Home > Foro de Alimentos >

Debates de Alimentos

> La Semilla de Chía ( Salvia hispánica)
Foro de Alimentos
Foro de Alimentos
1 Curso online | 1337 Debates | 52 Documentos | 2 Vídeos | 1 Blog | 62 Imágenes | 868 Miembros

La Semilla de Chía ( Salvia hispánica)

Francisco José
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 24/03/2009

CHIA

Rica herencia maya

Pese a la devastadora “conquista” española (recordemos la quema de cultivos indígenas por el carácter sagrado que adquirían los alimentos para estos pueblos), hemos recibido de los mayas preciosos tesoros nutricionales. Luego del amaranto y las algas espirulina, ahora la moderna investigación científica ha “redescubierto” a las semillas de chía.

Para los mayas, la chía (Salvia hispanica) era uno de los cuatro cultivos básicos destinados a su alimentación, junto al maíz, el poroto y el amaranto. De allí que ofrendaban estas semillas a los dioses, en agradecimiento por las cosechas. El uso y el cultivo de la chía en el valle de Méjico, se remonta a unos 3. 500 años a.C. Para los nativos, la chía era sinónimo de aceite. En dialecto nahuatl la palabra chiactic significa aceitoso o grasoso. El nombre Chiapas, actual estado al sur de Méjico, significa “agua de chía”.

Aunque la desconozcamos, la chía resulta muy confiable como fuente alimentaria, algo demostrado por los mayas en su extendida utilización. A estas conclusiones arribaron los investigadores de la Universidad de Arizona (EEUU), promoviendo la recuperación de este cultivo subtropical en dicho país, Méjico y Argentina.

Los aztecas usaban la chía en distintos preparados nutricionales y medicinales, como así también en la elaboración de ungüentos cosméticos. Era fuente de energía para travesías prolongadas y alimento para los guerreros, combinada con maíz. Una comida típica (tzoalli) la preparaban con semillas de amaranto y chía tostadas, miel de maguey y harina de maíz. La harina de chía tostada se utilizaba en la preparación de una popular bebida refrescante y nutritiva, costumbre que, con variantes, hoy persiste en Centroamérica y se denomina “chía fresca” (agua, limón y chía). Los ceramistas y pintores utilizaban el aceite de chía para la preparación de barnices y pinturas, que se destacaban por su brillo y resistencia al envejecimiento. La harina de chía podía ser almacenada mucho tiempo, podía transportarse fácilmente en viajes largos y se utilizaba como moneda de pago para tributos y transacciones.

Ver más en; http://www.prama.com. Ar/alimentos_saludables/chia. Htm

compartir


David Gonzalez
Contador unstituto comercial
Escrito por David Gonzalez el 22/06/2010

Se puede sembrar esta semilla de la Chia. Es necesario hacer alguna tipo de trabajo especial. Como una encubadora. O se hacen almacigos. Quizas sembrando igual que el Trigo.

Cualquier semilla sirve ¿ .

Tengo dudas. Que ahora si sabe creeo que puede ser natural al igiual que el Trigo. Desde mi punto de vista.

Gracias


Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 22/06/2010

Fuente;

http://es.wikipedia.org/wiki/Salvia_hispanica

Salvia hispanica De Wikipedia, la enciclopedia libre Chía Clasificación científica Nombre binomial
Salvia hispanica.jpg
Reino : Plantae
Subreino: Tracheobionta
División : Magnoliophyta
Clase : Magnoliopsida
Subclase: Asteridae
Orden : Lamiales
Familia : Lamiaceae
Subfamilia: Nepetoideae
Tribu : Mentheae
Género : Salvia
Especie : S. Hispanica
Salvia hispanica
L.

La chía ( Salvia hispanica ) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas ; junto con el lino ( Linum usitatissimum ), es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3 conocidas hasta 2006. Se cultiva por ello para aprovechar sus semillas , que se utilizan molidas como alimento.

