Grupo de Estudios de la Biblia
Grupo de Estudios de la Biblia
9 Cursos online | 15 Test | 3344 Documentos | 403 Imágenes | 640 Vídeos | 1060 Debates | 14555 Miembros | 2 Blogs
Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 25/12/2012

17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 25/12/2012

Una mujer al saber que Dios habia enviado a su hijo , muy dentro de su corazon penso que cruel es Dios por que hizo tal acion , mas al escudriñar las escrituras se dio cuenta que Dios estaba morando , en el mismo Jesus , 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

como humano sintio el dolor el desprecio el dolor la muerte, e incluso la seperacion de Dios cuando dejo solo al hombre para que muriera,, cuando Jesus aclamo ELI ELI LABA SABACTANI,, ( Dios mio por que me has desamparado ),, en esos momentos quedo solo, Dios abandono el cuerpo para que este pudiera morir
es por eso que en el libro de apocalipsis el dice

10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

12 Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro,

13 y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

14 Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego;

15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

16 Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

19 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.

20 El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 25/12/2012

Jesús estuvo tres días en la sepultura , en el Seol, en el Hades, en el infierno, no estuvo tres días quemándose en ningún lugar.
El estubo en el seol por tres dias, mas no en el lago de fuego y azufre

ya que para llegar a tal lugar el tenia que ser condenado llevado al jucio
mas recordemos que el era sin pecado Santo y es por eso que la muerte no pudo detenerlo

ahora la humanidada cuando muere se va al seol, la sepultura,, mas el dia que se efectue la resurecion de vivos y muertos,, entonces lo que seguira sera el jucio final, donde muchos seran hechados al lago de fuego y azufre que el la muerte seegunda, y muy pocos seran trasladados al reino de Dios
hebreos 9. 27 declara que esta establecido que el hombre muera una ves y despues de esto el jucio
Horrenda cosa es caer en manos de el Dios vivo asi lo declara la escritura

Advertencia al que peca deliberadamente

26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,

27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.

28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente.

29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo.

31! Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 27/12/2012

¿Qué nos sucede a morir?

¿POR QUÉ SURGE ESTA PREGUNTA?

La mayoría de las religiones enseñan que algo dentro de la persona sigue viviendo tras la muerte. Hay quienes afirman que los muertos pueden hacer daño a los vivos, o que Dios castiga a los malos condenándolos a ser atormentados eternamente en el infierno .

LO QUE LA BIBLIA ENSEÑA.

Al morir dejamos de existir. Eclesiastés 9:5 dice que “los muertos [... ] no tienen conciencia de nada en absoluto”. No pueden saber, sentir, ni hacer nada, así que tampoco pueden perjudicar a los vivos, ni ayudarlos de ninguna manera (Salmo 146:3, 4).

Véanse por favor también Génesis 3:19 y Eclesiastés 9:6, 10.

¿Hay alguna esperanza para los muertos?

¿POR QUÉ SURGE ESTA PREGUNTA?

Todos queremos vivir y disfrutar de la vida junto a las personas que amamos. Por lo tanto, es natural que anhelemos ver de nuevo a nuestros seres queridos que han muerto.

LO QUE LA BIBLIA ENSEÑA.

La mayoría de las personas que han muerto volverán a la vida. De hecho, Jesús prometió que “los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán” (Juan 5:28, 29). Las personas que resuciten aquí en la Tierra tendrán la oportunidad de vivir en ella y verla convertida en un paraíso, tal como Dios se propuso desde un principio (Lucas 23:43). En efecto, en ese futuro maravilloso, los seres humanos que sean fieles a Dios disfrutarán de vida eterna y de salud perfecta. La Biblia dice: “Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella” (Salmo 37:29).

Véanse por favor también Job 14:14, 15; Lucas 7:11-17, y Hechos 24:15.

* Para resucitar, es necesario estar muerto, una persona muerta está en un estado como si estuviese dormida, no es consciente de nada, no está en ningún lugar sufriendo. Siendo mucho mas literal, cuando yo muera, me convierto en polvo, y dejo de existir, lo mismo que no existia hace 100 años, la diferencia es que Jehová me puede tener en su memoria y resucitarme con mi personalidad cuando llegue el momento. NO estaré hasta el día de mi resurrección en ningún lugar sufriendo. Lo mismo que Jesús no estuvo esos tres días que estuvo en la sepultura sufriendo, ni consciente de nada.

Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 28/12/2012
Mateo 5:3

bienaventurados-los-pobres-de-espiritu “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”

Todos anhelamos un día encontrarnos cara a cara con el Rey de reyes y Señor de señores. Cada uno de nosotros hemos soñado como ha de ser ese encuentro tan especial, en más de algún momento seguramente hemos querido que sea lo más pronto posible.

Y es que las situaciones que la vida presenta muchas veces son duras, difíciles e incomprensibles a la mente humana.

Quizá estas pasando por un momento de esos en los cuales no comprendes la situación por la cual estas pasando, pero te aseguro que dicha situación te ha hecho doblar rodillas.

Y es que muchas veces la única forma de humillarnos sinceramente delante de Dios es a través de las situaciones difíciles que se nos presentan. ¿No te ha que cuando vienen situaciones fuertes a tu vida, por alguna extraña razón te haces mas sensible a la presencia de Dios y tu corazón anhela mas profundamente su encuentro? , a mi si, y es que a veces tienen que pasar dichas situaciones para que comprendamos que no debemos alejarnos de buscarlo día a día, ni de tener encuentros genuinos con El.

En el famoso sermón del monte, Jesús nos enseña principios fabulosos para vivir una vida llena de felicidad, no basada en lo que para el mundo es felicidad, sino basada en el ámbito espiritual al cual nosotros pertenecemos, pues nosotros estamos en este mundo, pero no somos de el, nuestra ciudadanía no es terrenal, sino espiritual, es ahí en donde podemos darnos cuenta que mucha veces nuestra felicidad se ve opacada, cuando anhelamos buscarla por medio de las cosas que el mundo nos ofrece y no por medio de los principios espirituales que nos harán alcanzarla.

Nuestro Señor Jesús decía: “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:3)

Para nuestra mente la primera idea que se nos viene cuando leemos la frase “pobres en espíritu” es debilidad, falta de algo o palabras o frases similares, pero la realidad es otra, puesto que la frase “pobres en espíritu” viene de una frase griega que traducida significa : “inclinado”, “de rodillas” o “totalmente sumiso”. También la palabra “Bienaventurado” se puede traducir como: “Felices” o “Bendecido”.

Entonces podemos ver que la frase “pobres en espíritu” no tiene que ver con nada material, sino con una actitud ante la búsqueda de Dios y la necesidad de Dios.

Eso quiere decir que si quisiéramos traducir esa frase para comprenderla un poco mejor podríamos traducirla de la siguiente manera: “Felices los que reconocen su necesidad de Dios y se someten a El, porque de ellos es el reino de los cielos”.

Amados hermanos, no se que situación puedas estar pasando, seguramente para ti ha de ser muy complicada, pero déjame decir que cuando en ti hay una actitud de sometimiento , de inclinar tu espíritu ante su presencia, de ser sumiso totalmente a El, es ahí en donde Dios se complace de ti y te llama: “Bienaventurado”, en pocas palabras “Feliz” o “Bendecido”, y es que Dios no te ve como actualmente tu te sientes, sino lo que tu serás, luego de pasar por ese túnel oscuro, Dios no se limita en tiempo ni en espacio, por eso desde ya te proclama “Feliz” y “Bendecido”.

Jesús estaba mostrándonos que la verdadera felicidad de la vida, no esta en las riquezas materiales , ni en lo bueno que tu seas para algo, sino en la HUMILDAD que tengamos frente a las situaciones que la vida nos presenta, esa actitud de humildad delante de Dios que nos ayudara a salir adelante en cualquier circunstancia y nos hará heredar el Reino de los Cielos.

Es hora de ir delante de Dios con una actitud humilde y sumisa, reconociendo nuestra inmensa necesidad de El y nuestra dependencia TOTAL hacia su presencia, eso nos hará dar un gran paso de FE para alcanzar su voluntad y juntamente con su voluntad, ser enlistado como un titular inamovible en la lista de la vida eterna.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 28/12/2012

El Sermón del Monte

BIENAVENTURADOS LOS DE LIMPIO CORAZÓN

Mateo 5:8

En esta oportunidad nos ocuparemos del estudio de la sexta

Bienaventuranza, la cual nos dice:

“Bienaventurados los de limpio

corazón, porque ellos verán a Dios”.

La versión del 2005 de la Liga Bíblica

Mundial lo traduce de la siguiente manera:

”Afortunados los que tienen

corazón puro, porque ellos verán a Dios”.

La que nos recuerda las

palabras del Rey David en el Salmo 24:3-4 cuando dice:

“ ¿Quién subirá al

monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos

y puro de corazón; El que no ha elevado su alma a cosas vanas, Ni ha

jurado con engaño”.

Cuando vemos lo que se dice en estos pasajes, tenemos que

reconocer el grado de temor y de indignidad con que debemos estudiar

este pasaje de la Palabra de Dios, más aún cuando hemos comprendido

las Bienaventuranzas anteriores y hemos aceptado el grado de impureza

en el cual nos encontramos antes de aceptar a Cristo como Señor y

Salvador.

Ya hemos aceptado que somos pobres de espíritu, en nuestra

incapacidad de poder hacer algo por nuestra condición de pecadores,

hemos entendido esto y hemos aprendido a llorar por el pecado que nos

asedia, además comprendimos la verdad acerca de la naturaleza del yo

y su gran egocentrismo, eso que nos hace ser soberbios y altivos, pero

que por la gracia de Dios nos lleva a ser mansos, asimismo vimos la

necesidad de tener hambre y sed de ser justos. Esto nos llevó a ser

misericordiosos y es ahora que entendemos el orden en cuanto a la

felicidad de los limpios de corazón.

Esta bienaventuranza nos lleva a ver la esencia misma del

cristianismo, lo que es el centro del mensaje de Jesucristo. Esto nos

recuerda la canción que enseñamos a los niños de la escuela dominical

que dice:

“Pecado negro encontró, Jesús en mi corazón; su sangre me lo

lavó; cual nieve me lo dejó; en su palabra yo leo, que al cielo fue a

preparar; hermosa mansión para mí; a donde seré feliz”.

