Foro de Pensamiento y política
Foro de Pensamiento y política
1 Curso online | 178 Debates | 45 Documentos | 6 Vídeos | 1 Blog | 3 Imágenes | 537 Miembros

El Planeta Tierra

Norberto Atilano
Lic. en adm, de empresas agropecuarias...
Escrito por Norberto Atilano Silvestro el 26/04/2008

Como deberian actuar las naciones desarrolladas Respecto del Calentamiento global?

Y como con la contaminación genetica a la que estamos expuestos con los transgenicos?

compartir


Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García el 21/03/2010

Contribución de la Comunidad Internacional Bahá'í, Fe Bahái, para forjar un camino para salir del desafío del cambio climático. Es la oportunidad de dar el siguiente paso en la transición de un estado centrado en el modo de interactuar en el escenario mundial a una arraigada en la unidad que nos une a los habitantes de una biosfera y los ciudadanos de un mundo y los miembros de una la civilización humana. La naturaleza de este paso, su importancia y algunos de los medios para su realización son el foco de la contribución de la Comunidad Internacional Bahá'í para forjar un camino para salir del desafío del cambio climático.

Aprovechar la Oportunidad: Redefinir el reto del cambio climático

Consideraciones iniciales de la Comunidad Internacional Bahá'í

Polonia
1 de diciembre 2008

Una vez que el dominio de los científicos y los negociadores, el discurso sobre el cambio climático1 se ha convertido en una parte central de los debates informados sobre la futura dirección de los asuntos de la humanidad. Evaluaciones autorizadas de que el calentamiento global es "inequívoco" y directamente vinculados a la actividad humana2, Que constituye el "más amplio alcance que el fracaso del mercado jamás visto"3, Y que representa el "desafío de definir el desarrollo humano del siglo 21"4 - Han atraído la atención de los gobiernos y pueblos por igual. 5 Sin embargo, la búsqueda de soluciones al cambio climático ha puesto de manifiesto los límites de la tecnología y los enfoques tradicionales de la política y ha planteado preguntas difíciles acerca de la justicia, la equidad, la responsabilidad y obligación. Como las comunidades y los responsables políticos de todo el mundo han luchado con estas cuestiones, que nos han traído a todos a las puertas de una gran oportunidad. Es la oportunidad de dar el siguiente paso en la transición de un estado centrado en el modo de interactuar en el escenario mundial a una arraigada en la unidad que nos une a los habitantes de una biosfera y los ciudadanos de un mundo y los miembros de una la civilización humana. La naturaleza de este paso, su importancia y algunos de los medios para su realización son el foco de la contribución de la Comunidad Internacional Bahá'í para forjar un camino para salir del desafío del cambio climático.

Décadas de investigación, promoción y formulación de políticas han proporcionado una sólida base científica para la acción sobre el cambio climático, han aumentado la conciencia pública y han proporcionado las normas y principios para orientar la toma de decisiones. Partiendo de esta base, los gobiernos del mundo se han embarcado en un gran esfuerzo de negociación destinado a trazar el rumbo de la acción cooperativa en el cambio climático. 6 Las negociaciones se centran en una visión compartida de largo plazo de la acción cooperativa, así como a largo plazo objetivo global de reducción de emisiones, que se pretende alcanzar mediante la mitigación del cambio climático, la adaptación a sus impactos y la movilización de los recursos tecnológicos y financieros. El proceso tiene por objeto allanar el camino para un resultado acordado en las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2009. 7 Dado que las negociaciones procederá a fijar las normas y establecer los mecanismos que determinan cómo los gobiernos ayudar a los países vulnerables y el enfoque de este desafío global, que pondrá a prueba la determinación de la comunidad internacional para abordar de manera amplia y justa del común de la amenaza del cambio climático.

Sin embargo, en la cara de los efectos destructivos del cambio climático - agravada por los extremos de riqueza y la pobreza - una necesidad de nuevos enfoques centrados en los principios de justicia y equidad es evidente. Un dinámico y efervescente discurso sobre la ética8 dimensiones del cambio climático ha puesto de relieve el papel de la investigación ética en la superación de algunos de los desafíos más difíciles relacionados con sustantivos y los procesos. 9 Las cuestiones fundamentales que se intenta responder son: ¿Quién es responsable de las consecuencias del cambio climático? ; Quién debe pagar por los daños y perjuicios?; ¿Cómo los niveles objetivo de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera se determinará?; ¿Qué procedimientos se garantice una representación equitativa en la toma de decisiones? , y, si las naciones tienen la responsabilidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, ¿Cómo delegar las responsabilidades en las diversas dependencias de gobierno, organizaciones, individuos y actores no estatales? 10 El desafío ante la comunidad mundial, entonces, no es sólo una cuestión técnica, sino una cuestión moral, que exige la transformación de pensamientos y comportamientos a fin de que nuestras estructuras económicas y sociales para extender los beneficios del desarrollo a todas las personas.

