RECOMPENSA PARA ' LAS ALMAS DEGOLLADAS ' (17)

" ¡EL REINO de Dios domina! ¡El Jinete del caballo blanco pronto completará su victoria! ¡El caballo rojo, el caballo negro y el caballo pálido galopan por la Tierra! No hay duda de que las propias profecías de Jesús acerca de su presencia real se están cumpliendo. (Capítulos 24 y 25 de Mateo; capítulo 13 de Marcos; capítulo 21 de Lucas. ) Sí, vivimos en los últimos días de este sistema de cosas. (2 Timoteo 3:1-5. ) En vista de eso, prestemos atención cuidadosa cuando el Cordero, Jesucristo, abre el quinto sello de ese rollo. ¿Qué otra revelación tendremos?

Juan describe una escena conmovedora: “Y cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido degollados a causa de la palabra de Dios y a causa de la obra de testimonio que solían tener”. (Revelación 6:9.) ¿Qué es eso que se ve? ¿Un altar de sacrificios allá en el cielo? ¡Sí! Esta es la primera vez que Juan menciona un altar. Sin embargo, ya ha descrito a Jehová en Su trono, los querubines que lo rodean, el mar vítreo, las lámparas y a los 24 ancianos que llevan incienso... Rasgos que se asemejan a los del tabernáculo terrestre, el santuario de Jehová en Israel. (Éxodo 25:17, 18; 40:24-27, 30-32; 1 Crónicas 24:4. ) Por eso, ¿Debería sorprendernos que también haya un altar de sacrificios simbólico en el cielo? (Éxodo 40:29.)

Debajo de ese altar están “las almas de los que habían sido degollados a causa de la palabra de Dios y a causa de la obra de testimonio que solían tener”. ¿Qué significa esto? Estas no podrían ser almas que hubieran abandonado sus cuerpos... Como las almas en que creían los griegos paganos. (Génesis 2:7; Ezequiel 18:4. ) Más bien, Juan sabe que el alma, o la vida, está simbolizada por la sangre, y cuando los sacerdotes del antiguo tabernáculo judío degollaban un animal en sacrificio, rociaban la sangre “en derredor sobre el altar” o la derramaban “a la base del altar de la ofrenda quemada”. (Levítico 3:2, 8, 13; 4:7; 17:6, 11, 12. ) Por eso, había estrecha identidad entre el alma del animal y el altar de los sacrificios. Pero ¿Por qué vemos debajo de un altar simbólico en el cielo las almas, o la sangre, de estos siervos de Dios en particular? Porque su muerte se considera un sacrificio.

En realidad, todo el que es engendrado para ser hijo celestial de Dios tiene una muerte de sacrificio. Por el papel que han de desempeñar en el Reino celestial de Jehová, la voluntad de Dios es que esas personas renuncien a toda esperanza de vida eterna en la Tierra y sacrifiquen toda esperanza de esa índole. A este respecto, se someten a una muerte de sacrificio por la soberanía de Jehová. (Filipenses 3:8-11; compárese con 2:17. ) Esto es verdad en sentido muy real en cuanto a aquellos a quienes Juan vio debajo del altar. Son ungidos que en el tiempo en que vivieron fueron martirizados por su celoso ministerio en apoyo de la Palabra y la soberanía de Jehová. Sus ‘almas fueron degolladas a causa de la palabra de Dios y a causa de la obra de testimonio [ mar·ty·rí·an ] que solían tener’.

Continúa desarrollándose la escena: “Y clamaban con voz fuerte, y decían: ‘ ¿Hasta cuándo, Señor Soberano santo y verdadero, te abstienes de juzgar y de vengar nuestra sangre en los que moran en la tierra? ’”. (Revelación 6:10.) ¿Cómo puede clamar por venganza la sangre de ellos si la Biblia muestra que los muertos están inconscientes? (Eclesiastés 9:5. ) Pues bien, ¿No clamó la sangre del justo Abel después que Caín lo asesinó? En aquel tiempo Jehová dijo a Caín: “ ¿Qué has hecho? ¡Escucha! La sangre de tu hermano está clamando a mí desde el suelo”. (Génesis 4:10, 11; Hebreos 12:24. ) La sangre de Abel no estaba literalmente pronunciando palabras. Más bien, Abel había muerto como víctima inocente, y la justicia pedía que su asesino fuera castigado. De manera semejante, esos mártires cristianos son inocentes, y es justo que se les vengue. (Lucas 18:7, 8. ) El clamor por venganza es fuerte porque muchos miles han muerto así. (Compárese con Jeremías 15:15, 16.)

Esta situación también se puede asemejar a la del Judá apóstata cuando el rey Manasés subió al trono en 716 a.E.C. Él derramó mucha sangre inocente, y probablemente ‘aserró en pedazos’ al profeta Isaías. (Hebreos 11:37; 2 Reyes 21:16. ) Aunque Manasés después se arrepintió y reformó, aquella culpa de sangre permaneció. En 607 a.E.C. , cuando los babilonios desolaron el reino de Judá, “fue solo por orden de Jehová como esto tuvo lugar contra Judá, para quitarlo de su vista por los pecados de Manasés, conforme a todo lo que había hecho; y también por la sangre inocente que él había derramado, de manera que llenó a Jerusalén de sangre inocente, y Jehová no consintió en conceder perdón”. (2 Reyes 24:3, 4.)

Como en los tiempos bíblicos, así hoy día puede que muchos de los que mataron a los testigos de Dios hayan muerto hace mucho tiempo. Pero la organización que causó su martirio está muy viva todavía y tiene mucha culpa de sangre. Es la organización terrestre de Satanás, su descendencia terrestre. Una parte prominente de ella es Babilonia la Grande, el imperio mundial de la religión falsa. De ella se dice que está “borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús”. Sí, “en ella se halló la sangre de profetas y de santos y de todos los que han sido degollados en la tierra”. (Revelación 17:5, 6; 18:24; Efesios 4:11; 1 Corintios 12:28.) ¡Qué carga de culpa por derramamiento de sangre! Mientras exista Babilonia la Grande, la sangre de sus víctimas clamará por justicia. (Revelación 19:1, 2.)

Juan mismo fue testigo de martirios en el primer siglo cuando la cruel Serpiente y su descendencia terrestre guerrearon contra la congregación creciente de cristianos ungidos. Juan había visto a nuestro Señor fijado en un madero y había sobrevivido a las ejecuciones de Esteban, de su propio hermano Santiago, y de Pedro, Pablo y otros compañeros íntimos suyos. (Juan 19:26, 27; 21:15, 18, 19; Hechos 7:59, 60; 8:2; 12:2; 2 Timoteo 1:1; 4:6, 7. ) En 64 E.C. , el emperador romano, Nerón, había puesto sobre los cristianos la culpa de haber quemado a la ciudad de Roma, para contrarrestar un rumor que aseguraba que él era el culpable. El historiador Tácito informa: “Ellos [los cristianos] murieron por métodos de burla; algunos fueron cubiertos con pieles de bestias salvajes y entonces despedazados por perros, algunos fueron [fijados en maderos], algunos fueron encendidos como antorchas para iluminar de noche”. Como resultado de otra ola de persecución bajo el emperador Domiciano (81-96 E.C. ), Juan fue desterrado a la isla de Patmos. Como dijo Jesús: “Si ellos me han perseguido a mí, a ustedes también los perseguirán”. (Juan 15:20; Mateo 10:22.)

Para el siglo IV E.C. , aquella Serpiente antigua, Satanás el Diablo, había producido su obra maestra de engaño, la religión apóstata de la cristiandad: un sistema babilónico con apariencia de ser cristiano. Esta es la parte principal de la descendencia de la Serpiente y ha llegado a ser una multitud de sectas en conflicto. Como la Judá apóstata de la antigüedad, la cristiandad lleva grave culpa por derramamiento de sangre, pues estuvo muy implicada en los esfuerzos de ambos lados de la contienda durante la I y la II Guerras Mundiales. Algunos gobernantes políticos de la cristiandad hasta usaron estas guerras como pretexto para degollar o destruir a siervos ungidos de Dios. En un informe sobre la persecución que Hitler lanzó contra los testigos de Jehová, una reseña del libro Kirchenkampf in Deutschland (Lucha de las iglesias en Alemania), de Friedrich Zipfel, dijo: “Se dio muerte a la tercera parte de ellos [los Testigos], fuera por ejecución, otro tipo de violencia, hambre, enfermedad o trabajo de esclavos. La severidad del esfuerzo por lograr que se sometieran fue sin precedente, y se debió a que su fe intransigente no podía ser armonizada con la ideología nacional socialista”. En verdad, de la cristiandad y su sacerdocio se puede decir: “En tus faldas se han hallado las marcas de sangre de las almas de los inocentes pobres” (Jeremías 2:34).