Esta bienaventuranza la analizaremos a trav
és de


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 28/12/2012

INFIERNO.

Definición : La palabra “infierno” se halla en muchas traducciones de la Biblia. En los mismos versículos, otras traducciones dicen “el sepulcro”, “el lugar de los muertos”, y así por el estilo. Otras versiones de la Biblia simplemente transcriben las palabras de los idiomas originales que a veces se vierten “infierno”; es decir, las escriben con las letras de nuestro alfabeto, pero dejan las palabras sin traducir. ¿Cuáles son esas palabras? La palabra hebrea she’ohl y su equivalente griego hai des, que no se refieren a la tumba particular de una persona, sino a la sepultura o sepulcro común de la humanidad muerta; también la palabra griega ge en· na, que se usa como símbolo de destrucción eterna. Sin embargo, tanto en la cristiandad como en muchas religiones no cristianas se enseña que el infierno es un lugar habitado por demonios y donde los inicuos, después de morir, son castigados (y algunas personas creen que esto se hace con tormento).

¿Indica la Biblia si los muertos expirimentan dolor o no?

*Ecl. 9:5, 10: “Los vivos están conscientes de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no están conscientes de nada en absoluto [... ] Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismísimo poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol*, el lugar adonde estás yendo. ” (Si no están conscientes de nada, está claro que no sienten dolor alguno. ) (*“Seol”, BC, BJ, CI, FS; “el sepulcro”, VM, VP, TA; “infierno”, Dy; “entre los muertos”, NBL. )

*Sal. 146:4: “Sale su espíritu, él vuelve a su suelo; en ese día de veras perecen sus pensamientos*. ” (*“Pensamientos”, VV [1904], VM, 145:4 en Scío; “proyectos”, BJ, NBL, VP; “planes”, FS, NBE. )

¿Indica la Biblia que el alma sobreviva a la muerte del cuerpo?

*Eze. 18:4: “El alma* que esté pecando... Ella misma morirá. ” (*“Alma”, BR, NC [1972], Scío, Str, VV [1977], TA ; “el hombre”, BD; “la persona”, FS, EH [1976], LT. )

“El concepto del ‘alma’, con el significado de una realidad puramente espiritual, inmaterial, separada del ‘cuerpo’, [... ] no existe en la Biblia. ” ( La Parole de Dieu [La Palabra de Dios], París, 1960, Georges Auzou, profesor de Sagradas Escrituras, Seminario de Ruán, Francia, pág. 128.)

“Aunque la palabra hebrea nefesh [en las Escrituras Hebreas] se traduce frecuentemente ‘alma’, sería inexacto leer en ella un significado griego. Nefesh [... ] nunca se concibe como algo que obre por separado del cuerpo. En el Nuevo Testamento, la palabra griega psyche se traduce a menudo ‘alma’, pero, de nuevo, no debe haber presteza en entender que tenga el significado que la palabra tenía para los filósofos griegos. Generalmente quiere decir ‘vida’ o ‘vitalidad’, o, a veces, ‘el yo’. ” ( The Encyclopedia Americana, 1977, tomo 25, pág. 236.)

¿Qué clase de gente va al infierno bíblico?

¿Dice la Biblia que los inicuos van al infierno?

* Sal. 9:17, VV (1934): “Los malos serán trasladados al infierno*, todas las gentes que se olvidan de Dios. ” (*“Infierno”, VM, Scío [en 9:18]; “el reino de la muerte”, VP; “seol”, BC, BJ, CI, FS [en 9:18]; “Seol”, NM, VV [1960; 1977], en 9:18 en EMN [1980].)

¿Dice también la Biblia que los rectos van al infierno?

* Job 14:13, Scío: “[Job oró:] ¿Quién me dará, que me cubras en el infierno*, y me escondas, hasta que pase tu furor, y me aplaces el tiempo, en que te acuerdes de mí? ” (Dios mismo dijo que Job era “un hombre sin culpa y recto, temeroso de Dios y apartado del mal” [Job 1:8]. ) (*“La sepultura”, VV [1904], VM; “el lugar de los muertos”, NBL; “seol”, BC, BJ, CI, FS, EH [1976], NC [1972]; “Seol”, EMN [1980], NM, VV [1960; 1977].)

*Hech. 2:25-27, VV (1934): “David dice de él [Jesucristo]: [... ] Que no dejarás mi alma en el infierno*, ni darás á tu Santo que vea corrupción. ” (El hecho de que Dios no ‘dejó’ a Jesús en el infierno implica que Jesús estuvo en el infierno, o Hades, al menos por cierto tiempo, ¿No es así? ) (*“Infierno”, BD, EMN [1980], Str ; “muerte”, NBE ; “el lugar de los muertos”, NBL ; “entre los muertos”, VM ; “hades”, FS, NC ; “Hades”, EH [1976], NM, VV [1960; 1977].)

¿Sale alguien alguna vez del infierno bíblico?

Rev. (Apo. ) 20:13, 14, VV (1904): “La mar dió los muertos que estaban en ella; y la muerte, y el infierno* dieron los muertos que estaban en ellos; y fué hecho juicio de cada uno de ellos según sus obras. Y la muerte, y el infierno fueron lanzados en el lago de fuego. ” (Así que los muertos serán librados del infierno. Note también que el infierno no es lo mismo que el lago de fuego, sino que será lanzado en el lago de fuego. ) (*“Infierno”, BR, Scío, VV [1934]; “el reino de la muerte”, VP; “Hades”, BD, FS, GR, EH [1976], EMN [1980], NM, VV [1977].)

¿Por qué hay confusión en cuanto a lo que la Biblia dice acerca del infierno?

“Se ha causado mucha confusión y equivocación debido a que los traductores primitivos de la Biblia persistentemente vertieron con la palabra infierno el vocablo hebreo Seol y los vocablos griegos Hades y Gehena. El que los traductores de las ediciones revisadas de la Biblia simplemente hayan hecho una transliteración de estas palabras no ha sido suficiente para eliminar de manera notable esta confusión y el concepto falso. ” ( The Encyclopedia Americana, 1942, tomo XIV, pág. 81.)

¿Hay castigo eterno para los inicuos?

*Mat. 25:46, VV (1977): “Irán éstos al castigo [“desgajamiento”, Int; en griego: ko
la· sin ] eterno, mas los justos a la vida eterna. ” ( The Emphatic Diaglott dice “cortamiento” en lugar de “castigo”. Una nota declara: “Kolasin [... ] se deriva de kolazoo, que significa: 1. Cortar; como al desgajar ramas de árboles, podar.2. Restringir, reprimir. [... ] 3. Corregir, castigar. Cortar a una persona de la existencia, o de la sociedad, o hasta restringirla, se considera castigo; por consiguiente, ha surgido este tercer uso metafórico de la palabra. Se ha aceptado el significado fundamental porque concuerda mejor con la segunda parte de la oración, y conserva así la fuerza y la belleza de la antítesis. Los justos pasan a la vida, los inicuos, al cortamiento de la existencia, o a la muerte. Véase 2 Tes.1. 9”.)

*2 Tes. 1:9, VP (1979): “Estos serán castigados con destrucción eterna *, y serán arrojados lejos de la presencia del Señor y de su gloria y poder. ” (*“Eterna ruina”, BR, NC [1970]; “eterna perdición”, FS, Str, VV [1960; 1977], VM; “condenados a la perdición eterna”, NBL. )

*Jud. 7, VV (1977): “Como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas como ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. ” (El fuego que destruyó a Sodoma y Gomorra se extinguió hace miles de años. Pero el efecto de ese fuego ha sido duradero; esas ciudades no han sido reedificadas. No obstante, el juicio de Dios no fue simplemente contra aquellas ciudades, sino también contra sus habitantes inicuos. Lo que les sucedió a ellos es un ejemplo amonestador. En Lucas 17:29 Jesús dice que se les “destruyó”; Judas 7 muestra que aquella destrucción fue eterna.)


Los traductores han permitido que sus creencias personales hayan influido en su obra, en vez de ser consecuentes al verter las palabras de los idiomas originales. Por ejemplo: 1) La Versión Reina-Valera (1934) vertió she’ohl
“infierno”, “abismo”, “fosa”, “hoyo profundo”, “huesa”, “el profundo”, “sepulcro” y “sepultura”; hai des se vierte “infierno”; ge en· na se traduce “infierno” también. 2) La Versión Torres Amat (1925) vierte hai des “infierno” y “sepulcro”; ge en· na se traduce “infierno” también. 3) La Versión Franquesa-Solé transcribe hai des “Hades” y también la vierte “infierno” y “la región de los muertos”. Pero además de verter a veces “infierno” la palabra hai des, usa también “infierno” para traducir ge en· na. 4) La Versión Straubinger transcribe hai des tres veces, pero en otros pasajes la traduce “infierno” y “abismo”. También traduce ge en· na “infierno”, al igual que hace con hai des en dos ocasiones. De modo que el significado exacto de las palabras en los idiomas originales ha sido oscurecido.

Copiado.../..








Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 29/12/2012

El hades y el seol no es lo mismo que el infierno,, el infierno es la muerte segunda

el hombre cuando muere su cuerpo se va ala sepultura al seol
que es el seol

Pregunta: " ¿Jesús fue al Infierno entre Su muerte y resurrección?"

Respuesta: ¿Fue el alma de Jesús al Infierno durante el tiempo intermedio entre Su muerte y resurrección? Hay una gran confusión respecto a esta pregunta. Este concepto viene primeramente del Credo de los Apóstoles, el cual declara, “Él descendió a los Infiernos. ” Hay también algunas Escrituras en las que, dependiendo cómo estén traducidas, describen a Jesús yendo al “Infierno”. Al estudiar este punto, es importante comprender primeramente lo que la Biblia enseña acerca del “lugar” de la muerte.