Para contribuir a este importante discurso, podemos afirmar que el principio de la unicidad de la humanidad debe ser el principio rector de la vida internacional. Este principio no se tratan de socavar la autonomía nacional o suprimir la diversidad cultural o intelectual. Por el contrario, permite ver el reto del cambio climático a través de un nuevo objetivo - una que percibe la humanidad como un todo unificado, no a diferencia de las células del cuerpo humano, infinitamente diferenciadas en forma y función, pero unidos en un propósito común, que excede al de sus componentes. Este principio constituye más que un llamamiento para la cooperación, que pretende remodelar los patrones anacrónico e injusto de la interacción humana en una forma que refleja las relaciones que nos unen como miembros de una raza humana. El examen serio del lugar de este principio en las relaciones internacionales no debe ser visto como un ejercicio abstracto, es precisamente este nivel de análisis que debe llevarse a cabo y este nivel de compromiso garantizados a fin de forjar una ética coherente para la resolución de la crisis del cambio climático. Con el fin de avanzar más allá de una comunidad mundial, como consecuencia en gran parte por un cálculo económico y utilitario, a uno de responsabilidad compartida para la prosperidad de todas las naciones, ese principio debe arraigarse en la conciencia del individuo. De esta manera, llegamos a reconocer el programa más amplio humanos - que están comprendidos los del cambio climático, la erradicación de la pobreza, la igualdad de género, desarrollo, etc. - y busca utilizar los recursos humanos y naturales de una manera que facilite el progreso y el bienestar de todas las personas.

Una respuesta al cambio climático exigirá cambios profundos a nivel del individuo, la comunidad y las naciones del mundo. Estos, sin duda ser informado por el progreso continuo en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la economía y la política. Para complementar los procesos de cambio ya está en marcha, consideramos que las formas concretas en que el principio de la unicidad de la humanidad podrían ponerse en práctica en los niveles antes mencionados y podría servir para crear un impulso, apoyo y capacidad intelectual para más integrado y justo a los enfoques la solución del desafío que tenemos ante nosotros.


Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García el 21/03/2010

A nivel individual: Involucrar a los niños y los jóvenes

Un componente fundamental de resolver el problema del cambio climático será el cultivo de valores, actitudes y habilidades que dan lugar a patrones justa y sostenible de la interacción humana con el medio ambiente. La participación de los niños y los jóvenes será particularmente importante ya que esta población será llamada a ejercer el liderazgo y enfrentar los desafíos dramática y compleja del cambio climático en las próximas décadas. Es en una edad temprana que nuevas mentalidades y los hábitos de la forma más eficaz de cultivo. El importante papel de la educación y la sensibilización del público se ha destacado en la CMNUCC11 así como el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014), que promueve la integración de los "principios, valores y prácticas del desarrollo sostenible en todos los aspectos de la educación y el aprendizaje. "12

En términos prácticos, esto significa que los niños y niñas puedan tener acceso a los mismos programas, dando prioridad a la niña que un día asumir el papel de la educación de las generaciones futuras. El plan de estudios se debe tratar de desarrollar en los niños la capacidad de pensar en términos de sistemas, procesos y relaciones más que en términos de disciplinas aisladas. De hecho, el problema del cambio climático se ha demostrado con fuerza la necesidad de enfoques integrados y sistémicos. Los estudiantes también deben tener la capacidad concreta de traducir su conocimiento a la acción. Esto puede lograrse, en parte, mediante la incorporación de un elemento de servicio público en los programas, ayudando así a los estudiantes a desarrollar la capacidad de iniciar proyectos, para inspirar la acción, a participar en la toma colectiva de decisiones y para cultivar su sentido de dignidad y auto - valer. En general, el plan de estudios deben tratar de integrar los aspectos teóricos y prácticos, así como vincular las nociones de progreso individual con el servicio a la comunidad en general. 13