Desde 1935, jóvenes fieles de la gran muchedumbre han soportado lo más recio de las persecuciones en muchos países. (Revelación 7:9. ) Aun para fines de la II Guerra Mundial en Europa, en un solo pueblo 14 jóvenes testigos de Jehová fueron ejecutados en la horca. ¿Qué delito habían cometido? Habían dicho que ‘no aprenderían más la guerra’. (Isaías 2:4. ) En tiempos más recientes, jóvenes del Oriente y de África han muerto como resultado de golpeaduras o por fusilamiento debido a la misma cuestión. De seguro estos jóvenes mártires, dignos apoyadores de los hermanos ungidos de Jesús, tendrán una resurrección en la nueva tierra prometida. (2 Pedro 3:13; compárese con Salmo 110:3; Mateo 25:34-40; Lucas 20:37, 38.)

UNA LARGA ROPA BLANCA

Después de señalar la evidencia de la fe de personas íntegras de la antigüedad, el apóstol Pablo dijo: “Y, no obstante, todos estos, aunque recibieron testimonio por su fe, no obtuvieron el cumplimiento de la promesa, puesto que Dios previó algo mejor para nosotros, para que ellos no fueran perfeccionados aparte de nosotros”. (Hebreos 11:39, 40.) ¿Qué es ese “algo mejor” que Pablo y otros cristianos ungidos esperan? Juan lo ve ahora en visión: “Y a cada uno de ellos se dio una larga ropa blanca; y se les dijo que descansaran por un poco de tiempo más, hasta que se completara también el número de sus coesclavos y de sus hermanos que estaban a punto de ser muertos como ellos también lo habían sido”. (Revelación 6:11.) El que recibieran “una larga ropa blanca” tiene que ver con su resurrección para ser criaturas celestiales inmortales. Ya no yacen como almas degolladas debajo del altar, sino que son levantados para ser parte del grupo de los 24 ancianos que adoran delante del trono celestial de Dios. Allí se les han dado tronos, lo que muestra que han empezado a disfrutar de privilegios de realeza. Y están “vestidos de prendas de vestir exteriores blancas”, lo que significa que se les ha declarado justos, dignos de ocupar un lugar de honor delante de Jehová en esa corte celestial. Esto cumple también la promesa de Jesús a los fieles cristianos ungidos de la congregación de Sardis: “El que venza será vestido así de prendas de vestir exteriores blancas”. (Revelación 3:5; 4:4; 1 Pedro 1:4.)

Toda la evidencia indica que esa resurrección celestial empezó en 1918, después de la entronización de Jesús en 1914 y después que él salió cabalgando para empezar su victoria real al limpiar los cielos, echando de allí a Satanás y sus demonios. Sin embargo, a los ungidos resucitados se les dice que tienen que ‘descansar por un poco de tiempo más, hasta que también el número de sus coesclavos’ quede completo. Los de la clase Juan todavía en la Tierra tienen que probar que son íntegros bajo prueba y persecución, y puede que a algunos todavía los maten. No obstante, al final toda la sangre justa derramada por Babilonia la Grande y sus amantes políticos será vengada. Mientras tanto, podemos estar seguros de que los que han sido resucitados están ocupados en sus deberes celestiales. Descansan, no por hallarse placenteramente desocupados, sino porque esperan pacientemente el día de la venganza de Jehová. (Isaías 34:8; Romanos 12:19. ) Su descanso terminará cuando sean testigos de la destrucción de la religión falsa y, como “llamados y escogidos y fieles”, junto con el Señor Jesucristo ejecuten juicio en todas las demás partes de la inicua descendencia de Satanás aquí en la Tierra. (Revelación 2:26, 27; 17:14; Romanos 16:20.)

' LOS MUERTOS SE LEVANTAN PRIMERO '

La perspicacia que otorga la apertura del quinto sello concuerda muy bien con otros textos bíblicos relativos a la resurrección celestial. Por ejemplo, el apóstol Pablo escribió: “Porque esto les decimos por palabra de Jehová: que nosotros los vivientes que sobrevivamos hasta la presencia del Señor no precederemos de ninguna manera a los que se han dormido en la muerte; porque el Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los que están muertos en unión con Cristo se levantarán primero. Después nosotros los vivientes que sobrevivamos seremos arrebatados, juntamente con ellos, en nubes al encuentro del Señor en el aire; y así siempre estaremos con el Señor”. (1 Tesalonicenses 4:15-17.)

¡Cuánto nos conmueve lo que aprendemos de esos versículos! En cuanto a ir al cielo, los del grupo de los hermanos ungidos de Jesús que sobreviven hasta la presencia de Jesús, es decir, los que todavía viven en la Tierra durante su presencia, son precedidos por los que ya han muerto. Estos, que han muerto en unión con Cristo, se levantan primero. Jesús desciende, es decir, dirige su atención a ellos, y los resucita a la vida de espíritus: les da “una larga ropa blanca”. Después, los que todavía están vivos como humanos terminan su carrera terrestre, muchos de ellos muriendo violentamente a manos de opositores. Sin embargo, no duermen en la muerte como sus predecesores. Más bien, cuando mueren reciben un cambio instantáneo —“en un abrir y cerrar de ojos”— y son arrebatados a los cielos para estar con Jesús y miembros compañeros del cuerpo de Cristo. (1 Corintios 15:50-52; compárese con Revelación 14:13. ) Como se ve, la resurrección de los cristianos ungidos empieza poco después de la salida de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

El que se haya abierto el quinto sello del rollo nos ha dado buenas noticias acerca de los ungidos íntegros que han vencido, fieles hasta la muerte. Pero no da buenas noticias a Satanás y su descendencia. El cabalgar del Vencedor en su caballo blanco continúa sin que nada pueda detenerlo, y culmina en un tiempo de ajuste de cuentas para el mundo que “yace en el poder del inicuo”. (1 Juan 5:19. ) Esto se ve claramente cuando el Cordero abre el sexto sello."

COPIADO

NOTA ' Almas degolladas '
"La Cyclopedia de McClintock y Strong cita las siguientes palabras de John Jortin, protestante inglés del siglo XVIII, hijo de padres hugonotes franceses: “Donde comienza la persecución, termina el cristianismo [... ] Fue después de haberse establecido el cristianismo como la religión del imperio [romano], y después que se había conferido riqueza y honor a sus ministros, cuando el mal monstruoso de la persecución adquirió gigantesca fuerza, y arrojó su arruinadora influencia sobre la religión del Evangelio”."



Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 24/01/2012

TERREMOTOS EN EL DÍA DEL SEÑOR ( 18)

" ¿SE HA hallado usted alguna vez donde estuviera ocurriendo un violento terremoto? No es una experiencia agradable. Un gran temblor puede empezar con una sacudida que causa mareos, acompañada de un ruido sordo. Puede que haya sacudidas intermitentes cada vez más violentas mientras usted corre en busca de seguridad... Quizás a debajo de un escritorio. O de súbito puede haber una tremenda sacudida que traiga al suelo loza y objetos de toda clase, y hasta cause el desplome de edificios enteros. Los daños pueden ser catastróficos, y las réplicas del temblor empeoran la situación.

Con esto presente, considere lo que dice Juan que sucede cuando se abre el sexto sello: “Y vi cuando abrió el sexto sello, y ocurrió un gran terremoto”. (Revelación 6:12a.) Esto debe caer dentro del mismo espacio de tiempo de cuando se abren los demás sellos. ¿Precisamente cuándo en el día del Señor ocurre este terremoto, y qué clase de temblor es? (Revelación 1:10.)

Hay mención de terremotos literales y figurativos en varios lugares de la Biblia. En su gran profecía acerca de “la señal” de su presencia en el poder del Reino, Jesús predijo “terremotos en un lugar tras otro”. Estos serían parte de un “principio de dolores de angustia”. Desde 1914, cuando una explosión demográfica ha llevado a la población de la Tierra a la cifra de miles de millones, temblores literales han contribuido en gran medida a las angustias de nuestros tiempos. (Mateo 24:3, 7, 8. ) No obstante, aunque cumplen profecía, esos terremotos han sido desastres naturales, físicos. Vienen antes del gran terremoto simbólico de Revelación 6:12. Este ciertamente sobreviene como el final devastador tras una serie de temblores precedentes que sacuden hasta los cimientos al sistema de cosas humano de Satanás en la Tierra.