En las Escrituras hebreas, la palabra usada para describir el lugar de la muerte es “Sheol”, y simplemente significa “lugar de los muertos” o el “lugar de partida de las almas / espíritus”. La palabra griega utilizada en el Nuevo Testamento para Infierno es “Hades”, que también se refiere al “lugar de los muertos”. Otras Escrituras en el Nuevo Testamento indican que tanto el Seol como el Hades, son un lugar temporal, donde las almas son guardadas en espera de la resurrección y el juicio final. Apocalipsis 20:11-15 nos da una clara distinción sobre estos dos. Infierno (el lago de fuego) es el lugar final y permanente del juicio para los perdidos. Así que no, Jesús no fue al “Infierno” porque “Infierno” es un lugar futuro que entrará en funciones después del juicio del Gran Trono Blanco. (Apocalipsis 20:11-15)

Seol / Hades es un lugar con dos divisiones (Mateo 11:23; 16:18; Lucas 10:15; 16:23; Hechos 2:27-31), la morada de los salvos y los perdidos. La morada de los salvos era llamada “Paraíso” y “El seno de Abraham”. Las moradas de los salvos y los perdidos estaban separadas por “una gran sima” (Lucas 16:26). Cuando Jesús ascendió al Cielo, Él se llevó a los ocupantes (creyentes) del Paraíso con Él (Efesios 4:8-10). El lado de los perdidos en el Seol / Hades, ha permanecido sin cambio. Todos los muertos no creyentes, van ahí para aguardar el futuro juicio final. ¿Fue Jesús al Seol / Hades? Sí, de acuerdo con Efesios 4:8-10 y 1 Pedro 3:18-20.

Parte de la confusión proviene de pasajes tales como el Salmo 16:10-11, “Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción. Me mostrarás la senda de la vida... ” La traducción correcta en este verso no es “Infierno” como está en algunas traducciones. Lo correcto es “Seol” o “la tumba”. Jesús le dijo años más tarde al ladrón que estaba junto a Él en la cruz, “Hoy mismo estarás Conmigo en el Paraíso. ” Su cuerpo estaba en la tumba; Su alma / espíritu fue al “Paraíso”, lugar del Seol / Hades. Entonces Él sacó del Paraíso a todos los muertos justos, y se los llevó con Él al Cielo. Desafortunadamente, en muchas traducciones de la Biblia, los traductores no son consistentes, o no traducen correctamente el significado de las palabras hebreas y griegas para “Seol”, “Hades”, e “Infierno. ”

Algunos opinan que Jesús fue al “Infierno” o sea, al lugar de sufrimiento del Seol / Hades, para ser después castigado por nuestros pecados. ¡Esta idea es completamente antibíblica! Fue suficiente la muerte de Jesús en la cruz y Su sufrimiento en nuestro lugar, lo que proveyó nuestra redención. Fue el derramamiento de Su sangre lo que justificó nuestra limpieza del pecado. (1 Juan 1:7-9). Mientras Él colgaba de esa cruz, Él puso sobre Sí mismo la carga del pecado de toda la raza humana - “Por nosotros lo hizo pecado”. 2 Corintios 5:21 dice: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él. ” Esta imputación del pecado nos ayuda a comprender la lucha de Cristo en el huerto de Getsemaní con la copa del pecado que sería vertida sobre Él en la cruz.


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 29/12/2012

Marcos 9: 48 ¿Estaba hablando Jesús del infierno?

HAY quienes afirman que las palabras de Jesús recogidas en Marcos 9:48 sirven de base para creer en la doctrina del infierno . Allí Jesús habló de cresas (o gusanos) que no mueren y de fuego que no se apaga. Si alguien le preguntara sobre este asunto, ¿Qué le respondería?

Ciertas versiones de la Biblia dicen en los versículos 44 y 46 algo muy parecido a lo que dice el versículo 48. * En la Traducción del Nuevo Mundo leemos lo siguiente en Marcos 9:47, 48: “Si tu ojo te hace tropezar, tíralo; mejor te es entrar con un solo ojo en el reino de Dios que con dos ojos ser arrojado al Gehena, donde su cresa no muere y el fuego no se apaga”.

Algunas personas aseguran que la declaración de Jesús apoya la idea de que las almas de los malvados sufren por toda la eternidad. Por ejemplo, la Sagrada Biblia de la Universidad de Navarra (edición de 1990) dice en una nota: “Con [estas palabras] se refiere el Señor a los tormentos del infierno . Con frecuencia, el gusano que no muere se ha aplicado a los remordimientos eternos que atormentan a los condenados; y el fuego inextinguible, a la pena de sentido corporal”.

Sin embargo, comparemos las palabras de Jesús con el último versículo del libro de Isaías. * ¿No es evidente que Jesús estaba aludiendo a este versículo? El Comentario Bíblico “San Jerónimo” señala que el profeta estaba hablando de salir “de Jerusalén hacia el vecino valle de Himnón (Gehenna), donde en otros tiempos se practicaron sacrificios humanos (Jr 7,31), y que después se convertiría en el basurero de la ciudad” . Es obvio que el pasaje simbólico de Isaías 66:24 no habla de personas vivas que sufren tortura, sino de cadáveres. Además, según el texto bíblico, ¿Quiénes son los que no mueren? Los gusanos, no los humanos vivos o las almas inmortales. Entonces, ¿Qué significan las palabras de Jesús?

Observe el comentario que hace sobre Marcos 9:48 la obra católica El Evangelio de Marcos. Análisis lingüístico y comentario exegético, volumen II: “[La] frase [está] tomada de Isaías (66,24). El profeta expone los dos modos como suelen destruirse los cadáveres: la putrefacción y la cremación [...]. La yuxtaposición en el texto de gusanos y fuego refuerza la idea de destrucción [...]. Las dos fuerzas destructoras se describen como permanentes (‘no se apaga, no muere’): no hay manera de escapar de ellas. En la imagen, pues, los que perviven son el gusano y el fuego, no el hombre, y aniquilan todo lo que cae en su poder. No se describe, por tanto, un tormento eterno, sino una destrucción total, que, al impedir la resurrección, equivale a la muerte definitiva”. Y la nota a pie de página añade: “El [fuego] es, pues, una figura de la aniquilación”.

Esta manera de entender las palabras de Jesús es lógica, y todo el que sabe lo amoroso y justo que es el Dios verdadero debería ser capaz de verlo. Jesús no dijo que los malvados serían atormentados por toda la eternidad, sino que corren el riesgo de sufrir destrucción total sin posibilidad de resurrección.

[Notas]

Los manuscritos bíblicos más confiables no incluyen los versículos 44 y 46. Los especialistas reconocen que probablemente se trata de añadiduras posteriores. El profesor Archibald Thomas Robertson escribe: “Los mejores y más antiguos manuscritos no dan estos dos versículos. [Dichos manuscritos] proceden de las familias Occidental y Siria (Bizantina). [Los versículos] son una mera repetición del versículo 48. Por ello, [omitimos] los números 44 y 46 en nuestros versículos [por] no [ser] genuinos”.

“Realmente saldrán y pondrán la vista sobre los cadáveres de los hombres que estuvieron transgrediendo contra mí; porque los gusanos mismos que están sobre ellos no morirán, y su fuego mismo no se extinguirá, y tienen que llegar a ser algo repulsivo para toda carne. ” (Isa. 66:24.)

Copiado Atalaya 15/6 del 2008


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 30/12/2012

¿Qué es el Gehena?

( Gehena, forma gr. Del heb. Gueh Hin-nóm , " Valle de Hinón" )

Este nombre aparece doce veces en las Escrituras Griegas Cristianas, y aunque muchos traductores se toman la libertad de traducirlo por “infierno”, la mayoría de las traducciones modernas suelen transliterar el término griego gué · en · na. (Mt 5:22 [ BC, Besson, BI, BJ, CI, EMN, Ga, LT, NC, NM, SA, Sd, Str y notas de BAS; HAR; Mod; Val, 1989].)

El estrecho y profundo valle de Hinón, conocido más tarde por este nombre griego, está situado al S. Y SO. De Jerusalén, y actualmente recibe el nombre de Wadi er-Rababi (Ge Ben Hinnom). (Jos 15:8; 18:16; Jer 19:2, 6;. ) Acaz y Manasés, reyes de Judá, practicaron en ese lugar adoración idolátrica que incluía ofrecer a Baal sacrificios humanos quemados. (2Cr 28:1, 3; 33:1, 6; Jer 7:31, 32; 32:35. ) Para impedir que estas actividades ocurrieran en el futuro, el rey Josías contaminó el lugar de adoración idolátrica, en especial la sección que se llamaba Tófet. (2Re 23:10.)

No es un símbolo de tormento eterno. Jesucristo relacionó el fuego con la palabra Gehena (Mt 5:22; 18:9; Mr 9:47, 48), como también lo hizo el discípulo Santiago, el único escritor bíblico, además de Mateo, Marcos y Lucas, que usó dicho término. (Snt 3:6. ) Algunos comentaristas intentan relacionar la idea de un Gehena de fuego con los holocaustos humanos que se ofrecían antes del reinado de Josías, y así sostienen que Jesús utilizó el Gehena como símbolo de tormento eterno. No obstante, Jehová manifestó su repugnancia por tal práctica diciendo que era una ‘cosa que Él no había mandado y que no había subido a su corazón’. (Jer 7:31; 32:35. ) Por eso, es del todo improbable que cuando el hijo de Dios hablaba del juicio divino, hiciera de una práctica idolátrica la base del significado simbólico del Gehena . Debe notarse que Dios decretó proféticamente que el valle de Hinón serviría para deshacerse de grandes cantidades de cuerpos muertos, y no para atormentar a víctimas vivas. (Jer 7:32, 33; 19:2, 6, 7, 10, 11. ) Por lo tanto, suele aceptarse que la referencia de Jeremías 31:40 a la “llanura baja de los cadáveres y de las cenizas grasosas” designa el valle de Hinón, y hacia el extremo oriental de este valle, en su intersección con la garganta del Cedrón, estaría la puerta conocida como “Puerta de los Montones de Ceniza”. (Ne 3:13, 14. ) Parece obvio que tales “cadáveres” y “cenizas grasosas” no tienen nada que ver con los sacrificios humanos efectuados en ese valle bajo Acaz y Manasés, puesto que los idólatras hubieran considerado “sagrados” los cuerpos así ofrecidos y no habrían permitido que yaciesen en el valle.

