En este grupo En todos

Foro de Policía Local

CASO PRÁCTICO: AVES PROTEGIDAS, EN PELIGRO DE EXTINCIÓN.

Juan Carlos
Madrid, España
Escrito por Juan Carlos Roldán García
el 31/08/2011


CASO PRÁCTICO.

AVES PROTEGIDAS, EN PELIGRO DE EXTINCIÓN.

PLANTEAMIENTO.

Una Dotación de Policía Local, es requerida por varios vecinos en las proximidades de la Iglesia de la localidad, estos informan a los Agentes actuantes que acaban de observar como dos jóvenes -de los cuales aportan datos significativos sobre sus características, tanto de sus vestimentas como de su aspecto físico, para su mejor y pronta localización-, armados con unas Pistolas -desconociendo si estas son de fuego real o de aire comprimido-; están disparando a un nido de Cigüeñas ubicado en el Campanario del Templo.

Los Agentes localizan a los jóvenes junto a la Iglesia y bajo el Campanario, disparando al Nido donde en ese momento se encuentran varias Cigüeñas, con lo que resultan ser unas réplicas de Armas, de las utilizadas en el Juego del Airsoft (concretamente dos Pistolas accionadas a Gas), de las cuales no aportan ni Factura de compra, ni Tarjeta de Armas. Asimismo, y como resultado de los disparos realizados, una de las Cigüeñas -la cual se encuentra posada en un Parque en las inmediaciones- ha resultado herida, por lo que ha de ser trasladada al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Provincia, para ser atendida de varias heridas sangrantes; mientras que el otro progenitor sigue manteniendo y alimentando a la prole.

CUESTIONES PLANTEADAS.

Las cuestiones que se plantean en el presente Caso Práctico son las siguientes:

- Calificación jurídica del/los hecho/s.

- ¿Cuál será la actuación a realizar con los jóvenes?.

- ¿Qué destino se dará a las Armas?.


SOLUCIÓN RAZONADA.

Escrito por Juan Carlos Roldán García
el 01/09/2011


SOLUCIÓN RAZONADA.

- Calificación jurídica del/los hecho/s.

Este tipo de Aves se encuentra incluido en la Lista de Especies de Interés Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas; por tanto, está prohibida la captura cualquier animal que no esté calificado como Pieza de Caza. Existen otras normas específicas para una larga lista de animales que comprenden una serie de mamíferos, más de 300 Aves y la casi totalidad de los Reptiles y Anfibios existentes en España. Para mayor información las listas completas a que nos referimos aparecen reflejadas en los Anexos I y II del Real Decreto 439/1990, de 30 de marzo, por el que se regula el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Entre las Aves protegidas destacan las Cigüeñas, así como todas las rapazas diurnas y nocturnas, y las aves marinas, excepto tres especies de Gaviotas. Así pues, bajo ningún concepto se puede disparar sobre Garzas, Cigüeñas, Espátulas, Flamencos, Cisnes, Tarros, Grullas y otras aves de gran tamaño. Salvo dos especies de Agachadizas, la Codorniz, cuatro especies de Zorzales y los Estorninos, está prohibido dar muerte a las restantes aves de tamaño igual o inferior a las mencionadas. Entre estas aves de pequeño tamaño se encuentran todas la conocidas comúnmente como pájaros. Recordemos que a raíz de la Sentencia del Tribunal Constitucional nº 102/1995, de 26 de junio de 1995, son ahora las Comunidades Autónomas las que determinarán las especies “cazables” en su territorio, siempre en consonancia con la legislación comunitaria. En la citada norma , concretamente en el Anexo II , bajo el epígrafe Especies y Subespecies Catalogadas “de interés especial” , en el punto 4 se encuentran las Aves denominadas CICONIFORMES ( Ciconidae - Ciconia ciconia ), y por tanto la Cigüeña blanca. Por otro lado, y en relación con el tema que nos ocupa habrá que tener en cuenta lo establecido en el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

- ¿Cual será la actuación a realizar con los jóvenes?.

En cuanto a los jóvenes se les imputará el Delito contra la Flora y la Fauna previsto en el artículo 324 punto 1 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (CP); el cual establece la prohibición de cazar especies amenazadas, o realizar cualesquiera actividades que impidan o dificulten su reproducción o migración, o bien destruyan o alteren gravemente su hábitat, contraviniendo las Leyes o disposiciones de carácter general protectoras de las especies de Fauna silvestre, pudiendo por tanto con su actitud ser castigados con una Pena de Prisión de cuatro meses a dos años o Multa de ocho a veinticuatro meses y, en cualquier caso, la de inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del Derecho de cazar o pescar por tiempo de dos a cuatro años. Téngase en cuenta el agravante previsto en el punto 2 del citado artículo ( La pena se impondrá en su mitad superior si se trata de especies o subespecies catalogadas en peligro de extinción ).

En la comisión de este hecho delictivo podemos distinguir tres tipos de conductas:

1. - Cazar especies amenazadas.

2. - Realizar actividades que impidan o dificulten su reproducción o migración.