TEMBLORES EN LA SOCIEDAD HUMANA

Desde mediados de los años setenta del siglo XIX el pueblo de Jehová había estado esperando que en 1914 empezaran acontecimientos catastróficos que señalarían el fin de los Tiempos de los Gentiles. Este período es un espacio de “siete tiempos” (2. 520 años) que se extenderían desde el derribo del reino davídico en Jerusalén en 607 a.E.C. Hasta la entronización de Jesús en la Jerusalén celestial en 1914 E.C. (Daniel 4:24, 25; Lucas 21:24, Versión Moderna.)

Así, cuando C.T. Russell se presentó para la adoración matutina con la familia del Betel de Brooklyn, Nueva York, la mañana del 2 de octubre de 1914, hizo el dramático anuncio: “Los Tiempos de los Gentiles han terminado; sus reyes ya han tenido su día”. En realidad el trastorno mundial que empezó en 1914 fue tan trascendental que muchas monarquías que habían existido por muchísimo tiempo desaparecieron. El derribo del dominio de los zares en la revolución bolchevique de 1917 condujo a una larga confrontación entre el marxismo y el capitalismo. Sacudidas de cambios políticos continúan perturbando a la sociedad humana por toda la Tierra. Hoy, muchos gobiernos no duran más de un año o dos. La falta de estabilidad en el mundo político se ilustra en el caso de Italia, que en solo 42 años, después de la II Guerra Mundial, tuvo 47 nuevos gobiernos. Sin embargo, estas agitaciones previas son solo lo que antecede a un enorme trastorno gubernamental culminante. ¿Qué resultado tendrá todo esto? El Reino de Dios tomará las riendas como único gobierno de la Tierra. (Isaías 9:6, 7.)

Historiadores, filósofos y líderes políticos han señalado al año 1914 como el comienzo de una época nueva y trascendental. Transcurridos 17 años de esa época, el historiador H.G. Wells comentó: “Con gusto el profeta quisiera profetizar cosas agradables. Pero su deber es decir lo que ve. Ve un mundo que todavía está firmemente controlado por soldados, patriotas, usureros y aventureros de las finanzas; un mundo dado a la sospecha y el odio, que muy rápidamente pierde lo que resta de las libertades particulares, cuyos tropiezos lo llevan hacia enconados conflictos entre clases, y que se prepara para nuevas guerras”. En 1953 el filósofo Bertrand Russell escribió: “Desde 1914, todo el que tiene consciencia de las tendencias que se ven en el mundo ha estado profundamente preocupado por lo que ha parecido como una marcha fatídica y predeterminada hacia cada vez mayor desastre.[... ] Como si se tratara del héroe de una tragedia griega, ven al género humano impulsado por dioses airados y sin ser ya amo de su destino”. En 1980 el estadista Harold Macmillan, reflexionando sobre la paz que caracterizó el principio del siglo XX, dijo: “Todo iba a mejorar y seguir mejorando. Ese era el mundo en el cual nací.[... ] De repente, sin que nadie lo esperara, cierta mañana de 1914 todo aquello terminó”.

La II Guerra Mundial trajo otra ola de trastornos. Las guerras menores y el terrorismo internacional continúan sacudiendo la tierra. Y a muchos les preocupa la espantosa amenaza de que naciones o grupos terroristas usen armas de destrucción masiva.

Sin embargo, aparte de las guerras, otros factores han sacudido a la sociedad humana hasta sus cimientos desde 1914. Una de las sacudidas más perturbadoras la produjo la quiebra de la Bolsa o mercado de valores de los Estados Unidos el 29 de octubre de 1929. El resultado fue la Gran Depresión, una catástrofe económica que afectó a todos los países capitalistas. Aquella depresión llegó a su punto más bajo entre 1932 y 1934, pero todavía sentimos sus efectos. Desde 1929, por arreglos y proyectos improvisados se ha tratado de curar a un mundo que está enfermo en sentido económico. Los gobiernos se arriesgan a financiar déficits. La crisis del petróleo de 1973 y la crítica baja en el mercado de valores de 1987 contribuyeron a la inestabilidad del mundo de las finanzas. Mientras tanto, millones de personas compran principalmente a crédito. Innumerables son las víctimas de los trucos financieros, ardides para enriquecimiento rápido, loterías y otros subterfugios relacionados con juegos de azar, muchos de los cuales tienen el auspicio de gobiernos que deberían proteger a la gente. ¡Hasta los evangelizadores de la televisión en la cristiandad extienden la mano para recibir su porción de muchos millones de dólares! (Compárese con Jeremías 5:26-31.)

Anteriormente, dificultades económicas habían preparado el camino para que Mussolini y Hitler tomaran las riendas del poder. Babilonia la Grande no dilató en solicitar sus favores, y el Vaticano entró en concordatos con Italia en 1929 y con Alemania en 1933. (Revelación 17:5. ) Los días tenebrosos que vinieron después fueron ciertamente parte del cumplimiento de la profecía de Jesús acerca de su presencia, durante la cual habría “angustia de naciones, por no conocer la salida [... ] mientras que los hombres desmaya[rían] por el temor y la expectación de las cosas que vienen sobre la tierra habitada”. (Lucas 21:7-9, 25-31. ) Sí, los temblores que empezaron a sacudir a la sociedad humana en 1914 han continuado, con vigorosas réplicas.

JEHOVÁ CAUSA SACUDIDAS

Esos temblores en los asuntos humanos se deben a que el hombre no puede dirigir su propio paso. (Jeremías 10:23. ) Además, la Serpiente antigua, Satanás, “que está extraviando a toda la tierra habitada”, inflige ayes en su esfuerzo de último momento por apartar a toda la humanidad de la adoración de Jehová. La tecnología moderna ha encogido la Tierra, la ha convertido en un solo vecindario, donde los odios nacionalistas y raciales sacuden a la sociedad humana hasta sus cimientos, y la llamada Organización de las Naciones Unidas no puede hallar curación eficaz. Como nunca antes, ‘el hombre domina al hombre para perjuicio suyo’. (Revelación 12:9, 12; Eclesiastés 8:9. ) No obstante, por su parte el Señor Soberano Jehová, Hacedor del cielo y la Tierra, ha estado causando sus propios sacudimientos durante casi 90 años, en preparación para resolver de una vez para siempre los problemas de la Tierra. ¿Cómo?

En Ageo 2:6, 7 leemos: “Porque esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: ‘Todavía una vez —es poco tiempo— y voy a mecer los cielos y la tierra y el mar y el suelo seco. Y ciertamente meceré todas las naciones, y las cosas deseables de todas las naciones tienen que entrar; y ciertamente llenaré de gloria esta casa’, ha dicho Jehová de los ejércitos”. En particular desde el año 1919 Jehová ha hecho que sus Testigos proclamen Sus juicios entre todos los elementos de la sociedad humana en la Tierra. Al sistema mundial de Satanás se le ha puesto sobre aviso con esta advertencia dada por todo el mundo. A medida que la advertencia se intensifica, humanos que temen a Dios, “las cosas deseables”, se han sentido estimulados a separarse de las naciones. No es que sean sacudidos de allí por el temblor que estremece a la organización de Satanás. Pero cuando disciernen la situación, toman su propia decisión de participar con la clase Juan ungida en llenar de gloria la casa de adoración de Jehová. ¿Cómo se logra esto? Por la obra celosa de predicar las buenas nuevas del Reino establecido de Dios. (Mateo 24:14. ) Este Reino, compuesto de Jesús y sus seguidores ungidos, permanecerá eternamente para la gloria de Jehová como “un reino que no puede ser sacudido”. (Hebreos 12:26-29.)

¿Ha empezado usted a responder a esa predicación? ¿Está quizás entre los millones de personas que en los últimos años han concurrido a la Conmemoración de la muerte de Jesús? Si así es, siga progresando en su estudio de la verdad bíblica. (2 Timoteo 2:15; 3:16, 17.) ¡Abandone por completo el estilo de vida corrupto de la sociedad terrestre de Satanás que está condenada a la destrucción! Entre directamente en la sociedad cristiana del nuevo mundo y participe de lleno en su actividad antes de que el catastrófico “terremoto” final haga pedazos a todo el mundo de Satanás. Pero ¿Qué encierra ese “gran terremoto”? Veamos ahora.

SIGUE.../...




Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 24/01/2012

SIGUE.../...

¡EL GRAN TERREMOTO!

Sí, estos críticos últimos días han sido un tiempo de terremotos... Literales y figurativos. (2 Timoteo 3:1. ) Pero ninguno de esos temblores es la gran sacudida final que Juan ve cuando se abre el sexto sello. El tiempo para los estremecimientos preliminares ha terminado. Ahora viene un gran terremoto que es totalmente nuevo en la experiencia humana. Es un terremoto tan grande que los trastornos y conmociones que causa no pueden medirse en la escala sísmica de Richter ni con ningún otro indicador humano. No es un simple sismo local, sino una sacudida cataclísmica que devasta a toda la “tierra”, es decir, a toda la sociedad humana depravada.