Contenido [ ocultar ]


Más información en:

http://www.chiacorp.com/esp_home. Htm


Cordial Saludo desde Cali - COLOMBIA


--
Francisco José Rodríguez Valero
Celular + 57 315 575 4078,
http://www.panificacion.com. Es
http://grupos.emagister.com/debates/panificacion_industrial/15149
http://grupos.emagister.com/debates/ingenieria_de_alimentos/1685

"David Gonzalez escribió:

Se puede sembrar esta semilla de la Chia. Es necesario hacer alguna tipo de trabajo especial. Como una encubadora. O se hacen almacigos. Quizas sembrando igual que el Trigo.

Cualquier semilla sirve ¿ .

Tengo dudas. Que ahora si sabe creeo que puede ser natural al igiual que el Trigo. Desde mi punto de vista.

Gracias

"




David Gonzalez
Contador unstituto comercial
Escrito por David Gonzalez el 06/07/2010

Lo que requiero es mayor informacion tecnica, respecto a:

Su siembra

Cuidados

Riego

Temperaturas que soportan (-+)

Ciclo desde siembra a cxosecha

Etc.


Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 06/07/2010

Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 22/07/2010
Chía: importante antioxidante vegetal

Historia
La Chía ( Salvia hispánica L. ) (Foto 1) es una planta anual, de verano, que pertenece a la familia de las Lamiaceae ; es originaria de áreas montañosas de México y si bien resulta una verdadera novedad en nuestro mercado, se sabe que hace ya 3500 años a.C. Era conocida como un importante alimento-medicina. En la época precolombina era para los mayas uno de los cuatro cultivos básicos destinados a su alimentación, junto al maíz, el poroto y el amaranto. Con el paso del tiempo su uso cayó en el olvido y fue a finales del siglo pasado que el interés por la chía resurgió, ya que se la puede considerar una buena fuente de fibra dietaria, proteína y antioxidantes. En el año 1991 se reconocieron sus propiedades y fue reactivado su cultivo gracias a un programa de desarrollo e investigación de la Universidad de Arizona, promoviendo la recuperación de este cultivo subtropical en EEUU, México y Argentina.

Los mayas y aztecas usaban la chía en distintos preparados nutricionales y medicinales, como así también en la elaboración de ungüentos cosméticos. Era fuente de energía para travesías prolongadas y alimento para los guerreros, combinada con maíz. La harina de chía tostada se utilizaba en la preparación de una popular bebida refrescante y nutritiva, costumbre que, con variantes, hoy persiste en Centroamérica y se denomina “chía fresca” (agua, limón y chía). Los ceramistas y pintores utilizaban el aceite de chía para la preparación de barnices y pinturas, que se destacaban por su brillo y resistencia al envejecimiento dado su alto poder antioxidante.

La chía como fuente de ácidos grasos esenciales en la nutrición humana

Los estudios epidemiológicos demuestran la relación específica entre la alimentación deficiente en nutrientes esenciales y la aparición de enfermedades degenerativas. La prevención primaria y secundaria de dichas enfermedades pone en relieve que si se consigue una alimentación equilibrada, estaría a favor de un enfoque más prometedor en la prevención de patologías, así como un medio mucho más eficaz para el tratamiento de las mismas.

Existe un grupo de ácidos grasos poli-insaturados que se denominan ácidos grasos esenciales (AGE), los cuales son muy importantes para la nutrición humana pero no pueden sintetizarse en el organismo humano y deben ser incorporados a partir de la dieta.

Los AGE para el hombre son: los ácidos grasos Omega-3 (ácido a-linolénico y sus derivados de cadena larga) y los ácidos grasos Omega-6, cuyo precursor es el ácido linoleico.

La evidencia sugiere que los ácidos grasos Omega-3 juegan un rol importante en la membrana celular. La función de éstos ácidos grasos, es aportar mayor flexibilidad a las membranas celulares, permitiendo el movimiento de proteínas en su superficie y dentro de la bicapa lipídica.