Por lo tanto, el testimonio bíblico concerniente al Gehena coincide con el punto de vista tradicional que presentan tanto las fuentes rabínicas como otras fuentes seglares. Este punto de vista es que se usaba el valle de Hinón para arrojar los desechos de la ciudad de Jerusalén (de las doce veces que aparece gué·en·na en las Escrituras, se traduce “quemadero” once veces en CR y cinco en NBE ) . Cuando el comentarista judío David Kimhi (1160-1235[? ]) explica el Salmo 27:13, da la siguiente información histórica sobre el “Gehinnom”: “Es un lugar situado en los alrededores de Jerusalén, un lugar repugnante donde se arrojan cadáveres e inmundicias. Allí había un fuego que no se apagaba y que quemaba las inmundicias y los huesos de los cadáveres. De ahí que el juicio de los inicuos reciba el nombre, en lenguaje parabólico, de Gehinnom”.

Símbolo de destrucción completa. Es obvio que Jesús usó el Gehena como una representación de destrucción completa, destrucción que sería el resultado del juicio adverso de Dios, y de la cual no habría ninguna posibilidad de resucitar a la vida como alma. (Mt 10:28; Lu 12:4, 5. ) Se denunció a la clase inicua de los escribas y los fariseos como ‘merecedora del Gehena ’. (Mt 23:13-15, 33. ) De modo que los seguidores de Jesús tenían que librarse de cualquier cosa que pudiese ser causa de tropiezo espiritual, a fin de evitar tal destrucción. El ‘cortarse una mano o un pie’ y el ‘arrancarse un ojo’ representaba de manera figurativa el amortiguar estos miembros con referencia al pecado. (Mt 18:9; Mr 9:43-47; Col 3:5; compárese con Mt 5:27-30.)

Parece ser que Jesús también aludió a Isaías 66:24 cuando dijo que en el Gehena la “cresa no muere y el fuego no se apaga”. (Mr 9:47, 48. ) Es evidente que este no es un cuadro simbólico de tormento, sino, más bien, de destrucción completa, ya que el texto de Isaías no está hablando de personas vivas, sino de los “cadáveres de los hombres que estuvieron transgrediendo” contra Dios. Si el valle de Hinón era un lugar donde se arrojaba la basura y los cadáveres —como indica la documentación disponible—, el único medio apropiado de eliminar tales desechos sería el fuego, quizás avivado añadiendo azufre. (Compárese con Isa 30:33. ) Allí donde no llegase el fuego, se criarían gusanos o cresas, que consumirían todo lo que no hubiese destruido el fuego. Sobre esta base, las palabras de Jesús daban a entender que el efecto destructivo del juicio adverso de Dios no cesaría hasta que se alcanzase una destrucción completa.

Uso figurado. El discípulo Santiago usa la palabra “ Gehena ” para mostrar que una lengua que no se controla constituye en sí misma un mundo de injusticia, y que las palabras, que son como un fuego, pueden afectar la rueda de la vida natural y manchar el cuerpo del que habla. Esta lengua “llena de veneno mortífero” evidencia una mala condición de corazón y puede hacer que Dios condene al Gehena simbólico a la persona que la tenga. (Snt 3:6, 8; compárese con Mt 12:37; Sl 5:9; 140:3; Ro 3:13.)

El uso simbólico que se da en la Biblia al término Gehena corresponde al del “lago de fuego” del libro de Revelación. (Rev 20:14, 15 )

COPIADO


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 30/12/2012

Sabian ustedes que los miembros de la watch tower solo exponen algunos versiculos y los demas que contradicen su doctrina nunca sera usados,, por ejemplo estamos hablando de que si es la muerte el final de la existencia de el ser humano , el final

y Lolita expone un vesro de eclesiastes , veamos lo que ella expone

LO QUE LA BIBLIA ENSEÑA.

Al morir dejamos de existir. Eclesiastés 9:5 dice que “los muertos [... ] no tienen conciencia de nada en absoluto”. No pueden saber, sentir, ni hacer nada, así que tampoco pueden perjudicar a los vivos, ni ayudarlos de ninguna manera (Salmo 146:3, 4).
y en mi forma personal yo pienso cuando una pesona muere , entre en un sueño profundo.. Pero un dia cuando todos hayan muerto lo que sigue sera la resurecion
Hebreos 9. 27 esta establecido que los hombre smueran una sola ves y despues de esto el jucio,, como vemos entonces que la palabra de Dios declara que la muerte no es el final de la exiestencia humana ya que despues de la muerte el siguiente acto es el jucio final,, que significa , que todos despertaremos de el sueño y estaremos conscientes , y enfrente de Dios esperando el veredicto,, Los justos heredaran la tierra prometida en aquel Dia , unos cielos nuevos donde mora la justica, El reino de los cielos,

9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas,! Cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,

12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 30/12/2012

Bueno podemos ver que los justos heredaran la corona de vida..
Santiago 1:12
[ Soportando las pruebas ] Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman
Apocalipsis 2:10
No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

mas que pasara para el hombre impio, para aquel que ha rechazado la gracia Dios, por medio de el evangelio en el dia final..

L A I RA DE DIOS CONTRA “EL IMPÍO”

Romanos #07 — Romanos 1. 18-32

INTRODUCCIÓN:

Recuerden a donde queremos llegar con este estudio de Romanos: “Imitar a Pablo”.

· Pablo cumplió con la misión que Dios le dio de “buscar y salvar” a los pecadores perdidos.

· Cumplió con la misión de “hacer discípulos” a todas las naciones.

· Pablo es el ejemplo más claro de lo que Dios quiere que seamos: “discipuladores evangelísticos”.

Dios quiere que cada uno de nosotros esté buscando a otro para guiarlo a la salvación y

discipularlo, para que ese otro luego pueda ir y buscar a su propio discípulo (“discipuladores

evangelísticos” -- CADA UNO, CON UNO).

· Pablo nos muestra este proceso (evangelizar y discipular) a través del Libro de Romanos.

El primer paso de todo este proceso es el de guiar a alguien a la salvación en el Señor Jesucristo (y

entienda que siendo el primer paso, es el paso más importante ).

· Debido a su importancia, Pablo da prioridad a este paso en su carta a los romanos.

· Él lo empieza todo donde nosotros también debemos empezar: EVANGELIZANDO al pecador.

(Rom 1. 16-17) Ya declaró el tema de su discurso: El evangelio y la salvación (la justicia de Dios).

· (v18ss) En lo que sigue podemos ver el método que Pablo usaba para evangelizar...

· Observe que él no empieza con el “amor de Dios” sino con la “ira de Dios” contra el impío.

· Vea qué tan efectivo es el evangelismo cuando seguimos este patrón bíblico...

I. (v18-23) La culpabilidad del hombre

A. (v18) La condenación del hombre

1. Fíjense, primero, en el hecho que los hombres “detienen” ( ¡Voluntariamente! ) la verdad.

a. Dios es justo (también es santo y bueno). No va a condenar a nadie que no lo merece.

b. Entonces, lo que tenemos que entender primer es que el hombre natural (“impío”)

detiene —o sea, resiste —la verdad (Cristo y la Palabra de Dios) voluntariamente—o sea, a

sabiendas.

2. El hombre “detiene” la verdad con su “impiedad” y su “injusticia”.

a. La “impiedad” tiene que ver con lo que él es (es “impío”). Todo lo que el hombre natural

es en su carácter, va en contra del carácter de Dios.

b. La “injusticia” tiene que ver con lo que el hombre natural hace (infringe la Ley de Dios).

3. Hay una pequeña palabra aquí que de debería infundir nuestros corazones de temor: “ toda ”.

a. Dios, en Su ira, castigará “toda” impiedad y “toda” injusticia de los hombres impíos.

a. Dios, en Su ira, castigará “toda” impiedad y “toda” injusticia de los hombres impíos.

(Rom 07) La ira de Dios contra “el impío” - Página 2

b. Píenselo así: ¿Cree usted que Dios debe castigar a los homicidas y a los violadores?

i. ¡Por supuesto! Si no lo hiciera, no sería “bueno” (mucho menos “justo” y “santo”).

ii. Pero, ¿Debe Dios parar ahí con sólo los homicidas y violadores? ¿Qué tal los ladrones

o los mentirosos?

iii. “ ¡Eso depende! Depende de lo que robó... De la gravedad de la mentira! ” (Así de fácil

tratamos de justificarnos a nosotros mismos, porque hemos robado y mentido...)

iv. ¿Qué pensaría usted de un juez que condena al que mató a 20 personas pero deja libre

al que sólo mató a una? ¿Justo? ¿Bueno?

v. ¿Qué pensaría usted de un juez que condena al ladrón que robó un carro pero deja libre

al que robó una moto (y lo hace simplemente porque la moto vale menos que el carro)?

c. Lleguemos al grano: ¿Es Dios justo y bueno, o no? Por supuesto que sí.

i. Es así de sencillo : Dios es completa y perfectamente justo y bueno.

ii. Él juzgará todos los pecados (todo lo que es la injusticia) y castigará al pecador por

cada uno de sus pecados.

iii. (1Jn 3. 4) Esto es porque cada pecado es una infracción de Ley.

[a] No importa si un pecado es “más grave y grande” que otro.

[b] Tanto el grande como el pequeño es una infracción de la Ley, y ahí está la

gravedad de la situación: Infringir la santa y justa Ley del santo y justo Dios .

iv. Hay tantas infracciones... Tanto soberbio de parte del pecador (lo hace

voluntariamente) que Dios está airado contra el impío todos los días .

4. El hombre está condenado porque Dios lo juzgará por toda impiedad y toda injusticia.

B. (v19-20) La evidencia en contra del hombre

· La evidencia en contra del hombre impío viene a través de 2 testigos imparciales...

1. (v19) La conciencia le condena al hombre: La palabra conciencia quiere decir “con” “ciencia”.

Cada hombre tiene “ciencia” (conocimiento) de Dios y de la diferencia entre el bien y el mal.

· Dios ha alumbrado a todo hombre... ¿Pero quién no ha violado su conciencia? Todos lo

hemos hecho y aun voluntariamente, con gusto e intenciones de hacerlo otra vez.

2. (v20) La creación le condena al hombre: [OJO] Por medio de las cosas hechas , TODOS los

hombres saben dos cosas:

a. Todos los hombres saben que hay un Dios (ven su “eterna deidad”).

b. Todos los hombres saben que hay un Creador (ven su “eterno poder”).

c. Seamos honestos... Esto nos lleva a unas conclusiones...

i. El “ateo” no existe. Todos saben que Dios existe “ por medio de las cosas hechas ”.