Otros profetas de Jehová predijeron esa clase de terremoto y sus catastróficas consecuencias. Por ejemplo, cerca de 820 a.E.C. Joel habló de “la venida del día de Jehová, grande e inspirador de temor”, y declaró que entonces “el sol mismo será convertido en oscuridad, y la luna en sangre”. Después añade estas palabras: “Muchedumbres, muchedumbres están en la llanura baja de la decisión, porque el día de Jehová está cerca en la llanura baja de la decisión. El sol y la luna mismos ciertamente se oscurecerán, y las estrellas mismas realmente retirarán su resplandor. Y desde Sión Jehová mismo rugirá, y desde Jerusalén dará su voz. Y el cielo y la tierra ciertamente se mecerán; pero Jehová será un refugio para su pueblo, y una plaza fuerte para los hijos de Israel”. (Joel 2:31; 3:14-16. ) Esta mecedura pudiera aplicar solo a la ejecución de juicio de Jehová durante la gran tribulación. (Mateo 24:21. ) Entonces el relato paralelo de Revelación 6:12, 13 tendría lógicamente la misma aplicación. (Véase también Jeremías 10:10; Sofonías 1:14, 15.)

Unos 200 años después de Joel, el profeta Habacuc dijo en oración a su Dios: “Oh Jehová, he oído el informe acerca de ti. He quedado con miedo, oh Jehová, de tu actividad. ¡En medio de los años, oh hazla entrar en vida! En medio de los años, quieras darla a conocer. Durante la agitación, de mostrar misericordia quieras acordarte”. ¿Qué sería esa “agitación”? Habacuc pasa a dar una descripción gráfica de la “gran tribulación”, al decir sobre Jehová: “Se detuvo, para sacudir la tierra. Vio, y entonces hizo que las naciones saltaran.[... ] Con denunciación fuiste marchando por la tierra. En cólera fuiste trillando las naciones. Sin embargo, en cuanto a mí, ciertamente me alborozaré en Jehová mismo; ciertamente estaré gozoso en el Dios de mi salvación”. (Habacuc 3:1, 2, 6, 12, 18.) ¡Qué tremenda sacudida causará Jehová en toda la Tierra cuando trille las naciones!

También Ezequiel predijo que cuando Gog de Magog (Satanás ya rebajado) lance su ataque final sobre el pueblo de Dios, Jehová hará que “en el suelo de Israel” ocurra “un gran temblor”. (Ezequiel 38:18, 19. ) Aunque puede que ocurran terremotos literales, debemos recordar que Revelación se presenta en señales. Esta profecía y las demás profecías citadas son en gran manera simbólicas. Por eso, parece que cuando se abre el sexto sello se revela la culminación de todas las sacudidas de este sistema de cosas terrestre... El gran terremoto durante el cual se destruye a todos los humanos que están opuestos a la soberanía de Jehová Dios.

TIEMPO DE OSCURIDAD

Como Juan pasa a mostrar, el gran terremoto está acompañado de acontecimientos aterradores que implican hasta a los cielos. Dice: “Y el sol se puso negro como saco de pelo, y la luna entera se puso como sangre, y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como cuando una higuera sacudida por un viento fuerte echa sus higos aún no maduros”. (Revelación 6:12b, 13.) ¡Qué sorprendente fenómeno! ¿Puede usted imaginarse la espantosa oscuridad que se crearía si esa profecía se cumpliera literalmente? ¡Ya no habría luz solar cálida y reconfortante durante el día! ¡Ya no habría claros de Luna acogedores y plateados durante la noche! Y ya no titilarían contra el fondo aterciopelado de los cielos las innumerables estrellas. En vez de eso, habría una negrura fría e incesante. (Compárese con Mateo 24:29.)

En sentido espiritual, una oscuridad como esa se profetizó para el Israel antiguo. Jeremías advirtió: “Un yermo desolado es lo que toda la tierra llegará a ser, y ¿No llevaré a cabo un verdadero exterminio? A causa de esto la tierra estará de duelo, y los cielos arriba ciertamente se oscurecerán”. (Jeremías 4:27, 28. ) En 607 a.E.C. , cuando se cumplió esa profecía, la situación ciertamente fue oscura para el pueblo de Jehová. Su ciudad capital, Jerusalén, cayó en manos de los babilonios. Su templo fue destruido, y su tierra fue abandonada. Para ellos no había luz reconfortante desde el cielo. Más bien, fue como Jeremías dijo en lamento a Jehová: “Has matado; no has mostrado compasión. Has obstruido el acceso a ti mismo con una masa de nubes, para que no pase la oración”. (Lamentaciones 3:43, 44. ) Para Jerusalén, aquella oscuridad celestial significó muerte y destrucción.

Más tarde, una oscuridad similar en los cielos significó desastre para la Babilonia antigua. Acerca de esto, por inspiración un profeta de Dios escribió: “ ¡Miren! Viene el mismísimo día de Jehová, cruel tanto con furor como con cólera ardiente, a fin de hacer de la tierra un objeto de pasmo, y para aniquilar a los pecadores de la tierra de en medio de ella. Porque las mismísimas estrellas de los cielos y sus constelaciones de Kesil no despedirán su luz; el sol realmente se oscurecerá al salir, y la luna misma no hará brillar su luz. Y ciertamente demostraré indisputablemente sobre la tierra productiva su propia maldad, y sobre los inicuos mismos el propio error de ellos”. (Isaías 13:9-11. ) Esta profecía se cumplió en 539 a.E.C. Cuando Babilonia cayó ante los medos y los persas. Describe bien la negrura, la desesperanza, la falta de luz reconfortante para Babilonia cuando cayó para siempre de su posición como principal potencia mundial.

De manera similar, cuando el “gran terremoto” azote, todo el sistema mundial de hoy quedará sumido en la desesperanza de una oscuridad total. Las lumbreras brillantes y resplandecientes del sistema terrestre de Satanás no emitirán ningún rayo de esperanza. Hoy mismo los líderes políticos de la Tierra, especialmente en la cristiandad, tienen mala fama debido a su corrupción, su mentir y su estilo de vida inmoral. (Isaías 28:14-19. ) Ya no se puede confiar en ellos. Su luz trémula pasará a eclipse total cuando Jehová ejecute juicio. Su influencia como de luz lunar en los asuntos terrestres será denunciada como manchada de sangre, mortífera. Sus superestrellas mundanas se extinguirán como meteoritos en precipitación y serán esparcidas como higos no maduros en medio de un torbellino rugiente. Nuestro globo terráqueo entero temblará bajo “gran tribulación como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder”. (Mateo 24:21.) ¡Qué horrible perspectiva!

" EL CIELO " SE APARTA

La visión de Juan continúa: “Y el cielo se apartó como un rollo que se va enrollando, y toda montaña y toda isla fueron removidas de sus lugares”. (Revelación 6:14.) Está claro que estos no son los cielos literales ni las montañas e islas literales. Pero ¿Qué simbolizan?

Sobre “el cielo”, una profecía similar que habla de la cólera de Jehová contra todas las naciones nos ayuda a entender: “Y todos los del ejército de los cielos tienen que podrirse. Y los cielos tienen que enrollarse, justamente como el rollo de un libro”. (Isaías 34:4. ) Edom en particular tenía que sufrir. ¿Cómo? Aquella nación fue invadida por los babilonios poco después de la destrucción de Jerusalén en 607 a.E.C. En aquella ocasión no se hizo registro alguno de que hubiera sucesos sobresalientes en los cielos literales. Pero hubo sucesos catastróficos en los “cielos” de Edom. Sus autoridades gubernamentales humanas fueron rebajadas de su posición elevada, como de cielo. (Isaías 34:5. ) Fueron ‘enrolladas’ y puestas a un lado, por decirlo así, como un rollo viejo que ya no le servía para nada a nadie.

Así, “el cielo” que va a ‘apartarse como un rollo’ se refiere a los gobiernos anti-Dios que rigen sobre esta Tierra. Serán quitados para siempre por el victorioso Jinete del caballo blanco. (Revelación 19:11-16, 19-21. ) Esto está confirmado por lo que el apóstol Pedro dijo mientras esperaba los acontecimientos que se presentan al abrirse el sexto sello: “Los cielos y la tierra que existen ahora están guardados para fuego y están en reserva para el día del juicio y de la destrucción de los hombres impíos”. (2 Pedro 3:7. ) Pero ¿Qué hay de la expresión: “toda montaña y toda isla fueron removidas de sus lugares”?