Las cantidades necesarias de ácidos grasos Omega-3 van a depender del ciclo de vida de cada persona y de su estado fisiológico o patológico que pueden llevar a un aumento en las necesidades de ácidos grasos. Se estima en promedio que es necesaria una ingesta del 1 % de la energía total de ácidos grasos Omega-3 y un 4% de la energía total para los Omega-6. El problema radica en que el contenido de ácidos grasos Omega-3 en nuestra alimentación es muy bajo, por lo que el consumo diario no alcanza a superar el 0,5 % de la energía total.

De todas las fuentes de ácido grasos Omega-3, sólo el lino ( Linum usitatissimum L . ) y la chía tienen su origen en cultivos agrícolas. Ambas son especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso a-linolénico conocida hasta la fecha,. Estas semillas, fuentes de Omega-3, a menudo se utilizan molidas como ingrediente alimenticio, o en forma natural como suplemento dietético. Las otras dos fuentes disponibles son de origen marino: las algas y el aceite de pescado (Cuadro 1).

Cuadro 1: Composición de los ácidos grasos de la chía, lino, pez menhaden (Brevoortia tyrannus)

Al comparar la composición del aceite de las cuatro fuentes, se puede ver que las terrestres tienen un contenido mucho mayor de Omega-3 que las de origen marino, lo cuál representa una ventaja muy importante sobre las fuentes de algas y pescado, debido a que contienen una cantidad de ácidos grasos saturados (mirístico, palmítico y esteárico) significativamente inferior.

Otra consideración importante acerca de los aceites de pescado es que contienen colesterol puesto que son productos animales, mientras que la chía y el lino no lo contienen porque son especies del reino vegetal.

Si bien la moderna investigación de la chía se basa en su gran aporte de ácidos grasos esenciales, estos pequeños aquenios, llamados comúnmente “semillas” (Foto 2), deben ser considerados como excelentes integradores alimentarios, dada su riqueza en componentes nutricionales. Las semillas de chía representan la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3. Poseen un 33 % de aceite, del cual el ácido linolénico representa el 62 % y el linoleico el 20 %. La chía es el cultivo con mayor porcentaje de AGE al tener el 82 % de sus lípidos con dicha característica.

Las semillas de chía contienen una muy buena cantidad de compuestos con potente actividad antioxidante (principalmente flavonoides), eliminando la necesidad de utilizar antioxidantes artificiales como las vitaminas. Se ha demostrado que las vitaminas antioxidantes anulan los efectos protectores de las drogas cardiovasculares. El problema de ingerir insuficientes antioxidantes desaparece con una mayor cantidad de alfa-linolénico de origen vegetal, lo que genera otra ventaja sobre los ácidos grasos omega-3 provenientes de productos de origen marino.

Los antioxidantes, además de resultar un saludable aporte dietario y terapéutico, sirven a la buena conservación del aceite. Esto explica como los mayas, sin grandes técnicas de conservación, podían almacenar la harina de chía durante largos períodos sin que se pusiese rancia, algo poco habitual en semillas oleaginosas. Los antioxidantes protegen de tumores, afecciones cardiovasculares, inflamaciones, virus y radicales libres.

Más allá de su excelente perfil lipídico, la chía tiene buena dosis de proteína (23 %), aminoácidos esenciales, entre ellos la lisina, limitante en los cereales. La chía no posee gluten, o sea que puede ser consumida por los celíacos. En materia de vitaminas, es una buena fuente del grupo B. La carencia de vitamina B favorece la formación de depósitos de placas en las paredes arteriales e incrementa el riesgo de afecciones cardiovasculares.

Pero es en materia de minerales que la chía vuelve a destacarse. Posee 714 mg de Ca en la semilla entera y 1180 mg en las semillas parcialmente desgrasadas (harina); para dar una idea, la leche tiene apenas 125 mg, o sea entre 6 y 10 veces menos. Además posee gran riqueza en hierro (16,4 mg), magnesio (390 mg), potasio (700 mg) y fósforo (1. 057 mg). La chía también contiene buenos valores de cinc y manganeso, siendo muy pobre en sodio.