El “ateo” no existe. Todos saben que Dios existe “ por medio de las cosas hechas ”.

[a] Esto es como yo uso este principio cuando estoy testificando en la calle...

[b] [ Lámina ] Tengo una hoja que contiene mi “Prueba de ateísmo” (y todos fallan).

[c] Usted no tiene que tener un doctorado para saber que Dios existe (ni siquiera para



Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 31/12/2012

Un testimonio de un hombre que fue al infierno

http://youtu. Be/3X1M9AAyf7Q


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 31/12/2012

¿Qué es el lago de fuego, según las Escrituras?

Esta expresión solo aparece en el libro de Revelación y es claramente simbólica.
La Biblia da su propia explicación y definición de ese símbolo al decir: “Esto significa la muerte segunda: el lago de fuego”.( Rev 20:14; 21:8 .)

El sentido simbólico del lago de fuego queda corroborado por el contexto de las referencias que aluden a él en el libro de Revelación. Se dice que la muerte es arrojada al lago de fuego ( Rev 19:20; 20:14 ), pero es evidente que no se puede quemar la muerte en sentido literal. Además, también se arroja a este lago al Diablo, una criatura celestial invisible, pero el fuego literal no puede hacer daño alguno a la naturaleza celestial.( Rev 20:10 ; compárense Éx 3:2 con Jue 13:20 .)

Puesto que el lago de fuego representa la “muerte segunda” y en Revelación 20:14 se dice que tanto “la muerte” como “el Hades” serán arrojados en él, es obvio que el lago no puede representar la muerte que el hombre ha heredado de Adán ( Ro 5:12 ), ni se puede referir al Hades (Seol), pues el Hades y la muerte serán destruidos en el lago de fuego. Por consiguiente, debe ser un símbolo de otra clase de muerte de la que no hay retorno, puesto que el registro no dice en ninguna parte que el “lago” entregue a los muertos que hay en él, como en el caso de la muerte adámica y del Hades (Seol).( Rev 20:13 . ) Los que no están escritos en “el libro de la vida” —los opositores impenitentes de la soberanía de Dios— son arrojados al lago de fuego, que significa destrucción eterna o muerte segunda.( Rev 20:15 .)

Aunque los textos anteriores indican claramente que el lago de fuego es simbólico, hay quien lo ha utilizado para apoyar la idea de que existe un lugar literal de fuego y tormento. También se han basado en Revelación 20:10 , debido a que allí dice que el Diablo, la bestia salvaje y el falso profeta son “atormentados día y noche para siempre jamás” en el lago de fuego. Sin embargo, estas palabras no pueden referirse a tormento consciente, pues los que están en el lago de fuego experimentan la muerte segunda.( Rev 20:14 . ) En la muerte no hay consciencia, sentimientos, dolor o sufrimientos.( Ec 9:5 .)

En las Escrituras, el tormento ardiente se relaciona con destrucción y muerte. Por ejemplo, en la Septuaginta, traducción al griego de las Escrituras Hebreas, la palabra bá·sa·nos, que se traduce tormento, también se emplea para referirse a castigar con muerte.( Eze 3:20; 32:24, 30 . ) De manera similar, el libro de Revelación dice respecto a Babilonia la Grande que “los reyes de la tierra [... ] llorarán y se golpearán en desconsuelo por ella, cuando miren el humo del incendio de ella, mientras se quedan de pie lejos, por su temor del tormento [gr. ba·sa·ni·smóu ] de ella”.( Rev 18:9, 10 . ) En cuanto al significado de ese tormento, un ángel explica un poco más adelante: “Así con lanzamiento veloz será arrojada abajo Babilonia la gran ciudad, y nunca volverá a ser hallada”.( Rev 18:21 . ) Por consiguiente, en esta ocasión el tormento se equipara a destrucción, y en el caso de Babilonia la Grande, su destrucción será eterna. (Compárese con Rev 17:16; 18:8, 15-17, 19 .)

Por lo tanto, aquellos a los que se ‘atormenta para siempre’ (una forma del gr. ba·sa·ní·zō ) en el lago de fuego sufren de hecho una “muerte segunda” de la que ya no habrá resurrección. La palabra griega ba·sa·ni·stḗs, afín a las anteriores, se traduce en Mateo 18:34 por “carceleros” ( ENP, NM, NVI; compárese con el Mt 18 vs. 30 ). En buena lógica, entonces, aquellos a quienes se arroja al lago de fuego serán retenidos por la muerte o ‘encarcelados’ en ella durante toda la eternidad

Copiado it 2 pág 180 - 181


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 01/01/2013

LOlita feliz año usted comenta que es el lago de fuego segun las escrituras
no Lolita se ve que usted no sabe discernir lo que escribe,, la manera mas apropiada seria , que es lago de fuego y azufre segun el cuerpo gobernante,, o corrijame si me equivoco,, el lago de fuego tambien es declarado como la muerte segunda, y recordemos que muerte significa separacion,, para entender esto pongamos un ejemplo , por causa de el pecado de nuestros primeros padres vino la muerte fisica y espiritual,, cada ser humano que nace en esta tierra esta separado de Dios , por el pecado, o sea lejos de Dios,,
para entender esto expondre unos versiculos en diferentes traduciones,,
Romanso 3--23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

23 todos han pecado y están lejos de la presencia gloriosa de Dios
miremos como el pecado nos ha alejado de Dios,, recordemos que Diios es santo y no tiene ninguna relacion con el pecado

observemos que el pecado nos aparta de Dios, a eso se le llama muerte espiritual , es la primera muerte que todos heredamos por nuestros padres

el mismo apostol Pablo aunque era religioso mucho antes de tener el encuentro con Cristo camino a damasco estaba muerto y el mismo en su epistola a los Efesios lo describe de tal manera

veamos lo que el le escribe a la iglesia cristiana de Efeso

Efesios 2

Dios Habla Hoy (DHH)

Dios nos libró de la muerte por medio de Cristo

2 Antes ustedes estaban muertos a causa de las maldades y pecados 2 en que vivían, pues seguían los criterios de este mundo y hacían la voluntad de aquel espíritu que domina en el aire y que anima a los que desobedecen a Dios. 3 De esa manera vivíamos también todos nosotros en otro tiempo, siguiendo nuestros malos deseos y cumpliendo los caprichos de nuestra naturaleza pecadora y de nuestros pensamientos. A causa de eso, merecíamos con toda razón el terrible castigo de Dios, igual que los demás. 4 Pero Dios es tan misericordioso y nos amó con un amor tan grande, 5 que nos dio vida juntamente con Cristo cuando todavía estábamos muertos a causa de nuestros pecados. Por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación. 6 Y en unión con Cristo Jesús nos resucitó, y nos hizo sentar con él en el cielo. 7 Hizo esto para demostrar en los tiempos futuros su generosidad y su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Pues por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es esto algo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios. 9 No es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede gloriarse de nada; 10 pues es Dios quien nos ha hecho; él nos ha creado en Cristo Jesús para que hagamos buenas obras, siguiendo el camino que él nos había preparado de antemano.


Rosendo Barajas
Baja California, Méx...
Escrito por Rosendo Barajas el 01/01/2013

Salvos por gracia

2 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Ahora que es la muerte segunda , o el lago de fuego y azufre,... A traves de el conocimiento que su servidor a adquirido en Dios, , el lago de fuego y azufre es un lugar donde la presencia de Dios no existe,, el infierno es la ausencia de Dios

un lugar donde el pecador , que rechazo el perdon que Dios ofrecia por medio de el evangelio, se lamentara por toda la eternidad,, alli es donde se oira el lloro y el crujir de dientes
un lugar donde no hay esparanza , donde no hay consolacion, donde hay solo desolacion
recordemos que miles de espiritus o angeles que se rebelaron , juntamente con satanaz seran hechados para siempre , este principe y sus demonios ya fueron juzgados.. Los espiritus son eternos no pueden ser destruidos,.. El cuerpo de el ser humano con el tiempo se desvanece, mas lo seres espirituales no tienen la misma naturaleza,,, el lago de fuego ya azufre es un lugar lejos de la omniprsencia de Dios,, donde no se pueden percibir sus atributos
, un ejemplo,, vivimos en la tierra y podemos encontrar a Dios mientras que la puerta este abierta, en este mundo tendemos aflicion , pero tambien esperanza de que habra solucion,, tenemos triztezas pero tambien alegrias, tenemos sed pero un vaso de agua la calma, si buscamos a Dios lo encotranos ya que el esta cerca de nosotros
casi hasta es posible palparlo, por lo que Cristo hizo en la cruz

hechos 17..

24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,

25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.

26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;

27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.

28 Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.

30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

32 Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez.

33 Y así Pablo salió de en medio de ellos.

34 Mas algunos creyeron, juntándose con él; entre los cuales estaba Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris, y otros con ellos.


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 02/01/2013

MUERTE :

Cese de todas las funciones vitales; por lo tanto, lo contrario de la vida. (Dt 30:15, 19. ) En la Biblia, se aplican las mismas palabras del lenguaje original que se traducen “muerte” o “morir” tanto al hombre como a los animales y plantas. (Ec 3:19; 9:5; Jn 12:24; Jud 12; Rev 16:3. ) Sin embargo, en el caso de los humanos y los animales, la Biblia muestra la función esencial de la sangre en mantener la vida al decir que el “alma de la carne está en la sangre”. (Le 17:11, 14; Gé 4:8-11; 9:3, 4. ) Tanto del hombre como de los animales se dice que ‘expiran’, esto es, ‘exhalan’ el aliento de vida (heb. nisch·máth jai·yím ) . (Gé 7:21, 22; compárese con Gé 2:7 ) Y las Escrituras muestran que tanto en el hombre como en los animales la muerte sigue a la pérdida del espíritu (fuerza activa) de vida (heb. rú·aj jai·yím ) . (Gé 6:17, nota; Gé 7:15, 22; Ec 3:19;)

Según la Biblia, ¿Qué es la muerte?