En la profecía bíblica, a menudo se dice que las montañas y las islas se mecen o pierden su estabilidad de otros modos en tiempos de gran agitación política. Por ejemplo, al predecir los juicios de Jehová contra Nínive, el profeta Nahúm escribió: “Montañas mismas se han mecido por causa de él, y las colinas mismas estuvieron derritiéndose. Y la tierra será solevantada debido a su rostro”. (Nahúm 1:5. ) No hay registro de que se desintegraran montañas literales cuando Nínive de hecho cayó en 632 a.E.C. Pero una potencia mundial que había sido fuerte como una montaña tuvo un desplome repentino. (Compárese con Jeremías 4:24.)

Por eso, la expresión: “toda montaña y toda isla”, con referencia a lo que sucedió al abrirse el sexto sello, aludiría lógicamente a gobiernos políticos y sus organizaciones dependientes de este mundo, que a muchos humanos les han parecido muy estables. Serán mecidos hasta que se salgan de su lugar, para consternación y horror de los que anteriormente habían confiado en ellos. Como la profecía sigue relatando, ¡No habrá duda alguna de que el gran día de la ira de Jehová y de su Hijo, la sacudida final que elimina a toda la organización de Satanás, habrá llegado con toda su fuerza!

" CAIGAN SOBRE NOSOTROS Y ESCÓNDANNOS "

Las palabras de Juan continúan: “Y los reyes de la tierra y los de primer rango y los comandantes militares y los ricos y los fuertes y todo esclavo y toda persona libre se escondieron en las cuevas y en las masas rocosas de las montañas. Y siguen diciendo a las montañas y a las masas rocosas: ‘Caigan sobre nosotros y escóndannos del rostro del que está sentado en el trono, y de la ira del Cordero, porque ha llegado el gran día de la ira de ellos, y ¿Quién puede estar de pie? ’”. (Revelación 6:15-17.)

Cuando Oseas pronunció el juicio de Jehová contra Samaria, la capital del reino norteño de Israel, dijo: “Los lugares altos de Bet-aven, el pecado de Israel, realmente serán aniquilados. Espinos y cardos mismos crecerán en sus altares. Y la gente en realidad dirá a las montañas: ‘ ¡Cúbrannos! ’, y a las colinas: ‘ ¡Caigan sobre nosotros! ’”. (Oseas 10:8.) ¿Cómo se cumplieron esas palabras? Pues bien, cuando Samaria cayó ante los crueles asirios en 740 a.E.C. , los israelitas no tenían lugar al cual huir. Las palabras de Oseas expresan la sensación de impotencia, completo terror y desamparo que sintió el pueblo vencido. Ni las colinas literales ni las instituciones semejantes a montañas de Samaria podían proteger a aquellas personas, aunque en el pasado habían parecido muy permanentes.

De modo similar, cuando los soldados romanos conducían a Jesús para darle muerte, él dijo a las mujeres de Jerusalén: “Vienen días en que se dirá: ‘ ¡Felices son las estériles, y las matrices que no dieron a luz y los pechos que no dieron de mamar! ’. Entonces comenzarán a decir a las montañas: ‘ ¡Caigan sobre nosotros! ’, y a las colinas: ‘ ¡Cúbrannos! ’”. (Lucas 23:29, 30. ) La destrucción de Jerusalén por los romanos en 70 E.C. Es un hecho bien documentado, y es patente que las palabras de Jesús tenían un significado similar a las de Oseas. En aquel tiempo no hubo escondite para los judíos que permanecieron en Judea. Dondequiera que trataron de esconderse en Jerusalén, o hasta cuando huyeron a la ciudadela de Masada, en la cumbre de una montaña, no pudieron escapar de la expresión violenta del juicio de Jehová.

Ahora, al abrirse el sexto sello, se ha mostrado que algo parecido ocurrirá durante el día venidero de la ira de Jehová. Cuando a este sistema terrestre de cosas se le dé su sacudida final, los que estén comprometidos a apoyarlo buscarán desesperadamente un escondite, pero no hallarán ninguno. La religión falsa, Babilonia la Grande, ya les habrá fallado por completo. Ni cuevas en las montañas literales ni organizaciones políticas y comerciales —que simbólicamente pueden representarse por montañas— suministrarán seguridad financiera ni ninguna otra clase de ayuda. Nada les servirá de amparo contra la ira de Jehová. Jesús describe bien el terror de ellos: “Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria”. (Mateo 24:30.)

Sí, los que han rehusado reconocer la autoridad del victorioso Jinete del caballo blanco se verán obligados a confesar su error. Los humanos que voluntariamente han sido parte de la descendencia de la Serpiente se encararán a la destrucción cuando el mundo de Satanás pase. (Génesis 3:15; 1 Juan 2:17. ) En ese tiempo la situación mundial hará que muchos, en efecto, pregunten: “ ¿Quién puede estar de pie? ”. Aparentemente supondrán que nadie en absoluto puede estar aprobado delante de Jehová en ese día de Su juicio. Pero se habrán equivocado, como pasa a mostrarlo el libro de Revelación."

COPIADO


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 25/01/2012

SE SELLA AL ISRAEL DE DIOS ( 19)

Visión 4ª : Revelación 7: 1 - 17

Lo que muestra: Se sella a los 144. 000, y se observa a la gran muchedumbre de pie delante del trono de Jehová y delante del Cordero

Cuándo se cumple: Desde la entronización de Cristo Jesús en 1914 hasta dentro de su Reinado Milenario



“ ¿QUIÉN puede estar de pie? ” (Revelación 6:17. ) Sí, ¿Quién? Cuando en el gran día de la ira divina el sistema de Satanás sea devastado, gobernantes y pueblos del mundo bien pudieran hacer esa pregunta. A ellos les parecerá que el cataclismo inminente pondrá fin a toda vida humana. Pero ¿Será así? Felizmente, un profeta de Dios nos asegura: “Todo el que invoque el nombre de Jehová escapará salvo”. (Joel 2:32. ) Los apóstoles Pedro y Pablo confirman ese hecho. (Hechos 2:19-21; Romanos 10:13. ) Sí, los que invocan el nombre de Jehová serán sobrevivientes. ¿Quiénes son estos? Lo veremos al desenvolverse la siguiente visión.

Realmente es notable el que alguien pase con vida a través del día del juicio de Jehová, porque otro profeta de Dios lo describe de este modo: “ ¡Miren! Una tempestad de viento de Jehová, furia misma, ha salido, una tormenta barredera en su avance. Sobre la cabeza de los inicuos remolineará. La ardiente cólera de Jehová no se volverá atrás hasta que él haya ejecutado y hasta que haya realizado las ideas de su corazón”. (Jeremías 30:23, 24.) ¡Es urgente que tomemos medidas para aguantar con éxito esa tormenta! (Proverbios 2:22; Isaías 55:6, 7; Sofonías 2:2, 3

LOS CUATRO VIENTOS

Antes de que Jehová desate esa furia, ángeles celestiales ejecutan un servicio especial. Juan ahora contempla esto en visión: “Después de esto vi a cuatro ángeles de pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, reteniendo los cuatro vientos de la tierra, para que no soplara viento alguno sobre la tierra ni sobre el mar ni sobre ningún árbol”. (Revelación 7:1.) ¿Qué significa esto para nosotros hoy? Estos “cuatro vientos” son un símbolo gráfico de un juicio destructivo que está por ser desatado sobre una sociedad terrestre inicua, sobre el agitado “mar” de una humanidad desaforada y sobre los altaneros gobernantes semejantes a árboles que reciben apoyo y subsistencia de la gente de la Tierra. (Isaías 57:20; Salmo 37:35, 36.)

Sin duda, esos cuatro ángeles representan a cuatro grupos de ángeles, a quienes Jehová utiliza para retener la ejecución de juicio hasta el tiempo señalado. Cuando los ángeles sueltan esos vientos de la ira divina para que vengan a la misma vez desde el norte, el sur, el este y el oeste, la devastación será tremenda. Se asemejará, pero en escala tremendamente mayor, al uso de los cuatro vientos por Jehová para esparcir a los elamitas de la antigüedad, desbaratándolos y exterminándolos. (Jeremías 49:36-38. ) Será una gigantesca tempestad de viento mucho más devastadora que la “tormenta” mediante la cual Jehová aniquiló a la nación de Ammón. (Amós 1:13-15. ) Ninguna parte de la organización de Satanás en la Tierra podrá estar de pie en el día de la furia de Jehová, cuando Él vindique su soberanía para siempre jamás. (Salmo 83:15, 18; Isaías 29:5, 6.)