Otra virtud de la chía es su buena cantidad (27 %) y calidad de fibra, sobre todo en forma de fibra soluble (mucílagos). Este tipo de fibra retarda el índice de glucosa en sangre y reduce la absorción de colesterol.

Propiedades terapéuticas
Las semillas de chía aportan los siguientes efectos: antioxidante, antiagregante plaquetario, antiinflamatorio, antimutagénico, anticarcinogénetico, antiviral, laxante, hipotensor, hipocolesterolemiante, hipoglucemiante, inmunoestimulante, tónico cardíaco y nervioso, y alimento mineralizante, vitamínico y proteico.

El consumo de chía resulta útil en casos de celiaquía, depresión, estrés, diabetes, obesidad, problemas gastrointestinales, tumores, artritis, asma, afecciones cardiovasculares y pulmonares, soriasis, arteriosclerosis, anemias, embarazo, lactancia, crecimiento, convalecencias y debilidad inmunológica.

Usos y aplicaciones

Aceite. La chía puede utilizarse a través del aceite de sus semillas, cultivadas en forma orgánica, prensadas en frío y sin proceso de refinado. Dado su alto contenido de Omega-3, bastaría con ingerir apenas unos gramos de aceite (una cucharadita) en crudo, a fin de cubrir las necesidades diarias de ácido linolénico. Dada la baja proporción de Omega-6 en su composición, la mezcla con aceite de girasol permite obtener un equilibrado suplemento de AGE, con la relación ideal entre los omegas 6 y 3 de 4 a 1. Son aceites para consumir en frío y sin proceso alguno de cocción, a fin de preservar sus delicados principios nutricionales.

El aceite obtenido de la semilla de chía no tiene ni produce olor a pescado por lo que el consumo de los productos obtenidos o realizados con la semilla de chía no necesitan un empaque y condiciones de almacenamiento especiales para prevenir incluso, los menores cambios ocasionados por el medio ambiente haciendo que los antioxidantes naturales sustituyan el uso de estabilizadores artificiales; haciendo de éste, un cultivo sustentable y ecológico y convirtiendo a la semilla o cualquiera de sus derivados en materia prima ideal para enriquecer una gran diversidad de productos, gracias a su composición química y su valor nutricio, confiriéndole un gran potencial para usarla dentro de los mercados alimenticios.

Semillas (aquenios) – Harina . El consumo directo de las semillas de chía es una buena forma de beneficiarse con su aporte de Omega-3, incluso tras ser prensada para generar aceite y su empleo en forma de harina, técnicamente llamada semilla parcialmente desgrasada.

La riqueza nutricional de la chía, la convierte en ingrediente ideal para adicionar a productos de panificación y a un sinnúmero de preparaciones culinarias y bebidas. Se la utiliza como ingrediente para hacer pan, barras energéticas, suplementos dietéticos, en dietas de aves para producción de huevos y carne y en dietas de vacas lecheras, entre otros. En el caso de consumir la semilla entera, conviene ingerirla molida (harina) o muy bien masticada, para permitir su correcta metabolización. En medio acuoso, la semilla queda envuelta en un polisacárido mucilaginoso, el cual es excelente para la digestión que, junto con el aquenio en sí mismo, forma un alimento nutritivo.

No existe información sobre el cultivo de chía en nuestro país y dada la importancia de esta especie por sus propiedades dietaria-medicinales, se la incluyó como tema de estudio en un Proyecto de Investigación que realizan docentes-investigadores de la Universidad Nacional de Rosario con la colaboración de la Ing. Agr. (MSc) Mirta Quiroga de la Universidad Nacional de Salta.

Conclusión
La ciencia moderna ofrece al mundo una nueva oportunidad de volver a los orígenes y mejorar la nutrición humana, suministrando una fuente natural de ácidos grasos Omega-3.