A nivel comunitario: Promover la igualdad de género y fomentar el diálogo entre ciencia y religión

En la comunidad se apoya el desafío de proporcionar el marco en el que la toma de decisiones puede ocurrir con toda tranquilidad y capacidades individuales pueden ser canalizados a través de la acción colectiva. Uno de los problemas sociales más generalizados que aquejan a las comunidades de todo el mundo es la marginación de las niñas y las mujeres - una condición agravada por los efectos del cambio climático. En todo el mundo, las mujeres son en gran parte responsable de obtener alimentos, agua y energía para cocinar y para calefacción. La escasez de los recursos derivados del cambio climático se intensifica la carga de la mujer y deja menos tiempo para obtener ingresos, asisten a la escuela o el cuidado de la familia. Además, los desastres naturales exacta de una más víctimas en las mujeres debido a su falta de acceso a información y recursos, y, en algunos casos, su incapacidad para nadar, conducir o incluso dejar la casa sola. Sería un error, sin embargo, colocando a las mujeres como víctimas o simplemente como de recursos suficientes miembros de la sociedad, representan tal vez la mayor fuente de potencial sin explotar en el esfuerzo global para superar los desafíos del cambio climático. Sus responsabilidades en las familias, en las comunidades, como los agricultores y como administradores de los recursos naturales que los hacen en una posición única para desarrollar estrategias de adaptación a las cambiantes condiciones ambientales. De conocimientos diferentes de la Mujer y las necesidades complementarias de las de los hombres, y debe ser debidamente considerada en todos los ámbitos de toma de decisiones comunitarias. Es en relación y consulta con otros que las estrategias más eficaces para la mitigación y la adaptación puede ser concebido.

A la luz de esta realidad, las Naciones Unidas deben prestar más atención a las dimensiones de género del cambio climático. Ni el marco jurídico ni científico principales que rigen las negociaciones de cambio climático - de la CMNUCC y el Informe de síntesis del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático - hace referencia al género. Para comenzar a remediar esta situación, hacemos un llamamiento a las Naciones Unidas y los Estados miembros de incluir una dimensión de género en su respuesta al cambio climático y en sus negociaciones en curso y el futuro de acuerdos sobre el cambio climático. Como punto de partida, un componente de género podría incluirse en los informes nacionales a la CMNUCC, la presencia de expertos en género en las delegaciones de la Convención Marco fortalecería aún más el análisis de género. Los esfuerzos para prestar la debida atención a esta dimensión fundamental del cambio climático, sin embargo, no puede limitarse a medidas ad hoc. Por el contrario, debe ser reforzada por esfuerzos para integrar y levantar las voces de las mujeres en todos los ámbitos de la actividad humana con el fin de crear las condiciones sociales en que la colaboración más fructífera y la innovación puede tener lugar. 14

Dada su enorme capacidad de movilizar a la opinión pública y su amplio alcance en las comunidades más remotas de todo el mundo, las comunidades religiosas y sus dirigentes tienen un papel ineludible y de peso en el ámbito del cambio climático. Por muchas medidas, un número creciente de comunidades religiosas son siempre prestan su voz y recursos a los esfuerzos para mitigar y adaptarse a los efectos del cambio climático - que están educando a sus electores, proporcionando una base bíblica para la acción ética y dirigiendo o participando en los esfuerzos en el nivel nacional e internacional. 15 Este papel, sin embargo, ahora deben desarrollarse en el contexto de una conversación emergentes - un acercamiento - entre los discursos de la ciencia y la religión. Ha llegado el momento de la dicotomía arraigada entre estos dos sistemas de conocimiento para ser seriamente revisadas. Ambos son necesarios para movilizar y dirigir las energías humanas para la resolución del problema en cuestión: métodos de la ciencia de facilitar un enfoque más objetivo y sistemático para la solución de problemas, mientras que se refiere a la religión misma con las inclinaciones morales que motivan la acción por el bien común. En un anhelo de edad para la justicia y la igualdad, las doctrinas religiosas tendrán que ser examinado cuidadosamente. Aquellos que fomentan la exclusión social, la pasividad o la desigualdad entre los sexos no podrá contratar los pueblos del mundo, mientras que las cualidades de justicia, compasión, confianza, humildad y generosidad - comunes a todas las tradiciones religiosas - serán aún más necesarios y urgentes para forjar los patrones de la vida de la comunidad progresiva.