¿Podemos estar seguros de que los juicios de Dios azotarán por toda la Tierra? Escuche de nuevo a su profeta Jeremías: “ ¡Miren! Una calamidad va a salir de nación en nación, y una gran tormenta misma será levantada desde las partes más remotas de la tierra. Y los muertos por Jehová ciertamente llegarán a estar en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el mismísimo otro extremo de la tierra”. (Jeremías 25:32, 33. ) Es durante esta tempestad cuando el mundo será envuelto en oscuridad. Sus agencias gubernamentales serán sacudidas para destrucción. (Revelación 6:12-14. ) Pero el futuro no será sombrío para toda persona. Entonces, ¿Para beneficio de quiénes se retienen los cuatro vientos?


SE SELLA A LOS ESCLAVOS DE DIOS

Juan pasa a mostrar que a algunos se les marca para que sobrevivan: “Y vi a otro ángel que ascendía del nacimiento del sol, teniendo un sello del Dios vivo; y clamó con voz fuerte a los cuatro ángeles a quienes estaba concedido hacer daño a la tierra y al mar, y dijo: ‘No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles, hasta después que hayamos sellado en la frente a los esclavos de nuestro Dios’”. (Revelación 7:2, 3.)

Aunque no se da el nombre de ese quinto ángel, toda la prueba indica que es nada menos que el glorificado Señor Jesús. En armonía con el hecho de que Jesús es el Arcángel, aquí se indica que tiene autoridad sobre los demás ángeles. (1 Tesalonicenses 4:16; Judas 9. ) Él asciende del este, como “los reyes procedentes del nacimiento del sol” —Jehová y su Cristo— que vienen a ejecutar juicio, como lo hicieron los reyes Darío y Ciro cuando humillaron a la Babilonia antigua. (Revelación 16:12; Isaías 45:1; Jeremías 51:11; Daniel 5:31. ) Este ángel también se parece a Jesús en que se le ha confiado sellar a los cristianos ungidos. (Efesios 1:13, 14. ) Además, cuando se desatan los vientos, Jesús es quien conduce a los ejércitos celestiales para ejecutar juicio en las naciones. (Revelación 19:11-16. ) Por eso, lógicamente sería Jesús quien ordenaría que se retuviera la destrucción de la organización terrestre de Satanás hasta que se sellara a los esclavos de Dios.

¿En qué consiste este sellar, y quiénes son estos esclavos de Dios? El sellar empezó en el Pentecostés de 33 E.C. , cuando los primeros cristianos judíos fueron ungidos con espíritu santo. Después, Dios procedió a llamar y ungir a “gente de las naciones”. (Romanos 3:29; Hechos 2:1-4, 14, 32, 33; 15:14. ) El apóstol Pablo escribió que los cristianos ungidos tienen una garantía de que ‘pertenecen a Cristo’, y añadió que Dios “ha puesto su sello sobre nosotros y nos ha dado la prenda de lo que ha de venir, es decir, el espíritu, en nuestros corazones”. (2 Corintios 1:21, 22; compárese con Revelación 14:1. ) Así, cuando a estos “esclavos” se les adopta como hijos espirituales de Dios, reciben de antemano una prenda de su herencia celestial... Un sello o promesa. (2 Corintios 5:1, 5; Efesios 1:10, 11. ) Entonces pueden decir: “El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Pues, si somos hijos, también somos herederos: herederos por cierto de Dios, pero coherederos con Cristo, con tal que suframos juntamente para que también seamos glorificados juntamente”. (Romanos 8:15-17.)

“Con tal que suframos juntamente”... ¿Qué significa eso? Para recibir la corona de la vida, los cristianos ungidos tienen que aguantar, perseverar, mantenerse fieles hasta la misma muerte. (Revelación 2:10. ) No es asunto de ‘una vez salvo, siempre salvo’. (Mateo 10:22; Lucas 13:24. ) Más bien, se les amonesta: “Hagan lo sumo por hacer seguros para sí su llamamiento y selección”. Como el apóstol Pablo, al fin tienen que poder decir: “He peleado la excelente pelea, he corrido la carrera hasta terminarla, he observado la fe”. (2 Pedro 1:10, 11; 2 Timoteo 4:7, 8. ) Por eso, aquí en la Tierra el probar y zarandear a los restantes hijos de Dios engendrados por espíritu tiene que continuar hasta que Jesús y los ángeles que lo acompañan hayan implantado firmemente el sello “en la frente” de todos estos, identificándolos conclusivamente, irrevocablemente, como “esclavos de nuestro Dios” probados y fieles. Ese sello entonces se hace una marca permanente. Es patente que cuando se desata a “los cuatro vientos” de la tribulación todo el Israel espiritual habrá sido sellado de modo final, aunque todavía haya unos cuantos vivos en la carne. (Mateo 24:13; Revelación 19:7.) ¡La cantidad de sus miembros estará completa! (Romanos 11:25, 26.)

¿A CUÁNTOS SE SELLA?

Jesús dijo a los que iban en camino a ser sellados de esta manera: “No teman, rebaño pequeño, porque su Padre ha aprobado darles el reino”. (Lucas 12:32. ) Otros textos bíblicos, como Revelación 6:11 y Romanos 11:25, indican que definitivamente la cantidad de personas de ese “rebaño pequeño” es limitada y, de hecho, está predeterminada. Lo que Juan dice después confirma esto: “Y el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de toda tribu de los hijos de Israel: De la tribu de Judá, doce mil sellados; de la tribu de Rubén, doce mil; de la tribu de Gad, doce mil; de la tribu de Aser, doce mil; de la tribu de Neftalí, doce mil; de la tribu de Manasés, doce mil; de la tribu de Simeón, doce mil; de la tribu de Leví, doce mil; de la tribu de Isacar, doce mil; de la tribu de Zabulón, doce mil; de la tribu de José, doce mil; de la tribu de Benjamín, doce mil sellados”. (Revelación 7:4-8.)

¿No pudiera ser esto una referencia al Israel literal, carnal? No, pues Revelación 7:4-8 se aparta de la lista común de las tribus. (Números 1:17, 47. ) Es obvio que la lista que se da aquí no tiene el propósito de identificar a judíos carnales por sus tribus, sino mostrar una semejanza estructural de organización para el Israel espiritual. Este está equilibrado. Habrá exactamente 144. 000 miembros de esta nueva nación: 12. 000 de cada una de las 12 tribus. Ninguna tribu de este Israel de Dios es exclusivamente real ni exclusivamente sacerdotal. Todo miembro de la nación ha de gobernar como rey, y todo miembro de la nación ha de rendir servicio sacerdotal. (Gálatas 6:16; Revelación 20:4, 6.)

Aunque los primeros que tuvieron la oportunidad de ser escogidos para el Israel espiritual fueron los judíos naturales y los prosélitos judíos, solo una minoría de aquella nación la aceptó. Por lo tanto, Jehová extendió la invitación a los gentiles. (Juan 1:10-13; Hechos 2:4, 7-11; Romanos 11:7. ) Como en el caso de los efesios, que anteriormente habían estado “alejados del estado de Israel”, ahora los no judíos podían ser sellados con el espíritu de Dios y llegar a ser parte de la congregación de cristianos ungidos. (Efesios 2:11-13; 3:5, 6; Hechos 15:14. ) Por eso, es apropiado que los 24 ancianos canten delante del Cordero: “Con tu sangre compraste para Dios personas de toda tribu y lengua y pueblo y nación, e hiciste que fueran un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y han de reinar sobre la tierra”. (Revelación 5:9, 10.)

La congregación cristiana es “una raza escogida, un sacerdocio real, una nación santa”. (1 Pedro 2:9. ) Reemplaza al Israel natural como la nación de Dios, y llega a ser un nuevo Israel que es “realmente ‘Israel’”. (Romanos 9:6-8; Mateo 21:43. ) Por esta razón, estuvo muy bien que Santiago, medio hermano de Jesús, dirigiera su carta pastoral “a las doce tribus que están esparcidas por todas partes”, es decir, a la congregación mundial de cristianos ungidos que con el tiempo alcanzaría la cifra de 144. 000. (Santiago 1:1.)



EL ISRAEL DE DIOS HOY DÍA

Un dato interesante es que Charles T. Russell reconoció que 144. 000 era un número literal de personas que compondrían un Israel espiritual. En The New Creation (La nueva creación), el tomo VI de su obra Studies in the Scriptures (Estudios de las Escrituras), publicado en 1904, escribió: “Todo nos lleva a creer que el número definitivo y fijo de los elegidos [ungidos escogidos] es el que se declara varias veces en Revelación (7:4; 14:1); a saber, 144. 000 ‘redimidos de entre los hombres’”. En Luz, tomo I, publicado en 1930 por los Estudiantes de la Biblia, también se declaró: “Los 144. 000 miembros del cuerpo de Cristo se muestran reunidos [... ] escogidos y ungidos o sellados”. Los testigos de Jehová se han adherido consecuentemente al punto de vista de que el Israel espiritual está compuesto literalmente de 144. 000 cristianos ungidos.