Tal vez los factores limitantes para una mayor difusión del consumo de la chía sean, por el momento, el desconocimiento de sus virtudes y el económico. Dado que no se trata de una semilla oleaginosa propiamente dicha y que se procesa artesanalmente en frío, la producción de su aceite es más costosa. Pero este argumento se neutraliza con la baja dosis diaria que se requiere para cubrir las necesidades mínimas. Además siempre se puede consumir la semilla (entera o en forma de harina), alternativa mucho más económica y que permite capitalizar nutrientes que no están presentes en el aceite.

Equipo de trabajo
- Directora:
Ing. Agr. Cecilia Severin
- Co-director:
Dr. Héctor Busilacchi
- Integrantes:
Farm. Osvaldo Di Sapio
Ing. Agr. (MSc) Mirian Bueno
Est. Graciela Giubileo
Ing. Agr. (MSc) Mirta Quiroga
María Emilia Villalonga

Bibliografía
Bushway, A.A. , P.R. Belya, R.J. Bushway. (1981). Chia seed as a Source of Oil, Polysaccharide, and Protein. Journal of Food Science 46:1349-1356.

Ting, I.P. , J.H. Brown, H.H. Naqvi, A. Estilai, J. Kummamoto, M. Matsumura. (1990) . Pages 197- 202 in : H.H. Naqvi, A. Estilai, and I.P. Ting, eds. New Industrial Crops and Products. The University of Arizona and The Association for the Advancement of Industrial Crops.

Coates, W. , R. Ayerza (h). (1996) . Production potential of Chia in Northwestern Argentina. Industrial Crops and Product, 5:229-233.

Coates, W. , R. Ayerza (h). (1998) . Commercial production of Chia in Northwestern Argentina. Journal of American Chemists Society 75(10):1417-1420.

Hentry, H.S. , M. Mittleman, P.R. McCrohan. (1990). Introducción de la Chía y la goma de tragacanto en los Estados Unidos. Pp. 252-256 in : J. Janick y J.E. Simon (eds. ), Avances en Cosechas Nuevas. Prensa de la Madera, Portland, Ohio.

Brenna, J.T. (2002). Efficiency of conversion of a-linolenic acid to long chain w-3 fatty acids in man. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care 5:127-132.

Hoffman, D.R. , E.E. Birch, D.G. Birch, R.D. Uauy. (1993) . Effects of supplementation with omega-3 long-chaing polyunsaturated fatty acids on retinal and development in premature infants. Am. Journal Clin. Nutr. 57(5):807S-812S

Ayerza, R. (h). (1996) . Fatty acid composition, protein and oil content of Chia ( Salvia hispanica L . ) grown in Columbia and Argentina. Third European Symposium on Industrial Crops and Products, Reims, France.

Oomah, B.D. , E.O. Kenaschuk. (1995) . Cultivars and agronomic aspects. Pp. 43-45 in Flaxseed in Human Nutrition, edited by S.C. Cunnane and L.U. Thompson. American Oil Chemists' Society Press, Champaign, USA.

Sugihara, N. , Y. Tsuruta, Y. Date, K. Furuno, K. Kohashi. (1994) . High peroxidative susceptibility of fish oil polyunsaturated fatty acid in cultured rat hepatocytes. Toxicology and Applied Pharmacology 126:124-128.

Brown, B.G. , X.Q. Zhao, A. Chait, L.D. Fisher, M. C Cheung, J.S. Morse, A.A. Dowdy, E.K. Marino, E.L. Bolson, P. Alaupovic, J. Frohlich, J.J. Albers. (2001) . Simvastatin and niacion, antioxidant vitamins, or the combination for the prevention of coronary disease. The New England Journal of Medicine 345(22):1583-1592.

Simopoulos, A.P. (1999) . Essential fatty acids in health and chronic disease. American Journal of Clinical Nutrition 70(3):560S-569S.