El Nacional e internacional: El desarrollo de bases para la acción cooperativa

En un nivel básico, los gobiernos tienen la responsabilidad de apegarse a los compromisos establecidos y respetando el imperio de la ley. Este nivel de compromiso es esencial para el cultivo de la confianza y la construcción de relaciones entre las naciones, especialmente en lo que los gobiernos se embarcan en la negociación de un nuevo acuerdo global sobre el cambio climático. La atención a la integridad del proceso de negociación en sí constituye otra importante medida de confianza de construcción. Las negociaciones deben garantizar que todos los interesados - tanto industrializados como en economías en desarrollo que representan la mitigación y la adaptación se refiere, respectivamente - están incluidos.

Si bien se reconoce que cualquier política eficaz de cambio climático debe estar enraizado en una perspectiva global, incluso la ampliación de la esfera de la responsabilidad no se ha movido de manera suficiente a los gobiernos a actuar. Esta perspectiva debe ahora evolucionar para reflejar la conexión esencial y el destino común de la humanidad que durante mucho tiempo ha luchado contra una visión del mundo que hizo hincapié en la soberanía, la supremacía y la competencia. Los esfuerzos para re conceptualizar la soberanía, de un derecho absoluto a la responsabilidad, señal de que un cambio en la conciencia hacia un mayor grado de solidaridad mundial ya está en marcha. 16 Sin duda, la solución al cambio climático supera las capacidades y los recursos de una nación y requiere la plena cooperación de todas las naciones, cada uno según sus medios.

Ahora, los gobiernos necesitan para forjar un acuerdo en consonancia con el problema en la mano y uno que se ajuste a las necesidades de las sociedades más vulnerables a los impactos del cambio climático. El acuerdo debe establecer los marcos institucionales necesarios17 así como establecer mecanismos internacionales capaces de movilizar recursos financieros y acelerar la innovación necesaria para la transición a una sociedad baja en carbono. Los países económicamente más desarrollados deben mostrar liderazgo en consonancia con su responsabilidad histórica y la capacidad económica y se comprometen a reducciones significativas de las emisiones. Las naciones en desarrollo, de manera compatible con sus capacidades y aspiraciones de desarrollo, deben contribuir a través de los esfuerzos para la transición a las vías de desarrollo más limpio. Este es el momento para los líderes de todas las esferas de la actividad humana para ejercer su influencia para encontrar soluciones, que permitan a la humanidad para hacer frente a este reto y, de esta manera, trazar un plan sostenible para la prosperidad mundial.

Mucho se ha dicho sobre la necesidad de cooperación para resolver un problema climático que ninguna nación o comunidad puede resolver por sí solo. El principio de la unidad de la humanidad se presenta en esta declaración pretende ir más allá de conceptos utilitaristas de la cooperación a la barra de las aspiraciones de los individuos, comunidades y naciones a las de los progresos de la humanidad. En términos prácticos, se afirma que los intereses individuales y nacionales, se sirve mejor a la par con el progreso de la totalidad. Como niños, mujeres, hombres, comunidades religiosas y científicas, así como los gobiernos y las instituciones internacionales convergen en esta realidad, vamos a hacer algo más que lograr una respuesta colectiva a la crisis del cambio climático. Vamos a marcar el comienzo de un nuevo paradigma a través del cual podemos entender nuestro propósito y responsabilidades en un mundo interconectado, un nuevo estándar para evaluar el progreso humano, y un modo de gobierno fiel a los lazos que nos unen como miembros de un ser humano carrera.

http://www.youtube.com/watch? V=SWRHxh6XepM&feature=player_embedded

http://info.bahai.org/spanish/




Responder


Quiero recibir alertas por email cuando haya mensajes nuevos en este debate

Debe cumplir las normas de contenido y normas de conducta
Al escribir en el debate:
  1. Repasa la ortografía y no escribas en formato SMS.
  2. Lee el texto dos veces antes de publicar.
  3. No escribas todo en mayúsculas o negritas.
 
Páginas internacionales: España  |  Italia  |  Francia  |  México  |  Alemania  |  Reino Unido  |  Argentina  |  Chile  |  Colombia  |  USA |  India |  Y próximamente: Brasil | 

Búsquedas frecuentes: milical septorrinoplastia fondos para powerpoint tabular encuestas anamnesis ejemplo

EMAGISTER Servicios de formación, S.L. Copyright 1999/2013.