Es interesante ver la consonancia existente entre estas declaraciones bíblicas y lo que científicamente se denomina el proceso de la muerte. En el hombre, por ejemplo, cuando el corazón deja de latir, la sangre cesa de transportar los nutrientes y el oxígeno (que se obtiene al respirar) a los miles de millones de células del cuerpo. Sin embargo, según se señala en The World Book Encyclopedia (1987, vol. 5, pág. 52b), “cuando los pulmones y el corazón dejan de funcionar, puede decirse que la persona está clínicamente muerta, aunque no tiene que significar necesariamente que se haya producido la muerte somática. Las células del cuerpo viven aún varios minutos, de modo que si el corazón y los pulmones reanudan su funcionamiento y suministran a las células el oxígeno necesario, aún es posible reanimar a la persona. Al cabo de unos tres minutos, comienzan a morir las células cerebrales, las más sensibles a la falta de oxígeno. Al poco tiempo, la persona estará muerta sin posibilidad de reanimación, y el resto de las células irá muriendo gradualmente. Las últimas en morir son las células óseas, capilares y dérmicas, cuyo crecimiento puede continuar durante varias horas”. Así que aunque es evidente que la respiración y la sangre son necesarias para mantener la fuerza activa de vida ( rú·aj jai·yím ) en las células, también se hace patente que la muerte no solo se debe a que cesa la respiración o a que el corazón deja de latir, sino a que la fuerza de vida o espíritu desaparece de las células del cuerpo. (Sl 104:29; 146:4; Ec 8:8.)

Por qué mueren los humanos. La primera mención de la muerte en la Biblia aparece en Génesis 2:16, 17, cuando Dios le dio al primer hombre el mandato de no comer del árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo. La violación de aquel mandato traería como consecuencia la muerte. (Véase NM, nota. ) Sin embargo, en el caso de los animales, la muerte ya debía ser un proceso natural, pues no se hace ninguna alusión a ellos cuando la Biblia relata cómo se introdujo la muerte en la familia humana. (Compárese con 2Pe 2:12. ) Por lo tanto, Adán entendía la gravedad de la desobediencia, que, como le había advertido su padre celestial, se castigaría con la pena de muerte, pena que sufrió por incurrir en ese pecado. (Gé 3:19; Snt 1:14, 15. ) Con el tiempo, su pecado y el fruto de este, la muerte, se extendieron a toda la humanidad. (Ro 5:12; 6:23.)

En ocasiones se recurre a ciertos textos para intentar probar que, al igual que los animales, el hombre fue creado para morir con el tiempo; entre esos textos están la referencia a que la duración de la vida del hombre es de unos ‘setenta u ochenta años’ (Sl 90:10) y el comentario del apóstol acerca de que les “está reservado a los hombres morir una vez para siempre, pero después de esto un juicio”. (Heb 9:27. ) No obstante, estos textos se escribieron después de que la muerte se introdujo en la humanidad, y se aplican a los humanos imperfectos y pecadores. La impresionante longevidad de los hombres antediluvianos ha de considerarse como al menos un reflejo del enorme potencial que posee el cuerpo humano, un potencial mucho mayor que el de los animales, aunque se hallen en las circunstancias más favorables. (Gé 5:1-31. ) Como ya ha quedado demostrado, la Biblia no deja lugar a dudas, y relaciona la aparición de la muerte en la familia humana con el pecado de Adán.

Puesto que el pecado ha apartado de Dios a la humanidad, se dice que toda se halla en “esclavitud a la corrupción”. (Ro 8:21. ) Tal esclavitud se debe al fruto corrupto que producen las obras del pecado en el cuerpo, de modo que todos los que desobedecen a Dios están bajo el dominio del pecado y son esclavos suyos “con la muerte en mira”. (Ro 6:12, 16, 19-21. ) Se dice que Satanás tiene “el medio para causar la muerte” (Heb 2:14, 15) y se le llama “homicida” (Jn 8:44), no necesariamente porque produzca la muerte de manera directa, sino porque lo hace al servirse del engaño y la seducción al pecado, al inducir o fomentar el tipo de conducta que produce corrupción y muerte (2Co 11:3), y al originar actitudes asesinas en la mente y corazón de los hombres. (Jn 8:40-44, 59; 13:2; compárese con Snt 3:14-16; 4:1, 2. ) Por lo tanto, no se presenta a la muerte como un amigo del hombre, sino como su “enemigo”. (1Co 15:26. ) Por lo general, los que desean la muerte son las personas que están sufriendo un dolor tan extremo que no pueden resistirlo. (Job 3:21, 22; 7:15; Rev 9:6.)

La condición de los muertos. La Palabra de Dios muestra que los muertos “no tienen conciencia de nada en absoluto” y que la muerte es una condición de inactividad total. (Ec 9:5, 10; Sl 146:4. ) Se dice que los que mueren van al “polvo de la muerte” (Sl 22:15), y que “están impotentes en la muerte”. (Pr 2:18; Isa 26:14. ) En la muerte no hay mención de Dios ni se le alaba. (Sl 6:5; Isa 38:18, 19. ) Tanto en las Escrituras Hebreas como en las Griegas la muerte se asemeja al sueño, comparación que no solo es apropiada debido a la inconsciencia de los muertos, sino también porque tienen la esperanza de despertar gracias a la resurrección. (Sl 13:3; Jn 11:11-14. ) Al resucitado Jesús se le llama “las primicias de los que se han dormido en la muerte”. (1Co 15:20, 21.)

Mientras que los antiguos egipcios y otros pueblos paganos, especialmente los filósofos griegos, creían en la inmortalidad del alma humana, tanto las Escrituras Hebreas como las Griegas dicen que el alma (heb. né·fesch; gr. psy·kjḗ ) muere (Jue 16:30; Eze 18:4, 20; Rev 16:3), que necesita que se la libre de la muerte (Jos 2:13; Sl 33:19; 56:13; 116:8; Snt 5:20) o, como sucede en el caso de la profecía mesiánica concerniente a Jesucristo, que puede ‘derramarse hasta la mismísima muerte’. (Isa 53:12; compárese con Mt 26:38. ) El profeta Ezequiel condena a los que tramaban “dar muerte a las almas que no deberían morir” y “conservar vivas a las almas que no deberían vivir”. (Eze 13:19.)

Por ello, en el Vocabulario Bíblico de la versión de Evaristo Martín Nieto (edición de 1974) se comenta lo siguiente bajo el apartado “Antropología bíblica”: “Hay que evitar, ante todo, el concepto nuestro, procedente de la filosofía griega, que considera al hombre como un ser compuesto de dos sustancias —alma y cuerpo— distintas y bien definidas”. De igual manera, Edmond Jacob, profesor de Antiguo Testamento de la universidad de Estrasburgo, señala que, puesto que en las Escrituras Hebreas la vida se halla relacionada directamente con el alma (heb. né·fesch ) , “es lógico que la muerte se represente en ocasiones como la desaparición de esta né·fesch . (Gén. 35:18; I Reyes I Re. 17:21; Jer. 15:9; Jonás 4:3. ) El que la né·fesch ‘salga’ debe entenderse como una figura retórica, pues no continúa existiendo con independencia del cuerpo, sino que muere junto con él. (Núm. 31:19; Jue. 16:30; Ezeq. Eze 13:19. ) Ningún texto bíblico apoya la opinión de que el ‘alma’ se separa del cuerpo en el momento de morir”.( The Interpreter’s Dictionary of the Bible, edición de G.A. Buttrick, 1962, vol. 1, pág. 802.)

Redención de la condena a la muerte. El Salmo 68:20 dice: “A Jehová el Señor Soberano pertenecen los caminos de salir de la muerte”. Por medio del sacrificio de su vida humana, Jesucristo se convirtió en el “Agente Principal” de la vida y la salvación (Hch 3:15; Heb 2:10), y por medio de él se asegura la abolición de la muerte. (2Ti 1:10. ) Cuando Jesús murió, ‘gustó la muerte por todo hombre’ y proveyó un “rescate correspondiente por todos”. (Heb 2:9; 1Ti 2:6. ) Por medio del “solo acto de justificación” de Jesús, se hizo posible cancelar la condenación a la muerte causada por el pecado, de manera que hombres de toda clase pudieran disfrutar de ser “[declarados] justos para vida”. (Ro 5:15, 16, 18, 19; Heb 9:27, 28; ) Así que se podía decir que los seguidores verdaderos de Jesús en efecto habían “pasado de la muerte a la vida”. (Jn 5:24. ) Sin embargo, los que desobedecen al Hijo y no ejercen amor ‘permanecen en muerte’ y bajo la condenación de Dios. (1Jn 3:14; Jn 3:36. ) Los que quieren estar libres de condenación y de la “ley del pecado y de la muerte” han de guiarse por el espíritu de Dios y producir sus frutos, pues “tener la mente puesta en la carne [pecaminosa] significa muerte”. (Ro 8:1-6; Col 1:21-23.)

Jesús comparó su trayectoria de sacrificio, que culminó con su muerte y resurrección, a un bautismo. (Mr 10:38, 39; Lu 12:50; compárese con Ef 4:9, 10. ) El apóstol Pablo mostró que los seguidores ungidos de Jesús también experimentarían un bautismo similar en la muerte, para a continuación resucitar a gloria celestial. (Ro 6:3-5; Flp 3:10, 11. ) Cuando Pablo expresó su ferviente deseo de recibir la herencia de la vida celestial, explicó que los cristianos engendrados por espíritu no anhelaban la muerte en sí misma, ni tampoco permanecer “desnudos” en ella, sino el hecho de ‘ponerse’ un cuerpo celestial con el fin de ‘hacer su hogar con el Señor’. (2Co 5:1-8; compárese con 2Pe 1:13-15. ) Entretanto, pese a que la muerte ‘obra’ en ellos, llevan mediante su ministerio un mensaje de vida a las personas. (2Co 4:10-14; Pr 18:21)

Entre los que se benefician de ese ministerio se cuenta la gran muchedumbre, que tiene la perspectiva de sobrevivir a la gran tribulación y disfrutar de vida eterna en una tierra paradisiaca. Debido a que ejercen fe en el valor expiatorio del sacrificio de Jesús, también llegan a hallarse en una condición limpia ante Dios. (1Jn 2:2; Rev 7:9, 14.)