Chen, J. , M. Piva, T. Labuza. (1984). Evaluation of water binding capacity (WBC) of food fiber source J. Food Sci. Vol . 49(1):59-63.

Weber, C.W. , H.S. Gentry, E.A. Kohlhepp, P.R. McCrohan. (1991). The nutritional and chemical evaluation of chia seeds. Ecology of Food and Nutrition 26:119-125.

Farm. Osvaldo Di Sapio1; Ing. Agr. (MSc) Mirian Bueno2; Dr. Héctor Busilacchi2; Ing. Agr. Cecilia Severin3

1Cátedra de Botánica
Facultad de Ciencias Bioquímicas
2Cátedras de Biología
3Cátedras de Fisiología Vegetal – CIUNR
Facultad de Ciencias Agrarias
Universidad Nacional de Rosario
cseverin@unr.edu.ar

Fuente; http://www.fcagr.unr. Edu. Ar/Extension/Agromensajes/24/3AM24. Htm


David Gonzalez
Contador unstituto comercial
Escrito por David Gonzalez el 10/08/2010

Don F rancisco José Rodríguez Valero , excelente su aporte, se nota que esto le facina.

Yo soy CONTADOR pero siempre me a intersado los alimentos y su cultivo.

Soy un eterno agradecido de vuestra ayuda.

Atte

David Gonzalez

San Fernando Chile.


Aida González
Barcelona, España
Escrito por Aida González el 16/11/2010

Muchas gracias por esta información, ¡Andaba un poco perdida!

Les dejo un enlace que quizá pueda interesarles y un saludo :)


Aida


Http://www.youtube.com/user/canalchia#p/a/u/0/ij9xedn0Drw


Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 16/11/2010

Apreciada Lectora Aida González;


Gracias por su aporte. Para complementarlo replico el hipervinculo;



Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 03/12/2010
Registro del Invima obligatorio para bebidas energizantes



El Invima reitera la resolución 4150 de 2009, que exige a los establecimientos que fabriquen, envasen, procesen, exporten e importen bebidas energizantes para consumo humano, registrarse en la institución.

La normativa expresa el reglamento técnico de requisitos que deben cumplir las bebidas energizantes que se estableció el 13 de mayo 2010, Resolución 2010013710. La invitación que realiza el Invima es a realizar el proceso de inscripción de los establecimientos.

La regla sanitaria y los anexos se pueden encontrar en el sitio web de la entidad www.invima.gov. Co , a través de la ruta Normatividad/ Alimentos/Resoluciones/Año. El trámite de inscripción ante el INVIMA no tiene ningún costo.

Para mayores informes los representantes legales de éstos establecimientos pueden comunicarse en Bogotá al teléfono 2948700 Ext. 3922-3844 o al correo vigilalimentos@invima.gov.co, y en todo el país en las sedes regionales del INVIMA.



Fuente; http://www.revistaialimentos.com. Co/news/691/443/Registro-del-Invima-obligatorio-para-bebidas-energizantes. Htm





Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 05/12/2010

Objeciones a los beneficios de las semillas de chía como "superalimento"

Los estudios realizados no justifican ni el uso ni la publicidad sobre sus propiedades prometedoras para perder peso


El supuesto potencial para ayudar a perder peso y bajar el colesterol son los dos mensajes más publicitados acerca de las semillas de chía. Sin embargo, ni científicos ni tecnólogos de alimentos tienen un conocimiento exhaustivo de su composición química ni de que las propiedades saludables que menciona sean tales. Las semillas de chía se venden cada vez más en herbolarios y tiendas especializadas como un "superalimento", del cual se conoce poco en nuestro país, pero al que se atribuyen propiedades excepcionales para la salud. Los estudios son escasos, aunque las perspectivas prometedoras sobre la calidad de sus ácidos grasos omega 3 propician que se piense en ellas como un futuro alimento o complemento dietético cardiosaludable.