3. - Realizar actos de tráfico ilegal de especies o de sus restos.

Por lo que teniendo en cuenta lo previsto en los artículos 492 y 495 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECr); ante la comisión de un ilícito penal, SE PODRÁ DETENER si concurren los siguientes presupuestos:

1º. Imputación de hecho y autor. Implica lo establecido en el artículo 492 puntos 1 y 2 ( al que intentare cometer un Delito, en el momento de ir a cometerlo; al delincuente “in fraganti” (artículo 490 puntos 1 y 2) y; al que estuviere procesado por Delito que tenga señalada en el Código Penal Pena superior a la de Prisión Correccional (debe entenderse como Prisión Menor, hoy Prisión de seis meses a tres años -véase la Disposición Transitoria Undécima CP-); esto es: creencia racional de la comisión de un ilícito, y participación en el mismo de la/s persona/s a detener, el artículo 492 punto 4 apartados 1ª y 2ª lo reclama bajo la expresión “ que el Agente tenga motivos racionalmente bastantes para creer en la existencia de un hecho que presente los caracteres de Delito; así como, que se tenga también bastantes para creer que la persona a quien intente detener tuvo participación en él ”.


Con la concurrencia de este único elemento se podrá Detener siempre que se trate de la comisión de Delitos a los que el Código Penal tenga señalada Pena superior a Prisión Correccional - superior a tres años -. No obstante, lo que la regla de los puntos 1 y 2 del artículo 492 LECr establece, es la obligación de Detener siempre y cuando la Pena del Delito cometido rebase un límite de penalidad. Pero, del tenor de lo dispuesto en el punto 4 del mismo precepto y del artículo 282 LECr, se desprende la facultad de la Policía de Detener al presunto delincuente aún no rebasando la Pena indicada. Obligación -por más de tres años de Prisión-, contra facultad -Delitos cuya Pena señalada sea inferior a tres años-. Pero esta facultad debe tener otra referencia obligada (por asimilación con la regla que la propia LECr establece para las Faltas -véase artículo 495 LECr-), cual es el riesgo de fuga .


2º. Riesgo de fuga. En este punto se engloban una serie de circunstancias que determinan el peligro de frustrar el Proceso Penal. En las mismas se incluyen la gravedad del Delito imputado, los antecedentes del autor, la fuga u ocultación de éste, la imposibilidad de identificarle y el peligro de oscurecimiento. En resumen: el riesgo de fuga implica la idea de ocultación, de sustracción a la acción de la Justicia.


Téngase en cuenta la Circular nº 734, de 21 de enero de 1983, de la Dirección General de la Policía, siguiendo el criterio de la Fiscalía General del Estado, al objeto de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 493 LECr, la cual dice:

Que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (... ), observen el más exacto cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 493 LECr, al estimar como proceder no ajustado a nuestro Ordenamiento Jurídico el hecho de que, como norma general de actuación, personas acusadas ante la Autoridad Gubernativa, por la eventual comisión de supuestas Infracciones Penales de poca entidad - Delitos a los que el Código Penal tenga señalada Pena de Prisión inferior a 3 años - , queden retenidas en Dependencias Policiales, hasta su conducción y presentación en el Juzgado.

Al entender que se trata de una medida de Privación de Libertad que, en numerosas ocasiones, no reúne las condiciones que legalmente se exigen para asegurar el resguardo del acusado en orden al buen fin del Proceso, basadas en el triple soporte de la convicción racional de la comisión del hecho delictivo, de la participación del denunciado y de la fundada sospecha de que, sin otros afianzamientos posibles, eludirá la acción de la Justicia por incomparecencia ante el Juez o Tribunal competente cuando sea llamado a tal efecto.

Al objeto de dar cumplimiento a lo dispuesto en el mencionado artículo de la LECr, en aquellos supuestos en los que el Denunciado tenga acreditada su identidad, domicilio o residencia habitual, carezca de antecedentes policiales y sea acusado de Delito o Falta de escasa gravedad la actuación -de la Policía Local- se limitará, en lo que se refiere a la situación personal del inculpado, a transmitir al interesado la obligación de comparecer ante el Juzgado competente cuando para ello sea citado por el mismo, a dejar constancia en la Diligencias policiales de dicha advertencia y a remitir lo actuado a la Justicia, sin que, en estos supuestos, sea preciso, por tanto, la entrega material del Detenido a la Autoridad Judicial ”.

- ¿Qué destino se dará a las Armas?.

En primer lugar haremos una pequeña referencia al Real Decreto 976/2011, de 8 de julio, por el que se modifica el Reglamento de Armas (RA), aprobado por el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero; el cual en su artículo 2 nos aporta una serie de definiciones, de las cuales, en relación con las Armas que aquí nos interesan son las siguientes:

1. Arma de fuego : Toda Arma portátil que tenga cañón y que lance, esté concebida para lanzar o pueda transformarse fácilmente para lanzar un perdigón, bala o proyectil por la acción de un combustible propulsor. A estos efectos, se considerará que un objeto es susceptible de transformarse para lanzar un perdigón, bala o proyectil por la acción de un combustible propulsor cuando tenga la apariencia de un Arma de fuego y debido a su construcción o al material con el que está fabricada, pueda transformarse de este modo.