Jesús dice que él mismo tiene “las llaves de la muerte y del Hades” (Rev 1:18), y las utiliza para librar a aquellos de quienes la muerte ha hecho presa. (Jn 5:28, 29; Rev 20:13. ) El hecho de que Jehová Dios librase a Jesús del Hades “ha proporcionado a todos los hombres una garantía” del venidero día de juicio de Dios, y asegura que habrá una resurrección para los que se hallan en el Hades. (Hch 17:31; 1Co 15:20, 21. ) De los que heredan el reino de Dios en inmortalidad se dice que triunfan sobre la muerte mediante su resurrección, con lo que se vence el “aguijón” de esta. (1Co 15:50, 54-56 ; compárese con Os 13:14; Rev 20:6.)

La destrucción de la muerte. Isaías 25:8 registra la profecía de que Dios “realmente se tragará a la muerte para siempre, y el Señor Soberano Jehová ciertamente limpiará las lágrimas de todo rostro”. El aguijón que produce la muerte es el pecado (1Co 15:56), de modo que la muerte obra en el cuerpo de todos los que tienen el pecado y la imperfección resultante. (Ro 7:13, 23, 24. ) Por lo tanto, para suprimir la muerte, es necesario eliminar lo que la causa: el pecado. Cuando se haya erradicado el último vestigio de pecado de la humanidad obediente, la autoridad de la muerte se habrá abolido, y la muerte misma será destruida, lo que se conseguirá durante el reinado de Cristo. (1Co 15:24-26. ) Por eso, la muerte, que sobrevino a la raza humana como consecuencia de la transgresión de Adán, “no será más”. (Ro 5:12; Rev 21:3, 4. ) Su destrucción se asemeja de manera figurada a que se la arroje en un “lago de fuego”. (Rev 20:14 )

Muerte
segunda . El “lago de fuego” al que son arrojados la muerte , el Hades, la simbólica “bestia salvaje” y el “falso profeta”, así como Satanás, sus demonios y los que se entregan a la iniquidad en la Tierra, significa “la muerte segunda ”. (Rev 20:10, 14, 15; 21:8; Mt 25:41. ) Al principio la muerte fue el resultado de la transgresión de Adán y por ella pasó a toda la humanidad; por lo tanto, la “ muerte segunda ” debe ser distinta de esta muerte heredada. De los textos citados se desprende que no hay liberación posible de la “ muerte segunda ”. La situación de los que sufren la “ muerte segunda ” corresponde al resultado que se advierte en textos como Hebreos 6:4-8; 10:26, 27 y Mateo 12:32. Por otro lado, aquellos de los que se dice que consiguen la “corona de la vida” y tienen parte en la “primera resurrección” no se ven afectados por la muerte segunda . (Rev 2:10, 11. ) Los que han de reinar con Cristo reciben inmortalidad e incorrupción, por lo que están más allá de la “autoridad” de la muerte segunda . (1Co 15:50-54; Rev 20:6; compárese con Jn 8:51.)

Uso ilustrativo. Se personifica a la muerte como un ‘rey’ que gobierna a la humanidad desde el tiempo de Adán (Ro 5:14) junto con el ‘Rey Pecado’. (Ro 6:12. ) Se dice que estos reyes ejercen su “ley” sobre aquellos que están bajo su dominio. (Ro 8:2. ) Con la venida de Cristo y la provisión del rescate, la bondad inmerecida empezó a ejercer un reino superior sobre aquellos que aceptan el don de Dios, “con vida eterna en mira”. (Ro 5:15-17, 21.)

Aunque los hombres, desatendiendo los propósitos de Dios, pueden intentar hacer su propio convenio o pacto con el Rey Muerte, este fracasará. (Isa 28:15, 18. ) Se representa a la muerte como un jinete que cabalga detrás de la guerra y el hambre, y causa una gran mortandad a los habitantes de la Tierra. (Rev 6:8; compárese con Jer 9:21, 22.)

Se dice que los que están espiritualmente enfermos o angustiados están “llegando a las puertas de la muerte” (Sl 107:17-20; compárese con Job 38:17 y Sl 9:13), y los que pasan por tales “puertas” entran en la figurativa “casa de reunión para todo viviente” (Job 30:23; compárese con 2Sa 12:21-23), con sus “cuartos interiores” (Pr 7:27 y una capacidad que nunca llega a satisfacerse. (Hab 2:5. ) Los que van al Seol son como ovejas pastoreadas por la muerte. (Sl 49:14 )

Los “dolores de la muerte”.
En Hechos 2:24 el apóstol Pedro dice que Jesús fue ‘desatado de los dolores de la muerte, porque no era posible que él continuara retenido por ella’. La palabra griega ( ō·dín ) que se traduce aquí “dolores” se refiere en otros pasajes a los dolores de parto (1Te 5:3), pero también puede significar agonía, dolor, calamidad o angustia en sentido general. (Mt 24:8. ) Además, los traductores de la Septuaginta griega tradujeron con ella la palabra hebrea jé·vel en textos donde el significado evidente es “soga”. (2Sa 22:5, 6; Sl 18:4, 5. ) Una palabra hebrea de la misma familia significa “dolores de parto”, lo que ha llevado a algunos comentaristas y lexicógrafos a la conclusión de que el término griego ( ō·dín ) que Lucas usó en Hechos 2:24 también tenía este doble sentido, al menos en el griego helénico de tiempos apostólicos. Por eso, muchas traducciones leen en este versículo: “las ataduras [“ligaduras”, AFEBE, CB, EMN, Sd; “lazos”, CI, Vi, 1977; “vínculos”, Ga ] de la muerte” ( FF, Mensajero, NBE, NC, SA y otras) . En numerosos textos el peligro de muerte se representa intentando atrapar en un lazo a la persona amenazada (Pr 13:14; 14:27), con sogas que le rodean y le bajan a “las circunstancias angustiosas del Seol”. (Sl 116:3. ) Aunque los textos ya examinados muestran que en la muerte no hay consciencia, y es obvio que Jesús no sufrió dolor literal mientras estuvo muerto, no obstante se presenta la muerte como una experiencia amarga y angustiosa (1Sa 15:32; Sl 55:4; Ec 7:26), no solo por el dolor que normalmente la precede (Sl 73:4, 5), sino por la pérdida de toda actividad y libertad que produce su paralizante agarro. De modo que es posible que fuera en este sentido como la resurrección de Jesús le ‘desató’ de los “dolores de la muerte” y le liberó de su angustioso agarro.

Cambio en la condición espiritual.
La muerte se usa para ilustrar la condición de muerte espiritual de todo el mundo, de manera que Jesús pudo hablar de que los ‘muertos enterraran a los muertos’, y el apóstol pudo referirse a la mujer que vivía para la satisfacción sensual diciendo que “está muerta aunque esté viviendo”. (Lu 9:60; 1Ti 5:6; Ef 2:1. ) Y como la muerte física exime de las deudas u obligaciones contraídas (Ro 6:7), el que se desobligue o se libere a un cristiano del pecado y de la condenación de la ley mosaica también se asemeja a la muerte, pues tal persona ha ‘muerto’ en cuanto a su situación y obligaciones anteriores. (Ro 6:2, 11; 7:2-6. ) El que muere así de manera figurada todavía está vivo físicamente, y queda libre para seguir a Cristo como un esclavo de la justicia. (Ro 6:18-20; Gál 5:1.)

El uso de la muerte para representar un cambio de condición ayuda a entender visiones proféticas como la del libro de Ezequiel, donde se asemeja al pueblo de Dios exiliado en Babilonia a huesos secos y a personas muertas y enterradas. (Eze 37:1-12. ) Estas tenían que “llegar a vivir” otra vez y establecerse de nuevo en su propio suelo. (Eze 37:13, 14. ) Se hallan ilustraciones comparables en Revelación 11:3, 7-12 y Lucas 16:19-31.

COPIADO


Rosendo Barajas
Secundaria valentin gomes zarias
Escrito por Rosendo Barajas el 03/01/2013

La muerte segunda,, la condenacion eterna,, lejos de la presencia de Dios para siempre
LOlita comenta que hay algunos que enseñan que algo en el hombre es inmortal.. Y en efecto, Dios inserto en el ser humano inmortalidad,
11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.
vemos que hay algo eterno en el hombre la biblia asi lo describe y Dios no miente, el decir que no es cierto, es no creer lo que Dios dice en su palabra,, Dios sea veraz y todo hombre mentiroso,, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡LOLITA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

, muchos creen que suando mueren es el fin de la existencia, mas no es asi,, ya que esta establecido que el hombre muera una sola ves y despues de esto el jucio Hebreos 9. 27,, como vemos este versiculo niega que la humanidad tendra otra oportunidad. Si asi fuera , para que murio Cristo en la cruz, si la salvacion es para hoy , no para el futuro,

2 Corintios

6 Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios.

2 Porque dice:
En tiempo aceptable te he oído,
Y en día de salvación te he socorrido. M He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.

y el hombre jamas podra alcanzar la salvacion, Cristo cuando dijo consumado es, el gano la justificacion de el pecador arrepentido que ha creido en El,, como vemos la palabra de Dios declara que te mueres y lo que sigue sera el jucio. Y en el veredicto que sera dado, sera al reino de Dios,.. O el lago de fuego y azufre lugar preparado para satanaz y su angeles---

3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.

4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.

7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

http://youtu. Be/tg4PpdA1CdQ

si el hombre va a ser destruido por siempre , no nesecita ser hechado a ninguna parte ya que la nada no es equivalente a lugar,,


Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel el 03/01/2013

" Todo lo ha hecho bello a su tiempo. Aun el tiempo indefinido ha puesto en el corazón de ellos, para que la humanidad nunca descubra la obra que el Dios [verdadero] ha hecho desde el comienzo hasta el fin. " ---- Eclesiastés 3: 11

¿Este texto nos está diciendo que somos inmortales?


Después de señalar que Dios “todo lo ha hecho bello a su tiempo”, Salomón aludió al propósito de Dios al decir: “El tiempo indefinido ha puesto en el corazón de ellos, para que la humanidad nunca descubra la obra que el Dios verdadero ha hecho desde el comienzo hasta el fin”. La Versión Moderna traduce dicho versículo de este modo: “Ha puesto en el corazón de ellos el anhelo por la eternidad; [... ] el género humano no puede entender la obra que ha hecho Dios, desde su principio hasta su fin” (Eclesiastés 3:11).