  • 29 de abril de 2010
- Imagen: Gabriela Ruellan -

Las semillas de chía (Salvia hispanica) llegan al mercado con una llamativa carta de presentación: un alimento exótico al que se atribuyen cualidades nutricionales y terapéuticas excepcionales de las que se benefician desde hace años quienes viven en el lugar donde es originaria la planta. Estas semillas tienen una larga historia entre los pueblos indígenas del centro y del sur de América. Han sido el alimento base de la dieta precolombina de la civilización azteca.

Beneficios en letargo

Los pocos estudios que han analizado la composición nutricional de estas semillas y del aceite extraído de ellas se han centrado en algunos de sus componentes, como los ácidos grasos omega 3 y, en particular, el alfa-linolénico , además de analizar su contenido en fitosteroles y compuestos antioxidantes. El beta-sitosterol, el fitosterol más reconocido por su capacidad para reducir los niveles plasmáticos de colesterol, es el más abundante en la planta y, junto con su contenido en ácidos grasos omega-3, explica que se destaque su capacidad para reducir el colesterol. Algunos laboratorios y empresas de alimentación y distribución se han hecho eco de esta prometedora composición química y estudian la fórmula para reivindicar su valor como alimento funcional para reducir el riesgo cardiovascular, entre otros beneficios potenciales.

Los estudios en humanos que han analizado el alimento son escasos en comparación con la gran publicidad que se le da

No obstante, la revisión más actual y completa llega de manos de investigadores del Natural Standard Research Collaboration (Somerville, Estados Unidos). En un estudio, publicado en septiembre de 2009, recogen las opiniones de expertos que analizan los supuestos mecanismos de acción saludables de estas semillas o de su aceite, las dosis terapéuticas, así como sus efectos adversos.

La conclusión a la que llegaron es que son escasos los estudios en humanos que han analizado el alimento, en comparación con la gran publicidad que se le da. Tan sólo dos estudios clínicos han examinado los efectos de las semillas de chía en la enfermedad cardiovascular (ECV). Uno de ellos demostró en animales de experimentación beneficios para algunos de los factores de riesgo como la hiperlipidemia, la hipertensión y la vasodilatación. Sin embargo, en el otro, dirigido por el Departamento de Salud, Ocio y Ciencias del Ejercicio de la Appalachian State University (Boone, Estados Unidos), en el que los sujetos (hombres y mujeres con obesidad) consumieron 50 gramos diarios de semillas de chía en dos tomas durante dos semanas, los resultados no fueron nada concluyentes.

Más reciente es el ensayo aleatorizado doble ciego controlado con placebo del Clinical Nutrition and Risk Factor Modification Centre (Toronto, Canada), aunque con una muestra muy pequeña (tan sólo 11 pacientes), en el que, tras el consumo de pan blanco enriquecido con semillas de chía en distinta proporción (7, 15 ó 24 gramos por 100 g), se confirma una mayor sensación de saciedad. No obstante, este dato no justifica ni el uso ni la publicidad que se hace de las semillas de chía como alimento que ayuda en la pérdida de peso.

Complemento para la alimentación animal

Las semillas de chía también se han estudiado como ingrediente para la alimentación animal. Se han realizado experimentos con gallinas y con cerdos en los que se ha comprobado que tanto los huevos como la carne mejoran el perfil de lípidos tras la adición de estas semillas a la alimentación animal. Se reduce el contenido de ácidos grasos saturados a favor de un aumento de los ácidos grasos insaturados, más saludables. Este aspecto puede tenerlo en cuenta la industria ganadera para la reformulación de los piensos animales con el fin de mejorar la densidad de nutrientes de los alimentos de origen animal y, por ende, la calidad nutricional de la carne.


Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero el 09/12/2010

Ojo con la semilla NO PROCESADA sin certificar, para DIRECTO consumo humano


En la asepsia está la clave


No son complejos los cuidados que deben seguirse para evitar la propagación de enfermedades

A juicio de los expertos, el buen manejo de las herramientas sería suficiente para evitar complicaciones.