Sin embargo, ¿No merece algún favor especial hoy día el Israel natural? Poco antes de que empezara el día del Señor, cuando estudiantes sinceros de la Biblia estaban descubriendo de nuevo muchas de las verdades básicas de la Palabra de Dios, se pensaba que al finalizar los Tiempos de los Gentiles los judíos disfrutarían nuevamente de una posición privilegiada ante Dios. Por eso, el libro de C.T. Russell titulado The Time Is at Hand (El tiempo se ha acercado), el tomo II de Studies in the Scriptures, publicado en 1889, aplicó Jeremías 31:29-34 a los judíos naturales, e hizo este comentario: “El mundo es testigo de que el castigo de Israel bajo el dominio de los gentiles ha sido continuo desde [607] a. De J.C. , que todavía continúa, y que no hay razón para esperar su reorganización nacional antes de 1914 d. De J.C. , el límite de sus ‘siete tiempos’...2. 520 años”. Parecía que los judíos experimentarían entonces una restauración nacional, y esta perspectiva pareció hacerse más brillante en 1917, cuando la Declaración Balfour prometió el apoyo de los británicos para hacer de Palestina un hogar nacional para los judíos.

Después de la I Guerra Mundial Palestina llegó a ser un territorio bajo el mandato de Gran Bretaña, y se preparó el camino para que muchos judíos regresaran a aquella tierra. En 1948 nació el estado político de Israel. ¿No indicaba esto que los judíos pronto recibirían bendiciones divinas? Por muchos años los testigos de Jehová habían creído que así sería. Por eso, en 1925 publicaron un libro de 128 páginas, Comfort for the Jews (Consuelo para los judíos). En 1929 publicaron un libro atractivo de 360 páginas, Vida, una obra preparada para atraer a los judíos, que trataba también del libro bíblico de Job. Se hicieron grandes esfuerzos, especialmente en la ciudad de Nueva York, por llevar a los judíos este mensaje mesiánico. Unas cuantas personas sí respondieron favorablemente, pero los judíos en general, como sus antepasados del primer siglo, rechazaron la prueba de la presencia del Mesías.

Era obvio que los judíos, como pueblo y como nación, no eran el Israel descrito en Revelación 7:4-8 ni en otras profecías bíblicas que tienen que ver con el día del Señor. Los judíos, siguiendo su tradición, persistían en evitar el uso del nombre divino. (Mateo 15:1-3, 7-9. ) En una consideración de Jeremías 31:31-34, el libro Jehová, publicado por los testigos de Jehová en 1934, declaró de modo final: “El nuevo pacto nada tiene que ver con los descendientes naturales de Israel ni con la humanidad en general, sino que está limitado al Israel espiritual”. Las profecías bíblicas de restauración no tienen que ver ni con los judíos naturales ni con el Israel político, que es miembro de la Organización de las Naciones Unidas y parte del mundo de que habló Jesús en Juan 14:19, 30 y 18:36.

En 1931 los esclavos de Dios en la Tierra habían recibido, con gran gozo, el nombre de testigos de Jehová. Podían concordar de todo corazón con las palabras de Salmo 97:11: “Luz misma ha relumbrado para el justo, y regocijo aun para los rectos de corazón”. Podían discernir claramente que solo el Israel espiritual había sido introducido en el nuevo pacto. (Hebreos 9:15; 12:22, 24. ) El Israel natural no tenía parte en él, ni la humanidad en general. Este modo de entender el asunto preparó el camino para un brillante relampagueo de luz divina, sobresaliente en los anales de la historia teocrática. Esto revelaría cuán abundantemente extiende Jehová su misericordia, bondad amorosa y verdad a todos los humanos que se acercan a él. (Éxodo 34:6; Santiago 4:8. ) Sí, otros además del Israel de Dios se beneficiarían de que los ángeles retuvieran los cuatro vientos de la destrucción. ¿Quiénes pudieran ser estos? ¿Pudiera ser usted uno de ellos? Veámoslo en lo que sigue."


NOTA

Apropiadamente, el nombre Israel significa: “Dios Contiende; Contendiente (El Que Persevera) Con Dios”. (Génesis 32:28, nota de la Biblia con Referencias [ Traducción del Nuevo Mundo ].)


COPIADO


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 26/01/2012
¿QUIÉNES SON LOS 144,000 DE APOCALIPSIS 7:4 Y 14:1?
Filed under: General 1 comentario
abril 5, 2008

¡La Verdad Jamás Contada!

Por Ing°. Mario A Olcese

En Apocalipsis 7:4 y 14:1 aparecen 144,000 personas frente a Dios y del Cordero. Pero: ¿Quiénes son estos 144,000 individuos? ¿Acaso 144,000 “T. J” del siglo XXI? Veamos la verdad del asunto a continuación. En Apocalipsis 7:4 leemos sobre estos 144,000 de este modo: “Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de TODAS LAS TRIBUS DE ISRAEL. ” En Apocalipsis 14:4 se nos dice además que estos 144,000 que son PRIMICIAS para Dios y el Cordero. ” Los 144,000 son personas provenientes de las tribus de Israel y son primicias para Dios y el Cordero. Esto quiere decir que son 144,000 israelitas o judíos. ¿Acaso son todos los 144,000 “T. J” de raza Hebrea? No, por cierto. Por tanto, los “T. J” están en un problema muy serio, pues la mayoría de los componentes de su iglesia no son Judíos. No obstante, para salir del problema, ellos sostienen que no se debe tomar literalmente el origen israelita de los 144,000 pues son israelitas “espirituales“. Pero si esto es cierto, entonces debemos concluir que tampoco el mismo número 144,000 es literal sino simbólico, indicando un número grande de miembros y no necesariamente 144,000 miembros exactos y precisos. Ni más ni menos.

Ahora bien, notemos que dice “primicias para Dios y el Cordero“. Santiago les escribió a las doce tribus que estaban en la dispersión lo siguiente: “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a LAS DOCE TRIBUS QUE ESTÁN EN LA DISPERSIÓN: SALUD… Él (Dios), de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos PRIMICIAS DE SUS CRIATURAS. ” (Santiago 1:1,18). Aquí Santiago aclara más el punto y habla a los israelitas de la DISPERSIÓN como PRIMICIAS DE DIOS. Obviamente estos israelitas no eran “espirituales” sino naturales, los cuales habían sufrido la dispersión. El Nuevo Auxiliar Bíblico” de G.T. Manley, CLIE, l987, pág 488 dice: “Como la epístola va dirigida a “Las doce tribus que están esparcidas”, parece que Santiago se sintió movido a escribir a sus compatriotas israelitas que habían creído, muchos de los cuales visitarían Jerusalén para las fiestas…” En buena cuenta, las primicias eran los primeros convertidos por la predicación apostólica. Y recordemos que la instrucción de Cristo a sus discípulos fue: “…no vayan entre los no judíos ni entren a ningún pueblo de los samaritanos, VAYAN MÁS BIEN A LAS OVEJAS DESCARRIADAS DE ISRAEL,” (Mateo 10:5,6). El N. T está lleno de historias de la conversión judía. Recordemos que todos los apóstoles eran Israelitas. En Hechos 2:38,41,47 leemos que Pedro llevó a 3,000 Judíos a Cristo y los hizo miembros de su iglesia. Este es sólo un ejemplo de entre varios casos más en la Biblia de la conversión de judíos al cristianismo.

Por otro lado, es interesante observar que en el texto de Apocalipsis 7:9 hay una GRAN MULTITUD de personas de entre los pueblos, naciones, tribus y lenguas que alaban a Dios y a Cristo. Estos son los convertidos gentiles que siguieron a la conversión de las primicias Judías. Dios no hace acepción de personas, por eso El llamó a los gentiles también para ocupar el espacio dejado por los Judíos no convertidos. Aquí vemos claramente que los 144,000 y la GRAN MULTITUD tienen diferentes orígenes. Los primeros son Judíos, y los segundos, no judíos o gentiles. Pero los “T. J” se equivocan al sostener que ambos grupos son iguales en su origen. Es que los “T. J” no creen hoy, como sí lo creía su fundador y Líder Charles Taze Russell, que los israelitas son el pueblo escogido de Dios.

Los “T. J” no son consecuentes interpretando la Biblia. Aquí hay un claro ejemplo de la arbitrariedad en la interpretación del texto de Apocalipsis 7:4-8. Toman simbólicamente las tribus de Israel pero literalmente el número 144,000. O se toman ambos literalmente, o ambos simbólicamente, pero no a medias.