Sobre este versículo se han escrito ríos de tinta. Pero, más allá de eso, la realidad es que todos nosotros en uno u otro momento hemos reflexionado en el sentido de la vida y en lo que nos deparará el futuro. Históricamente, el hombre siempre se ha resistido a aceptar que la vida consista solo en trabajar sin descanso hasta que llegue el día de la muerte. Los humanos son los únicos seres vivos en la Tierra capaces de pensar más allá del presente y meditar en el final de su vida. De hecho, su gran sueño es no tener que morir nunca. ¿Por qué? Porque, como dice Eclesiastés, Dios “ha puesto en el corazón de ellos el anhelo por la eternidad”.

Para satisfacer ese deseo, las personas se han planteado en innumerables ocasiones si existe una vida en el más allá. ¿Y a qué conclusiones han llegado? Algunos opinan que una parte de nuestro ser sigue viviendo cuando morimos. Otros creen que entramos en un ciclo interminable de reencarnaciones. Y hay quienes defienden que nuestra vida ya está predeterminada por Dios o por el destino y que no hay forma de cambiarla. Por desgracia, ninguna de estas explicaciones resulta totalmente satisfactoria. ¿Por qué? Porque, por mucho que se esfuerce, “la humanidad nunca [descubrirá] la obra que el Dios verdadero ha hecho desde el comienzo hasta el fin”.

Desde hace siglos, pensadores y filósofos se sienten impotentes por este profundo conflicto entre el deseo de conocer la respuesta y la incapacidad para obtenerla. Pero ¿Quién puso el anhelo por la vida eterna en nuestro corazón? ¿No fue Dios? Entonces, para averiguar cómo se satisface ese deseo, ¿No sería lógico acudir a él? Recordemos lo que las Escrituras dicen sobre Jehová: “Estás abriendo tu mano y satisfaciendo el deseo de toda cosa viviente” (Salmo 145:16). Por eso, si queremos obtener respuestas convincentes sobre la vida y la muerte, así como sobre el propósito eterno de Dios, debemos acudir a su Palabra, la Biblia (Efesios 3:11).

Les animo a todos ustedes que busquen información en la Palabra de Dios de la diferencia que hay entre tener vida eterna en el futuro y tener la inmortalidad. No es lo mismo.









Rosendo Barajas
Secundaria valentin gomes zarias
Escrito por Rosendo Barajas el 03/01/2013
¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los caminos de Dios son rectos, y los justos andarán por ellos; mas los rebeldes caerán en ellos. Oseas 14:9
Imagen
Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte,; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano.

Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra, que sobre los montes se extiende como el alba. Joel 2:1-2

Entonces estarán dos en el campo; él uno será tomado, y el otro será dejado.

Dos mujeres estarán moliendo en un molino, la una será tomada y la otra será dejada.

S. Mateo 24:41

Ciertamente Dios ha preparado el día del juicio para la humanidad. Durante estos seis milenios hemos caminado como si Dios no existiera, es más, le hemos negado el derecho de existir, le hemos negado el derecho de mandar en su mundo, le hemos negado el derecho que tiene a ser adorado y honrado por toda la humanidad, tal como hizo Israel, al pedirle que le pusiera un rey como todas las demás naciones.

Hemos profanado su nombre y naciones enteras se han ido detrás de falsos dioses y falsos profetas negando la única verdad encerrada en las Sagradas Escrituras. No solamente le hemos negado el derecho de existir a él, sino que le matamos a su Hijo, a quien envió, porque todos los profetas habían sido perseguidos o matados.

Pero el fin viene, se aproxima el fin, un fin terrible para los que no creen, para los soberbios, para los que se creen ser dioses, para los que actúan abominablemente delante de su presencia, ignorando sus estatutos y leyes. Nadie podrá evitar que se ejecute la sentecia contra el planeta. Esto parece ser una "locura", porque tal como sucedió con los reyes de Israel, no aceptaban las profecías de juicios que Dios les enviaba con sus profetas, querían escuchar noticias de paz, de victorias y no de derrotas, lo mismo sucede hoy en día, los seres humanos hablan de un "nuevo orden", de amistad y fraternidad con todas las naciones del mundo, hablan de paz mientras sostienen detrás de sus espaldas una bomba lista para lanzarla, hablan de fraternidad y cooperación mientras sujetan el puñal y la espada, listas para asesinar al enemigo, hablan de un "nuevo orden" de prosperidad y dejan que millones de seres mueran de hambre mientras usan las riquezas para sus guerras, sus viajes espaciales, sus investigaciones demoniacas en sus laboratorios creando virus y bacterias destructivas. No escuchan estas advertencia y profecías bíblicas, no les gusta escuchar la palabra pecado, desobediencia, inmoralidad, pornografía; corrupción, traición, soberbia, avaricia, no, no se puede mencionar "la soga en la casa del ahorcado". Se aplauden unos a otros. Caminan como pavos reales sobre alfombras salundando a sus ejércitos. Les gustan escuchar las palabras de zalamería: Sr. Presidente, Excelentísimo señor, Honorable Juez, su Excelencia, su Majestad el el rey la reina, el Santo Padre, el Peregrino de la Paz... ¡Diablo! Cuántos títulos nos hemos inventado para halagarnos los unos a los otros.

Pero vivimos como si Dios no existiera. Le construimos grandes templos pero profanamos nuestro cuerpo, que es el verdadero templo en cual Dios desea habitar, cuidamos más al auto, a una casa, a un vestido que al templo de Dios. Hay espacio para todo en nuestro corazón menos para Dios.

Por eso viene el juicio final, Dios no quiere condenar al mundo, pero hemos decido escuchar al Príncipe de este mundo, Satanás, a través de sus falsantes, Consejeros que sólo piensan en sus posiciones, y sabiendo que están mal, no les importa aconsejar mal, sus astrólogos que le anunciando paz, triunfo o cualquier otra estupidez, pero no siguen, no escuchan las palabras escritas en la Biblia.

El castigo viene porque continuamos pecando descaramente, violando niños, maltratando ancianos, maltartando animales por diversión, adulterando y fornicando, rindiendole culto al mismo diablo, levantando templos al demonio, haciendo guerras, robando las riquezas de los países menos poderosos.

Dos estarán en el campo dice el Señor. Cuando Cristo regrese habrán dos pueblos en el campo. Uno será escogido y el otro se quedará. Esos dos pueblos son Israel y el pueblo gentil, los judíos rechazaron a Cristo en su mayoría y hoy todavía lo rechazan, pero vino " a los suyos y los suyos no le recibieron", hubo un pueblo que lo recibió, millones de gentiles, que no conocían a Dios, lo conocieron a través de Jesús, ese pueblo que estará en el campo será levantado. Y mientras el pueblo gentil, aquél lavado por la sangre del Cordero de Dios, es levantado al cielo cuando Cristo regrese, Israel se quedará lamentádose, gimiendo como sucedió con los egipcios cuando Dios los sacó del cautiverio. De la misma forma que Moisés, desde la distancia veía a la tierra prometida, así los judíos verán al Mesías levantando a uno que no fue invitado a la boda pero que cuando los invitados no quisieron asistir, el Señor los mandó a recoger. Será un día glorioso para los gentiles y uno angustioso para Israel y el resto de los gentiles que rechazaron a Jesús.

Dos mujeres moliendo en un molino, una será tomada y la otra dejada. Una iglesia que ha guardado los mandamientos de Dios, una iglesia limpia, sin mancha, sin arrugas, una iglesia que ha huido de la idolatría, que cree en el poder del Espíritu Santo, una iglesia que sostiene que sólo hay un mediador entre Dios y el hombre, una iglesia dotada de los dones espirituales, una iglesia cuyo fundamento es el evangelio anunciado por los apóstoles, una iglesia que no ha claudicado, que no ha metido fuegos extraños en el lugar santísimo del templo, una iglesia comprada con sangre, una iglesia obediente, una iglesia que es luz en medio de las tinieblas, una iglesia que no se ha contaminado con el mundo, sus filosofías huecas, una iglesia cuyo fundamento son las enseñanzas bíblicas, una iglesia que espera el regreso de Jesús, una iglesia que predica el perdón y el arrepentimiento y no un evangelio de prosperidad material, una iglesia cuya bandera es la fe en Jesucristo, esa iglesia representada por una de estas mujeres será levantada.

Pero hay otra, una a la que Jesús dirá:" apartaos de mí, nunca los he conocido", esa iglesia muerta, nube sin agua, hoja llevada por el viento, esa iglesia idólatra, falsante, perseguidora, esa iglesia que enseña ideologías de hombre, que engaña diciendo que hay muchos mediadores, muchos santos, esa iglesia que mezcla la santería con las enseñanzas bíblicas, que absuerve y condena con autoridad, esa iglesia que se sienta en las plazas y que bebe vino con los reyes de la tierra, esa iglesia que dice que no habrá castigo, que ella es la "Princesa de Dios", esa iglesia que tiene los bancos repletos de dinero mientras los pobres desfallecen a causa del hambre, esa iglesia que calla ante el aborto, el homosexualismo, esa iglesia que ha cambiado la palabra de Dios por palabras de hombres, esa iglesia de estos tiempos, apóstata, iglesia compuesta por todas las sectas falsas del mundo, esa iglesia será dejada.
"Salid de ella pueblo mío, dice el Señor"
imagen
Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea,

Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.

Estaba vestido de una ropa teñida de sangre; y su nombre es el Verbo de Dios.

Y los ejércitos celestiales, vestido de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en cabllos blancos.

Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.

Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.

Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. Apocalipsis 19:11-21



Responder


Quiero recibir alertas por email cuando haya mensajes nuevos en este debate

Debe cumplir las normas de contenido y normas de conducta
Al escribir en el debate:
  1. Repasa la ortografía y no escribas en formato SMS.
  2. Lee el texto dos veces antes de publicar.
  3. No escribas todo en mayúsculas o negritas.
 
Páginas internacionales: España  |  Italia  |  Francia  |  México  |  Alemania  |  Reino Unido  |  Argentina  |  Chile  |  Colombia  |  USA |  India |  Y próximamente: Brasil | 

Búsquedas frecuentes: carta de constancia de trabajo labor docente evolucion de la enfermeria rosas de tela cuidados mediatos e inmediatos del recien nacido

EMAGISTER Servicios de formación, S.L. Copyright 1999/2013.