Así como en la sala de cirugía la asepsia del instrumental quirúrgico es indispensable a la hora de ejecutar algún procedimiento, igual cuidado debe tenerse conla herramienta que se utiliza cuando se adelanta alguna faena.

Un consejo tan simple como la desinfección de la herramienta de corte o deshoje para evitar la propagación de enfermedades, es pasado por alto con frecuencia por los trabajadores, provocando grandes pérdidas.

La desinfección constante de las herramientas con hipoclorito al 2,4% o amonio cuaternario sería una práctica simple que evitaría que enfermedades y plagas arruinen cosechas y plantíos, así lo afirmaron expertos ingenieros agrónomos e investigadores que participaron en la reunión número 19 de la Asociación para la Cooperación en la Investigación y el Desarrollo Integral de las Musáceas (Acorbat), que se celebró en Medellín entre el 8 y 11 de noviembre.

John Jairo Mira Castillo, director del Centro de Investigaciones del Banano (Cenibanano), insistió en que el hombre es el principal transmisor de enfermedades.



Otro problema es el moco que se considera es más un problema humano y de conciencia de las personas que día a día están en las plantaciones, al no acatar recomendaciones simples para evitar la propagación del mal.


"No se trata de crear alarma pero es necesaria la prevención, y que desde el gobierno se tomen medidas de vigilancia, se ordenen cuarentenas, y que haya conciencia de quienes van al exterior porque la enfermedad está en otros países".

La investigadora del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), Elizabeth Álvarez Cabrera, dijo que para contrarrestar esos males desarrolla la multiplicación rápida y masiva de semilla limpia, para suministrarla a los productores, en caso de eventualidad por algún fenómeno natural.

La ventaja de la multiplicación es que puede hacerse más rápido que los cultivos in vitro, porque en este caso deberían esperar hasta tres años para tener material bueno, pero es más costoso e incluso hay pruebas que demuestran que no es efectiva.

La ingeniera Álvarez Cabrera, precisó que los vástagos se apilan para que destilen su líquido que tiene bondades como fertilizante, es rico en potasio y después de 30 días de fermentación rebaja la inoculación de la bacteria.

Ojo con la semilla sin certificar
Para el Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat) es clave no utilizar semillas recomendadas por otro agricultor, o sin certificación, porque el hecho de que la semilla provenga de cultivos de alta calidad o rendimiento no es garantía de una semilla limpia. Para prevenir este tipo de situaciones, se viene desarrollando la multiplicación rápida y masiva de semilla limpia, para así tener la facilidad de suministrarla a los productores, en caso de eventualidad por algún fenómeno natural. Dicha semilla tiene características especiales que evitan mayores pérdidas.


Marta Guerra Pérez
Organización de eventos universidad de...
Escrito por Marta Guerra Pérez el 12/01/2011

¡Muchísimas gracias por esta información tan valiosa, Francisco José!


Emilio Jelves Olivares
Biología pontificia universidad católi...
Escrito por Emilio Jelves Olivares el 22/02/2011

Excelente información.
Creo que he encontrado lo que necesitaba.

Saludos.




Responder


Quiero recibir alertas por email cuando haya mensajes nuevos en este debate

Debe cumplir las normas de contenido y normas de conducta
Al escribir en el debate:
  1. Repasa la ortografía y no escribas en formato SMS.
  2. Lee el texto dos veces antes de publicar.
  3. No escribas todo en mayúsculas o negritas.
 
Páginas internacionales: España  |  Italia  |  Francia  |  México  |  Alemania  |  Reino Unido  |  Argentina  |  Chile  |  Colombia  |  USA |  India |  Y próximamente: Brasil | 

Búsquedas frecuentes: como realizar un plan de trabajo codigo de etica moldes de dibujos pasar power point a word taquigrafia pitman

EMAGISTER Servicios de formación, S.L. Copyright 1999/2013.