2. Arma de aire u otro gas comprimido : Armas que utilizan como fuerza impulsora del proyectil la originada por la expansión de un gas comprimido.

23. Imitación de Arma : Objeto que por sus características externas pueda inducir a confusión sobre su auténtica naturaleza, aunque no pueda ser transformada en un Arma.

Por tanto, diremos que teniendo en cuenta estas definiciones y a tenor de lo manifestado en el artículo 146 punto 1 RA existe una prohibición expresa de portar, exhibir y utilizar cualquier clase de Armas fuera del domicilio, o de las Actividades Deportivas para las que vayan a ser utilizadas; incluidas, como no podría ser menos las réplicas (Imitación de Armas) utilizadas en el Juego del Airsoft . No cabe duda, que los Policías de conformidad con lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana (LOPSC), podrán realizar cuantas comprobaciones crean necesarias para impedir que en las vías, lugares y Establecimientos públicos se porte o utilicen cualquier tipo de Armas. No hay que recordar que para llevar a cabo estas actuaciones están autorizados expresamente los Agentes de la Autoridad sin que, en consecuencia haya necesidad de acudir a instancias superiores.

Por lo que habrá que tener en cuenta lo prescrito en el artículo 3 RA, en relación con la Clasifican las Armas Reglamentadas, de ahí que las únicas Armas catalogadas, de las anteriormente descritas, serán las accionadas por Gas. Es inevitable aludir, también, a lo manifestado en el artículo 5 punto 2 RA, por el cual se prohíbe la tenencia salvo en el propio domicilio con objeto de adorno o coleccionismo de Imitaciones de Armas -replicas- que por sus características puedan inducir a error, a confusión sobre su auténtica naturaleza.

Las réplicas de Gas han de estar amparadas, mediante su correspondiente Tarjeta de Armas (acompañadas en todo momento por el DNI o NIE, en vigor, de su titular), conforme establece el artículo 105 RA, pues este documento será obligatorio para las Armas de la Cuarta Categoría, siempre y cuando estas se encuentren fuera del domicilio del titular. Es significativo recordar que estas Tarjetas de Armas serán concedidas por los Alcaldes del municipio de residencia del solicitante.

En cuanto a la tenencia fuera del domicilio de este tipo de Armas diremos, que las réplicas de la Cuarta Categoría han de estar amparadas por sus correspondientes Tarjetas de Armas, las cuales, podrán ser de dos tipos, a saber:

- Tarjeta Tipo A: Para Carabinas y Pistolas, de tiro semiautomático y de repetición; y Revólveres de doble acción, accionadas por aire u otro gas comprimido no asimiladas a Escopetas; cuya validez será de cinco años, pudiendo documentar hasta seis réplicas. Los portadores de esta Tarjeta deberán ser mayores de catorce años.

- Tarjeta de Tipo B: Para Carabinas y Pistolas, de ánima lisa o rayada, y de un solo tiro, y Revólveres de acción simple, accionadas por aire u otro gas comprimido no asimiladas a Escopetas; de una validez permanente, pudiendo documentar un número ilimitado de réplicas .

No olvidemos que a tenor de lo manifestado en el artículo 148 RA, podremos proceder a su Intervención temporal, incluso de las amparadas mediante Licencia o Tarjeta de Armas, con el único fin de evitar la comisión de algún ilícito penal o para garantizar la Seguridad Ciudadana. De ahí que afirmemos que estas Armas deberán ser intervenidas, a tenor de lo expuesto en el artículo 148 RA realizando para ello el correspondiente Acta de Intervención de Armas, al amparo de lo dictado en el artículo 164 punto 1 RA, poniéndola a disposición de la Intervención de Armas de la Guardia Civil, a la mayor brevedad posible; en consonancia con lo manifestado en el artículo 36 LOPSC; por presunta infracción a lo establecido en el artículo 156 letra d RA, por la insuficiencia o ineficacia de las medidas o precauciones obligatorias para garantizar la seguridad de las Armas en circulación (la citada infracción podría acarrear una Sanción pecuniaria de Multa de cuantía entre 300,25 y 1. 502,53 €uros).

Para terminar, sería conveniente recordar que, habrá que tener en cuenta en relación al tránsito de Armas por territorio español lo dispuesto en el artículo 67 punto 3 RA, el cual aclara que únicamente se podrán transportar las Armas siempre que estas vayan desmontadas y dentro de sus cajas o fundas de transporte, por sus legítimos propietarios, además de que estas deberán estar descargadas.

La información facilitada tiene carácter exclusivamente orientativo, en ningún caso, vincularán en las actuaciones que el lector pudiera ejercer en la forma prevista en las disposiciones vigentes.

Responder

Debe cumplir las normas de contenido y normas de conducta

Al escribir en el debate:

  1. Repasa la ortografía y no escribas en formato SMS.
  2. Lee el texto dos veces antes de publicar.
  3. No escribas todo en mayúsculas o negritas.