Otro detalle: Los “T. J” sostienen que la GRAN MULTITUD (“las otras ovejas“) tienen un destino terrenal, en tanto que los 144,000 tienen un destino celestial (Ver “Esto Significa Vida Eterna”, págs. 237 y 238). Pero la Biblia es clara cuando dice que ambos grupos están FRENTE AL TRONO Y FRENTE AL CORDERO (Apocalipsis 7:9-15 y Apocalipsis 14:1-5). Pero los “T. J” sostienen que estar frente a Dios y frente al Cordero puede tener una connotación simbólica de “aprobación” en el caso de la GRAN MULTITUD, y no necesariamente que estén literalmente frente a Dios como si sucede con los 144,000. Pero si esto es verdad, ¿Por qué los ancianos preguntan por la GRAN MULTITUD diciendo: “…Y de DÓNDE HAN VENIDO? ”. Esto sugiere que también esta gran multitud ha salido de entre los hombres de la tierra. Han salido de un sitio y han venido a otro lugar, obviamente. Esta lógica nuestra está apoyada en las Escrituras, pues claramente Pablo dice que hay UNA SOLA ESPERANZA DE NUESTRA VOCACIÓN (Efesios 4:4). Y notemos que Pablo está escribiéndoles como israelita a los gentiles de Éfeso. Él como israelita, y ellos como gentiles, ¡Tienen la misma vocación y la misma esperanza!

Finalmente, “las otras ovejas que no son de este redil” de Juan 10:16 no tienen que ver con una supuesta clase terrestre de “T. J”. Más bien tienen que ver con los convertidos gentiles que no son del redil Judío (o “manada pequeña“) que vendrían a la fe por la predicación de Pablo y de otros creyentes del pueblo hebreo. Recordemos que Cristo vino primero a los suyos (“una manada pequeña“)(Juan 1:11), y luego comisionaría a sus seguidores a predicar su evangelio a todas las naciones (“una gran multitud gentil”)(Mateo 28:19,20).

He aquí ahora una interrogante oportuna y necesaria: ¿Cómo sabe un “T. J” que es un miembro de los 144,000 y no de la “GRAN MULTITUD” y viceversa? Bueno, aquí aparece el subjetivismo puro. Yo, como ex-”T. J”, me hacía la misma pregunta. Una vez le pregunté a uno de la clase de la Iglesia o de los 144,000, lo siguiente: ¿Cómo sabe usted que es de la clase ungida?, y me contestó: “Yo siento un llamado celestial” o “Mi corazón me dice que mi paradero final y eterno está en el cielo y no en la tierra”. ¡Punto final! Caramba dije: ¡Qué fácil es saber si uno es miembro de la iglesia! Como si nuestro destino final dependiera de lo que a uno le guste o le parezca. Los más de los “T. J” dicen no sentir el deseo de vivir en el cielo sino en la tierra. A éstos les corresponde vivir en la tierra, pues así lo han decidido ellos en su corazón. ¡Qué tontería! ¿Acaso se han olvidado los “T. J” que engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; y quién lo conocerá? ” (Jeremías 17:9). ¿Acaso no recordamos que el Diablo suele usar “el corazón” de los hombres para engañarlos? (Ver Juan 13:2). Por tanto, debemos basarnos en lo que realmente dice la Biblia sobre algún asunto, y no en nuestras propias elucubraciones.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 26/01/2012

Quiénes son los 144,000?

Pregunta: " ¿Quiénes son los 144,000?"

Respuesta: El libro de Apocalipsis siempre ha presentado desafíos para su interpretación. El libro está saturado de vívidas imágenes y simbolismos, los cuales la gente ha interpretado de manera diferente dependiendo de sus preconcepciones del libro como un todo. Hay cuatro posturas ante el libro de Apocalipsis: 1) Preterista (la cual ve todos o la mayoría de los eventos en Apocalipsis como ya ocurridos para el final del primer siglo); 2) Historicista (la cual ve Apocalipsis como un panorama de la historia de la iglesia desde los tiempos apostólicos al presente); 3) Idealista (la cual ve Apocalipsis como una representación de la lucha entre el bien y el mal); 4) Futurista (la cual ve Apocalipsis como la profecía de los eventos por venir). De estas cuatro, sólo la postura futurista interpreta Apocalipsis con el mismo método histórico-gramatical que el resto de la Escritura. También es la que mejor se ajusta con la propia afirmación de Apocalipsis de ser un libro profético (Apocalipsis 1:3; 22:7, 10, 18, 19).

Así que la respuesta a la pregunta, “ ¿Quiénes son los 144,000? ” dependerá de cuál postura interpretativa elijas respecto el libro de Apocalipsis. Con la excepción de la postura futurista, todas las otras interpretan los 144,000 simbólicamente, como siendo representativos de la iglesia, y el número “144,000” como simbolismo de la totalidad – p. Ej. El número completo – de la iglesia. Aún así, cuando se toma el pasaje como tal: “Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. ” (Apocalipsis 7:4), no hay nada en el pasaje que necesite interpretar los 144,000 como alguna otra cosa que no sea literalmente el número de 144,000 judíos, 12,000 tomados de cada tribu de los “hijos de Israel. ” El Nuevo Testamento no ofrece ningún texto bien definido que reemplace a Israel con la iglesia.

Estos judíos son “sellados,” lo cual significa que tienen una protección especial de Dios de todos los juicios divinos y del anticristo, para llevar a cabo su misión durante el período de la Tribulación (ver Apocalipsis 6:17, en donde la gente se pregunta quién se sostendrá en pie ante la ira por manifestarse). El período de la Tribulación es un período aún futuro de siete años en el cual Dios ejecutará un juicio divino contra aquellos que lo rechazaron y consumará la salvación para la nación de Israel. Todo esto es de acuerdo a la revelación dada por Dios al profeta Daniel (Daniel 9:24-27). Los 144,000 judíos son una clase de “primicias” (Apocalipsis 14:4) del Israel redimido, lo cual ha sido previamente profetizado (Zacarías 12:10; Romanos 11:25-27), y su misión es evangelizar al mundo del post-Arrebatamiento y proclamar el evangelio durante el período de la Tribulación. Como resultado de su ministerio, millones vendrán a la fe en Cristo. “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos. ” (Apocalipsis 7:9).

Mucha de la confusión respecto a los 144,000 es el resultado de las falsas doctrinas de los Testigos de Jehová. Los Testigos de Jehová sostienen que los 144,000 es un número limitado de personas que reinarán con Cristo en el cielo y pasarán la eternidad con Dios. Los 144,000 tienen lo que los Testigos de Jehová llaman la esperanza celestial. Aquellos que no han nacido de nuevo disfrutarán de lo que ellos llaman la esperanza terrenal – un paraíso en la tierra gobernado por Cristo y los 144,000. Claramente podemos ver que las enseñanzas de los Testigos de Jehová se basan en una sociedad de castas en la vida futura con una clase gobernante (los 144,000), y aquellos que son gobernados. La Biblia no enseña tal doctrina de “dualidad de clases. ” Es verdad que de acuerdo a Apocalipsis 20:4, habrá gente gobernando con Cristo en el Milenio. Esta gente incluirá a la iglesia (los creyentes en Jesucristo), los santos del Antiguo Testamento (creyentes que murieron antes de la primera venida de Cristo), y los santos de la Tribulación (aquellos que aceptaron a Cristo durante la Tribulación). Sin embargo la Biblia no menciona un límite numérico de este grupo de gente. Más aún, el Milenio es diferente del estado eterno, el cual tendrá lugar al término del período Milenial. En ese tiempo, Dios morará con nosotros en la Nueva Jerusalén. Él será nuestro Dios y nosotros seremos Su pueblo (Apocalipsis 21:3). La herencia que nos ha sido prometida en Cristo y sellada por el Espíritu Santo (Efesios 1:13-14) llegará a ser nuestra y seremos co-herederos con Cristo (Romanos 8:17).




Responder


Quiero recibir alertas por email cuando haya mensajes nuevos en este debate

Debe cumplir las normas de contenido y normas de conducta
Al escribir en el debate:
  1. Repasa la ortografía y no escribas en formato SMS.
  2. Lee el texto dos veces antes de publicar.
  3. No escribas todo en mayúsculas o negritas.
 
Páginas internacionales: España  |  Italia  |  Francia  |  México  |  Alemania  |  Reino Unido  |  Argentina  |  Chile  |  Colombia  |  USA |  India |  Y próximamente: Brasil | 

Búsquedas frecuentes: disfacia hierro alto en sangre prueba de sangre celulas epiteliales abundantes dieta para bajar los trigliceridos

EMAGISTER Servicios de formación, S.L. Copyright 1999/2013.